Archivo para la categoría Mojos y Chiquitos Historia

EL AUGE GOMERO Y SU IMPACTO EN LA REGIÓN DEL NOROESTE BOLIVIANO

Pilar Mendieta Parada

Entre los pioneros que llegaron a la zona del noroeste boliviano a fines del
siglo XIX se encontraban muchos cruceños. Por ese entonces, Santa Cruz no ofrecía  posibilidades de crecimiento económico por lo que el descubrimiento de la goma se convirtió en una posibilidad de generar riqueza. Los sectores de propietarios cruceños que habían hecho del azúcar su principal producto de exportación empezaron a ser relegados por el ferrocarril y el contrabando peruano por lo que se vieron obligados
a buscar otros horizontes.

Los pioneros más importantes en una primera etapa fueron Antonio Vaca Diez, Antenor Vásquez, Nicanor Gonzalo Salvatierra y Augusto Roca.
Otros ya se encontraban en la zona desde los tiempos de la explotación de la quina y a raíz de la crisis de la producción de este producto, se vieron en la necesidad de migrar hacia la extracción de goma.

En Bolivia, la producción de la goma elástica (1870-1920) hizo que el territorio de la Amazonía boliviana se viera afectada por una nueva realidad socioeconómica que la introdujo en el contexto internacional a través de una economía extractivista de enclave donde nombres como los de Augusto Roca, Antonio Vaca Diez, Nicanor Gonzalo Salvatierra y especialmente Nicolás Suárez se hicieron famosos.
La incorporación de este territorio a la economía de exportación se caracterizó por las iniciativas privadas ya que, a pesar de los esfuerzos estatales, la vida económica no estuvo acompañada de una fortaleza de la representación del Estado, tal como habría sido necesaria, lo cual dejó su colonización a pioneros llegados desde La Paz, Beni y Santa Cruz.

Los primeros pioneros empezaron a incursionar en la región amazónica
boliviana a raíz del declive de la economía extractiva de la quina. En los últimos años de la década de los sesenta el padre Jesualdo Maccheti en su diario de viaje reporta ya la presencia de siringueros y la existencia de precarias barracas en las riberas de los ríos. Algunos autores aseveran que fue Nicolás Suárez, el futuro rey de la goma, quien en sociedad con Augusto Roca instaló en 1871 un almacén en Reyes
desde donde comenzaron a comercializar la goma. Las primeras barracas fundadas en el río Beni fueron las de los cruceños Antenor Vásquez y Antonio Vaca Diez

Anuncios

Deja un comentario

CUENTOS DE PUEBLO ANTIGUO EN LENGUAJE POLÍTICAMENTE INCORRECTO

Ovidio Roca

(Todos razonamos influidos por nuestro entorno y circunstancias. SNCHY)

La ecléctica cultura machista del oriente y las “Patronas”.

Allá por mediados del siglo XIX y principios del XX, en los pueblos cruceños y especialmente en sus áreas rurales, los hacendados se movían bastante, manejando su ganado o viajando por negocios a Mojos, a la frontera argentina o brasilera y eran sus esposas, la Patrona, quien tenía a su cargo la administración de la Estancia, de la Hacienda, el manejo del personal y los problemas del día a día. Algunas familias, en la época de la goma hacían “en bollo” el consabido viaje a Paris y Londres, aventura que duraba cerca de un año.

La patrona organizaba y controlaba las diversas labores cotidianas: cuidado del chaco, los potreros, la ordeña y la fabricación de queso y cuando se carneaba la fabricación del charque; también la fabricación de jabón de lejía y velas de sebo, del empanizado y el azúcar baya y algo de alcohol resacao; en el Beni además se hacía chivé de yuca y chipilo de plátano verde. En la vida pueblerina las mujeres estaban a cargo de la casa y la comida, algunas de la pulpería y otras eran maestras de escuela. Eran por lo general las mujeres quienes manejaban los negocios y el cuidado y unidad de la familia.

Como se vivía en comunión con la naturaleza, el entorno biológico enseñaba que nacemos con sexo, hormonas y conformación física para ciertas funciones. La convivencia natural con la fauna: toros, vacas, gallos, gallinas, gatos, gatas, hacía reconocer como natural la diferencia de los sexos y los muchachos con paloma hacían chivi de pie y detrás de un árbol y las peladas con pan lo hacían de cuclillas a espaldas del árbol. Se conocía por la propia vivencia y por dichos de los más sabidos, que el desarrollo biológico creó la diferenciación entre machos y hembras y la reproducción sexual y que luego la sociedad fue creando ciertos roles sociales.

Alguna vez aparecía un niño amanerado, al que se lo llamaba fresco; éste ya algo mayor trabajaba, no en el campo, sino en labores de la casa, ayudante de cocina, de panadería y limpieza; se consideraba que había nacido desviado pero eso no lo humillaba ni discriminaba, otros nacían chuecos o bizcos, era un problema de la naturaleza.

En esta cultura antigua del mundo de lo natural y del sentido común, lo importante era el resultado, no el sexo de quien producía algo; por ejemplo celebrábamos un buen locro y no importaba si lo cocinaba un hombre, una mujer o un fresco, lo que importaba era su buena sazón y así en delante.
Ahora se ideologizan al extremo las cosas, lo que lleva hacia una forma de tiranía de minorías que quieren imponer su particular punto de vista.

De la cultura biológica a la moderna identidad de género

En nuestra historia biológica, luego que nuestra especie baja de los árboles y empezamos a caminar erguidos, la pelvis se hizo más estrecha y asimismo el canal de parto, por lo que este tuvo que producirse antes de que madure el feto y de que nuestra cabeza y cerebro crezcan. Es por esto que nacemos inmaduros y se requiere de atentos cuidados por varios años y ahí se crean fuertes vínculos emocionales, entre la pareja y con el hijo, y en ese cuidar nace el afecto, el amor y nos hacemos humanos.

Ahora caminábamos mirando al frente y veíamos el mundo de otra manera y en este nuestro caminar, adoptamos roles diferentes según los dones de la naturaleza y aprovechando las ventajas comparativas. Así se dio el rol del macho cazador y recolector que fabrico armas y medios de transporte y el de las hembras que por las limitantes de la maternidad hacen su vida más sedentaria alrededor de hogar, lo que les permitió el descubrimiento de la agricultura y artesanía.

Se reconoce que las personas son diferentes biológicamente por su sexo y esto es bueno de ver en la vida íntima, privada y social, pero no en el ámbito profesional y político, donde sobre el sexo debe primar la idoneidad profesional.

En estos tiempos del posmodernismo, algunos ya no se definen por su ser biológico sino por sus circunstancias y su entorno y consideran que la vivencia interna e individual, tal como cada persona la siente, define el género el cual podría corresponder o no con el sexo biológico. Ahora ya se habla de más de doscientos géneros opcionales y van aumentando.

Al respecto, hace un tiempo leímos en la prensa que en un concurso de belleza de Miss España se eligió  a una persona no biológicamente femenina, sino fabricada por los cirujanos; quitando algo de aquí, como bolas y pene y poniendo algo por allá, como tetas y nalgas de silicona; pero al escucharla oímos su inconfundible voz de macho ibérico; esa persona no es una mujer y menos podría ser una Miss Universo.

Los cirujanos más hábiles podrían promover una Miss Silicona, para dar a conocer su pericia y satisfacer los gustos del cliente.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

CUENTOS DE GUERRAS ANDINO AMAZÓNICOS CON CARAJAZOS Y FLECHAS

Ovidio Roca

Todo depende del cristal con que se mira o del interés de aquel que mira. La clase gobernante y por tanto el Gobierno de Bolivia localizado en la cordillera andina, era y es extractivista y centralista y vivía y vive básicamente de los minerales y de los indios.

Pese a contar con una extensa costa sobre el Océano Pacifico, por la pobreza del país y su escaza población, no la ocupaba y la riqueza existente de guano y salitre era explotada por empresas inglesas asociadas con otras chilenas.

Posteriormente Chile alegando problemas impositivos sobre el guano y salitre, demanda a Bolivia y luego lo hace más expeditivo, más fácil e invade el territorio boliviano y a pesar de recibir unos carajazos, se lo anexa, continua hasta Lima y la ocupa por un tiempo.

Desde siempre, por facilidad y menor distancia, Bolivia realizaba sus exportaciones de minerales por el puerto peruano de Arica, actualmente sigue haciéndolo así pero ahora el puerto es de Chile.

Por su vez, debido a su situación geográfica los cruceños y benianos siempre aspiraron a salir al mar por el Amazonas o el Río de la Plata. Dionisio Foianini en las negociaciones después de la guerra del Chaco negoció y consiguió una franja de territorio, un triángulo, sobre el río Paraguay que ahora es el de Puerto Busch, un proyecto estratégico que duerme hace muchos años.

Para el Gobierno andino centralista, el resto del país era y es monte y culebras. Vale recordar que la única batalla que ganó el país fue la de los barraqueros bolivianos en defensa de sus áreas gomeras, contra los siringueros brasileños. La Columna Porvenir organizada por los gomeros rescatan las barracas y finalmente con los flechazos de Bruno Racua recuperan hace 116 años, el 11 de Octubre de 1902, la Barraca Bahía, hoy Cobija capital de Pando.

Después de las escaramuzas y cuando finalmente intervienen el gobierno boliviano y brasilero, se lo hace para negociar y vender al Brasil el territorio del Acre, pues estaba muy lejos de La Paz.

La historia mundial nos enseña que las tribus y naciones se repartieron el territorio del planeta mediante guerras, invasiones, rapiñas, enfrentamientos y durante mucho tiempo los límites entre los territorios fueron móviles e inestables; recién a fines del último siglo éstos se estabilizaron y para consolidarlos los Estados crearon instancias internacionales, que buscan dar solidez jurídica a los mismos. El fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, sobre el diferendo de Bolivia con Chile sigue esta lógica.

No interesa el sentido de justicia sino el del orden; de lo que se trata es de mantener y garantizar la estabilidad de los territorios nacionales y evitar permanentes pugnas y reclamos, pues si no se garantiza esto se daría paso por ejemplo a que los mejicanos reclamen el casi medio territorio que le arrebataron los gringos, o surgirían cientos de problemas en Europa por las innumerables rapiñas territoriales a las que todos estuvieron sujetos, para no hablar de África y la India.

Por tanto el fallo de la CIJ refleja una realidad internacional y aunque sabemos que es injusto pues lo analizamos como una rapiña que se hizo de nuestro territorio y que la guerra de conquista consolidó, tenemos que convenir que así nomás había sido. Lo primordial para el mundo es el orden internacional, pues finalmente se trata de no afectar la Seguridad Jurídica de los Tratados Internacionales vigentes y mantener el statu quo y el orden.

El enfoque de nuestra demanda ante la Haya fue político y más orientado a mantener un estatus quo y vigente al enemigo chileno causante de nuestros males y pobreza y esto es más importante que buscar una solución pragmática de transporte, de logística, de economía hacia las rutas marítimas internacionales y ahí nos fue.

En el mundo moderno una controversia territorial cómo ésta se enfocaría desde el punto de vista de los negocios, que es una acción en la cual las dos partes ganan. Se trata entonces de asociarse en un negocio de servicios de transporte y para satisfacer nuestro orgullo y frustración, comprar una pequeña área a la orilla de mar y negociar soberanía para este enclave. En este espacio se pone una embajada, bandera, una suite para el Jefe, oficinas aduaneras y unas tumbonas en la playa. Por supuesto hay que trabajar en otras alternativas de transporte para evitar depender de un monopolio; tenemos la salida por el Perú al Pacífico y por Puerto Busch al Atlántico

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

HUELLAS Y CICATRICES DE LA HISTORIA CRUCEÑA NO OFICIAL

Ovidio Roca

La cuestión regional tiene un doble origen: histórico y democrático. Por su origen histórico, tiende a la identidad. Por su origen democrático, a la libertad”. (Jean-Claude Casanova).

Hay huellas y cicatrices que evidencian esos errores y pautas que se repiten una y otra vez en nuestra historia Colonial, Republicana y ahora Plurinacional. Durante la era Colonial los distintas Provincias del Alto Perú hacían su vida de manera más o menos autónoma, aunque  respondiendo a los dictámenes de los centros de poder: el Virreinato de Lima y el Virreinato del Rio de la Plata. Estos Virreinatos coloniales competían entre sí por controlar la riqueza de Potosí y cuya posesión explica la cruenta y larga guerra que actuó como la partera de Bolivia.

La Audiencia de Charcas nació como parte del Virreinato del Perú y cuando en 1.778 se crea el de Buenos Aires, pasa a pertenecerle. Luego en 1810 cuando se da la Guerra de la Independencia de las Provincias Unidas del Rio de La Plata, el Virreinato del Perú recupera a Charcas. Por su parte Charcas que dependía sucesivamente de estos dos Virreinatos, siempre busco tener una relación directa con la monarquía española y no a través de sus Virreyes.

La conformación de Bolivia en 1825 se produjo mediante la adhesión de varias Provincias autónomas que buscaban un centro aglutinador. Algunos líderes orientales entusiasmados por la riqueza de Potosí, el prestigio de la Audiencia de Charcas y la famosa Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier,  optan por unirse a la naciente República de Bolívar, aunque de nada les sirve pues siguen marginadas y menos libres que antes.

Instalada la Republica, el Estado Centralista minero nunca tuvo una relación fluida con las otras provincias y menos con aquellas alejadas y sin riquezas mineras. Santa Cruz y los pueblos del oriente eran pobres, estaban aislados, estaban lejos de todas partes y carecían de las riquezas minerales que movían el interés de los gobernantes, los que pese a las permanentes demandas, no atendía los pedidos de Santa Cruz para su vinculación nacional e internacional y las postergaban, como ocurrió por ejemplo con Puerto Busch.

Santa Cruz se mantuvo aislada hasta mediados del siglo anterior, cuando en 1953 el Gobierno de la Revolución Nacional decide incorporarla al país mediante una carretera asfaltada, buscando tener un área de producción agrícola y un espacio territorial para trasladar los excedentes poblacionales de los pueblos andinos; migrantes éstos que al llegar actúan como mitimaes para tener control sobre el territorio y la población.

Con la apertura de las vías de comunicación la región tuvo acceso a los mercados y como consecuencia la producción agropecuaria y agroindustrial creció exponencialmente y Santa Cruz se convirtió en el centro más dinámico de crecimiento económico y poblacional del país. Pero como la vinculación con el Estado central era forzada, Santa Cruz mantuvo siempre un espíritu de rebeldía y autonomía.

En la época actual, la del Estado Plurinacional cocalero, los masistas cuando hablan del país de la llanura y el chaco, se repiten y mencionan siempre los mismos calificativos: “separatistas que tratan de dividir el país, racistas, discriminadores, regionalistas”. Estas ideas reiterativas, obsesivas, muestran sus deseos y temores; lo que quieren y lo que los asusta y mientras la historia transcurre tumultuosa, diversa y azarosa, ellos siguen obsesionados con sus mismas ideas fijas.

Desde sus orígenes los pueblos orientales han querido ser autónomos en sus decisiones, y su orientación ideológica siempre estuvo dirigida hacia la libertad y el estado de derecho, aquel que garantiza la convivencia civilizada entre todos los ciudadanos. Sin embargo en los últimos tiempos la dirigencia regional, por temor y por interés termino tranzando con el poder, y buscando mantener su bienestar y sus negocios acepto dejar de lado sus principios autonómicos, la democracia, la libertad de expresión y aceptaron además la economía estatista y dirigista y políticas económicas y monetarias del Gobierno, pese a que estas incentivan la informalidad y afectan al desarrollo de la producción y la competitividad de la región y del país.

La historia deja huellas y cicatrices por lo que en procura de superarlas y construir un país unido en su diversidad y donde se respete la cultura e idiosincrasia de cada pueblo, es obligación de los dirigentes y de los pueblos definir su propio futuro y asumir la responsabilidad de su destino.

El reto es adoptar el manejo autónomo de la región como parte de un Estado Republicano Federal, que respete la idiosincrasia de los distintos pueblos, que promueva una economía liberal y competitiva y trabaje en el permanente fortalecimiento de las instituciones básicas, como el poder legislativo, el poder judicial y electoral, que son los órganos del Estado encargados de preservar los derechos, garantías y libertades ciudadanas.

Ahora y como antes también lo fue, la exigencia para los lideres, los intelectuales, los empresarios, el pueblo, sigue siendo la búsqueda de la libertad, de una democracia de calidad que es la que nos conduce hacia un mejor y más responsable desarrollo; un desarrollo sostenible, con una cultura humanista y tecnológica, con responsabilidad y cuidado del medio ambiente y con más transparencia, menos corrupción y menos pobreza.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

RELATO SOBRE SANTA CRUZ Y LA CONSTRUCCION DE SU DESTINO

Ovidio Roca

Como toda cultura, la de los cruceños tradicionales es fruto de su historia, su  tradición, su ambiente y en este caso además del aislamiento y la lejanía en la que se encontraban; como se decía: “Santa Cruz está lejos de todas partes”, lejos de los centros urbanos y de las costas donde se movía el comercio y las nuevas ideas e innovaciones.

Por esto el llamado “modelo cruceño” es destacable, pues es un modelo de libre iniciativa y apertura a la modernidad y el progreso, que se desarrolló en un país encuevado, estatista y comunitarista. El desarrollo industrial y tecnológico se dio con mayor facilidad en los países costeros y esta su mayor competitividad impidió el surgimiento de la industria en Bolivia, de economía primaria, aislada y con un mercado de consumo mínimo.

Durante la colonia y hasta bien entrado el Siglo XX la sociedad cruceña estuvo alejada física y culturalmente de los  centros de poder político y económico y sobre todo del estatismo de la sociedad minera andina.

La búsqueda de oportunidades impulso en el Siglo XIX a nuestros abuelos y bisabuelos  a su aventura hacia las tierras de la siringa, donde conquistaron nuevas fronteras para el país y en medio de la selva abrieron empresas vinculadas al mercado mundial, vale recordar también esos otros pioneros que abrieron por Puerto Suárez, el rio Paraguay y el Rio de la Plata vías de comercio con Brasil y Argentina.

Recién a mediados del siglo anterior Santa Cruz se integra al circuito del comercio nacional; en  1954 se terminó de construir la carretera que une Santa Cruz con Cochabamba y el resto del país, la que termina de asfaltarse en 1957; en este año también se construye la carrera hacia las Provincias del Norte: Montero y Yapacaní y llegan los ferrocarriles del Brasil en 1955 y de Argentina en 1957 y empieza a desarrollarse el transporte aéreo. En esta época y ya impulsados por la vinculación con los mercados; notables personajes iniciaron la industria del azúcar, de la madera, de la construcción y crearon Cooperativas para dotar de servicios a la comunidad.

Hace años Willy, un amigo alemán y cruceño de elección, me decía: lo que yo valoro del cruceño es su actitud libre, su iniciativa personal y su mente abierta a nuevas iniciativas, además del respeto por la propiedad privada. Tienen una cultura abierta a la innovación y también inclusiva, por lo que acepta fácilmente a los migrantes que aportan al desarrollo. Reconocen a los individuos por sus valores personales al margen de raza o religión y le dan un valor social por sus logros, su éxito económico, profesional, artístico. Tiene capacidad de organización institucional y busca soluciones privadas a necesidades comunes como ejemplo en su época las Cooperativas de Servicios.

Lamentablemente esta mentalidad, pese a la existencia de mayores oportunidades, se ha ido perdiendo. En la época de Banzer nuevos y viejos grupos locales accedieron al usufructo del Estado, se estableció una práctica y mentalidad logiera y excluyente a toda forma de pensamiento crítico y se perdió el empuje y la fortaleza de nuestros antecesores. En el Estado Plurinacional, los cruceños luego de un rechazo y resistencia inicial al avasallamiento político, cultural y económico del Gobierno Central, sobre los Gobiernos Departamentales y Locales y especialmente contra la economía y la sociedad cruceña, llegaron al cansancio y amedrentamiento y este fue el paso hacia la colaboración. El Gobierno paró violentamente la resistencia cruceña y del oriente, inventando el proceso separatista y condenando y poniendo preso a todo aquel que oponía alguna resistencia o no pagaba la cuota; con esto se llegó a la convivencia forzada, pues para varios dirigentes es mejor hacer negocios con los masistas a ser exiliados o presos y aquí es cuando se acaba la oposición.

Estamos en una nueva etapa de nuestra historia y debe quedar claro que el masismo tiene un proyecto de poder que contempla la toma y control de este nuestro territorio de las llanuras y el chaco, mediante el avasallamiento económico, étnico y cultural y la correspondiente aculturización y pérdida de identidad del pueblo que buscan dominar; vale decir un proyecto de sustitución y exclusión.

Este es un proyecto hegemónico bajo un modelo racista, populista y dictatorial, que va contra la historia y contra un pueblo que tiene en su destino un proyecto de sociedad viable, de raíz democrática, abierta y modernizante, que no puede ser avasallado si el pueblo cruceño y sus instituciones recordando su estirpe, su historia, cultura y tradiciones así lo deciden y actúan en consecuencia.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

 

,

Deja un comentario

JUSTO BAZÁN

Ovidio Roca

Cuentos de Pueblo

Como todos los que vivimos en Santa Cruz en los años cincuenta, yo también conocí a Justo Bazán, lo veía por la Plaza principal y el Mercado Nuevo de la calle Sucre, con su sombrero y saco blanco cuchuqui, vendiendo periódicos, lotería y el Bristol, que servía para conocer el pronóstico  del clima para todos los meses del año y también para poner nombres a los niños, siguiendo el Santoral que estaba incluido.

Comía donde podía y especialmente en un café restaurante que quedaba al lado del Correo Central en la Plaza Principal (esquina Ayacucho e Independencia). Llegaba y pedía: “marche un plato de Ñ y S” (ñervos y sobras).

Él era un verdadero Republicano, admirador de Napoleón y fanático de Francia y su  Revolución. Un día caminaba por la Plaza 24 de Septiembre, en la vereda de la Alcaldía y vio pasar a una señora que le caía antipática y a su paso gritó muy fuerte: “vieja rancia”. La señora que tenía influencias se consiguió un paco y fue tras Bazán para meterlo preso. Él se defendió diciendo: esta vieja es sorda y mentirosa  yo no dije vieja rancia, yo grite “viva Francia”.

El 17 de Octubre del 2002 se estrenó la obra teatral de Gonzalo de Córdoba: “Justo Bazán, el hacedor de sueños” en la sala de bolsillo Casateatro (Calle Junín, frente al Correo nuevo), una obra que recrea la vida de este loco insigne.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

APUNTES PARA LA HISTORIA NO OFICIAL DE LA GOBERNACION DE MOXOS

Ovidio Roca – 19.4.2011

La riqueza, como se entendía en la época de la conquista española, era exclusivamente el oro, la plata y la mano de obra abundante y dócil para extraer estos metales (con mercado internacional) y para producir los alimentos que den sustento a todos.

El Perú, es la región donde se dan con mayor prodigalidad estas riquezas minerales y de mano de obra: disponible, abundante, ya dominada y sometida por los quechuas del Imperio Incaico, de modo que solo hubo que sustituir a los anteriores amos.

Siguiendo esta visión, el Alto Perú desde su inicio construyo su economía alrededor del cerro de Potosí, viviendo de la explotación de la plata y con la ventaja de disponer de los indígenas a quienes premiaban por su labor con coca para el acullico. Es la hoja milagrosa que quita el hambre y extrae las energías de donde no la hay.

La sede de la Audiencia de Charcas se establece en una agradable cabecera de valle, donde los españoles envían a su familia y establecen su domicilio, lejos del “sorojchi” de Potosí. Allí se constituye el Gobierno de la Audiencia y la celebre Universidad de San Francisco Xavier

Quienes colonizaron el oriente de Bolivia, vinieron de Asunción del Paraguay. Estos fueron avezados aventureros españoles y de otras regiones de Europa, que luego de los fallidos intentos de establecerse en lo que hoy es Buenos Aires (por la ferocidad de los nativos) arribaron el río de la Plata y el Paraguay y llegaron a la tierra de los guaranís, donde se produjo un intenso mestizaje.

La plata, objeto de su aventura solo la habían conocido por noticias, de ahí que el nombre del Río de la Plata es una ironía

Tras intensas luchas, finalmente los guaraníes se convierten en aliados de los españoles. Para sellar la alianza, Juan de Ayolas recibe como presente, nos dice: «seis muchachas, la mayor como de 18 años y cada hombre de guerra dos mujeres para que cuidaran de nosotros, cocinaran, lavaran y atendieran a todo cuanto mas nos hiciera falta». De esta manera un centenar de europeos, bragados y rijosos, llegan a ese edén guaraní, fundan Asunción y en diez años procrearon con las amables nativas cinco mil hijos, los primeros americanos, que luego se dispersaron fundando pueblos y sueños.

La Gobernación de Moxos creada en 1560 y ubicada en el centro del continente, lejos de todos lados y más aun de las costas marítimas, no participa de la riqueza americana y menos aun de la mano de obra indígena, pues éstos están dispersos en múltiples tribus, son hostiles y no acostumbrados al trabajo sedentario.

Santa Cruz de la Sierra, capital de la Gobernación se funda en 1561 a orillas del arroyo Sutó (San José de Chiquitos) y sus pobladores inmediatamente avanzan en procura de la sierra de la plata, siendo detenidos en su avance por otros españoles que ya dominaban el Alto Perú. Bajo estas circunstancias no les queda mas que asentarse en la llanura soñando con El Dorado y haciendo esporádicas incursiones hacia las llanuras de grigotá y del amazonas, donde frecuentemente tienen encuentros con los bravíos indígenas de esas tierras.

A principios del Siglo XIX, los criollos americanos ante la crisis y decadencia del Imperio Español y la prisión de Fernando VII, deciden tomar control del aparato del Estado y reemplazar en el poder a los españoles

En esta guerra de emancipación, la Gobernación de Moxos, al centro del continente, no tiene mayor relevancia desde el punto de vista económico y político; pero por su extenso territorio que colinda con la serranía de la plata, es apetecido por la Junta de Buenos Aires. Con esta disposición los rioplatenses entran en la disputa por el control político y territorial sudamericano, y procurando mantener bajo su dominio el Alto Perú y Moxos, envían ejércitos expedicionarios para sentar sus reales en estas tierras. Estos en su periplo asaltan y roban las cajas de Potosí y Chuquisaca y otro tipo de lindezas pero finalmente son expulsados por las tropas realistas altoperuanas.

Los cruceños, desde el inicio de su asentamiento en el Sutó, habían logrado de España todo un conjunto de libertades y exenciones de manera que prácticamente eran autónomos, más bien independientes y desde ya empiezan eligiendo su Gobernador. Es por esto que ante la disputa de poderes de la revolución americana, ellos preferían un Rey lejano que no les gobierna, a un criollo autoritario sobre sus espaldas. Bajo esta lógica los cruceños eran realistas, es decir autónomos.

Warnes, enviado por Belgrano en plan expansionista, ocupa Santa Cruz de la Sierra en 1813 con su batallón de pardos y las familias cruceñas huyen hacia Portachuelo. Aguilera, cruceño de nacimiento y realista, defiende los intereses de su gente y enfrenta a Warnes derrotándolo en el Pari en 1816. Lo extraño es que la historia cruceña, influenciada por charcas, ensalza al invasor extranjero Warnes y desmerece al verdadero patriota cruceño, el Brigadier Francisco Xavier Aguilera.

Triunfantes las tropas Grancolombianas y ante la inminencia de la conformación de una nueva República; los cruceños deslumbrados por la Audiencia de Charcas, su Universidad y la riqueza de Potosí, en 1825 optan por asociarse al Alto Perú y formar parte de la misma. Los delegados de Santa Cruz y Vallegrande que viajan a Charcas (Seoane y Caballero) aunque llegan después de haberse realizado la Asamblea de Representantes, nos incorporan a la Republica de Bolívar. No participan y por ende no se adscriben, Moxos, Chiquitos y Cordillera.

Fundada la República la vida sigue igual y centrada en la economía minera. Toda la vasta y despoblada región de Santa Cruz, Moxos y Chiquitos, continúa su situación de aislacionismo y lo único que conoce de la República minera es el arribo periódico de los Prefectos enviados de La Paz y la de los opositores, exiliados por el régimen de turno.

Las elites andinas siguen con su negocio de minas e indios y el Gobierno Nacional, desconociendo e ignorando el extenso territorio de las llanuras bajo su administración pierde la mitad de éste, por guerras fallidas y pésimos tratados, muchos de ellos bien remunerados.

Como en la colonia, la economía cruceña continúa siendo rural: caña de azúcar, ganadería, arroz, maní, café, yuca y poco más. Algo mas manufacturado es la producción de azúcar y miel en los ingenios rústicos, así como la destilación de alcohol, las curtiembres, la talabartería, los telares. Parte de esta producción manufacturada es transportada con dificultad en mulas y vendida en las zonas mineras.

El año 1889 llega el ferrocarril de Antofagasta a Uyuni que luego sigue a Oruro, éste es construido para llevar los minerales a la costa. En su retorno y prácticamente sin cobrar flete, trae artículos diversos de la costa de Chile y Perú para las minas y centros poblados de occidente, los que compiten fácilmente con la pequeña producción cruceña y la desplazan. Santa Cruz en esa época tenía menos de 10.000 habitantes y sus pobladores quedan sin los ingresos monetarios de sus ventas a las áreas mineras y por tanto sin recursos para importar algunos artículos manufacturados que le eran esenciales.

En esa misma época, las noticias de la cascarilla y luego la goma, de gran demanda internacional y buenos precios, incentiva a los cruceños, los que a partir de 1870 empiezan a explorar lo que actualmente es Beni y Pando en busca como siempre de “El Dorado”. Mas del sesenta por ciento de la población de Santa Cruz parte a la aventura gomera y solo quedan los niños y ancianos. El boom gomero termina alrededor del 1920 y muchas familias retornan nuevamente a Santa Cruz, algunas con sus “cachas” llenas de libras esterlinas, dejando centros poblados y su descendencia a lo largo de todo ese extenso territorio amazónico.

Las entradas hacia Mojos y la goma

En los años 1880 y en adelante, se escuchaban en Europa y América noticias sobre la cascarilla y la goma y en consecuencia los emprendedores bolivianos en busca de oportunidades empezaron a viajar hacia las lejanas tierras de Mojos.

Las corrientes de penetración hacia el Beni y el Acre, utilizaron tres vías dependiendo del punto de origen.

Los cruceños usaron el río Grande hasta desembocar en el río Mamoré y continuar hacia el norte, abasteciéndose en Trinidad, en Santa Ana de Yacuma y en Riberalta. Esta corriente de penetración fue la que llevó el mayor empuje empresarial y la que tuvo mayor éxito económico.

Desde La Paz se trazaron varias rutas pasando por Sorata y los Yungas hasta encontrar el río Beni. Esta fue la ruta usada oficialmente por los enviados y representantes del gobierno y los interesados que llegaban desde la zona andina.

Los cochabambinos hacían su entrada por los ríos San Mateo y Chapare hasta encontrar el Mamorecillo y el Mamoré, por aquí penetró una gran parte de la mano de obra indígena y mestiza traída desde esos valles altos.

Luego de la  declinación del negocio gomero hacia los años  veinte y treinta del siglo anterior, un nuevo auge gomero se inicia con la segunda guerra mundial (1939 – 1945) y durante la misma, la Argentina es el único país americano que se declara neutral y por tanto un puerto ideal para el abastecimiento de los productos que necesita Alemania. Es así que la producción de goma de la zona de la chiquitanía, el río Paraguá, el Verde, el Iténez ingresa libremente a este país, mas bien ayudados por los argentinos. La empresa norteamericana Rubber Development y el gobierno boliviano tratan infructuosamente en frenar esta salida de goma a la Argentina, pero el que mas y el que menos se da modos para llevar su lonja  y es así que se logra la capitalización de algunos personajes con espíritu empresarial, lo que sirve de base para la instalación de ingenios azucareros, destilerías de alcohol, fabrica de hielo, curtiembres en Santa Cruz.

La riqueza derivada de la goma permite también que se construyan algunas casas que sobresalen por sobre las una planta y de tabique y teja, que son la típica construcción cruceña. En la plaza principal: la casa de José Lino Torres (Actual Club Social 24 de Septiembre), El Palace Teatre, La casa de los Gutiérrez (Museo de Historia Regional), La casa de los Ortiz en la calle 24 de Septiembre y algunas otras.

La preocupación de los cruceños por el acceso a los mercados de occidente, que permita la expansión de la producción agropecuaria, ha sido permanente y se refleja de manera explícita en el Memorando de 1904, donde se fundamenta: I) las ventajas económicas del ferrocarril, II) Los productos que ofrece el Oriente como la región más rica de Bolivia. III) Mercados, Inmigración, Colonización; IV) Ventajas políticas del ferrocarril. Obviamente sin respuesta alguna del Estado centralista.

Santa Cruz vegeta durante cuatro siglos en su aislamiento y su pobreza y recién el año 1954 con la conclusión de la carretera asfaltada desde Cochabamba se abre el mercado hacia occidente para la producción agropecuaria cruceña, y por tanto la posibilidad de su crecimiento y desarrollo. La llegada de los ferrocarriles de Brasil y Argentina, países industrialmente mas desarrollados,  más bien frena de inicio la posibilidad de industrialización regional.

El Plan Inmediato del Gobierno de la Revolución Nacional, redactado por Walter Guevara en 1953, señala con claridad que de los diez productos esenciales que Bolivia importa y que drenan la menguada existencia de divisas; nueve se pueden producir en Santa Cruz.

Siguiendo el Plan, se realiza el asfaltado de la carretera Cochabamba – Santa Cruz y el puente sobre el río Piraí, se instala el Ingenio Guabirá y con apoyo de los EEUU se establece el Servicio Agrícola Interamericano (SAI) que alquila maquinaria agrícola a precios bajos y pago con la cosecha, lo que permite ampliar rápidamente las áreas cañera y luego arroceras y maiceras. También s promueve un programa de migración nacional y externa con buenos resultados.

En la década de los cincuenta se crea el COOPP para responder al viejo anhelo de la población citadina (ya de cincuenta mil habitantes), de contar con servicios básicos. La idea era dotar de estos servicios, inicialmente en la ciudad de Santa Cruz, con agua potable, pavimento, energía eléctrica y alcantarillado sanitario, que permita condiciones de vida similar otras ciudades y facilite que se radiquen en ella las empresas y sus funcionarios. No olvidemos el slogan con que se peleaban las regalías en 1957: Agua, pavimento y luz, para Santa Cruz.

En los años setenta con la visión de ampliar las competencias del COOPP y sentar las bases de un desarrollo productivo regional, profesionales cruceños con apoyo de la cooperación alemana, diseña y organiza CORDECRUZ que tenia como finalidad impulsar proyectos productivos y de desarrollo, que sirvan luego a las regiones de estimulo para continuar con este tipo de actividad y principalmente con su instalación introducir una instancia de modernidad en las regiones: técnicos, ingenieros, mecánicos, administradores en los pueblos, introducen ideas de modernidad.

CORDECRUZ impulsa la Planificación urbana y regional y se identifican proyectos agroindustriales que en la primera etapa, eran de máximo doscientos mil dólares por proyecto, adecuado al presupuesto anual de dos millones de dólares que tenia el COOPP y al inicio La Corporación.

A su vez impulsado por líderes regionales de reconocido prestigio personal y que contaban con la confianza de la población, se crearon Cooperativas para manejar la telefonía. Posteriormente SAGUAPAC que fue constituida por el COOPP se transformo en Cooperativa. La CRE se hace cargo de la electrificación y el tipo de instalación con postes y cables aéreos en la ciudad, se debió a que el crédito obtenido de USAID era para áreas rurales y bajo ese diseño. Posteriormente estas entidades fueron cooptadas por grupos de interés, que en sus inicios mantuvieron su perfil técnico y eficiencia de gestión.

La historia Moxos y Chiquitos: de Santa Cruz, Beni y Pando ha sido la de la permanente búsqueda de la integración con los mercados que permita la expansión de su producción. La búsqueda de la libertad personal y colectiva y del derecho de decidir autónomamente su forma de vida.

,

1 comentario