Entradas etiquetadas como Economia

EL PODER DE LA ILUSIÓN

Ovidio Roca

Los grupos de izquierda en todo el mundo han sido muy hábiles y han tenido la maestría, la pericia, de posicionarse como adalides populares y hacer creer a la gente que son los defensores del pueblo, de los pobres; que son los únicos inteligentes, capaces y honestos y que con su gestión y políticas desde el Gobierno generarán un estado de bienestar, progreso y felicidad. Lo graves es que aunque esto no es cierto, la gente les cree.

Se les puede mostrar el genocidio, explotación y miseria que los izquierdistas produjeron en la Unión Soviética con más de cien millones de muertos y últimamente el desastre económico y social en nuestro Continente, especialmente en Cuba, Venezuela y Nicaragua donde la opresión y la corrupción cunde; pero la gente no lo quiere ver y aunque los Evangelios nos enseñan sensatez cuando dicen: “por sus frutos los conoceréis”; el pueblo obstinadamente se niega a conocer y ver la realidad.

En Bolivia hemos vivido desde el siglo anterior influidos por grupos de izquierda: el PIR, club de una brillante élite intelectual cochabambina, influyo primero en las universidades y luego se extendió al país; el trotskismo que surge en los centros minero toma control de los sindicatos mineros, de la COB y de los maestros, quienes son los únicos que mantienen aún esa tradición ideológica; también está el Partido Comunista que fue solo un apéndice de la Unión Soviética y todos ellos juntos influyeron en los nuevos partidos nacionalistas como el MNR y otros varios.

Cuentan que, en esas épocas de oro del PIR, los ganaderos del Beni enviaban a sus hijos a estudiar en Cochabamba y dado el gran prestigio de los intelectuales izquierdistas, ellos se alineaban a esta corriente. De retorno a sus pueblos se declaraban marxistas y comunistas, pero solo eran aceptados aquellos que tenían más de cinco mil cabezas de ganado; los cruceños que en esa época eran más yescas, se hicieron falangistas.

El problema para el país está en la prevalencia de una mentalidad ilusoria como fruto de estas ideologías de izquierda, que se instalaron en la población como fuerzas poderosas y duraderas: la dependencia del caudillo, el estatismo en la economía, el miedo a la libertad, a la sociedad abierta y a la revolución tecnológica. De esta manera, la mentalidad y el discurso populista colocan al Estado en el centro absoluto y como responsable por nuestro futuro y nuestro bienestar y no, al individuo libre que lo consigue como fruto de su trabajo y esfuerzo.

Es preocupante que en nuestros países mucha gente se siente cómoda y protegida con ese discurso melifluo y enrevesado de los líderes populistas, que prometen todo, y como tienen miedo a enfrentar la realidad, la verdad, prefieren este discurso mentiroso, siempre que la mentira conlleve una ilusión.

A su vez muchos de los portavoces de la oposición cuando analizan la situación del país, dado el resabio izquierdista de nuestra cultura política, mayormente lo hacen criticando al liberalismo, la economía de mercado, el capitalismo, la libre competencia, la libertad y responsabilidad ciudadana; con lo que definitivamente lo que hacen (al margen de algunas citas personales y anecdóticas sobre los dirigentes y llunkus oficialistas) es apoyar al Gobierno pues postulan lo mismo que éste: estatismo, centralismo, dirigismo, un estado asistencialista que toma todas las decisiones y maneja las empresas hipotéticamente a nombre del pueblo, de los más pobres y los grupos indígenas.

Con la excepción de gran parte de los jóvenes de las Plataformas ciudadanas y articulistas, muy pocos se animan a afirmar de frente que creen en el Liberalismo Democrático, la independencia de poderes, la libertad individual, la propiedad privada, el derecho a la ganancia como fruto de su trabajo, de su inventiva y esto ocurre reiteramos, porque la lógica política, la mentalidad del boliviano es mayoritariamente socialista y anti liberal, es tribal, estatista, quiere un Caudillo que lo acoja y lo proteja, tiene miedo a la libertad y de asumir la responsabilidad de su destino.

Cuando se inicia la baja de precios de las materias primas, cuando terminemos de gastarnos las reservas de hidrocarburos y empecemos a vender el territorio a los chinos (como se dice lo está haciendo en Venezuela); cuando se tenga que cortar los cacareados programas sociales contra la pobreza, eliminar los subsidios a los servicios públicos y aumentar el precio de los combustibles, quizá nos demos cuenta del error de no apuntar a una economía de mercado, competitiva, productiva, diversificada y sostenible, donde la gente cuenta con seguridad jurídica para trabajar y producir.

Por eso la esperanza del cambio democrático está en las nuevas generaciones, más informadas, menos sumisas y dependientes y que quieren vivir sin las tutelas y ataduras del pasado, mientras buscan explorar nuevos caminos de libertad y progreso desafiando la autoridad de los líderes y caudillos populistas. Ellos están informados de lo qué pasa en el mundo y lo ven sin lentes ideológicos, saben de la gerontocracia cubana que secuestró y esclavizo el alma de su pueblo; del estúpido tirano de Venezuela que goza del poder mientras roba impunemente y convierte la riqueza natural en miseria y hambre, o del matón de Nicaragua. Son jóvenes, mujeres y hombres, son ciudadanos libres e informados que no están sujetos a complejos de razas o tribu y se niegan a ser manejados por caudillos y sátrapas y que se organizan de manera ágil y flexible usando las TIC, son las Plataformas ciudadanas y agrupaciones ciudadanas democráticas.

Sin embargo además de las buenas intenciones, la movilización y la receta, hace falta el cocinero. Además de las políticas liberales y democráticas hacen falta el equipo de políticos honestos idóneos y responsables y cuadros profesionales para administrar las distintas competencias del Estado. Ojala lo hagamos.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

POPULISMO PLURINACIONAL Y SU TRANSITO HACIA LA DEMOCRACIA Y ECONOMIA DE MERCADO

Ovidio Roca

Se dice que si preparamos un guiso siguiendo una receta, por ejemplo de “patasca”, tendremos casi siempre este puchero criollo y aunque la mano del cocinero hace las diferencias, siempre será una patasca.

Vale decir que cuando cocinamos como lo hacen en Cuba, Venezuela, Nicaragua, aplicando la receta populista de estatismo, despilfarro, peguismo estatal y nos llenamos de subsidios que funcionan de épocas de bonanza de las materias primas, estaremos bien por un tiempo; pero cuando se acaba la plata y llega la época de las vacas flacas, que es cuando a los populistas los sacan del poder, hace falta que alguien trabaje y tome medidas duras e impopulares para arreglar el desastre que produjeron los populistas con su receta.

Como esta tarea de componer, de arreglar, es complicada, cuesta y afecta a todos, empieza el problema, porque los adictos al régimen no quieren perder sus pegas y ventajas y piden que vuelvan los demagogos.

Podemos ver en Argentina lo que se nos viene, pero no será antes de sufrir las dramáticas fases venezolana y nicaragüense; de miseria y matanzas que ya se avizora.

Esto de la receta y la patasca es cierto, aunque con variantes que tienen que ver con las características de cada economía nacional, su entorno geográfico y particularmente con los hábitos y características de su población. Una nota especial de la economía boliviana la dan los miles y miles de obsesivos, habilidosos y sacrificados campesinos, micro empresarios y contrabandistas, que se financian con los recursos del circuito de la coca cocaína y que abastecen de alimentos y bienes de uso diario a toda la población.

La economía boliviana es en un setenta por ciento informal y los miles de cuentapropistas se ganan la vida haciendo todo tipo de trabajos: servicios variados, pequeña agricultura, artesanías, comercio, contrabando, producción cocalera; esto más el aporte del narcotráfico, hacen que no se sienta en el corto plazo los efectos de la crisis populista de la misma manera que se lo sufre en Cuba, Venezuela y Nicaragua, que no tienen disponible una fuente alternativa de dólares a la oficial como en la Bolivia cocalera.

Una gran parte de la población quisiera trabajar formalmente pero no puede hacerlo por las miles de regulaciones e impuestos del Estado, imposibles de cumplir, por lo que el pueblo para subsistir se refugia en la informalidad que es una economía de subsistencia, una economía popular que aunque no aporta al Estado tampoco recibe nada de él y solo le pide que se aleje y les permita subsistir, pues lo único que ven de parte de la burocracia estatal son los cientos de trámites para multiplicar los pesos que éstos se meten al bolsillo.

En todo caso es importante diferenciar este tipo de economía informal, de la economía ilegal y delincuencial que afecta la vida, la salud y la propiedad de los demás y que de alguna manera es socia favorecida por los  regímenes populistas.

Como una exigencia para enfrentar la debacle y el proceso destructivo que se produce en los regímenes populistas y castrochavista y que continuara con nosotros; es asumir la tarea de diseñar la forma en que haremos la transición del populismo hacia una economía moderna, formal y productiva. Esto tiene que hacerse teniendo en cuenta las particulares características del país y de su población; se requieren de soluciones propias y creativas, pero siempre usando y canalizando esa fortaleza de la economía popular y trabajando en la capacitación de la población a los desafíos tecnológicos y climáticos que se avecinan.

El cambio de modelo económico, el que necesariamente debe ser de shock, tendrá que darse después de que sobrevenga el desastre, como el que vivimos durante la época de la UDP con esa inflación que llego al veinte mil por ciento anual y que tenía desesperada a la población. Por suerte en esa época el Dr. Siles actuó sensatamente y sabiendo que él no podía manejar el desastre, renuncio y dio paso para que se elija a un Estadista, el Dr. Paz que tomo medidas drásticas y de shock: cambio real y flexible de la moneda, liberalización del mercado, libertad de precios y un arancel único de importaciones; modificación del régimen impositivo que de más de trecientos impuestos se redujeron a siete y se dio un fuerte fomento a las exportaciones; con todo esto se dio seguridad jurídica lo que permitió que la economía y la producción se estabilice. Fue duro y doloroso como una operación quirúrgica, pero funciono.

Actualmente y a nivel mundial estamos ingresando a un cambio de paradigma, por una parte el cambio climático de lluvias, sequias y temperaturas extremas y cambiantes que modificara nuestra forma de vivir y de convivir armónicamente con el ecosistema y que nos obliga a aprender nuevas maneras de producir en la agricultura y también: qué, cuando, como y donde producir y con semillas adaptadas al nuevo régimen climático.

Asimismo con las nuevas tecnologías se están diseñando en el mundo formas novedosas de producir bienes y servicios, por lo que debemos dar énfasis a la educación innovadora tecnológica y dentro de esta a la biotecnología, la electrónica y también asignar un nuevo rol al Estado, cual es garantizar la convivencia pacífica y próspera de todos los ciudadanos y no el de exaccionar a la población como lo hace ahora con la elaboración y uso abusivo de leyes e impuestos para consolidar su poder y atacar a sus oponentes.

Para esto hace falta una gran campaña de educación y concientización sobre lo que es una sociedad viable y esto es trabajo especialmente de aquellos  que tienen un futuro por delante; los jóvenes, los colectivos y plataformas ciudadanas, activistas sociales y los grupos de opinión que necesitan ponerse de acuerdo sobre un Frente Democrático de Unidad Nacional y un grupo de Gerentes capaces de administrar de forma eficiente el aparato del Estado.

Así nomás había sido y será, si es que queremos ingresar al mundo de la  modernidad y el desarrollo sostenible; entre tanto estamos mal pero nos dicen que vamos bien.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario

POPULISMO Y DEMOCRACIA TUCA

Ovidio Roca

Vivimos en la era y bajo la férula del modelo populista que usa y abusa de absolutamente todos los recursos del Estado, económicos, coercitivos y especialmente de la publicidad para mantener controlada a la población y especialmente a los grupos indígenas y  sectores sociales menos favorecidos, ilusionándolos para mantenerlos controlados al mismo tiempo que favorecen al capitalismo mercantilista y a su propia dirigencia política y sindical que se enriquece a través de una masiva y estructural corrupción.

En esta democracia tuca, devaluada por el populismo, se considera que quien consigue más votos está en su derecho de hacer lo que les viene en gana y sin respetar los límites que debe tener todo gobierno democrático. Al respecto Cristina Fernández de Kitschner, que sabe de esto, nos dice: “si no les gusta, armen un partido político y ganen las elecciones”.

 En el modelo populista, no es el individuo sino la masa el sujeto de derechos políticos del país. No lo es el individuo consciente, el que interviene en la vida política de su comunidad acatando las normas y cumpliendo sus deberes y obligaciones; es la turbamulta, esa que bloquea y presiona y a la cual el Líder carismático promete, según sean la circunstancia, darles gusto en todo sin exigir responsabilidades sino su apoyo absoluto y lo hace con promesas de algo que puede no ser necesariamente factible y que luego queda solo en eso, en promesas.

En estas “democracias” populistas se vive bajo el dominio de un caudillo, el que es la imagen y palabra del régimen. Este caudillo ha sido inventado y diseñado por los grupos de poder para una circunstancia histórica determinada de manera que exprese y  refleje los complejos, los odios, las frustraciones y esperanzas de una parte importante de la población y logre la adhesión de esta gente a la propuesta de poder encarnada por él. Detrás del líder y dirigiéndolo está la inteligencia castrochavista y los ideólogos palaciegos, el verdadero grupo de poder. Así lo hemos visto en Bolivia con el icono indígena cocalero con el que consiguieron un tremendo éxito electoral.

Sin Evo no hay el tejido de lo social; Evo es insustituible. Izquierdas siempre ha habido, sabemos. En los 80 hemos tenido experiencias de 30 partidos de izquierda participando en las elecciones. ¿Qué es lo que hace Evo? Teje a todos. No inventa a la izquierda, le da un nuevo sentido. Hace funcionar la orquesta. Evo es el caudillo del siglo XXI”. Raúl Linera

Si vuelve la derecha, Bolivia va a estar como la Argentina, acabando con los movimientos sociales, quitando (beneficios sociales), terminando; otra vez entregándose al Fondo Monetario Internacional (FMI). Si vuelve la derecha olvídese que va a haber programas sociales; la derecha, el sistema capitalista, el imperialismo dice: “los pobres sálvense como puedan”, y los hermanos pobres tienen que saber eso”. Evo recitando su parlamento ante la prensa.

Carlos Marx en su obra Contribución a la crítica de la economía política, decía: “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia”. Somos producto de nuestras circunstancias, de la realidad en nuestra vida cotidiana, del deterioro de nuestras fuentes formales de ingreso debido a la crisis económica por la inviabilidad del modelo económico populista. Pero cuando estas realidades se vuelven evidentes e incuestionables, la gente despierta y rompe con la adscripción al Jefe indígena y al modelo populista. Esta transición por supuesto requiere ser impulsada y dirigida por sectores esclarecidos, en un Frente unido y con propuesta viable y sostenible para un mejor futuro de la sociedad.

El modelo castrochavista ha demostrado su fracaso en todos los países que lo aplicaron y cuando estos demagogos finalmente son expulsados por la crisis económica y social dejen un tremendo desastre, por lo que se necesitara trabajar duro para solucionar los problemas de esa herencia nefasta, caracterizada por la destrucción de la institucionalidad, de la moral de trabajo, de la estructura productiva y una extendida cultura económica de la coca, el narcotráfico, el contrabando y la informalidad.

Salir de este funesto trance, sanar la economía y la institucionalidad exige trabajo duro y grandes sacrificios lo cual tiene un inevitable costo político. Son medidas difíciles, como las que debe asumir un médico ante una herida, un tumor y una grave infección y eso no lo acepta la gente, pues no quiere perder alguna prebenda y pide que se le prometan panaceas populistas y de ninguna manera responsabilidad y trabajo. La crisis tiene ser tan grande como en las épocas de la UDP  que pocos recuerdan, para que la gente acepte la intervención del cirujano para que opere el tumor canceroso.

Así nomás había sido. Decía Cayetano.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

PROPUESTA PAIS: DEL ESTADO PLURINACIONAL AL MODELO CHINO

Ovidio Roca

El gobierno siempre argumenta que la oposición carece de proyecto de país mientras que ellos sí lo tienen. Efectivamente el gobierno tiene un proyecto político y económico castro chavista, el que inicialmente se publicito como indigenista, pachamamico y socialista, pero que en la práctica lo que hizo y hace, es destruir el medio ambiente, el ecosistema y excluir a los pueblos indígenas y también a los opositores. En la realidad se trata de un modelo de Capitalismo de Estado, de estatismo y dirigismo de la economía; de inversiones públicas faraónicas, de destrucción de la libertad económica y de la iniciativa empresarial; de inseguridad jurídica y totalitarismo, de la adscripción y centralización de los poderes públicos: legislativo, judicial, electoral y las fuerzas armadas en manos de la cúpula del gobierno, cuya misión es lucrar del Estado y buscar la forma de mantenerse en el poder por siempre.

En estos tiempos la situación se les complica, pues ya se empiezan a agotar las reservas de gas que los anteriores gobiernos descubrieron y certificaron y sobre todo cuando los contratos de venta de gas tienen fechas próximas de vencimiento (Brasil el año 2019) y a su vez aparecen nuevos y activos competidores, por lo que urgente necesitamos certificar las reservas. Y ahora ¡quién podrá defendernos!, los chapulines ya no saben qué hacer y esperemos que no apliquen la receta Venezolana y Nicaragüense procediendo a matar a los que reclaman.

Durante diez años el Gobierno recibió cuantiosos ingresos como producto de los buenos negocios gestionados y concretados por  los gobiernos anteriores, para la exportación de gas a la Argentina y Brasil y también por las bendiciones de un ciclo de excelentes precios de las materias primas. Sin embargo su ineficiente gestión, la corrupción, el despilfarro; inversiones multimillonarias y con inmensos sobreprecios en proyectos inviables: mal localizados, con problemas de acceso a los mercados y costos de producción muchos mayores a los precios de mercado, les están complicando la situación. Una herencia que será terrible para el pueblo.

A esto se añade el absurdo endeudamiento: el año 2007 el país tenía una deuda bilateral y multilateral de 2.208 millones de dólares y pese a los increíbles ingresos recibidos en estos últimos diez años, por la angurria gubernamental por el gasto y el despilfarro nos endeudamos aún más y de esta manera el año 2017 ya debemos 9.428 millones de dólares es decir 4.26 veces más, esto sin contar con las nuevas deudas ya contratadas y en camino.

Como el modelo del socialismo del siglo 21 ya ha mostrado su fracaso, los astutos ideólogos del Proceso de Cambio se están cambiado hacia un otro modelo de economía y de poder; un modelo con Cuba como amo político y China como amo económico.

El modelo chino se basa en un capitalismo mercantilista y la Dictadura férrea del partido para mantener controlado al pueblo. La estructura de poder del modelo chino está sustentado en el Partido Comunista y subordinados a éste, el Ejército y todo el aparato del Estado. Se trata de una dictadura de partido que ha decidido dominar el mundo, la misma que actualmente gobierna una población de poco más de 1.400 millones y como últimamente el partido comunista Chino ha decidido permitir la libre natalidad en pocas generaciones duplicaran su población y necesitaran expandirse colonizado gran parte de los países populistas y especialmente los latinoamericanos y en eso vienen trabajando.

En el modelo capitalista chino, las grandes empresas nacionales de los jefes comunistas y las extranjeras amigas hacen uso de su influencia política para obtener ganancias económicas sin mayores regulaciones laborales, ni investigaciones sobre el origen de su capital, ni impuestos, ni controles medioambientales y sin generar ningún tipo de riqueza y de oportunidades de desarrollo para la población nativa; sólo para los empresarios comunistas y sus amigos burócratas, dando como resultado dirigentes comunistas ricos y trabajadores explotados y sin derechos sociales y políticos.

Este es el nuevo modelo plurinacional y la receta política económica que se aplicara en Bolivia. Si quiere conocer los resultados, pues se trata de la misma receta, revise en Google lo que ocurre en Cuba, Venezuela, Nicaragua y China con aquellos ciudadanos trabajadores que no pertenecen a la elite gobernante. Jallalla Álvaro y Evo.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

, , ,

Deja un comentario

UN OTRO FANTASMA RECORRE EL MUNDO, ES EL FANTASMA DEL POPULISMO.

Ovidio Roca

Un otro fantasma recorre el mundo, es el fantasma del Populismo y en cada país como producto de su particular proceso social y político este espectro desarrolla sus propios y particulares matices, aunque en lo esencial mantiene un discurso demagógico orientado a endulzar el oído del pueblo con ambiciosas promesas de dudosa viabilidad.

De esta manera y como producto de la predica demagógica el pueblo enajenado llega a considerar que el Jefazo y el Estado, son y deben ser los autores y responsables por su futuro y bienestar y no necesariamente el fruto de su iniciativa, de su trabajo y esfuerzo personal.

Definir lo que es el populismo es complicado por lo que es más práctico describirlo relatando lo que hacen nuestros populistas del Siglo 21 y otros tantos. (Por sus frutos los conoceréis: Lucas).

En la estrategia comunicacional los populistas promueven la exacerbación de las emociones personales y colectivas y utilizan y explotan los traumas y sentimientos más íntimos de las personas, con lo que las llevan al rechazo de la racionalidad y al retorno a la Tribu.

Los movimientos populistas se caracterizan en general por usar el nacionalismo, el etnicismo y racismo y su estrategia de poder se orienta a enfrentar y promover el odio entre las clases indígenas y las menos favorecidas de la sociedad, con sus presuntos enemigos y responsables de su malestar social y político; tanto los externos: el imperialismo, como los internos: los neoliberales y los capitalistas. De esta manera ellos se posicionan como los líderes y la voz del pueblo y decretan ser la verdad única, mientras a su vez combaten diariamente la libertad de expresión.

En su modelo de gestión política ejercen la manipulación demagógica de las masas con ofertas de bonos y prebendas; aplican la estatización y dirigismo de la economía y se apropian de los órganos del Estado para mantenerse indefinidamente en el poder. Es trabajo del Líder mediático repartir bonos y prebendas a sus seguidores y palo a los opositores; la consigna es: Evo (el icono) es como yo; soy el pueblo y el Estado soy yo.

El erario nacional es su patrimonio privado y lo utilizan para enriquecerse mientras se embarcan en proyectos faraónicos, palacios e industrias costosas e inservibles, los que llaman inversiones importantes y gloriosas, sin tomar en cuenta la viabilidad, los costos y todo esto en un marco de una corrupción incomparable.

Ya vimos por demás el dramático resultado del populismo en Cuba, Venezuela, Nicaragua que es lo que nos depara el futuro si continuamos por esta senda, por lo que es necesario si queremos salir adelante mirar hacia el horizonte de los países democráticos, donde veremos muchos países ahora exitosos que empezaron más pobres que nosotros y nos dejaron atrás a costa de educación, innovación, trabajo y mercados libres; mientras nosotros seguimos aplicando las recetas populistas, estatistas y explotando la riqueza natural, vendiendo materias primas, comerciando y no creando riqueza.

Como producto de la desinformación y el enfrentamiento promovido por los gobernantes, muy pocos son los ciudadanos y organizaciones que se unen y asumen la responsabilidad de construir un futuro común, con iniciativas, esfuerzo y responsabilidad propia. Olvidamos que en un mundo en permanente cambio, cada generación tiene que continuar creyendo, marchando, alzando la voz; comprometiéndose a rehacer el mundo, su mundo.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario

CULTURA POLÍTICA PLURINACIONAL

Ovidio Roca

El discurso de los dirigentes políticos y los intelectuales influye en la creación de una ideología, de un imaginario colectivo, que es el conjunto de mitos y creencias (conscientes o no) con las que cada individuo y cada sociedad en su conjunto se explica a sí mismo y al mundo.

En esta lógica, los dirigentes masistas han venido construyendo la ideología y cultura del Estado Plurinacional y lo hacen a su imagen y semejanza, mediante los reiterativos discursos y declaraciones públicas de sus ideólogos los que expresan una cultura y perfil psicológico digno de estudio y que vale la pena compilar para información de los psicopatólogos del futuro. Estas son algunas intervenciones de las últimas semanas.

JUEGO DEMOCRÁTICO, CHUTAZOS Y RODILLAZOS EN LOS HUEVOS

Aquí están viniendo a Yungas, ex viceministros de ADN, de Banzer, de Goni para confundir con talleres, seminarios. Si fuera cocalero de Yungas a chutazos sacaría de aquí, porque no tienen ninguna moral ni autoridad para seguir confundiendo”. Evo

RACISMO Y COCA

La ideología masista es bifronte, una la coca y la otra el racismo, como nos enseña el Licenciado.

Evo es  el presidente que despenalizó el acullicu de la hoja de coca en la ONU, el indígena insultado y amenazado de muerte  por la derecha que en el pasado quiso “liquidar” el consumo de coca y a los productores del arbusto”. “El desprecio a Evo es el desprecio a ustedes, es el desprecio a las polleras, es el desprecio al color de piel…”. “No es para amargarse sino para saber cómo es la pelea: q’aras contra indios, q’aras y gringos contra trabajadores, campesinos y pueblo, esa es la pelea”. Linera en Yungas.

KAUSACHUM COCA, HUAÑUCHUM YANQUIS.

Evo Morales se dio a conocer públicamente como trompetista de la Banda Real Imperial (1976 y 1977) y participó del majestuoso Carnaval de Oruro, posteriormente se trasladó al Chapare y tuvo una exitosa carrera como jugador de futbol y dirigente máximo de las seis Federaciones de cocaleros, de la cual sigue siendo su Presidente y permanente defensor de la hoja de coca.

Evo afirma que: “Así como defender el gas, es una cuestión económica, o el agua es defender la vida, defender la coca es defender nuestra identidad”. En el acto de lanzamiento de la nueva serie de billetes del Banco Central de Bolivia manifestó: “Tengo un reclamo, yo también soy culpable, ¡no está la hoja de coca!”.

Luego resaltó: “La hoja de coca, los productores y sobre todo los sindicalistas de los movimientos sociales vamos a ser inmortales, porque lo que hicimos en poco tiempo es algo inalcanzable desde la fundación de la república y eso es solo con la unidad del pueblo boliviano”. “Tarde o temprano, legalmente y limpiamente y públicamente, tenemos que entrar con la hoja de coca a todos los países del mundo, porque nosotros podemos demostrar que la coca es alimento y es medicamento”. Evo, Día Nacional el acullico de la coca.

EL SECRETO UNO: LAS GANANCIAS BLANCAS ENCUBIERTAS

Según Jeremy McDermott (InSight Crime 2014) el costo de producción de un kilo de cocaína de alta pureza en el Chapare sería de 2.000 dólares y es vendido a los traficantes en 8.000 dólares.

Datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), indican que el excedente de coca convertido en cocaína, es de 56.370 millones de dólares y los traficantes la venderían en 225.482 millones de dólares. Cifras inverosímiles porque superan el PIB nacional, que al 2017 era de 33.810 millones de dólares.

EL SECRETO DOS: EL AHORRO COLATERAL ESCONDIDO

El Senador del MAS, Efraín Chambi, revela un segundo secreto: “Estamos construyendo un nuevo edificio con recursos de austeridad (el Palacio de Evo), No estamos tocando presupuestos nuevos, sino con los ahorros nuevos de la Asamblea, limitando el papel higiénico”. El secreto esta en cagarla y no limpiarse.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

MITOS Y MENTIRAS QUE AYUDAN A ENGAÑARNOS

Ovidio Roca

Los políticos y especialmente los populistas, trabajan apelando a la emoción y no a la razón, por esto suelen minimizar los problemas económicos y técnicos de la sociedad y creen que con promesas y discursos voluntaristas van a resolver los asuntos que requieren de trabajo, conocimiento y ciencia. Esta estrategia de los políticos se aprovecha de la conocida propensión de las personas por guiarse por las ilusiones y las esperanzas, pues si no fuera así no tendríamos políticos demagogos y tampoco licenciados maniobreros, saca suertes, yatiris y curanderos.

Olvidamos que el objetivo personal es el de una vida creativa, plena y grata en sociedad, para lo que necesitamos una formación integral basada en principios y valores éticos, que propicien la educación de los ciudadanos y también con aquellos que impulsan el conocimiento técnico y científico, la innovación y la competitividad para que las personas puedan desarrollar todo su potencial.

En nuestras escuelas, seguimos impartiendo una educación formalista y memorista, cuando necesitamos formar a los jóvenes para afrontar el futuro en un mundo cambiante, cada vez más interrelacionado y que avanza a grandes saltos impulsado por la ciencia y la tecnología.

Como información, el nuevo Índice Mundial de Innovación, publicado por el INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, sitúa Bolivia a la cola, en el puesto 117 de un total de 126 países a nivel mundial y como el menos innovador de Sudamérica con excepción de Venezuela.

Como ejemplos del estilo de la propaganda gubernamental, distorsionadora y envolvente, están las informaciones sobre el control presupuestario en las que solo se refieren a la cantidad de la inversión pública y no a los resultados, ni a la calidad y oportunidad de la misma; se preocupan por medir la ejecución, el gasto, pues el que gasta todo y se endeuda en esta lógica plurinacional es el capo; pues no interesa el producto como realmente lo valora una buena ama de casa que compra lo necesario, al menor costo y de la mejor calidad.

También hablan del PIB, aunque el pueblo no conoce este índice, o no le cree o poco le interesa, pues lo que ellos ven y sienten es el cómo la economía afecta sus tripas y su calidad de vida.

En ese juego de indicadores y estadísticas, nos dice un Ministro que estamos felices con el bajo índice de desempleo: 3.3%, aunque sabemos que en los países con un gran mercado laboral informal (el nuestro bordea el setenta por ciento) una baja tasa de desempleo solo señala que “la gente se las busca” en mercados de trabajo precarios e informales y hasta delincuenciales. Tampoco se habla ni se toma en cuenta la calidad, la estabilidad y los beneficios sociales de la fuente de empleo.

Pero lo que es incomprensible es que luego de conocida la hilacha de los gobernantes populistas y de haber sufrido por el fracaso de su mala gestión, la gente se empecine en seguir apoyando algo que sabe o debería saber que no funciona para bien. La conclusión es que en una población enferma de populismo, mientras la economía y la crisis no toque fondo, no aceptara cambiar de modelo lo que confirma el dicho: “Todo pueblo tiene el Gobierno que se merece”.

El reto es que luego del triunfo del: ¡Bolivia dijo No!, pasemos a: Construyamos una nueva Bolivia democrática, próspera y sostenible para todos.

ovidiorocawordpress.com

, , ,

Deja un comentario