Archivo para la categoría Pensamiento Socialistas Siglo XXI

ESPECTACULO PLURINACIONAL COCALERO

Ovidio Roca

Es por demás conocida la propensión del ser humano de guiarse por sus intereses, pero aún más por sus ilusiones y esperanzas, por lo que siempre esperan que alguien le facilite todas las soluciones para su vida; si no fuera así no tendríamos populistas, saca suertes, yatiris, astrólogos, q’ananchiris, curanderos y tampoco hubiera Licenciados politiqueros.

A los latinoamericanos les gusta las telenovelas y los espectáculos, de ahí que se sienten muy impresionados y atraídos por el populismo; los bolivianos escuchan felices los cuentos del MAS y sus discursos demagógicos que ensalzan e inventan unos logros (dizque nacionalizaciones y otras vainas) que aseguran ser exitosas. Con plata heredada esto les sale fácil, el problema empieza cuando hay que trabajar y generarla.

Los políticos populistas son actores muy hábiles para ilusionar al pueblo, entendiéndose pueblo como los pobres, los indígenas y todos aquellos sin privilegios económicos o políticos; los que luego son usados como fuerza de choque para conseguir poder y riqueza, pero solo para los dirigentes. Estos políticos populistas dicen conocer y representar los deseos del pueblo y utilizan un discurso demagógico, confrontativo y maniqueo que se mueve siempre en los extremos.

Ellos no representan, sino que aseguran ser el pueblo mismo; son esencialmente mediáticos les gusta el show, el pueblo los adora y se siente feliz cuando le ofrecen hacerse cargo de sus vidas. El problema está en que acompañan su discurso populista con una práctica económica estatista, absolutista y que se encargan de centralizar y tomar en sus manos todas las instituciones creadas por el Estado democrático, distorsionándolas y utilizándolas a su favor y que termina por hundir al país. Este acto teatral lo escenifica cada Presidente en su país, en su “suyu” y de acuerdo a su propio estilo interpreta su papel y arma su ¡show time!.

En nuestro país, el “jefe indio del sur”, organiza y participa diariamente del show, para luego ser el show mismo, donde muestra que no tiene nada que decir ni hacer en favor del país, al margen de promoverse como el gobernante eterno. Recordando sus tiempos de sindicalista y futbolero y ahora con el dinero público se solaza mandando construir canchas de futbol, coliseos, museos y palacios en su honor, también un hipódromo en la llajta y ahora que descubrió el Golf, algo de eso veremos en al Chapare.

Usando la plata de los bolivianos, se compra el mejor y más lujoso avión para asistir a todos las reuniones internacionales sin saber mayormente de que se tratan y disfruta especialmente en aquellas donde se encuentra con sus hermanos mayores: cubanos, venezolanos, nicaragüenses, chinos, rusos e iraníes.

Como es de suponer en un ambiente como éste, sin seguridad jurídica ni incentivos para la inversión, no es posible ser formal ni hacer negocios lícitos, por lo que todos terminan por ser informales.

Pareciera incomprensible que luego que los actuales gobernantes hayan “mostrado la hilacha” y de haber sufrido los resultados del fracaso de su modelo económico y su pésima gestión de gobierno (que actualmente se sustenta con el narcotráfico y el endeudamiento) la gente se empecine en seguir apoyando algo que sabe que no es sostenible en el tiempo y que los conduce a la opresión y a la miseria. Una explicación sería el temor de la gente al cambio, para el cual no se sienten preparados, pues eso de ingresar y competir en la nueva economía mundial, más competitiva, innovativa y tecnológica, los asusta.

El pasar de la economía primaria y extractiva; de la coca, del comercio callejero, el contrabando y el narcotráfico a la manufactura y a la moderna industria y servicios sofisticados que requiere de nuevos conocimientos de los que se carece, lo ven imposible por lo que se aplica el adagio: “es mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”.

De parte de la oposición surgen unos desordenados movimientos de resistencia los que logran poco éxito dado el embeleco del pueblo por la predica populista y además que ellos están permanentemente enfrentados entre sí y sin presentar mejores opciones ni mostrar fortaleza. Doria Medina y muchos otros, les piden a los dirigentes opositores que deben entender que el principal enemigo no es Morales sino la división, por lo que es vital unificar los votos por el candidato con mayores probabilidades y de esta manera posibilitar una segunda vuelta que sería catastrófica para Evo porque todas las oposiciones se unirían contra él.

Ergo, cada pueblo en función de sus especificidades debe ajustar y desarrollar su estrategia de liberación y hay que empezar ya. En Cuba llevan 60 años intentándolo y como van las cosas pasaran algunos años más; lo que no es muy alentador.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, ,

Deja un comentario

APUNTES PARA UNA ESTRATEGIA CONTRA EL POPULISMO COCALERO, II

Ovidio Roca

Todos los días recibimos malas noticias desde Venezuela, de nuestros amigos y vecinos, que viven un viacrucis del que todos se conduelen pero nadie se anima a tomar decisiones expeditivas para cortar su dolor. Es un paciente que sufre y aunque la solución es una operación quirúrgica, solo le damos consejos, aspirina y sobas de unto con sal.

No queremos tampoco, saber que el virus populista que ha producido este “maduro absceso” a los venezolanos y que los mantiene enfermos, ya lo tenemos en casa y lo que vemos por la tele de Venezuela, pronto lo tendremos aquí.

Está comprobado dramáticamente que el modelo populista es un fracaso y esto lo comprobamos todos los días, por lo que necesitamos revertirlo urgentemente y aplicar aquel otro modelo: la democracia liberal y la libre empresa, que ha funcionado exitosamente en el mundo libre.

El argumento concreto y objetivo para oponerse al proyecto populista es la demostrada inviabilidad económica e institucional de su receta castro-chavista, que viene bajo el rotulo de Socialismo Siglo XXI, pero en realidad es el viejo Capitalismo de Estado y dirigismo económico. Ellos combaten a la propiedad privada y procuran estatizarlo todo; lo hacen con las grandes empresas ya instaladas y compran maquinarias con sobreprecio para instalar otras, que luego no saben cómo manejarlas. Y esto, es lo que no hay que hacer.

Quieren controlar el mercado, los precios el tipo de cambio, pensando que algún burócrata ll’unku, es más inteligente que las millones de personas que con sus compras diarias y buscando la mejor opción del mercado lo regulan automáticamente. Algo que no es cierto.

Parodiando la lucha de clases de Marx, ellos ahora están promoviendo la mortal lucha de etnias, “diseñada” irónicamente  por aquellos q’aras que se identificaron en el último Censo de Bolivia, como “ninguno”.

Han destruido la institucionalidad democrática y dado paso al retorno al Imperio Inkaico totalitario. Un Cacique y miles de pequeños Jilakatas, dedicados a enriquecerse, realizando todo tipo de actividades expoliativas y mercantiles, donde se destacan las derivadas de la coca y el contrabando. No obedecen ninguna ley, no pagan ningún tributo, no se preocupan en lo mínimo del impacto ambiental. Los ideólogos del “proceso de cambio”, en su busca del Socialismo han generado un nuevo paradigma, el “Anarco Corporativismo Cocalero”.  Kawsachun coca.

Con el Gobierno Populista cocalero, vivimos tiempos de anomia, se ha perdido la confianza en el gobierno, en su política, no se respetan las instituciones, no se cree en las leyes, en la justicia, el pueblo se acostumbró al desorden gubernamental y pasó a ver como normal la corrupción, violencia, deterioro de los servicios públicos, el negocio informal, el narcotráfico que satisface y enriquece a sus seguidores se extiende en la sociedad y se incrementa el uso del temor para quien se oponga a ellos. Para garantizar un futuro sostenible necesitamos construir seguridad jurídica y confianza en las instituciones.

Hannah Arendt, 1951 (quien conoció el nazismo y el genocidio étnico) expresaba: “El totalitario, en primer lugar, transforma las instituciones y normas que rigen el país, buscando fortalecerse y perpetuarse en el poder. Revestido de legalidad, el totalitario cierra los caminos que permiten la alternancia pacífica en el gobierno. No basta con la reforma institucional, sino que necesita controlar la opinión pública a través del monopolio o fiscalización de la información y la educación. De esta manera, el totalitario adoctrina, transmite valores, y a través de la propaganda crea la verdad oficial, lo políticamente correcto.

El Gobierno, su partido y sus aliados se convierten en la voz del país, identificándose con la nación, el Estado o el pueblo, de manera que criticar es mentir, crispar o ser antipatriota”.

Se necesita por tanto, cambiar de modelo político económico populista y reconstruir el país bajo un sistema de democracia liberal, republicana y federal; es nuestro desafío.

Cada doce siglos desciende del empíreo un iluminado, un Qananchiri y nosotros fuimos bendecidos con el Licenciado, quien nos sentencia: En Bolivia: “No se está debatiendo el modelo de Estado, ni el modelo económico, no hay un proyecto alternativo en Bolivia, y no es culpa de nosotros, sino de la oposición que no tiene la capacidad intelectual”. Qananchiri en Alemania.

Aunque como dice el Licenciado, somos medio burros y de baja capacidad intelectual, algo tendremos que hacer para sobrevivir.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

BOLIVIA ENTRE TESIS POLITICAS Y MANIOBRAS ENVOLVENTES

Ovidio Roca

En Bolivia se han producido variadas Tesis políticas y éstas han ido moldeando la mentalidad de los grupos que manejan el  poder, como también la de la población; las principales son:

Con la Tesis de Pulacayo, por Guillermo Lora de 1945, el sindicalismo minero aplica el concepto trotskista de la revolución permanente y es este sindicalismo el que marca la historia del país y lo mantiene en una permanente anomia y desorden.

La “Tesis de Ayopaya” de Walter Guevara Arze del MNR en1946, delineaba un Programa de alianza de clases, un Programa de sustitución de importaciones con la marcha hacia el oriente y el paso de la minería hacia la agropecuaria. Es la única tesis con proyección de desarrollo y que posibilito una alternativa cierta y de futuro para el país y que sigue vigente.

A la caída de la Unión Soviética, el Foro de San Pablo incorpora en su discurso y proyecto socialista latinoamericano las particularidades regionales y en Bolivia se lo hace con el indigenismo y la coca y encuentran en el cocalero Evo Morales el Icono indígena para encarnarlo y representarlo y luego lo hacen Presidente. Desde el Socialismo Siglo XXI y con la plata de Chávez se elabora un discurso matizado para el dirigente cocalero, de ahí́ que el grito de los sindicalistas chapareños: “causachun coca” (viva la coca) ya no tiene referencia solo a la hoja sagrada, ahora es más político y demagógico: defensa de la dignidad nacional, defensa frente al intervencionismo imperialista, el “vivir bien” como un discurso demagógico y edulcorado, entre indigenista y ecologista y alejado de las políticas gubernamentales, etc. Esto sin dejar de aplicar diariamente la presión contra el pueblo y el gobierno, con huelgas y bloqueos interminables hasta conseguir sus propósitos.

Por su parte los diversos intelectuales locales incorporan su aporte ideológico y emocional y una de los más relevantes en Bolivia es Linera, quien en sus tesis y múltiples discursos incorpora su ideología y sus fobias contra el imperialismo e irónicamente y contra los k’aras como él.

En la “Tesis de Sinahota” de 2007, atribuida a Linera y que sigue influyendo fuertemente en la política gubernamental, se postula: “Quitarle al k’ara, su capital económico, social, cultural y político, se convierte en una estrategia de poder mucho más envolvente, incisiva y sutil. Empobrecer al k’ara, romper sus relaciones sociales y mecanismos de ascenso y reproducción social, menospreciar la formación académica, sus méritos y reconocimientos, así como destruir sus referentes simbólicos de pertenencia nacionales (himno, bandera, etc.), todo ello busca quitarle su sentido de vida”.  “Lo que se busca con esto y desde una visión indígena es destruir la dominación simbólica del mundo k’ara, es decir, la legitimidad de la representación subjetiva de lo “boliviano” y lo “occidental”.

DE LAS TESIS A LA REALIDAD NACIONAL

Los actuales gobernantes luego de más de trece años de malgastar una herencia de trabajo y riqueza gasífera que ellos no generaron y guiados por las tesis del Populismo y Socialismo Siglo XXI, nos están llevando a una coyuntura política y económica de vacas flacas y con una cultura de odio que prefigura una próxima etapa muy dura y la que tenemos que cambiar:

Tenemos un Estado Corporativo cocalero; un populismo que no proyecta una visión de país libre y democrático, sino las de un conglomerado de intereses corporativos, de Carteles, de gremiales, sin proyección trascendente de Nación y de Estado.

Un país de economía extractivista, donde el ochenta por ciento de sus exportaciones son de productos primarios y no renovables. En el cual el gas natural y la coca generan el flujo de dólares que producen una bonanza económica precaria, mientras la estructura productiva y la ética del trabajo se deterioran. Por lo que más temprano que tarde nos encontraremos como Venezuela.

Un proyecto masista que vía migración masiva y el reparto de tierras busca romper la identidad y culturas locales del oriente y lo hace dando vía libre a la coca, el contrabando y la minería informal.

Un país donde el partido de gobierno tiene en sus manos la totalidad del aparato del Estado, sus recursos, sus empresas, su parlamento, sistema electoral, su jueces, sus fiscales, su ejército su policía, etc., etc.

Un país en el cual la informalidad llega a alrededor del 70% de las personas y donde solo unos pocos tributan al Estado.

Un país en el cual los ingresos del Estado, por una coyuntura de precios de las materias primas, especialmente del gas, fueron enormes y alegremente fueron malgastados; lo que permitió a los detentores del poder enriquecerse y hacer ricos a quienes les servían mediante los negocios con compras y sobre precios, comisiones por adjudicación de contratos y obras, pegas por doquier, autorizaciones para explotación de desmontes mineros, vía libre para contrabando y la ampliación de cocales, regalos y prebendas por doquier, etc, etc.

En Bolivia a diferencia de Venezuela y Argentina, cuyos habitantes claman por dólares, en el nuestro existe en las calles un abundante suministro de dólares del narcotráfico. Estos dólares alimentan el contrabando de ida y vuelta y se blanquean en el comercio, en el sector inmobiliario, etc.

El desafío es corregir los males que reseñamos arriba y que son producto de la receta comunista, socialista, populista aplicada y la receta es la democracia liberal. Se habla del éxito del comunismo chino el que realmente es un Estado totalitario, donde la cúpula comunista deja a sus capitalistas lucrar sin ningún atajo y garantizándoles que los obreros trabajaran como chinos y deberán hacerlo con afán y sin reclamo.

Los jóvenes que son los damnificados por el desastre ético, político, social, institucional, económico y ecológico como herencia del Estado Plurinacional, deberán analizar, entender, explicar este proceso y luego organizarse para reencausar al país; el premio es un futuro mejor para sus hijos y nietos, luego por supuesto de algo que no gusta, un duro trabajo de reconstrucción ideológica, institucional, económica y social del país.
ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

1 comentario

LA COCA Y LA CREACION DE TERRITORIOS AUTÓNOMOS

Ovidio Roca

El pronto derrumbe de Maduro (una ficha fundamental del Castrochavismo y el narcotráfico) nos lleva a imaginar el efecto que esto tendrá sobre el resto de los socios del negocio cocalero. Una lógica de supervivencia hace prever que los cárteles del narcotráfico y los grupos narco guerrilleros como las FARC y ELN que permanecen en Venezuela, se trasladen a otros territorios y ahí juegan un rol importante los territorios autónomos del narcotráfico. La opción previsible es que los Cárteles se trasladen a Bolivia pues su Presidente Evo, el “Jefe Indio del Sur” es un socio fiel e importante de la cada vez más menguada corporación castrochavista.

El narcotráfico mueve millones de dólares pero en su accionar destruye a personas, pueblos y el ecosistema. Es una cadena productiva sumamente rentable y riesgosa que va desde la coca sembrada en el k’ato hasta la nariz de algún gringo. En consecuencia los cocaleros para trabajar de manera tranquila y eficiente constituyen territorios autónomos donde aplican su propia ley y no la de los k’aras o mestizos, y en el transcurso de su trabajo depredan los bosques y acuíferos ignorando el cuidado del ecosistema y de la madre tierra.

Estos territorios autónomos los vemos más nítidamente conformados en Colombia, Perú y Bolivia, donde los productores de coca desde tiempo atrás han tomado el control de amplios espacios para el cultivo de la hoja sagrada y su industrialización. Las FARC, en Colombia, regulan en su región autónoma del Guaviare y de manera muy eficiente el mercado de hoja y pasta de coca y desde comienzos de los ochenta impusieron su sistema tributario sobre la producción y el tráfico. Actualmente allí conviven con el ELN y los Carteles de traficantes internacionales.

En Perú y especialmente en región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Montaro (VRAEM), se encuentra el principal bastión de Sendero Luminoso y es donde se da la mayor producción cocalera.

En Bolivia, para garantizar el cultivo de la coca crece y se consolida el Estado Cocalero Chapareño y como todo Estado que se respeta empieza por aplicar su propia ley y ampliar su territorio y por tanto sus áreas de cultivo e industrialización. Lo hace anexando territorios de los Departamentos de Cochabamba, Beni y Santa Cruz, donde avasallaron y depredaron los Parques Isiboro Sécure (Tipnis), Carrasco, Amboró. El Departamento Pando (en la triple frontera de gran importancia logística) ya forma parte indisoluble del Estado Cocalero Chapareño y su símbolo es Puerto Evo.

Informa la UNODC que en Bolivia los cultivos de hoja de coca se expandieron hacia seis Parques Nacionales en los Departamentos de Cochabamba, Beni, La Paz y Santa Cruz, concentrándose el 93 por ciento de la producción en los parques Isiboro Sécure y Carrasco de Cochabamba. Si bien la política del Gobierno es “cero coca” en los Parques y áreas protegidas; oficialmente se ha informado que existen alrededor de tres mil hectáreas cultivadas en Parques nacionales. Al respecto el dirigente cocalero y Viceministro de Sustancias Controladas Felipe Cáceres, indica que en el Amboró luego de la erradicación de 500 hectáreas el año 2011 se procedió a su resiembra y según se sabe siguen sembrando.

El representante de la UNODC en Bolivia, César Guedes, reiteró su preocupación por esta situación al tratarse de zonas muy sensibles al avance de los cultivos como rebalse de las zonas productoras habituales, y que a la par del narcotráfico se procede a la instalación de factorías y laboratorios de cocaína. Asimismo se informó que el 91 por ciento de la hoja de coca comercializada legalmente se efectuó en Villa Fátima.

Por lo general la gente no aprende de sus errores y menos de las desgracias ajenas, pero es bueno estar informados para eventualmente tomar previsiones, especialmente si vivimos en un país sui géneris y con dos Estados: el Plurinacional y el Cocalero y un solo Presidente, el Jefe Indio del Sur. Si nosotros no sabemos qué hacer, sus seguidores si lo saben e informan públicamente que el momento que Evo deje la Presidencia de Bolivia, ellos inmediatamente se separan.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

CAMBIAR DE PARADIGMA O DESBARATARSE COMO VENEZUELA

Ovidio Roca

El paradigma, el modelo populista castrochavista que aquejó nuestro continente está en franca retirada; un discurso demagógico que encandila a las masas y desconoce el necesario y responsable esfuerzo individual para manejar su destino; un modelo fallido que ha dejado en la miseria a los pueblos que lo aplican y que ha promovido el exilio masivo de cubanos, venezolanos y nicaragüenses.

La Bolivia populista cocalera mantiene tiene una estructura económica y productiva agropecuaria y primaria exportadora especialmente de gas y minerales y con una cada vez MAS fuerte dependencia de actividades informales: el contrabando, el cuentapropismo y la producción de cocaína y otras drogas; actividades que son operadas por grupos corporativos y carteles locales e internacionales de contrabandistas, narcotraficantes y terroristas.

A diferencia de otros países Bolivia por su actividad como tradicional productor de coca y de masivo contrabando ha establecido como norma la venta libre de los dólares en la calle, por lo que la presión sobre el banco central para adquirirlos es mínima y esto sustenta la actual sobrevaluación del peso boliviano que castiga y desincentiva la producción nacional y las exportaciones, mientras estimula el contrabando y las importaciones ilegales. Enfrentados a esta realidad los productores del campo y la ciudad, vapuleados por el modelo populista abandonan sus actividades productivas: la industria, la agricultura, las artesanías y se dedican al narcotráfico y el contrabando, mucho más rentable. Una realidad que desmiente el discurso sobre el desarrollo productivo y la soberanía alimentaria del gobierno, pues los mercados están llenos de alimentos peruanos y plásticos chinos.

El país tiene instituciones frágiles, inseguridad jurídica y una masiva burocracia gubernamental ineficiente y corrupta; un fuerte estatismo reflejado en empresas estatales ineficientes y deficitarias y un agresivo sistema corporativista que maneja la economía informal, basado en la coca, el narcotráfico, el contrabando y el cuentapropismo de baja calificación técnica. Este es un modelo que entrará en aguda crisis cuando los países vecinos decidan verdaderamente frenar el circuito de la cocaína. Y algo aún más preocupante; varios analistas señalan que la caída del régimen venezolano impulsara a los carteles y grupos del narcotráfico y narcoguerrilleros de las FARC y ELN que pululan en ese país a migrar hacia nuevos espacios de trabajo y uno de estos es nuestro país.

El populismo es un modelo que ha mostrado su fracaso y que nos enseña que el país no debe seguir siendo monoproductor-extractivista-estatista y cocalero, pues con esto no tendremos futuro alguno; en consecuencia, si queremos construir una sociedad democrática y prospera la tarea urgente es cambiar la receta económica populista cocalera dejando de lado el extractivismo que funciona explotando las materias primas, el gas y los minerales para venderlas al exterior, por lo que su éxito y fracaso depende de los precios del mercado internacional.

Está comprobado que el progreso sostenible material y moral de los pueblos dependen de tener libertad individual y propiedad privada, responsabilidad personal, libre pensamiento y libre mercado; que son los elementos esenciales del liberalismo, por lo que una tarea urgente si queremos construir una sociedad democrática y prospera es dedicar grandes esfuerzos para reeducar a la sociedad para ser responsable de su vida, respetar al prójimo y al ecosistema del cual somos parte indisoluble.

Debemos ocuparnos y trabajar para tener instituciones sólidas y seguridad jurídica e ingresar a una economía de propiedad privada, de libre empresa, de libre mercado competitivo; una economía diversificada y con gran contenido de innovación e incorporando a Bolivia a la diversificación económica, la transformación digital y las tecnologías de punta. Necesitamos promover la producción con valor agregado y de alta innovación y ajustar nuestra economía monetaria evitando sobrevaluación del peso que promueve la importación y castiga las exportaciones. Esta tarea requerirá de ingentes esfuerzos pero es la manera de recuperar el rumbo del país hacia la democracia, el progreso y el desarrollo sostenible.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

PROPUESTA PAIS: DEL ESTADO PLURINACIONAL AL MODELO CHINO

Ovidio Roca

El gobierno siempre argumenta que la oposición carece de proyecto de país mientras que ellos sí lo tienen. Efectivamente el gobierno tiene un proyecto político y económico castro chavista, el que inicialmente se publicito como indigenista, pachamamico y socialista, pero que en la práctica lo que hizo y hace, es destruir el medio ambiente, el ecosistema y excluir a los pueblos indígenas y también a los opositores. En la realidad se trata de un modelo de Capitalismo de Estado, de estatismo y dirigismo de la economía; de inversiones públicas faraónicas, de destrucción de la libertad económica y de la iniciativa empresarial; de inseguridad jurídica y totalitarismo, de la adscripción y centralización de los poderes públicos: legislativo, judicial, electoral y las fuerzas armadas en manos de la cúpula del gobierno, cuya misión es lucrar del Estado y buscar la forma de mantenerse en el poder por siempre.

En estos tiempos la situación se les complica, pues ya se empiezan a agotar las reservas de gas que los anteriores gobiernos descubrieron y certificaron y sobre todo cuando los contratos de venta de gas tienen fechas próximas de vencimiento (Brasil el año 2019) y a su vez aparecen nuevos y activos competidores, por lo que urgente necesitamos certificar las reservas. Y ahora ¡quién podrá defendernos!, los chapulines ya no saben qué hacer y esperemos que no apliquen la receta Venezolana y Nicaragüense procediendo a matar a los que reclaman.

Durante diez años el Gobierno recibió cuantiosos ingresos como producto de los buenos negocios gestionados y concretados por  los gobiernos anteriores, para la exportación de gas a la Argentina y Brasil y también por las bendiciones de un ciclo de excelentes precios de las materias primas. Sin embargo su ineficiente gestión, la corrupción, el despilfarro; inversiones multimillonarias y con inmensos sobreprecios en proyectos inviables: mal localizados, con problemas de acceso a los mercados y costos de producción muchos mayores a los precios de mercado, les están complicando la situación. Una herencia que será terrible para el pueblo.

A esto se añade el absurdo endeudamiento: el año 2007 el país tenía una deuda bilateral y multilateral de 2.208 millones de dólares y pese a los increíbles ingresos recibidos en estos últimos diez años, por la angurria gubernamental por el gasto y el despilfarro nos endeudamos aún más y de esta manera el año 2017 ya debemos 9.428 millones de dólares es decir 4.26 veces más, esto sin contar con las nuevas deudas ya contratadas y en camino.

Como el modelo del socialismo del siglo 21 ya ha mostrado su fracaso, los astutos ideólogos del Proceso de Cambio se están cambiado hacia un otro modelo de economía y de poder; un modelo con Cuba como amo político y China como amo económico.

El modelo chino se basa en un capitalismo mercantilista y la Dictadura férrea del partido para mantener controlado al pueblo. La estructura de poder del modelo chino está sustentado en el Partido Comunista y subordinados a éste, el Ejército y todo el aparato del Estado. Se trata de una dictadura de partido que ha decidido dominar el mundo, la misma que actualmente gobierna una población de poco más de 1.400 millones y como últimamente el partido comunista Chino ha decidido permitir la libre natalidad en pocas generaciones duplicaran su población y necesitaran expandirse colonizado gran parte de los países populistas y especialmente los latinoamericanos y en eso vienen trabajando.

En el modelo capitalista chino, las grandes empresas nacionales de los jefes comunistas y las extranjeras amigas hacen uso de su influencia política para obtener ganancias económicas sin mayores regulaciones laborales, ni investigaciones sobre el origen de su capital, ni impuestos, ni controles medioambientales y sin generar ningún tipo de riqueza y de oportunidades de desarrollo para la población nativa; sólo para los empresarios comunistas y sus amigos burócratas, dando como resultado dirigentes comunistas ricos y trabajadores explotados y sin derechos sociales y políticos.

Este es el nuevo modelo plurinacional y la receta política económica que se aplicara en Bolivia. Si quiere conocer los resultados, pues se trata de la misma receta, revise en Google lo que ocurre en Cuba, Venezuela, Nicaragua y China con aquellos ciudadanos trabajadores que no pertenecen a la elite gobernante. Jallalla Álvaro y Evo.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

, , ,

Deja un comentario

UN OTRO FANTASMA RECORRE EL MUNDO, ES EL FANTASMA DEL POPULISMO.

Ovidio Roca

Un otro fantasma recorre el mundo, es el fantasma del Populismo y en cada país como producto de su particular proceso social y político este espectro desarrolla sus propios y particulares matices, aunque en lo esencial mantiene un discurso demagógico orientado a endulzar el oído del pueblo con ambiciosas promesas de dudosa viabilidad.

De esta manera y como producto de la predica demagógica el pueblo enajenado llega a considerar que el Jefazo y el Estado, son y deben ser los autores y responsables por su futuro y bienestar y no necesariamente el fruto de su iniciativa, de su trabajo y esfuerzo personal.

Definir lo que es el populismo es complicado por lo que es más práctico describirlo relatando lo que hacen nuestros populistas del Siglo 21 y otros tantos. (Por sus frutos los conoceréis: Lucas).

En la estrategia comunicacional los populistas promueven la exacerbación de las emociones personales y colectivas y utilizan y explotan los traumas y sentimientos más íntimos de las personas, con lo que las llevan al rechazo de la racionalidad y al retorno a la Tribu.

Los movimientos populistas se caracterizan en general por usar el nacionalismo, el etnicismo y racismo y su estrategia de poder se orienta a enfrentar y promover el odio entre las clases indígenas y las menos favorecidas de la sociedad, con sus presuntos enemigos y responsables de su malestar social y político; tanto los externos: el imperialismo, como los internos: los neoliberales y los capitalistas. De esta manera ellos se posicionan como los líderes y la voz del pueblo y decretan ser la verdad única, mientras a su vez combaten diariamente la libertad de expresión.

En su modelo de gestión política ejercen la manipulación demagógica de las masas con ofertas de bonos y prebendas; aplican la estatización y dirigismo de la economía y se apropian de los órganos del Estado para mantenerse indefinidamente en el poder. Es trabajo del Líder mediático repartir bonos y prebendas a sus seguidores y palo a los opositores; la consigna es: Evo (el icono) es como yo; soy el pueblo y el Estado soy yo.

El erario nacional es su patrimonio privado y lo utilizan para enriquecerse mientras se embarcan en proyectos faraónicos, palacios e industrias costosas e inservibles, los que llaman inversiones importantes y gloriosas, sin tomar en cuenta la viabilidad, los costos y todo esto en un marco de una corrupción incomparable.

Ya vimos por demás el dramático resultado del populismo en Cuba, Venezuela, Nicaragua que es lo que nos depara el futuro si continuamos por esta senda, por lo que es necesario si queremos salir adelante mirar hacia el horizonte de los países democráticos, donde veremos muchos países ahora exitosos que empezaron más pobres que nosotros y nos dejaron atrás a costa de educación, innovación, trabajo y mercados libres; mientras nosotros seguimos aplicando las recetas populistas, estatistas y explotando la riqueza natural, vendiendo materias primas, comerciando y no creando riqueza.

Como producto de la desinformación y el enfrentamiento promovido por los gobernantes, muy pocos son los ciudadanos y organizaciones que se unen y asumen la responsabilidad de construir un futuro común, con iniciativas, esfuerzo y responsabilidad propia. Olvidamos que en un mundo en permanente cambio, cada generación tiene que continuar creyendo, marchando, alzando la voz; comprometiéndose a rehacer el mundo, su mundo.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario