Entradas etiquetadas como politica bolivia

NUEVOS  Y VIEJOS PARADIGMAS

Crónicas y relatos de la época plurinacional

Ovidio Roca

Una mala receta como la del centralismo y el populismo, tanto en manos de un buen o mal cocinero, es mortal. Lo mismo que una buena receta con un mal cocinero es un fracaso. Lo que se necesita por tanto es una buena receta y buenos y honestos cocineros.

Permanentemente se afirma que el modelo socialista, comunista, nacional socialista y sus versiones populistas han fracasado en todo el mundo y es fácil comprobarlo si queremos hacerlo y aplicamos el método que enseñan tanto el sentido común, como los evangelios cristianos: “el que tenga ojos, que vea”, “el que tenga oídos, que oiga”; pero como siempre ocurre, muchos no lo quieren ver, escuchar y creer.

Si alguien quisiera saber de esto sería fácil, solo viendo y escuchando lo que los ciudadanos de esos países de tinte socialista (Venezuela, Cuba, Nor Corea) expresan cuando tratan de escapar hacia los países libres y exitosos; países que son exitosos porque manejan un sistema de valores de comportamiento social: respeto a los demás, valorización del trabajo, el conocimiento y la creatividad como fuente de riqueza y sustentar un estado de leyes que se cumplen.

Estas culturas populistas y estatistas, lo que sí producen es políticos que despilfarran y no entienden o poco les importa, que es imposible gastar y consumir sin antes haber invertido y producido. El grave problema es que gran parte del pueblo tampoco lo comprende y lamentablemente prefieren creer a los populistas, porque las promesas son más atractivas que la realidad, pues esta implica responsabilidad.

El jefe sindical de los cocaleros, inspirado aunque sin saberlo en el principio de “laiseez faire, laissez passer” de los librecambistas del siglo XVIII; lo actualiza para el siglo XXI con “le meto nomas” y su corolario “métanle sin pena mientras estemos en el poder”.

El estado corporativo cocalero conduce, de una u otra manera, a que cada grupo aplique su propia ley y exija sus privilegios sectoriales en medio de pugnas y bloqueos por el control de los negocios y en desmedro de la ciudadanía. Esta anarquía da paso y fomenta las pseudo cooperativas,  las corporaciones de cocaleros, los contrabandistas, los carteles de las drogas, y el crimen organizado. Entre tanto las instituciones se debilitan y se reduce la idoneidad y capacidad profesional de los funcionarios o servidores públicos.

Cuando el Gobierno ya no tiene posibilidades de tener satisfechos a todos, vale decir que ya no tiene plata; surgen los intereses y las pugnas. Los grupos corporativos presionan y chantajean a las autoridades para obtener sus prebendas y beneficios, sean justas o no y el problema se agudiza cuando crece la crisis económica y el grupo gobernante buscando salvarse busca otras perspectivas económicas y cuentos chinos. Entonces se agudizan las disidencias, como el caso de los cooperativistas o corporativistas mineros, envueltos en la crisis de Panduro y la inmolación del Viceministro Illanes.

Frente al populismo,  la corrupción, la incompetencia y los Gobiernos autocráticos, es el liberalismo y la democracia federal quienes resguardan estos principios de derechos humanos que tanto apreciamos, pero pocos lo asumen y proclaman.

ovdioroca.wordpress.com

Anuncios

, , , , ,

Deja un comentario

EL CIUDADANO EN SU LABERINTO

EL CIUDADANO EN SU LABERINTO

Ovidio Roca

Vivimos épocas de turbulencias en las cuales la población sobrevive a duras penas en un ambiente de inseguridad, huelgas y bloqueos, que perjudica a todos y hace que la actividad productiva decaiga y el costo de los bienes y servicios se incremente cada día. Son los signos típicos de un modelo de Gobierno y economía que se empieza a desintegrar.

En la predica diaria, se aplica un esquema de demonización y ataque permanente a la empresa formal, por lo que las empresas quiebran y crece el empleo precario, lo que conduce a que la gente con menor nivel educacional se busque la vida con el comercio informal, el contrabando, el narcotráfico y como una forma de autodefensa se organicen en grupos sindicales corporativos, los que buscan abrirse paso a como dé lugar.

La población en este laberinto se siente cada día más agobiada por el uso abusivo que hace el Gobierno de las leyes y de la justicia, para utilizarlas como arma política y de exacción. Todo esto en un ambiente donde la corrupción de los funcionarios públicos se hace cada vez más generalizada. Por otro lado, la caída de los ingresos limita los recursos públicos para que puedan seguir con su política populista y dispendiosa, por lo que la población empieza a preocuparse y se torna más exigente.

Como consecuencia de todo esto, gran parte de la población ya no cree en el gobierno ni en su política; tampoco en las leyes e  instituciones y menos las respeta. La población se resignó o se acomodó al desorden social y gubernamental y pasó a ver como normal las trágicas noticias sobre la corrupción, la incapacidad gubernamental, las marchas y bloqueos, la violencia delincuencial y el deterioro de los servicios públicos, pero como todo, esto tiene su límite.

Y ocurre, que mientras una parte de la población cansada de esta situación demanda al Gobierno nacional; orden, seguridad, educación, salud, independencia de los poderes públicos, idoneidad de los funcionarios estatales y cambios profundos para atajar la corrupción; otros se sienten más cómodos en este ambiente de anomia, informalidad, anarquía y de grupos sindicales y corporativos permanentemente movilizados, pues en este ambiente ellos son mucho más eficaces y competitivos que el resto de la ciudadanía y por ende consiguen con más facilidad sus objetivos sectoriales e impunidad para sus actividades informales.

Y aquí es donde se presenta el drama del ciudadano en este laberinto de trágicas pugnas de visiones de Estado y de futuro y de cuya adecuada resolución depende nuestro futuro como sociedad y como país.

La cúpula gobernante piensa que podrá controlar y administrar la anarquía, pero cuando la economía dependa aún más del narcotráfico y las actividades informales; los carteles del narcotráfico se impondrán y será el fin de cualquier forma de convivencia pacífica, democrática y civilizada y ahí todos perderemos.

Un estado forajido como este, no es deseable ni viable para los ciudadanos y tampoco lo es para la comunidad internacional, la cual para su propia seguridad demanda de sus vecinos un Estado de derecho y respeto al orden internacional.

Para superar esta situación se necesita comprometerse y pensar en el largo plazo, trabajar  e invertir en la correcta formación cultural y moral del pueblo y esto a partir desde la base, las familias, escuelas y universidades, instituciones públicas, empresas, partidos políticos, iglesias, etc. pues es tarea de todos, comenzando con priorizar los principios éticos y la educación para el trabajo y la búsqueda de la excelencia en este mundo globalizado de la información y el conocimiento; enseñando al pueblo a ser libres y responsables de su vida y su país.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

DEMOCRACIA FEDERAL

Ovidio Roca

Bolivia como muchos otros países, acoge en su interior diversas culturas sociales y  políticas. Algunos de sus pueblos son tradicionalmente afectos al centralismo, al corporativismo y otros son más individualistas, democráticos y liberales. Mientras que algunos esperan que el Estado se haga cargo de su vida, mediante bonos y prebendas, dejando así el porvenir en sus manos,  otros reivindican el esfuerzo personal y consideran como tarea exclusiva del Estado, el crear un ambiente institucional que garantice la vida, la propiedad, la iniciativa personal, la producción.

Estas distintas visiones muestran la necesidad de establecer un régimen político administrativo, donde cada pueblo en función de sus perspectivas de vida y de futuro, establezca su forma de organización, modelo de economía y régimen de libertades ciudadanas. El Federalismo que no homogeneiza a los habitantes sino que les permite mantener sus respectivas nacionalidades, costumbres y creencias, es una solución a los problemas de países como Bolivia que tienen divisiones étnicas, religiosas, sociales.

Actualmente rige un Estado centralista, socialista y corporativo cocalero, caracterizado por la ineficacia gubernamental, avanzada corrupción, vacíos de poder local, una permanente violencia delincuencial y policial y falta de resultados en el sistema político y económico.

El centralismo decide todo desde la ciudad de La Paz: cuánto vale el pan y la sal; los sueldos y las pegas; si se puede exportar o no azúcar o soya. Lo que está al margen de cualquier regulación gubernamental es el contrabando, la coca y sus derivados, los que se rigen bajo el régimen del poder corporativo cocalero.

En el actual régimen corporativo cocalero, cada grupo aplica su propia ley y exige sus privilegios sectoriales en medio de pugnas por el control de los negocios. Esta anarquía da paso a los sindicatos de contrabandistas, los carteles de las drogas y el crimen organizado. Las instituciones del Estado se debilitan y se reduce la idoneidad y capacidad profesional de los servidores públicos.

Como el Estado socialista corporativo no tiene posibilidades de tener satisfechos a todos, surgen las pugnas. Los grupos corporativos presionan y chantajean a las autoridades nacionales para obtener sus prebendas y beneficios, sean justas o no. Su fortaleza está en que sus miembros que actúan disciplinadamente, pues tienen una estructura vertical y están sujetos a sanciones corporales y económicas en caso de disidencia.

Frente a la incompetencia de los Gobiernos centralistas y autocráticos; al corporativismo cocalero, el populismo,  la corrupción, surge el Federalismo. Un Estado Federal democrático, bajo un régimen de autonomías que practica la subsidiaridad, vale decir que un asunto debe ser resuelto por la autoridad (normativa, política o económica) más próxima al objeto del problema. Esto significa que en todos los niveles, la autoridad inferior no delega su poder hacia la autoridad superior, más que en los terrenos que escapan a su competencia.

En suma se trata de recuperar y devolver a las personas, a la sociedad civil, su iniciativa, sus libertades,  recursos y propiedades, los que están siendo confiscadas por el Estado centralista y dilapidados por una burocracia partidaria  corrupta e ineficiente.

Bolivia como país diverso cultural y étnicamente, tiene como su mejor opción construirse en un Estado Federal, bajo un régimen de autonomía de todos sus regiones y con mecanismos cooperación entre estas y las naciones que lo constituyen. Esto exige una firme decisión y toma de  responsabilidad personal de parte de toda la ciudadanía.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

DEFENSORIA DEL PUEBLO, CHARLAS Y PARLAS

DEFENSORIA DEL PUEBLO, CHARLAS Y PARLAS
Ovidio Roca

La figura del Defensor del Pueblo que deviene de la experiencia institucional del Ombudsman de Suecia, ha sido incorporada en nuestra Constitución:

Artículo 218 I. La Defensoría del Pueblo velará por la vigencia, promoción, difusión y cumplimiento de los derechos humanos, individuales y colectivos, que se establecen en la Constitución, las leyes y los instrumentos internacionales….
Artículo 220. .… La designación requerirá de convocatoria pública previa y calificación de capacidad profesional y méritos a través de concurso público, entre personas reconocidas por su trayectoria en la defensa de los derechos humanos.

El problema es que el proceso de selección de esta importante Autoridad del Estado, está siendo realizando de manera torpe y atrabiliaria, mostrando una vez más esa práctica abusiva de sometimiento institucional, que gusta tanto al Ejecutivo. Es evidente, como en otros casos, que se busca elegir alguien afín y sumiso al Gobierno.

Como el conocimiento de un idioma nativo ha sido utilizado como pretexto para excluir a varios candidatos no manipulables a este importante cargo, empecemos por este asunto.

Los idiomas nativos interesan fundamentalmente a quienes lo tienen como lengua materna, pues eso les da identidad y pertenencia y solo aprenden un nuevo idioma cuando hacerlo les facilita un mayor relacionamiento y comunicación.

Para la cultura nacional, es importante el conocimiento y preservación de las lenguas nativas, pero no tanto para la gestión pública, pues en este ámbito lo que interesa es la eficiencia administrativa en el logro de resultados, mensurables y predeterminados.

Se menciona que en Bolivia que existen 36 lenguas nativas y bajo la argumentación expuesta por los masistas, el Defensor tendría que hablar en lengua nativa para poder comunicarse con la gente. El problema es que esta Autoridad del Estado tendría que hablar 36 idiomas, pues si solo conociera uno de ellos, existiría una discriminación con todos los otros que hablan diferente lengua.

Como anécdota, sabemos que el Presidente habla medianamente el castellano y según dicen las malas lenguas, poco o nada de aimara o quechua, y esto no le impide comunicarse con la gente.

Decia que se aprende y se habla un otro idioma además del materno, para extender el ámbito de la comunicación, por ello es normal en la actualidad y en un mundo globalizado, que la gente utilice el inglés como “lingua franca”, procurando llegar a la mayor cantidad de gente y en más países.

Por ejemplo en China, hay más angloparlantes que en los Estados Unidos, y en la India se usa el inglés no solo para comunicarse con el resto del mundo sino para hablar entre sí por la gran cantidad de idiomas locales existentes. En Paraguay la gente es totalmente bilingüe, usa el guaraní como lengua íntima y familiar  y en la vida social y de negocios lo hace en castellano y aquellos que aspiran a conectarse con el mundo de los negocios, el turismo y la educación aprenden inglés.
En este preciso instante, hay más niños estudiando inglés en China que en los Estados Unidos. En china 350 millones de personas estudian inglés y existe  un programa masivo de enseñanza de inglés en las escuelas, que alcanza a unos 250 millones de niños, esto es varias veces superior al número de estudiantes en las escuelas y colegios de los Estados Unidos.

La india tiene 30 idiomas oficiales y 2000 dialectos. Un tercio de su población hablan inglés, unas 350 millones de personas, esto son  más personas hablando inglés que en los Estados Unidos e Inglaterra juntos.

Mientras hablamos del requisito del idioma nativo, nos estamos olvidando de lo importante, y es del perfil del Defensor del Pueblo y de las virtudes y capacidades que debe tener el postulante para ejercer esta función. Un cargo que debe ejercerse con probidad, eficacia y eficiencia.

Para el desempeño de cada actividad, se necesitan diferentes habilidades, conocimientos, experiencia, credibilidad, prestigio y cuando alguien requiere de un servicio busca la persona calificada para solucionar su problema o necesidad; en temas culinarios, busca un buen Chef, alguien que tiene pasión y experticia por el arte de la cocina. Si está enfermo busca un médico, y pregunta por uno que tenga prestigio, ética profesional y especialidad en el campo de su dolencia; lo mismo ocurre con un mecánico especialista, pues no es lo mismo una bicicleta que un avión.

En el caso del Defensor del Pueblo, lo menos que nos debe preocupar es su sexo o si habla algún idioma nativo; lo que nos interesa que sea apto y eficaz para cumplir su labor de defensa de nuestros derechos y esto tiene que ver con su conocimiento del ámbito jurídico e institucional en el cual debe  lidiar en defensa del ciudadano, tanto a nivel nacional, como de los organismos internacionales de derechos humanos. Para cumplir esta su tarea requiere de un compromiso demostrado en la defensa de los derechos humanos, prestigio, cultura ética y capacidad de liderazgo y de organización de equipos de trabajo. Igualmente una voluntad férrea para defender al ciudadano soportando el ambiente hostil, típico de gobiernos totalitarios. En suma un buen servidor público, dedicado a su trabajo con actitud y ética de acuerdo a sus funciones. Y como decían las viejas, no importa el color del gato sino que cace ratones.

Difícil tarea y especialmente en estos tiempos.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

OCLOCRACIA PLURINACIONAL

OCLOCRACIA PLURINACIONAL

Ovidio Roca

Cuando eventualmente nos visitan amigos provenientes de países de tradición democrática, comentan sobre nuestra absoluta indiferencia con la anomia nacional; de nuestra indiferencia ante la anarquía cotidiana y las bárbaras movilizaciones de los grupos de interés sectorial o gremial, que  pretenden por la fuerza obtener: un subsidio, un bono, o no quiere pagar impuestos, o pide ser excluido de cumplir las normas generales y la ley.

Estos son grupos que al parecer no tienen oficio, pues están inmediatamente disponibles para organizarse y bloquear las calles, las carreteras, tomar oficinas públicas o privadas,  cortar el suministro de servicios y productos; cualquier cosa que incomode a la población y desafíe la autoridad. Esta es la práctica cotidiana y no se nos ocurre pensar que una mejor forma de lograr soluciones es siguiendo los procedimientos legales.

Este comportamiento que cualquiera consideraría irracional, es producto de la experiencia generalizada de la población sobre la mala calidad de las instituciones y la poca o ninguna idoneidad y probidad de  los funcionarios públicos. Como resultado de esta vivencia casi nadie cree en las normas y por lo tanto no las considera, ni las acata. A esto hay que añadir la cultura estatista y populista de la población, que cree que el trabajo del Estado es intervenir en los mercados de bienes y servicios (menos en los de su gremio), invertir en proyectos de cualquier tipo, ampliar la burocracia estatal y dar subsidios a las empresas y personas.

El modelo populista, llamado de Socialista Comunitario, que se ha instaurado en el país; encaja perfectamente sobre esta matriz ideológica y cultural y como resultado de su aplicación, una parte de la ciudadanía vive prisionera del temor, la anarquía y el bloqueo. Por su parte el Presidente Plurinacional y sus adláteres usan este temor con mucha habilidad y permanentemente sentencian al pueblo, afirmando que un Presidente que no sea Evo, no garantiza la estabilidad social, política y económica del país, pues los movimientos sociales no lo permitirán.

Estos movimientos sociales tienen su respectiva cuota de poder en el Gobierno Nacional. Si bien en su composición son heterogéneos, juntos poseen una gran y amplia capacidad de movilización y se especializan en concentraciones, bloqueos y marchas de apoyo y en época electoral, es decir todo el tiempo, se convierten en una máquina impresionante para la reproducción del poder. Como consecuencia la población es prisionera y está a merced de los “movimientos sociales”, vale decir de la oclocracia.

Etimológicamente la democracia  es el gobierno del pueblo, quien con su voluntad general legitima al poder estatal. Una degeneración de la democracia es la oclocracia, vale decir el gobierno de la muchedumbre; estos movimientos sociales, masa o gentío, que a la hora de abordar asuntos políticos, es decir aquellos que atingen a la ciudadanía,  presenta una voluntad viciada, confusa o irracional, por lo que carece de capacidad de autogobierno y por ende no reúne los requisitos necesarios para ser considerada como “pueblo”. Como estos grupos corporativos priorizan más sus intereses propios, existen permanentes roces con el Gobierno.

Por delante, en el país y en el mundo tenemos tremendos desafíos como consecuencia de la especulación  financiera internacional, la corrupción desmedida y especialmente en el aparato del Estado, la crisis energética, la crisis ambiental y las guerras religiosas, y la única forma capaz de enfrentar estos desafíos es con una sociedad organizada de hombres libres y responsables, con ética y tecnología.

Si realmente queremos una sociedad viable y proyectarnos a un futuro mejor; necesitamos cambiar de mentalidad y entre todos construir las bases de un País más civilizado, más ilustrado, más próspero, más pacífico y respetuoso con los derechos y las libertades individuales y esto se realiza trabajando, educando y educándonos, en cada hogar, cada Municipio, cada Departamento del País.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

SEGUNDA ETAPA (FASCISTA) DEL PROCESO DE CAMBIO: K’ARAS, ¡LLOKSI KAYMANTA!

SEGUNDA ETAPA (FASCISTA) DEL PROCESO DE CAMBIO: K’ARAS, ¡LLOKSI KAYMANTA!

Ovidio Roca

El MAS tomo el control del gobierno y del país en base a un proyecto socialista e indigenista; en realidad una propuesta populista y racista, que postula la preminencia de una etnia indígena sobre las otras y sobre los mestizos que somos la mayoría del país.

La primera fase de esta revolución populista, está siendo conducida por el Evolinerismo, donde el grupo k’ara maneja el icono indígena y a su nombre gobierna el país. Estos llunkus en procura de ganarse la voluntad del jefe, muestran un hipócrita y ridículo afán  por ensalzarlo y endiosarlo, aunque en realidad están trabajando para su propio beneficio.

Para efectos propagandísticos frente a la mayoría indígena del país, en los últimos años se avanzó hacia una indianizacion formal, y fruto de ello algunos indígenas y multitud de cholos asumieron, por esta su misma condición, los privilegios de vivir y lucrar del Estado, cosa que anteriormente estaba restringida a la cholocracia blancoide: Habemus Fondioc.

Sin embargo y por lo que hemos escuchado últimamente, esta situación está en vías de cambiar; Choquehuanka, dejando de lado el sexo de las piedras (ver nota) y las recetas afrodisiacas con papalisa; en la localidad de Irupana decide saltar a la palestra política y lo hace con una propuesta radical, racista y excluyente, la que no gustara ni a los unos ni a los otros; al proclamar:

Un día tiene que ser como en África. Personas con nuestros rostros tienen que estar en Palacio de Gobierno y en las instituciones (públicas), gente con nuestro rostro (en aymara). En el África todos los ministros son negros (no hay) un solo blanco”. Choquehuanca. Página Siete.

El canciller afirmó igualmente que la oposición no quiere el éxito de los indígenas y busca dividirlos. “Juntos tenemos que alcanzar (el poder), tenemos que unirnos, nos quieren dividir; (la oposición) no quiere el éxito de un gobierno indígena. Poco a poco nosotros tenemos que manejarnos, nos hemos organizado para gobernarnos, nosotros mismos, para gobernarnos nosotros mismos hermanos”.
Luego aseguró que los indígenas deberían tener cuidado con quiénes trabajan, porque antes incluso los opositores querían erradicar la coca y el acullico. “No podemos retroceder, no podemos estar con quienes nos querían hacer desaparecer, no podemos estar con esas personas que sienten asco de nosotros”.

Como vemos, estamos retrocediendo hacia fases tribales y muchas personas en lugar de asumirse como ciudadanos de un Estado democrático, de una nación de personas iguales ante la ley, persona jurídica y con derechos y obligaciones para con su sociedad, prefiere identificarse con una tribu étnica, en este caso la aimara.

Creo que Choquehuanka erro, le queda mejor el folklorismo que el fascismo, pues aquí la gente no tiene simpatía por esas poses paranoicas y fascistas como las del coreano Kim Jong-un. Los bolivianos, pese a nuestras diferencias, sabemos que necesitamos convivir juntos.

Si los radicales racistas logran reconducir la segunda etapa del proceso de cambio: ¡Temblad k’aras que vienen los aimaras de Choquehuanka y ni los llunkus blancoides se salvaran!.

 

(Nota):

Ilusionado con el relato de Choquehuanka y en procura de hacerme de una hacienda de piedras preciosas; puse en una cacha de madera, tres bolivianitas que me trajeron de La Gaiba y dos esmeraldas que compre en Bogotá, además de varias hojas de coca.

Cuando la luna está en cuarto creciente se escuchan ruidos y bulla proveniente de la cacha y luego nada. Ya pasan varios años y no nació ninguna cría; al parecer la piedras o son del mismo sexo o me falta algún embrujo andino de fertilidad. Les voy a poner unas papalisas.
ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

DE CAMBIOS Y RECAMBIOS TRUCHOS

DE CAMBIOS Y RECAMBIOS TRUCHOS

Ovidio Roca
Con el proceso de cambio, se cambia el discurso y los actores; pero el resto y especialmente la economía siguen igual o peor. Y definitivamente peor si hablamos de la justicia; con lo que se cumple la intención de recambiar todo para que nada cambie.

En este cambalache mundial y plurinacional, durante los últimos años la izquierda se resbala hacia la derecha en materia económica, con el inconveniente que optan por el Capitalismo de Estado y el manejo de las empresas por una burocracia partidaria inepta y corrupta. Por su parte la derecha se enajena y adopta posturas izquierdistas, especialmente en el terreno social.

La nueva izquierda deja también de lado algunos dogmas del marxismo-leninismo “clásico”, que se sustentaba en la eliminación de la propiedad privada, el control total de los medios de producción y el ejercicio terrorista de un poder político centralizado y omnipresente. Actualmente de lo que se trata, es que los dirigentes permanezcan indefinidamente en el poder y vivir bien en la  elegante onda del “gauche-caviar”. Nada que ver con aquellos militantes revolucionarios de antes, austeros, rudos, olorosos, capaces de sacrificar todo confort y proyecto personal en aras de los intereses del partido.

En la nueva onda del proceso de recambio revolucionario, los intelectuales izquierdistas llevan la batuta y lo hacen desde la comodidad de los salones universitarios, los auditorios de elegantes hoteles y las ONG (por supuesto en los países capitalistas). En este ambiente encuentran amplia satisfacción para sus actividades intelectuales y  fungen como consultores para los procesos de recambio en Latinoamérica. Ellos inventan Constituciones, crean mitos revolucionarios, elaboran discursos orientados a demonizar el neoliberalismo y la inversión extranjera y canalizan el apoyo logístico y control político del castrochavismo. En fin, critican al modelo económico capitalista, el mismo que luego los gobiernos populistas aplican en su plan de gobierno. En pago de estos sus afanes, los intelectuales progre cobran muy buenos dólares.

Siguiendo esta moda, hemos visto al Presidente Morales viajando en su lujoso avión particular hasta la sede del imperio, en procura de convencer a los cochinos burgueses para que vengan a invertir sus dólares en Bolivia.

Si revisamos la historia reciente de Bolivia, vale la pena tomar nota del periodo del Presidente Siles Zuazo y el rol de la izquierda. Siles estuvo sitiado por la izquierda y boicoteado por el sindicalismo trotskista, los que con un maximalismo delirante llevaron al país al desorden, la desesperación y a su peor crisis. Una inflación del ocho mil por ciento, la que en unos periodos llego a veinte mil por ciento. La reacción de la población y la madurez de Siles, al decidir recortar su mandato, dio paso al Dr. Víctor Paz y el Pacto por la Democracia y en 1985 con la promulgación del DS 21060 se logró poner orden en la economía y reordenar el país y sus instituciones.

Como parte de su trabajo de mistificadores, los intelectuales castrochavistas en sus fantasiosos relatos se olvidan de la realidad histórica y solo resaltan el mito de la pureza revolucionaria, algo  que es totalmente desmentido por la práctica de más de diez años de Socialismo Bolivariano, donde se mostró que en medio de la increíble bonanza de las materias primas, no se avanzó en solucionar  los problemas estructurales de la pobreza, que es producto del modelo económico populista, estatista, extractivista, la ineficiencia en la gestión y el latrocinio y la corrupción desmedida. Confírmenlo visitando por ejemplo, Venezuela.

En el caso de Bolivia, se olvidaron poner en esa su mistificada historia, los denodados esfuerzos de un pueblo, una nación, que desde mediados de los años ochenta, penosamente venía reconstruyendo la democracia, en condiciones precarias y con escasez de recursos; acosadas además por el feroz hostigamiento cocalero, el que paralizaba al país y causaba temor y desasosiego; tan es así que la gente finalmente acepto al bloqueador en el gobierno, con la esperanza de poder vivir en paz.

Volviendo al cacareado éxito del proceso de cambio, recordemos que el MAS recibió reservas gasíferas probadas, gasoductos construidos y contratos suscritos con nuestros vecinos y además tuvieron la inmensa suerte, de que el precio del gas que hasta el 2005 estaba en menos de los dos dólares por millar de BTU, subió con el auge de las materias primas y el petróleo, a más de doce dólares, es decir seis veces más. De esta manera los masistas se beneficiaron en su gestión con más de 70.000 millones de dólares, a lo que hay que añadir las remesas de los bolivianos en el exterior en ese mismo periodo por  10 mil millones de dólares. Mucho más que lo recibido en toda la vida Republicana de este país.

Es importante destacar que como parte de su política de control político, los instrumentos del Estado no se usan para lograr el orden, el bienestar y el reparto equitativo de las cargas, sino como instrumentos punitivos y de coerción. La política impositiva no se orienta a recaudar de manera equitativa recursos para el bienestar de la población, sino para castigar al presunto opositor; los fiscales y jueces están prestos para utilizar su ley y sentar la mano a los contestatarios y las regulaciones y normas se usan diligentemente para coartar la libre expresión y la libertad de información.

Todo esto genera inseguridad e incertidumbre y ahora el MAS argumenta y chantajea, diciendo que la estabilidad en el país solo se la consigue con  la permanencia del Evo en el poder y que cualquier otro candidato opositor, seria bloqueado por los movimientos sociales, generándose inestabilidad política, social y económica.

Para entender y entendernos es importante que clarifiquemos y explicitemos el modelo de país que cada uno de nosotros pretende. Algunos aspiramos a un país moderno, con cultura humanística, ciencia, tecnología e innovación; un gobierno democrático, de leyes, separación e independencia de poderes y economía formal. Otros se sienten más cómodos en el ámbito del caudillismo, lo informal y de corporaciones autónomas que trabajan en actividades colindantes con la ilegalidad y el narcotráfico; porque sienten que no pueden ser competitivos en un ambiente de legalidad y formalidad.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario