Archivos para 29 mayo 2013

El ALCALDULI Y LAS NALGULIS II

El ALCALDULI Y LAS NALGULIS II
Cuando la cosa es poniendo

Ovidio Roca

Ya no sabemos qué hacer para que nos pavimenten la calle, un lunar de apenas cuadra y media sin asfalto, donde el polvo, la tierra y el barro nos hace la vida insoportable, a todos quienes vivimos ahí.

Para conseguirlo inicialmente decidimos aplicar la táctica de las “nalgulis” (*) y acompañados de una pelada del vecindario que las tiene como para regalar, rastreamos al Alcalduli por todos los vericuetos ediles; por el Parque de los Mangales, por Equipetrol, lo espiamos en la Plaza Principal por si caía por la Alcaldía, pero pese a nuestros esfuerzos no pudo “ser habido”.

Unos días después aparecieron por la casa tres vecinos con una lista de aportantes, y me comentaron que ya tenían la solución para conseguir el asfaltado, pues eso de las nalgulis había fallado pues al loco le gustan las nalgas ediles y no las pueblerinas.

Como en todo, me dicen, la cosa es poniendo y venimos a pedir su cuota. Me parece bien; ya era hora que contratemos una empresa para que asfalte, total es cuadra y media y somos bastante vecinos, les comento. La cosa no va por ahí, responden; es para hacer un regalo a una “dirigenta” vecinal. O sea que vamos a coimearla, pregunto; por supuesto que no, le vamos a regalar un celular (y pienso, si todos damos los cincuenta dólares y como hay varios edificios cercanos tendremos cinco mil dólares). Será un celular de oro respondo, pues el mío me costo treinta dólares.

Pero, ustedes no hablaron ya con los de arriba? les pregunto; claro que sí, pero nos dijeron que esta cuadra esta en el presupuesto del 2015.
Y ustedes creen que esta “dirigenta” tenga más muñeca que el grupo palaciego del Alcalduli. Seguro que sí, pues ella no se queda con todo, chorrea para arriba y sabe cuánto y a quién; además lleva gente a las calles y bloquea el Consejo, cuando se lo piden los de arriba.

Bueno, cuando las nalgas fallan la cosa es poniendo, pensé. Bien compañeros aquí están los cincuenta verdes y a confiar en Washington.

(*) Ver: El Alcalduli y las nalgulis, ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

GOBIERNOS NEFASTOS Y COSTOSOS

GOBIERNOS NEFASTOS Y COSTOSOS

Ovidio Roca

Durante los últimos años, los ciudadanos de la ALBA por no asumir muestras responsabilidades, por desidia y luego por temor, hemos ido delegando y luego perdiendo nuestros derechos ciudadanos. Ahora muchas personas creen, que los gobernantes y funcionarios públicos son los exclusivos dueños del Estado y de sus Instituciones y que de su buena voluntad depende que podamos recibir los servicios y garantías que presta. Servicios que en cualquier otra sociedad forman parte de las obligaciones del mismo.

Vivimos además, en Estados que han convertido la Justicia en un instrumento de control político y amedrentamiento, y dedican su esfuerzo normativo a producir una avalancha de normas y disposiciones que frenan la libertad de las personas, la libertad económica y entraban el comercio lícito.
Se percibe en la gestión pública, una generalizada corrupción e incompetencia que genera pésimos resultados, inseguridad y anarquía y por ende las inversiones, motor del progreso y del empleo se reducen y la producción, especialmente la agroalimenticia, decae.
En esencia, tenemos gobiernos populistas cuya única visión y obsesión es la política, el control del poder y poco les preocupa la eficiencia en la gestión gubernamental.

En consecuencia no existe, como en muchos otros países exitosos, inclinación por la meritocracia, ni exámenes de oposición para optar a los cargos públicos. Aquí para ser electos o designados y asumir funciones en el aparato del Estado, no se exigen requisitos de idoneidad. Para ser Presidente, conducir al Estado y firmar Decretos que afectan la vida de la ciudadanía, no es requisito saber leer; igual para los parlamentarios que no requieren tener ninguna formación y de ellos dependen los derechos y seguridad de los ciudadanos.

Parodiando un “estudio de caso”, imaginemos al Estado como una Cooperativa de Servicios constituida por los ciudadanos, para que esta les proporcione, protección y justicia; para que les protejan sus derechos de propiedad y la vigencia de los contratos. Para cumplir con esto, los ciudadanos delegan el monopolio del uso de la fuerza y pagan sus servicios en forma de impuestos.
El problema es que los funcionarios de la Cooperativa-Estado, descubren inmediatamente las delicias del poder, las posibilidades de satisfacer sus ansias de riqueza, de control y dominio y en consecuencia deciden cambiar las reglas de juego para tomar el poder total y de forma permanente. Y en lugar de servir a los socios-propietarios, se sirven ellos mismos y en lugar de lograr resultados positivos, de progreso, seguridad y desarrollo para los ciudadanos-dueños de la empresa, los excluyen, persiguen y amedrentan.

Aprovechan y usan el aparato administrativo, normativo y electoral para hacerse del control, quitándolo a los ciudadanos-dueños; desorganizados, desinformados e inermes frente a un aparato gubernamental hinchado y sediento de poder. Para esto, los funcionarios usan dispendiosamente los recursos económicos, los mediáticos, la información y potencian los sistemas de espionaje y del poder coercitivo.

Burocratizan la Cooperativa-Estado, inflan la planilla y contratan a sus partidarios, para que les apoyen en su afán de perpetuarse en el poder.
Extrañamente la población que sufre todas estas calamidades, en lugar de unirse y buscar la sana alternancia en el Gobierno; ilusionada por las promesas, prefieren apoyar al líder mediático, populista y no el Estadista capaz de conducir al país hacia un futuro de prosperidad y paz social.
Hobbes, teórico del Contrato Social y del Estado Civil, nos dice que “los límites de la obediencia política residen en la capacidad del Estado para protegernos; si efectivamente fuéramos protegidos, entonces estamos obligados a obedecer; si el Estado falla en su obligación de protección, entonces dejamos de tener el deber de obedecer”.

Como propietarios de la Cooperativa-Estado, deberíamos ponernos de acuerdo y rescatarla, recuperarla; utilizando el referéndum u otro medio legal y despedir a los actuales empleados, por abuso de confianza, ineficiencia y corrupción.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

FANATISMO Y RELIGIÓN

FANATISMO Y RELIGIÓN

Ovidio Roca

Todos los días, horrorizados y asombrados vemos y leemos sobre fanáticos islamitas con explosivos adheridos a sus cuerpos, los que hacen explotar, suicidándose y asesinando centenas de inocentes víctimas.

Espanta y llama la atención esta actitud extendida en los grupos religiosos y buscando alguna explicación sobre esta brutal y desalmada conducta pregunte a un amigo de origen árabe. Me decía que a su entender el problema empieza en la casa, por la propia cultura familiar, producto de la costumbre de estas sociedades donde los hombres oprimen a sus mujeres con tanta crueldad, que las impulsan a devolver los golpes cómo y dónde pueden y lo más cercano es aterrorizando a los propios hijos, los que en su momento aterrorizan a sus esposas, las que aterrorizan a sus hijos, y así sucesivamente, en una interminable espiral de odio sexual, amor y muerte.

Esta deformación cultural y de vida desde la infancia, produce personas traumatizadas, llenas de odios y temores y si a ello añadimos el lavado de cerebro al que luego son sometidos por reclutadores y entrenadores de los grupos extremistas islámicos, quienes saben cómo activar instintos y emociones básicos, como los sentimientos de desesperanza, humillación, odio y venganza; el futuro suicida y mártir ya está preparado.

A su vez, la vida cotidiana en estas sociedades no es fácil para su gran mayoría. Más bien es dura, azarosa y llena de incertidumbres, lo que hace que muchas de las personas “no teman a la muerte, sino a la vida”.

Si se añade a esto la promesa de lograr el paraíso para aquellos que mueren en la guerra santa, para sí y su familia y salir inmediatamente de esta su vida miserable; la yijad es la elección obvia: es convertirse inmediatamente en mártir y por tanto en una imparable bomba humana.
Una persona desesperada, un fanático que está convencido que con su acción suicida y matar al infiel, es decir a todos los demás, se consigue inmediatamente el cielo, encuentra en la bomba humana su gran oportunidad.

Además no se trata del cielo aburrido de los católicos, no conozco las otras ofertas religiosas, con angelitos tocando arpa; es un Cielo que refleja y satisface los deseos y deleites que un habitante del desierto anhela y también de cuantos en la infancia leíamos las Mil y una Noche.
El prometido paraíso islamita es sensual: un oasis de ríos de agua, vino, leche y miel y 77 huríes para su gozo y solaz, las que en la mañana recobran su virginidad. *

Realidad muy dramática esta espiral de odio y muerte y que requiere para solucionarla de la voluntad de los líderes y dirigentes religiosos islámicos actuando desde la base cultural, en procura de lograr una convivencia pacífica de todas las religiones y culturas.
Personalmente creo que el Inicio de la solución, está en la liberación y respeto a la mujer y el tener una familia unida.
La mujer es el centro de la familia y la familia constituye, en las sociedades pobres, el seguro social y su sostén y resguardo psicológico.

* Notas: Wikipedia.

• “Según el Corán, hay hurís blancas, verdes, amarillas y rojas; sus cuerpos son de azafrán, almizcle, ámbar e incienso, despidiendo un olor sumamente aromático y llevan sobre la cara descubierta un letrero de oro con expresiones consoladoras.
• Las viviendas serán agradables, con amplios jardines, valles sombreados y fuentes perfumadas con alcanfor o jengibre habrá ríos de agua, leche, miel y vinos, frutas deliciosas de todas las estaciones sin espinas y pabellones llenos de huríes. Un día en el paraíso se considera igual a mil días en la tierra. Los palacios serán de oro, plata y perlas, entre otros materiales, y también habrá caballos y camellos de “blancura deslumbrante”, junto con otras criaturas. Se describen grandes árboles y montañas hechas con almizcle, entre las que los ríos fluyen por valles de perlas y rubíes”.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

REINADOS DE BELLEZA Y LOS RIESGOS DE LA CULTURA

REINADOS DE BELLEZA Y LOS RIESGOS DE LA CULTURA

Ovidio Roca

Por los años 86 u 87, me desempeñaba como Gerente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, CAO, siendo Presidente el Dr. Carlos Roca Aguilera, Ñato; sociable, destacado tenista y persona no solo culta, sino también preocupado por la cultura.

Entre los múltiples eventos a que asistimos relacionados con el sector agropecuario, recuerdo uno de ellos realizado en un hermoso pueblo del Beni.
Fuimos invitados a la Feria Ganadera y allí nos fuimos en una avioneta. El evento transcurrió con éxito y pudimos apreciar la cordialidad de la gente, la extensión y belleza de los campos ganaderos, la calidad del ganado cebú y las ventajas de la cruza con el criollo.

En la noche, como es de rigor en eventos de este tipo, se realizaba la elección de la Reina y se invitó a Ñato para formar parte del jurado calificador.
Vimos desfilar a las hermosas jóvenes, había varias candidatas, bellas todas, pero se destacaba una hermosa rubia ataviada de traje vaquero, con unos bluyines ajustados, tremendas pistolas y una blusa atada al frente, perfilando una impresionante delantera. Esta candidata contaba con un masiva barra de parientes y admiradores, los que además de aplaudir sacaban de tanto en tanto sus revólveres y atronaban el ambiente.

Luego del desfile y antes de pronunciarse, Ñato expreso que se debía calificar además de la belleza física, la intelectual y propuso hacer preguntas a las candidatas al reinado. Mire rápidamente al público y note su molestia con la idea de las entrevista; pues si y se sabía quién era la elegida, para que complicar las cosas. Le hice señas al Doctor para que no insista, pero ya estaba entusiasmado y ahí pensé; la jodimos, y así fue.

A regañadientes los otros jurados accedieron y le delegaron la tarea; empezó preguntando aspectos generales sobre la historia de la ganadería en el Beni, los escritores y poetas benianos y cosas por el estilo. La choca no estaba muy interesada en el asunto porque tenía asegurado el reinado. Había una candidata, bonita pero no tan exuberante, que respondía a las preguntas con bastante solvencia.

Cuando se produce la calificación y Ñato propone a esta última como la Reina, por aunar belleza y cultura, empiezan los gritos y tiros de los seguidores de la choca, que armaron un tremendo pandemónium.

Rápidamente salimos corriendo y nos encerramos en el hotel, que era de propiedad de una Señora muy respetada y por lo tanto refugio seguro.
Esa noche no pudimos dormir por los gritos y tiro de los indignados parientes y amigos de la rubia, los que pasaban frente al hotel profiriendo amenazas.

La dueña del Hotel nos sugirió que mejor nos fuéramos temprano y aprovechando que había un carretón con toldo, camarote, de cuero en el canchón, todos nos metimos dentro, nos taparon con unas bolsas y así a paso de buey, pudimos a las cuatro de la mañana llegar a la pista y decolar en la avioneta. Son los gajes del oficio y los riesgos de la cultura.

Deja un comentario

PROCESO DE CAMBIO, DEL DISCURSO A LOS HECHOS

PROCESO DE CAMBIO, DEL DISCURSO A LOS HECHOS

Ovidio Roca

Nos dicen que este es el país y el gobierno: de los Indígenas originarios; de los Derechos Humanos, de los Derechos de la Madre Tierra y defensor de la Democracia, las Organizaciones Sindicales, Organizaciones indígenas, Populares y Sociales; todo esto según el discurso oficial.
En la práctica vemos, que los derechos son para los fieles y los reveses para los demás.
Se puede también establecer que para el régimen cocalero, no existen adversarios ni contrincantes políticos, pues los que no están con ellos son “enemigos”. Y cada día que pasa estos aumentan y ahora lo son: los de la clase media, los indígenas disidentes, los trabajadores, los sindicatos obreros, los libre pensantes, además por supuesto de los oligarcas del oriente, los derechistas y todos los que critican y opinan diferente a los jerarcas del MAS.

Surgió hace poco una pregunta para los Gobiernos del ALBA y para Evo: “¿No estabas comprometido con los derechos humanos?, pues estás en el Gobierno, el Estado es el que viola los derechos humanos, hazte cargo, para eso estás allí”. Secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza.
Lo mismo podíamos decir sobre los derechos de la Madre Tierra.

Hasta ahora han sido contabilizados y registrados como enemigos, la mayor parte de la población nacional, empezando por la clase media. Así lo afirma Evo al decir: “Algunos ex viceministros y constituyentes del MAS son enemigos del Gobierno y del MAS. Hemos llegado a la conclusión de que estos compañeros, como Almaraz y Chato Prada, son de la llamada clase media”.

Son también enemigos, los indígenas originarios del TIPNIS. Aquellos que defienden su territorio del avasallamiento cocalero, que se oponen a que se destruyan los bosques y se siembre coca en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure. Peor aún, cuando se oponen valientemente a la “Rodovia do narcotráfico” que pretende atravesar el Parque con el consiguiente y seguro ecocidio.

Son igualmente contabilizados y tildados como enemigos del proceso de cambio, obviamente al margen de la oposición política; los masistas que exigen retornar al espíritu original de la propuesta de cambio, los trabajadores que exigen el cumplimiento de las promesas electorales; y como consecuencia, a todos ellos le corresponde ser perseguidos y extorsionados por los fiscales, por la policía, apaleados y encarcelados.
Y una clase especial de enemigos y sañudamente perseguidos; son aquellos que anteriormente fueron los compañeros más cercanos. Los que los conocen en calzoncillos y en pelotas (q’ara siki), los que conocen sus debilidades, sus pequeños y grandes vicios, sus amores, sus odios, sus temores. Ahí los tenemos denostados y correteados a Filipo (Filemón Escobar), al Mallku (Felipe Quispe Huanca), a Rafael Quispe, a Félix Patzi, etc. etc.
Y últimamente el ideólogo denuncia una nueva amenaza, un nuevo y peligroso enemigo del proceso de cambio; la del pensamiento libre, expresado por la Diputado Rebeca Delgado y ya sentenciada como peligrosa librepensante.

Esto nos recuerda la policía del pensamiento, el crimen de pensamiento (crimental), el más grave de todos los crímenes sancionados por el Partido y que retrato Orwell en su famoso libro: 1984, en el que predijo la instauración de la ALBA y el proceso de cambio. Ya en Venezuela y con apoyo cubano, el Gran Hermano sabe cómo manejar los votos y conoce quienes de sus militantes no votaron por él.
Como vemos, en el populismo y socialismo no existen adversarios políticos, sino enemigos. Se practica la vieja receta de Perón: “Al amigo todo, al enemigo ni justicia”.

Coincidente con lo anterior, en el Estado Plurinacional, el ensañamiento y brutalidad estatal contra los opositores, no tiene castigo real ni simbólico. Se lo ignora y se trata de acallar la información sobre los hechos, controlando la prensa, para salvar a los “yo no fui” y luego premiar con cargos y dadivas a los apaleadores intelectuales, como en el caso de Chaparina, por la eficaz represión y los terribles vejámenes a indígenas, niños y mujeres. Los grupos de choque están de reserva para que, en su caso, ellos asuman las culpas.

Del discurso lirico y demagógico del MAS en campaña electoral, a la práctica gubernamental, hay mucho trecho. Los trabajadores lo entienden así y lo expresan cantando durante las constantes manifestaciones contra el Gobierno, en las calles de La Paz.

– “Evo, decía que todo cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería; Evo, decía que todo cambiaría, mentira, mentira, la misma porquería”.
– Que lindo, que lindo, que lindo que va ser, la burguesía a la olla, obreros al poder; que lindo, que lindo que va ser, el Evo a la escuela y Linera al cuartel”

, , , , , ,

1 comentario

POPULISMO, INFLACIÓN DE EXPECTATIVAS

POPULISMO, INFLACIÓN DE EXPECTATIVAS

Ovidio Roca

El discurso populista gubernamental ha generado en el pueblo una inflación de expectativas, muchas de las cuales están más allá de las posibilidades reales de la economía nacional, pero que los movimientos sociales exigen, pues el gobierno lo ofreció y porque los han acostumbrado a pedir y pedir cuesta nada y existe siempre la esperanza de conseguir algo gratis.
Se olvida a veces el pueblo, que les han prometido todo, pero solo les darán lo que piden, siempre que cueste nada y valga menos.

El Estado Plurinacional convive, hasta ahora, con los movimientos sociales; los llamados sindicatos, gremios, ayllus, pueblos indígenas; quienes lo seguirán apoyando en la medida que sea funcional a sus intereses particulares o puedan beneficiase del mismo.
Los ideólogos plurinacionales se dicen socialistas, comunitaristas, indigenistas; pero en esencia son populistas, maestros de la palabra no del trabajo, demagogos no productores, vendedores de ilusiones no creadores de riqueza y sobre todo pésimos administradores.

Producto del populismo, existe la creencia popular que solo hay que marchar, bloquear, para conseguir lo que se desea y también recibir lo que “haiga” antes que se acabe, pues no se trata de producir sino de repartir y cuando empieza la espiral de pedidos, algunos razonables y muchos no, cada grupo se va radicalizando para no quedar atrás, siguiendo el dicho criollo, “el que no llora no mama” y “el que se atrasa se queda sin leche”; pero sobre todo con la idea que hay que pedir, aunque la teta no aguante.
Cuando no se tiene confianza en el futuro, lo que importa es el hoy; lo importante es llenar la tripa ahora, mañana veremos.
Con esta cultura populista, comunitarista, inmediatista se pierde el rumbo; pues no se busca, producción, trabajo, inversión, seguridad jurídica, paz, tranquilidad; no se procura construir las condiciones para crear riqueza licita, se pide repartir lo que “haiga”, pues eso les ofrecieron.
La mayoría de los apegados al gobierno no quieren trabajo, quieren pegas, y los que están lejos de la teta gubernamental, quieren que no los molesten y dejen que la coca crezca, se cristalice, que los chutos y los truchos lleguen.
No se dan cuenta que detrás de esta economía ilegal, de la perdida de la moral, del trabajo fecundo, de la responsabilidad, viene la barbarie de los carteles de narcotraficantes y contrabandistas, y estamos creando un país donde la vida vale nada, la familia no existe, la coca crece, se cristaliza, blanquea, y se convierte en verdes; los caminos del narcotráfico se expanden y el tráfico fluye.

Hasta ahora el país no ha explotado gracias a nuestra cultura ritualista y festiva, lo que evita la confrontación fanática religiosa, política o racial y como además tenemos una moral relajada, por lo general no llegamos a ser extremistas, de esta manera hemos podido hasta ahora más o menos, convivir a pesar de nuestras diferencias.
Es conocido que el éxito de los partidos socialistas en el mundo, se ha sustentado en las promesas con las que manejan las masas y con el control de la calle, y su fracaso ha sido la gestión de la economía (en criollo tener desayuno, almuerzo, cena y últimamente también papel higiénico), campo este último donde todos han fracasado.

En este momento, los políticos del gobierno ya saben que se acaban los años de las vacas gordas, que la economía les va a pasar la factura, que las expectativas que ellos crearon les serán cobradas con creces y que las masas reaccionan y aunque se muestran serviles ante una autoridad fuerte, están siempre dispuestas a sublevarse contra una autoridad débil. Por ello se han preocupado de comprarse a las Fuerzas Armadas, a la Policía y están fortaleciendo sus grupos de espionaje y paramilitares.
Los ideólogos plurinacionales lo saben, lo aprendieron de Hitler, de Stalin, de Castro: Solo mediante el miedo se logra, se asegura la lealtad absoluta.

Una mitad de la sociedad boliviana esta atemorizada, sus derechos humanos y políticos violados y considera que debe haber una alternativa de un país democrático, un país viable, donde se permita a la gente prosperar y vivir en paz.
Esta alternativa, antítesis al fementido socialismo, comunitarismo y indigenismo del gobierno, es la liberal y republicana, exitosa en los países más desarrollados, que explica lo que todo el mundo sabe, pero pocos practican: que la pobreza se derrota con el trabajo, con esfuerzo privado, con ahorro e inversiones y con el achicamiento del Estado que es un mal administrador, peor empresario y culpable de una corrupta cultura de tramitología burocrática.

Estos proponen recuperar el Estado Democrático, para que este último realice su verdadero trabajo, cual es mantener el orden público y la administración de justicia, una justicia justa para todos.

Promuevan una acción decidida para consolidar una institucionalidad pública y privada, orientada a crear las condiciones de entorno favorable para que el desarrollo se produzca. Un desarrollo centrado en la persona humana y en sus capacidades, que sea simultáneamente pensamiento y acción.
Los liberales, republicanos, propugnan la eliminación del dirigismo en la economía, de los corruptos trámites y regulaciones, y proponen implantar una verdadera economía competitiva y de mercado, con educación técnica de alto nivel y un Estado de Derecho.
Todo esto cuesta esfuerzo y exige responsabilidad y el problema es que la gente gusta más de las promesas, de las ilusiones, que del trabajo y la responsabilidad.

Que lejos estamos de Churchill, un Estadista que le dice a su pueblo en 1940, cuando ya Europa había sido invadida y era el único país que enfrentaba al Nacional Socialismo, “Solo les puedo ofrecer; sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas”.
Y el pueblo ingles lo siguió, el nazismo fue derrotado y Hitler se suicidó.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , ,

Deja un comentario

ECONOMÍA PLURINACIONAL, MALA RECETA, PEORES COCINEROS

ECONOMÍA PLURINACIONAL, MALA RECETA, PEORES COCINEROS

“El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Refranero.

Ovidio Roca

Según el Gobierno tenemos un sistema de economía plural; el ideólogo del Estado Plurinacional lo explica como: socialista, comunista, comunitarista e indianista; según la oposición padecemos de un sistema populista indigenista, pero lo evidente es que, al margen de cualquier interpretación de estos términos, lo que tenemos es un sistema donde el Gobierno se atribuye la dirección de la economía, de la propiedad y la libertad del pueblo, lo que en esencia es totalitarismo y Dirigismo, y lo hace de forma atrabiliaria y chapucera.
La RAE, define el término Dirigismo como, “Tendencia del Gobierno o de cualquier autoridad a intervenir de manera abusiva en determinada actividad”.
No se niega la necesidad de una intervención ilustrada y equilibrada del Gobierno para precautelar los derechos de los ciudadanos y del medio ambiente, pero sí el de suplantar el mercado por un mecanismo estatal de fijación de precios, de cuotas de exportación y otros controles más, que sabemos nunca han funcionado bien.

La teoría de sistemas nos enseña que los problemas empiezan cuando tratamos introducir un control exterior en un sistema-de-sistemas, el que debería estar mantenido por sus propias fuerzas equilibradoras internas, pues al intervenir lo que hacemos es producir desequilibrio y caos.
Se añade a esto, la chapucería y desinformación de los funcionarios públicos del área económica, los que creen poder manejar la actividad productiva aplicando recetas dirigistas y lo que están produciendo es inseguridad y desabastecimiento.

Leemos en la prensa de hace unos días, que una Ministro, anunciaba la exportación a Venezuela de 25 mil toneladas de arroz; el regalo de 1.500 toneladas de arroz a Cuba y la importación de 200.000 qq ( 10.000 Ton) de arroz de la Argentina. A su vez el Decreto Supremo Nº 1508 del 2013, señala “Que Bolivia es un país que en la actualidad cuenta con una sobreproducción de arroz, producción que abastece el consumo interno de manera satisfactoria y que permite realizar la donación de arroz en apoyo a la hermana República de Cuba”.
La Ministro, informaba igualmente que “se realizaran operativos para recoger, incautar todo el arroz que está en manos de los mayoristas, aparte vamos a hacer importaciones de arroz, que por parte del Estado van a llegar a 200 mil quintales de arroz pelado, de tal manera que con esto podamos hacer que el precio baje”. Que alguien explique este despelote.

Desde hace siete años, la actividad productiva del país sufre los efectos de políticas dirigistas; de la exigencia de absurdos certificados de abastecimiento que se aplican a la soya, pese a que el mercado interno absorbe apenas un tercio de la producción total. Con esto impiden la exportación y desalientan los cultivos; lo mismo para el azúcar, que se almacena en grandes cantidades en los Ingenios, esperando la buena voluntad gubernamental. Podríamos seguir mencionando de cómo estas políticas están produciendo graves distorsiones en la oferta de maíz, de trigo y otros productos básicos, pero si queremos ver el resultado final, lo podemos hacer mirando Cuba y Venezuela, donde con estas políticas han destruido el aparato productivo, su producción agroalimentaria y ahora dependen totalmente del exterior.

Y lo más grave de este tipo de políticas, es el desaliento para los productores, los inversionistas, y para toda la actividad formal, pues no se trata de que haya malos ministros o dirigentes, sino de la aplicación de una receta política y económica socialista, comunitarista, dirigista que no funciona.
En estos últimos años la coyuntura externa ha sido favorable y con precios excepcionales para los países que exportan productos primarios, como los latinoamericanos, y por ende reproduciendo la historia bíblica de los siete años de vacas gordas.
El problema es que no hemos sabido ahorrar, ni invertir productivamente los ingentes recursos recibidos; se está destruyendo el sector productivo y la moral ciudadana, así como y el sentido de respeto a las normas y la institucionalidad. De esta manera la herencia del masismo será la de un país sin dios ni ley, pero con coca.

Sabemos que esta bonanza de precios no durara, pues vienen luego los años de las vacas flacas, por lo que nos preguntamos si no corresponde que la institucionalidad nacional, la Federación de Profesionales, el Colegio de Economistas, de Agrónomos, se pronuncien al respecto del modelo socialista y dirigista que se está aplicando en el campo. Es urgente también, saber que opinan los agroindustriales, que dicen los productores agrícolas y como ven ellos el futuro del sector agrícola y agroexportador, pues es posible que los escribidores estemos equivocados, pues como dice el dicho “otra cosa es con guitarra”, y este sea el mejor sistema para lograr potenciar y desarrollar el sector agrícola e industrial y el país en su conjunto, como lo creen muchos, especialmente en el Chapare.

En la prensa vemos encuestas que nos indican que la población en su gran mayoría apoya al Presidente Morales; será porque están satisfechos con su situación, o porque se identifican con un presidente indígena, o porque temen lo que podría pasar con su ausencia y tienen temor de la anarquía sobreviviente, el caos resultante si el dejara el gobierno. También puede ser por el famoso síndrome de Estocolmo.

En la primera elección de Evo Morales, mucha gente de clase media voto por él, con la esperanza de que el bloqueador una vez en el gobierno ya no tuviera que hacerlo y habría tranquilidad y podríamos movilizarnos y trabajar en paz. Nada más alejado de la realidad actual, pues vivimos una permanente anarquía, con reclamos y movilizaciones de todo tipo y la acción depredadora de los innumerables grupos informales y de traficantes, cada vez más poderosos, que hacen lo que quieren y presionan al gobierno con el voto castigo.

Cuando la situación económica se complique y los problemas sociales se agudicen aún más, cuando los sectores sociales que no tiene respeto a ninguna norma y a ningún poder se desbanden, debemos preguntarnos qué ocurrirá con nuestra familia, con cada uno de nosotros, los de clase media, profesionales, productores, artesanos comerciantes formales, ciudadanos de a pie, si vemos que cada vez hay más violencia y menos solidaridad y a casi nadie le importa el bien común sino su propio beneficio.
Lo que sabemos por experiencia histórica es que cuando sobreviene la crisis económica y el consiguiente descontento popular, el Gobierno comunista, nazi o fascista se radicaliza. Se fortalece el sistema represivo, se politizan y potencian los organismos coercitivos, Ejército y Policía y se crean fuerzas paramilitares de choque, camisas negras, rojas, como ya lo estamos viendo.
Algunos piensan que no tenemos elección y creen que acomodándonos y haciéndonos sumisos al poder vamos a sobrevivir. Y uno se pregunta cuál es la fuerza que nos induce hacia a la indefensión, hacia nuestra destrucción.

Nos lo explica con absoluta claridad Ayn Rand, en La Rebelión de Atlas.
“Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.”

, , , , ,

1 comentario

DEL SEXO DE LAS PIEDRAS AL PARTO DE LOS MONTES

DEL SEXO DE LAS PIEDRAS AL PARTO DE LOS MONTES
La reivindicación marítima en lenguaje políticamente incorrecto.

Ovidio Roca

Forma parte de la condición humana la tendencia de negar la realidad para evadir nuestros problemas, nuestra responsabilidad. Nos dicen los psicólogos que el uso de la negación implica la falta de esperanzas en poder cambiar la realidad objetiva y que para ello invalidamos parte de la información no deseada y luego decidimos vivir nuestra propia vida, como si aquella realidad desagradable y que difícilmente podríamos cambiar, no existiera.
A nivel político y para el control de las masas, usamos sus negaciones, sus traumas, ese su sentimiento de indefensión y luego le encontramos la explicación, la justificación en el enemigo necesario, el que nos impide progresar: el Imperialismo, los oligarcas, los separatistas, los opositores. Los mitos nos ayudan a vivir pero sobre todo ayudan a aquellos que los exaltan demagógicamente para manejar a las masas y mantenerse en situaciones de poder.

En este contexto vale la pena revisar la actitud del actual gobierno, en relación a uno de los principales cultos masoquistas bolivianos, la reivindicación marítima que forma parte de lo que nuestros vecinos argentinos llaman el lamento boliviano.

Mientras Chile tenía gobierno socialista, se mantuvieron las mejores relaciones y Evo fue llevado de la nariz durante cinco años por la Presidente Bachelet; no hubo ninguna disputa sobre el tema marítimo, pues eran hermanos y miembros de la misma Iglesia socialista. Olvidábanse los masistas que estaban tratando con un país institucionalizado, que tiene y mantiene políticas de Estado, sobre todo en su política internacional.
Cuando la derecha asume el gobierno, se rompe el idilio, nos enfurecemos y empezamos a asumir actitudes de sindicalista en manifestación, con declaraciones cada vez más fuertes, de aquellas “hasta las últimas consecuencias”. Tanto es así, que algunas personas pensaban que nos conduciría a un enfrentamiento armado o por lo menos a denunciar el Tratado de 1904.

Cuando se produce el “sexo de las piedras“ y luego el “parto de los montes“, nos lo explica el Canciller David Choquehuanca: “La demanda boliviana solicita a la Corte Internacional de Justicia que falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le dé y le otorgue una salida plenamente soberana al océano Pacífico”. La gente lo escuchaba desconcertada, pues las rotundas declaraciones y amenazas anteriores no se corresponden con la tibieza de la demanda legal presentada.
No es de extrañar pues es la misma actitud, que con pocas excepciones, hemos mantenido desde el siglo XIX.
Hace algún tiempo en el arroyo Sereboqui, conversaba con mi amigo Pukymon sobre las percepciones que tiene la gente sobre los diversos temas de la vida nacional y le comentaba que unos parlamentarios del Estado Plurinacional, ante la pregunta del periodista, de para que querían mar, le respondieron: para ir a la playa, para bañarse, para tener algunos barcos, para viajar.

Como siempre el problema está en no identificar nuestro objetivo, en este caso si queremos el mar principalmente: para bañarnos, o para tener un fluido y económico transporte para nuestro comercio exterior, o por un sentimiento de soberanía y reivindicación, o para tener un enemigo culpable de nuestros males, de nuestros problemas económicos o por todo lo anterior. Sería bueno entonces, tener claridad en lo que queremos y sobre todo aclarar si en realidad queremos una solución, o deseamos mantener el conflicto, para levantarlo cuando convenga políticamente. Esto es importante para así orientar nuestra acción.

En realidad, parece que el asunto del mar nunca se lo tomo en serio, fue una excusa, un mito más para explicar, para justificar nuestra pobreza, nuestra falta de empeño para el trabajo. Recordemos que en su momento, la toma de Cobija, Calama, de Antofagasta, del litoral, no fue tan importante como para molestar con lejanas y malas noticias, la celebración del Carnaval.
Los mitos sociales y el patriotismo, ayudan en momentos difíciles a unir a la masa alrededor del caudillo que lo invoca, en este caso el del mar perdido.

Estos mitos sociales calan más o menos hondo dependiendo de la cercanía regional con el hecho exaltado. En las épocas de los gobiernos militares, poco antes de la conquista de la democracia en los años 80. El gobierno militar de turno, buscando un símbolo que unifique a toda la población, impulso una intensiva campaña en pro de la reivindicación marítima y como toda propaganda excesiva, saturo a la audiencia y como respuesta se escuchaba, cuando los equipos de futbol cruceños jugaban contra los del interior andino, el griterío de ¡¡collas pide mar!!.

El mar es un trauma y también una excusa para justificar lo que no pudimos conservar. Chile es el enemigo responsable de todos nuestros males, aunque no tanto como el gran enemigo necesario, el Imperio Norteamericano, que avasalla, roba, explota al pueblo, al país e impide nuestro desarrollo.
Bolivia en el Siglo XIX y hasta hace pocos años, era un país eminentemente rural y de población indígena, con una cúpula oligárquica encerrada en sus montañas y dedicada a la minería. Desde el inicio, para la exportación de la plata y otros minerales, se usó puertos peruanos como el de Arica, y muy poco su puerto de Cobija y luego de Antofagasta.
Al momento de la guerra del Pacifico la población de Antofagasta era noventa por ciento chilena y las inversiones casi totalmente de capitales ingleses y chilenos. La minería de plata de caracoles y la explotación del salitre y guano estaban en manos de empresas de capitales ingleses y chilenos, quizá con la sola excepción de Huanchaca que tenía inversiones bolivianas.

Si alguien dijera, que la pérdida del mar se debió a que estaba abandonado desguarnecido, sin presencia efectiva de población y actividad económica, boliviana en la zona; pues los empresarios bolivianos de entonces se dedicaban a sus negocios mineros y explotación de la mano indígena en la zona andina; seguro que será tildado de traidor, de enemigo de la patria.
Coherente con los interese de la minería, en el tratado de paz con Chile de 1904, se reconoce la pérdida del litoral marítimo y se conviene el libre tránsito de mercaderías y la construcción de un ferrocarril de Arica a La Paz

Hay hechos objetivos, necesitamos importar y exportar. El puerto de Arica es una de las mejores opciones, por distancia, por eficiencia en el manejo de la carga, por costos. Siempre es importante tener varias opciones y ahí están también los puertos peruanos y para la carga por el Atlántico necesitamos implementar Puerto Bush.

Los sectores económicos con conocimiento de causa deberían plantear al país, una propuesta económica para las negociaciones con Chile, sobre las facilidades portuarias y de transporte. Necesidad o no de una zona de enclave con soberanía que permita solucionar problemas legales de comercio. Vivimos en las épocas del leasing; los empresarios prefieren el uso del bien, alquilar, contratar infraestructura, inmuebles, vehículos, equipos, para realizar sus actividades y cada vez menos les interesa la propiedad.

Los empresarios deberían pronunciarse sin tener miedo de ser tildados de enemigos de la patria y traidores, pues haciendo negocios con las zonas portuarias se acercan intereses y luego se consiguen propuestas conjuntas de solución.

Por el momento, lo que se ve es que la estrategia marítima del gobierno se orienta solo a ganar tiempo, empujado por los problemas económicos y sociales que lo están desbordando. Y lo más importante para ellos es que este trámite será largo y permitirá mantener latente el problema, para sacarlo cuando sea necesario para distraer la atención, entonces recordaremos a Avaroa y !!que se rinda su abuela, carajo!!.

,

1 comentario

ESTADISTAS O CAUDILLOS

ESTADISTAS O CAUDILLOS

Ovidio Roca

Bolivia no logro constituirse en un Estado Nacional, aunque se tuvo esa intención. Ahora esta vía ha sido descartada y se avanza hacia un Estado étnico y corporativo de pequeñas naciones y de republiquetas cocaleras y contrabandistas, y peor aún hacia un territorio sin ley, donde la neo burguesía masista y las bandas de gremiales y traficantes buscan hacerse rápidamente de un patrimonio, sin obedecer otra ley que a sus propios intereses. Ahora vivimos en un país donde reina la anomia.

Tampoco logró consolidarse una burguesía nacional, como propugnaban algunos fundadores del MNR, pues el Estado siempre estuvo presente para usar su poder dando ventajas y dadivas. Ahora muchos empresarios antiguos y casi todos los nuevos, son dependientes y no saben sobrevivir al margen del Gobierno.

Gran parte de la población, especialmente la clase media, está cada vez más aterrorizada por la violencia producto de la anarquía y el narcotráfico; robos, y asaltos que son la cotidianidad de las calles en las ciudades del Estado plurinacional. La producción y el comercio lícito se resienten, la coca sigue creciendo y la tecnología de la cocaína es cada vez más eficiente.

Manifiesta el Vicepresidente: “El Estado plurinacional con una economía plural, con una industrialización de los recursos naturales y nacionalización, en lo social la redistribución de la riqueza, por lo que es el único partido vigente”. “En Bolivia no hay más proyecto político que el del Movimiento Al Socialismo (MAS), porque es un plan de Estado, de sociedad, de economía que beneficiará todos los bolivianos”.

El contrabando y el comercio informal son la actividad económica más importante y la gran generadora de empleo del país. Lo confirma el Ministro de Gobierno cuando se refiere a un fallo del Tribunal Constitucional relativo a una ley de extinción de dominio, para frenar las actividades ilícitas:
“Siendo un país donde la economía informal resuelve en gran medida la problemática del desempleo y al no establecerse con claridad las fronteras estancas, entre la economía informal y el contrabando, por razones social debe ser excluido este último como causal de aplicación de la extinción de dominio porque no es que la figura sea inconstitucional”.

“El Tribunal Constitucional estableció que por razones sociales, ojo, debe ser excluida la figura contrabando como causal de extinción de dominio, pero establece por razones sociales”. Carlos Romero, Ministro de Gobierno.

Otra actividad protegida por el Gobierno Nacional, es la del cultivo y comercio de coca, y ahora se ha decidido legalizar la expansión de su cultivo: “Nosotros hemos definido como razonable 20 mil hectáreas de coca (…) las 12 mil (que dispone la Ley 1008) corresponden a la década de los 80 y 90, pero estamos en 2013 donde se ha incrementado el consumo”. Juan Ramón Quintana, Ministro de la Presidencia.

Cultivar coca es una opción económica más rentables que cualquier otro cultivo tradicional, como maíz, papa, arroz, trigo; es un arbusto rustico, se lo siembra y se mantiene veinte años produciendo cuatro cosechas anuales de sus hojas, lo que permite que un campesino con un cato, una pequeña parcela, tenga un buen pasar. Si aspira a tener más ingresos entra en la industria de la pasta básica, de la cocaína y si quiere aún mayores ganancias ingresa a la comercialización, al tráfico.

Alrededor del negocio de las drogas se ha creado un entorno criminal de ámbito internacional, pues el consumo se da en los países de mayor ingreso económico y para llegar a esos mercados se necesita una logística especializada, la que han desarrollado los cárteles, especialmente colombianos y mexicanos.

El gobierno siguiendo su programa populista y estatista, atrae a la gente con permisividad para realizar sus actividades, aun ilícitas, y para las masas urbanas ofrece empleos públicos, prebendas y regalos, a costa de repartir la riqueza ya sea la natural y la expropiada a otros, vía la llamada nacionalización.

En consecuencia muchos grupos sociales y empresariales se acomodan a la nueva economía plurinacional, pero la población de clase media y pequeños productores se encuentran cada vez más angustiados con la violencia y la inseguridad de su vida y sus bienes y sobre todo temen por un futuro previsible de inviabilidad económica y social del país, de seguir este rumbo.

En este contexto, existen intentos de buscar y ofrecer propuestas alternativas para el país, pero estos valientes demócratas se encuentran perseguidos, exiliados, extorsionados, por el gobierno; dispersos y sin estructura política organizada y peor aún con el problema de ponerse de acuerdo entre ellos, por pequeñas ambiciones personales, pero que pronto serán superadas en torno a un programa común.
En el país estamos ilusionados por el caudillo y pensamos que éste, con solo su fuerza y carisma conduce el cambio, sin pensar en la necesidad del equipo, el programa de gobierno y el pueblo educado como responsable de su destino.

En nuestra historia hemos tenido muchos caudillos y pocos estadistas. El Doctor Víctor Paz fue el estadista del siglo XX y después de él, a mi entender, no hubo ninguno. El Dr. Paz carecía de carisma, no era afecto a los discursos, ni el turismo presidencial. Su obsesión era la gestión, la administración del país. Fue un hombre que captaba las circunstancias y el momento histórico y actuaba acorde al mismo. Lo demostró el año 1953 con la liberación del pongueaje, el voto universal, la nacionalización de las minas y el intento de crear una burguesía nacional. Luego el año 1985 luego del desastre populista del Dr. Siles y la inflación del 20.000 %, aplico un ajuste hacia el libre mercado y la liberalización de la economía, que permitió enrumbar al país hacia una senda de progreso.

No hay misterios, es necesario mirar al entorno internacional y a los vecinos y ver quienes han construido un país que se proyecta al futuro y lo encontramos en Brasil, Chile, Perú, Colombia, Panamá y cuales pese a su gran riqueza natural van para atrás, Venezuela, Argentina, Bolivia, sin olvidarnos de Cuba que ya viene aplicando el modelo fallido con las consecuencias nefastas conocidas.

Y la pregunta es: que liderazgo estamos buscando para conducirnos al progreso?. Un cabecilla o un estadista. Un caudillo que exalte las emociones, maneje las ilusiones, odios, pasiones y complejos de las masas; o un conductor con visión de futuro que busque soluciones, adoptando y adaptando modelos y programas que han funcionado, que han sido probados en muchos escenarios y países; en esencia, un estadista, un programa, un equipo que trabaje y señale el camino y las responsabilidades de cada uno, para llegar a la meta de construir en conjunto un país próspero, libre y para todos.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , ,

Deja un comentario