Archivo para la categoría Estado populista

NADA SE PUEDE CAMBIAR SI NO CAMBIAMOS NUESTRA FORMA DE PENSAR

Ovidio Roca

Actualmente los términos de izquierda y derecha pueden significar cualquier cosa y no definir nada; solo expresan y califican aquello que el interés del que los utiliza quiere significar. Sería mucho más sensato usar términos que verdaderamente signifiquen y muestren una condición concreta, tanto económica como política: comunismo, fascismo, liberalismo, populismo; pero esto que sería útil para que el pueblo lo entienda, no es aceptable para los populistas que en su propaganda necesitan de las medias verdades.

Los activistas de la izquierda siempre han vivido del conflicto, desde el inicial conflicto de clase hasta el actual de la ideología de género, más arraigado en los países europeos.
Los comunistas, ahora llamados progre, fracasada la revolución socialista suplen la ausencia de propuestas económica, social y política, con los cuentos de pueblos originarios, ideología de género, ideología LGTB, lenguaje inclusivo; entre otras sandeces parecidas.
(Como referencia, el paradigma de género desconoce la esencia biológica de la persona y le asigna una fuerte carga psicológica, ya no hay hombres y mujeres, sino género y a gusto de cada quien).

Para los demócratas liberales todas las personas en su condición de ciudadanos son iguales ante la ley, y no es aceptable para la democracia toda norma o reglamento que otorgue mayores derechos o dé preferencias a las personas, por consideraciones económicas, étnicas, de sexo o pertenencia regional.

Países como Bolivia, Colombia y Perú, por la influencia de su base productiva, tienen algunas peculiaridades en sus procesos políticos populistas. En estos países la coca tiene un importante efecto e impacto en la economía y la política por ser una de las actividades que genera las mayores ganancias. Este es un importante cultivo y muy productivo por la cantidad de cosechas de la hoja de coca que se realizan al año, pero fundamentalmente por la activa demanda del narcotráfico.

Los Carteles de la droga y para consolidar su negocio han establecido Republiquetas de la coca en el Chapare de Bolivia y en Colombia. Estas son la base operacional para la producción de cocaína y son manejadas por los Carteles de las FARC (colombianos)  y de los Soles (venezolanos), usando como mano de obra local, a los dirigentes cocaleros y sus sindicalizados.

Utilizando la demagogia populista y financiados por los ingentes negocios del narcotráfico, se instalan los Gobiernos Populistas que controlan la vida de las personas. Se establece un Estado Totalitario que concentra los poderes y dicta y comanda arbitrariamente, según sus antojadizas interpretaciones, la vida de los ciudadanos. Y como resultado final tenemos la entronización del terror y la miseria para los ciudadanos y esto podemos verlo en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Lamentablemente hasta ahora no hemos sido capaces de garantizar una convivencia social basada en el trabajo, el respeto y la tolerancia; por lo que la población esperanzada en días mejores fácilmente se deja engatusar por los populistas. Estos hábiles demagogos realizan una propaganda falaz, que repite incesantemente esperanzadoras mentiras y logran con éxito su objetivo de poder y riqueza.

Dice Einstein: “El mundo que hemos creado es un proceso de nuestro pensamiento. No se lo puede cambiar sin cambiar nuestra forma de pensar”. Crisis como la actual pueden ser coyunturas decisivas para cambiar y mejorar nuestra manera de pensar y nuestra vida. Necesitamos educarnos e informarnos mejor y luego asumir el compromiso personal de lograr un mejor futuro para todos.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

1 comentario

IZQUIERDA Y DERECHA ENTRE LA PASIÓN Y LA RAZÓN

Ovidio Roca

Si no conoces ni al enemigo ni a ti mismo, sucumbirás en cada batalla”. Sun Tzu.

Al inicio de la Revolución Francesa de 1789, se reunían en la Asamblea Nacional tanto las fuerzas defensoras del Antiguo Régimen, las que se sentaron a la derecha del Trono; como las que deseaban subvertirlo y que se sentaban a su izquierda y de aquí surgen estos términos que señalaban una localización física. Actualmente los términos de izquierda y derecha pueden significar cualquier cosa y no definen nada; solo expresan y califican lo que el interés del que los usa quiere significar.

En los hechos y en la vida diaria: la derecha es elitista, capitalista, egoísta, cada cual hace sus negocios y se busca la vida. La izquierda es popular, comunista, el Estado y el partido cuida de la gente y administra su vida.

En los tradicionales y repetidos discursos: la derecha apela al interés de la gente, a la racionalidad, la lógica, la cordura y sensatez; mientras la izquierda lo hace al sentimiento, la pasión, amor, odio y frustración; por esto es más efectiva, convence a las personas y prevalece.

Aunque el modelo socialista, totalitario y estatista, nunca dio buenos resultados para la población en los países donde se aplicó y más por lo contrario generó miseria y explotación; su discurso es el que tiene mejor llegada a la gente. Los demagogos populistas son tan hábiles y creativos con sus cuentos, que convencen a la población de que esta vez y con ellos como dirigentes, la utopía va a funcionar. El resultado como siempre: distopía. Ricardo Arjona, canta gran éxito: “Una mentira que te haga feliz vale más que una verdad que te amargue la vida”.

Luego del fracaso del comunismo en la Unión Soviética surge en Latinoamérica el Castrochavismo y los comunistas ahora devenidos en populistas y reunidos en el Foro de San Pablo, modifican su estrategia de toma del poder, se olvidan de la lucha revolucionaria y de acabar con la democracia y más bien la usan. Utilizando el formalismo electoral y las buenas trampas, arman en nombre de la Democracia un gigantesco aparato burocrático y asistencialista, el que sin destruirla plenamente, la expolia y la devora. Como resultado la dirigencia populista encumbrada en el Gobierno, vive con riqueza y a sus anchas mientras las masas, ya menos ilusionadas, subsisten con algunos bonos y prebendas. Aunque estas masas apenas pueden sobrevivir y en servidumbre con las migajas que reciben, aquejadas por el Síndrome de Estocolmo desarrollan una relación de complicidad, amor y odio con su secuestrador.

En el nivel internacional las potencias del Comunismo Siglo XXI, especialmente Rusia, China e Irán se adaptaron a las circunstancias, pero no pierden su intención geopolítica de montar un esquema que les permita derrotar al Imperialismo Capitalista y dominar el mundo. Ellos necesitan de territorio, materias primas y siervos y para lograrlo tienen a su servicio los  comunistas; ahora populistas.
Estos grupos comunistas a la caída de la Unión Soviética y para sobrevivir cambiaron el nombre de sus organizaciones: La Internacional Socialista mutó en el Foro de San Pablo, luego al Grupo de Puebla y últimamente a la Internacional Progresista, o Progre.

Los diversos movimientos populistas se caracterizan por su habilidad de imaginar y vender utopías, de apelar a los sentimientos e ilusiones de las personas, de engañar y mentirle a la población. Este don de la izquierda populista y su habilidad camaleónica para irse adaptando a los tiempos, les permite ir avanzando e  inventando nuevos eslogan y nuevas promesas y todo con el fin exclusivo de conquistar la masa y utilizarla para apoderarse del gobierno y las arcas públicas.
El masivo uso de Fake News y la publicidad más la invención de nuevos paraísos, son instancias útiles que utilizan las nuevas generaciones políticas para la venta de utopías y también para el lavado de su mala imagen dado sus reiterados fracasos. No olvidemos que el pasado es manipulado por las ideologías y el presente por las cronicologías.

En este juego geopolítico internacional, los regímenes comunistas y populistas  tienen una ventaja adicional, ellos manejan sus propias reglas y desconocen totalmente las de sus oponentes, la sociedad democrática. De esta manera, mientras los gobiernos e instituciones democráticas en el ámbito internacional juegan con reglas claras, de respeto institucional y las acatan, los populistas están felices pues las desconocen, las cambian, las incumplen y entre tanto están ganando tiempo para su proyecto de dominar el mundo.

Decía Mark Twain que: “es mucho más fácil engañar a los hombres, que convencerles de que han sido engañados”. Y aquí está el verdadero dilema y problema: a la gente le gusta que le mientan y odian que le digan la verdad.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

POR VIA DEL DESASTRE, EL VIRUS CHINO NOS ENSEÑARA A EDUCARNOS Y SER RESPONSABLES PARA VIVIR MEJOR

Ovidio Roca. Recordando a Pipieta.

En el transcurso de su historia, los diferentes pueblos avanzaron dificultosamente por la vida; unos por la senda del trabajo en la agricultura, la artesanía, la industria, las tecnologías y con una cultura centrada en el esfuerzo individual. Otros, portando la cultura de la conquista y la explotación, lo hicieron esclavizando a pueblos menos evolucionados y explotando los recursos naturales y mineros.
A nosotros nos tocó este segundo escenario, contaminado en  los últimos años por la peste comunista y populista del castrochavismo y en estos momentos golpeados por el coronavirus chino.

En Rusia, Lenin decía que: “Comunismo es Capitalismo de Estado más Dictadura del proletariado” (en realidad, del partido del proletariado).

El Imperio comunista Chino está aplicando eficazmente esa regla y lo hace utilizando las nuevas herramientas digitales, bajo un sistema tecno totalitario y un estricto control social. Tienen empresas estatales y otras privadas al servicio de los Gobernantes y los grandes empresarios (los más ricos del mundo) son todos miembros del partido.
El Partido Comunista garantiza a estos empresarios comunistas, una mano de obra dócil, sin derechos sociales ni económicos y con sueldos entre 150 y 300 dólares mensuales.
El Estado tiene la banca pública y la economía bajo su férreo control, y para favorecer las exportaciones maneja una moneda inconvertible y manipulada y algo a destacar de los comunistas chinos; es que a diferencia de los populistas latinoamericanos ellos practican efectivamente el capitalismo salvaje y no han caído en la tentación de los controles de precios.

El populismo latinoamericano inspirado en el comunismo, se ha hecho carne en nuestras poblaciones. Sus líderes prometen al pueblo la abundancia y una sociedad en la cual todos seremos iguales; pero de manos de una burocracia estatal y de partido, no como fruto de la libertad y el esfuerzo individual. Como resultado la población está permanentemente alabando al Jefe en procura de los bonos, los servicios gratuitos y las abundantes jubilaciones sin la necesidad de aportar; que fue lo que les prometieron y no cumplen.

La cultura populista latinoamericana, vinculada la castrochavismo, no entiende para nada el “principio de la escasez”, del que deriva el concepto de costo, un costo que nadie quiere pagar. Los populistas no conciben que para tener una mejor calidad de vida se requiere de trabajo, asumir planamente los derechos y las obligaciones; que todo tiene un costo y que la vida en sociedad exige respeto a las leyes, responsabilidad personal y social.
Por estos antecedentes, aplicar en Bolivia la urgente y necesaria cura para la crisis económica, institucional y social que empezamos a enfrentar; utilizando recetas de tipo liberal y en plena crisis, será muy complicado por la resistencia que opondrá la gente adicta al populismo; salvo que la solución venga por el desastre. Un desastre como la aguda crisis económica social e institucional que se nos viene, como producto de la pandemia coronavirica.

Nuestra experiencia histórica nos muestra que en la época de la UDP (1982), cuando la crisis llegó al extremo y la inflación se comía diariamente los salarios, la gente desesperada estaba dispuesta a aceptar soluciones dolorosas con tal de salir del problema.

Se hablaba de ello, pero nada se hacía y se necesitó de un Estadista con ideas claras, con fortaleza programática y de solido carácter, para aplicar unas medidas de shock (el 21060) a un paciente que estaba tan desesperado que acepto aguantar los dolores de la cura.
La inflación se detuvo, el paciente se curó y el país prosperó; pero luego de varios años llegó la peste castrochavista y la de los malos políticos, que infectaron al pueblo de populismo. Hay que buscar al buen médico, al Estadista.

Actualmente son otros los problemas, otras las realidades, por lo que se necesitan nuevas y urgentes soluciones; sin embargo existe poca preocupación de los dirigentes políticos y empresariales en entender y satisfacer las necesidades de esta nueva realidad y ciudadanía.

El modelo capitalista de economía: financiero y consumista, tiene que adaptarse a la nueva sociedad post coronavirica y utilizar los cambios tecnológicos para estructurar un capitalismo democrático y liberal centrado en las personas y con una economía sostenible y ecológica.

Lo que nos enseña la experiencia es que:

El contar con instituciones sólidas, eficientes y basada en meritocracia, ayuda a administrar mejor el país y resolver exitosamente el problema siempre presente de la escasez.

Que en esta moderna economía, la obtención de ganancias se basa fundamentalmente en el conocimiento y en la innovación, por lo que necesitamos urgentemente revalorizar el trabajo productivo e innovador para seguir adelante.

Esta nueva economía centrada en la tecnología de la información y el conocimiento, necesita ser acompañada con un sistema educativo sólido como base de la producción, la productividad y la competitividad, en lo que estamos sumamente atrasados.

Como norma los mercados deben gestionarse con prudencia y en aras del bien común, de manera que los beneficios del crecimiento se distribuyan de forma equitativa. Igualmente lograr la prestación eficiente de servicios sanitarios y educativos a la mayoría de la población; y para garantizar nuestra propia supervivencia necesitamos contar con respuestas y acciones adecuadas ante el cambio climático.

El virus chino nos enfrenta a la urgente necesidad de garantizar las necesidades básicas que tenemos como seres humanos; que son el alimento, la salud y la seguridad. Esto nos conduce al renacimiento de la revolución agrícola y las prácticas ambientales que nos dan un ambiente sano.

Estos son temas que se repiten permanentemente pero que no se asumen, esperemos que finalmente lo hagamos empujados por el temor a las pandemias y al Profesor Pipieta.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

DE MITOS SOCIALISTAS Y CAPITALISTAS

Ovidio Roca

La población boliviana, que en su vida cotidiana es capitalista, tiene enquistada en su mente los mitos del populismo y por razones prácticas; pegas, bonos y negocios con el Gobierno, sacralización de la coca, permisividad y vinculación con el narcotráfico y la economía informal. Dice Leonardo Loza, dirigente cocalero del Chapare: “Ningún productor de la hoja de coca en Bolivia y peor del trópico, jamás en nuestras vidas vamos a permitir que nos quiten ese derecho adquirido gracias a las diferentes luchas. Primero muertos a perder nuestros campos de coca en la zona del Chapare”. Este es el secreto, pragmático, de la votación dura del masismo.

No olvidemos que todo esto del discurso comunista y socialista respecto a la igualdad y la riqueza personal es una gran farsa. En los países comunistas se encuentran las personas más ricas del planeta; a su vez Putin es el Presidente más rico del mundo y en la China comunista, existe una élite comunista más rica que en los Estados Unidos, sede del capitalismo y lo mismo ocurre en Bolivia con los populistas cocaleros.

Los políticos de toda laya, conociendo que el pueblo está infectado de populismo no se animan a mencionar en sus discursos de campaña, asuntos como el de la libre empresa y el verdadero rol del Estado y la necesidad de que éste se ocupe de la institucionalidad, la infraestructura básica, de la seguridad de los ciudadanos y no el de hacer el papel de inversionista en empresas, en la práctica siempre deficitarias pero dadivosas en comisiones. En consecuencia dicen ser partidarios de la empresa pública, de la nacionalización, aunque no está claro que es esto para ellos, pero sobretodo tienen miedo mencionar que las empresas industriales y de servicios deben pasar a la actividad privada o sea, “mismollata” que los masistas.

Los liberales en Latinoamérica tienen miedo de identificarse como tales; están siempre temerosos, asustados y midiendo cada palabra y cada actuación para que los populistas no los vayan a tildar de capitalistas. Y ese miedo les acompaña siempre, incluso cuando llegan al poder. El puño acusador de la izquierda populista les asusta tanto que terminan gobernando para agradar, no a sus votantes, sino a los comunistas y populistas.

Esta peste populista infecta la política hasta en los Estados Unidos, donde un candidato demócrata propugna el socialismo, pero: “tal como se practica en los países nórdicos”.
Al respecto el Primer Ministro de Dinamarca señaló: “Sé que algunas personas en los EE.UU. asocian el modelo nórdico con algún tipo de socialismo. Por lo tanto, me gustaría dejar una cosa clara. Dinamarca está lejos de ser una economía socialista planificada. Dinamarca es una economía de mercado”.

Es bueno recordar que en los países escandinavos, como en todas las demás naciones desarrolladas, los medios de producción son de propiedad de particulares, no de la comunidad o el gobierno, y los recursos se asignan a sus respectivos usos por el mercado, no por el gobierno o la planificación comunitaria.
La socialdemocracia busca promover el bienestar público mediante fuertes impuestos y gastos pero en el marco de una economía capitalista. Como ejemplo el sistema educacional sueco, mediante los gobiernos locales, concede a las familias fondos públicos en forma de vales para financiar la educación de sus hijos en las escuelas privadas que cada cual elige. Esta expansión de la escolarización privada y la competencia que provocaron las reformas educativas del mercado libre sueco mejoraron el rendimiento educativo.

Lo que nos muestra la realidad mundial es que la base de una sociedad democrática viable es el trabajo productivo y creativo, la convivencia civilizada y el respeto con nuestro prójimo y con el ecosistema. Lograr esto implica invertir tiempo y dinero en la correcta formación ética y cultural del pueblo a partir de las escuelas, empresas, iglesias, instituciones públicas; comenzando con la educación para el trabajo y la búsqueda de la excelencia en un mundo globalizado, enseñando al pueblo a amar y honrar a su país. Si no, es inevitable que a largo plazo comiencen nuevamente a emerger los grupos de poder y grupos armados en busca de espacio y dominio paralelo al gobierno.

La democracia no se impone, ella se construye basada en la confianza de la ciudadanía por las instituciones legislativas, judiciales, los Gobiernos y los medios; pero cuando se produce el deterioro de esta confianza se genera inestabilidad política e inclinación hacia sistemas autocráticos.

Todo esto es racional pero aburrido, es más emocionante gritar y echar la culpa de nuestros males al imperialismo, a los q’aras neoliberales y ofrecer al pueblo bonos y prebendas y a fuerza de promesas tomar el poder y disfrutar de éste como lo hizo el Evo; con aviones privados, helicópteros, palacios, cholitas de catorce años e imillas chocas a la fuerza.
Pensando en esto hace poco el Jefe indio del sur y desde la Argentina Kitchnerista y Castrochavista decía: “Ahora que me han provocado, hasta mi muerte voy a hacer política”.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

,

Deja un comentario

POR SUS FRUTOS LOS RECONOCEREIS

Ovidio Roca

Desde el pasado año se viene acelerando la migración de latinoamericanos que abandonan sus países; una vez más se quiebra la ilusión del prometido “paraíso socialista” y entonces corren desesperados buscando entrar por la fuerza al “paraíso gringo”. Son ciudadanos de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y ahora Venezuela quienes procuran a la fuerza ser acogidos en el Imperio o inundan los países vecinos; ellos huyen del populismo, un modelo socialista de tiranía y miseria que reiteradamente ha mostrado su inviabilidad económica y social.

Este exilio forzado de la población es un producto del drama cotidiano que se vive en los países donde se aplicó el modelo populista, gobiernos obsesionados por el poder absoluto y que devorados por la cultura del extractivismo, el estatismo y la corrupción se convierten en narco estados, al caer en el lucrativo negocio de las drogas el que finalmente se convierte en el motor de sus economías.

Nos dice (Mateo 7): “Por sus frutos los reconoceréis. Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos”.

Los líderes del populismo siempre demandan un proyecto país y efectivamente ellos tienen uno, el que durante trece años han aplicado en Bolivia y con exitosos resultados para ellos: una mescla de prácticas estatistas y dictatoriales, un Estado bajo su absoluto control, población sumisa a sus órdenes, recursos naturales y económicos para su propio beneficio; un manejo y manipulación demagógica de las masas con ofertas de bonos y prebendas y la total apropiación de los órganos del Estado para mantenerse indefinidamente en el poder, y adicionalmente una estrategia de conflicto permanente con sus enemigos externos e internos: donde son el enemigo externo, el imperialismo y los internos los neoliberales, los capitalistas todos ellos causantes y culpables, a su entender, del malestar económico, social y político que experimenta el pueblo.

Hasta ahora Bolivia mantiene una imagen de libertad y bonanza económica; esta última gracias a las exportaciones de gas producto de las reservas probadas y contratos heredados de los anteriores gobiernos, el importante aporte del narcotráfico cocalero y el contrabando, a lo que hay que añadir el masivo endeudamiento interno y externo especialmente con China, que al igual que en Venezuela ya ocupa, para cobrarse, espacios territoriales en nuestro país.

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en el periodo comprendido entre 2006 y 2017, Bolivia exportó gas natural a Brasil y Argentina por un valor de 40.801 millones de dólares, cifra no recibida en toda la historia Republicana. Adicionalmente los ingresos como producto del narcotráfico, según diversas fuentes, están por arriba de los 4.000 millones de dólares por año.

Jimena Costa por su parte reviso las cifras oficiales del endeudamiento e indico que en los 13 años de mandato del MAS; desde Enero de 2006 a Enero de 2019, el Estado Plurinacional contrató 184 préstamos y créditos de financiamiento externo por más de 13.000 millones de dólares.
El Gobierno Plurinacional al contar con esta gran abundancia de recursos monetarios abandono el rol regulador que corresponde al Estado y entro de lleno a gastar; a repartir bonos y prebendas y a realizar actividades empresariales directas en infraestructura caminera y proyectos industriales mal concebidos, sobredimensionados, sobrevaluados y deficitarios y envueltos en una galopante corrupción. Esto ha significado además de déficits comerciales y fiscales, un acelerado endeudamiento que se fue agravando en los últimos años y con deudas que pronto hay que pagar. Esto, más la actual caída de los ingresos por el gas y minerales nos creara una situación difícil de manejar en el próximo futuro.

La situación está llegando a los límites de la convivencia internacional, pues estos países populistas se constituyen en un peligro y una rémora para las demás naciones, por lo que éstas ya empiezan a actuar firmemente para frenarlos. Lo vemos por ahora y dramáticamente en Venezuela uno de los países más ricos y que ahora gracias al populismo, millones de sus ciudadanos huyen del hambre y la enfermedad buscando tras largas peripecias soluciones en otros países, pero sin ningún éxito.

Este trágico proceso venezolano tiene que enseñarnos y orientarnos sobre lo que tenemos que hacer en nuestro país, pues estamos infectados del mismo virus castro chavista MAS cepa cocalera y aunque cada país tiene contextura y defensas características, eso no quita que la enfermedad será la misma y el camino para la recuperación será parecido, por lo que la tarea es buscar con apoyo internacional las soluciones oportunas, cambiando de modelo y de base productiva y trabajando para reconstruir el país.

Y lo más preocupante es que la sola caída del gobierno populista cocalero no terminara con los problemas del país, después viene la ardua tarea de reconstruir la institucionalidad, la economía, sofocar las bandas y carteles de narcotraficantes y grupos armados irregulares locales que estan en Venezuela al servicio de la dictadura chavista: colectivos y movimientos sociales, los que a la caída del régimen vendrán para continuar aquí sus negocios delincuenciales.

La respuesta nos la da Mateo 7: “Por sus frutos los reconoceréis. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego”.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

FUERZAS ARMADAS, BENEFICIO COSTO

Ovidio Roca

Por la experiencia de la mayoría de los países latinoamericanos se constata que a la final el Ejército, las armas, son las que definen el rumbo del país y su estabilidad y mientras el Gobierno cuente con su protección podrá mantenerse indefinidamente en el poder. En consecuencia los gobernantes buscando el apoyo de las fuerzas armadas y al margen de los recursos onerosos del presupuesto estatal para su equipamiento y sostenimiento, les otorgan entre otros privilegios el monopolio del lucrativo negocio de controlar la frontera y todos los tráficos: coca, droga, armas, minerales, alimentos, combustible, etc.

Un analista de Crisis Group, explica que en Venezuela: “A los militares ya no les interesan los cargos burocráticos porque en los Ministerios ya no hay dinero”. Entonces, la línea política de los incentivos económicos se gestiona a través de otras líneas rentables: la petrolera con PDVSA, la minera  con Camimpeg y la administración de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), pero principalmente el comando del narcotráfico para lo cual manejan un cartel propio, el Cartel de los Soles.

Los venezolanos y ahora con apoyo de las instituciones democráticas internacionales, están peleando para librarse de la dictadura castrochavista protegida por el Ejército. Hasta ahora Juan Guaidó el Presidente Constitucional Encargado para lograr su apoyo ha ofrecido a los militares que abandonen al Dictador, impunidad y perdón, pero ellos demandan que se le garantice también mantener sus privilegios y lo afanado durante este largo periodo de latrocinio chavista.

En los países democráticos el ejército, la armada y la fuerza aérea, existen por mandato constitucional para la defensa de la independencia y soberanía de la nación, pero como vemos solo sirven para entronizar las dictaduras. Por su parte las fuerzas armadas justifican su existencia pues, supuestamente, garantizan la integridad del país ante una amenaza externa y por eso es que se les otorga el monopolio de las armas; entonces la pregunta obligatoria es: ¿si esta fuerza no tiene la menor posibilidad de superar cualquier amenaza externa y solo sirven para oprimir al pueblo; se justifica su razón de existir?

Lo razonable es por tanto, concebir que la seguridad del país y de la sociedad es algo más que un problema de defensa militar ante amenazas externas y más bien ser entendida como el conjunto de condiciones que hacen posible la sostenibilidad y el desarrollo del país y del pueblo en democracia y esto significa seguridad jurídica, economía sana, educación, institucionalidad y respeto a la misma, y vale la pena reafirmar que si un país no tiene una economía solvente, evidentemente no puede tener unos buenos servicios de inteligencia, una buena diplomacia y no puede tener seguro y contento a su pueblo.

Un otro asunto es el rol de la Policía, la institución civil encargada de garantizar la seguridad de los ciudadanos y enfrentar las bandas delincuenciales y de narcotraficantes cada vez más agresivas. Se trata de una guardia armada bajo mando civil y no militar lo que tiene muchas ventajas, pues en lugar de tener un ejército como institución permanente y “con espíritu de cuerpo” es mucho más seguro y controlable tener una guardia bajo mando civil. Esta Policía, esta guardia civil y armada, con formación profesional, con ética personal y de servicio a la comunidad y por supuesto bien pagada, debe ser fortalecida y profesionalizada con las técnicas más modernas de inteligencia, de logística y con el mejor equipamiento de represión para prevenir y combatir el crimen.

Como la desmilitarización de un país conlleva el traspaso y la garantía de soberanía a un actor externo, a un régimen internacional, se considera que a un país pequeño le conviene más para la defensa de su integridad contar con una Cancillería del más alto nivel y Diplomáticos capaces que manejen estas situaciones internacionales difíciles en lugar de gastar dinero y esfuerzos en unas fuerzas militares que no jugarían ningún rol efectivo.

Costa Rica en 1948, inteligentemente eliminó el ejército y actualmente es el país más próspero, menos corrupto, más democrático y más seguro de Centro América. “No quiero un ejército de soldados, sino de educadores”; con estas palabras el 1 de Diciembre de 1948 el Presidente de Costa Rica, en aquel entonces José Figueres, abolió el ejército.

Por lo que recuerdo, la población boliviana nunca tuvo simpatías por las fuerzas armadas, las hallaban inútiles, costosas y abusivas con el pueblo llano, sobre todo en periodos dictatoriales. Recuerdo de mi infancia rural que algún camba hablando del ejército decía: se levantan temprano para hacer nada o prepararse para los desfiles; no producen nada más que gastos y lo peor es cuando los gobiernos dictatoriales, militares y civiles, los usan para someter y amedrentar al pueblo. Deberíamos coincidir parafraseando a Figueres que: “No necesitamos un ejército de soldados, sino de educadores”.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

MITOS Y MENTIRAS QUE AYUDAN A ENGAÑARNOS

Ovidio Roca

Los políticos y especialmente los populistas, trabajan apelando a la emoción y no a la razón, por esto suelen minimizar los problemas económicos y técnicos de la sociedad y creen que con promesas y discursos voluntaristas van a resolver los asuntos que requieren de trabajo, conocimiento y ciencia. Esta estrategia de los políticos se aprovecha de la conocida propensión de las personas por guiarse por las ilusiones y las esperanzas, pues si no fuera así no tendríamos políticos demagogos y tampoco licenciados maniobreros, saca suertes, yatiris y curanderos.

Olvidamos que el objetivo personal es el de una vida creativa, plena y grata en sociedad, para lo que necesitamos una formación integral basada en principios y valores éticos, que propicien la educación de los ciudadanos y también con aquellos que impulsan el conocimiento técnico y científico, la innovación y la competitividad para que las personas puedan desarrollar todo su potencial.

En nuestras escuelas, seguimos impartiendo una educación formalista y memorista, cuando necesitamos formar a los jóvenes para afrontar el futuro en un mundo cambiante, cada vez más interrelacionado y que avanza a grandes saltos impulsado por la ciencia y la tecnología.

Como información, el nuevo Índice Mundial de Innovación, publicado por el INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, sitúa Bolivia a la cola, en el puesto 117 de un total de 126 países a nivel mundial y como el menos innovador de Sudamérica con excepción de Venezuela.

Como ejemplos del estilo de la propaganda gubernamental, distorsionadora y envolvente, están las informaciones sobre el control presupuestario en las que solo se refieren a la cantidad de la inversión pública y no a los resultados, ni a la calidad y oportunidad de la misma; se preocupan por medir la ejecución, el gasto, pues el que gasta todo y se endeuda en esta lógica plurinacional es el capo; pues no interesa el producto como realmente lo valora una buena ama de casa que compra lo necesario, al menor costo y de la mejor calidad.

También hablan del PIB, aunque el pueblo no conoce este índice, o no le cree o poco le interesa, pues lo que ellos ven y sienten es el cómo la economía afecta sus tripas y su calidad de vida.

En ese juego de indicadores y estadísticas, nos dice un Ministro que estamos felices con el bajo índice de desempleo: 3.3%, aunque sabemos que en los países con un gran mercado laboral informal (el nuestro bordea el setenta por ciento) una baja tasa de desempleo solo señala que “la gente se las busca” en mercados de trabajo precarios e informales y hasta delincuenciales. Tampoco se habla ni se toma en cuenta la calidad, la estabilidad y los beneficios sociales de la fuente de empleo.

Pero lo que es incomprensible es que luego de conocida la hilacha de los gobernantes populistas y de haber sufrido por el fracaso de su mala gestión, la gente se empecine en seguir apoyando algo que sabe o debería saber que no funciona para bien. La conclusión es que en una población enferma de populismo, mientras la economía y la crisis no toque fondo, no aceptara cambiar de modelo lo que confirma el dicho: “Todo pueblo tiene el Gobierno que se merece”.

El reto es que luego del triunfo del: ¡Bolivia dijo No!, pasemos a: Construyamos una nueva Bolivia democrática, próspera y sostenible para todos.

ovidiorocawordpress.com

, , ,

Deja un comentario

LICENCIATURA EN POLITICA POPULISTA COCALERA

Ovidio Roca

Busca buenas pegas y un futuro político y de riqueza para usted o sus hijos; esto lo encontrará en la famosa Universidad Chapareña Erythroxylum, en la cual se está dictando la Maestría en Política Comunicacional Populista Cocalera (PCPC), conducida por eximios intelectuales nacionales y de la ALBA. Son Cátedras de alto nivel de sofisticación y falacia, que enseñan los fundamentos de la posverdad, de la neolengua, el doble pensar, que conducen a la meta de excelencia en lenguaje envolvente, ambiguo, engañoso y de doble y triple sentido; como aquel que utiliza para disimular sus majestuosos intereses algún eximio Licenciado.

En la Universidad se destaca como es de suponer la enseñanza del eficaz y oportuno uso del lenguaje y se insiste en esto pues es el medio idóneo para engatusar a las masas y para arrimarse y encaramarse en el poder adulando a los poderosos. Por tanto la enseñanza trata de su uso adecuado, cuidando que este sea falaz, envolvente, adulón, zalamero, obsequioso, melifluo, meloso, adulador, lisonjero, enrevesado, elusivo, enervante, mentiroso, infundioso, patrañero, fullero, hipócrita falso, engañoso, mentiroso, embustero, farsante, tramposo, estafador, fraudulento, ilusorio, irreal, capcioso, carantoñero, alabancero, embelecador, panegirista, tiralevitas, lamebolas, lameculos, hipócrita, interesado, farsante, trolero, cuentista, embaucador, engañador, envolvente, etc. y que por ende nos permite rápidamente hacer una exitosa carrera política como militante del masismo.

Durante el curso de maestría se estudian además de los dichos y hechos de los intelectuales criollos y albanicos, los Clásicos como Goebbels el gran comunicador del Nazismo, quien explicaba:

Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

Después de todo “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad“.

PRINCIPIOS GOEBBELIANOS

Es obligatorio para una buena formación populista, recordar y aplicar permanentemente los siguientes 11 principios de Goebbels, el propagandista del fascismo y de todas las formas de socialismo y populismo:

*Establecer un único enemigo.

*Reunir diversos adversarios en una sola categoría.

*Culpar al adversario de los propios errores.

*Hacer de cualquier cosa intrascendente una amenaza grave.

*Asumir que las masas no son inteligentes y pueden ser manipuladas con engaños hábiles y que creerán cualquier cosa que se les asegure con determinación.

*Entender que la propaganda debe ser simple, de pocas ideas, fácil de captar para el alma primitiva a la que le resulta mejor verlo todo en blanco y negro.

*Crear elementos de distracción permanente, para decirlo en criollo, trapos rojos de forma que la gente tenga la mente ocupada en ellos y no sé de cuenta de la miseria que padece.

*Armar falsedades a partir de la unión de muchas medias verdades.

*Acallar la expresión de todo aquello de lo que no se tenga respuesta coherente y creíble.

*Fomentar odio a partir de criterios primitivos. Por ejemplo: enemigos fronterizos, xenofobia, etc.

*Crear sensación de unanimidad, de que el que piensa como el poderoso, piensa como piensa todo el mundo. El principio de unanimidad consiste en hacer creer a mucha gente que piensa “como todo el mundo”.

Los egresados de la U. Erythroxylum, harán prácticas de campo en diversos sindicatos y luego de su graduación, los más avezados para reflejar y comunicar fielmente las ideas del partido en la neolengua masista para conducir el pueblo al redil, tendrán empleos bien remunerados en Ministerios, Parlamento, Aduanas, Juzgados, Fiscalías, Medios de Comunicación Oficial, Sindicatos Oficiales, Gobernaciones, Alcaldías, Servicio Interior y Exterior.

INSCRIPCIONES ABIERTAS EN EL FALAZIO DE LA LLULLA.

ovidioroca.wordpress,com

 

, , ,

Deja un comentario

Y DESPUES DEL PROCESO DE CAMBIO TRUCHO ¿QUE?.

Ovidio Roca

Recuerdo la gran inflación que vivimos en los años ochenta durante el desgobierno de la UDP; una inflación de veinte mil por ciento anual que nos dejó locos a todos, enriqueció a muchos vivos y empobreció a la gran mayoría.

Ahí aprendimos que en estos procesos de transición de políticas y modelos económicos hay que tomar medidas drásticas, no escapar por la tangente y aplicar políticas macroeconómicas efectivas como las del famoso Decreto 21060: liberalización del mercado financiero, supresión de los controles de precios, del comercio exterior, y el bolsín como mecanismo de fijación del tipo de cambio flexible.

Al igual que en esa época, cuando se derrumbe el proceso de cambio cocalero, que entrampo y deformó nuestra economía, se hará necesario tomar medidas de ajuste serias, entre estas:

El Estado debe hacer su trabajo constitucional con eficiencia y dejar su actual rol de empresario incapaz, su estatismo y centralismo.

Se necesita de forma urgente; garantizar la propiedad y las inversiones; liberalizar el comercio, solucionar la sobrevaluación del peso boliviano que actualmente promueve el contrabando y las importaciones y encarece las exportaciones; liberalizar la economía procediendo a la privatización de las empresas estatales que en manos del Estado han fracasado y establecer un sistema de desregulaciones masivas que evite convertir los monopolios estatales en monopolios privados; en fin garantizar libertad y seguridad jurídica para que la gente pueda trabajar e invertir.

Este tipo de decisiones que afectan a la actividad económica y el empleo, hace que el proceso de transición del populismo hacia una economía de mercado productiva y formal, sea dificultosa y bastante resistida por una parte importante de la población que actualmente en la informalidad y piensa que es la única forma que tiene para sobrevivir.

Esta actitud de la población es reflejo de su vivencia en un país que no ha podido construir hasta ahora un tipo de economía formal, diversificada y sostenible. Un país donde el setenta por ciento de su gente se dedica a las actividades informales, pues carece de formación técnica para conseguir su trabajo y su sustento por lo que se dedica al contrabando y otras actividades comerciales y de servicios de baja calificación, complementadas con el negocio de la coca y el narcotráfico. Todo esto en un Estado Plurinacional con funcionarios públicos elegidos por su insuperable e innegable incompetencia, su llunkerio, sus sombreros y ahora sus trajes shaolin para  hacer juego con el jefazo.

Además  reciben el permanente mensaje tanto etnicista como populista de parte de un liderazgo que promueve el sentimiento de nacionalismo étnico aimara quechua, con lo que el gobierno ha logrado cautivar a una parte importante de la población andina y migrante. Igualmente promete, ofrece y en ocasiones provee de algunos regalos a sus seguidores, buscando generar confianza y mantener la dependencia de sus bases; grupos corporativos que viven en un ambiente de permisividad, impunidad y de libertad controlada, donde se puede hacer de todo menos enfrentar al partido y donde la norma fundamental es el acatamiento al jefazo y su combo.

Las reformas, como toda forma de terapia, tienen sus costos y la gente que los sufre piensa que lo anterior fue mejor, olvidándose que está sufriendo las consecuencias de una intoxicación populista. Por esto y para conducir el tránsito de modelo económico del populismo y estatismo hacia una economía liberal y de mercado, son indispensables los políticos profesionales, personas no improvisadas, pues la transición no es meramente un problema académico, es un asunto tanto ideológico como de acciones prácticas y como se trata de realizar un verdadero cambio político y de modelo de economía se requiere necesariamente de partidos políticos serios y con programa; militantes preparados y decididos a impulsar y apoyar las reformas, hacer campañas de concientización y ganar el apoyo ciudadano.

Todo esto hace dificultoso, aunque no imposible, el conseguir apoyo de los grupos informales para la transformación de la economía y las políticas; sin embargo el agotamiento del populismo, como sucedió con el comunismo en la Unión Soviética, seguro que ayudará.

Contar con ayuda internacional es importante pero es solo marginal, pues todo el peso de la herencia del desastre populista cae en los ciudadanos. Estos costos de la transición que necesitan ser compartidos pues no pueden recaer solamente sobre las espaldas de los grupos más débiles y menos organizados.

Y aunque es impolítico, es necesario decir siempre la verdad y ser claros en cuanto al esfuerzo que demanda este proceso: se puede prometer libertad y oportunidades aunque no resultados, porque los resultados dependen de la gente, de cómo ella utiliza la libertad y aprovecha las oportunidades.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

CITAS Y LECTURAS  SEMI PLANAS SOBRE EL MUNDO PLURINACIONAL COCALERO

Ovidio Roca

Tenemos un largo camino por delante y necesitamos de buenos pilotos y de una buena tripulación, pues no llegaremos a un buen destino con conductores como los que tenemos actualmente. Uno de ellos, a quien que hay que reconocer su franqueza, nos dice que no sabe adónde va. Evo siente que: “Este mes voy a cumplir 12 años de presidente y a veces yo mismo me pregunto y no entiendo qué estoy haciendo, qué está pasando”.  Y no es solución que le pregunte al Álvaro, pues este seguramente lo conducirá y nos conducirá por caminos envolventes hacia el abismo o el averno. No iremos a Noruega o los países nórdicos, sino como dice Trump,  al destino de los países de mierda.

Se dice en el ámbito aymara que Evo es solo un muñeco, un icono indígena: “Evo ha perdido su propia identidad y lengua aymara, puesto que no se siente tan Orinoqueño, sino, y más sindicalista futbolero, cocalero mercantilista del Chapare. Además se ha colonizado por la ideología cubanista. Evo es monaguillo, un indio estandarte de Álvaro  y su camada de izquierdistas del siglo XXI, quienes usan y abusan, adulando y encubriendo su poca o ninguna formación académica. Evo de estandarte,  en primera fila están los comunistas socialistas (mestizos trasnochados ideológica política y académicamente). Entonces: ¿Qué garantía de cambio hay?”. Simón Yampara, Sociólogo.

Por su parte Linera se asegura y capitaliza su poder alimentando el Ego de Evo y le dice: “Evo es la personificación de la unificación de lo popular”. “Es núcleo ígneo de lo popular en movimiento”. Ver: Linera, la trinidad evista y la sublimación del llunku.

Como cada quien cuenta lo que quiere, Evo a su vez nos hace el cuento: “La hoja de coca, los productores y sobre todo los sindicalistas de los movimientos sociales vamos a ser inmortales, porque lo que hicimos en poco tiempo es algo inalcanzable desde la fundación de la república y eso es solo con la unidad del pueblo boliviano”. Tiene razón, se tendrá que trabajar muy  duro para solucionar el desastre que ellos están dejando a las actuales y futuras generaciones y este mal recuerdo será inmortal.

La ventaja para los populistas es que actualmente vivimos en la civilización del espectáculo, por lo que ellos están en su salsa pues son maestros en el uso del lenguaje enrevesado, los medios de comunicación y la industria publicitaria, para alimentarnos con innumerables promesas, en realidad ilusiones, con las que están engordando nuestras expectativas y por tanto nuestra felicidad y nuestra frustración.

Vanamente estamos esperando que con discursos e innumerables leyes y decretos se solucionen los problemas. Las leyes pueden ser  buenas o malas pero al final lo que cuenta es el respeto a las reglas del juego, la correcta aplicación de la justicia, y el problema está en la conducta y comportamiento del Estado plurinacional donde se tiene la amarga experiencia  de fiscales y  jueces que solo interpretan y aplican la ley en función de los intereses del Gobierno. No se trata como dicen de que si algunos privilegiados y no el pueblo tienen abogados o consorcio de abogados. Si el gobierno decide que seas sancionado esta decisión es la que cuenta.

Nos olvidamos que lo importante para un país es el ambiente físico e institucional donde desarrollamos nuestras actividades: vías, infraestructura, escuelas, un sistema de salud, bancos, aparato productivo,  desarrollo tecnológico, meritocracia estatal y estado de derecho.

Los populistas viven de la mentira y tienen miedo que ésta se acabe pues después solo queda el caos, y les queda claro que cuando las expectativas no se cumplen la frustración estalla.

ovidioroca.wordpress.com
 

 

, ,

Deja un comentario