Archivo para la categoría Vida y cultura

GUION DE UNA MALA PELÍCULA POPULISTA

Ovidio Roca

En algunos aspectos de la vida diaria usamos el sentido común, el que es producto de nuestra experiencia de vida y de aquello que aprendimos de nuestros allegados. Usándolo adecuadamente podemos distinguir un buen cocinero, un buen chofer, un buen maestro y esto lo sabemos al constatar la calidad de lo que producen, sin que interese la raza, filiación política, sexo o como se usa ahora género, del artífice; solo importa si lo que genera, lo que produce es o no de buena calidad.

Se menciona que para realizar la acción política se requiere de una estructura, de un partido organizado, una ideología, una propuesta de vida y de país, un plan de gobierno y por supuesto un liderazgo creíble. Sin embargo lo que vemos por estos lares, es que cuando se trata de elegir la persona que administrará el Estado, las instituciones del país y nuestra vida, buscamos y elegimos al que tiene carisma, un buen discurso y que promete todo sin exigir esfuerzo y responsabilidad del ciudadano. En todo caso no aplicamos el sentido común, que afirma que Bolivia no necesita ni caudillos ni sunchuluminarias, sino un buen estadista, un buen gerente.

Poco nos interesa si el candidato y futura autoridad de gobierno, tiene idea de lo que significa gestión pública, manejo de la economía, de las leyes, de la institucionalidad, de las relaciones internacionales y no nos preocupamos ni siquiera si sabe leer o entiende lo que lee; solo interesa la imagen y la propaganda basada en lo emocional, que es la base fundamental de la toma de decisiones de personas sin sentido común, pero con hambre de poder y riqueza.

Cuando algún dirigente hace una propuesta sensata, siguiendo el modelo que ha funcionado en aquellos países exitosos y con institucionalidad sólida, seguridad jurídica, respeto a la propiedad y la iniciativa privada, innovación y trabajo fecundo, la gente dirá: pero este candidato no tiene carisma, no hace promesas y más bien demanda responsabilidad y trabajo a los ciudadanos y así no vale la pena.

Los populistas castrochavistas tuvieron la suerte de asumir el poder en una época de auge, de altos precios de materias primas, minerales, petróleo, gas y productos agrícolas, lo que permitió la repartija a sus seguidores de bonos y prebendas insostenibles; pero fieles a su receta populista aplicaron una política estatista, se amplió la burocracia gubernamental y multiplico la corrupción, se destruyó las empresas privadas, las actividades productivas y el proceso de industrialización, con lo que llevaron el país a la quiebra. Los sectores económicos y productivos que aun funcionan son los que no se estatizaron y los estatizados que aparentemente funcionan como el gas, lo hacen por la coyuntura de precios excepcionales.

El guion de la película populista muestra los eventos de cuando se acaba la bonaza, empieza la reacción popular, se agudizan las demandas y movilizaciones populares, se aplica la mano dura gubernamental y la debacle política e institucional se hace crítica. Esta película ya la vimos en Brasil y Argentina y de forma dolorosa y trágica en Venezuela y Nicaragua y así lo será pronto en Bolivia; donde como producto del modelo estatista y populista la inflación y los precios se disparan y pese a los recursos de la coca y el narcotráfico los alimentos disminuirán, por lo que la gente se levantará, ahora ya en serio y los masista argumentaran que estos problemas son causados por el Imperio y los opositores neoliberales; pero cuando el hambre se siente y el desorden cunde ya nadie lo para y como dice nuestro Licenciado: “el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros”  y sobrevendrá  el caos y la desesperación.

Esta película populista ya se exhibió con diferentes actores en Cuba, en la Argentina, Nicaragua, Brasil, Ecuador, Nicaragua y Venezuela y ahora la estamos produciendo en Bolivia. Los papeles estelares la tienen esa tropa de actores histriónicos y chabacanos, algunos brillantes como Chave, brutos como Maduro, patéticos como Corre, cocaleros como Evo, chirusa como Christi; hay de todo para malos gustos.

P.D. El sentido común es el menos común de los sentidos. Santos Noco Chopeyaqui.

ovidioroca.wordpress,com

Anuncios

, , , ,

Deja un comentario

EDUCACIÓN Y RESPONSABILIDAD CIUDADANA

Ovidio Roca

Las ciudades y centros poblados del país son un espacio de nadie; más bien de la informalidad y donde prima la  total indiferencia de los ciudadanos, quienes siempre esperan que la autoridad tome cuenta de toda situación. Lo irónico del asunto es que aunque ellos esperan todo del Estado y son felices escuchando sus promesas, no creen para nada en las autoridades y funcionarios públicos, pues saben que con estos es poniendo: poniendo plata, poniendo votos o poniendo presión.

La situación en Santa Cruz es aún más crítica, pues es un pueblo que ha crecido explosivamente y donde la mayor parte de la población son migrantes que llegan en situación precaria. Lo problemático es que gran parte de estos nuevos habitantes no se sienten identificados cultural y emocionalmente con la ciudad; no la sienten suya, no la quieren, no la cuidan, no la respetan y menos respetan a los vecinos y residentes.

Los comerciantes invaden las calles y áreas verdes y a los pobladores al parecer poco le importa y aceptan de facto esta situación, pues los apoyan comprando sus mercancías en las calles en lugar de ir al mercado o la tienda, unos pocos pasos más allá. En otras ciudades como La Paz, Sucre o Potosí los mercados, que son manejados por las mismas personas que en Santa Cruz, son más limpios y ordenados y también más baratos; la diferencia está en que tanto las autoridades como los pobladores de esas ciudades no son tan permisivos.

Recuerdo que hace algo de veinte años se construyó un gran mercado en un pueblo camino a San Ramón y desde entonces no he visto que lo usen porque los comerciantes están asentados a la orilla de la carretera y los viajeros compran desde las ventanillas de los vehículos y luego botan las cáscaras y basuras al piso.

En cualquier ciudad latinoamericana, para no mencionar a Europa, los peatones cruzan la calle por los pasos de cebra; basta pararse al inicio y señalar que se va a cruzar y automáticamente los vehículos paran y respetan el paso de cebra y al peatón. Esto en Santa Cruz no se aplica y si lo intentamos, los conductores aceleran para atropellarnos.

Cosa curiosa; en el mundo más o menos civilizado los ómnibus tienen paradas señaladas para que suban y bajen los pasajeros, en nuestro pueblo paran en cualquier lugar, especialmente en las esquinas y el desorden vehicular importa un comino.

Después de años de permisividad y negocios compartidos, el Municipio ha decidido valientemente, seguro una mujer, poner orden en la ciudad. La gente oriunda aplaude, se alegra, pero no hace nada, por lo que en este ambiente donde siempre se ha permitido y consentido el desorden esto lamentablemente no funcionará; salvo que la población cambie su actitud permisiva y cómoda y decida actuar respetando las leyes y disposiciones; entre estas no comprar en los lugares no autorizados ni acondicionados para este fin; respetar las normas de tráfico; el cuidado del medio ambiente y practicar el respeto a los demás.

Se insiste en que la educación y la cultura de responsabilidad ciudadana empieza con la predica y el ejemplo en la familia, la escuela, las instituciones municipales, los medios de comunicación, las organizaciones civiles y se cimienta con el amor a su ciudad, a sus vecinos y a sí mismos.

En su Manual, nuestros Jóvenes de Jigote con gran razón nos dicen: “para que la norma se cumpla debe haber congruencia entre ley, moral y cultura. La ley es la normativa, la moral son las normas interiorizadas y la cultura son los comportamientos promovidos. El divorcio entre estos frustra la experiencia de vivir bien en la ciudad”.

Como dice el dicho: Todo pueblo tiene las calles, el tráfico, los mercados y las autoridades que se merece.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

DÍA DEL ORGULLO NACIONAL

Ovidio Roca

Mi amigo Toborochi Rosado (petacudo y emenerrista), Fan del Licenciado y de las series de televisión, me comentaba que los bolivianos debemos sentirnos orgullosos de nuestros logros en la pantalla televisiva pues no tenemos nada que envidiar a los gringos. Ellos tendrán a Sheldon el personaje de un altísimo IQ en la serie The Big Bang Theory y con millones de neuronas que le circulan por el cerebro, pero nosotros tenemos algo mucho mejor,  algo más grandioso, tenemos al Licenciado Epónimo, personaje de la serie The Plurinathional Theory, mucho más brillante y sublime.

El Licenciado nos ilustra permanentemente y es el faro, la luz que nos ilumina, especialmente cuando nos explica que: “La derecha es casi por definición intelectualmente mediocre. Por lo general las personas inteligentes son de izquierda”. De paso reta a los seis líderes opositores a debatir en conjunto: “póngase al frente los reto a debatir cara a cara, debatamos de economía, debatamos de sociología, de filosofía, de crecimiento, de deuda; se salen corriendo”. “Que me vengan los cinco expresidentes (juntos), para no abusar a cada uno de ellos por separado”. “Tienen miedo a las 70.000 millones de neuronas que están trabajando en mi cerebro”.

Cuando lo vemos y escuchamos son momentos de orgullo nacional de exultación, de emoción; gracias Licenciado que Evo lo bendiga.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

AUNQUE USTED NO LO CREA: CRÓNICAS DE LA COTIDIANIDAD EN UN TÍPICAL PAÍS.

Ovidio Roca

Es un Dogma Plurinacional que el espectacular incremento de los ingresos por hidrocarburos de los últimos años se debe exclusivamente a la nacionalización y nada tiene que ver, como quiere hacer creer la oposición, a que el precio internacional de barril de petróleo en los doce años  últimos ha subido de veinte dólares a ciento cuarenta dólares por barril. Es la nacionalización, estúpidos!

El Presidente de las seis Federaciones de Cocaleros y del Estado Plurinacional, entregará medallas en forma de hojas de coca a los atletas que triunfen en los Juegos Suramericanos Cocha 2018. Al respecto, algunos deportistas mencionan que esto es un contrasentido pues mientras el consumo de coca ocasionaría que un deportista dé positivo en un examen antidopaje, si resulta ganador llevará orgulloso en el pecho una hoja de coca en oro, plata o bronce.

El Viceprofeta apocalíptico vaticina que si el pueblo boliviano no acepta la entronización permanente del presidente indígena, el sol se va a esconder y la luna se va a escapar y habrá hambre, llanto y miseria.

En Boliviamarka los indígenas lucen orgullosos sus trajes y sombreros españoles del siglo XVIII, cual si fueran originarios andinos.

Se constata diariamente que los movimientos sociales andinos, que se dicen socialistas y comunistas, son más capitalistas que Trump.

En las Confederaciones de maestros bolivianos se siguen enfrentando los sindicatos trotskistas con los comunistas, como en los primeros años del siglo anterior y al parecer no saben que la Unión Soviética se derrumbó, que China liderada por el partido comunista es el país señero del capitalismo salvaje; que todo el mundo se comunica por internet y los pueblos más astutos y exitosos avanzan en la economía del conocimiento y la innovación permanente. La visión de estos maestros, de existir, mira al pasado.

Las estadísticas indican que el altiplano boliviano es una zona expulsora de población y en términos históricos durante los últimos cincuenta años más de cuatro millones de personas migraron del altiplano para colonizar los llanos.

En Santa Cruz habitan más cochabambinos que en Jhochapampa y los cruceños cambas en su ciudad capital, constituyen menos del treinta por ciento de la población.

En Santa Cruz la tarifa de taxi para los cambas es el triple que la que rige en la región andina y por ahí va el resto de la economía familiar.

Dicen algunas lenguas, que Maduro usando la ley plurinacional de Empresas Sociales  intervino la empresa imperialista Kellogg’s que con sus Corn Flakes venía engatusando a los carajitos, y la entregó a los trabajadores. Jallalla

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

ANDREINA DE VIAJE POR SANTA MARTA COLOMBIA

Andreina Roca Aguilera

Santa Marta tiene tren,
Santa Marta tiene tren
pero no tiene tranvía.
Si no fuera por las olas, caramba,
Santa Marta moriría, caramba:
Los Wawancó

Llegamos a Santa Martha y hacía mucho calor y nos fuimos directo al Hotel, desde el taxi vimos la ciudad, es muy bonita y no vi ningún tranvía. Cuando llegamos al Hotel Costa Azul, lo primero que quise ver  era la piscina, que es muy hermosa, hasta tiene un  resbalín de elefante.

Fuimos a las habitaciones  y la vista es muy hermosa y se podía ir al mar con solo bajar unas gradas, pero el mar no me gustó mucho porque el agua era negra, no había olas y era muy caliente.

Al otro día fuimos a otra playa, no la del hotel, y mientras caminábamos vimos el cartel del Acuario y Museo del mar y anunciaba que se podía alimentar y tocar a los tiburones. Entramos y vimos variedad de peces, lo mejor de todo fue que alimente a los tiburones, a las tortugas y a las rayas y también toqué a las tortugas y los tiburones.

Otro día estábamos en la playa y mi mamá fue a averiguar de los paseos y cuando volvió nos contó que un señor le ofreció alquilar un yate en 123 dólares por persona, pero como éramos muchos nos lo rebajo y lo alquilamos.

Fuimos por medio mar a una isla llamada Playa Cristal y las olas en el mar estaban de hasta tres metros y parecía que nos íbamos a volcar. Llagamos a la Playa Cristal y de verdad era transparente pero solo en la parte de buceo. Íbamos a ir a otras playas pero no lo hicimos porque las olas eran muy grandes; luego nos volvimos en el yate hacia el puerto y buscamos un bus para ir al Hotel. Cuando llegamos a la habitación sentimos un olor feo y llamamos a la recepción para que nos cambien de habitación y nos llevaron al piso 5.

Fuimos luego en una lancha al Acuario para ver el espectáculo de los delfines y el show estuvo increíble. Mi mama me compro a mí y a mi hermanita Anialia unas manillas para poder nadar e interactuar con los delfines. Estuvo super divertido porque hacían muchas cosas, daban besitos, les tocabas las aletas, te mostraban trucos, les acariciabas la pancita y luego se despedían. A mí me dios un beso en la boca y a mi mama le hizo una broma.

Nos divertimos mucho haciendo castillos de arena, buscando conchas, averiguar qué tipo de animal hacia agujeros en la arena (eran cangrejos).

Yo le hice una cola de sirena a mi hermanita Anialia con arena y dibuje mujeres bronceándose al sol, con solo arena y algas.

Pero llego la hora de volver y el día entero volamos para llegar a Santa Cruz.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

, ,

Deja un comentario

LA FATAL PERSISTENCIA DE LA ILUSIÓN

Ovidio Roca

Con mucha frecuencia se oye una frase atribuida a Winston Churchill: “Si a los 20 años no eres socialista, no tienes corazón; si a los 40 años no eres liberal, no tienes cerebro“.

El impacto generado en las personas por las circunstancias de su vida y por la seducción de las promesas e ilusiones de una vida mejor, que escuchan de líderes carismáticos y demagógicos, es crucial en la formación de la mentalidad de los jóvenes. Las personas y especialmente aquellas nacidas a mediados del siglo anterior que fueron ilusionadas por las promesas del socialismo, el comunismo y la revolución cubana, aún creen en la falacia de que el socialismo es humanista, progresista y que su receta económica y política favorece al pueblo.

Lo extraño es que si se mira la realidad de los países de la Unión Soviética, Cuba, Corea o Venezuela, podemos verificar que en su gestión de gobierno ellos han destruido a los pueblos y a su economía, causado hambre, enfermedades, muerte y miseria y la eliminación física o judicial de todo aquel que se les enfrente, pero la ilusión persiste y es mucho más fuerte que la realidad.

Estas creencias sobre el socialismo perduran en el tiempo pese a las pruebas de su fracaso y a la miseria física y moral que con su ideología y política han acarreado a los pueblos. Una manera de entender esta actitud es considerando que las ideologías son movidas por la fe y no por la razón y especialmente si se decide ignorar la historia y reemplazar nuestra razón por las ilusiones.

Producto de esta mentalidad en Bolivia y en el mundo en general, se critica de una manera sui géneris el accionar de los gobiernos populistas y su incapacidad para garantizar la libertad, la economía, el bienestar, la salud de los ciudadanos, y de una manera censurable se les reclama por los medios: “Ustedes se dicen de ideología  popular y socialista, pero en los hechos actúan fomentando el capitalismo y el mercantilismo” y también critican al Gobierno por algunas leyes que no les conviene: “Seguimos con leyes de Goni y los neoliberales en un gobierno revolucionario, como el que pregonan”.

Estos articulistas demócratas hacen sus reproches como si de verdad el socialismo y el comunismo alguna vez haya favorecido a la libertad y la felicidad de las personas y llama la atención que para conservar su ilusión socialista, no miran objetivamente la miseria de Cuba, de Venezuela, la satrapía de Nicaragua y el camino hacia la  pobreza y anarquía a la que nos conduce el socialismo comunitario cocalero del MAS.

CULTURA POLÍTICA Y MIGRANTES RURALES

En la mentalidad de los migrantes campo ciudad, podemos ver reflejada una fuerte influencia  producto tanto de las circunstancias de su vida cotidiana, como la del discurso emocional y las promesas de los demagogos.

Estos jóvenes han crecido en un ambiente de pobreza e informalidad, donde el uso de la violencia física es permanente y su experiencia está relacionada a una tradición familiar y comunitaria autoritaria. Por ello, en procura de asegurar su supervivencia y buscando su seguridad, están preparados para  aceptar un programa político que combina la promesa del vivir bien a costa del Estado y aceptan y apoyan el comportamiento totalitario de los gobernantes, caudillos, jefes de sindicatos y especialmente al partido populista gobernante y esto a pesar de ver la actuaciones despóticas del gobierno, políticas públicas inadecuadas y antipopulares.

Estos migrantes que llegan a las  ciudades en procura de sobrevivir a cualquier costa, lo hacen ejerciendo todo tipo de oficios y especialmente aquellos relacionados con labores manuales diversas, comercio minorista, contrabando, transporte; actividades que exige mucho esfuerzo y poca formación.

Esta inclinación por el dirigismo y el populismo es generalizado y lo vemos cada día y también lo escuchamos de dirigentes e intelectuales, lo que nos muestra la forma efectiva en que las ilusiones y el discurso falaz afectan la mentalidad de las personas y obviamente esta la defensa de sus propios intereses económicos y de poder.

Continuamente se repite que hace falta educación, la comprensión y aceptación de los valores democráticos y de los derechos y deberes ciudadanos y eso es cierto, pero lo que la gente busca en primera instancia son oportunidades ciertas de trabajo y superación social y económica y esto por supuesto conlleva la existencia de un estado de derecho, democracia, propiedad privada y libre mercado, lo que implica una totalidad.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

RELATO SOBRE SANTA CRUZ Y LA CONSTRUCCION DE SU DESTINO

Ovidio Roca

Como toda cultura, la de los cruceños tradicionales es fruto de su historia, su  tradición, su ambiente y en este caso además del aislamiento y la lejanía en la que se encontraban; como se decía: “Santa Cruz está lejos de todas partes”, lejos de los centros urbanos y de las costas donde se movía el comercio y las nuevas ideas e innovaciones.

Por esto el llamado “modelo cruceño” es destacable, pues es un modelo de libre iniciativa y apertura a la modernidad y el progreso, que se desarrolló en un país encuevado, estatista y comunitarista. El desarrollo industrial y tecnológico se dio con mayor facilidad en los países costeros y esta su mayor competitividad impidió el surgimiento de la industria en Bolivia, de economía primaria, aislada y con un mercado de consumo mínimo.

Durante la colonia y hasta bien entrado el Siglo XX la sociedad cruceña estuvo alejada física y culturalmente de los  centros de poder político y económico y sobre todo del estatismo de la sociedad minera andina.

La búsqueda de oportunidades impulso en el Siglo XIX a nuestros abuelos y bisabuelos  a su aventura hacia las tierras de la siringa, donde conquistaron nuevas fronteras para el país y en medio de la selva abrieron empresas vinculadas al mercado mundial, vale recordar también esos otros pioneros que abrieron por Puerto Suárez, el rio Paraguay y el Rio de la Plata vías de comercio con Brasil y Argentina.

Recién a mediados del siglo anterior Santa Cruz se integra al circuito del comercio nacional; en  1954 se terminó de construir la carretera que une Santa Cruz con Cochabamba y el resto del país, la que termina de asfaltarse en 1957; en este año también se construye la carrera hacia las Provincias del Norte: Montero y Yapacaní y llegan los ferrocarriles del Brasil en 1955 y de Argentina en 1957 y empieza a desarrollarse el transporte aéreo. En esta época y ya impulsados por la vinculación con los mercados; notables personajes iniciaron la industria del azúcar, de la madera, de la construcción y crearon Cooperativas para dotar de servicios a la comunidad.

Hace años Willy, un amigo alemán y cruceño de elección, me decía: lo que yo valoro del cruceño es su actitud libre, su iniciativa personal y su mente abierta a nuevas iniciativas, además del respeto por la propiedad privada. Tienen una cultura abierta a la innovación y también inclusiva, por lo que acepta fácilmente a los migrantes que aportan al desarrollo. Reconocen a los individuos por sus valores personales al margen de raza o religión y le dan un valor social por sus logros, su éxito económico, profesional, artístico. Tiene capacidad de organización institucional y busca soluciones privadas a necesidades comunes como ejemplo en su época las Cooperativas de Servicios.

Lamentablemente esta mentalidad, pese a la existencia de mayores oportunidades, se ha ido perdiendo. En la época de Banzer nuevos y viejos grupos locales accedieron al usufructo del Estado, se estableció una práctica y mentalidad logiera y excluyente a toda forma de pensamiento crítico y se perdió el empuje y la fortaleza de nuestros antecesores. En el Estado Plurinacional, los cruceños luego de un rechazo y resistencia inicial al avasallamiento político, cultural y económico del Gobierno Central, sobre los Gobiernos Departamentales y Locales y especialmente contra la economía y la sociedad cruceña, llegaron al cansancio y amedrentamiento y este fue el paso hacia la colaboración. El Gobierno paró violentamente la resistencia cruceña y del oriente, inventando el proceso separatista y condenando y poniendo preso a todo aquel que oponía alguna resistencia o no pagaba la cuota; con esto se llegó a la convivencia forzada, pues para varios dirigentes es mejor hacer negocios con los masistas a ser exiliados o presos y aquí es cuando se acaba la oposición.

Estamos en una nueva etapa de nuestra historia y debe quedar claro que el masismo tiene un proyecto de poder que contempla la toma y control de este nuestro territorio de las llanuras y el chaco, mediante el avasallamiento económico, étnico y cultural y la correspondiente aculturización y pérdida de identidad del pueblo que buscan dominar; vale decir un proyecto de sustitución y exclusión.

Este es un proyecto hegemónico bajo un modelo racista, populista y dictatorial, que va contra la historia y contra un pueblo que tiene en su destino un proyecto de sociedad viable, de raíz democrática, abierta y modernizante, que no puede ser avasallado si el pueblo cruceño y sus instituciones recordando su estirpe, su historia, cultura y tradiciones así lo deciden y actúan en consecuencia.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

 

,

Deja un comentario