Archivos para 29 abril 2020

EL MUNDO CAMBIÓ Y NOSOTROS CAMBIAMOS O PERECEMOS

O muerte, o economía,
el dilema de hoy en día
”. j.ll.folch

Ovidio Roca

Diferentes estudios científicos señalan que los virus que nos vienen sacudiendo, están directamente asociados con la destrucción de los ecosistemas, la deforestación y el tráfico de animales silvestres para la instalación de los monocultivos. El cambio climático y coronavirus chino son dos plagas interconectadas, que ahora se juntan y nos golpean al unísono.

El virus surgió por mutación o manipulación y lo escondieron en China, pero él se liberó y viajó infectando a todo el mundo. En Diciembre del 2019 en Wuhan ya sabían del virus, pero dadas las prácticas autoritarias del régimen chino éste se esforzó, no por contener la peste que se venía, sino en contener la información.

El mundo está sufriendo, y muy molesto con esta actitud de los chinos el Estado de Missouri, USA, planteó una demanda contra Pekín:“ El gobierno chino mintió al mundo sobre el peligro y la naturaleza contagiosa de COVID-19, silenció a los denunciantes e hizo poco para detener la propagación de la enfermedad”, dictamino el Fiscal General, Eric Schmitt.

Después de Misuri se han anunciado numerosas demandas; una de ellas incluye a más de 40 países (hay que unirse a ellos) los cuales mediante una acusación formal piden una compensación billonaria por permitir el brote y después encubrirlo.

Producto de esta pandemia vivimos en un nuevo mundo, muy diferente de aquel en el cual nos sentíamos cómodos, pues trabajábamos, producíamos, hacíamos negocios, salíamos con nuestra familia y amigos y algunos viajaban por mundo entero. Ahora estamos confinados, encapsulados, todo ha cambiado y no sabemos muy bien cómo enfrentar esta nueva situación.

Esta pandemia y la crisis económica están aterrorizando a la población y cunde el  pánico y la histeria colectiva, que es viralizada por los medios de comunicación. Las empresas están cerradas y también los comercios, con lo que las recaudaciones tributarias están colapsadas. Y mientras el país está parado, la población que se siente inerme deja todo en manos del Estado y le piden mantener a las personas y a los empresarios entregándoles recursos para que puedan sobrevivir a la parálisis.

Con esto se alienta al Gobierno a concentrar todo el poder y las iniciativas; por lo que la sociedad democrática debe estar atenta a no caer en el Estatismo, el populismo, la perdida de la libertad, que es otro virus peor que el chino.

Cuando el coronavirus nos llegó y se expandió, dada la interconexión digital, nos aterramos con las noticias de la pandemia y las muertes y casi un tercio de la humanidad se puso y está en situación de confinamiento obligatorio. Se cerraron las fronteras nacionales, se instalaron controles internos, se expandió el paradigma de la seguridad y el control; se exige el aislamiento, el encapsulamiento y el distanciamiento personal y social.
Los únicos que están tranquilos y siguen haciendo negocios e ignorando la cuarentena, son los aguerridos cocaleros del Chapare que no han reducido su producción y menos sus exportaciones. Sus eficientes sistemas de transporte y de distribución del producto final son clandestinas y para ellos no hay leyes, ni fronteras, ni coronavirus. Con llujta, coca y alcohol, no hay virus que resista.

Está claro que mientras no haya vacuna, la pandemia seguirá entre nosotros sin que podamos hacer mucho más allá de la prevención y los cuidados básicos. Esta vacuna, nos dicen que tardará alrededor de un año y un tiempo adicional para su producción, certificación y transporte. Por lo que podría estar disponible para nosotros en  alrededor de dos años.

Son dos años en esta difícil situación y con la población hambrienta y demandando subsidios, cuando sabemos que ningún país sale adelante exclusivamente con subsidios del gobierno, bonos, canastas y bolsas “gratis” de los políticos; al contrario esos son los medios para hundirse aún más por ser insostenibles en el tiempo y hacerse a costa de la sobrevivencia de las empresas y la perdida de iniciativa de los ciudadanos.

La economía y la sociedad no resistirán este periodo de paralización de las personas y de la economía, puesto que aumentará la pobreza, las enfermedades y también los conflictos sociales. Por lo que siguiendo con responsabilidad las normas de protección y bioseguridad, necesitamos reiniciar paulatinamente las actividades de las empresas y la movilidad de las personas.

El mundo ha cambiado por lo que nosotros o cambiamos o desaparecemos; queda claro es que no podemos vivir encerrados, encapsulados, permanentemente, somos mamíferos, seres sociales y necesitamos estar juntos, abrazarnos, tener contacto físico. La amistad, la educación o el amor no se pueden practicar a distancia, necesitan del cuerpo a cuerpo; lo mismo que el trabajo y la producción.

En el pasado los grandes problemas se resolvieron siempre a través de una investigación básica que condujo a soluciones técnicas radicalmente nuevas y totalmente diferentes y que cambiaron todo, ahora también hay que hacerlo y urgente.
Esta crisis nos está confirmando que nuestro futuro debe cimentarse en el trabajo productivo, el progreso científico y tecnológico y en la nueva economía ecológica. Es también notoria la necesidad de un trabajo más coordinado entre el sector privado, el Estado y las universidades, para poner en marcha los proyectos que necesita el país en cada sector y región.

Por tanto se necesita invertir y trabajar para evitar nuestra dependencia de los combustibles fósiles, del crecimiento ilimitado en un espacio y ecosistema limitado y reducir el consumismo que continúa alimentando el desastre. Necesitamos incorporar nuevos modo de producción y comercialización, una nueva biotecnología para producir alimentos sin afectar al ecosistema y tecnologías para generar energía limpia para el planeta. La electrónica y la tecnología digital son parte del futuro.

Estamos viviendo tiempos políticos y de gran incertidumbre y estos actores sociales deben recordar que el pueblo, cuando está informado, no vota por derechas o izquierdas, sino por quien plantea soluciones realistas a sus necesidades que son esencialmente: trabajo, salud, educación, seguridad.

Se vienen tiempos difíciles de construcción de una economía y una nueva sociedad; esperemos que cuando haya que reconstruir el país, su economía y sus instituciones, aparezca no un demagogo haciendo promesas sino alguien como Churchill que en momentos críticos dijo en el Parlamento: “Solo les puedo ofrecer sangre sudor y lágrimas”, y que la gente entienda, asuma su responsabilidad y lo sigan.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

HISTORIAS Y CUENTOS POLÍTICAMENTE INCORRECTOS, EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA POPULISTA COCALERA

Ovidio Roca

Escritos del año uno del coronavirus.

Quién olvida su historia está condenado a repetirla”: Ruiz de Santayana.

Toda generación necesita conocer y aprender de la historia. Cuando se olvida el pasado y no se aprende de esa experiencia, se tiene muchas probabilidades de volverla a repetir. Por esto no podemos olvidar la trágica historia del periodo que nos tocó vivir a los bolivianos bajo el populismo cocalero y luego el castigo del coronavirus.
Hay varias cepas del virus: la China Wan, la “Evo orín oca” que luego mutó a “Evo orín coca” y que es mucho más letal. Habrá otras en los próximos meses.

Mientras me escondo del contagio viral, trato de evitarlo escuchando música y comiendo chuño como aconsejan los alteños; chivé como recomiendan los benianos y tomando vino patero, como recetan los tarijeños.

Currículo de un Jefe indio del Sur (Chávez dixit)

 Desde su natal Orinoca Evo se trasladó a Oruro, dejando solas (y alegres)  las llamas y las ovejitas de su papá; dos de las cuales dieron su vida para que el futuro Presidente pase de curso en la escuelita primaria de su pueblo.
En Oruro trabajo de todo y también como trompetista de la Banda Imperial de Oruro. En sus ratos libres, durante las mañanas, practicaba el fútbol y luego se deleitaba con un “rostro asado” regado con una buena aqha.

Empujados por la crisis y la mama coca, toda la familia se fue para el Chapare y allí se consiguió un Cato. Se hizo conocer como futbolista y gracias a su carisma ascendió a dirigente de fútbol en uno de los Sindicatos cocaleros y luego a Presidente de las seis Federaciones de cocaleros del Chapare, cargo que detenta hasta hoy.
Como dirigente cocalero instauro la práctica del bloqueo sistemático y por meses para debilitar al gobierno, paralizar el tránsito de los policías y facilitar el negocio de la coca, su procesamiento y transporte desde el Chaparesuyo (no nuestro, del Evo, pues es suyo) al mercado internacional.

En su estrategia comunista de poder, el Foro de San Pablo para el caso de Bolivia utilizó, no la lucha de clases, sino el racismo y la identificación étnica. Ellos eligieron al que Chávez llamaba Jefe Indio del Sur y lo posicionaron como icono indígena para encabezar su proyecto populista de dominación. Luego le enviaron entrenadores políticos, pero como dice Evo: no entiendo. Sin embargo, usando hábilmente su instinto empieza su trabajo desde el Chaparesuyo Cocalero, enamorando a los productores de coca, a las masas indígenas del país y luego a los trabajadores informales. El Foro con su oscura inteligencia y plata venezolana, consigue  hacerlo presidente y así ampliaron su área de dominio en Latinoamérica.

La enseñanza chapareña del bloqueo se constituye en una práctica cotidiana de los masistas: “Déjenlos sin comida” instruye el prófugo desde México y lo repite fielmente el dirigente cocalero Huarachi: “Les vamos a dar cátedra de cómo se hace un paro, un bloqueo, vamos a cercar La Paz”.

El peso de los votos y la con$ultoría comunista española de Podemos

Con el voto del 30% de la población que está asentada en el área rural de Bolivia se elige al 50% de los Diputados. El 70% de la población del área urbana elige el otro 50%. Por tanto el voto de una persona que vive en la ciudad equivale a un tercio del voto en zonas campesinas.
Fueron modificaciones a la ley electoral realizadas por el MAS, buscando favorecerse con el voto étnico y lo hizo con la a$esoría de expertos españoles con coleta, que apoyan a sus cómplices comunistas y les cobran muy bien en kilos de billetes verdes y en kilos de blanca. En eso son capitalistas.

El manejo del dinero por los capitalistas y los socialistas.

 En 1947 el Secretario de Estado, George C. Marshall, proponía un plan integral de reconstrucción para Europa, cuya economía e infraestructura después de la guerra mundial estaba totalmente destruida.
El año siguiente, 1948, el Congreso Estadounidense aprobó un plan de cooperación en el que se destinó una ayuda económica de 12.000 millones de dólares para la reconstrucción del continente europeo.
El paquete de ayudas estaba dedicado a la producción de materias primas, alimentos, fertilizantes, equipos, vehículos y en definitiva, al desarrollo de la industria de esos países.

Entre los años 2006 al 2019, gestión de Evo Morales, se gastaron 310.000 millones de dólares, es decir como 26 veces lo asignado en su momento para la reconstrucción de toda Europa, que funciono y para todos.
El paquete de ayudas masistas se destinó a comprar fábricas inservibles, museos, palacios, aviones, autos, helicópteros, canchitas de fútbol y en especial al enriquecimiento de la cúpula cocalera; funciono para los masistas y no así para los bolivianos.

Complicidad populista y apoyo Kitschnerista:

El argentino Adolfo Pérez Esquivel informó que ha postulado formalmente al expresidente de Bolivia, Evo Morales, para el Premio Nobel de la Paz.

Gracias al socialismo tendremos un premio nobel. Jallalla

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

EN CAMINO HACIA UNA NUEVA ECONOMIA, POSTCORONAVIRUS

Ovidio Roca

Vivíamos con una gran sensación de seguridad, nos movíamos por todas partes, trabajando, haciendo negocios o por placer. Cuando descubrimos que a pesar de nuestra ciencia y cultura no podemos lidiar con una agresiva peste viral, entendimos la necesidad de cambiar el enfoque de nuestro trabajo y nuestra economía.

Sin embargo la dirigencia mundial y las nacionales, no se ponen de acuerdo en como actuar contra el coronavirus chino y su impacto en la vida de los países. Algunos los  paralizan totalmente, se aíslan y aíslan también a la población; se inmoviliza la economía y la población se esconde, pretendiendo que el virus no los va a encontrar.

Otros postulan que hay que seguir trabajando, aplicando los cuidados sanitarios adecuados, buscando las vacunas y manteniendo la actividad productiva; pues hagamos lo que hagamos tarde o temprano indefectiblemente nos vamos a contagiar y muchos morirán porque tienen enfermedades de base y por la edad, por lo que hay que seguir adelante.

Lo bueno, es que en el proceso una gran población generará anticuerpos y se sanara, por tanto la idea es avanzar y no escondernos, pues corremos el riesgo de entrar en una gran desesperación, anarquía y morir por causa de la violencia, hambre, miseria y otras enfermedades.
Como todos nos contagiaremos, la estrategia es aplicar medidas sanitarias hasta que se logre la vacuna, que es la solución y la idea es cuidarnos para enfermarnos de a poco y evitar un colapso en el sistema de salud hospitalario y la disposición de fallecidos.

Recordemos que en la época del descubrimiento de américa, los conquistadores que habían tenido cientos de años de contacto con los virus de los resfriados, lo sufrían pero no morían, mientras por el contrario los indígenas americanos que estuvieron aislados, enfermaron y morían por millones.

Lo que está claro es que a consecuencia del desequilibrio del ecosistema y el cambio climático, los virus que antes no teníamos en nuestro entorno aparecen y para los mismos no tenemos anticuerpos. Por tanto tenemos tomar conciencia de que debemos de hacer algo al respecto y esto es respetar el ecosistema.

En general y en los últimos tiempos, la economía mundial ha funcionado siguiendo dos líneas básicas: la globalización y lo que luego se conoció como revolución tecnológica, la que se consolido posteriormente como economía digital.

Durante los últimos veinte o treinta años se acelera la globalización, bastante diferente a la que existió en épocas anteriores, por la escala y la rapidez del intercambio internacional de bienes y de la información; que en las últimas décadas explotó a niveles sin precedentes. Las facilidades para viajar, el internet, los acuerdos comerciales y las economías se desarrollaron con rapidez y se combinaron para crear un sistema que es más interdependiente que nunca.

Con plata, seguridad y salud, el mundo se convirtió en un enjambre turístico y de negocios, el que se movía de aquí para allá impulsados por la interconexión digital y las promesas de paraísos remotos y excitantes.
Habia un turismo de masas, alentado por los “viajes baratos y con todo incluido”, por lo que cientos de millones de personas se aventuraron a conocer el mundo para satisfacer su curiosidad, sus emociones y sensaciones. Con esa movilidad extrema crecieron la aviación comercial, los hoteles, las agencias de viajes y los guías turísticos, alimentando con una lluvia de dólares, euros y divisas varias, las economías locales. Ahora todo esto se ha frenado con el coronavirus.

Por la globalización y al caer las fronteras, los sistemas digitales posibilitaron la gestión global de las empresas y esto permitió y empujo el traslado de los centros fabriles de los países desarrollados hacia aquellos países más atractivos por el bajo nivel de salarios y la disciplina laboral. China, el país más poblado del planeta, se apoderó del negocio atrayendo las inversiones al ofrecer su mano de obra semiesclava, de bajos salarios y sin derechos sociales ni políticos y así vemos que producto de la globalización, el desfase tecnológico y el ansia de ganancias de los empresarios, en el mundo y especialmente en nuestros mercados latinoamericanos todo equipo y producto viene de China.

Sin embargo ahora con el coronavirus y el aislacionismo, las cadenas de suministro fueron interrumpidas y las personas empezaron a buscar fuentes alternativas en su entorno cercano, incluso si estas eran más caras. Frederick Kempe, Presidente del Atlantic Council, ha llamado la atención sobre la amenaza que representa esta dependencia excesiva de China para las cadenas de suministro cruciales, que van desde productos farmacéuticos hasta materiales de tierras raras utilizados en casi todos los equipos de alta tecnología.

La pandemia finalmente nos mostró el peligro de la extrema dependencia que tenemos con las fábricas chinas y orientales, en la que caímos por la globalización y nuestro desfase tecnológico; por esto se está planteando el imponer medidas proteccionistas para favorecer la producción doméstica, lo que por una parte encarecerá el producto, pero por otra permitirá el desarrollo de industrias y de medianas empresas locales, inviables por hoy.

Este nuevo escenario hará que la industria manufacturera occidental, empiece a traer a sus países gran parte de sus empresas y especialmente las de la China y la guerra comercial internacional combinada con la epidemia del coronavirus, hará que gran parte de las actividades productivas sean automatizadas. Veremos un cambio en los modos de producción y los modos de consumo, el  Internet es el sistema de organización en esta nueva economía y se multiplicaran los mecanismos como las impresoras 3D, las entregas rápidas (Pedidos Ya) y de paso el proteccionismo se expandirá.

La nueva economía post coronavirus se orientara también hacia la reorganización de la economía mundial, en busca de un comercio internacional donde la competencia se dé entre países libres y donde los regímenes que usan mano de obra semiesclava se vean obligados a la apertura política e institucional y el respeto al ser humano y al ecosistema en el que vivimos.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

TRASTORNO BIPOLAR POPULISTA

Ovidio Roca

Disquisiciones en tiempos de pestes y virus. 

Estamos empeñados en encontrar la vacuna para los virus, que son plagas biológicas letales y con el mismo empeño deberíamos buscar otra para el populismo, que es una plaga sicológica.

Según Wiki, estos virus biológicos y sicológicos (coronavirus y populismo cocalero) necesitan la célula de otro ser vivo y vulnerable para vivir: puede ser la célula de un animal, una planta o una bacteria. Una vez dentro del organismo que sirve de “huésped”, el virus infecta sus células y se multiplica para sobrevivir hasta terminar con su huésped y brincar a otro.

Ambas plagas son mortales y necesitan de protocolos de protección y tratamiento clínico. Hagamos algo en favor de la especie humana, encontremos la vacuna; no muramos de peste ni de hambre.

De la utopía a la distopía

 Los socialistas se manejan por dogmas y clichés ideológicos, se aferran a ellos y no se acomodan a la cambiante realidad social del mundo y su dinámica tecnológica y cultural. Y una característica histórica de la izquierda, es su ineficiencia en la gestión gubernamental y esto no es algo circunstancial, sino estructural.
Creen que todo lo anterior, producto de los conservadores y neoliberales,  debe ser destruido para luego construir desde cero una nueva sociedad, pura y perfecta, la utopía socialista.

No aceptan el mundo tal como dialécticamente se ha venido construyendo, sino que se empeñan en construir otro a su imagen y semejanza, caiga quien caiga y aunque en el empeño las víctimas se cuenten por millones. Postulan que el producto de este sacrificio de dos o más generaciones, lograra un luminoso futuro. Sin embargo la realidad histórica nos muestra que la utopía nunca ha funcionado, pero ellos afirman que sí; aunque lo que realmente consiguieron es una verdadera distopía y en esto son realmente los mejores.

El populista ama y odia al pueblo, lo conquista y atrae declarándole su amor y lo controla ejerciendo su dominio. Porque te quiero te aporreo, dice la canción criolla.

Con el fracaso y la caída de la URSS, los comunistas de todos lados empezaron a reunirse para planificar el cómo prevalecer y medrar. En Latinoamérica se formó el Foro de San Pablo, donde se plantearon una nueva estrategia política de dominio, más allá del marxismo y la lucha de clases y que incorpora las características y contradicciones locales.

Siguiendo esta estrategia los ideólogos del masismo elaboraron un discurso indigenista y populista, en realidad aimara y chapareño, para embelecar a la población especialmente campesina, logrando infectarlos, entusiasmarlos y lo consiguieron de la misma manera con los grupos informales y cocaleros. Con esto lograron captar una importante masa de población, teniendo en cuenta que el setenta por ciento de los trabajadores del país son informales.

Vale la pena resaltar que cuando un populista, socialista o masista alcanza al poder, no es la realidad lo que le importa, prescinde de ella por principio y se dedica diligentemente a llevar a la práctica sus teorías utópicas de poder, pero muy bien remuneradas para ellos. El pueblo y la sociedad no importan, solo son su campo de experimentación y aprovechamiento y el producto sólo puede ser el caos, el fracaso del sistema económico, la miseria. Gobernar contra la realidad es arriesgado, Gobernar prescindiendo de lo real es la garantía de la catástrofe.
Lo extraño es que repiten básicamente un experimento muchas veces fracasado; lo vimos en la URSS, en China antes de hacerse capitalistas salvajes, en Cuba, Nicaragua, Venezuela, etc.  Y lo más extraño, es que mucha gente luego de haberse infectado por esta peste, no genero anticuerpos, por lo que nuevamente se infecta. Encontremos la vacuna.

En el Beni hay pocos casos de coronavirus y el otro día hablando de esto un amigo y amigo de Ruber, me dijo que el “moincho de cuatro aguas” es de lo mejor.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

SELECCIÓN WIKY DE NOTICIAS Y COMENTARIOS

Ovidio Roca

Del coronavirus no se salvan ni los chinos

En países en que ha habido cierres y bloqueos completos bajo la idea de que nadie se contagie, después dejan a toda la población vulnerable y la enfermedad rebota.

“El destino de esto es que toda la población mundial se infecte, no hay ninguna manera de evitarlo, a menos que exista una vacuna”. Ministro de Salud de Chile

Comentario: Encontrar y aplicar la vacuna. Vida sana, precauciones sanitarias, buena alimentación, ejercicio y trabajo diario. De todas maneras el virus nos llagará, que nos encuentre produciendo y con recursos, en buen estado físico y anímico para resistir la convalecencia.

Del mundo de la farándula

Critica desde la galería, quien estuvo accidentalmente en la cancha y al mando del partido y fue un desastre. Mesa, ahora que Jimena salió de PAT, debería volver al periodismo, podría invitar al Gringo.

Él es un buen periodista y un fracaso como gobernante y ahora como candidato y con sus críticas chismosas de vieja envidiosa, hace el ridículo. PP.

Comentario: Otra cosa es con guitarra.

Derechos ciudadanos

Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo; la insurrección es para el pueblo y para cada porción del pueblo el más sagrado de sus derechos y el más indispensable de sus deberes”.

Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano votada por la Convención Nacional el 23 de junio de 1793, e incorporada como preámbulo a la Constitución de 24 de junio de 1793. (Paris, Francia).

Comentario: De cumplimiento obligatorio para el pueblo y países democráticos. Salvemos a nuestros vecinos de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

EN TIEMPOS DE PESTE NECESITAMOS UNA BUEN RECETA Y BUENOS COCINEROS PARA SOBREVIVIR.

Ovidio Roca

Notas para preservar la memoria histórica del periodo masista cocalero.

 En los momentos actuales de pestes recurrentes, ahora más que nunca, necesitamos preparar una estrategia de gestión pública y privada, para actuar y salir adelante de los efectos de dos de ellas: la del masismo cocalero y la del coronavirus chino, dos enfermedades virulentas que han destruido y están destruyendo la economía boliviana y la vida y salud de sus habitantes.

Ahora todo está parado, la gente está confinada y pocos salen a trabajar y esto seguirá así por lo menos durante los próximos dos años, hasta que se dispongan las vacunas para el coronavirus y remedios para los infectados. Como casi nadie produce, así van las ventas, por lo que la gente no tiene ingresos y tampoco pueden pagar los impuestos y si no se los pagan, cómo se financia el gasto público que es lo único que ahora crece. En consecuencia seguiremos con el endeudamiento y la emisión de papel moneda. Nada bienaventurados seran los niños, pues ellos heredaran las deudas.

Ante esta peste necesitamos una estrategia de gestión de crisis, que implica saber dónde vamos y de dónde venimos; vale decir cuál es la situación actual de la estructura y la superestructura económica del país y cuál es el modelo de política económica que vamos a adoptar para salir de la crisis.

Estamos sufriendo las secuelas del masismo en lo político económico y del coronavirus en nuestra salud personal y económica, y es para esta nueva realidad que tenemos que reinventar la economía, las instituciones, las formas de producción y de consumo y nuestra relación con el ecosistema, el cual por nuestra actitud destructiva nos está pasando la factura con el cambio climático y la pandemia del coronavirus.

Nuestra situación actual

Hay recetas políticas y también culinarias para todos los gustos, unas engordan y otras te envenenan, por tanto lo sensato es averiguar el estado de salud de quienes las han comido.  Para esto se puede hacer un viaje por Cuba, Venezuela y Nicaragua, lo que sería ilustrativo para conocer lo que ocurre hoy en nuestra américa bajo el modelo castrochavista y sus resultados sobre la vida, la libertad, la economía y la salud de la población. Y otro por los países desarrollados del Norte de Europa o de los Estados unidos para ver otra cara de la medalla.

En alrededor de dos años cuando tengamos la vacuna para el coronavirus disponible para los que no se infectaron y la cura para los que enfermaron y sufren de las secuelas, especialmente pulmonares, podremos reanudar nuestras vidas y lo tendremos que hacer con una economía destruida, ahorros menguados y sin muchas expectativas sobre nuestro futuro.

La experiencia populista cocalera y sus efectos

La manera de cómo vivimos, como trabajamos, lo que vemos en nuestro entorno, lo que escuchamos y leemos va configurando nuestra conciencia y valores. Por eso es necesario a fuer de ser reiterativos, ver objetivamente lo que ocurre bajo los modelos castrochavistas y populistas, para no ser engatusados por ellos. No olvidemos que la izquierda es increíblemente buena para la demagogia y la propaganda y han aprendido que lo que importa a la gente, es lo que cree que pasó y no lo que ocurrió en realidad. Son expertos en mentiras y manipulación emocional, promueven odios y rencores entre la población y son hábiles en presentarse como salvadores y mesías, cuando en realidad son los dueños del sistema que históricamente ha venido matando a millones de personas por opresión, hambre y miseria.
Así manipulan a las personas y a las instituciones nacionales e internacionales (Defensoría del Pueblo, OMS).

Por ejemplo en Bolivia, el masismo tiene un discurso con el cual se atribuyó la bonanza gasífera que generó inmensos recursos para el Estado gracias a los altos precios internacionales. La verdad es que este negocio del gas viene de gestiones e inversiones realizadas por gobiernos anteriores y mucho antes de que ellos asuman el poder o que siquiera existan. Tenemos el Contrato Bolivia-Brasil (GSA) firmado en 1992; el gasoducto al Brasil; construido en 1999; el gasoducto interno Yacuiba-Rio Grande (GASYRG), gestionado entre 2001-2002. Además del contrato de venta de gas con Argentina, cuyas diferentes versiones datan de los anos 1960s, 1999, 2001, 2004 y 2006, esto incluye el propio gasoducto que también es un proyecto de la década de los sesenta.

Lo que los masistas verdaderamente si hicieron; fue autorizar la explotación de la amazonia por grupos de cooperativistas masistas, en asociación con mafias chinas para la explotación del oro a gran escala y con el uso intensivo de mercurio, de barcazas y combustible subvencionado. Estas cooperativas (mafias) auríferas vinculados a los chinos y colombianos al año 2017, sólo dejaron por concepto de regalías alrededor de 35 millones de dólares de un total de 1.500 millones de dólares exportados, según datos oficiales.

La sociedad es una construcción social

Este modelo populista cocalero es enemigo de la empresa legal, no otorga ninguna seguridad jurídica y ahuyenta a los inversionistas formales nacionales y extranjeros y favorece y promueve la informalidad y la corrupción. La actitud de la población ante esta situación de anomia, es a su vez no respetar ninguna norma social o ambiental.

Como respuesta a este ambiente sicologico, la población al haber asimilado la cultura del populismo y no tener incentivos, espera todo de los otros y especialmente del papá Estado y de sus dádivas y consideran esta forma de vida como un derecho humano.

La verdad es que en ninguna parte del mundo estos planes sociales insostenible, han mostrado ser la solución al problema de la pobreza, por el contrario la agravan. Este asistencialismo, no solo genera más pobreza, sino que va creando una perversa cultura por la cual hay gente que se siente con derecho a ser mantenida por un reducido grupo de personas que todas las mañanas se levanta para ir a trabajar, haga frío, calor, llueva, haya bloqueos o paro de transporte.

El masismo cocalero, maneja permanentemente la confrontación y busca la adhesión de la gente a su movimiento, apelando al odio y el enfrentamiento racial y no a la complementariedad. Usa profusamente el argumento racial y no el democrático de los valores ciudadanos, donde la persona se expresa y se define, no por características étnicas sino como ciudadano y por sus valores intelectuales y morales. Esta es la cultura que heredamos del masismo y con las que nos toca lidiar.

Resumiendo, en diez años los masistas recibieron más recursos que todos los gobiernos de los últimos cien años; parte se lo robaron, parte lo malgastaron y el saldo lo despilfarraron en elefantes azules y luego de trece años de ineficiencia, corrupción, destrucción de la institucionalidad y de la economía, lo que queda es  una maraña de planes sociales, de empleo público y de canchitas de pasto sintético, que le gustan a Evo, demostrando no ser este el camino indicado para terminar con la pobreza, por el contrario nos condena a ser cada vez más pobres y tal vez un estado fallido si seguimos por este camino.

Buscando otras recetas

Las recetas se aplican sobre realidades socioeconómicas, geografía y cultura especifica. En el país tenemos un gran retraso tecnológico por lo que es muy difícil lograr industrializar el país en base a nuestros propios capitales y la posibilidad de generar nuestra propia tecnología es remota,  por lo cual las opciones  de competir en el mercado internacional son casi nulas.
La cuestión ahora, además de preocuparnos seriamente de la educación y la formación tecnológica de nuestra gente, es identificar hacia cuales áreas rentables podemos enfocarnos para superar el actual extractivismo y que sea en áreas donde seamos productivos y competitivos.

Por supuesto las áreas tecnológicas son imprescindibles en esta actual economía del conocimiento y quizá no seamos muy competitivos en equipos y microchips; sin embargo un área productiva prometedora y que tiene que ver con las necesidades básicas del ser humano, cual es la alimentación y el medio ambiente sano para vivir, puede ser una de las alternativas. Se trata de ingresar a la nueva agroindustria y agricultura asociada a la biotecnología, al cuidado del medio ambiente, la conservación de los bosques, que tiene que ver con la alimentación, el suministro de agua limpia, el secuestro y conservación del carbono. Y aquí surge la economía ecológica como una buena opción.
Esto ligado por supuesto a lo que se denomina la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que es una forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general.

Todo esto funciona además, con un enfoque filosófico muy simple, pero que requiere de voluntad, trabajo y responsabilidad para lograrlo: Seguridad jurídica, libertad, democracia, propiedad privada, libre mercado.  Son los postulados del liberalismo democrático que apuesta a la responsabilidad personal y afirma que el progreso material y moral, depende de la libertad individual, la propiedad, el libre pensamiento y libre mercado, los elementos esenciales del capitalismo.

Sin embargo y hablando en buenos matatos, las recetas son unas y los cocineros son otros y el plato no siempre resulta igual, puede ser mejor o peor pues depende de la variedad y calidad de los ingredientes y de la capacidad y la sazón del cocinero y de algún ingrediente secreto que se le añade o se le quita. Para lograrlo busquemos a “los buenos”, los mejores en cada campo para que trabajen, cada uno en su área. En la Presidencia de un Estado se necesita un Estadista y no un Periodista, por muy bueno que sea; en la cocina un Cocinero y no un Carpintero y así por delante.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

CULTURA DE ANTAÑO EN EL ORIENTE BOLIVIANO

Ovidio Roca

De lo que recuerdo en tiempos de mis abuelos, la primera mitad del siglo anterior, la gente vivía mayormente en el campo, también tenía casa en el pueblo y todos se reunían y se agrupaban alrededor de su familia, su comunidad o pueblo y de la iglesia.

El oriente y desde siempre, estuvo aislado del Estado andino central vinculado a las minas y la explotación de la mano de obra indígena. La autoridad gubernamental local estaba constituida por el Prefecto y cuatro pacos.
Por la total desvinculación, la economía local era de autoconsumo y el trabajo de la gente se iniciaba en el campo al amanecer (a prima), unos iban al chaco y otros a atender las vacas y demás animales; el trabajo era arduo y terminaba al caer el sol, (a la oración). En la casa del patrón similar a las del resto, como un lujo había una radio a pilas en la que por la noche, echados en las hamacas, se escuchaba la BBC de Londres que tenía buena señal, no así las nacionales, si es que había.

La familia extendida, de abuelos, padres, tíos, primos, etc. era la base fundamental y se buscaba protegerla y consolidarla, pues además del apoyo emocional que prestaba, estaba el económico y que constituía el seguro social de esa época. En los casos difíciles de enfermedad o pérdida de ingresos, la familia extendida era el apoyo para todo y todos.

Esta construcción social era una actitud activa y constructiva de la gente: construir una familia, una nación o una iglesia, requiere de virtudes y esfuerzo. Era además la época en la cual los hombres se casaban con mujeres y tenían hijos y todos trabajaban juntos para hacerse un futuro. La mayoría trabajaba en el campo, en la agricultura y ganadería y en la estancia se hacía artesanalmente todo lo imprescindible, desde el azúcar baya, la miel, el charque, el jabón de lejía, las velas de sebo, los muebles, las hamacas, etc. No había supermercados para comprar artículos chinos.
Entre las personas había de todo, también algún frescos y algunas marimachos, pero muy escasos. Estos trabajaban en lo que les quedaba más cómodo: en la cocina, lavandería, haciendo pan y queso o cuidando las huachas.

Era una sociedad provinciana pobre y en general se juzgaba a las personas por sus valores personales y no por su posición social u orientación sexual. Recuerdo que en la Estancia, en la punilla de la casa, había una mesa muy larga donde se servía entre las cinco y las seis de la mañana el desayuno para todos: los patrones, los mosos y a los viajeros que pasaban por allí. Despues de esa hora, no se encontraba nada ni a nadie.

En este modelo de pertenencia: familiar, nacional y religiosa las personas se  comprometen a trabajar, a sacrificarse y mirar más allá de sí mismos.

En este siglo XXI al margen del avance tecnológico y de la globalización, en el plano humano se dan muchos cambios, ahora mucha gente se siente vinculada a los llamados grupos identitarios, las minorías raciales y los de género, tales como los grupos LGBTI. En este contexto los grupos de género y raza sustituyen a la pertenencia de la familia, la Iglesia y la nación

Cuando algunos tradicionalistas, opinan ahora, que el matrimonio debe ser como antes entre hombre y mujer pues es una institución al servicio de la reproducción de la especie, los identitarios consideran que se está ofendiendo a los homosexuales y cuando alguien defiende el control de fronteras, se lo tilda de racista y xenófobo, etc. y se les castiga como tales.

En general los grupos identitarios actúan formando alianzas políticas exclusivas con otros miembros de este mismo grupo y cada vez menos en partidos políticos tradicionales con propuestas ideológicas y económicas.

Estos grupos identitarios no se imponen deberes, ni convocan al esfuerzo y trabajo, sino a la autocompasión y la reivindicación.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario