Archivo para la categoría Leyes Plurinacionales

ESTADO PLURINACIONAL COCALERO, EN PROCESO DE CAMBIO Y PERMANENTE MOVILIZACION

Ovidio Roca

A diferencia de los que dice el Licenciado, “Para que hacerlo fácil si podemos hacerlo difícil”, la gente gusta de las cosas simples y prácticas: busca su bienestar y el de su familia; construir una nación donde sea grato vivir, trabajar y progresar. Una sociedad de ciudadanos con iguales derechos, donde cada uno en su ser particular íntimo y familiar mantiene su propia identidad y no busca ser privilegiado ni discriminado por su diferencia étnica, religiosa o política, sino porque contribuye con su creatividad y esfuerzo a construir su futuro y una nación exitosa para todos.

El éxito de una verdadera democracia depende de la vigencia del Estado de Derecho y de un sistema de pesos y contrapesos claramente delimitados. La llamada democracia populista cocalera, al carecer de contrapesos, puede dedicarse en nombre de su mayoría a  aniquilar toda oposición, convirtiéndose en un Estado totalitario y corrupto.

Bolivia es un país donde la gente no confía en la justicia pues sabe que ella está exclusivamente al servicio del gobierno, de manera que la única forma de reclamar cuando se tiene capacidad de manejo de masas es mediante la presión callejera por lo cual y debido a esta ausencia de institucionalidad, casi todos los días en el occidente y ahora en el oriente, vemos proliferar masivas movilizaciones por demandas personales y de gremio, con paros, bloqueos, huelgas de hambre y como parte del folklore y el dramatismo nacional: extracción de sangre, tapiado, crucifixión.

Democracia en su esencia es responsabilidad ciudadana, separación de poderes, alternabilidad, respeto a los derechos  de los demás, justicia independiente, árbitro imparcial. El respeto a la persona como ciudadano y no como miembro de una tribu, un clan, una corporación, una logia o un afiliado del sindicato y del gobierno.

El llamado proceso de cambio hizo de todo para cambiar el país; desde el certificado de nacimiento, su nombre de pila y apellido, los códigos y las leyes, las fiestas, las fechas cívicas, los héroes y los santos. Todo se cambió y nada cambio para mejor: la corrupción, el atropello de los derechos humanos, la ineficiencia gubernamental, la economía, la actividad productiva, el narcotráfico y el contrabando empeoraron. Se talaron los bosques y las selvas pues desean que desaparezcan para ser colonizados por la coca.

Se instauro la democracia populista lo que significa que las leyes se cumplen solo cuando conviene al gobierno y las mismas están en permanente modificación y cambio para acomodarlas a sus intereses de conservar el poder; por ello y parafraseando a  Lope de Vega se podría decir: “Es ley lo que manda el Evorey.

El problema se agudiza aún más por la propuesta del populismo que en Bolivia combina tres factores letales: propuesta étnica, economía dependiente de los recursos naturales y poderes estatales dominados por el partido gobernante.

Los revolucionarios en el poder cambiaron el vestuario y de look, engordaron y se enriquecieron, sus millones crecieron y cambiaron de país para esconderse en paraísos de impunidad, donde esperan ir pronto a disfrutarlos. Quizá lleven algunos llunkus para que le amarren sus guatos, los sirvan y los adoren.

Actualmente la economía ya les complica el pastel y se tiene una aguda reducción de ingresos a pesar del endeudamiento irresponsable del Gobierno, lo que está limitando sus acciones. A su vez el apoyo externo de los países castrochavistas está menguado; Venezuela ya no es un apoyo, más bien un mal ejemplo y los cubanos subsisten por su venta de servicios de espionaje, “inteligencia” y técnicas de represión revolucionaria

Todo este ambiente de incertidumbre, de extrema corrupción y abuso sistemático, está haciendo reaccionar a la gente y posicionar a los Comités Cívicos. El pueblo al contar además con la permanente información que difunde un nuevo e importante actor que son  las redes sociales, con sus mensajes, convocatorias y denuncias por el “feis”, el “guasap”, está perdiendo el miedo. Esto hace que la gente se dé cuenta que una mejor opción es retomar el camino hacia el progreso y el desarrollo lo que implica recuperar la Republica, establecer el Estado Federal e instaurar una economía de mercado libre y competitiva.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

CITAS Y LECTURAS  SEMI PLANAS SOBRE EL MUNDO PLURINACIONAL COCALERO

Ovidio Roca

Tenemos un largo camino por delante y necesitamos de buenos pilotos y de una buena tripulación, pues no llegaremos a un buen destino con conductores como los que tenemos actualmente. Uno de ellos, a quien que hay que reconocer su franqueza, nos dice que no sabe adónde va. Evo siente que: “Este mes voy a cumplir 12 años de presidente y a veces yo mismo me pregunto y no entiendo qué estoy haciendo, qué está pasando”.  Y no es solución que le pregunte al Álvaro, pues este seguramente lo conducirá y nos conducirá por caminos envolventes hacia el abismo o el averno. No iremos a Noruega o los países nórdicos, sino como dice Trump,  al destino de los países de mierda.

Se dice en el ámbito aymara que Evo es solo un muñeco, un icono indígena: “Evo ha perdido su propia identidad y lengua aymara, puesto que no se siente tan Orinoqueño, sino, y más sindicalista futbolero, cocalero mercantilista del Chapare. Además se ha colonizado por la ideología cubanista. Evo es monaguillo, un indio estandarte de Álvaro  y su camada de izquierdistas del siglo XXI, quienes usan y abusan, adulando y encubriendo su poca o ninguna formación académica. Evo de estandarte,  en primera fila están los comunistas socialistas (mestizos trasnochados ideológica política y académicamente). Entonces: ¿Qué garantía de cambio hay?”. Simón Yampara, Sociólogo.

Por su parte Linera se asegura y capitaliza su poder alimentando el Ego de Evo y le dice: “Evo es la personificación de la unificación de lo popular”. “Es núcleo ígneo de lo popular en movimiento”. Ver: Linera, la trinidad evista y la sublimación del llunku.

Como cada quien cuenta lo que quiere, Evo a su vez nos hace el cuento: “La hoja de coca, los productores y sobre todo los sindicalistas de los movimientos sociales vamos a ser inmortales, porque lo que hicimos en poco tiempo es algo inalcanzable desde la fundación de la república y eso es solo con la unidad del pueblo boliviano”. Tiene razón, se tendrá que trabajar muy  duro para solucionar el desastre que ellos están dejando a las actuales y futuras generaciones y este mal recuerdo será inmortal.

La ventaja para los populistas es que actualmente vivimos en la civilización del espectáculo, por lo que ellos están en su salsa pues son maestros en el uso del lenguaje enrevesado, los medios de comunicación y la industria publicitaria, para alimentarnos con innumerables promesas, en realidad ilusiones, con las que están engordando nuestras expectativas y por tanto nuestra felicidad y nuestra frustración.

Vanamente estamos esperando que con discursos e innumerables leyes y decretos se solucionen los problemas. Las leyes pueden ser  buenas o malas pero al final lo que cuenta es el respeto a las reglas del juego, la correcta aplicación de la justicia, y el problema está en la conducta y comportamiento del Estado plurinacional donde se tiene la amarga experiencia  de fiscales y  jueces que solo interpretan y aplican la ley en función de los intereses del Gobierno. No se trata como dicen de que si algunos privilegiados y no el pueblo tienen abogados o consorcio de abogados. Si el gobierno decide que seas sancionado esta decisión es la que cuenta.

Nos olvidamos que lo importante para un país es el ambiente físico e institucional donde desarrollamos nuestras actividades: vías, infraestructura, escuelas, un sistema de salud, bancos, aparato productivo,  desarrollo tecnológico, meritocracia estatal y estado de derecho.

Los populistas viven de la mentira y tienen miedo que ésta se acabe pues después solo queda el caos, y les queda claro que cuando las expectativas no se cumplen la frustración estalla.

ovidioroca.wordpress.com
 

 

, ,

Deja un comentario

CAMBIA, TODO CAMBIA SI VOTAMOS NULO

Ovidio Roca

Vivimos en el mundo de las apariencias, de eso que llaman corrección política, un lenguaje falaz que trata de esconder las intenciones y no decir con franqueza lo que se piensa; un mundo de las medias verdades, de maniobras envolventes, de personalidades hipócritas y serviles al poder.

Hasta los Dictadores de antes eran más honestos, ejercían el poder de frente y sin disfraces y por su parte la oposición no transaba ni negociaba los intereses de sus seguidores. Ahora las dictaduras populistas son gobiernos totalitarios que viven promoviendo elecciones tramposas con las que pretenden hacer creer a las instituciones internacionales de su actitud democrática.

El próximo mes de Diciembre nos enfrentamos a una más de las fraudulentas votaciones organizadas por el MAS, con la que quieren demostrar al mundo que son demócratas, aunque en realidad ejercen y practican una  cultura totalitaria y verticalista. En estas elecciones pretenden que el pueblo ratifique a los funcionarios del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, los que ya fueron elegidos por el gobierno para serles fieles y funcionales.

Los masistas, de forma artera, en lugar de posesionar directamente a sus masistrados que luego actuaran como jueces y verdugos, lo hacen hipócritamente: Primero eligieron a su gente, personas que serán serviles a sus intereses y luego los ponen en una lista; convocan a elecciones y nos dicen que votemos libremente, pero solo por esos serviles y lo hacen para que validemos a estos sus masistrados que de ninguna manera van a juzgarlos y sancionarlos, pero si lo harán con los opositores e indiferentes.

En esta práctica viciada del ejercicio electoral, confundimos la formalidad con el contenido, parecería que lo importante es el hecho de votar y no la acción consciente de decidir, de elegir libremente aquello que consideramos correcto y adecuado a nuestros intereses legítimos. Ahora se vota siguiendo consignas, ya sea por temor, por dinero o por acomodos y ventajas que nos ofrecen.

De lo que verdaderamente se trata con todo esto, es lograr la Repostulación de Evo Morales y con ello mantener el poder y la cocasuya sin que nadie cuestione y juzgue el totalitarismo y la corrupción, y esto se les garantiza eligiendo a sus funcionarios; lo cínico es que  pretenden que estos sus funcionarios sean validados por el pueblo.

Tenemos la opción de no votar, pero con eso les dejamos la vía libre, la opción correcta es decirles que no pueden seguir engañándonos y con el VOTO NULO mostrarles que no convalidamos su lista de jueces y masistrados.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

REFLEXIONES PERIPATETICAS SEPTEMBRINAS

Ovidio Roca

Hemos transitado por más de once años por la senda del indigenismo y populismo cocalero y ahora sus beneficiarios por nada quieren soltar la mamadera. Si rememoramos la historia, el Foro de Sao Pablo contribuyo a crear un Icono con la etiqueta #evo indígena, el que posicionaron  con éxito pues lo folclórico tenía predicamento nacional e internacional. Usando esta marca registrada, el grupo palaciego detenta actualmente el poder total del país y además tuvieron la suerte de recibir como herencia de los gobiernos neoliberales: reservas probadas de gas y minerales, gasoductos hacia los mercados, buenos contratos de exportación y  de yapa el mercado internacional les regalo unos precios antes nunca vistos. Si a eso le añadimos la “coca nostra”, tenemos un cuadro de altísima bonanza económica que les ha permitido gastar a troche y moche y hacer que las inversiones en empresas fallidas y los gastos dispendiosos del gobierno pasen desapercibidos. Pero ahora esto se está acabando y ahora ante el rechazo viene la segunda fase: carestía para los trabajadores y clase media, expansión del narcotráfico y represión dura.

Actualmente la gente ve el futuro, cada vez con mayor incertidumbre, en una sociedad donde el indigenismo y el racismo enfrentan los pueblos y  solo queda el discurso populista que ofrece falsas esperanzas. La anarquía es total, cada corporación, o grupo de interés interpela a la autoridad, en la que no cree y por tanto bloquen diariamente para imponer sus intereses particulares y en este ambiente la ciudadanía carece de garantías y seguridad para transitar libremente.

Durante este proceso de cambio, se ha distorsionado la democracia y entre sus instrumentos, el sufragio, que es una herramienta y no el objeto de la misma; pues de lo que se trata es de elegir bien y con conciencia y no simplemente votar. A su vez las políticas estatales aplicadas no fomentan las actividades productivas, ni dan seguridad al que trabaja y produce bienes y servicios que requieren un tiempo de maduración. Son inexistentes las políticas que garantizan la propiedad y el fruto del trabajo; se promueve el estatismo y el mercantilismo. También se mantiene un tipo de cambio fijo y sobrevaluado respecto al dólar, mientras las monedas del resto de nuestros vecinos se vienen adecuando al mercado de divisas.

Con el crecimiento poblacional, en el mundo entero el territorio se ha convertido en un objeto escaso y por tanto es tomado y avasallado por los grupos más dinámicos para afianzar su dominio y poder. Los indígenas andinos y los movimientos campesinos cocaleros han venido tomado posesión del territorio amazónico y chaqueño, usando el aparato estatal, las leyes y su reconocida capacidad de movilización.

Para esta estrategia de mitimaes el gobierno usa sus normas y sus funcionarios, como un instrumento de colonización para tomar las tierras del oriente y sur. Usan como arma la Función Económica y Social (FES) que debe cumplir toda propiedad privada del área rural y como la FES es agropecuaria y no contempla criterios ecológicos y de preservación del medio ambiente, los bosques y las tierras, los propietarios se ven obligados a desmontar para demostrar el uso agrícola y ganadero.

Con esta su política el gobierno hace que el negocio más interesante sea contrabandear, importar y se castiga al productor y al exportador. Así se ganan como aliados a aquellos grupos dedicados a actividades ilegales, coca y contrabando, mientras que no se llevan bien con aquellos emprendedores de las regiones donde predominan las actividades legales, agricultura e industria.

Esta toma del control del país se facilita pues el populismo está en la impronta nacional, los bolivianos tenemos una cultura socialista y populista muy arraigada y esto lo notamos cuando leemos o escuchamos las críticas de los opositores. Estos opositores no defienden el liberalismo democrático, más bien critican a los masistas, afirmando que no son verdaderos socialistas pues asumen prácticas neoliberales y les piden mantener la ortodoxia socialista.

Durante estos once años, siguiendo la receta del castrochavismo los países populistas de Latinoamérica cada uno de ellos con sus propias especificidades, han venido practicando un capitalismo de estado y el mercantilismo, asociados con empresarios serviles a los que favorecen con privilegios y monopolios, siempre y cuando sean sumisos al poder y paguen las comisiones correspondientes.

Con esto han construido un Estado burocrático y devenido a empresario; un Estado frondoso e ineficiente, pésimo administrador, que genera corrupción, burocracia y clientelismo y no cumplen en lo más mínimo las funciones que le competen, como el orden público y la administración de justicia, dejándonos expuestos a la inseguridad y a la violencia. Para el control de su población, han recibido de los cubanos las técnicas del Estado policial: la represión constante pero selectiva, la compra de conciencias a través de la extorsión y el soborno, el espionaje y la delación.

Otro aspecto que llama la atención de los populistas  bolivianos, es que tienen una obsesión por elaborar normas, leyes y reglamentos, los que aprueban a mansalva pero que después ignoran y no cumplen, aplicando el axioma de un expresidente militar: Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley y también la declaración Evista: le meto nomas y que después arreglen los abogados.

La oposición hasta ahora no logra organizarse y ponerse de acuerdo y el empresariado nacional y el cruceño  que en un principio pretendió resistir, se acomodó como pudo, aplicando ese dicho pragmático: “si no puedes vencerlos, únete a ellos” y ahora son socios exitosos. Al respecto, escuché en una reunión el sentir de muchos empresarios que en confianza comentaban su convencimiento de que si Evo y su combo no continua, el país se derrumba pues no hay otro líder que exprese y pueda manejar el sentimiento indigenista de gran parte de la población boliviana y consiga controlar la situación de una economía primaria, extractivista, nada diversificada y poco competitiva y que ellos logran dirigir aplicando esa su política pluriforme, que concede a cada sector: los informales, los cocaleros, los mercantilistas, los financista, etc, el modelo acorde a sus intereses.

A la pregunta ¿Qué hacer?, la respuesta es fácil; todo lo contrario del actual modelo populista: Necesitamos un Estado reducido y con servidores públicos seleccionados por mérito, idoneidad y honestidad; libertad plena y seguridad jurídica para las personas y su propiedad, establecer los límites al ejercicio del poder político y particular, y esto solo se logra si todos nos ponemos de acuerdo en un frente único y un proyecto para aplicar la democracia real y el desarrollo sostenible.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

FIN DE FIESTA CASTROCHAVISTA Y TRASNOCHADOS MASISTAS CONSAGRADOS A LA COCA

Ovidio Roca

Los países castro chavistas, luego de disfrutar de un prolongado carnaval populista financiado por los altos precios de los hidrocarburos que les permitió gastar como locos, ahora ingresan a la época de las vacas flacas. Fue una farra de gastos desmedidos y fracasados proyectos faraónicos, lo que añadido a la ineficiencia y la corrupción, les mengua las posibilidades de financiar el clientelismo y mantener el control del Gobierno, por lo que ahora se viene la clásica etapa del terror.

El modelo económico del masismo se basa en la explotación y exportación de las materias primas, gas y minerales, más los derivados de la coca y una extendida economía de contrabando, comercio informal y narcotráfico.

Coherente con este modelo, el Presidente de las Seis Federaciones de Cocaleros  y del Estado Plurinacional, promulgo estos días la ley de ampliación del área legal de cultivo de coca de 12.000 a 22.000 hectáreas.

Los funcionarios del gobierno cumpliendo su tarea, cocinan estadísticas para justificar esta ampliación y nos enteramos que en este afán, una acuciosa investigadora se dedicó a censar los cachetes de 3.355.252 personas y descubrió que estaban hinchados no por postemas, sino por bolo de coca: “Esto significa que aproximadamente entre el 37% a 40% de la población boliviana consume la hoja de coca como uso tradicional”, explicó exultante la funcionaria durante una entrevista televisiva, mientras escupía su bolo.

La embajada de EEUU hizo conocer que el año 2015 la extensión real de cocales en Bolivia era de 36.500 hectáreas y no 20.000, como decía la ONU. La DEA calcula que la producción en Bolivia de pasta base de cocaína alcanza a 230 toneladas por año y que el PIB cocalero es de 1.900 millones de dólares.

Se menciona en diversos informes de prensa, que el PIB per cápita nacional es actualmente de 3.235 dólares, el de un agricultor de 1.320 dólares, mientras que el de un cocalero es de 24.166 dólares.

Con gran previsión y ante las circunstancias cambiantes de los precios de las materias primas y la debacle de los regímenes castro chavistas, el Gobierno del MAS decide meterle nomas y endurecer y fortalecer su esquema de poder.

Un dirigente masista, el Vice Ministro Félix Cárdenas, interpreta con claridad meridiana lo que piensan y sienten, tanto la cúpula como las bases masistas; cosa que los q’aras llunk’us nunca expresaron con tanta franqueza. En resumen Cárdenas nos explica, que éste es un Gobierno de la raza aymara y que los mestizos y q’aras deben aceptar ser gobernados por ellos, bajo un régimen que no solo aplicara la coerción, sino también la fuerza cuando sea necesario.

Es bueno para los mestizos bolivianos, saber qué y quien los enfrenta, y esto lo aclara Félix Cárdenas: “Esta es una revolución democrática cultural, pero también puede ser una revolución por la fuerza; depende cómo se presentan las condiciones. Pero una cosa debe quedar clara: nosotros los aymaras jamás nos vamos a ir del Palacio de Gobierno. 500 años nos han masacrado, 500 años nos han marginado, ahora tenemos que preparar a nuestros hijos, nietos, todos, para gobernar 500 años. Evo sólo es el principio, no es el objetivo”.

Y continúa: “Los aymaras no hemos venido al Palacio de Gobierno a visitar, hemos venido al Palacio de Gobierno a quedarnos. Lo que tienen que hacer los q‘aras es aprender a vivir en democracia, aprender a ser gobernados por sus mayorías y ellos, como minoría, aceptar”.

El modelo populista en actual aplicación, destruye la institucionalidad, tiene reglas del juego movibles de acuerdo a sus particulares intereses y por ende genera inseguridad jurídica. Con esto se impide el desarrollo productivo y las inversiones, especialmente las de largo plazo en investigación, educación, desarrollo tecnológico, actividades éstas que requieren un ambiente de previsibilidad y reglas del juego estables y permanentes. Como resultado de estas políticas se promueve la informalidad, el trabajo precario, la explotación insostenible de los recursos naturales y la expansión de las actividades ligadas a la coca y sus derivados,

Para sobrevivir en este tipo de ambiente institucional, el accionar de las personas se orienta hacia sus intereses inmediatos, por lo que no logran nada permanente, útil, ni constructivo, pues solo los mueve su objetivo primario: sobrevivir a como dé lugar; y como sabemos, así no se construye país ni ciudadanía.

Si la mayoría de la población no está dispuesta a trabajar en serio por el cambio de los valores populistas, hacia los valores de libertad, esfuerzo y trabajo creativo y fecundo, no esperemos que vaya a mejorar nada.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

LA TORTA DEPENDE MAS DE LA RECETA Y LOS INGREDIENTES QUE DEL COCINERO

Ovidio Roca

Populismo y Estatismo o Democracia y Libre Empresa

Podemos ver una paradoja en los sistemas dictatoriales. En los gobiernos de Pinochet y Castro ambos dictadores y asesinos, el uno aterrorizo al país pero éste progreso y el pueblo lo expulso del poder, utilizando un Referendo y amparado en la institucionalidad chilena. El otro también aterrorizó al pueblo, destruyo la economía y la moral de sus habitantes y sigue por sesenta y más años. Una explicación posible es que Pinochet no logro destruir el espíritu de libertad e iniciativa personal de su pueblo, cosa que ampliamente logro Castro.

La experiencia muestra que la receta socialista, estatista y populista, esclaviza moralmente y hacen dependiente al pueblo, les elimina la iniciativa personal, el amor propio, el alma; por eso es que Qananchiri postula como parte fundamental de su programa político y de dominación: “Quitar el alma a los q’aras”.

Para comprobarlo vayan a Cuba, Venezuela, Chile y vean; podrán verificar que el problema está en que receta que aplicaron: populismo y estatismo o democracia y libre empresa

En las últimas décadas, varios países latinoamericanos fueron afectados por una fuerte marea populista y estatista y al reflujo de la misma en Bolivia se instaló el Estado Populista Corporativo Cocalero (EPCC), enemigo de la libre empresa y la libertad.

El EPCC es una complicidad de intereses entre un grupo político estatista con ansias de poder y grupos corporativos micro capitalistas, informales. Grupos corporativos que están en permanente pugna entre sí y con el resto de la sociedad; cada uno defendiendo sus propios intereses y utilizando su capacidad de movilización para presionar a quienes detentan el aparato de Estado, demandando que les aseguren impunidad y otorguen prebendas. En lo que todos estos grupos sí están unidos y sin discrepancias; es en su afán de amedrentar a los ciudadanos de modo que no reaccionen y los dejen disfrutar del poder y pretenden hacerlo por siempre. El Líder cocalero repite permanentemente: “Al Palacio hemos llegado no de paso, no somos inquilinos; los movimientos sociales hemos llegado para quedarnos toda la vida, hermanos y hermanas”.

Con el llamado proceso de cambio se construye una sociedad de temor y desconfianza, donde las leyes son mecanismos discrecionales para castigar el pensamiento independiente, la moral, la iniciativa y cualquier forma de asociación y movilización de los ciudadanos en defensa de los derechos humanos, civiles, económicos y políticos y así destruyen el Estado de Derecho, el que se ve arrinconado por la demagogia y la oclocracia.

Inmediatamente de apoderarse del poder, los populistas toman cuenta de todas las instituciones, las descuartizan, las modifican, las centralizan y las adecuan a sus intereses; aunque para la exportación mantienen el marco formal democrático. Escriben una nueva Constitución y leyes para su propio beneficio; promueven la reelección indefinida y eliminan los contrapesos y lo hacen amparados en una supuesta voluntad popular.

Las instituciones son rápidamente cooptadas y apropiadas y no ejercen las verdaderas funciones institucionales y propias del ámbito democrático: no garantizan el orden público, la gestión eficiente, la administración de una justicia igual para todos y dejan a la ciudadanía expuesta a la inseguridad, el abuso y la violencia. Estatizan la economía y usan a su arbitrio el presupuesto nacional y la fuerza pública y se instala una burocracia partidaria, clientelista e ineficiente y con una cultura de la prebenda y la corrupción. En el ámbito internacional se vinculan con movimientos populistas similares, para hacer negocios privados, defensa mutua y afianzar su poder.

El Presidente Morales defendiendo la política de centralización del poder, declara: “Cuando la derecha pide permanentemente independencia a los poderes del Estado, hasta pienso que quieren descuartizar toda estructura del Estado Plurinacional”.

En esta Distopía plurinacional, los escribas del “Ministerio de la Verdad” y otros ayucos ministeriales, reescriben permanentemente  la historia y la falsifican (de la misma forma como lo describe Orwell en su novela profética, 1984) para confundir y engañar al pueblo.

Con esto el populismo tiene asegurado su permanencia por varios años; tiene un pueblo temeroso, un pueblo sin pensamiento libre y sin decisión de afrontar y construir su destino y termina prevaleciendo una mentalidad dependiente y sumisa al caudillo, del cual todo lo espera y consiente.

Su objetivo explícito es disfrutar del poder para siempre y es más que probable que los grupos corporativos que actualmente son socios del Gobierno, los seguirán sustentando pero en la medida que respondan a sus intereses de grupo, por lo que está claro que los masistas solo podrán seguir disfrutando del poder y la riqueza, mientras el pueblo les tema y los grupos corporativos informales los apoyen.

Cuando la burocracia gobernante no sea útil ni sirva a los intereses de los “movimientos sociales” éstos los tumbaran, pues desde siempre hemos visto que: la lealtad y los apoyos terminan cuando los beneficios se acaban.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

DEFENSORIA DEL PUEBLO, CHARLAS Y PARLAS

DEFENSORIA DEL PUEBLO, CHARLAS Y PARLAS
Ovidio Roca

La figura del Defensor del Pueblo que deviene de la experiencia institucional del Ombudsman de Suecia, ha sido incorporada en nuestra Constitución:

Artículo 218 I. La Defensoría del Pueblo velará por la vigencia, promoción, difusión y cumplimiento de los derechos humanos, individuales y colectivos, que se establecen en la Constitución, las leyes y los instrumentos internacionales….
Artículo 220. .… La designación requerirá de convocatoria pública previa y calificación de capacidad profesional y méritos a través de concurso público, entre personas reconocidas por su trayectoria en la defensa de los derechos humanos.

El problema es que el proceso de selección de esta importante Autoridad del Estado, está siendo realizando de manera torpe y atrabiliaria, mostrando una vez más esa práctica abusiva de sometimiento institucional, que gusta tanto al Ejecutivo. Es evidente, como en otros casos, que se busca elegir alguien afín y sumiso al Gobierno.

Como el conocimiento de un idioma nativo ha sido utilizado como pretexto para excluir a varios candidatos no manipulables a este importante cargo, empecemos por este asunto.

Los idiomas nativos interesan fundamentalmente a quienes lo tienen como lengua materna, pues eso les da identidad y pertenencia y solo aprenden un nuevo idioma cuando hacerlo les facilita un mayor relacionamiento y comunicación.

Para la cultura nacional, es importante el conocimiento y preservación de las lenguas nativas, pero no tanto para la gestión pública, pues en este ámbito lo que interesa es la eficiencia administrativa en el logro de resultados, mensurables y predeterminados.

Se menciona que en Bolivia que existen 36 lenguas nativas y bajo la argumentación expuesta por los masistas, el Defensor tendría que hablar en lengua nativa para poder comunicarse con la gente. El problema es que esta Autoridad del Estado tendría que hablar 36 idiomas, pues si solo conociera uno de ellos, existiría una discriminación con todos los otros que hablan diferente lengua.

Como anécdota, sabemos que el Presidente habla medianamente el castellano y según dicen las malas lenguas, poco o nada de aimara o quechua, y esto no le impide comunicarse con la gente.

Decia que se aprende y se habla un otro idioma además del materno, para extender el ámbito de la comunicación, por ello es normal en la actualidad y en un mundo globalizado, que la gente utilice el inglés como “lingua franca”, procurando llegar a la mayor cantidad de gente y en más países.

Por ejemplo en China, hay más angloparlantes que en los Estados Unidos, y en la India se usa el inglés no solo para comunicarse con el resto del mundo sino para hablar entre sí por la gran cantidad de idiomas locales existentes. En Paraguay la gente es totalmente bilingüe, usa el guaraní como lengua íntima y familiar  y en la vida social y de negocios lo hace en castellano y aquellos que aspiran a conectarse con el mundo de los negocios, el turismo y la educación aprenden inglés.
En este preciso instante, hay más niños estudiando inglés en China que en los Estados Unidos. En china 350 millones de personas estudian inglés y existe  un programa masivo de enseñanza de inglés en las escuelas, que alcanza a unos 250 millones de niños, esto es varias veces superior al número de estudiantes en las escuelas y colegios de los Estados Unidos.

La india tiene 30 idiomas oficiales y 2000 dialectos. Un tercio de su población hablan inglés, unas 350 millones de personas, esto son  más personas hablando inglés que en los Estados Unidos e Inglaterra juntos.

Mientras hablamos del requisito del idioma nativo, nos estamos olvidando de lo importante, y es del perfil del Defensor del Pueblo y de las virtudes y capacidades que debe tener el postulante para ejercer esta función. Un cargo que debe ejercerse con probidad, eficacia y eficiencia.

Para el desempeño de cada actividad, se necesitan diferentes habilidades, conocimientos, experiencia, credibilidad, prestigio y cuando alguien requiere de un servicio busca la persona calificada para solucionar su problema o necesidad; en temas culinarios, busca un buen Chef, alguien que tiene pasión y experticia por el arte de la cocina. Si está enfermo busca un médico, y pregunta por uno que tenga prestigio, ética profesional y especialidad en el campo de su dolencia; lo mismo ocurre con un mecánico especialista, pues no es lo mismo una bicicleta que un avión.

En el caso del Defensor del Pueblo, lo menos que nos debe preocupar es su sexo o si habla algún idioma nativo; lo que nos interesa que sea apto y eficaz para cumplir su labor de defensa de nuestros derechos y esto tiene que ver con su conocimiento del ámbito jurídico e institucional en el cual debe  lidiar en defensa del ciudadano, tanto a nivel nacional, como de los organismos internacionales de derechos humanos. Para cumplir esta su tarea requiere de un compromiso demostrado en la defensa de los derechos humanos, prestigio, cultura ética y capacidad de liderazgo y de organización de equipos de trabajo. Igualmente una voluntad férrea para defender al ciudadano soportando el ambiente hostil, típico de gobiernos totalitarios. En suma un buen servidor público, dedicado a su trabajo con actitud y ética de acuerdo a sus funciones. Y como decían las viejas, no importa el color del gato sino que cace ratones.

Difícil tarea y especialmente en estos tiempos.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario