Archivos para 29 noviembre 2013

DELIRIO PLURINACIONAL

DELIRIO PLURINACIONAL
Ovidio Roca

La intelectualidad plurinacional cocalera, ha llegado a su fase extrema de iluminación, delirio y éxtasis, pero principalmente de llunkerio total y vergonzoso. Se dedican a loar y ensalzar al líder cocalero y lo proclaman la reencarnación del arquetipo indígena, Túpac Katari; y alguien asevera que la receta del socialismo comunitario es absolutamente original y el sumun de la perfección ideológica y política en esta parte del universo; afirmando que: “La oposición y nadie, tiene una propuesta diferente a la que tiene el MAS; el proyecto del MAS es el horizonte insuperable del Siglo XXI”.

Se puede evidenciar sin embargo, que la propuesta elaborada por el pequeño grupo de burócratas q’aras que controla al líder cocalero y detentan el poder, no tiene nada de original y es un mero ch’enko (revoltijo) de viejas recetas comunistas, estatistas, populistas y de contenido racista; todas largamente probadas y fracasadas, luego de causar muerte y miseria en los países donde se aplicó.

La visión del estado plurinacional cocalero, no va más allá de la promesa de repartir la riqueza: la tierra, los recursos naturales y las pegas y negocios estatales, sin pensar en la necesaria creación de la riqueza por la inventiva y el trabajo. Utiliza políticamente la confrontación étnica y en su plan de avasallar al oriente opositor, alienta la ocupación territorial, la traslación de población (mitimaes) y la toma de las tierras de los pobladores, originarios indígenas y criollos. No se trata de trabajar la tierra y producir alimentos, pues ahora es tiempo de repartir, invadir, avasallar y luego vender, para luego empezar el mismo ciclo. Los grupos corporativos e informales, contrabandistas, mineros depredadores, cocaleros y narcotraficantes, se sienten “a sus anchas” en este ambiente de anomia porque hacen lo que les viene en gana, donde y cuando quieren.

En su ejecución, el proyecto plurinacional cocalero ha debilitado y arrasado con la institucionalidad democrática boliviana, la propiedad privada, las reglas del juego y la confianza, y por tanto está inviabilizando la inversión productiva y el progreso nacional.
En sus iniciales propuestas electorales, los masistas levantaron un engañosos discurso pachamamico de respeto a la madre tierra y ahora en el ejercicio del poder, vemos como se la destruye y se contamina el medio ambiente, tanto con la minería irresponsable, la coca y los consiguientes vertidos químicos usados en sus procesos de industrialización. Se habla de un gobierno de indígenas, pero cuando estos no son sumisos al gobierno se los ataca y se invade sus territorios (TIPNIS) y cuando reclaman por sus derechos se los apalea como en Chaparina, sin que nadie sepa quien fue.

Se practica el Estatismo y el dirigismo de la economía y para mantenerse en el gobierno se realiza la concentración total y absoluta del poder. Ya no existen ciudadanos, iguales ante la ley, libres y responsables de su destino. La gente tiene ventajas por su etnia (aimara, quechua) y desventajas si es boliviano mestizo, y entre ellas persecuciones judiciales si osa reclamar.

Se aplican principios totalmente contrapuestos a los de los países exitosos que promueven la educación, el trabajo y la innovación, como forma de crear riqueza, y por lo contrario utilizan un criterio rentista, asegurando que la riqueza está dada, que somos un país rico y lo que corresponde es distribuir esta riqueza. Riqueza constituida por los recursos naturales, gas, tierra, minas, bosques, agua y las empresas y bienes de los opositores. Todo debe ser repartido por el gobierno, por supuesto más a sus seguidores.
Como vemos se trata vender ilusiones, crear mitos y convencer a la gente que con el denominado proceso de cambio, vivimos en el mejor de los mundos. El mundo castrochavista de la “suprema felicidad social del pueblo”.

Si esta propuesta populista y esta cultura fracaso en todas partes, la eterna pregunta es porque una parte del pueblo llano la acoge y la sigue, y por qué amplios sectores empresariales buscan acomodarse con el gobierno aun renunciando a su libertad y la decencia.

La explicación es que utilizando técnicas de desinformación masiva y apelando a las promesas y una buena dosis de terror, es posible moldear la percepción pública. De aquí el especial empeño de los regímenes totalitarios de manejar a su arbitrio la opinión pública, la educación, los medios de comunicación y también su propia justicia.
Adicionalmente el gobierno del MAS tuvo la suerte de recibir la bendición de los altísimos precios internacionales del gas y los minerales y la gente al ver este extraordinario flujo de dinero “siente” que Evo es el artífice de los precios mundiales.
Durante esta etapa histórica, cuando la captura del poder se hace vía electoral, no hay mejor manera de lograr que las personas acepten e incluso apoyen abusos y aberraciones, que manipulando a las personas con el mensaje ideológico. Es lo que siempre han hecho los comunistas y los nacional-socialistas, nazis. Stalin el campeón de los asesinatos en masa, decía que la “democracia” soviética y su constitución era “la única constitución democráticamente perfecta en el mundo” y así también lo proclaman nuestros estalinistas q’aras, cuando dicen, “el proyecto del MAS es el horizonte insuperable del Siglo XXI”.

Las ideas y las ideologías pueden construir y también destruir, pueden fabricar riqueza y también fabricar miseria, pueden hacer a los hombres libres o sumisos y fanatizados por un estado totalitario, laico o clerical.

Y lamentablemente nos olvidamos que la propuesta valida y que ha mejorado la vida y disminuido la pobreza en el mundo libre, es aquella que exige responsabilidad a los ciudadanos y contempla: respeto a la persona, no coartar su libertad, garantizarle su seguridad, sus bienes, su derecho a prosperar gracias a su esfuerzo y creatividad, con producción sostenible, con respeto al medio ambiente y no con populismo, economía extractiva, coca y narcotráfico.
Es responsabilidad de todos y especialmente de los líderes democráticos, desvirtuar la demagogia de los populistas plurinacionales y promover una sociedad boliviana con viabilidad económica, ambiental, social y sin odios raciales.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

CRÓNICAS DE LA COTIDIANIDAD ALBANICA

CRÓNICAS DE LA COTIDIANIDAD ALBANICA
Ovidio Roca

DEMOCRACIA ELECTORERA
En las falsas democracias electorales de la ALBA y gracias al virus del populismo que aqueja a la población y al manejo abusivo del mecanismo electoral, los castro chavistas están logrando altas cuotas de votación, logrando de esta manera el control absoluto del parlamento.
En Bolivia donde también se tiene los dos tercios de votos en ambas cámaras, se decide atrabiliariamente y sin discusión el destino del país, pues los levanta manos parlamentarios aprueban todo lo que el ejecutivo quiere y envía para su aprobación.

Venezuela con la “ley habilitante” que uso Chávez en su momento y ahora Maduro, permite al Presidente “dejarse de vainas” y ejercer plenamente los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, además del electoral y otros, si hace falta. Por tanto bajo estas condiciones, ya no hace falta el Parlamento y eliminándolo podríamos librarnos de la vergüenza que significa escuchar la sarta de honorables sandeces que se emiten cada día. También podríamos ahorrar bastante, aprobando el primer día de sesiones la ley habilitante y luego clausurarlo.

Como estamos en vísperas de elecciones, en honor a los electores se adelantan las navidades y como parte de la celebración, Maduro en Venezuela pide que “no quede nada en los anaqueles” de las tiendas y por Decreto decide rebajar los precios exaltando la codicia de las turbas bolivarianas, que felices asaltan los negocios y tiendas especialmente en procura de televisores de plasma.
En Bolivia después de ocho años de disfrute del poder los masistas han pasado del publicitado pachamamismo y socialismo comunitario al totalitarismo, estatismo y capitalismo salvaje y en el transcurso la nueva burguesía cocalera y la burocracia q’ara, apegada al poder, se enriquecen escandalosamente.

Como quieren perpetuarse en el gobierno y disfrutar del poder y la riqueza, buscan la tercera reelección (inconstitucional pero legalizada por los magistrados, pues para eso se los puso) y para garantizar los votos el Presidente instruye a sus seguidores: “En temas de campaña, autoridad electa para este proceso de cambio, las ministras y ministros hemos empezado la semana, deben dar el 50% de su tiempo a la gestión y el 50% de su tiempo a la campaña”, lo que la oposición tilda de ventajismo en el uso del aparato estatal.

Siguiendo la práctica y doctrina bolivariana, albanica y plurinacional, el Líder cocalero decida adelantar la navidad y regalar un aguinaldo adicional a los trabajadores, bono no previsto y que llevara a la quiebra a pequeñas empresas, las cooperativas, y en graves apuros a toda empresa y negocio formal. Por supuesto los contrabandistas, cocaleros, narcotraficantes, no tienen problemas de liquidez ni obligaciones sociales.

NEO CULTURA ALBANICA
La cultura latinoamericana dio inicio el siglo anterior con el surgimiento del realismo mágico, producto de la imaginación y pluma de Carpentier, García Márquez, Borges y en este siglo, la anticultura lo hace con el irrealismo albanico de boca de los políticos e intelectuales que incursionan en la ficción, aunque con menos imaginación y cultura que los anteriores; dedicándose entre otros temas, a relatar la reencarnación de sus líderes en su camino por los ciclos del karma, para pagar, o no, los males causados en sus vidas anteriores.

Uno de los presidentes de la troupe albanica, se reencarna en pajarito chiquitico y le canta al Maduro, también se aparece retratado en las paredes de los túneles, y desanda alrededor de su tumba, mientras los Ministros sesionan al lado esperando instrucciones del más allá.

De otro se dice con certeza, que es una reencarnación de un caudillo indígena que prepara un nuevo cerco contra santa cruz. Este va vestido de traje de luces y peinado raya al medio, moda que adoptan los plurinacionales que aspiran a pegas públicas.

Ayer comentaba una Presidente, luciendo muy modosita luego de pasar por una sesión de mes y medio de chaperío y pintura; que recibió como regalo un perro que fue de Bolívar y en el que habría reencarnado Chávez.

Son personajes y países muy creativos por lo que deberíamos promover un turismo cultural para los escritores de series de televisión que ya están bastante repetitivos, para que encuentren en estos países nuevas fuentes de inspiración para sus series de humor, de terror, de dramas y comedias.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , ,

Deja un comentario

QUE SERA LO QUE QUIERE EL PUEBLO.

QUE SERA LO QUE QUIERE EL PUEBLO.
Ovidio Roca

Todos pensamos de manera diferente; no se piensa igual en una choza que en un palacio decía Engels hace dos siglos. La gente piensa de acuerdo a dónde y cómo vive, como se gana la vida y entonces se acomoda y adapta a su entorno; pero es poco probable que alguien lo haga pensando en el largo plazo y en su viabilidad.
Nuestros ancestros cromañón, que vivieron en la última glaciación, aprendieron a cubrirse, construir su refugio, cazar, recolectar y conservar sus alimentos antes que llegue el crudo invierno, y el que no era eficiente y oportuno en estos quehaceres moría; solo sobrevivían los que eran más previsores, mas habilidosos y más adaptables. Se dice que por esto los europeos que viven en climas extremos son más previsores que aquellos de los climas cálidos, de la eterna primavera.
Y nos adaptamos no solo a las condiciones climáticas, sino también a las facilidades de acceso a los recursos y cuando nos acostumbramos a ello, nos es difícil cambiar, aun cuando las condiciones mudan y entonces ya es tarde.
Los que hicieron este nuestro país, empezaron con un amplio territorio y extensas costas en el Pacifico, luego en busca de la riqueza, la plata del cerro de Potosí, se enclaustraron en las montañas, donde se encontraba aquello que en esa época y ahora, tenía valor: la plata, el oro, las gemas, los esclavos y los mitayos.
Era y es, una sociedad aislada en el centro del continente y afincados lejos del mar, donde se movía el comercio mundial, la gente, las ideas, las innovaciones; con un mercado pequeño y dedicados a la actividad extractiva, por lo que el país careció de las condiciones y posibilidades para iniciar su industrialización y menos aún con la competencia de economías costeras más adelantadas e industrializadas.
En este ambiente se fueron desarrollando economías duales; totalmente primitivas, en el campo, enclaves tecnificados en las minas y el resto en total aislamiento y abandono, y así con pocos cambios llegamos al Siglo XXI, con estas diversas economías de distinto grado de desarrollo y de tecnología y manteniendo como base principal la economía extractiva de hidrocarburos y minerales.
En el transcurso de los últimos cincuenta años se desarrollaron algunos sectores agropecuarios modernos y otros permanecieron anteriores al arado; alguna industria y servicios modernos y otros artesanales, y mayoritariamente una gran economía mercantil, de comercio informal y últimamente vinculada a la economía y flujos de dinero provenientes de la cadena de la coca y cocaína. El proceso de cambio ha constitucionalizado este ch’enko de economías, mescla de estatismo con informalidad y alimentada por el narcotráfico.
Lamentablemente no pudimos desarrollar un cultura ciudadana de institucionalidad, como lo podemos comprobar en el día a día, con personas a quien le importa poco lo que se hace desde el Estado, no se inmuta con el desperdicio, las malas inversiones, la ineficiencia con que se maneja el Gobierno, pero siempre que les den lo que quieren y especialmente que los dejen en paz. Lo que una gran mayoría quiere del Estado, es que no interfiera en su actividad, que no los controlen, que dejen fluir libremente el curso de los negocios legales e ilegales, de coca, drogas y de contrabando, que no los molesten, que no los jodan. Ello viven al día y valorizan las ventajas del actual ambiente, que le permite ganar dinero, aun con las condiciones precarias de educación y dotación de recursos con que cuentan.
Pensando en estos procesos de condicionamientos y adaptación al entorno, la pregunta que podríamos hacernos los ciudadanos es: Existe algún interés de los beneficiarios de esta economía, plural, corporativa, informal (que incluye al 65% de las personas, las que se mueven en este ambiente como pez en el agua pese a sus baja formacion educativa), de cambiar el rumbo actual hacia una economía productiva, competitiva, basada en el conocimiento y la innovación?; y la respuesta, seguramente será que no.
Y la siguiente pregunta: Cual entonces el destino de aquellos ciudadanos que apuestan por una economía formal y legal, creen en la meritocracia, la iniciativa personal, la empresa privada en un ambiente de competitividad
y en el Estado de Derecho ?, y la respuesta es, quien sabe.
El gobierno ha adoptado una receta económica estatizante, que destruye el aparato productivo y competitivo, con empresas públicas con sobreprecio, mal diseñadas, peor localizadas, ineficientes y fallidas; un estado con acomodo político en las pegas públicas y un capitalismo salvaje en el sector informal y cocalero.
Pero como muy poca gente piensa en el largo plazo, pocos se dan cuenta que estamos creando una sociedad y una economía insostenible y que puede hundirnos a todos en el caos y la violencia, y esto ocurrirá cuando se acabe el ciclo de los buenos precios de los recursos naturales, especialmente del gas, o ya no podamos venderlo a los países vecinos y cuando estos algún rato decidan combatir el negocio de la droga y la ilegalidad conexa.
Por su parte la clase media, aquella que no es muy amigable con la receta del Estado Plurinacional, ha recibido una dosis sistemática de persecución y terror, y aquejada del síndrome de Estocolmo, hasta se siente agradecida por el hecho de estar vivos. Han llegado hasta a pensar que no tienen derechos humanos y que su relativa tranquilidad se la deben al gobierno, por ignorarlos, por no ser pasto de los fiscales extorsionadores, por no ser acosados, ni enjuiciados, ni avasalladas sus propiedades, ni encarcelados y muertos.
Debemos enfatizar, que en Democracia no es admisible que la mayoría decida en contra de los derechos e intereses de la minoría y de ser así esto no es democracia y por tanto es necesaria restablecerla.
El derecho de vivir en un marco de respeto y legalidad, no debe ser una opción y es importante alertar a la población de la necesidad de apostar por un modelo de desarrollo sostenible y viable, donde las minorías circunstanciales son respetadas. No es posible que por interés, aunque sea de una mayoría, nos convirtamos en un estado forajido, donde la violencia y la droga sea el pan de cada día.
Este país y sus ciudadanos merecen un futuro viable y mejor que al que nos están conduciendo y existen últimamente buenos augurios de que los políticos y la ciudadanía al fin se liberan de sus pequeños egos y rencores personales y entienden que hay que unirse en base a un programa, una propuesta de vida digna y que el líder que conduzca el proceso sea aquel que capte la confianza de la población y que es obligación de todos apoyarlo.
Debemos entender que no necesitamos promesas mágicas, que el camino que nos queda por delante es largo, que hay que construir confianza, construir democracia, construir instituciones, construir ciudadanía, construir empresas, economía y progreso, construir futuro.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , ,

1 comentario

HORMIGAS EN HELICÓPTERO

HORMIGAS EN HELICÓPTERO

Ovidio Roca

Como casi todos los domingos salimos con las exploradoras Andreina y Sofía, de seis y tres años, a caminar por el borde de la quebrada. Los ambaibos mostrando sus hojas blancas (*) nos anunciaban que habría buen tiempo. Aunque en estos tiempos de cambio hasta ellos se han hecho mentirosos.
Al rato de caminar encontramos prendidos en el tronco de un añoso árbol la ropa vieja dejada por los cucos(**), ahora ya tienen vestidos nuevos y más amplios y andarán chirriando por allí. Seguimos camino y vimos al frente un gran árbol de palo santo totalmente cubierto de flores y hormigas; bajo el árbol había un gran claro circular totalmente limpio y sin ninguna brizna de hierba. Las bebas querían jugar un rato por allí y rápidamente se los impedí, explicándole que era el campo minado de las hormigas chocas.

Empezó a ventar pero según el ambaibo no habría lluvia y les pedí que nos quedemos sentados un rato para ver volar a las hormigas, pues solo faltaba un buen viento de cola para estas se eleven conduciendo cada una su propio helicóptero de cuatro aspas que giran rápidamente. Ellas necesitan volar y llevar la semilla a la lejanía para sembrar nuevos árboles de palo santo y nuevas casas para las hormigas, comentábamos.

Llego la ráfaga esperada y empezaron a despegar los helicópteros, eran cientos y se veían como un enjambre que se alejaba cada vez más alto y más lejos, llevando la simiente de nuevos palo santos.
En el campo estas hormigas son temidas, pero también dicen que son el santo remedio para curar el reumatismo; la receta es hacerse picar por ellas diariamente y durante dos semanas. Muchas veces intente tratar del reumatismo a mi esposa con este método originario, tan bueno, bonito y barato, pero sin ningún éxito.

Recogiendo este saber popular, tiempo atrás mi amigo Gunter Holzmann empezó a estudiarlo seriamente y lo hizo de manera científica durante varios años, luego trabajo con laboratorios norteamericanos para confirmar su utilidad y luego poder sintetizar la toxina para su uso terapéutico.
Hace poco le recetaron a mi esposa E.P.T. para el tratamiento de la artritis reumatoide y consiste en inyecciones subcutáneas de la toxina de la hormiga del palo santo que estudio Gunter. Mi esposa ha decidido aceptar las inyecciones y aun se niega al tratamiento criollo de las hormigas. Cualquier rato las exploradoras del Ocorotú la convencen de acompañarlas al campo y allí con cariño le aplicaran la receta ecológica.

Notas:
(*) Cuando el ambaibo da vuelta a sus hojas y muestran el envés, la cara blanca, seguro que llueve.
(**) Chicharras

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario