Archivo para la categoría Educación y Cultura

SER BIOLÓGICO Y SER SOCIAL

Ovidio Roca

Aristóteles define al hombre como un animal político (zoon politikon) lo que significa que los seres humanos necesariamente tenemos que vivir en sociedad, pues el Ser humano no es solo algo biológico. Los seres vivos nacen genéticamente programados para ser lo que son y no pueden hacer otra cosa más allá de su programa biológico; por su parte el ser humano evoluciono desde su ser biológico hacia su ser social para vivir y desarrollarse en una sociedad, que es un sistema de vida y no solo un agregado de individuos.

La historia de la humanidad nos muestra que las poblaciones humanas establecieron un lugar para vivir y fundaron un Estado que define las reglas de juego para la buena convivencia. Estas poblaciones guiadas por sus elites se organizaron inventando y conformando un orden social, establecieron normas, procedimientos, jerarquías, religiosidad, estado de derecho y órdenes políticos y así pasamos de la Horda a la Tribu, al Régimen Feudal, la Monarquía, la Democracia, el Comunismo y ahí por delante. Este orden establecido no es solo subjetivo e individual, sino que existe en el imaginario colectivo del grupo social.

Siguiendo esta lógica, modernamente las  Constituciones de los países democráticos más desarrollados establecieron como funciones principales del Estado: consagrar los derechos y deberes fundamentales de las personas, establecer los límites al ejercicio del poder político y particular y las garantías para la defensa del ciudadano, además de establecer pautas mínimas para la convivencia pacífica y armónica, y por supuesto no contemplan el sueño de gobernar para siempre.

Una constante de los pueblos latinoamericanos es que buscan ser protegidos por líderes y caudillos y su ideal es el Estado benefactor. Siguiendo este camino, en Bolivia hemos entrado de pleno al populismo y al indigenismo bajo una perspectiva que mira al pasado y como consecuencia en la época del “proceso de cambio” ya no nos animamos a asumirnos como ciudadanos, personas con derechos y responsabilidades ante la ley y ante nuestros conciudadanos y más bien nos refugiamos en la tribu. Nos resistimos a construir un futuro con nuestro propio esfuerzo y voluntad y nos cobijamos en la biología; queremos derechos no por ser personas, ciudadanos, sino por ser: indígenas, negros, blancos, hombres, homosexuales, mujeres, lesbianas.

El progreso de la humanidad y los avances hacia una vida mejor lo modelan pequeños grupos de innovadores que miran hacia al futuro y no los grupos que miran al pasado. Según Ortega y Gasset, el valor de las elites (políticas, intelectuales) reside en su capacidad para autoimponerse obligaciones y vivir al servicio de valores exigentes, sin los cuales la civilización sería imposible.

En el siglo XXI los habitantes de los pueblos que marchen en la senda del progreso necesitan asumirse como ciudadanos de un Estado democrático y de libre mercado y avanzar hacia los nuevos conocimientos tanto culturales como tecnológicos, como la informática, la biotecnología, la inteligencia artificial, con lo que se lograran las capacidades para conseguir una mayor calidad de vida. Los que se queden mirando al pasado se enfrentaran a la extinción, por lo que el reto es asumir totalmente nuestra responsabilidad plena; vale decir personas que habitan en un Estado como sujetos de derechos civiles y políticos.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

Anuncios

,

Deja un comentario

RELATO SOBRE SANTA CRUZ Y LA CONSTRUCCION DE SU DESTINO

Ovidio Roca

Como toda cultura, la de los cruceños tradicionales es fruto de su historia, su  tradición, su ambiente y en este caso además del aislamiento y la lejanía en la que se encontraban; como se decía: “Santa Cruz está lejos de todas partes”, lejos de los centros urbanos y de las costas donde se movía el comercio y las nuevas ideas e innovaciones.

Por esto el llamado “modelo cruceño” es destacable, pues es un modelo de libre iniciativa y apertura a la modernidad y el progreso, que se desarrolló en un país encuevado, estatista y comunitarista. El desarrollo industrial y tecnológico se dio con mayor facilidad en los países costeros y esta su mayor competitividad impidió el surgimiento de la industria en Bolivia, de economía primaria, aislada y con un mercado de consumo mínimo.

Durante la colonia y hasta bien entrado el Siglo XX la sociedad cruceña estuvo alejada física y culturalmente de los  centros de poder político y económico y sobre todo del estatismo de la sociedad minera andina.

La búsqueda de oportunidades impulso en el Siglo XIX a nuestros abuelos y bisabuelos  a su aventura hacia las tierras de la siringa, donde conquistaron nuevas fronteras para el país y en medio de la selva abrieron empresas vinculadas al mercado mundial, vale recordar también esos otros pioneros que abrieron por Puerto Suárez, el rio Paraguay y el Rio de la Plata vías de comercio con Brasil y Argentina.

Recién a mediados del siglo anterior Santa Cruz se integra al circuito del comercio nacional; en  1954 se terminó de construir la carretera que une Santa Cruz con Cochabamba y el resto del país, la que termina de asfaltarse en 1957; en este año también se construye la carrera hacia las Provincias del Norte: Montero y Yapacaní y llegan los ferrocarriles del Brasil en 1955 y de Argentina en 1957 y empieza a desarrollarse el transporte aéreo. En esta época y ya impulsados por la vinculación con los mercados; notables personajes iniciaron la industria del azúcar, de la madera, de la construcción y crearon Cooperativas para dotar de servicios a la comunidad.

Hace años Willy, un amigo alemán y cruceño de elección, me decía: lo que yo valoro del cruceño es su actitud libre, su iniciativa personal y su mente abierta a nuevas iniciativas, además del respeto por la propiedad privada. Tienen una cultura abierta a la innovación y también inclusiva, por lo que acepta fácilmente a los migrantes que aportan al desarrollo. Reconocen a los individuos por sus valores personales al margen de raza o religión y le dan un valor social por sus logros, su éxito económico, profesional, artístico. Tiene capacidad de organización institucional y busca soluciones privadas a necesidades comunes como ejemplo en su época las Cooperativas de Servicios.

Lamentablemente esta mentalidad, pese a la existencia de mayores oportunidades, se ha ido perdiendo. En la época de Banzer nuevos y viejos grupos locales accedieron al usufructo del Estado, se estableció una práctica y mentalidad logiera y excluyente a toda forma de pensamiento crítico y se perdió el empuje y la fortaleza de nuestros antecesores. En el Estado Plurinacional, los cruceños luego de un rechazo y resistencia inicial al avasallamiento político, cultural y económico del Gobierno Central, sobre los Gobiernos Departamentales y Locales y especialmente contra la economía y la sociedad cruceña, llegaron al cansancio y amedrentamiento y este fue el paso hacia la colaboración. El Gobierno paró violentamente la resistencia cruceña y del oriente, inventando el proceso separatista y condenando y poniendo preso a todo aquel que oponía alguna resistencia o no pagaba la cuota; con esto se llegó a la convivencia forzada, pues para varios dirigentes es mejor hacer negocios con los masistas a ser exiliados o presos y aquí es cuando se acaba la oposición.

Estamos en una nueva etapa de nuestra historia y debe quedar claro que el masismo tiene un proyecto de poder que contempla la toma y control de este nuestro territorio de las llanuras y el chaco, mediante el avasallamiento económico, étnico y cultural y la correspondiente aculturización y pérdida de identidad del pueblo que buscan dominar; vale decir un proyecto de sustitución y exclusión.

Este es un proyecto hegemónico bajo un modelo racista, populista y dictatorial, que va contra la historia y contra un pueblo que tiene en su destino un proyecto de sociedad viable, de raíz democrática, abierta y modernizante, que no puede ser avasallado si el pueblo cruceño y sus instituciones recordando su estirpe, su historia, cultura y tradiciones así lo deciden y actúan en consecuencia.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

 

,

Deja un comentario

UNA NUEVA UTOPÍA, ECONOMÍA SUSTENTABLE

Ovidio Roca

El actual modelo económico de crecimiento ilimitado y aplicado en un único planeta y con recursos finitos, nos conduce al deterioro de todos los espacios terrestres y marinos; destruyendo y contaminando los ecosistemas naturales que dan sustento y equilibrio a la vida, por lo que desde hace rato se propone su corrección, elaborando nuevas utopías que garanticen la permanencia de la vida humana.

El desafío es cambiar de modelo económico hacia uno más sustentable, pues el actual requiere de crecimiento constante y consumo masivo y para ello, entre otros, se postula la teoría del “acrecimiento” de la cual Serge Latouche  con su libro “La Apuesta por el Decrecimiento”, es uno de los pioneros.

Lo que se propone es un cambio de paradigma, lograr una desaceleración progresiva y razonable del crecimiento material como primera etapa hacia el decrecimiento de toda forma de producción desbastadora y depredadora, apoyado esto por la eco-eco y la economía del conocimiento, buscando que mediante la tecnología y la innovación se pueda lograr una economía ecológica y sostenible.

Aunque sabemos de todo esto y cotidianamente utilizamos un discurso ambientalista; cuando se trata de decidir: el pueblo, empresarios y políticos apuestan invariablemente por el crecimiento económico, por el crecimiento del PIB y no por el equilibrio ecológico y la calidad de vida.

Está claro que en los momentos actuales, esta propuesta de cambio hacia el acrecimiento es una utopía, pero han sido las utopías las que han cambiado las sociedades y cuando la realidad del cambio climático nos golpee, es bueno tener algunas alternativas para aquellos que sobrevivan.

Los aspectos que se vienen considerando en este cambio de paradigma se refieren a:

Para que una sociedad sea sustentable, además de los aspectos económicos y sociales, ésta necesita estar en equilibrio con el ecosistema del cual forma parte; del ciclo del agua, la biodiversidad y las fuentes de energía, pues el objetivo es convivir con la naturaleza en armonía y sin deterioro del ecosistema más adecuado para nuestra existencia. Esto necesariamente implica tomar decisiones para ralentizar el crecimiento de la población y eliminar la producción innecesaria, pues de lo que se trata es mejorar la calidad de vida, cubrir las necesidades básicas del ser humano y no el consumismo exagerado y esto significa adoptar una nueva perspectiva de vida que nos lleve a disfrutar de los valores familiares, culturales y artísticos que son importantes para nuestra vida.

Una sociedad sustentable necesariamente tiene que ser pacifica, evitando la violencia y las guerras y por tanto elimina los gastos en armamentos y ejércitos, los que en muchos países llegan a consumir la mitad del presupuesto nacional.

Igualmente se requiere avanzar hacia formas de gobierno y gestión local y por su parte, la actividad industrial debe preocuparse de la disminución de los tiempos de trabajo y producir de manera local productos y servicios que cubren las necesidades locales; de evitar la obsolescencia programada de los productos y garantizar su mantenimiento, lo que implica entre otros un gran ahorro en materiales, transporte y combustibles. Es necesario aplicar ese viejo principio de “quien contamina, paga” y hacerlo cumplir.

Se trata de Eco eficiencia de hacer más con menos, ahorrando materias primas y naturaleza, manejar la agricultura ecológica, generación y uso de energías renovables, solar, eólica, reducir el despilfarro, aumentar el reciclaje, realizar programas masivos de reforestación.

Debemos entender que no son las leyes o las reformas que se hagan, no es la autoridad, ni las sanciones lo que producirá el cambio de paradigma, sino la necesidad (antiguamente se decía que la letra entra con sangre) y luego un cambio de conducta del ciudadano, adoptando principios y valores éticos y asumiendo el compromiso por mejorar nuestros hábitos de consumo. Es la educación en la familia, en la casa, en los colegios, en los medios de comunicación, en los espacios públicos, la que nos ayudara a encontrar la solución de los problemas de nuestra sociedad y el medio ambiente.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

GUERRA DE  RELIGIONES,  EL ISLAM CONTRA LOS INFIELES 

Ovidio Roca

Durante las últimas décadas, permanentemente nos vemos sacudidos por noticias de los actos terroristas cometidos por fanáticos islamitas, quienes en nombre de dios atacan a los infieles, vale decir al resto del mundo.

Como sucedió en todo el planeta, el mundo musulmán en ese su enorme y diverso territorio se ha venido desarrollando sobre realidades sociales y culturales distintas entre sí y con respecto a las otras culturas, especialmente la occidental. La población musulmana al igual que la católica es importante, llega a más de mil trescientos millones de fieles y es la religión que en la actualidad más crece en el planeta.

Desde antes y especialmente durante la guerra fría, las potencias occidentales por intereses políticos y económicos, principalmente el petróleo, intervinieron muchos países entre estos los del oriente medio e impidieron  que estos encuentren libremente su camino y definan y consoliden las estructuras y modalidades de su propio modelo de gobierno y poder, que no necesariamente debía ser el modelo occidental democrático.

El dominio colonial europeo sobre el territorio árabe y musulmán, lo fracturó y debilitó, dividiéndolo en una serie de estados rivales con identidades nacionales forzadas, que reemplazaron el mundo más poroso e interrelacionado de los viejos imperios. Con esto se destruyó y distorsionó su proceso civilizatorio y ahora ellos se vengan de sus enemigos, matándolos y causándoles el terror.

Amplias masas del mundo musulmán consideran que la Yihad, al que llaman Guerra Santa, es el último recurso para prevenir la desaparición de su identidad islámica, frente a las dinámicas de la secularización y modernización del capitalismo global.

Los Islamitas cuando toman el poder en algún país, implementan la teocracia que unifica y centraliza el poder y reglamenta la forma de vida de los seguidores, y mientras las potencias occidentales los atacan con armas, los yihadistas que se sienten y se ven invadidos y desgarrados, usan lo que tienen a mano para causar el temor a sus enemigos, los infieles, matando indiscriminadamente a la población civil, buscando como estrategia el efecto mediático y por tanto amplificando el terror y el odio de unos y otros.

Isis es una franquicia del yihadismo que compran fanáticos y desquiciados, los que usan eficientemente el terror y el impacto Mediático en las redes del internet. Como estrategia, la yihad, el terrorismo islámico, no ataca necesariamente a los poderes reales sino a sus símbolos, pues ellos no poseen fuerzas armadas, ni aviación, ni navíos para combatir, pero disponen de una enorme capacidad de odio y destrucción por su fanatismo y capacidad de inmolación y esperando como recompensa un cielo de goce sensual y con 73 huríes que lo esperan.

En occidente luego de un largo y penoso proceso civilizatorio los países coloniales y colonizados procurando superar sus rencores, han coincidido en  que la mejor opción es adoptar la institucionalidad y los valores democráticos y religiosos inclusivos y de respeto al ser humano y su diversidad étnica y cultural.

Las personas en su casa, en su hogar, encuentran su seguridad y el amor familiar y es el lugar donde invitamos a nuestros amigos, y es de norma que los invitados respetan el hogar y los valores y creencias de los dueños de casa y como contraparte ellos respetan los valores de los invitados y así se logra una mejor y sana convivencia.

Lamentablemente el Islamismo en su versión fanatizada, es la única religión que usa el terrorismo para combatir y en su caso exterminar a quienes no comparten su fe. Y la experiencia enseña que no deberíamos invitar ni permitir la entrada a nuestra casa a quienes por no compartir su fe nos consideran sus enemigos y para combatirnos llevan el puñal y la bomba bajo el poncho.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

DE LA INSTITUCIONALIDAD Y EL PROGRESO ECONÓMICO Y SOCIAL

Ovidio Roca

El Estado boliviano se ha caracterizado por su debilidad institucional, lo que ha llevado a su población a vivir en una permanente situación de anomia, de anarquía, donde cada quien y especialmente los muy activos grupos corporativos hacen lo que les conviene y cuando les conviene, en su propio y exclusivo beneficio.

Esta situación se da y es producto de un país con una economía primaria exportadora, poco desarrollo educacional y tecnológico y escasez de empleo formal; por lo que la gran población procura cada día subsistir un día más, en una economía informal capitalista, brutal y despiadada.

La institucionalidad es el respeto a las instituciones, aquellos sistemas que bajo imposiciones legales procuran ordenar y normalizar el comportamiento de las personas; las instituciones trascienden las voluntades individuales y se identifican con el cumplimiento de un propósito considerado como un bien común. De esta manera las instituciones sólidas y bien estructuradas, crean orden, reducen la incertidumbre y proporcionan una estructura de incentivos en una economía competitiva de mercado.

Estos veinte años de populismo cocalero constituyen el legado de la “Escuela del Chapare” que dicta catedra sobre la técnica y cultura del bloqueo y actualmente como parte de este folklore plurinacional, todos los días sufrimos huelgas, bloqueos de vías de comunicación locales y nacionales, volteos y extorciones en las fronteras y presiones y chantajes de parte de los grupos sindicales y corporativos, para que las maleables y acomodaticias autoridades eventualmente hagan lo que el grupo de presión demanda, le interesa y le conviene.

Esta anomia y debilidad institucional de nuestro país, se ha agudizado en los últimos veinte años como producto del empoderamiento del populismo cocalero; un movimiento político que promueve el enfrentamiento social y regional utilizando la demagogia y el racismo como mecanismo de dominación por parte del grupo político dominante sobre el resto de la sociedad mestiza, clases medias e indígenas bolivianas.

Cada día las personas denuncian que se sienten acosadas por las autoridades y no creen que pueden reclamar sus derechos acudiendo a las vías legales pues la experiencia les ha enseñado que un policía, un aduanero, un militar están prestos a usar su fuerza y armas para extorsionarlo. Tampoco confían en la justicia pues se sabe que los fiscales y jueces aplican la ley por mandato del grupo político dominante y que son comprables utilizando influencias y dólares y que ocurre lo mismo con el resto de las entidades.

Lamentablemente el pueblo como producto de esta su experiencia, ha llegado a considerar que la presión callejera es la única forma de conseguir de las autoridades alguna repuesta a sus demandas y los dirigentes algunas coimisiones o algunas pegas. De esta manera hemos llegado a una situación donde nadie confía en nadie y menos en las autoridades del llamado orden público, y gran parte de la población termina por considerar el mecanismo de la huelga y el bloqueo como el único medio para que se atiendan sus reclamos.

En este ambiente los distintos sectores informales y empobrecidos, exigen su derecho a tener todo lo que anhelan y esperan conseguirlo presionando al Tata Estado, a las Autoridades y  para esto bloquean lo que pueden y con lo que pueden, exigiendo su derecho a subsistir. Lo hacen ocupando  veredas y calles para instalar sus ventas y tenderetes, demandando su derecho a vender artículos de contrabando, a producir y comercializar coca y sus derivados. En otro ámbito de reclamos, también se pide tener las mismas tarifas de micros o electricidad, desde hace veinte años; construir rompe muelles en las carreteras nacionales, poder lotear y vivir en las áreas de basureros municipales, lotear terrenos y propiedades privadas y públicas, defenestrar a un Alcalde y cualquier cosa que al Dirigente Sindical se le ocurra ese día.

La historia de los pueblos muestra que la institucionalidad se construye cada día y así lo explican los entendidos: “la institucionalidad sigue un proceso sistemático de consolidación (permanencia y uniformidad) de conductas e ideas a través de medios e instrumentos (organizaciones y normas) para alcanzar un fin social, cuya expresión práctica se asimila como valores” ciudadanos.

El problema es que en este ambiente de anarquía generalizada, los  grupos corporativos mejor organizados y más activos son los  que se imponen para conseguir el logro de sus intereses particulares, al margen del interés de la sociedad y este es un proceso con el que no se construye ciudadanía ni estado de derecho.

Sin embargo un aspecto a destacar es que Bolivia, a pesar de ser un país de variadas culturas, nacionalidades y carencia de institucionalidad, es un pueblo que aún no llega a extremos de violencia. Tiene una cultura permisiva y una religiosidad festiva, lo que evita esos enfrentamientos sangrientos producto del fanatismo y que con mucha tristeza vemos ocurrir diariamente en los países islámicos

El problema de todo esto, es que sin desarrollo institucional y cultura ciudadana no hay progreso y si no hay instituciones confiables, reglas del juego estables no hay gobernanza, no hay confianza, no hay inversión, no hay trabajo, no hay paz ni tranquilidad y por tanto no hay convivencia civilizada, ni se construye ciudadanía. Por esto es que necesitamos de dirigentes, de personalidades notables que dirijan y eduquen a la población en la senda del respeto a los demás y a las normas y que de alguna forma aprendamos a elegir a Estadistas y a profesionales con base ética y técnica para dirigir el Estado y las instituciones.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

DE POLÍTICOS Y SU KULTURA, CITAS Y NOTAS

Ovidio Roca

Es común leer en la prensa las expresiones culturales más diversas, de parte de los jerarcas de las instituciones estatales, de las organizaciones sociales del MAS y también de otras vecindades, algunas de las cuales transcribimos abajo.

EL LOCUAZ ALCALDULI

En medio del acto para recibir las cámaras chinas, el alcalde Percy Fernández hizo un alto: “Vaya al baño nomás, Angeliquita; Angeliquita Sosa, la presidenta del Concejo Municipal, está yendo al baño”, dijo en voz alta, ante la risa de los presentes.

Cuando la concejala volvió, el alcalde siguió con la ‘broma’: “¿Ya, arquitecta Sosa?, ¿bien, harto?”, preguntó y Sosa, con el rostro enrojecido, solo asintió con la cabeza.

La pregunta más estúpida es cuando un tipo va al baño -siguió- y si es mujer todavía peor. ¿Cómo le fue?, le pregunta uno. ¿Hizo pis, harto”. Sosa no respondió ya. Miraba su vaso con agua. Diario El Deber.

RECUPERADORES

En una entrevista el Mallku, hablado de los Linera, recordaba molesto las épocas, cuando ellos como miembros del EGTK se dedicaban a “recuperar” y  con mucha habilidad recuperaban para su bolsillo y no para el partido.

Eso recuerda al Johnny Alcalde, que sermoneaba a sus seguidores: “yo no les digo que no roben, pero dejen algo para el Partido“.

CON EL PROCESO DE CAMBIO NADA CAMBIÓ PARA MEJOR

Raquel Gutiérrez (ex compañera de García Linera), lanzó una primera provocación crítica a su llegada a Bolivia, al recordar que este 2017 se cumplen 20 años de haber salido de la cárcel. Dijo sentirse asombrada por “una especie de pedagogía del miedo” que percibe en términos de la relación entre el Estado y la sociedad.

Raquel Gutiérrez dijo que volvió a Bolivia expresamente para recordar ese momento de su liberación  y para “recoger mi sombra” y aseguró que el habeas corpus con el que consiguió su libertad significaba que: “habíamos vencido a esta máquina infernal de producción de injusticia; aunque de inmediato lamentó que la misma siga intacta”. La Paz 13 de junio 2017  (ANF)

CULTURA DEL LATROCINIO

En la vecina Argentina, un peronista protestaba contra Macri: “Cristina robaba pero teníamos para comer; ahora si quieres comer tienes que laburar”. Grave problema.

Ya era hora de que robemos los pobres”,  repite en Bolivia un dirigente masista.

CHARLAS DE BOLICHE, NOMBRES BÍBLICOS Y CHUFLAY

Días atrás un amigo orureño me invito al boliche “El Chuflay” y mientras dábamos cuenta de nuestro plato de “Intendente” y de unos buenos tragos de chuflay* (sin moscas), me comentaba que no podía entender como el Presidente plurinacional había pedido que cambien el nombre de una Escuela, según él por no ser originario. El nombre de la Escuela es el bíblico Sion, al igual que el del presidente, Evo.

Luego me decía; para ser consecuente con lo que pide debería cambiar su nombre y también ese apellido hispano que lleva por uno autóctono como por ejemplo Quirquincho, por orureño, Wayra, por el viento que azota las pampas de Orinoca y como complemento Uma. De esta manera tendría un bonito nombre autóctono y plurinacional: Quirquincho Wayra Uma.

*(shoofly, fuera moscas)

ovidioroca.wordpress.com
 

, ,

Deja un comentario

CAUDILLOS Y ESTADISTAS, ETNIA Y CIUDADANIA

Ovidio Roca

“En política, la percepción es la realidad”. Santos Noco Choco

Golpeados por la marabunta del masismo cocalero, los ciudadanos y los partidos de oposición quedaron paralogizados  y no logran cooperar ni conformar una organización, una alianza efectiva para defender sus intereses y los de la sociedad democrática, y aún menos socializar una propuesta y un liderazgo alternativo.

El MAS por su parte siguiendo el diseño del Foro de Sao Paulo y con la plata de Chávez, construyo un líder indígena y lo hizo Presidente y él ahora en el poder vive y actúa como estos quisieran vivir, lo que les produce un sentimiento de orgullo y de poderío.

El Líder que encumbraron los forochavistas, expresa el sentimiento, los deseos y frustraciones de una comunidad mayoritaria, el sector indígena y cocalero y hace y dice lo que estos grupos quieren escuchar; castiga y persigue a quienes ellos sienten sus enemigos y también consigue las birlochas y chocas teñidas que ellos desean.

Es un caudillo que postula el tipo de economía informal y cocalera al que sus bases están acostumbradas y que sienten ser la única que les da posibilidades de progresar, obviando su inviabilidad en el tiempo.

Como en todo proceso (éste duro más, gracias a los buenos dólares del gas) viene el desgaste y ahora ya están perdiendo vigencia y autoridad. Los movimientos sociales que ellos alentaron y utilizaron, se vuelven contestatarios, manifiestan su voluntad de poder y ejerciendo su practica populista, gremial y cocalera, enfrentan al Gobierno ignorando leyes y normas, atropellado al paso los derechos de los ciudadanos.

Ante esta situación, la respuesta del Gobierno es dar inicio a la clásica fase del terror y se impone utilizando la “coca y el garrote”. Su manejo del temor es múltiple y exitoso, usan todo tipo de argumentos para amedrentar a la población; desde el enemigo externo, el ataque de los vecinos, del imperialismo, los neoliberales y el manido cuento de la división, separatismo y traición a la patria que atribuyen a los opositores de los pueblos del oriente y sur del país. Se utiliza todo lo que sea útil para distraer a la población y crear las condiciones para aniquilar a cualquier opositor y también al libre pensante o al compañero que protesta o se insubordina, el que es expulsado y sacrificado para preservar la autoridad del jefe.

Los masistas no avanzaron hacia los principios jurídicos de ciudadanía; de seres humanos iguales ante la ley y con derechos y obligaciones, surgida en el curso de nuestra civilización occidental. Prima en ellos la lógica de la etnia y actúan bajo un concepto tribal, de preminencias biológicas y no de relaciones fundadas en el derecho.

Gran parte de esta situación de anomia se debe igualmente a nuestra falta de cultura ciudadana, lo que hace que nos entusiasmamos por caudillos demagógicos  y carismáticos y no por Estadistas con ética y capacidad de gestión pública.

Ante estas circunstancias aciagas, nuestro reto es construir un país próspero gracias al trabajo y la innovación; una comunidad unida que en el marco de la ley, que respeta y acoge a todas las personas por su valor como ser humano al margen de pertenecer a distintos tipos raciales, creencias políticas, religiosas y filosóficas y en estas circunstancias esto implica constituir un Estado Democrático Federal.
ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario