Archivos para 24 marzo 2016

OCLOCRACIA PLURINACIONAL

OCLOCRACIA PLURINACIONAL

Ovidio Roca

Cuando eventualmente nos visitan amigos provenientes de países de tradición democrática, comentan sobre nuestra absoluta indiferencia con la anomia nacional; de nuestra indiferencia ante la anarquía cotidiana y las bárbaras movilizaciones de los grupos de interés sectorial o gremial, que  pretenden por la fuerza obtener: un subsidio, un bono, o no quiere pagar impuestos, o pide ser excluido de cumplir las normas generales y la ley.

Estos son grupos que al parecer no tienen oficio, pues están inmediatamente disponibles para organizarse y bloquear las calles, las carreteras, tomar oficinas públicas o privadas,  cortar el suministro de servicios y productos; cualquier cosa que incomode a la población y desafíe la autoridad. Esta es la práctica cotidiana y no se nos ocurre pensar que una mejor forma de lograr soluciones es siguiendo los procedimientos legales.

Este comportamiento que cualquiera consideraría irracional, es producto de la experiencia generalizada de la población sobre la mala calidad de las instituciones y la poca o ninguna idoneidad y probidad de  los funcionarios públicos. Como resultado de esta vivencia casi nadie cree en las normas y por lo tanto no las considera, ni las acata. A esto hay que añadir la cultura estatista y populista de la población, que cree que el trabajo del Estado es intervenir en los mercados de bienes y servicios (menos en los de su gremio), invertir en proyectos de cualquier tipo, ampliar la burocracia estatal y dar subsidios a las empresas y personas.

El modelo populista, llamado de Socialista Comunitario, que se ha instaurado en el país; encaja perfectamente sobre esta matriz ideológica y cultural y como resultado de su aplicación, una parte de la ciudadanía vive prisionera del temor, la anarquía y el bloqueo. Por su parte el Presidente Plurinacional y sus adláteres usan este temor con mucha habilidad y permanentemente sentencian al pueblo, afirmando que un Presidente que no sea Evo, no garantiza la estabilidad social, política y económica del país, pues los movimientos sociales no lo permitirán.

Estos movimientos sociales tienen su respectiva cuota de poder en el Gobierno Nacional. Si bien en su composición son heterogéneos, juntos poseen una gran y amplia capacidad de movilización y se especializan en concentraciones, bloqueos y marchas de apoyo y en época electoral, es decir todo el tiempo, se convierten en una máquina impresionante para la reproducción del poder. Como consecuencia la población es prisionera y está a merced de los “movimientos sociales”, vale decir de la oclocracia.

Etimológicamente la democracia  es el gobierno del pueblo, quien con su voluntad general legitima al poder estatal. Una degeneración de la democracia es la oclocracia, vale decir el gobierno de la muchedumbre; estos movimientos sociales, masa o gentío, que a la hora de abordar asuntos políticos, es decir aquellos que atingen a la ciudadanía,  presenta una voluntad viciada, confusa o irracional, por lo que carece de capacidad de autogobierno y por ende no reúne los requisitos necesarios para ser considerada como “pueblo”. Como estos grupos corporativos priorizan más sus intereses propios, existen permanentes roces con el Gobierno.

Por delante, en el país y en el mundo tenemos tremendos desafíos como consecuencia de la especulación  financiera internacional, la corrupción desmedida y especialmente en el aparato del Estado, la crisis energética, la crisis ambiental y las guerras religiosas, y la única forma capaz de enfrentar estos desafíos es con una sociedad organizada de hombres libres y responsables, con ética y tecnología.

Si realmente queremos una sociedad viable y proyectarnos a un futuro mejor; necesitamos cambiar de mentalidad y entre todos construir las bases de un País más civilizado, más ilustrado, más próspero, más pacífico y respetuoso con los derechos y las libertades individuales y esto se realiza trabajando, educando y educándonos, en cada hogar, cada Municipio, cada Departamento del País.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

Poesia al Toborochi

A la sombra  de un panzón llanero

duermo con mi sombrero

misturado de bello color rosado

Es el Toborochi,

mi amigo de la llanura.

Autor: Andreina Roca Aguilera

 

 

,

1 comentario

SEGUNDA ETAPA (FASCISTA) DEL PROCESO DE CAMBIO: K’ARAS, ¡LLOKSI KAYMANTA!

SEGUNDA ETAPA (FASCISTA) DEL PROCESO DE CAMBIO: K’ARAS, ¡LLOKSI KAYMANTA!

Ovidio Roca

El MAS tomo el control del gobierno y del país en base a un proyecto socialista e indigenista; en realidad una propuesta populista y racista, que postula la preminencia de una etnia indígena sobre las otras y sobre los mestizos que somos la mayoría del país.

La primera fase de esta revolución populista, está siendo conducida por el Evolinerismo, donde el grupo k’ara maneja el icono indígena y a su nombre gobierna el país. Estos llunkus en procura de ganarse la voluntad del jefe, muestran un hipócrita y ridículo afán  por ensalzarlo y endiosarlo, aunque en realidad están trabajando para su propio beneficio.

Para efectos propagandísticos frente a la mayoría indígena del país, en los últimos años se avanzó hacia una indianizacion formal, y fruto de ello algunos indígenas y multitud de cholos asumieron, por esta su misma condición, los privilegios de vivir y lucrar del Estado, cosa que anteriormente estaba restringida a la cholocracia blancoide: Habemus Fondioc.

Sin embargo y por lo que hemos escuchado últimamente, esta situación está en vías de cambiar; Choquehuanka, dejando de lado el sexo de las piedras (ver nota) y las recetas afrodisiacas con papalisa; en la localidad de Irupana decide saltar a la palestra política y lo hace con una propuesta radical, racista y excluyente, la que no gustara ni a los unos ni a los otros; al proclamar:

Un día tiene que ser como en África. Personas con nuestros rostros tienen que estar en Palacio de Gobierno y en las instituciones (públicas), gente con nuestro rostro (en aymara). En el África todos los ministros son negros (no hay) un solo blanco”. Choquehuanca. Página Siete.

El canciller afirmó igualmente que la oposición no quiere el éxito de los indígenas y busca dividirlos. “Juntos tenemos que alcanzar (el poder), tenemos que unirnos, nos quieren dividir; (la oposición) no quiere el éxito de un gobierno indígena. Poco a poco nosotros tenemos que manejarnos, nos hemos organizado para gobernarnos, nosotros mismos, para gobernarnos nosotros mismos hermanos”.
Luego aseguró que los indígenas deberían tener cuidado con quiénes trabajan, porque antes incluso los opositores querían erradicar la coca y el acullico. “No podemos retroceder, no podemos estar con quienes nos querían hacer desaparecer, no podemos estar con esas personas que sienten asco de nosotros”.

Como vemos, estamos retrocediendo hacia fases tribales y muchas personas en lugar de asumirse como ciudadanos de un Estado democrático, de una nación de personas iguales ante la ley, persona jurídica y con derechos y obligaciones para con su sociedad, prefiere identificarse con una tribu étnica, en este caso la aimara.

Creo que Choquehuanka erro, le queda mejor el folklorismo que el fascismo, pues aquí la gente no tiene simpatía por esas poses paranoicas y fascistas como las del coreano Kim Jong-un. Los bolivianos, pese a nuestras diferencias, sabemos que necesitamos convivir juntos.

Si los radicales racistas logran reconducir la segunda etapa del proceso de cambio: ¡Temblad k’aras que vienen los aimaras de Choquehuanka y ni los llunkus blancoides se salvaran!.

 

(Nota):

Ilusionado con el relato de Choquehuanka y en procura de hacerme de una hacienda de piedras preciosas; puse en una cacha de madera, tres bolivianitas que me trajeron de La Gaiba y dos esmeraldas que compre en Bogotá, además de varias hojas de coca.

Cuando la luna está en cuarto creciente se escuchan ruidos y bulla proveniente de la cacha y luego nada. Ya pasan varios años y no nació ninguna cría; al parecer la piedras o son del mismo sexo o me falta algún embrujo andino de fertilidad. Les voy a poner unas papalisas.
ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

DE CAMBIOS Y RECAMBIOS TRUCHOS

DE CAMBIOS Y RECAMBIOS TRUCHOS

Ovidio Roca
Con el proceso de cambio, se cambia el discurso y los actores; pero el resto y especialmente la economía siguen igual o peor. Y definitivamente peor si hablamos de la justicia; con lo que se cumple la intención de recambiar todo para que nada cambie.

En este cambalache mundial y plurinacional, durante los últimos años la izquierda se resbala hacia la derecha en materia económica, con el inconveniente que optan por el Capitalismo de Estado y el manejo de las empresas por una burocracia partidaria inepta y corrupta. Por su parte la derecha se enajena y adopta posturas izquierdistas, especialmente en el terreno social.

La nueva izquierda deja también de lado algunos dogmas del marxismo-leninismo “clásico”, que se sustentaba en la eliminación de la propiedad privada, el control total de los medios de producción y el ejercicio terrorista de un poder político centralizado y omnipresente. Actualmente de lo que se trata, es que los dirigentes permanezcan indefinidamente en el poder y vivir bien en la  elegante onda del “gauche-caviar”. Nada que ver con aquellos militantes revolucionarios de antes, austeros, rudos, olorosos, capaces de sacrificar todo confort y proyecto personal en aras de los intereses del partido.

En la nueva onda del proceso de recambio revolucionario, los intelectuales izquierdistas llevan la batuta y lo hacen desde la comodidad de los salones universitarios, los auditorios de elegantes hoteles y las ONG (por supuesto en los países capitalistas). En este ambiente encuentran amplia satisfacción para sus actividades intelectuales y  fungen como consultores para los procesos de recambio en Latinoamérica. Ellos inventan Constituciones, crean mitos revolucionarios, elaboran discursos orientados a demonizar el neoliberalismo y la inversión extranjera y canalizan el apoyo logístico y control político del castrochavismo. En fin, critican al modelo económico capitalista, el mismo que luego los gobiernos populistas aplican en su plan de gobierno. En pago de estos sus afanes, los intelectuales progre cobran muy buenos dólares.

Siguiendo esta moda, hemos visto al Presidente Morales viajando en su lujoso avión particular hasta la sede del imperio, en procura de convencer a los cochinos burgueses para que vengan a invertir sus dólares en Bolivia.

Si revisamos la historia reciente de Bolivia, vale la pena tomar nota del periodo del Presidente Siles Zuazo y el rol de la izquierda. Siles estuvo sitiado por la izquierda y boicoteado por el sindicalismo trotskista, los que con un maximalismo delirante llevaron al país al desorden, la desesperación y a su peor crisis. Una inflación del ocho mil por ciento, la que en unos periodos llego a veinte mil por ciento. La reacción de la población y la madurez de Siles, al decidir recortar su mandato, dio paso al Dr. Víctor Paz y el Pacto por la Democracia y en 1985 con la promulgación del DS 21060 se logró poner orden en la economía y reordenar el país y sus instituciones.

Como parte de su trabajo de mistificadores, los intelectuales castrochavistas en sus fantasiosos relatos se olvidan de la realidad histórica y solo resaltan el mito de la pureza revolucionaria, algo  que es totalmente desmentido por la práctica de más de diez años de Socialismo Bolivariano, donde se mostró que en medio de la increíble bonanza de las materias primas, no se avanzó en solucionar  los problemas estructurales de la pobreza, que es producto del modelo económico populista, estatista, extractivista, la ineficiencia en la gestión y el latrocinio y la corrupción desmedida. Confírmenlo visitando por ejemplo, Venezuela.

En el caso de Bolivia, se olvidaron poner en esa su mistificada historia, los denodados esfuerzos de un pueblo, una nación, que desde mediados de los años ochenta, penosamente venía reconstruyendo la democracia, en condiciones precarias y con escasez de recursos; acosadas además por el feroz hostigamiento cocalero, el que paralizaba al país y causaba temor y desasosiego; tan es así que la gente finalmente acepto al bloqueador en el gobierno, con la esperanza de poder vivir en paz.

Volviendo al cacareado éxito del proceso de cambio, recordemos que el MAS recibió reservas gasíferas probadas, gasoductos construidos y contratos suscritos con nuestros vecinos y además tuvieron la inmensa suerte, de que el precio del gas que hasta el 2005 estaba en menos de los dos dólares por millar de BTU, subió con el auge de las materias primas y el petróleo, a más de doce dólares, es decir seis veces más. De esta manera los masistas se beneficiaron en su gestión con más de 70.000 millones de dólares, a lo que hay que añadir las remesas de los bolivianos en el exterior en ese mismo periodo por  10 mil millones de dólares. Mucho más que lo recibido en toda la vida Republicana de este país.

Es importante destacar que como parte de su política de control político, los instrumentos del Estado no se usan para lograr el orden, el bienestar y el reparto equitativo de las cargas, sino como instrumentos punitivos y de coerción. La política impositiva no se orienta a recaudar de manera equitativa recursos para el bienestar de la población, sino para castigar al presunto opositor; los fiscales y jueces están prestos para utilizar su ley y sentar la mano a los contestatarios y las regulaciones y normas se usan diligentemente para coartar la libre expresión y la libertad de información.

Todo esto genera inseguridad e incertidumbre y ahora el MAS argumenta y chantajea, diciendo que la estabilidad en el país solo se la consigue con  la permanencia del Evo en el poder y que cualquier otro candidato opositor, seria bloqueado por los movimientos sociales, generándose inestabilidad política, social y económica.

Para entender y entendernos es importante que clarifiquemos y explicitemos el modelo de país que cada uno de nosotros pretende. Algunos aspiramos a un país moderno, con cultura humanística, ciencia, tecnología e innovación; un gobierno democrático, de leyes, separación e independencia de poderes y economía formal. Otros se sienten más cómodos en el ámbito del caudillismo, lo informal y de corporaciones autónomas que trabajan en actividades colindantes con la ilegalidad y el narcotráfico; porque sienten que no pueden ser competitivos en un ambiente de legalidad y formalidad.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

EN SUSTITUCION DEL ESTADO DE DERECHO, PROTECTORADO CHAPULINESCO.

EN SUSTITUCION DEL ESTADO DE DERECHO, PROTECTORADO CHAPULINESCO.

Ovidio Roca

Y ahora quien podrá defendernos?: Yo, El Chapulín Orinoco.

En Curahuara de Carangas, Oruro; durante la entrega de viviendas en esa localidad, el Bachiller Linera con ojos llorosos y voz atiplada, predicaba a la población: “Si se va, ¿quién va a protegernos?, ¿quién va a cuidarnos? Vamos a quedar como huérfanos si se va Evo. Sin padre, sin madre, así vamos a quedar si se va Evo. Por eso estoy muy triste mis hermanos, es muy triste pero he oído a mi abuelita y me dijo que no perdimos la guerra, sólo una batalla”.

Como es usual, detrás de todo caudillo existe una corte de áulicos, los que viven a su sombra y dependen de su humor y benevolencia. Estos llunkus son absolutamente dependientes pues no tienen valimiento propio, aunque creen lo contrario y desprecian al amo. Sin embargo son prácticos, se tragan su orgullo y hacen todo lo imaginable por mantenerlo en el poder, pues de ello depende su presente y su futuro.

En nuestros países populistas, existe un caudillismo exacerbado, la corte de aduladores invoca a cada paso las sabias palabras del presidente y lo citan como el evangelio, aunque todos sabemos que este, como cualquier mortal y más aún cuando tiene limitaciones educacionales, no necesariamente sabe y entiende con certeza  todo lo que dice y hace.

El MAS no es un partido político sino una confederación de organizaciones sociales que no tiene militantes sino yanaconas, manejados por los hilacatas. El verdadero poder lo tiene quien maneja el símbolo y en este caso el Icono es Evo y el entorno k`ara el administrador y por tanto el dueño del poder.

En las condiciones actuales es difícil, imposible, la continuidad del proceso de cambio sin que nos defienda Evo Morales, por lo tanto Evo por siempre, jallalla.

ovidioroca.wordpress.com
 

, , , ,

Deja un comentario