Archivo para la categoría Política

DE LA POLÍTICA Y LOS POLÍTICOS

Ovidio Roca

Un elemento esencial de la democracia y que la diferencia del totalitarismo es la existencia de partidos políticos y la alternabilidad en el poder. Este es un aspecto que delata y expone a los populismos disfrazados de democracia, que hacen todo lo imaginable para mantener al jefazo y a ellos en el poder, algo que vemos en los países Castrochavistas, en Corea, en China y en Rusia.

En el modelo democrático, los partidos políticos son estructuras pensadas para la toma y ejercicio del poder mediante el mecanismo electoral y representativo. Fueron los partidos políticos los que crearon la democracia por lo que esta modalidad de gobierno es impensable sin ellos; partidos que para definirse como tal deben tener propuestas, ideas, programas y liderazgo.

Para la democracia es natural y necesaria, la existencia de conflictos de opinión entre el partido de gobierno y los de oposición, puesto que ayudan a establecer pesos y contra pesos, normas y reglas democráticas; por lo que no es posible ni deseable eliminar a la oposición, pues con ello se destruye el tejido mismo de la sociedad.

En su afán de lograr el control de la opinión ciudadana, el populismo cocalero criminaliza toda acción y opinión política adversa a su gobierno, la que es acusada de política, entendido esto como nefasto; igualmente se lo hace con  las manifestaciones ciudadanas, a las que acusa de tener trasfondo político, y en esto tienen razón pues: “toda preocupación y acción ciudadana en defensa de sus derechos es política”, pues trata de los intereses de los ciudadanos de la polis, la Ciudad Estado y esto desde la antigüedad griega.

Toda esta criminalización de la política es una estrategia de los populistas para evitar que la gente asuma su compromiso ciudadano, su compromiso político de defender sus legítimos intereses; el problema es que este mensaje descalificatorio ha calado tan hondo que hoy casi todos niegan tener orientación o militancia política.

Por este descredito de los políticos y la política, actualmente la población no cuenta con una representación, con partidos políticos consolidados, organizados y profesionales que defiendan sus intereses y esto es muy conveniente para el Movimiento al Socialismo.

Lo que debemos convenir, dejando de lado los mensajes envolventes, es que toda movilización de la ciudadanía en defensa de sus intereses es política y es buena y necesaria y se la realiza porque el ciudadano goza de derechos políticos y debe ejercerlos para precautelar estos sus derechos y su futuro.

La ciudadanía descontenta y sin representación política, parece esperar una propuesta y aunque la mejor opción es la democracia liberal, esta no existe en el escenario político nacional donde todos son de alguna manera socialistas o populistas. Parece insólito pero los bolivianos que en su práctica cotidiana son capitalistas, ideológicamente creen que deben ser socialistas.

Toda actividad social se sustenta en la confianza y no puede haber confianza en la política si no hay confianza en los políticos. La política no puede ser una profesión, ni un medio de vida; la política tiene que ser una “vocación”, es decir, una llamada al servicio y entrega a los demás y no se debe utilizar como medio de enriquecimiento, ni para dispensar favores o prebendas.

El político es el representante de los ciudadanos en la defensa de sus derechos y libertades y por tanto es urgente y necesario recuperar el respeto, la consideración de los políticos y la reivindicación de la política y los partidos políticos como actores insustituibles de la convivencia democrática. Por tanto se hace necesario corregir y revertir la imagen devaluada del político y en este campo es imprescindible que éstos asuman su rol en defensa de la sociedad con eficiencia y honestidad.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

,

Deja un comentario

SENTIDO COMUN, EL MENOS COMUN DE LOS SENTIDOS

Ovidio Roca

Se dice que el sentido común es la facultad para orientarse en la vida y que utilizándola nos ahorramos de muchos problemas. Al ser esta una construcción histórica no es necesariamente común para todas las personas, pues es la historia de vida y del saber vivir de un pueblo, aprendida en el día a día a golpes y porrazos.

El sentido común nos enseña, por ejemplo, que es bueno tener la persona correcta para cada función, tanto en los oficios como en la burocracia. Cuando contratamos un  técnico queremos que haga bien su trabajo y no trate de engatusarnos; por eso buscamos el mejor mecánico, el mejor cocinero, el mejor médico y  todo esto al margen de connotaciones raciales, religiosas u otras y lo elegimos buscando referencias de la calidad de su trabajo y su honestidad, acudiendo a personas y profesionales que lo conozcan.

Contratamos técnicos y los funcionarios para trabajar produciendo buenos resultados, ya sea organizando, dirigiendo, ejecutando, innovando y produciendo; los puestos (las pegas) donde no se genera un nuevo valor, un buen producto y mejores resultados, están por demás.

Últimamente los políticos hablan mucho de equidad de género y de raza, vale decir de las características biológicas y no del ser humano integral, con sus valores, su capacidad e idoneidad. Si de veras quisiéramos valorizar y promover a las personas, lo lógico y práctico es dotarles de educación de calidad en lugar de promesas y discursos demagógicos como esa muleta de la equidad, con la que desvalorizamos al ciudadano que es capaz de lograr sus objetivos por su propio esfuerzo.

Por ejemplo, nunca pensamos hacer un plebiscito para elegir el piloto de un avión, el comandante de un barco, los profesores de matemáticas, los jugadores de futbol, los gerentes de empresas o  los médicos, pero sí lo hacemos para elegir presidente, legisladores, jueces y fiscales.

Estos últimos son las personas que en función de Gobierno, definirán el destino del país, de su economía y el futuro de los ciudadanos y a ellas las seleccionamos mediante elecciones populares, ya sean limpias o amañadas y donde no interesa ni se verifica su capacidad, su conocimiento, experiencia e idoneidad para el cargo que van a desempeñar.

Si aceptamos, que para la selección de los funcionarios o servidores públicos lo que interesa es su idoneidad, tampoco debería interesar si es pariente del caudillo o del portero, pues todos los ciudadanos merecen la oportunidad de acceder a cualquier posición, eso sí, validos exclusivamente su competencia, experiencia y mérito propio.

Eso de la obligación de hablar una lengua originaria para acceder a un cargo público es sesgado, ilógico y discriminatorio, pues si hay treinta y seis lenguas originarias, el solo hablar una de ellas menosprecia las treinta y cinco restantes y de paso se excluye a los candidatos de los llanos que solo hablan castellano.

Reiteramos que lo indispensable para acceder a los cargos es hablar y escribir en el idioma oficial del país, tener formación ética, méritos y conocimientos técnicos en el ramo especifico de la función a ejercer y es deseable, aunque no obligatorio, hablar el inglés que actualmente es la “lingua franca” internacional que permite la comunicación con el mundo y la ciencia.

Si usamos el sentido común debemos concordar que necesitamos  elegir como Presidente del Estado, a un Estadista con ética, visión de país, capacidad de gestión y no a un demagogo carismático.

ovidioroca.wordpress.com

 

,

Deja un comentario

DEL RACISMO SU CARA CONOCIDA

 

DEL RACISMO SU CARA CONOCIDA

Ovidio Roca

Los estrategas políticos utilizan distintas técnicas para la conquista del poder; en este caso los Licenciados del MAS apelan al racismo, que utiliza las características fácilmente identificables de las personas, tales como su color, idioma, religión y/o cultura, para excluir y evitar así cualquier competencia en la política, el poder y los negocios.

Para esta estrategia indigenista fabricaron un icono indígena exitoso; una cara conocida, con peinado raya al medio y chompa, que luego devino en chaqueta estrafalaria pero de diseñador caro. Con esta estrategia de mercadeo se logró ilusionar y captar la adhesión de muchos mestizos e indígenas andinos, que se identifican con él y quieren vivir como él.

El problema para el país, es que este plan exitoso de captura del poder y su práctica populista e indigenista de gobierno, está dejando miseria y resentimientos y terminara destruyendo o complicando un futuro deseable de convivencia para todos los ciudadanos.

Desde su fundación, Bolivia estuvo bajo la tutela de las corporaciones mineras, quienes la diseñaron como un Estado centralista y concentrado en la región donde están, tanto las minas, como la mano de obra indígena manejable y útil para esta explotación extractiva. El resto del país era monte y culebras; selvas, llanuras y  pueblos ignorados y nada  útiles para el Estado minero andino; tal es así que su territorio fue paulatinamente anexionado, hasta casi en un cincuenta por ciento, por los países vecinos.

El aparato del Estado, fue siempre una gran torta que se disputaban las distintas corporaciones y grupos de interés y se da un primer cambio de explotador con el surgimiento del estaño y la declinación de la economía de la plata. La Guerra, llamada federal del año 1900, entre grupos paceños y chuquisaqueños, se da por el control del aparato de gobierno y es impulsada por los nuevos y más competitivos actores económicos chucutas vinculados a la economía del estaño.

El actual  Estado Plurinacional, andino centralista, corporativo e indigenista, sigue la misma tónica extractivista anterior, con el agregado del gas, la coca y un fuerte impulso del gobierno por el control y expansión territorial a cargo de los mitimaes, colonos andinos, enviados para tomar y explotar totalmente el territorio.

En este país diverso, los pueblos de las llanuras son más abiertos y liberales y no comulgan con los gobiernos centralistas y populistas. Para dominarlos, los masistas utilizan el aparato del Estado y a los pueblos andinos por su cultura corporativa y capacidad de movilización. Para ello se reparten masivamente pegas públicas a sus seguidores mestizos e indígenas andinos y de esta manera, la cara de la burocracia estatal centralista: punitiva, intervencionista y extorsionadora, es percibida en el resto del país con estos rasgos étnicos y el ciudadano se olvida que el poder detrás del trono está detentado por una burocracia blancoide o k’ara, que manipula a estos indígenas y muestra alguno de ellos como actores principales de este drama plurinacional.

Es así, que en su vida cotidiana el camba, el chapaco, las clases medias democráticas y especialmente los jóvenes y los “libre pensantes”, se encuentran y enfrentan con la cara conocida del Estado Plurinacional en la faz andina del policía, que busca la forma de extorsionar al conductor de vehiculos, al productor y al comerciante; también con la tropa de fiscales, jueces y otros funcionarios estatales, que manejan y usan a su albedrio y provecho propio los juicios civiles, penales y asuntos de tierras y bosques y ahí por delante.

Para los Licenciados masistas, los pueblos andinos son útiles y funcionales, pues el colectivismo, el caudillismo y la propensión hacia el Estado totalitario lo tienen como matriz cultural heredada del imperio colectivista incaico. Como además saben marchar y obedecen al Inka, los usan como mitimaes para conquistar y tomar nuevos espacios territoriales y lo hacen aprovechando sus ventajas comparativas: su cohesión cultural y étnica, sus organizaciones comunitarias, su capacidad de movilización, su cultura corporativa e innatas habilidades comerciales.

Todo esto es aplicado exitosamente en la conquista territorial y política del oriente y el chaco; avasallando a sus poblaciones de cultura individualista, permisiva y poco acostumbrada al enfrentamiento cotidiano y loteando día a día sus tierras, sus trabajos, sus calles y mercados y hasta sus bailes y sus fiestas, generando resentimiento y rechazo y dando paso a un creciente sentimiento de xenofobia.

Es evidente que todas las personas tenemos diferentes características étnicas y culturales y lo importante para nuestro mutuo relacionamiento es “el respeto al otro y el derecho de cada uno a su propia diferencia”.

El derecho a la diferencia en un país diverso, multiétnico y multicultural como el nuestro, es fundamental y todos debemos asumir creativamente esta diversidad, construyendo un Estado Federal democrático, donde todos nos respetamos y somos iguales ante la ley.

En consecuencia una de las peores herencias que dejara el masismo; adicional a la destrucción de la institucionalidad, de la economía, de la inmensa deuda pública, el encumbramiento de la corrupción y tucuimas;  es la del racismo.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

ANÉCDOTAS Y DICHOS BOLIVARIANOS

ANÉCDOTAS Y DICHOS BOLIVARIANOS
Nuestros políticos bolivarianos, son muy creativos y por lo general bastante sinceros al realizar sus declaraciones públicas en cuanto a sus aspiraciones e intenciones. Y como todos ellos comparten el pensamiento único, es importante leerlas y releerlas para saber hacia dónde vamos.
PENSAMIENTO ÚNICO
“Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada”. Fidel Castro

SOCIALISMO SIGLO XXI
“En la Argentina son todos socialistas con la plata de los demás”: Cristina Fernández.
EXTREMA FRANQUEZA Y VERBORRAGIA
Lula me dijo que, en Brasil: “la única manera de gobernar es sobornando a los legisladores para que voten los proyectos de ley”: José Mujica
“Esta vieja es peor que el tuerto”: José Mujica (haciendo alusión a Cristina Fernández y Néstor Kitschner)
PODER ABSOLUTO.
“Escúchenme bien. El Presidente de la República no es solo jefe del Poder Ejecutivo, es jefe de todo el Estado ecuatoriano, y el Estado ecuatoriano es Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, Poder Electoral, Poder de Transparencia y Control Social, Superintendencias, Procuraduría, Contraloría”: Rafael Correa

REELECCIONES ANUNCIADAS:
“El año que viene yo estoy seguro que ustedes me van a reelegir presidente por seis años más. Y en 2019 que yo decía que me iba a ir, no me voy tampoco. 2019-2024, 2024-2030, para allá vamos con el favor de Dios y la Virgen”. Hugo Chávez.
EMULANDO AL JEFE
Siguiendo el pensamiento de Jefe comandante, Evo anuncia su cuarta reelección cuando dice: Patzi pretende usar la Gobernación de La Paz como un trampolín o como una escalera para llegar a una instancia presidencial. “Con ese tipo de autoridades tendría que luchar Evo Morales si es que llegaran a ganar en el departamento de La Paz. Lo único que pretenden es dañar a Evo porque ellos desde la Gobernación van a hacer campaña para ganarle al Evo en una elección presidencial”: Evo Morales

ANSIA DEL PENE

“Buscaremos escuela por escuela, niño por niño, liceo por liceo, comunidad por comunidad meternos allí, multiplicarnos, así como Cristo multiplicó los penes”: Nicolás Maduro.

DE FRENTE PAL CARAJO
Antes de morir y convertirse en pajarito chiquitico, el Comandante dijo: “Estamos al borde del abismo y daremos un paso al frente”. Hugo Chávez.
Maduro, el teórico del espacio-tiempo, declaro luego: “Cuando conocí a Chávez no dude ni un milímetro de segundo”, luego dio un paso al frente y mando a Venezuela al carajo.

ovidioroca.wordpress.com
Fuente: prensa digital, Google.

Deja un comentario

RECETA BOLIVARIANA Y PLURINACIONAL

RECETA BOLIVARIANA Y OTROS CHISMES
Ovidio Roca
Hace poco discurseaba un reputado líder plurinacional: “lo que se necesita es un modelo económico que funcione”, una afirmación correcta de aquello que los populistas filocomunistas no pueden ofrecer; pues como cualquiera puede percibir lo que ellos aplican sistemáticamente es en una mala receta, con la que consiguen que la economía y el aparato productivo se arruinen y por tanto la gente.
Como parte de su receta; en lo económico, nuestros populistas manifiestan su desprecio por el mercado, tienen una gran pasión por la estatización o nacionalización de las empresas, son acérrimos enemigos de la propiedad privada, de las libertades individuales, del comercio internacional sin restricciones y de los organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, el FMI.
En lo político son estatistas y centralistas; aplican una inmensa cantidad de regulaciones burocráticas con las que extorsionan y debilitan a la empresa privada. Son totalitarios, populistas y muestran un fuerte apego por la represión estalinista; sus mentores y entrañables amigos son China, Rusia e Irán.
Un ejemplo de su política y solo como referencia, la podemos apreciar con las empresas públicas siempre deficitarias, cuya instalación es decidida por el autócrata populista en función de sus propios intereses políticos y demagogia regional, y sobre todo guiado por las jugosas comisiones que pagan contratistas y proveedores. Luego estas empresas sirven para dar pegas a los militantes y mientras más mejor. Criterios de competitividad, eficiencia, acceso al mercado y localización óptima, son ignorados. Nadie se preocupa por la competitividad pues las pérdidas son absorbidas por el erario nacional.
El resultado es el modelo populista que funciona para mal, lo vemos en nuestro continente y solo mencionamos dos ejemplos, Cuba y en Venezuela. El primero, luego de ser el país más próspero de Latinoamérica en los años cincuenta del siglo anterior, pasa a la absoluta miseria; por lo que ahora hacen esfuerzos para que vengan los jodidos gringos a salvarlos y el otro; el dueño de las mayores reservas de petróleo del mundo, viene sufriendo una crisis productiva y de desabastecimiento, con la inflación más alta del mundo y sin arepas ni papel higiénico.
Esta misma inflación y debacle económico ya la tuvimos en Bolivia con la borrachera izquierdista de la UDP, la que por suerte fue controlada y saneada con el D. S. 21060. El problema es que nunca se aprende y siempre confiamos más en las promesas que en la realidad.
Recuerdo que en esa época revolucionaria de los años 80, apenas recibía el sueldo, mi mujer con los mellizos salían con su bolsa al hombro a comprar lo que sea. Por entonces no había Watsapp, pero funcionaba la radio cocina para enterarse donde había algo para comprar. Lo importante era comprar y deshacerse del papel moneda que cada día perdía valor y ya no había billetes sino cheques del Banco Central por doscientos mil, por un millón y así por delante. Con las bolsas a medias, llegaban a la casa y empezaba el trueque con los vecinos, alguien tenía arroz, otra harina, azúcar o aceite y así funcionaba el mercado en un mundo inflacionario.
En uno de esos cambalaches recibimos unos pollitos y los criamos en el patio; luego los chicos le pusieron nombres a cada uno y como ya eran familia no podíamos cocinarlos. Finalmente los cambiamos por pan y queso con los vecinos de la esquina.

Lo antagónico al populismo modelo Siglo XXI, es una verdadera democracia liberal, la que no ha sido aplicada integralmente en nuestros países. Esta democracia liberal postula gobiernos limitados, con separación e independencia de poderes para evitar el abuso de los gobernantes; el respeto a los derechos humanos, a la propiedad privada, a la economía de mercado, al libre comercio internacional.

Si revisamos la situación de los diversos países y el nivel de vida de sus habitantes, podemos verificar que el modelo político, económico e institucional de la democracia liberal, con sus errores y aciertos, constituyen la savia de la economía en las naciones más prosperas y desarrolladas del planeta. Es importante resaltar además, el hecho, que donde no existe libertad económica, no existe libertad política y personal.

Esto señala la crucial importancia de la responsabilidad de los ciudadanos en su concreción; pues a diferencia del populismo donde la riqueza y los ingresos se distribuyen para comprar apoyo y movilizaciones, en el liberalismo la riqueza se crea y los ingresos se ganan por el esfuerzo y capacidad de las personas y eso estimula la innovación y el trabajo y por ende la prosperidad.

Todo lo anterior, lo que dicen los economistas, ya lo había escuchado antes de los campesinos (años cincuenta, San Lorenzo cerca de Montero Hoyos). Escuchaba decir “el ojo del amo engorda el caballo”, y veía como cuidaban su caballo, lo rasqueteaban para sacar las garrapatas, sacaban los boros y se preocupaban de cortar hojas de totaí, cuando no había pasto o maíz y se veía como estos eran sanos y engordaban. Igualmente comentaban, “son como suchas cuidando charque”, por aquellos que no cuidaban y más bien se aprovechan de la propiedad o bienes ajenos, como podemos verlo en muchas empresas públicas y entidades del Estado. Como se puede ver, es un axioma que la gente cuida y protege lo propio.
De lo que se trata entonces es el crear y mantener un ambiente favorable de libertades, garantías, seguridad jurídica para que prosperen las iniciativas y el trabajo fecundo de los ciudadanos.

Ya se avizoran los años de vacas flacas, por eso la importancia de elegir una buena receta y contar con buenos cocineros.
ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

DEMOCRACIA PLURINACIONAL

DEMOCRACIA PLURINACIONAL
Ovidio Roca
Relato sobre las trágicas ocurrencias en la vecindad de cocalandia, comarca donde los dólares no crecen en los árboles pero si en los arbustos, esperando que nuestros nietos y bisnietos entiendan lo que nos sucedió y no debe repetirse.
Es muy común el deseo que alguien satisfaga nuestras necesidades en lugar de hacerlo con esfuerzo y responsabilidad propia; por eso escuchamos con satisfacción las promesas y ofertas de un futuro mejor (aun sin la seguridad de que estas serán cumplidas), pues la esperanza es siempre más atractiva que la realidad.
Esto nos ayudaría a explicar el por qué los pueblos eligen gobernantes populistas, maestros en endulzarles los oídos y también el por qué no quieren enterarse (pese a la experiencia propia y de los vecinos) que cuando se acaba la riqueza producida anteriormente, se acaba la fiesta. Poco les interesa adoptar y promover las prácticas y la cultura del trabajo, el ahorro y la creatividad propia de los países prósperos y productivos, aquellos donde quieren migrar luego en busca de mejor vida.
Una vez más la fiebre del populismo se extiende por Latinoamérica, con su versión sesgada de una democracia electorera y permanente reelección de sus caudillos. En Bolivia ocurre lo propio con su versión plurinacional, que se caracteriza además por su énfasis étnico, sindical y corporativo, y donde siguiendo el libreto se impone la masa con sus intereses inmediatos y se atropellan los derechos humanos e individuales.
En cocalandia, la anarquía y el estatismo conviven: por un lado grupos sindicales y corporativos que se manejan bajo sus propias normas y por otro; los dueños del Estado plurinacional burocrático y centralizado. Un tercer componente son las reducidas clases medias con ideas democráticas; ellos son más o menos liberales e individualistas pero carentes de organización y viven asediadas por el estatismo y el sindicalismo.
Esto tiene ocurrencia en un país de economía primaria y de bajo nivel tecnológico; extractivista y mercantilista, que no logro establecer una economía industrial y se maneja bajo un modelo económico dual, en el que conviven: emprendedores informales (viven al margen de las leyes) y cuya fuente de recursos se vincula con el circuito de la coca, el contrabando, el comercio informal, y por otro lado, quienes usan el estatismo para su beneficio (viven del Estado).
Todo esto en un Estado en el cual, con el producto industrializado del negocio cocalero se financia y facilita la economía informal de contrabandistas, chuteros, cooperativistas mineros, comerciantes y negociantes de toda laya, que se expanden por todo el país y allende las fronteras.
El grupo palaciego populista, de mestizos blancoides, maneja tanto el aparato del Estado como al presidente indígena, quien disfruta a lo grande de su rol. Los palaciegos con gran habilidad política y vinculación internacional, especialmente con el Foro de Sao Pablo, han copado y bastardeado las instituciones republicanas y las centralizan en manos del Ejecutivo; manejan el aparato del Estado y sus mecanismos de coerción y captación de recursos económicos y están absolutamente convencidos que son los propietarios de las instituciones y sus bienes, los que usan a su arbitrio. Una muestra de ello es que se informa oficialmente a la población que solo destinaran dineros, que son públicos, cuando las autoridades locales sean afines y tributarias al grupo de poder.
Esta percepción es aceptada y favorecida en el país por la generalizada creencia de la población, producto de la mentalidad estatista que ha prevalecido en el país; que quien asume, quien gana o compra una función pública, lo hace como propietario de la institución y sus recursos. No se percatan que en los países de democracia avanzada, las personas que ejercen los cargos públicos lo hacen como servidores públicos, funcionarios que son pagados por los dineros del erario nacional para administrar las instituciones con honestidad, eficiencia e idoneidad y en beneficio de la ciudadanía.
En su práctica gubernamental, el grupo de poder aplica siempre el mismo libreto; una política económica estatista, irracional y perniciosa y que funciona mientras existen recursos que gastar y gocen de las ventajas circunstanciales de los altos precios de las materias primas. Como verdadero gobierno populista, prometen falazmente una distribución igualitaria de la riqueza que no produjeron; contrario al liberalismo y el sentido común, que indica que los ingresos se producen y se ganan.
A su paso destruyen el sector productivo nacional, generando inseguridad para la propiedad privada; aplican mecanismos para controlar las exportaciones de las empresas; manejan la política cambiaria promoviendo el contrabando y desincentivando a los exportadores; expropian empresas, las burocratizan y las quiebran; hacen inversiones con grandes sobreprecios en proyectos mal diseñados y peor localizados y solo guiados por las comisiones y algún interés regional, por lo general cocalero. Con todo esto, se afecta a las empresas productivas, se incentiva la informalidad y se destruye la producción.
Como producto de esta nueva realidad económica y política, actualmente se encumbran en conflictivo equilibrio, dos grupos sociales; los indígenas aimara quechua y el grupo mestizo palaciego. El mito de lo indígena lleva al Presidente a afirmar en sus declaraciones internacionales: “en Bolivia mandamos los indios”. Una afirmación errónea, pues debería decir: aquí manda un grupo palaciego blancoide y algunos mestizos aimaras asimilados que los sirven.
Los ideólogos plurinacionales manipulan la opinión pública: con las mayorías indígenas usan el discurso indigenista y con prebendas captan a los movimientos sociales y grupos de interés corporativo para afirmar su poder. Hacen crecer una burocracia estatal donde los más incompetentes son los que administran las empresas e instituciones y a su vez, como parte de la estrategia de control territorial, el gobierno cocalero moviliza desde los andes hacia las llanuras a grupos de colonizadores “mitimaes aimaras y quechuas” para ampliar su dominio territorial, político y económico sobre las regiones mestizas del oriente.
Para manipular a los indígenas, los ideólogos populistas usan hábilmente el mito del presidente indígena, muy conveniente en un país de mayoritaria raigambre aimara y quechua y con el cual muchos se sienten representados y reivindicados. Se trata además de un líder que surge desde las bases sindicales, de una realidad económica emergente, la de los Sindicatos y Federaciones de cocaleros, el nuevo poder económico de los grupos informales que son mayoría en el país.
A continuación, los emborrachan de pachamamismo y para ello en los actos oficiales que se realizan cotidianamente, utilizan prácticas ritualistas, culturalistas y folclóricas (fruto del sincretismo de lo aimara y quechua con lo occidental) y así vemos, para la foto, a la nueva oligarquía indígena andina con vestidura presuntamente autóctonas y el infaltable sombrero europeo, que asumen erróneamente como marca de lo indígena.
Como todos los populistas, sufren de la alucinación del presente, por la que piensan en términos lineales y no ven las consecuencia más allá del aquí y ahora, o quizá no les importe, pues como alguien dijo en Francia, “después de mi el diluvio”.
Hasta ahora y en Bolivia, este modelo populista que algún llunku llama Evonomics o el milagro boliviano, ha funcionado gracias a anteriores decisiones de inversión y actuales altos precios de los hidrocarburos y materias primas; más el hábil uso que hacen del Presidente Morales, un icono que expresa con gran éxito los mitos, deformaciones y falencias del país y que los ideólogos populistas manejan a su arbitrio.
Después vendrá el diluvio y si queremos preservarnos y sobrevivir necesitamos construir una alternativa, un gran “arca” democrática y ahí precisamos de las universidades, los intelectuales, los políticos honestos y sobre todo de la ciudadanía democrática, para generar un gran alternativa al populismo cocalero y evitar el desastre anunciado.
ovidioroca.wordpress.com

, , , , , ,

Deja un comentario

SE ME CHISPOTEO

SE ME CHISPOTEO
Ovidio Roca
Hay veces que (como dice el Chavo) nos “chispoteamos” y eso entiendo ocurrió con Evo cuando haciendo un mal uso del lenguaje, utilizo el término de “debido proceso” en lugar del que entiendo tenía en mente, “actual sistema judicial”.
Evo dijo: “Yo no comparto tanto con el debido proceso. El debido proceso para mí (…) es centro de corrupción, extorsión y de injusticia”.
Luego recordó, que en pasadas semanas fue capturada una avioneta con narcotraficantes peruanos y brasileños, pero el juez los liberó: “Dicen que, tienen derecho a defenderse. Yo digo si han encontrado narcotraficante con cocaína para ese señor cómo puede haber debido proceso. No entiendo (…). No sé qué hacer”….“Grandes narcotraficantes se contratan bufett de abogados que no liberan legalmente, todo con plata para el fiscal, para el juez”.
Si sustituimos el término mal utilizado de “debido proceso”, a causa de su chispoteo, su afirmación y preocupación es a mi criterio correcta y el seguramente lo siente así, por lo que probablemente quiso decir fue: “Yo no comparto tanto con el actual sistema judicial. El actual sistema judicial (…) es centro de corrupción, extorsión y de injusticia”.
Otra cosa que se le pasa por alto, es entender que el sistema judicial “es centro de corrupción, extorsión y de injusticia”, porque se lo ha distorsionado, se lo ha mediatizado para ser un instrumento de coerción del gobierno contra los opositores y se lo ha convertido en un mecanismo de castigo, exacción y enriquecimiento.
No se ha cuidado tener un Poder Judicial independiente, con autoridades idóneas, honorables, respetadas y bien pagadas; todas ellas seleccionadas por examen de competencia y concurso de mérito. Esto es lo que se requiere para vivir en una comunidad democrática.
ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario