Archivo para la categoría Desarrollo Sostenible , Ecología

DEL DISCURSO PACHAMAMICO E INDIGENISTA A LA DURA REALIDAD POPULISTA COCALERA

Ovidio Roca

El MAS se presentó ante la población boliviana con un discurso pachamamista e indigenista; de defensores de la Madre Tierra y de los indígenas originarios, pero en la práctica realizo todo lo contrario: Facilitó la destrucción de los bosques para sembrar coca, para el negocio de la madera y para consolidar las tomas de tierras, que son una constante. Y en cuanto a los indígenas, al margen de los cocaleros y algunos grupos altiplánicos afines, el resto ha sido apaleado y correteado por los grupos armados del régimen y ni que hablar de la corrupción que llego a niveles nunca vistos. Sin embargo en todos los ámbitos insisten con su discurso del vivir bien, que en el país ya nadie les cree y afuera tampoco.

Aunque el 2014, Evo postulo en la ONU: Un nuevo orden mundial que debe construirse sobre la base de la hermandad de los pueblos y en armonía con la Madre Tierra para el “vivir bien”; él sabe que para mantenerse en el poder necesita apoyo político y esto se logra con plata, y una forma fácil de conseguirla es haciéndose el de la vista gorda con la pachamama y permitir la producción e industrialización de la coca, que según dicen puede cosechar más de cuatro mil millones de dólares por año y eso financia, entre otros, la cadena del contrabando y el comercio informal, que aparte de dar trabajo a mucha gente nos abastece de bienes y servicios y alimentos dando una imagen de bonanza; aunque como daño colateral perjudique a los agricultores y productores nacionales.

Asimismo los masistas nos dicen que no se cumplirá sentencia del TIDN (Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza) que en su sentencia concluyó que el Estado Plurinacional de Bolivia “ha violado los derechos de la naturaleza y de los pueblos indígenas del TIPNIS (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure) en calidad de defensores de la Madre Tierra” y sanciono al Gobierno imponiendo una serie de medidas para preservar el territorio. La respuesta en la práctica fue, “Yo le meto nomas”.

La madre tierra nos está pasando la factura por nuestro irresponsable comportamiento; el cambio climático empieza a generar catástrofes medioambientales que afectan a millones de personas alrededor del mundo: lluvias, vientos y sequías desmesuradas y a destiempo azotan la producción agrícola y la infraestructura en todos lados. Olas de calor, fríos extremos, huracanes, incendios forestales, aumento del nivel de los mares, inundaciones, sequías y la falta de agua limpia. Fenómenos que, con el paso del tiempo se intensificarán hasta el extremo de crear grandes conflictos humanos por la pérdida de hábitats y de cultivos, lo que induce a una migración ambiental forzada y masiva de hombres y animales.

Nos dicen los expertos que el cambio climático terminara con destruir los ecosistemas y la civilización humana allá por el año 2050, es decir en apenas treinta años; lo vemos venir y nos preocupa, pero nada hacemos para evitarlo como personas y como Estados.

El futuro depende de nuestras decisiones y para frenar el cambio climático y nuestra eventual destrucción, los movimientos ecologistas plantean trabajar armónicamente y a nivel mundial (pues se trata de un solo planeta y un único ecosistema) en las siguientes áreas: Economía sostenible y ecológica. Descarbonización total de la economía, utilizando energías renovables y reduciendo los gases de efecto invernadero. Parar la deforestación y trabajar en la reforestación y conservación de los bosques y sus ecosistemas. Evitar la contaminación de los acuíferos subterraneos y proteger los ríos y cuencas. Eliminar los plásticos que inundan y contaminan las tierras y océanos. Frenar el crecimiento poblacional. Eliminar el consumismo, promover el consumo responsable e implementar el desarrollo sostenible.

En procura de nuestro bienestar y seguridad necesitamos trabajar seriamente para frenar el cambio climático, garantizando así nuestra seguridad alimentaria y nuestra vida; esto implica investigación y políticas de Estado que den seguridad jurídica a los agricultores y la acción responsable, efectiva y cotidiana de cada uno de nosotros cuidando nuestro entorno y nuestro ecosistema.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, , , ,

Deja un comentario

GEOPOLITICA Y COLONIZACION

Ovidio Roca

Desde las épocas del Alto Perú, luego República de Bolivia, el Estado Central y los empresarios basaron su economía en la explotación minera y los indígenas del altiplano. La clase política andina que formaba parte del Estado Minero, vivió del Centralismo, de los minerales, de los negocios y de pegas en la burocracia gubernamental. Para no perder los privilegios de tener el Gobierno bajo su control, evitó toda inversión que potencie al resto del país y también a Santa Cruz; una población lejana a la que siempre consideraron separatista.

