Archivo para la categoría Educación y Cultura

EVOLUCION HOMINIDA Y PANDEMIA

Ovidio Roca

Evolución del hombre: Lucy, homo erectus, homo habilís, homo faber, homo sapiens, homo económicus, homo videns, homo Smartphone.

Muy temprano voy a caminar al Parque los Mangales y allí veo algunas personas que deambulan mirando su Smartphone y lo hacen sin percatarse de la belleza de los árboles, las flores, los pájaros y tampoco de los otros caminantes. Las personas no se miran físicamente unas a otras, lo hacen digitalmente por su teléfono; se trata del Homo videns.

En estos tiempos la juventud, ve y vive vía el celular los acontecimientos que nuestros padres conocían a través de los cuentos, relatos y lecturas, comportamiento que los obligaba a la abstracción, la conceptualización y así imaginaban y razonaban.
Ahora mediante la televisión y medios digitales se perciben directamente imágenes, se anula la conceptualización y se atrofia nuestra capacidad de abstracción y en consecuencia nuestra  capacidad de razonar y entender. Esto es lo que  sucede cuando el homo sapiens es suplantado por el  homo videns.

Son múltiples los factores que actualmente se unen contra nuestra tradicional forma de vida y lo más evidente, aunque no para todos, son el cambio climático y la pandemia coronavirica que todo lo dramatizó. Esta pandemia sin embargo nos está permitiendo ver lo bueno y malo que hemos venido haciendo y también nos debería dar el tiempo necesario para evaluar los resultados de nuestro comportamiento y eventualmente definir una mejor manera de relacionarnos con el ecosistema, la actividad productiva, con nosotros mismos y nuestros semejantes.

Antes de la pandemia y gracias al progreso de la medicina, nos sentíamos seguros y de paso olvidamos que nuestra vida está siempre en constante peligro (vivíamos la amnesia de los afortunados). Ahora y como producto de la misma nos sentimos frágiles, solos, desamparados y en nuestra vida social entramos a la era del distanciamiento social y el relacionamiento digital, a la que habrá que acostumbrase porque no será por un periodo breve, quizá dos años. Entonces y escondidos detrás del barbijo entendemos que somos presa fácil de los virus, que estamos solos y distantes y entendemos que es preciso fortalecer la salud y potenciar la investigación y la ciencia.

El populismo cocalero es viral; leía hace poco la explicación de un científico sobre los coronavirus chino y cocalero: “Los virus son buenos haciendo copias de sí mismos y haciendo que esas copias entren dentro de nuevos huéspedes, así son más exitosos y se vuelven más prevalentes hasta que la inmunidad del huésped o medidas de salud pública lo contienen”. Asimismo es la infección por el populismo cocalero; vacunémonos y vacunémoslos.

En este nuevo mundo viral y digital, presos de la angustia y el temor de la pandemia, resurge con fuerza la fe primitiva; las curas mágicas, los fetiches y los ensalmos. Cada cual se inventa una cura para el virus y la difunde por “guasap” y la gente se llena de ensalmos, de pócimas, de hierbas, de químicos y medicamentos diversos, pero sobre todo de esperanza. Surgen sectas de curanderos y otras hierbas mediáticas y así se pasan los días, mientras escuchamos machaconamente y por todos los medios de comunicación las  cifras de muertos e infectados por cientos y miles, de aquí y de acullá.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

Deja un comentario

ESPECIALMENTE PARA JUBILADOS: APRENDER EL GOZO DE VIVIR Y COMPARTIR

Anónimo.

Nota: Reflexiones escritas, como se verá, antes de la pandemia (cuando teníamos todo para ser felices y no lo sabíamos)  que nos tiene encapsulados y no sabemos por cuántos años.

Vivamos en el aquí y el ahora; por un momento olvidemos el pasado y nuestros planes futuros y disfrutemos el momento presente.

Camina todos los días, procura no usar transporte, mira a tú alrededor y busca la cosa más hermosa. La belleza puede ser un objeto, una planta, un ave, un animal o una persona, pero también puede ser una composición particular, la forma en que la luz cae sobre algo, las nubes, la vegetación, un esquema de colores agradable, etc.

Si tus músculos se sienten adoloridos, estíralos. Si estás cansado, descansa un poco. Come lo que te pida tu cuerpo y nada más. Deja que la comida ruede alrededor de tu paladar antes de masticarla y tragarla. Al comer de esta manera, también te sentirás más lleno porque extrajiste la mayor parte de la experiencia de tu comida.

Observa todos los sucesos a tu alrededor y encuentra lo que es divertido, ridículo, absurdo o hilarante sobre ellos, y ríete a carcajadas y con ganas (no de la gente). Escucha activamente las historias que alguien te está contando y disfrútalas.

Cuéntales a las personas que amas las cosas que te trajeron alegría, haz que reconsideren aquellas cosas que creen que son tediosas y aburridas, traduce tu alegría en juego y atrévete a ser un poco infantil. Ilumina una luz brillante en tus círculos sociales.

Ayuda en la educación de tus nietos, la educación, se da en casa y con el ejemplo. En las aulas, cultura, conocimientos.

Estamos solos con nuestras convicciones y principios.

Enviado por Pukimón.

,

Deja un comentario

ESCENARIO Y ACTORES DEL NUEVO ESTADO: PLURINACIONAL, POPULISTA Y COCALERO

Ovidio Roca

Geopolítica del Estado Independiente Chapareño.

Hace un tiempo; antes del coronavirus chino y cuando aún podíamos viajar para disfrutar de la naturaleza y de los amigos, estuve en la casa de uno de ellos en Santa Fe. Me conto entre otras cosas de los variados cambios en la economía y el manejo político del Municipio Ichilo y me pidió que lo comente. No tengo idea de lo que ocurre ahora con la pandemia.

Yapacaní, municipio anteriormente cruceño, fue avasallado y anexado por el Estado cocalero Chapareño; lo colonizó y ahora maneja discrecionalmente tanto al municipio como las áreas aledañas.
Los cocaleros avanzaron igualmente sobre el Parque Nacional Amboró y lo controlan al igual que lo hacen con el colindante Parque Carrasco. Ambos Parques, repositorios del diverso ecosistema andino amazónico, están siendo destruidos por depredadores ambientales, chaqueadores, ladrones de madera, cazadores, cultivadores de coca, fabricantes de cocaína y narcotraficantes internacionales ligados a las FARC. Con esto los turistas, investigadores y amantes de la naturaleza están excluidos de visitarlos.

La economía en la región de Yapacaní, que fue tradicionalmente agropecuaria y algo de turismo, se volcó a la coca, al narcotráfico y el comercio, funcionando como un importante eslabón productivo y logístico para la fabricación de  cocaína del Estado Chapareño y convirtiendo, lamentablemente, a San German en la jupia de la blanca.

Los Empresarios y el Populismo

En los países menos desarrollados, su clase empresarial generalmente muy débil no logró ser una “clase para sí” como la definía Marx; vale decir ser consciente de su estatus y proyección histórica. Por lo general solo son negociantes que quieren hacer plata a como dé lugar y están dispuestos a asociarse con cualquiera para conseguirla. Últimamente muchos de ellos estuvieron asociados con el MÁS y mañana será otro cantar.
Lamentablemente carecemos de una verdadera Burguesía Nacional; empresarios dignos que tengan una visión de futuro para la región y el país y que estén capacitados de acuerdo a las exigencias del Mercado internacional y con las condiciones mínimas de capital, infraestructura y tecnología para competir en esos mercados.
El populismo es entre otros aspectos, un capitalismo estatal y de amigos y los empresarios tienen claro que para estar en las grandes ligas necesitan llevarse bien con el Gobierno, es decir ser oficialistas del gobierno de turno. Por esta fuerte dependencia del Estado, en el país no hay empresa ni empresario exitoso si no cuenta con el favor del Gobierno.

Una mayoría de los dirigentes políticos y sus partidos, trabaja acuciosamente para para lograr el retorno del Evo.

Políticos bolivianos que se proclaman democráticos, buscan debilitar al actual gobierno en procura de futuras ventajas electorales y políticas. Con esto es probable que consigan el triunfo del MAS en la primera vuelta electoral y el retorno del Narco Estado cocalero.
En un titular del Diario El Deber, leemos: “Mesa, Camacho y Evo lanzan críticas y ataques al gobierno de Añez por el caso de los respiradores”. Como vemos, dios los cría y el diablo los junta y actúan luego en comparsa y alguno ha dicho en jauría; buscando hacer el mayor daño a la Presidente Jeanine, quien actuando correctamente suspende y enjuicia sin contemplaciones a los presuntos culpables de actos dolosos.
Como en toda gestión hay errores, pero ahora moros y cristianos se ensaña contra ella por todo y por nada y si eventualmente renunciara, constitucionalmente la reemplazaría la Hermana Senadora Eva Copa Murga.
Me llego un chisme: Evo toca la trompeta en una Murga de Buenos Aires.

Mientras haya MAS en abundancia, habrá mucho MAS en ignorancia. SNCHY.

La población se encuentra secuestrada por el populismo y viviendo en las peores condiciones de vida posible, pero en lugar de unirse todos contra el enemigo común tienden a pelearse entre sí o con sus aliados externos, facilitando el trabajo de los captores. Aunque es natural que esto suceda, también es suicida y contraproducente.

Los populistas cocaleros ofrecen salud, dinero y amor; una vida plena, dinámica y con grandes ganancias de la coca, el narcotráfico y contrabando; con chalets de lujo, viajes, dinero, poder, chocas teñidas y adrenalina. Sus seguidores pueden hacer todo lo que les venga en gana y deben cumplir una sola cosa: ser fieles al jefe y hacer lo que se les ordena.

No le creímos, pero Choquehuanca tenía razón.

La noticia circuló por varios medios nacionales e internacionales. “La NASA confirma la existencia de un universo paralelo donde el tiempo iría hacia atrás”. Esto ya lo explico anteriormente el Candidato a la Vicepresidencia Choquehuanca, con su reloj que marcha hacia atrás para transportarnos a los tiempos del Tahuantinsuyo.
Asimismo y como según el candidato: “las piedras tienen sexo”, en cualquier momento tendremos terremotos y derrumbes en los cerros y laderas; esto como efecto de los revuelcos de las piedras en su éxtasis sexual. Como él casi siempre acierta, es necesario cuidarse.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

CUENTOS DE CAMBAS PATAZAS

Ovidio Roca

Durante la Peste Negra de 1.348, murió en Florencia el ochenta por ciento de la población. Según nos relata Bocaccio, en esa época diez jóvenes escapan de Florencia hacia al campo y allí como terapia se dedican a contar cuentos.
Aquí en tiempos del coronavirus chino, por suerte no tan violento, entre dedicarse al trago o a los chismes en Facebook, es mejor contar cuentos e historias

Vida y cultura campestre.

Los orientales de antes, (mediados del Siglo XIX y principios del XX) eran mayoritariamente campesinos. Los de mejor posición económica tenían sus propiedades ganaderas y sus chacos, y en la Estancia tenían sus casas rústicas; generalmente de motacú y algunas veces de teja, con paredes de tabique revocado y pintado con cal, techos de dos aguas y con amplios aleros.

La familia que era extendida, vivía en el campo conviviendo con la naturaleza y su variada fauna. A los niños que crecían en este ambiente les era natural conocer la existencia y las diferencias entre los sexos: los muchachos con palomas que orinaban de pie detrás de un árbol y las peladas con sapo que orinaban de cuclillas.

Mis primeros años los pase en la Estancia San Lorenzo, en las orillas del rio Guapay o rio de los guapasales y en las cercanías de Montero Hoyos.
(Guapá, tacuara: guadua paniculata, e Y, agua o rio. gr.).

En este mismo lugar, Santa Cruz de la Sierra, hizo una de sus pascanas en su largo periplo por la Chiquitania, partiendo del río de los indios al de los peces. Vale decir desde el río Paraguay al rio Piraí.

(Paraguay: payaguá, indios e Y, agua. Piraí: pira, pez e Y, agua, rio).

En la Estancia y aún con nuestra tecnología primaria, éramos autosuficientes; nos alumbrábamos con lampión y velas de sebo, se cocinaba con leña y se fabricaban con greda (arcilla) los utensilios para la cocina y la mesa; se hacía jabón de lejía y velas de sebo y también se tejían hamacas.
Todo lo indispensable para subsistir, que era reducido, se producía en la casa, en los potreros y el chaco: gallinas, chanchos, vacas y lo que se cazaba; también se sembraba arroz, plátanos, yuca, maíz, guineos, caña de azúcar, algodón etc.
Era una economía de auto subsistencia a diferencia de ahora, que todo lo compramos en la pulpería o el Súper y que viene del resto del país y del mundo entero y cuando ocurre una calamidad y se corta el suministro, nos morimos de hambre.

Las noticias, al margen de las más importantes del tiempo y las aguas, se reducían al entorno cercano y chismes que algún viajero traía del pueblo y como no había telenovelas, en la tarde todos se reunían cerca de una fogata para alumbrase y correr a los mosquitos y se contaban historia y cuentos de la viudita, del carretón de la otra vida, de la vieja bruja de la otra Estancia y de las cunumis pueblerinas.

A fines de los años cuarenta fui al pueblo, a Santa Cruz, para asistir a la escuela. Al llegar vivimos en la casa de los abuelos y de ahí recuerdo que al caer el sol y refrescado algo el ambiente; mi abuelo se ponía su saco de lino blanco y se iba a la Plaza principal a compartir con sus amigos y escuchar música y luego las noticias de la radio. Al frente y al lado de La Pascana, Chavo Urioste había puesto un altoparlante para trasmitir música y posteriormente armó y puso al aire una radioemisora, la Radio Electra.

Cultura de género y los cambas liberales.

Decía Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mis circunstancias”.
Por lo que entiendo, no existe una verdad única sobre un acontecimiento, sino varias verdades según las experiencias de vida de cada uno, y fruto de las cuales pueden contarse diversas historias.

En este desiderátum que vivimos actualmente, muchos proponen que las personas tengan derechos particulares por ser indígenas, blancos, negros, mujeres, hombres, homosexuales, etc. y no necesariamente por sus valores ciudadanos y de respeto a la ley y a los demás. Siguiendo esta línea y en este nuestro mundo de cultura fluida se habla entre otras cosas, de múltiples democracias: Democracia intercultural?, comunitaria?, de género?, etc.

A quienes nos criamos en el campo y con un conocimiento de los sexos aprendido directamente de nuestro abigarrado y dinámico entorno animal y como fruto de la experiencia; ahora nos parece extraño todo esto de los géneros, explicado además como una construcción cultural y no biológica, por lo que nos sentimos desconcertados con esta nueva ideología.

En el campo y en los tiempos de antes, éramos más naturales y directos y a la persona según su comportamiento se la llamaba de: opa, parlanchina, posmeta, acopaibao, fresco; era como un reflejo de sus actitudes y comportamientos personales, tanto simpáticos como desagradables. En cuanto a los frescos se los consideraba de un comportamiento y una actitud rara, pero cada cual carga con lo suyo; pero a nadie se le hubiera ocurrido armar un grupo o un movimiento en ofensa o defensa de la frescura; de lo que ahora se hace una ideología.

A los comunistas y populistas no les interesa, ni reconocen, ni aceptan la diversidad humana y menos convivir con la diferencia. Lo que hacen en procura de hacerse cargo del poder es usar los traumas, debilidades y problemas de las personas y en lugar de apoyarlos de fortalecerlos, los victimizan y luego los utilizan para sus fines de poder y dominio.
Se inventaron o apropiaron de la llamada ideología de género y con ello manipulan a las “minorías activas”, el feminismo, el movimiento LGBTI, y otros varios, prometiéndoles una ansiada “visibilidad” pero en realidad, al usarlos como arma política terminan por invisibilizarlos.

En una sociedad democrática liberal; como ciudadanos todos somos iguales ante la ley y como personas somos diferentes, de distinto sexo, raza, cultura, religión y esto enriquece a la sociedad en su conjunto. El liberalismo considera que cada persona puede ser lo que íntimamente quiera: homosexual, bisexual o feminista, siempre y cuando respete la libertad del otro.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

POR VIA DEL DESASTRE, EL VIRUS CHINO NOS ENSEÑARA A EDUCARNOS Y SER RESPONSABLES PARA VIVIR MEJOR

Ovidio Roca. Recordando a Pipieta.

En el transcurso de su historia, los diferentes pueblos avanzaron dificultosamente por la vida; unos por la senda del trabajo en la agricultura, la artesanía, la industria, las tecnologías y con una cultura centrada en el esfuerzo individual. Otros, portando la cultura de la conquista y la explotación, lo hicieron esclavizando a pueblos menos evolucionados y explotando los recursos naturales y mineros.
A nosotros nos tocó este segundo escenario, contaminado en  los últimos años por la peste comunista y populista del castrochavismo y en estos momentos golpeados por el coronavirus chino.

En Rusia, Lenin decía que: “Comunismo es Capitalismo de Estado más Dictadura del proletariado” (en realidad, del partido del proletariado).

El Imperio comunista Chino está aplicando eficazmente esa regla y lo hace utilizando las nuevas herramientas digitales, bajo un sistema tecno totalitario y un estricto control social. Tienen empresas estatales y otras privadas al servicio de los Gobernantes y los grandes empresarios (los más ricos del mundo) son todos miembros del partido.
El Partido Comunista garantiza a estos empresarios comunistas, una mano de obra dócil, sin derechos sociales ni económicos y con sueldos entre 150 y 300 dólares mensuales.
El Estado tiene la banca pública y la economía bajo su férreo control, y para favorecer las exportaciones maneja una moneda inconvertible y manipulada y algo a destacar de los comunistas chinos; es que a diferencia de los populistas latinoamericanos ellos practican efectivamente el capitalismo salvaje y no han caído en la tentación de los controles de precios.

El populismo latinoamericano inspirado en el comunismo, se ha hecho carne en nuestras poblaciones. Sus líderes prometen al pueblo la abundancia y una sociedad en la cual todos seremos iguales; pero de manos de una burocracia estatal y de partido, no como fruto de la libertad y el esfuerzo individual. Como resultado la población está permanentemente alabando al Jefe en procura de los bonos, los servicios gratuitos y las abundantes jubilaciones sin la necesidad de aportar; que fue lo que les prometieron y no cumplen.

La cultura populista latinoamericana, vinculada la castrochavismo, no entiende para nada el “principio de la escasez”, del que deriva el concepto de costo, un costo que nadie quiere pagar. Los populistas no conciben que para tener una mejor calidad de vida se requiere de trabajo, asumir planamente los derechos y las obligaciones; que todo tiene un costo y que la vida en sociedad exige respeto a las leyes, responsabilidad personal y social.
Por estos antecedentes, aplicar en Bolivia la urgente y necesaria cura para la crisis económica, institucional y social que empezamos a enfrentar; utilizando recetas de tipo liberal y en plena crisis, será muy complicado por la resistencia que opondrá la gente adicta al populismo; salvo que la solución venga por el desastre. Un desastre como la aguda crisis económica social e institucional que se nos viene, como producto de la pandemia coronavirica.

Nuestra experiencia histórica nos muestra que en la época de la UDP (1982), cuando la crisis llegó al extremo y la inflación se comía diariamente los salarios, la gente desesperada estaba dispuesta a aceptar soluciones dolorosas con tal de salir del problema.

Se hablaba de ello, pero nada se hacía y se necesitó de un Estadista con ideas claras, con fortaleza programática y de solido carácter, para aplicar unas medidas de shock (el 21060) a un paciente que estaba tan desesperado que acepto aguantar los dolores de la cura.
La inflación se detuvo, el paciente se curó y el país prosperó; pero luego de varios años llegó la peste castrochavista y la de los malos políticos, que infectaron al pueblo de populismo. Hay que buscar al buen médico, al Estadista.

Actualmente son otros los problemas, otras las realidades, por lo que se necesitan nuevas y urgentes soluciones; sin embargo existe poca preocupación de los dirigentes políticos y empresariales en entender y satisfacer las necesidades de esta nueva realidad y ciudadanía.

El modelo capitalista de economía: financiero y consumista, tiene que adaptarse a la nueva sociedad post coronavirica y utilizar los cambios tecnológicos para estructurar un capitalismo democrático y liberal centrado en las personas y con una economía sostenible y ecológica.

Lo que nos enseña la experiencia es que:

El contar con instituciones sólidas, eficientes y basada en meritocracia, ayuda a administrar mejor el país y resolver exitosamente el problema siempre presente de la escasez.

Que en esta moderna economía, la obtención de ganancias se basa fundamentalmente en el conocimiento y en la innovación, por lo que necesitamos urgentemente revalorizar el trabajo productivo e innovador para seguir adelante.

Esta nueva economía centrada en la tecnología de la información y el conocimiento, necesita ser acompañada con un sistema educativo sólido como base de la producción, la productividad y la competitividad, en lo que estamos sumamente atrasados.

Como norma los mercados deben gestionarse con prudencia y en aras del bien común, de manera que los beneficios del crecimiento se distribuyan de forma equitativa. Igualmente lograr la prestación eficiente de servicios sanitarios y educativos a la mayoría de la población; y para garantizar nuestra propia supervivencia necesitamos contar con respuestas y acciones adecuadas ante el cambio climático.

El virus chino nos enfrenta a la urgente necesidad de garantizar las necesidades básicas que tenemos como seres humanos; que son el alimento, la salud y la seguridad. Esto nos conduce al renacimiento de la revolución agrícola y las prácticas ambientales que nos dan un ambiente sano.

Estos son temas que se repiten permanentemente pero que no se asumen, esperemos que finalmente lo hagamos empujados por el temor a las pandemias y al Profesor Pipieta.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

CULTURA DE ANTAÑO EN EL ORIENTE BOLIVIANO

Ovidio Roca

De lo que recuerdo en tiempos de mis abuelos, la primera mitad del siglo anterior, la gente vivía mayormente en el campo, también tenía casa en el pueblo y todos se reunían y se agrupaban alrededor de su familia, su comunidad o pueblo y de la iglesia.

El oriente y desde siempre, estuvo aislado del Estado andino central vinculado a las minas y la explotación de la mano de obra indígena. La autoridad gubernamental local estaba constituida por el Prefecto y cuatro pacos.
Por la total desvinculación, la economía local era de autoconsumo y el trabajo de la gente se iniciaba en el campo al amanecer (a prima), unos iban al chaco y otros a atender las vacas y demás animales; el trabajo era arduo y terminaba al caer el sol, (a la oración). En la casa del patrón similar a las del resto, como un lujo había una radio a pilas en la que por la noche, echados en las hamacas, se escuchaba la BBC de Londres que tenía buena señal, no así las nacionales, si es que había.

La familia extendida, de abuelos, padres, tíos, primos, etc. era la base fundamental y se buscaba protegerla y consolidarla, pues además del apoyo emocional que prestaba, estaba el económico y que constituía el seguro social de esa época. En los casos difíciles de enfermedad o pérdida de ingresos, la familia extendida era el apoyo para todo y todos.

Esta construcción social era una actitud activa y constructiva de la gente: construir una familia, una nación o una iglesia, requiere de virtudes y esfuerzo. Era además la época en la cual los hombres se casaban con mujeres y tenían hijos y todos trabajaban juntos para hacerse un futuro. La mayoría trabajaba en el campo, en la agricultura y ganadería y en la estancia se hacía artesanalmente todo lo imprescindible, desde el azúcar baya, la miel, el charque, el jabón de lejía, las velas de sebo, los muebles, las hamacas, etc. No había supermercados para comprar artículos chinos.
Entre las personas había de todo, también algún frescos y algunas marimachos, pero muy escasos. Estos trabajaban en lo que les quedaba más cómodo: en la cocina, lavandería, haciendo pan y queso o cuidando las huachas.

Era una sociedad provinciana pobre y en general se juzgaba a las personas por sus valores personales y no por su posición social u orientación sexual. Recuerdo que en la Estancia, en la punilla de la casa, había una mesa muy larga donde se servía entre las cinco y las seis de la mañana el desayuno para todos: los patrones, los mosos y a los viajeros que pasaban por allí. Despues de esa hora, no se encontraba nada ni a nadie.

En este modelo de pertenencia: familiar, nacional y religiosa las personas se  comprometen a trabajar, a sacrificarse y mirar más allá de sí mismos.

En este siglo XXI al margen del avance tecnológico y de la globalización, en el plano humano se dan muchos cambios, ahora mucha gente se siente vinculada a los llamados grupos identitarios, las minorías raciales y los de género, tales como los grupos LGBTI. En este contexto los grupos de género y raza sustituyen a la pertenencia de la familia, la Iglesia y la nación

Cuando algunos tradicionalistas, opinan ahora, que el matrimonio debe ser como antes entre hombre y mujer pues es una institución al servicio de la reproducción de la especie, los identitarios consideran que se está ofendiendo a los homosexuales y cuando alguien defiende el control de fronteras, se lo tilda de racista y xenófobo, etc. y se les castiga como tales.

En general los grupos identitarios actúan formando alianzas políticas exclusivas con otros miembros de este mismo grupo y cada vez menos en partidos políticos tradicionales con propuestas ideológicas y económicas.

Estos grupos identitarios no se imponen deberes, ni convocan al esfuerzo y trabajo, sino a la autocompasión y la reivindicación.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

UNA ESPECIE CONSUMISTA Y DEPREDADORA

Ovidio Roca

El pensamiento científico nos concedió ventajas como especie y prevalecimos sobre las demás y así rápidamente nos reprodujimos y extendimos hasta copar casi todo el ecosistema; un ecosistema que tiene límites que siempre olvidamos.

Avasallamos y destruimos el hábitat vegetal y animal y cosechamos el coronavirus. Y ahora mientras permanecemos encerrados y escondidos de este virus, vamos de confinados a finados, por efecto del virus o por la miseria que vendrá. En este nuestro periplo nos olvidamos que formamos parte del ecosistema y que cuando lo desequilibramos nos afecta también a nosotros.

Luego de varios días de pandemia, la especie homínida disminuye su movilidad depredadora y la vida natural renace. Vemos hermosas noticias: Las aguas en los canales de Venecia, ante la falta de turistas y la cuarentena por el coronavirus están transparentes y llena de cisnes, peces y delfines, y guardando la distancia se vieron cientos de peces en un canal de Santa Cruz de la Sierra y me cuentan de Cochabamba y la laguna Alalay con aguas claras, la que recuerdo oscura y nauseabunda.

Esto nos muestra que somos la especie más invasora de un ecosistema frágil y maravilloso y nos enseña que tenemos mucho que hacer para cuidar el ecosistema y así cuidarnos a nosotros mismos.

Sabemos que la peste no desaparecerá en pocos días o meses, se queda para rato; entretanto necesitamos aprender a sobrevivir en esta nueva realidad;  la cuarentena será larga y debemos cuidar de la vida, pero esta debe ser sustentable económica y socialmente.
En esta coyuntura nuestra tarea para sobrevivir, además de cambiar nuestros hábitos depredadores y ecocidas, es: Como científicos y empresas investigar y producir vacunas y más vacunas para los virus mutantes, de este y de los que vendrán. Entre tanto necesitamos realizar test masivos para detectar la enfermedad y aislar a los afectados.
Asimismo, nosotros el pueblo y con los debidos cuidados necesitamos trabajar y producir, sino después del confinamiento vendrá el desabastecimiento, la pobreza y la enfermedad.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , ,

Deja un comentario

NOTAS VARIAS SOBRE CULTURA POLÍTICA POPULISTA

Ovidio Roca

DE TUMBO EN TUMBO; DEL TOTALITARISMO MONÁRQUICO AL TOTALITARISMO CASTRO CHAVISTA.

Hace tres siglos las Monarquías europeas  tenían todo el poder, el que estaba en manos de un pequeño grupo de aristócratas, mientras el resto de la población debía arrodillarse ante ellos sin la posibilidad de progresar. Hoy casi todos se arrodillan ante los líderes populistas cocaleros.

Estos populista castrochavistas orientan su discurso hacia las mayorías, los más pobres y menos favorecidos y promueven un Estado centralizado y poderoso que promete solucionar todos los problemas de la sociedad. Así han logrado hábilmente que buena parte de la población los identifique como los luchadores de las causas justas, los protectores de los más necesitados. Sin embargo su colectivismo y dominio absoluto de todos los medios de producción, no difiere en lo absoluto de las monarquías de siglos atrás.

VIVIMOS COMO PENSAMOS O PENSAMOS COMO VIVIMOS

Nuestras opiniones y actitudes dependen del modelo ideológico que vamos construyendo como producto de nuestra práctica de vida y de la asimilación de principios éticos y morales. Con estas nuestras opiniones y acciones podemos favorecer a la comunidad o podemos usarla solo para nuestro beneficio.

En el país existe un estado de anomia social, de anarquía, de una total falta de respeto a la autoridad, provocada por el descrédito de las principales instituciones y sobre todo de aquellas que son las encargadas de la ley y de mantener el orden público. De esta manera y como producto de la experiencia cotidiana, se descree en las autoridades y las leyes; no se respeta ninguna norma o procedimiento y si no se consigue que estas satisfagan nuestras demandas, directamente se procede a la protesta violenta, bloqueando calles y vías.

Mucha gente tiene pensamientos y actitudes contradictorias y duales y para sobrevivir actúa, ya sea como audaces emprendedores cuentapropistas y esto en el duro ámbito de una economía informal y también con una mentalidad corporativista y estatista que exige del Estado y las autoridades que solucionen absolutamente todos sus problemas aun los personales. En consecuencia nuestra sociedad en general no sabe cómo articularse y ordenarse al margen de un Poder Central, ya sea Estatal o Corporativo; la ausencia generalizada de valores cívicos y virtudes personales y sociales lo hace imposible.

SÍNDROME DE DEPENDENCIA CENTRALISTA

Es común leer declaraciones de los dirigentes de los grupos sociales populistas: “Esto bajará a consulta de las bases en todos los Departamentos”. La consulta no es horizontal, viene de arriba, cerca de la nube donde el Caudillo habita, hacia el yermo suelo de los mortales.

Las autoridades municipales, sindicales y deportivas, luego de ser posesionadas anuncian que van a viajar a la ciudad de La Paz: para rendir tributo, reclamar o pedir algo. Es el ritual de la dependencia mental y crematística que se asume y se invoca ante el centralismo. No hacemos nuestro trabajo, no decidimos, ni afrontamos nuestros retos, queremos que se nos dé, que se nos autorice; es la mentalidad del vasallaje. Mientras por su parte los jefes políticos y corporativos dicen: yo le meto nomas, que los abogados arreglen. Todo esto nos muestra una sociedad enferma de impotencia y de arbitrariedad.

IZQUIERDA TOTALITARIA Y DERECHA DEMOCRÁTICA LIBERAL

En la época de la Revolución Francesa se colocaron a la derecha del Presidente del Parlamento, los que estaban a favor del Rey y del veto real, a la izquierda los que estaban en contra del Rey y en el centro los indecisos.

Hoy es la derecha liberal la que propone Estados más limitados, con poderes más restringidos, con una democratización de los medios de producción a través del florecimiento de la empresa privada y las posibilidades de desarrollo y progreso para todos los individuos. Sin embargo, la doctrina socialista totalitaria y absolutista ha continuado imponiéndose y no ha sido por casualidad. Es el síndrome de Estocolmo o un virus populistas.

COMO INFORMACIÓN: La cepa del virus Evo orín oca, mutó a Evo orín coca, que es mucho más letal. Evitar asistir a las manifestaciones del MAS.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

ELEGIR ENTRE PROMESAS O RESPONSABILIDADES

Ovidio Roca

Los masistas son expertos vendedores de mitos; durante más de 13 años el discurso político y propagandístico del MÁS atribuyó a la llamada nacionalización la bonanza económica del país, ocultando que fueron los altísimos precios internacionales de los hidrocarburos y el incremento del IDH los que explican los mayores ingresos del Estado. A eso hay que añadir las exportaciones de coca y sus derivados que financian el contrabando, el crecimiento inmobiliario y una cierta bonanza, aunque no sostenible, de la economía.

Ahora se acabó la plata, se acaba el gas y las empresas en las que se gastó cientos de millones de dólares están en quiebra; los prestamistas están cobrando las inmensas deudas y unos cobran en dólares y otros en territorio y recursos naturales. El pueblo enfermo de populismo ya no cree en las instituciones, ni en nada ni en nadie; se acabó la fiesta y hay que poner en orden el país, pero los jaraneros no quieren saber de poner la casa en orden y aceptar que hay que empezar a capacitarse, a trabajar en serio, a producir y arreglar las cuentas.

En Bolivia, país de economía primaria, las reservas de gas cayeron, hay problemas para cumplir los contratos de exportación y se encogen las reservas para abastecer la demanda local; mientras por su parte el Gobierno continua con su modelo económico estatista y de galopante corrupción populista y cocalera.

Esta economía populista cocalera se podría mantener estable dependiendo de cómo actúen los países vecinos, en su afán de protegerse de la coca, el contrabando y el narcotráfico que les afecta. El problema es que este comercio es el que sostiene al régimen populista y si se recibe una presión internacional fuerte esta economía ilegal se caerá y obligara a la ciudadanía responsable a realizar un cambio de modelo para mejorar las condiciones de vida en el país. Sin embargo, la percepción común (en un país con ochenta por ciento de empleo informal) es que si eliminamos las actividades ilegales y de baja tecnología la población mayoritariamente se quedará sin trabajo.

La perspectiva que se nos presenta con el populismo es una segura caída de los ingresos, por lo que si queremos avanzar y no caer en la miseria, necesitaremos un nuevo modelo de economía, el que indudablemente está ligado al conocimiento y las nuevas tecnologías y esto lo tenemos que realizar bajo la conducción de uno de los candidatos que se han presentado a la contienda electoral de Octubre.

Para la elección entre los candidatos los debates poco ayudan, pues la gente vota según sus intereses de corto plazo y su vinculación con el modelo político y económico que representa cada uno de los aspirantes; candidatos de los cuales ya se tiene, aunque sesgada, una personal o corporativa percepción:

Lo que se percibe de Carlos Mesa es que es un brillante periodista y magnífico orador. Se lo recuerda como un mal presidente, inseguro en sus decisiones y que le gusta rodearse de amiguitos que le hacen coro. En caso de gobernar Mesa y por lo que se vio en su gestión actuará como lo hizo en su momento Hernán Siles, atribulado y sin saber qué hacer ante la anarquía y espantosa inflación que enfrento y que también ahora vendrá, pero ahora sin el Doctor Paz. Seguramente Mesa no tomará decisiones difíciles de tipo cambiario, reducción del gasto público y equilibrio fiscal, por lo que la situación se volverá caótica. En estas circunstancias la población que está integrada a la actual informalidad cocalera y contrabandista, pedirá a gritos que Evo continúe.

Oscar Ortiz es un buen Gerente tiene las ideas clara, cuenta con la simpatía internacional de los países democraticos y puede formar un buen equipo de gobierno con gente idónea, que la hay, para afrontar la difícil situación económica e institucional que dejará el masismo y que Mesa por su carácter no podría enfrentar. Tiene poca llegada a nivel nacional y popular.

El exitoso posicionamiento de Evo es fruto de los ideólogos populistas del Foro de San Pablo, quienes lo convirtieron en el icono indígena de una mayoría de población de raigambre campesina. Es el jefe de los sindicatos cocaleros que dan sustento a la economía informal a la cual la población, por la falta de desarrollo del país y de educación técnica, se halla vinculada en un setenta u ochenta por ciento.

Evo es un dirigente campesino que no tuvo oportunidad, como gran parte de los campesinos bolivianos, de formarse intelectualmente. El sabe arengar, apuntar y denigrar al enemigo, pues es lo que hace un dirigente sindical; argumentar y proponer modelos de sociedad, de economía y de gestión es otro cantar, por tanto no le conviene debatir. Es por eso que el Linera dice que él lo representara en los debates, pero que para no aburrirse piden que vengan de a seis o más asnopositores.

Ante esta situación y dado que la economía populista, extractivista y cocalera que ofrece Evo y que gusta a los informales es insostenible; hace falta un programa de gestión que nos permita educarnos y capacitarnos para ingresar paulatinamente a una economía sustentable, pues de lo contrario en un corto plazo caeremos como en Venezuela, en la miseria y pasto de los carteles de la droga y viviendo en permanente violencia y temor.
Por tanto la situación nos exige que todos asumamos nuestra responsabilidad como ciudadanos, trabajar duro en la actual coyuntura y decididos a capacitarnos pensando en el mediano plazo. Y lo más importante, que nos pongamos de acuerdo para hacer un frente común contra el populismo, pues si no lo hacemos: la luna se esconderá y el sol se escapará y habrá llanto y miseria de las guaguas y de nosotros los achachis.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

CUENTOS DEL PUEBLO GRANDE

Ovidio Roca

No existe una verdad única sobre un evento, sino varias verdades o varias experiencias de vida las que juntas, cada vez pueden contar una historia diferente.

Problemas del crecimiento poblacional explosivo

La ciudad de Santa Cruz de la Sierra el año de 1950 tenía 42.000 pobladores y en 68 años (2018) ya tiene 1.700.000 habitantes, es decir que se ha multiplicado en más de 40 veces.

Este explosivo crecimiento producto de la inmigración ha dejado en minoría a la población originaria, los que son ahora alrededor del treinta por ciento. Como producto de esta agresiva expansión poblacional sobre una sociedad de inicio semi rural, se ha producido una ciudad ajena, sin dueño y con ausencia de autoridad pública, donde cada cual busca sobrevivir como puede y ganarse sus pesos. Los riesgos de este rápido crecimiento migratorio de culturas diferentes, más una urbanización rápida y en la última etapa sin planificación, tiene efectos agudos en la infraestructura y la inestabilidad social, que exacerban las disparidades socioeconómicas y crean condiciones insalubres que facilitan además la propagación de enfermedades.

Esta explosión demográfica más una actitud permisiva de la población originaria, una débil autoridad municipal y la prevalencia de discursos de intolerancia pueden llevar peligrosamente a la ingobernabilidad y la violencia.

La difícil tarea de asumir nuestra responsabilidad
En Santa Cruz, todos los días sufrimos las dificultades de circulación especialmente en las áreas cercanas a los mercados, esto por los abusivos asentamientos de los comerciantes y luego por sus permanentes enfrentamientos con la policía; una situación de nunca acabar por la necesidad y empecinamiento de los vendedores.
La solución podría ser simple, pero requiere de algo difícil de conseguir: se llama responsabilidad y educación ciudadana. Si nosotros, ¡todos nosotros!, decidiéramos comprar exclusivamente en las áreas autorizadas, se acabó el problema.

Si no hay compradores no hay ventas y por tanto no hay vendedores; esto que parece tan obvio, poco se lo plantea, ni se lo cuestiona y menos se lo practica. En los medios de comunicación se relatan estos violentos enfrentamientos, pero casi nunca se lee una opinión pidiendo a la gente que por responsabilidad ciudadana no compre en la calle; se critica al comerciante pero no al comprador y así creamos una cultura de la irresponsabilidad. Pero así nomás había sido.

Agresión gratuita al pueblo que los acoge.

En toda la ciudad vemos que se tira basura a las calles como una práctica natural de casi todos los transeúntes, ya sean originarios como afuereños.

Muy temprano voy a caminar al Parque los Mangales y siempre veo un par de simpáticas señoras quienes recogen diariamente y en grandes bolsas la basura plástica arrojada en este hermoso paseo. El marido camina aparte, me imagino que acomplejado al igual que yo por no hacer lo mismo y esto como fruto de nuestros extraños atavismos culturales. Un día vinieron unas muchachas muy simpáticas: era un desafío; acumularon basura se hicieron una “selfie” y nunca más volvieron. Algo es algo.

Conversando de esto con una señora de allende los mares, me comentaba que esto es más común en ciudades de alta migración, pues algunos migrantes no se sienten ligados a la ciudad que los acoge y más bien la adversan y la agreden y generalmente lo hacen tirando basura. Es que no se sienten identificados con ella, ni la quieren, pues están allí obligados por la necesidad y sus circunstancias.

Boicot a la producción y las exportaciones

En Santa Cruz desde el momento que se tuvo acceso vial a los mercados nacionales e internacionales se empezó a desarrollar una moderna agroindustria y agricultura de exportación, la que nunca tuvo restricciones gubernamentales. En la actualidad el modelo económico masista de dirigismo de la economía, con los cupos y autorizaciones de exportación se tiene agobiados a los empresarios y agricultores y seguramente terminaran por hacer quebrar toda iniciativa lícita en el país. La coca y cocaína no tienen mayores problemas, siempre que se respete la cuota y pague la tarifa.

En las épocas pre-plurinacionales, los cocaleros bloqueaban las carreteras que pasan por el Chapare, facilitando la salida de su coca procesada y de paso frenando las exportaciones del país. Hoy son los ministros y parlamentarios los que mediante leyes hacen lo mismo, bloqueando las exportaciones. La misma chola con otra pollera.

En el modelo económico populista cocalero, contraviniendo a Adam Smith, el precio no se fija por la oferta y la demanda sino se lo consigue con Decretos o mediante el bloqueo. En estos días y aplicando esta doctrina los soyeros de la zona Este, San Julián y Cuatro Cañadas, dicen que no retrocederán en su pedido de un precio justo por la soya y seguirán bloqueando la carretera que conecta Santa Cruz con el Beni. Es el proceso de cambio, el paso del liberalismo responsable al populismo estatista cocalero.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario