Archivos para 25 marzo 2012

OLFATO, EL SENTIDO REVALORIZADO DEL PLACER

OLFATO, EL SENTIDO REVALORIZADO DEL PLACER

Ovidio Roca

En los rituales y prácticas chamánicas y religiosas se quemaban y se queman plantas y resinas capaces de alterar la conciencia, buscando generar una experiencia mística y espiritual. El uso de incienso en las ceremonias de diversas religiones a lo largo de los siglos ha perpetuado este aspecto; muchas de las gomas y resinas que componen el incienso tienen propiedades terapéuticas poderosas, además de inducir un estado meditativo y de reflexión en la mente de los fieles. Y todo vía la nariz.

La región olfatoria es el único lugar del organismo donde el sistema central del cerebro está estrechamente relacionado con el mundo exterior; así, los estímulos olfativos llegan directamente a las conexiones más profundas del cerebro. Después de un mensaje olfativo, el aroma atraviesa la corteza rinoencefálica a través de numerosas fibras nerviosas y alcanza los centros de control superior del cerebro, el hipotálamo. Estas glándulas constituyen en su conjunto el sistema más primitivo del organismo humano, el sistema límbico, donde se coordinan el comportamiento emocional y los impulsos condicionados por los instintos, por lo que el estímulo olfativo puede ocasionar efectos inmediatos, tanto sobre las percepciones como fisiológicos, por lo que se confirma que más allá de su capacidad sensorial, el olfato tiene un componente emocional muy fuerte.

En esta lógica esta la aromaterapia, muy difundida en nuestro medio, que utiliza aceites vegetales concentrados, aceites esenciales, que se inhalan o aplican en la piel, para mejorar la salud física y emocional.

En nuestro Siglo XXI, era de la velocidad, del “fast life”, donde la consigna es “Lo quiero todo y lo quiero ya”, donde ya no se trata de disfrutar; comer, tomar un café o una copa y charlar tranquilamente con los amigos, sino de buscar rápidamente el frenesí sobrepasando todos los límites.

Y como siempre, para estos impulsivos, el mercado oferta varios adminículos que facilitan sus expectativas:

El producto, llamado AeroShot, un inhalador con el que las personas sienten inmediatamente los efectos estimulantes de la cafeína, se huele y listo; gracias a que la nariz y los pulmones transportan más rápido las sustancias al torrente sanguíneo.

Esta el “oxi shots” o inhalador de alcohol, que producen una borrachera Express; hueles y te sientes inteligente, bello y poderoso.

En algunos locales se vende en pequeños dispensadores, óxido nitroso “gas de la risa”, para lograr rápidamente la carcajada y la felicidad.

“No se meta el dedo, use “cocaine inhaler” para esos momentos”. Es una publicidad que circula por los medios para un vaporizador de cocaína para gente Inn.

También nos anuncian que los postres ya no se comen se inhalan, se olfatean, se huelen:
Una empresa estadounidense ha creado un inhalador que simula el olor y sabor de distintos postres. Según la propaganda ayudaría también a inhibir la ingesta de calorías y perder peso. Entre estos postres, esta a la venta “Le Whif” un original inhalador de chocolate que se lanzó a la venta con el eslogan “tan dulce como el chocolate, tan ligero como el aire”. La idea es: huela, disfrute y no engorde.

Comentando estos temas, me decía un colega bonosolista, que a estas alturas del partido cuando ya no podemos comer pan, por deficiencias del instrumento, no nos queda más que olisquearlo. Esto me recordó al Emperador Napoleón Bonaparte quien, anticipándose al twitter, excitado por la batalla enviaba a Josephine un papelito que decía “no te bañes, voy”.

Deja un comentario

DICCIONARIO PLURINACIONAL

DICCIONARIO PLURINACIONAL

Emilio Martínez

La implementación de un novedosísimo sistema político poscolonial, que no es república ni monarquía, ni democracia ni dictadura sino todo lo contrario, ha sido acompañada por el surgimiento de una terminología específica, una neolengua cuyos vocablos principales procuraremos describir aquí.
Azúcar: producto innecesario impuesto por los conquistadores, que está siendo erradicado mediante la descolonización alimentaria.
Capitalismo andino: fórmula económica por la cual los empresarios son malvados si critican a Evo y buenísimos cuando hacen negocios con funcionarios del gobierno.
Coca: en el Incario, hoja de consumo VIP para nobles y sacerdotes, democratizada durante la Colonia. Pero eso no lo decimos públicamente.
Cocaína: algo que estamos combatiendo efectivamente y que por eso cada día hay más.
Democracia: invento capitalista, sustituido por la democracia comunitaria basada en el consenso obligatorio y en el derecho al chicotazo.
Descolonización: eliminación de logros de la cultura universal que perjudican a nuestro proyecto de eternización en el poder (libertad de prensa, Estado de Derecho, economía de mercado, pensamiento científico, etc.).
Emapa: instrumento fallido para estatizar el comercio. Ni modo, la vamos a tener que cerrar.
Estado Integral: concepto gramsciano redefinido por nuestro cerebro neomarxista, Álvaro García Linera. Significa que ahora todos participan del Estado, menos los empresarios y los curas que tienen prohibido meterse en política.
Gasolinazo: medida maldita usada por los neoliberales para reducir el déficit fiscal y que en nuestras virtuosas manos se transmuta en socialista, justiciera y superavitaria.
Imperialismo: injerencia de un Estado en los asuntos de otro. Esto no se aplica al gobierno del hermano coronel Chávez, sino pura y exclusivamente a los Estados Unidos.
Indígenas: ciudadanos de primera clase en los papeles. En la práctica, tropa de choque que si se desvía de nuestras directivas puede ser convenientemente flagelada.
Neoliberalismo: pernicioso sistema que concentraba la riqueza en manos de unos pocos empresarios privados y que hemos sustituido por un sistema que concentra la riqueza en manos de unos pocos burócratas.
Nueva Constitución: norma de aplicación selectiva, que implementamos en todo aquello que convenga al copamiento total del poder.
Movimientos sociales: valerosos luchadores cuando hostigan a nuestros opositores y traidores financiados por USAID cuando protestan contra nuestras medidas.
Murucuntrullo: hueso comunitario que comparten las familias plurinacionales para hacer sus sopitas.
ONG: burocracia paraestatal que tuvo un papel fundamental en la formación de nuestros cuadros y tropas de choque. Ahora hay que controlarlas o disolverlas, para que nadie más pueda subir por esa escalera.
Plurinacionalidad: sistema político-territorial que sirvió para distorsionar el régimen autonómico y que luego archivamos para no perjudicar al Estado centralista.
Pollo: alimento imperialista que provoca homosexualidad, cuyo consumo le estamos restringiendo a un importante personaje de nuestro gobierno.
Proceso de cambio: bonito nombre con el que bautizamos a nuestro régimen y que sirve para descalificar a los críticos como “enemigos del proceso de cambio”.
Separatismo: algo que nunca existió en Achacachi, sólo practicado por revoltosos de tierras bajas.
Socialismo comunitario: modelo económico que impide la formación de riqueza en manos de los ciudadanos y que los obliga a mendigarnos ayuda estatal.
Terrorismo: método del que somos absolutamente inocentes, ya que el EGTK fue un simple círculo de reflexión filosófica. Practicado por el mercenario de la oligarquía cruceña Eduardo Rozsa, que por alguna razón nos llamaba por teléfono y nos escribía e-mails.
Uranio: mineral de uso inofensivo, que se encuentra en grandes cantidades en los lugares donde instalaremos “fábricas de cemento” con ayuda del pacifista Ahmadinejad.

OTROS (añadido de otras fuentes)

Indios: Poseedores, partícipes, constructores y productores de una cultura que la asumen como propia, que proviene desde tiempos inmemoriales y continúan asentados en esa cultura milenaria, pensando que aún es impoluta.

K`aras: Designa a los blancos, mestizos, y criollos. Son el no indio. “Pelado, sin vegetación, incivilizado, infértil. Mandón, aprovechador, el que engaña”.

T`aras: es el indio urbanizado, el que vive en la ciudad es el caso de la ciudad (urbana) aymara (india) de El Alto. También se lo conoce como puro, o cholo pobre, (pues hay cholos muy ricos).

Movimiento indígena o indigenismo: movimiento rural-urbano indígena, en búsqueda de la reivindicación, afirmación, o fortalecimiento de sus identidades, a través de una serie de demandas.
Este movimiento es heterogéneo dada las transfiguraciones socio- económicas y culturales que ha recibido gran parte del indígena migrante. Sin embargo puede en algún momento singular (crisis, levantamientos) encontrarse una determinada homogeneidad, cuando las vivencias y sus prácticas organizativas de larga data, confluyan hacia demandas similares. Por tratarse de un movimiento, está articulación no es orgánica, es más bien intuitiva de sobrevivencia.

Movimiento indio: movimiento de tipo estrictamente rural y perteneciente a una cultura india, sea aymara, quechua, guaraní u otra, que lucha por sus derechos.
Intelectuales indios: indios que conforman un capital intelectual propio, que siendo parte de esta raza, han realizado estudios universitarios, o por su vivencia, son autodidactas y expertos en temas de su propia cultura. Son productores de teoría indígena, es decir sobre temas que les pertenece en términos de vivencia. Su enfrentamiento ha estado dirigido tanto a los intelectuales directamente contrarios, como en algunos casos a la propia intelligentsia indiana.
Entre sus planteamientos fuertes está el de constituir una Nación Aymara (muy pocos y es raro, incluyen a los quechuas), eliminando o aislando por supuesto a los blanco-mestizos

Indianos: seguidores de la doctrina expresada por la cultura india ancestral, respetando el tiempo y el espacio de su origen y desarrollo, sea quechua, aymara u otros. La idealidad de esa doctrina busca constituir un paradigma indiano, que generalmente se centra en el Ayllu, que a decir de éstos, no ha sufrido grandes modificaciones, por lo que se hace necesario retornar o modelar en última instancia el presente en base a ese paradigma.

Intelligentsia indiana: grupo intelectual no-indio, descendiente y/o perteneciente a la clase media, mestiza, y en muchos casos a capas altas y blancas. En términos políticos, muchos provienen de la izquierda y, han cambiado “la lucha de clases” por la “lucha etnopolítica”. En Bolivia han cursado dos etapas: la intelligentsia indiana utópica y otra “científica”. Una característica importante que los define, es que siguen a otra clase o etnia distinta a sus raíces y tienen la manía de hablar a nombre de “esos otros”. Ayer de la clase obrera, hoy de los indios, “de los sin voz”, de “los mudos”. Son propulsores e ingeniosos para añadir lo “pluri”, lo “Inter” y lo “multi” a lo cultural.

Indiólogos: son primariamente estudiosos de lo que es la “cosmovisión andina”, un tema prioritario y vital en sus aspiraciones, aunque lamentablemente se han ido convirtiendo paulatinamente en seguidores fundamentalistas del logos indiano. En sus estudios, han logrado sobrepasar los espacios económico, político y social, alcanzando niveles teogónicos, religiosos y esotéricos.
Lo que quiero decir con todo esto es que en la medida que sigamos planteando o avalando los problemas de la sociedad boliviana en términos animistas o pachamámicos, no sólo estamos errando el asunto en toda su dimensión, sino que además estamos siendo sustancialmente hipócritas con nuestras preocupaciones y avalando por debajo de cuerda la desaparición de perspectivas socio políticas serias que vayan a insertarnos en forma inteligente a un capitalismo en crisis pero muy lejano de desaparecer.

Deja un comentario

PODER Y MITOS

PODER Y MITOS

Ovidio Roca

El objetivo de la política es la conquista del poder y esta conquista, especialmente para la izquierda marxista, esta centrada en la toma del Estado para desde éste ejercer, perpetrar su dominio utilizando mecanismos de represión física (ejercito, milicias, policía) e ideológica (mitificación del nuevo orden, control de los mecanismos educativos y de los medios de comunicación).

Según la teoría marxista, el poder esta atado a los medios de producción material y por tanto el objetivo es hacerse dueño de ellos, quitándoselo a la burguesía, a la oligarquía.

Para consolidar el poder se deben construir mitos ideológicos y culturales que permitan justificar la permanencia en el gobierno y contar con un argumento de autoridad para conseguir el acatamiento de la sociedad, en especial de los “grupos sociales” funcionales al gobierno.

Estos mitos (según los sicólogos y sociólogos) son uno de los fenómenos culturales que más directamente influyen sobre el pensamiento del hombre y su conciencia y como tal un elemento indispensable para el control del individuo y la sociedad.

El ideólogo del llamado “proceso de cambio”, García Linera, siguiendo esta receta, anunció (27/07/2010) el ingreso a una Quinta Etapa en la revolución, que estará orientada a:

– La construcción y la toma del poder político, económico y cultural, es decir, ya no sólo del Gobierno, “sino del poder para tener la capacidad de decidir y mandar sobre la política y la economía” del país.
– Y, “Quitarle el alma a los k´aras, quitarles la identidad, planteando las estrategias de violencia simbólica que se deben utilizar hasta “matar su alma”.

Justificando esta estrategia de poder se ha venido argumentando (irónicamente desde la izquierda k`ara) que “al existir en Bolivia una distribución desigual del poder, en particular del poder simbólico, lo que ahora se busca es destruir la dominación simbólica del mundo k`ara, la legitimidad de la representación subjetiva de los bolivianos (que son una mayoría excluida por la Constitución masista).
En consecuencia todo símbolo del antiguo poder, debe ser destruido, aniquilado, arrasado y sus representantes humillados, perseguidos, vilipendiados para mostrar la fuerza del nuevo poder y amedrentar y aterrorizar a la población”.

POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS.

La oferta fue “vivir bien”, la trampa es que no dijeron quienes serian los beneficiados.

Una caminata por las calles y mercados, escuchando a la gente y una revista a los medios de comunicación (quienes reseñan el acontecer diario del país), nos permite constatar lo que significa para el ciudadano boliviano, como lo percibe y como vive el proceso de cambio masista. Proceso que recibió el mayor apoyo político y luego en su gestión, los mayores recursos económicos de la historia nacional. Y la pregunta es que han hecho con ellos, como los manejan y si mejoro la vida de los bolivianos.

* Toma del Estado.

Ahora el MAS tiene el poder total: el poder ejecutivo, legislativo y judicial, y los medios de represión (la policía y ejército) a su servicio y ahora busca controlar los medios de comunicación.

Cuentan con un sistema de espionaje, de factura cubano-venezolana que sigue la pista del pensamiento libre y amedrenta, chantajea e impone el terror a la ciudadanía.

Han colocado a su gente en los tribunales de justicia para que decidan la suerte, la vida, la libertad y bienes de los ciudadanos y últimamente, además de las directrices del gobierno, los magistrados lo hacen leyendo hojas de coca.

Están aplicando una justicia destinada a agredir y exilar a los que piensan diferente, una justicia para expropiar los bienes y el alma de los demás.

Han enjuiciado a todas las autoridades electas por voto en Gobernaciones y Municipios sustituyéndolos de facto, con sus sayones.

Mantiene preso sin juicio, por mas de cuatro años, al Gobernador de Pando y auto exiliado al de Tarija. Han defenestrado al Gobernador del Beni y tienen en permanente asedio al de Santa Cruz.

Han logrado la salida del país, antes que los apresen, de los principales líderes políticos nacionales.

Han importado conspiradores (caso rozsa) para comprometer a los movimientos autonómicos regionales y luego los han ejecutado fríamente para que no hablen o declaren.

Se ataca ferozmente a niños y mujeres indígenas, que reivindican su territorio y formas de vida en el TIPNIS. Parque Nacional destinado a la preservación de la biodiversidad y que por ley esta al cuidado de sus pueblos originarios. Con ello se desenmascara y se hecha por los suelos y a palos, el discurso indigenista y el culto de la madre tierra.

Se dictan leyes y decretos por arrobas, poco se aplica y cumple y cuando al gobierno no le conviene cumplirlas, las abroga ipso facto. De donde nadie cree en las leyes y menos en la justicia.

La inseguridad jurídica cunde y se desalienta las inversiones de capital y tecnología, de origen nacional como extranjera.

Han realizado una llamada nacionalización de hidrocarburos, con lo que al margen de pagar millonarias compensaciones, solo han logrado reducir o eliminar la exploración de nuevos campos y la reducción de las reservas y de la producción de gas y petróleo, de manera que es imposible abastecer a la industria y consumo domiciliario nacional y menos abastecer las necesidades para la industrialización de hierro en Mutún.
Cada año crecen las millonarias importaciones de gasolina, gas licuado y diesel y se esfuma el sueño del polo energético latinoamericano.

Aplican recetas económicas que distorsionan el mercado, limitan las exportaciones e impiden el desarrollo y la ampliación de la producción nacional, con lo que se ha desalentado la producción nacional agropecuaria y agroindustrial y ahora importamos casi todo para cubrir la canasta alimentaria de la población.

Una pésima política exterior nos hace perder mercados y empleos para nuestros emprendedores. Ahora nuestros amigos son los países más conflictivos del espectro internacional.

La única economía boyante es la de la cadena de la coca – narcotráfico, que mueve según la prensa dos mil trescientos millones de dólares anuales, los que se reciclan en el masivo contrabando de importación, la construcción y servicios varios.

Importamos más de seis mil millones de dólares, sin contar el contrabando y se lleva a la quiebra a los emprendedores nacionales.

Se han invertido millonarias sumas en construir infraestructura de empresas que sin diseño de mercado, ni tecnológico, ni capacidad de gestión, solo producen comisiones y pegas.

Se gastan millones en avión para el presidente, helicópteros, satélite chino, museo en Orinoca, después un palacio y pare de contar.

Han instalado una burocracia inepta y corrupta y logrado posicionar al país como centro de los negocios de producción y transito de cocaína.

Han creado el ambiente para que las mafias y carteles del narcotráfico se asientes en el país.

Se ha multiplicado la inseguridad y los asesinatos y muertes por robo y ajuste de cuentas. Bandas armadas pululan impunemente por el país, asaltando a los transeúntes, chóferes y a los buses en las carreteras.

La ausencia de gestión y el incumplimiento de promesas, hace que cunda la insatisfacción y todos los días, por todo y por nada, se interrumpe el tráfico de vehículos, de personas y el trabajo y la actividad productiva, con paros, huelgas y bloqueos.

Ante este clima de inseguridad de indefensión y anomia, se generaliza la aplicación de la justicia comunitaria, que significa el linchamiento salvaje a los presuntos delincuentes,

* Quitarle el alma a los k`aras.

La lucha simbólica del poder impulsado en esta última y Quinta Etapa del proceso de cambio, tiende a quitar al boliviano, k´ara, al opositor, la legitimidad de su existencia, su razón de existir socialmente, y su forma de vida.

Mediante la escuela, los medios y la publicidad, se busca fijar en la población la percepción de la inevitabilidad del nuevo orden y la quiebra de la sociedad boliviana, la sociedad k’ara, con un objetivo de poder: “quitar el alma a la sociedad mestiza y blanca”.

Los mecanismos utilizados apuntan a desestructurar las bases materiales y subjetivas que lo sostienen, principalmente aquellos referidos a la valoración de la clase media y de los profesionales.

Se busca también empobrecer al k´ara, expropiar sus bienes, quebrar su empresas, romper sus relaciones sociales y mecanismos de ascenso y reproducción social, menospreciar la formación académica, sus meritos y reconocimientos, así como destruir sus referentes simbólicos, pertenencia, nacionales (himno, bandera, etc), todo ello busca quitarle su sentido de vida. Con esto han logrado que importantes grupos empresariales al estilo de la boliburguesia venezolana, se acomoden con el gobierno, esperando sobrevivir y sobre todo, medrar.

Están pretendiendo imponer una cultura única, de formato aymara y practicas míticas (muchas tradiciones recién inventadas).

En desmedro del derecho a la cultura cristiana boliviana y la multiculturalidad del país, se han institucionalizado las prácticas chamánicas aymaras en los actos oficiales y en la aplicación de la justicia.

Este posicionamiento étnico cultural esta siendo aplicado vaciado de valor y conocimiento de la verdadera cultura ancestral indígena, especialmente por los referentes del proceso de cambio, como lo demuestra el mestizo Presidente con sus coplas machistas y de mal gusto y peor factura y las peculiares y estrambóticas visiones del Canciller del sexo de las piedras y la papalisa.

Estamos enterados, conocemos la estrategia aplicada, conocemos los métodos y sufrimos los resultados del experimento masista. Los ciudadanos bolivianos demandamos respuestas de los partidos Políticos Democráticos para evitar el colapso total.

Deja un comentario

SIN GESTIÓN GUBERNAMENTAL Y SIN DERECHOS CIUDADANOS

SIN GESTIÓN GUBERNAMENTAL Y SIN DERECHOS CIUDADANOS

Ovidio Roca

Revisamos los medios de comunicación y nos encontramos invariablemente con el menú cotidiano de conflictos, bloqueos, huelgas de todo tipo y motivo, a lo largo y ancho del país. Con razón o sin ella, la gente protesta y se moviliza en defensa de sus intereses sectoriales y gremiales, de sus aspiraciones, de sus rencillas, de sus frustraciones. En cualquier momento deciden ocupar y bloquear las carreteras, las plazas o las calles y pedir que renuncie alguien, que lo liberen de cumplir normas y procedimientos, o que le permitan trabajar, producir, exportar. Cumplido el procedimiento piden que “baje” el Presidente o al menos cuatro o cinco Ministros para satisfacer inmediatamente sus demandas.

Declara a la Prensa un Dirigente gremial: “Vamos presionar vamos a hacer huelga vamos a bloquear y hasta las ultimas consecuencias, así nos enseño Evo, así lo hacia él, pues en este país el que no presiona no consigue lo que quiere”.

Otros ciudadanos en demanda de sus derechos o necesidades, practican un extraño ritual de sacrificio, de vía crucis, en el que luego de recorrer un escabroso y largo camino para llegar a las alturas, a la ciudad de La Paz donde habita el centralismo, buscando conseguir lo que anhelan en compensación y reconocimiento a su sufrimiento, a su dolor. Un ritual de sacrificio y recompensa.

Ninguno de ellos cree o no le interesa la institucionalidad, quizá no saben de qué se trata, pero lo que si saben es que los procedimientos legales no funcionan. Y poco importa, pues saben que el gobierno no tiene capacidad de respuesta pues esta totalmente abocado a su proyecto de poder cocalero y de estatización de la economía.

Tampoco le interesa a los movilizados, saber que con sus actitudes de hecho están violando los derechos de los demás. Desconocen aquel antiguo axioma popular “Tu derecho concluye donde empiezan los derechos de los demás” y también la doctrina jurídica que establece “el ámbito y límite de tu libertad, es la ley”.

Aunque la Constitución y las leyes nos garantizan a todos los ciudadanos el libre tránsito y el derecho al trabajo; este derecho nos es conculcado cada día.
El costo de la practica bloqueadora y obstructiva, es enorme para el pueblo, para nuestra economía domestica, para la economía general y especialmente para la imagen del país. Todos sabemos que si no hay credibilidad, si no hay seguridad, no hay inversión y si no hay inversión no hay empleo formal y estable.

Históricamente los seres humanos se han agrupado buscando seguridad y orden. En consecuencia el principal rol asignado al Estado es la vigencia del orden público. Sin orden público no hay ni libertad, pero el orden impuesto arbitrariamente es tiranía. Sin orden llegamos a la anarquía, la ley de la selva, donde cada uno impone sus intereses por la fuerza. Ergo, necesitamos Orden Público con Estado de Derecho.

En busca de orden y seguridad las personas pueden hasta pasar por alto la corrupción, el autoritarismo; esto siempre que el gobierno sea capaz de garantizar la seguridad y resolver los requerimientos básicos de alimentación, salud y empleo. Aunque en nuestro país nada de esto esta resuelto, extrañamente una parte de la población soporta estoicamente además de una rampante corrupción y autoritarismo, los perjuicios directos de la ineficiencia gubernamental, la anomia y la nefasta práctica bloqueadora de los grupos sociales.

Sufren por esto los empresarios, los comerciantes, los transportistas cuando su carga perecedera se daña y se pierde o por el costo económico y de credibilidad por incumplimiento en las entregas. Sufren los miles de pasajeros varados que deben cubrir sus gastos de alimentación y otros. Sufren los pobladores de las ciudades aislados e imposibilitados de transportarse para cumplir sus trabajos. Pero extrañamente, la evidente ausencia de gestión gubernamental y de autoridad para evitar estos conflictos, posibilitando el libre transito de bienes y personas, es percibida por una mayoría como si fuera parte del folklore nacional.

Pareciera que la explosión de la economía informal y la aparente bonanza que vivimos por el auge de precios de las materias primas y del circuito económico de la coca, obvia y nubla todos los problemas. Pero es evidente que los problemas existen: una permanente situación de inseguridad, recetas ideológicas y económicas fallidas que entrampan e inviabilizan cada vez mas al país; economía informal aun mas extendida y financiada en gran medida por el circuito de la coca; un régimen cuya tendencia totalitaria se acentúa y que usa el racismo para enfrentar a la población y manejar el poder para sí, no permiten dudarlo.

Pero lo más preocupante es la ausencia de un sentimiento cívico de patria, de país. No existe un proyecto y menos la decisión de construir una Nación boliviana, una visión de futuro compartido que una a todos y nos impulse a trabajar con un objetivo común. Por el contrario mañosamente se los divide en 36 nacionalidades y se enfrentan una regiones contra otras, unas nacionalidades contra otras, unos ciudadanos contra otros. Lo que existe entonces son poblaciones sin proyecto claro, regiones y lideres que no se animan a gobernarse autónomamente.

Ante la ausencia de institucionalidad y ambiente para la producción licita, los que dan la pelea agresivamente por sus intereses puntuales son los gremios, los sindicatos que buscan sobrevivir en el corto plazo y en la coyuntura de una economía informal sustentada en la coca y su cadena productiva, inmersos todos en la anomia.

Lo que se percibe es que los bolivianos tenemos un Estado inconcluso y tenemos la esperanza que en espera de encontrar una visión, un fundamento, una amalgama que una a la mayoría y le de un rumbo y un sentimiento de pertenencia, que permita edificar el Estado Nacional y la Nueva República de Bolivia.

Todos sabemos que el actual no es un gobierno nacional, un gobierno para los bolivianos, es el gobierno de movimientos sectoriales encumbrados en el poder y que defiende únicamente los intereses de esas fracciones. Es por demás evidente el compromiso gubernamental con los cocaleros y movimientos sociales involucrados a la cadena coca, toma de tierras para la coca, narcotráfico y contrabando.

Pero ahora el gobierno del cocalero bloqueador se esta tragando su propia medicina y no tiene autoridad moral para oponerse a su engendro, la huelga y el bloqueo; la receta del Presidente de las Seis Federaciones de cocaleros para hacerse del poder. Al momento, la mala semilla sembrada por el “Señor de los Bloqueos”, se ha extendido como cizaña y no hay quien ni como la pare.

Deja un comentario

EL DÍA DE LOS PICO VERDE

EL DÍA DE LOS PICO VERDE
Ovidio Roca 8 de Marzo

El cachete inflado como si tuviera un tumor, un absceso, una postema; una baba verde chorrea por la comisura de los labios, la mirada perdida en la lejanía. Es un acullicador militante. Mete la coca hoja por hoja, la ensaliva lentamente, no la parte ni la desmenuza, la ovilla con la lengua, una sobre otra, metódica y pausadamente. Y ahí empieza la química, luego vienen los precursores, la llujta o el bicarbonato de sodio “bico”, se revuelve el “bolo” y se produce el milagro; se aplaca el hambre, el sueño y el cansancio se van, se siente lucido, lleno de energías, es el milagro del laboratorio personal, de la química bucal y ahí esta la cocaína haciéndote menos infeliz.

Los Incas usaban la hoja sagrada para incentivar el trabajo, paliar el hambre y la sed y controlar con este estimulante adictivo a sus esclavos, lo hicieron luego los empresarios mineros con sus obreros y ahora es un vicio nacional que pretende ser ensalzado, celebrado como fundamento y orgullo de la cultura Plurinacional cocalera.
Casi siempre la gente busca estímulos para seguir el tren de lo que están haciendo, trabajo o jolgorio. Muchos jóvenes y no tan jóvenes, buscan todo tipo de estimulantes para seguir indefinidamente la juerga, la bebendurria y allí consumen desde los refrescos con “taurina” hasta la cocaína. En Europa se informa la instalación y venta en lugares públicos de inhaladores de alcohol (oxiShots) y de cafeína (aeroShot), para que por la nariz llegue el efecto más rápidamente a la sangre y el cerebro, son los estimulantes exprés, símbolo de la aceleración de la vida en el Siglo XXI.

En el Siglo XIX y hasta inicios del XX, cuando el vicio del masticado del tabaco era extendido, se ponía en los salones escupideras para que los “masticantes” escupan sus desechos. Existían expertos en escupir y acertar en la escupidera, desde un extremo al otro del salón. Hoy esta práctica y el escupido lo vemos en los beisbolistas, combinado con el acomodo de bolas, ritual antes de batear.
Como el próximo Lunes 12 de Marzo, será el día Plurinacional en defensa del acullico y precautelando la higiene en los espacios públicos, habría que colocar muchos de estos escupideros en las Plazas para recibir los desechos de las cuarenta y cinco mil libras de coca ofrecidas por los Sindicatos chapareños, según reseña la prensa nacional, y probablemente los yungueños no se queden atrás, por lo que tendremos como cincuenta toneladas de bolos chorreantes de saliva escupidos en las Plazas y calles.
!!Causachun coca, huanuchun yanquis!!.

,

Deja un comentario

LA NECESIDAD DE UN PLAN DE GOBIERNO PARA RECONSTRUIR LA REPUBLICA BOLIVIANA

LA NECESIDAD DE UN PLAN DE GOBIERNO PARA RECONSTRUIR LA REPUBLICA BOLIVIANA
Ovidio Roca, 4 Marzo 2012

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de Venezuela nos señala un camino para enfrentar el totalitarismo y la debacle económica producto del Socialismo Siglo XXI y este es: Ponerse de acuerdo con un programa, vale decir un Plan de Gobierno elaborado en consenso entre todos los partidos políticos y sectores; consultar a los votantes para la selección de los mejores candidatos y concurrir todos unidos a las elecciones.
El plan de la MUD “tiene una dimensión estratégica, porque busca luchar para que ese cambio sea a la venezolana y una dimensión electoral porque presenta candidatos unitarios a todo cargo de elección popular”.
Los lineamientos del Plan apoyan la descentralización y se resumen en tres grandes puntos: “Superar la pobreza, generar empleo y garantizar la seguridad para todos los venezolanos”.
El Plan de la MUD busca:
– La reconciliación nacional, – la institucionalidad democrática, – un poder público al servicio del buen gobierno, – una sociedad productiva y de progreso
Sus bases son:
– El Estado de derecho, – una agenda social con base en el respeto a la propiedad privada,- la reactivación económica – y una política exterior para proyectar y promover confianza, respeto y prosperidad en el mundo.
Republica Boliviana
Viendo este ejemplo, los ciudadanos bolivianos si queremos construir un país para nuestros hijos, debemos ponernos de acuerdo para cambiar el rumbo del actual gobierno y sus recetas fallidas. Necesitamos urgentemente evitar el colapso económico del país, ya sumergido en la anomia y la ingobernabilidad antes que lleguemos al Narcoestado cocalero y los Carteles de la droga.

Por ahora la población siente una sensación de bonanza, vive una euforia de consumismo. Importamos cada año más, importamos más alimentos y nuestra seguridad alimenticia ya depende del exterior.

Lo que debemos entender es que esta aparente bonanza viene por influjo externo, por los altos precios de las materias primas, y el auge de la pichicata; no porque hayamos aumentando la producción y la productividad. Y también que fruto de las políticas anti empresa del masismo, cada día vemos como se esfuman las ilusiones de nuestro auge gasífero, minero, energético. Posibilidades destruidas por la ausencia de inversiones.

Ahora, si queremos ser creíbles, los Demócratas y Autonomistas, debemos ofrecer a la ciudadanía una propuesta concreta y viable, un Plan de Gobierno que apunte a la reconstrucción del país, de su economía, de su capacidad productiva, busque la reconciliación nacional, la recuperación de la democracia, la libertad, la institucionalidad y la justicia.

Para ello y desde ahora, los partidos políticos y los grupos ciudadanos y cívicos, los profesionales, deberían empezar a diseñar este Plan de Gobierno, un Plan para todos los bolivianos. Un Plan consensuado entre todos los sectores políticos, económicos y sociales democráticos. Plan que se comprometen ejecutar fielmente una vez en el Gobierno, con honestidad, trabajo profesional, responsabilidad y eficiencia.

Un Plan que explique y programe los objetivos a lograr y las acciones a realizar. Un Plan que debe aterrizar en lo local, donde viven las personas concretas con sus problemas y sus aspiraciones de progreso y bienestar. Un Plan para que la gente sepa quienes somos y hacia donde vamos. Un Plan que otorgue a los Departamentos y Municipios Autónomos las competencias y responsabilidades para construir su futuro.

Para la ejecución del Plan se debe buscar, consultando a la ciudadanía, a los hombres más honestos y más meritorios, para que lo implementen y con ellos presentar una lista electoral unitaria que enfrente al totalitarismo y a la debacle económica y moral, a la que nos conduce el MAS.

Deja un comentario

Culinaria Beniana

Culinaria Beniana

La culinaria beniana ha tomado Santa Cruz; circulando por los anillos y avenidas vemos por ahí: la esquina de la tripa rellena, mas allá empanadas con relleno beniano. En sitios gourmet como Tutuma Wings ofrecen Sushi beniano y ayer me entere una nueva promoción, majadito por metro.
Vale la pena probar acompañado de un chive de tres aguas.

Deja un comentario