Actualmente en su afán de dominio territorial y político el grupo castrochavista cocalero, sigue usando a los indígenas aimara y quecha y ahora para controlar y dominar los valles y el oriente. Al igual que lo hizo el Imperio Incaico con los mitimaes, los masistas dominan las poblaciones vecinas colonizándolas y  sustituyendo su población por otros grupos étnicos. Esta estrategia de  invasión y colonización tiene como resultado lo que llaman en Europa, la Gran Sustitución. (Renaud Camus ha señalado que la promoción de la inmigración masiva en Europa, sumada a las altas tasas de nacimiento de los hijos de inmigrantes, hará que en pocas décadas las ahora “minorías” se conviertan en mayorías en el territorio europeo).

En su plan de dominio, el Gobierno Centralista usa todo el aparato del Estado y entre ellos el INRA, mediante el cual realiza un reparto político de tierras a los grupos andinos, dejando de lado a los originarios de la región y sin tomar tampoco en cuenta, por ejemplo en Santa Cruz, el Plan Departamental del Uso del Suelo y menos preocuparse del daño ambiental que se produce avasallando los Parques y Áreas Forestales. Los expertos repiten permanentemente que la deforestación y la ampliación de la frontera agrícola incrementan los riesgos  del país ante los fenómenos naturales y el cambio climático y así vemos como siete Departamentos de Bolivia estuvieron en emergencia debido a las  inundaciones, riadas y  deslizamientos producto de las intensas lluvias; pero los pachamamicos del MAS no se lo creen.

Este mes de Marzo del 2019, José Serrate Presidente del Bloque Cívico Chiquitano, denuncio que al municipio de San José de Chiquitos” siguen trayendo gente de afuera y a la gente del lugar no la toman en cuenta para nada, se debería consultar a nuestras comunidades y municipios que son dueños de las tierras”, reclamó.

“Si sumamos todos los municipios, ahora pasamos las 1.000 comunidades en toda la Chiquitanía, y son pura gente del interior”, afirmó Serrate, a tiempo de cuestionar, que desde el Gobierno no se toma en cuenta a la gente nativa para la entrega de tierras.

El pasado jueves, (21 de Marzo) sesenta y nueve comunidades se asentaron en una extensión de 130.000 hectáreas en el municipio de San Miguel, luego de ser beneficiadas por una serie de resoluciones emitidas desde el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y el INRA.

El alcalde de San Miguel, Óscar Hugo Dorado, denunció que detrás de la entrega de resoluciones que autorizan la dotación de 70.000 hectáreas de tierras para favorecer a 1.700 familias del occidente del país y afines al Gobierno, está el exalcalde de San Miguel de Velasco y hoy Viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Pedro Damián Dorado.

No se trata de oponerse a la dotación de tierra fiscal, sino que se cumpla la ley: respeto al uso mayor de la tierra según el PLUS, prioridad a los oriundos de la Provincia y del Departamento en la dotación de tierras fiscales y respeto de los migrantes a la cultura regional. Se trata de construir un país que nos incluya a todos sin exclusiones pero respetando la ley, las diferencias culturales y trabajando para el bien común

Lamentablemente la región no tiene capacidad ni liderazgo para defender su territorio y su identidad; la elite o clase económica y política oriental no tienen vocación de país y no le interesa asumir el poder gubernamental, prefieren dedicarse a sus negocios, mejor si asociados con el gobierno y dejando a los centralistas andinos, ahora los masistas, esos engorrosos asuntos de Estado. Como dice el dicho: Si no puedes vencerlos únete a ellos, por lo que esta parte de la población que no ve perspectivas de futuro se acomoda y se adapta.

La esperanza está en las mujeres y grupos de jóvenes que defienden su futuro como un estado democrático y donde exista respeto de los derechos humanos y políticos para todos. Cualquier rato se darán las condiciones o ellos las crearan y surgirá como en Venezuela un líder que aglutine las aspiraciones de todas las regiones del país.

Jóvenes son los que no tienen compromiso con el pasado”. José Ingenieros.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

EL CAMBIO CLIMÁTICO, CONOCEMOS SUS ORIGENES, SUS EFECTOS Y POCO NOS IMPORTA

Ovidio Roca

El clima de la Tierra nunca ha sido estático y se ha ido modificando especialmente por causas geológicas durante milenios; actualmente vivimos un acelerado cambio y esta vez por efectos de la acción humana.

El cambio climático genera una modificación brusca del ecosistema, del régimen de lluvias, vientos, temperaturas; en fin de las condiciones a las que nos hemos adaptado en milenios tanto nosotros, los animales y las plantas de nuestro entorno y por haber logrado esta adaptación es que podemos vivir con cierto confort en este nuestro planeta.

Nuestra economía agrícola que nos da el sustento, se basa en esas rutinas del clima y de la naturaleza, que nos dicen cuándo arar, sembrar y cosechar y sin ella la civilización humana no hubiese llegado hasta aquí. Un proceso de readaptación natural de las especies, las que sobrevivan a las nuevas condiciones que genera el cambio climático, es sumamente largo, de siglos y debemos considerar que el cambio que diezma algunas especies puede favorecer a otras, especialmente insectos que afectarán los cultivos.

En Octubre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los que lamentablemente no se aplican al no contar con el respaldo efectivo de grandes  países y tampoco de una gran mayoría de la población mundial que dice que le preocupa pero no cambia sus hábitos de consumo, de destrucción de la naturaleza y producción masiva de basura cada vez menos biodegradable.

Los líderes del Estado plurinacional, se precian de ser indígenas ecologistas e indigenistas y manejan un demagógico discurso pachamamico; pero para la Comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza que analizó el caso del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, Tipnis y los impactos que causaría una carretera y que no se dejaron engañar, son solo ecocidas y etnocidas.

Pese a que se ha demostrado que la mejor tecnología para combatir el cambio climático es la conservación de los bosques, Bolivia en los últimos trece años ha sufrido la pérdida de un total de diez mil cuatrocientos kilómetros cuadrados de bosque. La mayor deforestación está vinculada a la expansión agrícola y pecuaria para producir alimentos e impulsada por la inseguridad de la tenencia tanto por avasallamiento, como del criterio que maneja el INRA para su titulación, de que si no se tala todo el bosque no se cumple con la función económica social, y luego a los chaqueos y desmontes indiscriminados de los avasalladores de tierras en territorios indígenas y reservas forestales; últimamente en el Choré en Ichilo; Valle de Tucabaca en Roboré y en Guarayos. Esta es una desforestación descontrolada que impacta en los ciclos hidrológicos locales y cambia los patrones de precipitación, con aumento de riesgos de sequías e inundaciones.

Paradójicamente es durante el gobierno de los masistas pachamamicos, que se produce este grave retroceso en la protección del medio ambiente: han dejado de lado e incumplen la ley del medio ambiente, ley forestal, los mecanismos de control de uso del suelo y desvirtuado la Superintendencia Forestal. En consecuencia han abandonado el manejo forestal sostenible en el que Bolivia tenía un sitial mundial importante. La política de protección de bosques y tierras se incumple y se abandonan las áreas protegidas y se permite su avasallamiento por grupos cocaleros y proyectos gasíferos y mineros, sin el menor cuidado ambiental.

Por un puñado de dólares o yuanes; estos defensores de la Pachamama y de los pueblos originarios permiten a sus amigos del Imperialismo Chino: expulsar a los indígenas originarios de sus territorios, destruir la naturaleza, los animales, las plantas, y envenenar con mercurio los ríos amazónicos explotando el oro. También se permite y facilita, que los llamados movimientos sociales enviados por el gobierno como mitimaes, destruyan los bosques para colonizar el oriente, mal explotar la madera, apropiarse de las tierras y sembrar coca.

Es consenso pleno de la comunidad científica internacional, aunque Trump lo niegue y al Evo poco le importe; que el cambio climático es causado por la acción humana sobre los ecosistemas y que tiene sus orígenes y efectos en la emisión de gases  de efecto invernadero, sobreexplotación de los recursos no renovables, deforestación, contaminación de las aguas, por lo que es nuestra responsabilidad para sobrevivir, para preservar nuestra vida y nuestro futuro como seres humanos, trabajar seriamente sobre estos temas. Necesitamos cuidar nuestros bosques e investigar y conocer el nuevo ritmo de los ciclos agrícolas para determinar las épocas y lugares adecuados para nuestra actividad agropecuaria, tanto cultivos perennes como temporales y  adelantar la adaptación de las semillas a las nuevas condiciones mediante los avances de la ciencia de la biotecnología con semillas transgénicas resistentes a la sequía y a nuevas plagas, lo que reduce el uso de los agroquímicos o permite sustituirlos por otros nuevos pesticidas menos contaminantes, significando menos impactos ambientales y más ahorro en los costos de producción.

El problema es que más allá del discurso poco hacemos y muchos poderosos y con influencias deciden negarlo: “Las temperaturas de la brisa del viento están llegando a menos 60 grados, la más fría registrada. En los próximos días, se espera que se enfríe aún más. La gente no puede durar afuera ni siquiera por unos minutos.  ¿Qué diablos está pasando con el calentamiento global?. Por favor Vuelve rápido, te necesitamos. Donald Trump, Muralista y Climatólogo.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

COMENTARIO SOBRE EL MODELO DE ESTADO POPULISTA Y CENTRALISTA Y DE REPUBLICA FEDERAL Y DEMOCRATICA

Ovidio Roca

El populismo es una receta que ilusiona a la gente y se vende muy bien; se la ha probado con muchas variantes y con diferentes aliños y al final siempre resulto ser un veneno amargo; será un problema de masoquismo o de malos gustos?. En cada país y como producto de su proceso social y político, el populismo adquiere sus propios matices y sabores, pero en lo esencial mantiene su discurso demagógico y orientado a endulzar los oídos del pueblo con ambiciosas promesas de imposible realización.

Los populistas, demagógicamente, se proclaman firmes defensores de los pobres, de los indígenas, del medio ambiente y la madre tierra y eligen como su necesario enemigo externo al imperialismo gringo, pero no al chino más nefasto y depredador. Mantienen como sus enemigos internos a los que llaman neoliberales y capitalistas, vale decir a sus opositores, que son los responsables y no el gobierno, del malestar económico, social y político que experimenta el pueblo.

En su práctica gubernamental usan el Estado como su botín privado y hacen todo lo contrario de lo prometido en su discurso: Desconociendo su  obligación de “preservar el medio ambiente” el gobierno masista autorizo la explotación de la Amazonia por grupos de los llamados cooperativistas, quienes en asociación con mafias chinas explotan las cuencas de los ríos amazónicos con grandes barcazas y usando masivamente el mercurio con el que envenenan y destruyen el ecosistema. Estas cooperativas mineras truchas y sus socios chinos, han hecho aprobar leyes que le dan el derecho de explotar recursos naturales en áreas fiscales y protegidas, territorios indígenas, reservas naturales y donde se les viene en gana y prácticamente exentas de impuestos y del cuidado del medio ambiente. Datos oficiales indican que las mafias auríferas, durante el año 2017, pagaron por concepto de regalías alrededor de 35 millones de dólares y declararon un total de 1.500 millones de dólares por exportación del metal amarillo; probablemente el doble.

En cuanto a los indígenas y por denuncia de éstos la ONU instó al Gobierno “indígena” de Evo Morales a “respetar los derechos fundamentales de los pueblos indígenas” para que éstos ejerzan “sus derechos de acuerdo con los estándares internacionales sobre derechos humanos”.

El modelo de los  gobiernos populistas es básicamente centralista, estatista, de extractivismo, de coca y corrupción, con lo que se convierten rápidamente en Narco Estados cayendo en el lucrativo negocio de las drogas, las que rápidamente se convierte en el motor de sus economías.

Como la norma populista cocalera es “meterle nomas”, el Gobierno actúa sin respetar ninguna norma legal, social o ambiental, generando con ello una total inseguridad para los ciudadanos y para las inversiones y como consecuencia la economía formal colapsa y la población para sobrevivir actúa de la misma forma generando una permanente movilización, donde cada gremio y sector defiende con bloqueos y en las calles sus intereses particulares, no siempre lícitos.

Hasta ahora los masistas han disfrutado de una jornada larga y abundante en dólares  del gas y la coca, corrupción y borrachera de poder, ahora ya empieza el Ch’akhi, la resaca, los dolores de tripas y de cabeza y cada vez con menos plata, menos compinches albanicos y más rechazo internacional y de los propios ciudadanos bolivianos.

Para recuperar la democracia y desarrollar la economía del país, se hace urgente cambiar de modelo y aplicar aquel que han demostrado ser exitoso, como el de la República Federal y Democrática con políticas que garanticen el estado de derecho y la propiedad privada e  impulsen y faciliten la libre competencia y la generación de riqueza sostenible, lo que no se logra con más dirigismo estatal sino liberando la economía e imponiendo y acatando leyes justas. Solo en este ambiente los emprendedores y empresarios se orientarán por factores económicos y competitivos, dedicándose a producir más y mejor en vez de estar supeditados a los planes de los burócratas y pidiendo al Gobierno beneficios y ventajas exclusivas.

La Republica Federal y Democrática debe promover un crecimiento inclusivo y atender la exigencia legítima de protección y seguridad de sus ciudadanos; reafirmar la identidad y cultura nacional y la soberanía medioambiental, económica, comercial, fiscal y avanzar con la revolución del conocimiento hacia la transformación digital y con tecnologías de punta; todo esto aplicado a nuestra producción agrícola, forestal, minera, hidrocarburífera, industrial y de servicios, bajo el modelo de desarrollo sostenible.

En resumen, un buen modelo de economía y sociedad es el que produce bienestar y seguridad para la población, por tanto de lo que se trata es de aplicar una receta alternativa al populismo; la que es bastante simple pero que requiere de voluntad firme, honestidad, democracia, libre mercado, seguridad jurídica, propiedad privada, eficiencia, trabajo y responsabilidad para lograr trabajos productivos en actividades legales y con seguridad social. Lo contrario es continuar con lo de siempre totalitarismo y sumisión, con pobreza e ignorancia y luego después del fracaso, correr desesperadamente hacia el paraíso capitalista, hacia la frontera gringa, rogando que nos dejen entrar.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

EL DISCURSO RACISTA Y PACHAMAMICO DEL MAS; UNA ESTRATEGIA DE PODER Y CONQUISTA TERRITORIAL

Ovidio Roca

En su estrategia política para la conquista del poder los ideólogos socialistas del Foro de Sao Pablo, diseñaron para aquellos países con mayoritaria población indígena una estrategia racista y de enfrentamiento con el mestizo blancoide, al que califican de neoliberal y explotador del pueblo y de la naturaleza, y en contrapartida dibujaron una imagen del indígena como persona pachamamista y explotada por el sistema. Hace poco decía el Evo que eran la “reserva moral de la humanidad”; se refería por supuesto a quienes lo apoyan, no a los indígenas con criterio propio y que lo adversan.

Luego sacralizaron las palabras racismo, discriminación, proceso de cambio, que son utilizadas por los grupos de activistas gubernamentales para manipular la opinión pública y así declarar culpable y enemigo del pueblo al ciudadano de cualquier color de piel y con pensamiento propio, por el solo e imperdonable delito de ser opositor al grupo gobernante.

El racismo ha sido siempre un mecanismo que permite eliminar de la competencia y del mercado a ciertos grupos que nos perjudican y molestan, y para visibilizarlos y excluirlos se utilizan los rasgos étnicos, culturales o religiosos. El racismo fue usado durante los gobiernos “neoliberales” y ahora lo utiliza activamente el grupo de poder masista; primero contra los blancoides opositores y luego contra todo aquel que se les oponga sin fijarse si es indígena o mestizo.

En el ejercicio del poder los masistas rápidamente se olvidan de la pachamama, especialmente  cuando se trata de incrementar el cultivo de coca, devenida en mercancía y no hoja sagrada; entonces se tumba el monte a troche y moche, se colocan pesticidas y fertilizantes para aumentar la producción y en su proceso de industrialización cocainera se utilizan ácidos y químicos que contaminan los acuíferos y matan la biodiversidad; y ni hablar de la exploración minera, con el cianuro, el mercurio y tuti cuanti, así el famosos discurso ecologista termina naufragando. Así comprobamos que el ecologismo, el pachamamismo, el cuidado de la madre tierra, es un eslogan que termina cuando hay un buen negocio, sea con la hoja sagrada, con los minerales de la madre tierra o la madera de los bosques y áreas protegidas.

Para avanzar y construir país libre y democrático, es necesario convenir que intrínsecamente todos somos ciudadanos, personas iguales ante la ley y que ni unos ni otros, hombres o mujeres, más blancos o más negros, somos mejores o peores y lo que verdaderamente nos identifica y califica es nuestro aporte personal a la sociedad. Somos lo que somos, no por una herencia genética sino por nuestro ser social como producto del entorno en que nos criamos, la cultura familiar, la educación y formación técnica y los valores éticos de respeto por uno mismo y por los demás; por tanto lo importante es crear oportunidades de educación, trabajo y riqueza para todos.

Si observamos a los gobernantes y especialmente a los populistas, podemos verificar que el ejercicio del poder los enloquece a todos y con más fuerza a quienes no tiene principios y fortaleza de carácter, dejando salir la calidad de persona que verdaderamente son; pues reiteramos, no es asunto de sexo, de raza ni de color; sino de ética, de buenos y malos hábitos y peores gustos.

El presidente cocalero y futbolero, que se identifica como indígena, hace lo que le place y se satisface en construir aquello que le gusta para deleitarse observándolo cuando pasea en sus tours nacionales: coliseos y canchas de pasto sintético, museos personales, elefantes blancos (esto cuando no está en su avión por el mundo internacional de los VIP’s), prometiendo prebendas a sus seguidores y prometiéndoles bonos y subvenciones de todo género, aunque insostenibles.

Migración del altiplano hacia las tierras bajas la hubo desde los años cincuenta del siglo anterior; pero colonización orquestada, política y con intención colonizadora, sustitución poblacional y de toma de territorios, usando las instituciones y recursos del Estado, se dio con en el proyecto cocalero del masismo. El gobierno populista del MAS de prevalencia aymara en su plan de expansión de fronteras, busca colonizar un territorio y una población que les es ajena y que desde su perspectiva racista y centralista considera hostil y separatista; para ello utiliza discrecionalmente las instituciones creadas por ley republicana para garantizar el adecuado uso del suelo y la protección de los bosques (el INRA y la ABT) y en este plan, organiza los traslados poblacionales andinos, los mitimaes, para promover el avasallamiento del oriente; tanto de sus tierras como de su gente.

A su vez con nuestra actitud depredadora de los recursos naturales, hemos desequilibrado al ecosistema, por lo que la naturaleza se rebela y nos muestra su mala cara: el cambio climático, sequias inundaciones, incendios, escasez de agua potable y de alimentos y así entenderemos que el racismo y el ecologismo de los populistas cocaleros es una estrategia de poder que busca manipular y dominar a la población, enriquecerse hoy y rápido, sin pensar a que costo social y ambiental, lo que definitivamente es malo para todos: populistas y opositores.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

Deja un comentario

POPULISMO PLURINACIONAL Y SU TRANSITO HACIA LA DEMOCRACIA Y ECONOMIA DE MERCADO

Ovidio Roca

Se dice que si preparamos un guiso siguiendo una receta, por ejemplo de “patasca”, tendremos casi siempre este puchero criollo y aunque la mano del cocinero hace las diferencias, siempre será una patasca.

Vale decir que cuando cocinamos como lo hacen en Cuba, Venezuela, Nicaragua, aplicando la receta populista de estatismo, despilfarro, peguismo estatal y nos llenamos de subsidios que funcionan de épocas de bonanza de las materias primas, estaremos bien por un tiempo; pero cuando se acaba la plata y llega la época de las vacas flacas, que es cuando a los populistas los sacan del poder, hace falta que alguien trabaje y tome medidas duras e impopulares para arreglar el desastre que produjeron los populistas con su receta.

Como esta tarea de componer, de arreglar, es complicada, cuesta y afecta a todos, empieza el problema, porque los adictos al régimen no quieren perder sus pegas y ventajas y piden que vuelvan los demagogos.

Podemos ver en Argentina lo que se nos viene, pero no será antes de sufrir las dramáticas fases venezolana y nicaragüense; de miseria y matanzas que ya se avizora.

Esto de la receta y la patasca es cierto, aunque con variantes que tienen que ver con las características de cada economía nacional, su entorno geográfico y particularmente con los hábitos y características de su población. Una nota especial de la economía boliviana la dan los miles y miles de obsesivos, habilidosos y sacrificados campesinos, micro empresarios y contrabandistas, que se financian con los recursos del circuito de la coca cocaína y que abastecen de alimentos y bienes de uso diario a toda la población.

La economía boliviana es en un setenta por ciento informal y los miles de cuentapropistas se ganan la vida haciendo todo tipo de trabajos: servicios variados, pequeña agricultura, artesanías, comercio, contrabando, producción cocalera; esto más el aporte del narcotráfico, hacen que no se sienta en el corto plazo los efectos de la crisis populista de la misma manera que se lo sufre en Cuba, Venezuela y Nicaragua, que no tienen disponible una fuente alternativa de dólares a la oficial como en la Bolivia cocalera.

Una gran parte de la población quisiera trabajar formalmente pero no puede hacerlo por las miles de regulaciones e impuestos del Estado, imposibles de cumplir, por lo que el pueblo para subsistir se refugia en la informalidad que es una economía de subsistencia, una economía popular que aunque no aporta al Estado tampoco recibe nada de él y solo le pide que se aleje y les permita subsistir, pues lo único que ven de parte de la burocracia estatal son los cientos de trámites para multiplicar los pesos que éstos se meten al bolsillo.

En todo caso es importante diferenciar este tipo de economía informal, de la economía ilegal y delincuencial que afecta la vida, la salud y la propiedad de los demás y que de alguna manera es socia favorecida por los  regímenes populistas.

Como una exigencia para enfrentar la debacle y el proceso destructivo que se produce en los regímenes populistas y castrochavista y que continuara con nosotros; es asumir la tarea de diseñar la forma en que haremos la transición del populismo hacia una economía moderna, formal y productiva. Esto tiene que hacerse teniendo en cuenta las particulares características del país y de su población; se requieren de soluciones propias y creativas, pero siempre usando y canalizando esa fortaleza de la economía popular y trabajando en la capacitación de la población a los desafíos tecnológicos y climáticos que se avecinan.

El cambio de modelo económico, el que necesariamente debe ser de shock, tendrá que darse después de que sobrevenga el desastre, como el que vivimos durante la época de la UDP con esa inflación que llego al veinte mil por ciento anual y que tenía desesperada a la población. Por suerte en esa época el Dr. Siles actuó sensatamente y sabiendo que él no podía manejar el desastre, renuncio y dio paso para que se elija a un Estadista, el Dr. Paz que tomo medidas drásticas y de shock: cambio real y flexible de la moneda, liberalización del mercado, libertad de precios y un arancel único de importaciones; modificación del régimen impositivo que de más de trecientos impuestos se redujeron a siete y se dio un fuerte fomento a las exportaciones; con todo esto se dio seguridad jurídica lo que permitió que la economía y la producción se estabilice. Fue duro y doloroso como una operación quirúrgica, pero funciono.

Actualmente y a nivel mundial estamos ingresando a un cambio de paradigma, por una parte el cambio climático de lluvias, sequias y temperaturas extremas y cambiantes que modificara nuestra forma de vivir y de convivir armónicamente con el ecosistema y que nos obliga a aprender nuevas maneras de producir en la agricultura y también: qué, cuando, como y donde producir y con semillas adaptadas al nuevo régimen climático.

Asimismo con las nuevas tecnologías se están diseñando en el mundo formas novedosas de producir bienes y servicios, por lo que debemos dar énfasis a la educación innovadora tecnológica y dentro de esta a la biotecnología, la electrónica y también asignar un nuevo rol al Estado, cual es garantizar la convivencia pacífica y próspera de todos los ciudadanos y no el de exaccionar a la población como lo hace ahora con la elaboración y uso abusivo de leyes e impuestos para consolidar su poder y atacar a sus oponentes.

Para esto hace falta una gran campaña de educación y concientización sobre lo que es una sociedad viable y esto es trabajo especialmente de aquellos  que tienen un futuro por delante; los jóvenes, los colectivos y plataformas ciudadanas, activistas sociales y los grupos de opinión que necesitan ponerse de acuerdo sobre un Frente Democrático de Unidad Nacional y un grupo de Gerentes capaces de administrar de forma eficiente el aparato del Estado.

Así nomás había sido y será, si es que queremos ingresar al mundo de la  modernidad y el desarrollo sostenible; entre tanto estamos mal pero nos dicen que vamos bien.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario

DE RECETAS Y COCINEROS

Ovidio Roca

La cúpula masista inventora del Estado plurinacional cocalero y actual propietaria del gobierno, siempre menciona que los opositores no tienen propuestas mientras que ellos sí las tienen; algo que no es cierto pues todos tenemos nuestras recetas, buenas o malas y lo que debemos preguntarnos, pues finalmente de esto se trata, es: hacia qué tipo de vida y sociedad nos conduce cada una de ellas.

La sabiduría popular enseña que la práctica es la forma de validar las teorías y la recetas: primero tenemos que comprobar  si con la receta que nos ofrecen se prepara un guiso que nos alimenta y da satisfacción, o uno que nos causa diarrea. También es importante aprender de la experiencia histórica, analizando objetivamente que les ha ocurrido a los pueblos bajo gobiernos populistas; por ejemplo ver cómo le fue a los cubanos, a los coreanos, como le está yendo a los venezolanos y a que costo están saliendo de su drama populista los ecuatorianos, los uruguayos, los argentinos y pronto nosotros.

RECETA DEL POPULISMO Y SOCIALISMO COMUNITARIO

La experiencia histórica nos muestra que el programa de los gobiernos populistas es un modelo autoritario, una receta económica que se ha demostrado fallida en todas partes, una lista de consignas ideológicas y no un programa de gestión con soluciones viables.

Por estrategia siempre mantienen al frente un enemigo externo e interno causante de todos los males del país y a los que hay que combatir, pues los culpables de todo lo malo son los otros, los imperialistas, los neoliberales, los opositores.

Una típica receta populista y socialista tiene como condimentos el Estatismo, el centralismo y el autoritarismo, más una despiadada destrucción del medio ambiente, la continua persecución de los ciudadanos y el avasallamiento de los pueblos indígenas que habitan las tierras orientales de Bolivia.

Como es ajena a su ideología, el partido populista cocalero rechaza el sistema Republicano, la Democracia representativa, el racionalismo e individualismo moderno, la cultura cívica liberal y el Estado de Derecho y mantiene costumbres y procedimientos políticos caracterizados por el caudillismo, el liderazgo carismático, el corporativismo y las jerarquías autoritarias.

Siguiendo esta receta, en Bolivia se mantiene una permanente inseguridad jurídica, nos atosigan con Leyes y Decretos que por orden y a gusto del Jefazo son aplicados por sus serviles jueces y fiscales, manteniendo atemorizada a la ciudadanía y evitando cualquier intento de resistencia o de oposición.

RECETA DEMOCRATICA LIBERAL

La receta Democrática liberal es simple, se cree en la libertad, en las personas, en su libre iniciativa y  en un Estado que da seguridad jurídica para la vida y la propiedad de todos los ciudadanos.

El liberalismo democrático tiene ya una larga historia, la transitaron muchos países y especialmente los de Europa del Norte quienes actualmente son los que tienen la mejor calidad de vida; pues finalmente de esto se trata: de calidad de vida y bienestar, un bienestar logrado  con trabajo y responsabilidad.

Es un sistema que busca contar con un ambiente institucional sólido y confiable para promover el desarrollo, la inversión y los negocios; mantiene adecuadas políticas públicas y una burocracia meritocrática que cumpliendo la ley genera confianza y estimula la inversión. Son Gobiernos que mantienen fluidas relaciones internacionales basada en el respeto mutuo, el intercambio de ideas, de cultura y el comercio.

Los países más exitosos son los que practican un capitalismo competitivo, innovador, productivo y de libre mercado y no el Capitalismo financiero, especulativo y monopólico de algunos otros países y aún menos el Capitalismo monopólico de Estado que es el que aplican los socialistas y populistas.

El objetivo guía es la calidad de vida de los ciudadanos, la producción sostenible, el consumo responsable, no el consumismo y esto con un modelo productivo basado en el esfuerzo privado, la  ciencia y la tecnología. Esto conduce hacia un ambiente de libertad, de educación, salud, calidad del medio ambiente y sostenibilidad del ecosistema.

COROLARIO

Se sabe que la gente busca cosas simples pero importantes: su felicidad, su seguridad, tener un sentido para su vida, una familia unida y buenos amigos y esto indudablemente se logra con mayor facilidad en un Estado Federal y Democrático.

En consecuencia y si realmente queremos progresar, debemos optar entre la responsabilidad individual o el colectivismo: Si adoptamos una mentalidad de responsabilidad e interés propio racional, podremos conseguir libertad, justicia y progreso o por el contrario podemos continuar con la mentalidad del populismo y la dadiva, con sus consecuencias de esclavitud, violencia y pobreza.

La experiencia nos muestra que las masas son más influenciadas por las emociones que por los hechos, por lo que los Gobiernos populistas se hacen rápidamente del manejo casi absoluto de los medios de comunicación mediante los cuales difunden diariamente sus discursos demagógicos y racistas con lo que mantienen totalmente ilusionada, controlada y amedrentada a la población.

Una respuesta positiva frente a esta situación es la actual rebelión de las clases medias, las redes sociales,  que con los mensajes, el “feis”,  el “guasap” y procurando no caer en la trampa racista y sexista, enfrentan al populismo y a los gobiernos centralistas y autocráticos; gobiernos que de ninguna manera ofrecen un futuro de paz y progreso.

El reto es encontrar la manera de unir y canalizar toda esta fuerza y resistencia ciudadana y joven, para recuperar la democracia y construir el país libre y productivo que todos necesitamos.
ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario