Archivos para 28 febrero 2019

LA COCA Y LA CREACION DE TERRITORIOS AUTÓNOMOS

Ovidio Roca

El pronto derrumbe de Maduro (una ficha fundamental del Castrochavismo y el narcotráfico) nos lleva a imaginar el efecto que esto tendrá sobre el resto de los socios del negocio cocalero. Una lógica de supervivencia hace prever que los cárteles del narcotráfico y los grupos narco guerrilleros como las FARC y ELN que permanecen en Venezuela, se trasladen a otros territorios y ahí juegan un rol importante los territorios autónomos del narcotráfico. La opción previsible es que los Cárteles se trasladen a Bolivia pues su Presidente Evo, el “Jefe Indio del Sur” es un socio fiel e importante de la cada vez más menguada corporación castrochavista.

El narcotráfico mueve millones de dólares pero en su accionar destruye a personas, pueblos y el ecosistema. Es una cadena productiva sumamente rentable y riesgosa que va desde la coca sembrada en el k’ato hasta la nariz de algún gringo. En consecuencia los cocaleros para trabajar de manera tranquila y eficiente constituyen territorios autónomos donde aplican su propia ley y no la de los k’aras o mestizos, y en el transcurso de su trabajo depredan los bosques y acuíferos ignorando el cuidado del ecosistema y de la madre tierra.

Estos territorios autónomos los vemos más nítidamente conformados en Colombia, Perú y Bolivia, donde los productores de coca desde tiempo atrás han tomado el control de amplios espacios para el cultivo de la hoja sagrada y su industrialización. Las FARC, en Colombia, regulan en su región autónoma del Guaviare y de manera muy eficiente el mercado de hoja y pasta de coca y desde comienzos de los ochenta impusieron su sistema tributario sobre la producción y el tráfico. Actualmente allí conviven con el ELN y los Carteles de traficantes internacionales.

En Perú y especialmente en región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Montaro (VRAEM), se encuentra el principal bastión de Sendero Luminoso y es donde se da la mayor producción cocalera.

En Bolivia, para garantizar el cultivo de la coca crece y se consolida el Estado Cocalero Chapareño y como todo Estado que se respeta empieza por aplicar su propia ley y ampliar su territorio y por tanto sus áreas de cultivo e industrialización. Lo hace anexando territorios de los Departamentos de Cochabamba, Beni y Santa Cruz, donde avasallaron y depredaron los Parques Isiboro Sécure (Tipnis), Carrasco, Amboró. El Departamento Pando (en la triple frontera de gran importancia logística) ya forma parte indisoluble del Estado Cocalero Chapareño y su símbolo es Puerto Evo.

Informa la UNODC que en Bolivia los cultivos de hoja de coca se expandieron hacia seis Parques Nacionales en los Departamentos de Cochabamba, Beni, La Paz y Santa Cruz, concentrándose el 93 por ciento de la producción en los parques Isiboro Sécure y Carrasco de Cochabamba. Si bien la política del Gobierno es “cero coca” en los Parques y áreas protegidas; oficialmente se ha informado que existen alrededor de tres mil hectáreas cultivadas en Parques nacionales. Al respecto el dirigente cocalero y Viceministro de Sustancias Controladas Felipe Cáceres, indica que en el Amboró luego de la erradicación de 500 hectáreas el año 2011 se procedió a su resiembra y según se sabe siguen sembrando.

El representante de la UNODC en Bolivia, César Guedes, reiteró su preocupación por esta situación al tratarse de zonas muy sensibles al avance de los cultivos como rebalse de las zonas productoras habituales, y que a la par del narcotráfico se procede a la instalación de factorías y laboratorios de cocaína. Asimismo se informó que el 91 por ciento de la hoja de coca comercializada legalmente se efectuó en Villa Fátima.

Por lo general la gente no aprende de sus errores y menos de las desgracias ajenas, pero es bueno estar informados para eventualmente tomar previsiones, especialmente si vivimos en un país sui géneris y con dos Estados: el Plurinacional y el Cocalero y un solo Presidente, el Jefe Indio del Sur. Si nosotros no sabemos qué hacer, sus seguidores si lo saben e informan públicamente que el momento que Evo deje la Presidencia de Bolivia, ellos inmediatamente se separan.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, ,

Deja un comentario

POR SUS FRUTOS LOS RECONOCEREIS

Ovidio Roca

Desde el pasado año se viene acelerando la migración de latinoamericanos que abandonan sus países; una vez más se quiebra la ilusión del prometido “paraíso socialista” y entonces corren desesperados buscando entrar por la fuerza al “paraíso gringo”. Son ciudadanos de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y ahora Venezuela quienes procuran a la fuerza ser acogidos en el Imperio o inundan los países vecinos; ellos huyen del populismo, un modelo socialista de tiranía y miseria que reiteradamente ha mostrado su inviabilidad económica y social.

Este exilio forzado de la población es un producto del drama cotidiano que se vive en los países donde se aplicó el modelo populista, gobiernos obsesionados por el poder absoluto y que devorados por la cultura del extractivismo, el estatismo y la corrupción se convierten en narco estados, al caer en el lucrativo negocio de las drogas el que finalmente se convierte en el motor de sus economías.

Nos dice (Mateo 7): “Por sus frutos los reconoceréis. Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos”.

Los líderes del populismo siempre demandan un proyecto país y efectivamente ellos tienen uno, el que durante trece años han aplicado en Bolivia y con exitosos resultados para ellos: una mescla de prácticas estatistas y dictatoriales, un Estado bajo su absoluto control, población sumisa a sus órdenes, recursos naturales y económicos para su propio beneficio; un manejo y manipulación demagógica de las masas con ofertas de bonos y prebendas y la total apropiación de los órganos del Estado para mantenerse indefinidamente en el poder, y adicionalmente una estrategia de conflicto permanente con sus enemigos externos e internos: donde son el enemigo externo, el imperialismo y los internos los neoliberales, los capitalistas todos ellos causantes y culpables, a su entender, del malestar económico, social y político que experimenta el pueblo.

Hasta ahora Bolivia mantiene una imagen de libertad y bonanza económica; esta última gracias a las exportaciones de gas producto de las reservas probadas y contratos heredados de los anteriores gobiernos, el importante aporte del narcotráfico cocalero y el contrabando, a lo que hay que añadir el masivo endeudamiento interno y externo especialmente con China, que al igual que en Venezuela ya ocupa, para cobrarse, espacios territoriales en nuestro país.

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en el periodo comprendido entre 2006 y 2017, Bolivia exportó gas natural a Brasil y Argentina por un valor de 40.801 millones de dólares, cifra no recibida en toda la historia Republicana. Adicionalmente los ingresos como producto del narcotráfico, según diversas fuentes, están por arriba de los 4.000 millones de dólares por año.

Jimena Costa por su parte reviso las cifras oficiales del endeudamiento e indico que en los 13 años de mandato del MAS; desde Enero de 2006 a Enero de 2019, el Estado Plurinacional contrató 184 préstamos y créditos de financiamiento externo por más de 13.000 millones de dólares.
El Gobierno Plurinacional al contar con esta gran abundancia de recursos monetarios abandono el rol regulador que corresponde al Estado y entro de lleno a gastar; a repartir bonos y prebendas y a realizar actividades empresariales directas en infraestructura caminera y proyectos industriales mal concebidos, sobredimensionados, sobrevaluados y deficitarios y envueltos en una galopante corrupción. Esto ha significado además de déficits comerciales y fiscales, un acelerado endeudamiento que se fue agravando en los últimos años y con deudas que pronto hay que pagar. Esto, más la actual caída de los ingresos por el gas y minerales nos creara una situación difícil de manejar en el próximo futuro.

La situación está llegando a los límites de la convivencia internacional, pues estos países populistas se constituyen en un peligro y una rémora para las demás naciones, por lo que éstas ya empiezan a actuar firmemente para frenarlos. Lo vemos por ahora y dramáticamente en Venezuela uno de los países más ricos y que ahora gracias al populismo, millones de sus ciudadanos huyen del hambre y la enfermedad buscando tras largas peripecias soluciones en otros países, pero sin ningún éxito.

Este trágico proceso venezolano tiene que enseñarnos y orientarnos sobre lo que tenemos que hacer en nuestro país, pues estamos infectados del mismo virus castro chavista MAS cepa cocalera y aunque cada país tiene contextura y defensas características, eso no quita que la enfermedad será la misma y el camino para la recuperación será parecido, por lo que la tarea es buscar con apoyo internacional las soluciones oportunas, cambiando de modelo y de base productiva y trabajando para reconstruir el país.

Y lo más preocupante es que la sola caída del gobierno populista cocalero no terminara con los problemas del país, después viene la ardua tarea de reconstruir la institucionalidad, la economía, sofocar las bandas y carteles de narcotraficantes y grupos armados irregulares locales que estan en Venezuela al servicio de la dictadura chavista: colectivos y movimientos sociales, los que a la caída del régimen vendrán para continuar aquí sus negocios delincuenciales.

La respuesta nos la da Mateo 7: “Por sus frutos los reconoceréis. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego”.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

CAMBIAR DE PARADIGMA O DESBARATARSE COMO VENEZUELA

Ovidio Roca

El paradigma, el modelo populista castrochavista que aquejó nuestro continente está en franca retirada; un discurso demagógico que encandila a las masas y desconoce el necesario y responsable esfuerzo individual para manejar su destino; un modelo fallido que ha dejado en la miseria a los pueblos que lo aplican y que ha promovido el exilio masivo de cubanos, venezolanos y nicaragüenses.

La Bolivia populista cocalera mantiene tiene una estructura económica y productiva agropecuaria y primaria exportadora especialmente de gas y minerales y con una cada vez MAS fuerte dependencia de actividades informales: el contrabando, el cuentapropismo y la producción de cocaína y otras drogas; actividades que son operadas por grupos corporativos y carteles locales e internacionales de contrabandistas, narcotraficantes y terroristas.

A diferencia de otros países Bolivia por su actividad como tradicional productor de coca y de masivo contrabando ha establecido como norma la venta libre de los dólares en la calle, por lo que la presión sobre el banco central para adquirirlos es mínima y esto sustenta la actual sobrevaluación del peso boliviano que castiga y desincentiva la producción nacional y las exportaciones, mientras estimula el contrabando y las importaciones ilegales. Enfrentados a esta realidad los productores del campo y la ciudad, vapuleados por el modelo populista abandonan sus actividades productivas: la industria, la agricultura, las artesanías y se dedican al narcotráfico y el contrabando, mucho más rentable. Una realidad que desmiente el discurso sobre el desarrollo productivo y la soberanía alimentaria del gobierno, pues los mercados están llenos de alimentos peruanos y plásticos chinos.

El país tiene instituciones frágiles, inseguridad jurídica y una masiva burocracia gubernamental ineficiente y corrupta; un fuerte estatismo reflejado en empresas estatales ineficientes y deficitarias y un agresivo sistema corporativista que maneja la economía informal, basado en la coca, el narcotráfico, el contrabando y el cuentapropismo de baja calificación técnica. Este es un modelo que entrará en aguda crisis cuando los países vecinos decidan verdaderamente frenar el circuito de la cocaína. Y algo aún más preocupante; varios analistas señalan que la caída del régimen venezolano impulsara a los carteles y grupos del narcotráfico y narcoguerrilleros de las FARC y ELN que pululan en ese país a migrar hacia nuevos espacios de trabajo y uno de estos es nuestro país.

El populismo es un modelo que ha mostrado su fracaso y que nos enseña que el país no debe seguir siendo monoproductor-extractivista-estatista y cocalero, pues con esto no tendremos futuro alguno; en consecuencia, si queremos construir una sociedad democrática y prospera la tarea urgente es cambiar la receta económica populista cocalera dejando de lado el extractivismo que funciona explotando las materias primas, el gas y los minerales para venderlas al exterior, por lo que su éxito y fracaso depende de los precios del mercado internacional.

Está comprobado que el progreso sostenible material y moral de los pueblos dependen de tener libertad individual y propiedad privada, responsabilidad personal, libre pensamiento y libre mercado; que son los elementos esenciales del liberalismo, por lo que una tarea urgente si queremos construir una sociedad democrática y prospera es dedicar grandes esfuerzos para reeducar a la sociedad para ser responsable de su vida, respetar al prójimo y al ecosistema del cual somos parte indisoluble.

Debemos ocuparnos y trabajar para tener instituciones sólidas y seguridad jurídica e ingresar a una economía de propiedad privada, de libre empresa, de libre mercado competitivo; una economía diversificada y con gran contenido de innovación e incorporando a Bolivia a la diversificación económica, la transformación digital y las tecnologías de punta. Necesitamos promover la producción con valor agregado y de alta innovación y ajustar nuestra economía monetaria evitando sobrevaluación del peso que promueve la importación y castiga las exportaciones. Esta tarea requerirá de ingentes esfuerzos pero es la manera de recuperar el rumbo del país hacia la democracia, el progreso y el desarrollo sostenible.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

EL CAMBIO CLIMÁTICO, CONOCEMOS SUS ORIGENES, SUS EFECTOS Y POCO NOS IMPORTA

Ovidio Roca

El clima de la Tierra nunca ha sido estático y se ha ido modificando especialmente por causas geológicas durante milenios; actualmente vivimos un acelerado cambio y esta vez por efectos de la acción humana.

El cambio climático genera una modificación brusca del ecosistema, del régimen de lluvias, vientos, temperaturas; en fin de las condiciones a las que nos hemos adaptado en milenios tanto nosotros, los animales y las plantas de nuestro entorno y por haber logrado esta adaptación es que podemos vivir con cierto confort en este nuestro planeta.

Nuestra economía agrícola que nos da el sustento, se basa en esas rutinas del clima y de la naturaleza, que nos dicen cuándo arar, sembrar y cosechar y sin ella la civilización humana no hubiese llegado hasta aquí. Un proceso de readaptación natural de las especies, las que sobrevivan a las nuevas condiciones que genera el cambio climático, es sumamente largo, de siglos y debemos considerar que el cambio que diezma algunas especies puede favorecer a otras, especialmente insectos que afectarán los cultivos.

En Octubre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los que lamentablemente no se aplican al no contar con el respaldo efectivo de grandes  países y tampoco de una gran mayoría de la población mundial que dice que le preocupa pero no cambia sus hábitos de consumo, de destrucción de la naturaleza y producción masiva de basura cada vez menos biodegradable.

Los líderes del Estado plurinacional, se precian de ser indígenas ecologistas e indigenistas y manejan un demagógico discurso pachamamico; pero para la Comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza que analizó el caso del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, Tipnis y los impactos que causaría una carretera y que no se dejaron engañar, son solo ecocidas y etnocidas.

Pese a que se ha demostrado que la mejor tecnología para combatir el cambio climático es la conservación de los bosques, Bolivia en los últimos trece años ha sufrido la pérdida de un total de diez mil cuatrocientos kilómetros cuadrados de bosque. La mayor deforestación está vinculada a la expansión agrícola y pecuaria para producir alimentos e impulsada por la inseguridad de la tenencia tanto por avasallamiento, como del criterio que maneja el INRA para su titulación, de que si no se tala todo el bosque no se cumple con la función económica social, y luego a los chaqueos y desmontes indiscriminados de los avasalladores de tierras en territorios indígenas y reservas forestales; últimamente en el Choré en Ichilo; Valle de Tucabaca en Roboré y en Guarayos. Esta es una desforestación descontrolada que impacta en los ciclos hidrológicos locales y cambia los patrones de precipitación, con aumento de riesgos de sequías e inundaciones.

Paradójicamente es durante el gobierno de los masistas pachamamicos, que se produce este grave retroceso en la protección del medio ambiente: han dejado de lado e incumplen la ley del medio ambiente, ley forestal, los mecanismos de control de uso del suelo y desvirtuado la Superintendencia Forestal. En consecuencia han abandonado el manejo forestal sostenible en el que Bolivia tenía un sitial mundial importante. La política de protección de bosques y tierras se incumple y se abandonan las áreas protegidas y se permite su avasallamiento por grupos cocaleros y proyectos gasíferos y mineros, sin el menor cuidado ambiental.

Por un puñado de dólares o yuanes; estos defensores de la Pachamama y de los pueblos originarios permiten a sus amigos del Imperialismo Chino: expulsar a los indígenas originarios de sus territorios, destruir la naturaleza, los animales, las plantas, y envenenar con mercurio los ríos amazónicos explotando el oro. También se permite y facilita, que los llamados movimientos sociales enviados por el gobierno como mitimaes, destruyan los bosques para colonizar el oriente, mal explotar la madera, apropiarse de las tierras y sembrar coca.

Es consenso pleno de la comunidad científica internacional, aunque Trump lo niegue y al Evo poco le importe; que el cambio climático es causado por la acción humana sobre los ecosistemas y que tiene sus orígenes y efectos en la emisión de gases  de efecto invernadero, sobreexplotación de los recursos no renovables, deforestación, contaminación de las aguas, por lo que es nuestra responsabilidad para sobrevivir, para preservar nuestra vida y nuestro futuro como seres humanos, trabajar seriamente sobre estos temas. Necesitamos cuidar nuestros bosques e investigar y conocer el nuevo ritmo de los ciclos agrícolas para determinar las épocas y lugares adecuados para nuestra actividad agropecuaria, tanto cultivos perennes como temporales y  adelantar la adaptación de las semillas a las nuevas condiciones mediante los avances de la ciencia de la biotecnología con semillas transgénicas resistentes a la sequía y a nuevas plagas, lo que reduce el uso de los agroquímicos o permite sustituirlos por otros nuevos pesticidas menos contaminantes, significando menos impactos ambientales y más ahorro en los costos de producción.

El problema es que más allá del discurso poco hacemos y muchos poderosos y con influencias deciden negarlo: “Las temperaturas de la brisa del viento están llegando a menos 60 grados, la más fría registrada. En los próximos días, se espera que se enfríe aún más. La gente no puede durar afuera ni siquiera por unos minutos.  ¿Qué diablos está pasando con el calentamiento global?. Por favor Vuelve rápido, te necesitamos. Donald Trump, Muralista y Climatólogo.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

DERECHOS HUMANOS Y LA BUROCRACIA DORADA

Ovidio Roca

Cuando hay una emergencia médica, ambiental o social, es obligación de los funcionarios, de los servidores públicos designados para atender estos asuntos, hacerlo con prontitud y eficacia. Si hay una persona herida, si hay una epidemia, un derrumbe en un camino o el secuestro y destrucción de un país, la ayuda y la respuesta debe ser inmediata, no cuando la persona está muerta o el país destruido y sus ciudadanos huyendo desesperados.

Si no se atiende el desastre social y económico que hunde a los habitantes de una nación en la miseria, la muerte y la desesperación de manos de una banda de sátrapas, de delincuentes populistas que dilapidan los recursos públicos, se los roban y pretenden gobernar dictatorialmente por siempre; están incumpliendo su obligación. Su obligación es atender urgentemente una grave emergencia social, pero los burócratas internacionales se toman su tiempo, más de siete años, en reuniones y buenos restaurantes, mientras gozan del poder y sus privilegios.

El pasado año se presentó a la CIDH la denuncia boliviana sobre la ilegal e inicua repostulación a un nuevo mandato gubernamental del Evo y el Álvaro; argumentando que es su derecho humano ser reelegidos indefinidamente. Al respecto y en ese momento un Diputado del masismo que se las sabe todas, les decía a los opositores: les deseo suerte, pero pasarán al menos siete años antes que los atiendan.

Hace apenas días, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y después de siete años de realizada la denuncia, declaró admisible una petición del ciudadano Fabio Gadea Mantilla contra el Estado de Nicaragua por la repostulación de Daniel Ortega en el 2011. Son siete años que la CIDH le concedió a Ortega para seguir matando a centenares de nicaragüenses, expatriados a miles, robado miles de millones de dólares y destruyendo al país y ahí por delante. Los ciudadanos una vez liberado su país e instaurada la democracia, deberían cobrar a estos burócratas una indemnización por daños y perjuicios que ayude a la reconstrucción de su nación.

Mañana están yendo a la ciudad de Sucre, sede de una reunión de la CIDH, delegados de las Plataformas Ciudadanas, los Comités Cívicos y Partidos Políticos para exigir que los burócratas hagan el trabajo por el que se les paga y que lo hagan correctamente.

Estos servidores públicos internacionales, podrían darse un tiempito (entre ágapes criollos con salteñas, q’oqo de pollo y chorizos de la siete lunares y el espectacular turismo al salar de Uyuni en el helicóptero del Evo), para hacer su trabajo. Les recomiendo a nuestros visitantes  un matecito de coca, en el helicóptero del Evo lo sirven y con hoja de coca yungueña. Disculpen pero el helicóptero del Linera está ocupado haciendo pasear a su hermosa hijita, pues su sueldo no le alcanza para contratar una niñera, según me dijo el choco guatoco. Que buen padre y aprendan de ese amor y buenos modales de nuestro Licenciado.

ovidioroca.wordpress.com

 

Deja un comentario

FUERZAS ARMADAS, BENEFICIO COSTO

Ovidio Roca

Por la experiencia de la mayoría de los países latinoamericanos se constata que a la final el Ejército, las armas, son las que definen el rumbo del país y su estabilidad y mientras el Gobierno cuente con su protección podrá mantenerse indefinidamente en el poder. En consecuencia los gobernantes buscando el apoyo de las fuerzas armadas y al margen de los recursos onerosos del presupuesto estatal para su equipamiento y sostenimiento, les otorgan entre otros privilegios el monopolio del lucrativo negocio de controlar la frontera y todos los tráficos: coca, droga, armas, minerales, alimentos, combustible, etc.

Un analista de Crisis Group, explica que en Venezuela: “A los militares ya no les interesan los cargos burocráticos porque en los Ministerios ya no hay dinero”. Entonces, la línea política de los incentivos económicos se gestiona a través de otras líneas rentables: la petrolera con PDVSA, la minera  con Camimpeg y la administración de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), pero principalmente el comando del narcotráfico para lo cual manejan un cartel propio, el Cartel de los Soles.

Los venezolanos y ahora con apoyo de las instituciones democráticas internacionales, están peleando para librarse de la dictadura castrochavista protegida por el Ejército. Hasta ahora Juan Guaidó el Presidente Constitucional Encargado para lograr su apoyo ha ofrecido a los militares que abandonen al Dictador, impunidad y perdón, pero ellos demandan que se le garantice también mantener sus privilegios y lo afanado durante este largo periodo de latrocinio chavista.

En los países democráticos el ejército, la armada y la fuerza aérea, existen por mandato constitucional para la defensa de la independencia y soberanía de la nación, pero como vemos solo sirven para entronizar las dictaduras. Por su parte las fuerzas armadas justifican su existencia pues, supuestamente, garantizan la integridad del país ante una amenaza externa y por eso es que se les otorga el monopolio de las armas; entonces la pregunta obligatoria es: ¿si esta fuerza no tiene la menor posibilidad de superar cualquier amenaza externa y solo sirven para oprimir al pueblo; se justifica su razón de existir?

Lo razonable es por tanto, concebir que la seguridad del país y de la sociedad es algo más que un problema de defensa militar ante amenazas externas y más bien ser entendida como el conjunto de condiciones que hacen posible la sostenibilidad y el desarrollo del país y del pueblo en democracia y esto significa seguridad jurídica, economía sana, educación, institucionalidad y respeto a la misma, y vale la pena reafirmar que si un país no tiene una economía solvente, evidentemente no puede tener unos buenos servicios de inteligencia, una buena diplomacia y no puede tener seguro y contento a su pueblo.

Un otro asunto es el rol de la Policía, la institución civil encargada de garantizar la seguridad de los ciudadanos y enfrentar las bandas delincuenciales y de narcotraficantes cada vez más agresivas. Se trata de una guardia armada bajo mando civil y no militar lo que tiene muchas ventajas, pues en lugar de tener un ejército como institución permanente y “con espíritu de cuerpo” es mucho más seguro y controlable tener una guardia bajo mando civil. Esta Policía, esta guardia civil y armada, con formación profesional, con ética personal y de servicio a la comunidad y por supuesto bien pagada, debe ser fortalecida y profesionalizada con las técnicas más modernas de inteligencia, de logística y con el mejor equipamiento de represión para prevenir y combatir el crimen.

Como la desmilitarización de un país conlleva el traspaso y la garantía de soberanía a un actor externo, a un régimen internacional, se considera que a un país pequeño le conviene más para la defensa de su integridad contar con una Cancillería del más alto nivel y Diplomáticos capaces que manejen estas situaciones internacionales difíciles en lugar de gastar dinero y esfuerzos en unas fuerzas militares que no jugarían ningún rol efectivo.

Costa Rica en 1948, inteligentemente eliminó el ejército y actualmente es el país más próspero, menos corrupto, más democrático y más seguro de Centro América. “No quiero un ejército de soldados, sino de educadores”; con estas palabras el 1 de Diciembre de 1948 el Presidente de Costa Rica, en aquel entonces José Figueres, abolió el ejército.

Por lo que recuerdo, la población boliviana nunca tuvo simpatías por las fuerzas armadas, las hallaban inútiles, costosas y abusivas con el pueblo llano, sobre todo en periodos dictatoriales. Recuerdo de mi infancia rural que algún camba hablando del ejército decía: se levantan temprano para hacer nada o prepararse para los desfiles; no producen nada más que gastos y lo peor es cuando los gobiernos dictatoriales, militares y civiles, los usan para someter y amedrentar al pueblo. Deberíamos coincidir parafraseando a Figueres que: “No necesitamos un ejército de soldados, sino de educadores”.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario