Archivos para 24 enero 2014

SHOWTIME


SHOWTIME

Ovidio Roca

Vivimos en la Civilización del Espectáculo, en la cual: “el primer lugar en la tabla de valores vigente lo ocupa el entretenimiento, y donde divertirse, escapar del aburrimiento es lo importante”*. Sociedad en la cual, la “publicidad y sus eslóganes, lugares comunes, frivolidades, modas y tics, ocupan casi enteramente el quehacer antes dedicado a razones, programas, ideas y doctrinas”*.

En este escenario, los activistas plurinacionales se encuentran en su salsa, pues son expertos en organizar entradas, bailes, marchas y bloqueos y ahora en promover cumbres, desfiles, fiestas y eventos deportivos  El cacique cocalero organiza y participa diariamente del show, para ser el show mismo. Un espectáculo en el cual se muestra que no tienen nada que decir ni hacer en favor del país, al margen de promoverse como el cacique y gobernante eterno.

Como parte del show, que mantiene permanentemente ocupada a la población y feliz a los gobernantes, se inventan y crean nuevos rituales indígena-originarios como el año nuevo aimara y la fiesta de entronización del inca-cocalero. De lo que se trata es de ser el foco de los medios de comunicación, especialmente la TV y la radio y ser permanentemente admirados y mejor si amados por la población.

Al igual que en Méjico se componen los narco-corridos, aquí se hacen películas y coca-novela, la que se pasa por las centenas de radios compradas por el gobierno para masificar al individuo y hacerles perder su individualidad. Esto conduce a una sociedad que puede ser fácilmente manipulada, en la cual el individuo se desindividualiza, se vuelve masa y de manera inconsciente regresa a la magia, a la horda, a su ser primitivo, al ayllu y sobre todo se torna sumiso y temeroso ante caudillo, ante el al jilacata. Y en medio de ello, lo que se hace es vender el proceso de cambio.

El líder cocalero recordando sus buenos tiempos de sindicalista y futbolero, ahora con dinero público, se solaza mandando construir canchas de futbol, de coliseos, de museos y palacios en su honor y hasta el hipódromo más grande de américa. Con la plata de los bolivianos se compra (en lugar de alquilar servicios, mucho menos caro), un costoso satélite chino y el mejor y más lujoso avión capitalista para asistir a todos los show, juntuchas y reuniones sin saber mayormente de que se tratan, pero disfrutando de ellas; especialmente en aquellas donde están los hermanos mayores: cubanos, venezolanos, chinos, rusos e iraníes. Sus seguidores aplauden felices pues detrás de cada compra hay jugosas comisiones.

Los actos nacionales cuando presididos por el necesario Fouché a la sombra del poder, vestido elegantemente al último grito del show fashion; muestran como telón de fondo, como escenografía, a bellas y magnificas mujeres criollas para deleite de los especta-culos, pues finalmente de lo que se trata, no es de promover cultura de vida, de belleza, de convivencia, de trabajo creativo, sino de mantener ocupado y encandilado al pueblo.

Es el tiempo de la cocacracia y la oclocracia, en una sociedad mediática y de masas manipuladas, en un país donde escasean los líderes, las personas comprometidas con ideales de justicia de libertad, de progreso. Ahora solo vemos gente atemorizada, desconcertada, desconfiando unos de otros y que deambula buscando como acomodarse a las actuales circunstancias del país y del poder y con poco interés en liberarse, pues al parecer tienen miedo a la libertad.

Como vemos, los gobernantes plurinacionales son los mejores exponentes de la Civilización del Espectáculo, descrita por el admirable escritor e ideólogo liberal, Mario Vargas Llosa.  Los áulicos que lo critican deberían leerla.

*La Civilización del Espectáculo, de Mario Vargas Llosa

 

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , , ,

Deja un comentario

LEYES DE CADA QUIEN Y PARA CADA QUIEN

LEYES DE CADA QUIEN Y PARA CADA QUIEN

Ovidio Roca

Me encontraba en el Chapare conversando con un dirigente sindical sobre la necesidad y obligación de cumplir con las normas y los cuidados ambientales, y en un momento el argumenta: “esas son sus leyes y no las nuestras” y continuo diciendo “no son nuestros usos y costumbres, entonces no tenemos por qué cumplirlas”.

Esta afirmación respecto a las costumbres guarda relación, de alguna manera, con las fuentes primarias del derecho, pero solo cuando benefician al bien común y no con los proclamados usos y costumbres indígenas en Bolivia, aplicados mañosamente en beneficio exclusivo de un determinado sector y obviamente en detrimento de la mayoría.

Somos lo que vivimos, los cuentos que nos contamos, por ello es importante recordar esto, cómo vivimos y que cuentos nos contamos.

Bolivia, desde su inicio vivió de los minerales y luego por su ubicación geográfica alejada de los mercados, con carencia de infraestructura y principalmente con un reducido mercado interno, no conto con las condiciones básicas para iniciar un proceso de industrialización, actividad que significa mucho más que la mera producción de bienes; se trata de aprender una cultura de organización, de desarrollo de tecnologías, de formación de mano de obra, de perspectiva de mercado y comunicación. Además se descuidó la educación especialmente la tecnológica, por lo que no se promovió la capacidad competitiva, algo que es más sentido hoy en la época del conocimiento y la globalización.

El ambiente institucional boliviano tampoco ayudo al emprendedor; tenemos un Estado burocrático, abultado e ineficiente que complica y espanta al emprendedor, tanto al grande como a aquel que con poco capital trata de progresar usando su trabajo e ingenio. En consecuencias ante las trabas burocráticas y el escaso capital, la mayoría de las personas se orientaron hacia la actividad informal, el contrabando, el pequeño comercio y peor aún al cultivo ilegal de coca y fabricación de cocaína, como una forma de sobrevivir. Los informales tienen a su favor que no hacen los largos y costosos tramites de registros y permisos, tampoco pagan impuestos y cuando dejan la actividad, lo hacen inmediatamente y sin costo. Fruto de lo anterior la extendida cultura nacional de la desconfianza frente a la autoridad y la anomia.

En el caso del medio ambiente, y lo mismo puede aplicarse para el comportamiento en la esfera institucional social y económica, un reputado autor afirmaba que si una sociedad no ha logrado superar el nivel de subsistencia, personas que luchan cada día por medio comer, vestirse, protegerse; poco se interesan por el tema ambiental, pues su única meta es sobrevivir a cualquier costo. La historia nos muestra que la gente para sobrevivir y prevalecer hace cualquier cosa, aun atentar contra la vida humana y para justificarse tienen su propio cuento.

Ahora estamos siguiendo la receta del proceso de cambio, y si queremos ver lo que nos depara el futuro solo necesitamos mirar a  Venezuela, un país con las reservas de petróleo más grandes del mundo y que vende petróleo por trescientos millones de dólares diarios, la mayor parte a los imperialistas yanquis. Este país tan rico ha destruido su agricultura y su industria y necesita importar absolutamente todo de los países capitalistas, para alimentar precariamente a su población.

En los países que siguen la ruta del castro-chavismo, cunde el desaliento y solo muy pocos se preocupan del destino al que nos conduce el  socialismo o el “proceso de cambio”, el rumbo hacia los Estados fallidos; y el resto seguramente que no lo hará hasta que el proceso se ocupe de ellos.

En estas difíciles circunstancias vale la pena destacar la importancia del accionar de “algunos pocos”, recordando a los pilotos de la RAF que en los momentos más difíciles de la guerra mundial, con su arrojo y convicción cambiaron el rumbo de la guerra y de la historia, y lo que en ese momento dijo W. Churchill: “Nunca en el ámbito del conflicto humano tantos debieron tanto a tan pocos”.
ovidioroca.wordpress.com

 

, , , ,

Deja un comentario

Desarrollo Sostenible Refugio Ocorotu

PROPIEDAD RURAL, REFUGIO OCOROTU

!!! Una magnífica oportunidad de negocios para quienes creen en el desarrollo sostenible !!!.

A cien kilómetros de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia y distante tres kilómetros de la turística población de Buenavista, antigua Misión Jesuítica, se encuentran la propiedad privada llamada “Refugio Ocorotú”. Esta propiedad tiene una extensión de 150 ha y conserva uno de los pocos bosques tropicales húmedos no intervenidos, de gran biodiversidad y de fácil acceso en la zona. Con la próxima construcción del camino asfaltado que parte del Urubó y que bordea el Parque Amboró hasta Buena Vista, la distancia desde santa Cruz hasta la propiedad será de 67 Km.

La propiedad tiene las mejores condiciones para la agroforesteria, el cultivo de cacao y café, manejo forestal y actividades de ecoturismo y conservación.

Cuenta con instalaciones de agua potable y energía eléctrica y un conjunto de cuatro cabañas para familias o grupos con capacidad de seis personas cada una, además de una gran cabaña rústica para comedor, asimismo un área de camping, bar y piscina, canchas para juegos y áreas de esparcimiento. Existe un cannopy de 800 m de recorrido, que cuenta con cinco estaciones en las copas de los árboles; esto permite una visión espectacular del bosque. La salida es por un puente colgante (al momento el conjunto requiere de reparación)

En la  zona la precipitación anual es de 1.600 mm concentrados entre los meses de Noviembre a Febrero y con una temperatura media de 22° C; se considera una zona de transición entre el pie de monte subandino y la amazonia, con una elevación 400 metros, con pequeñas terrazas onduladas y disectadas por dos pequeños arroyos de agua permanente, el Sereboqui y el Ocorotú que desaguan en el rio Surutú.

La propiedad cuenta con un frondoso bosque húmedo subtropical, donde el bosque alto (>35 m) cubre el 60% de la reserva, el bosque mediano y en recuperación y los humedales cubren el saldo. Entre la flora nativa se destacan árboles como la mara o caoba, cedro, tajibo, cuchi, higuerón, pachiuva y frutos como el cacao o chocolate silvestre, guabirá y variedad de orquídeas, vainilla, helechos arbóreos, varias especies de palmeras y heliconias. En términos de fauna se encuentran variedad de monos, principalmente el manechi rojo (Alouatta Seniculus Sara), perezosos, taitetú tejones, jochis y otros.

En la propiedad se han construido senderos de interpretación con distintos tiempos de caminata y esfuerzo que van desde una hora hasta ocho horas. Esto permite realizar caminatas cruzando quebradas, arroyuelos, bosque primario y conocer la gran biodiversidad botánica y de aves existentes en la zona (se ha certificado la existencia de 423 especies diferentes entre el Refugio Ocorotú y el Hotel Flora y Fauna de Robin Clarke, que se encuentra colindante).

INFORMACION GENERAL

Dirección y responsables en Santa Cruz, Bolivia: Ovidio Roca y María del Pilar Urioste. Teléfono: +591/3  3220560

Correo electrónico: mpilaru@gmail.com

Correo electrónico: ovidroc@hotmail.com

En Google buscar “Refugio Ocorotu”

En ECO-INDEX: http://www.eco-index.org/search/resultss.cfm?projectID=403

Coordenadas geográficas, en latitud y longitud en el sitio de las cabañas.

Lat 17° 29! 55.39” S

Long 63° 38! 20.46” O

La propiedad se encuentra en Buena Vista Provincia Ichilo, frente al “Codo de los Andes” donde la cordillera andina que corre de sur a norte se vuelca al oeste y hacia el Pacifico, lugar donde se ha creado el Parque Nacional Amboró con una extensión de 637.000 ha que forma parte del corredor biológico Amboró Vilcabamba. Es uno de los Parques de mayor concentración de biodiversidad con más de 840 especies de aves, 2.961 especies de plantas vasculares y 127 especies de mamíferos, entre ellos el oso andino (Tremarctos ornatus) y la pava mutún copete de piedra (Pauxi unicornis).

, , , , , ,

Deja un comentario

HILOS, TEJIDO Y MEANDROS DE LA HISTORIA

HILOS, TEJIDO Y MEANDROS DE LA HISTORIA

Ovidio Roca

Las cosas los eventos toman existencia, ingresan a la historia, cuando son observados, nombrados y se les asigna por escrito una posición en el tiempo y en el espacio. Las historias no se desarrollan; se traman, se tejen y eventos que empiezan en lugares y en tiempos diferentes se juntan en un único punto en el espacio-tiempo, y es el momento perfecto para escribir cada historia.
En esta lógica, el nuevo mundo (nuevo para los viajeros europeos y antiguo para sus habitantes) toma un nombre que no es el de su descubridor, aquel de los desgarradores relatos de azarosos viajes y de su enfermiza obsesión por el oro, sino el de Américo Vespucci, un amable florentino explorador y cosmógrafo muy allegado a la familia Medici, juntamente con su primo Marco Vespucci. Marco es esposo de la bella Simonetta Cattaneo Vespucci a quien los Médicis habían proclamado “reina de la Belleza” y fuera elegida por Boticelli como modelo para varios de sus famosos cuadros, entre ellos, El nacimiento de Venus.
Es en los salones de la corte Florentina de los Medici, uno de los más famosos de Europa, en los que se leen y comentan las carta que Américo envía a Lorenzo di Pierfrancesco de Médici y otras donde relata las maravillas de ese nuevo mundo, de extraños y diversos paisajes, exuberante y exótica vegetación y diversidad de fauna, así como de los fabulosos y espigados caribes y su inveterada costumbre de comerse a sus vecinos.
En este escenario de arte, poder y belleza, es donde la sociedad florentina y europea se entera y comenta del nuevo mundo; de esas lejanas islas a las que llaman las tierras de Américo y que luego se llamaría América y no Colon.
La historia se teje de diversas maneras y se fabrican héroes a gusto y sabor, así en la Plaza principal de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, vemos la estatua del argentino Ignacio Warnes, oficial de los ejércitos de Buenos Aires y enviado a Santa Cruz como avanzada en esa disputa con Lima por la hegemonía sobre estas alejadas regiones. Y extrañamente no existe en Plaza o Parque alguno de esta ciudad, estatua del insigne cruceño Francisco Javier de Aguilera, que defendía la autonomía de su pueblo invocando el nombre de un rey lejano y sin poder. Como vemos nadie es profeta en su tierra, dependemos de las tramas y escritos de la historia.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA
Ovidio Roca

El avance de la ciencia nos proporciona las condiciones materiales y calidad de vida. La cultura y los valores, la posibilidad convivir felizmente en sociedad; por lo que es correcto y conveniente ir de la mano de la ciencia y la cultura.
Los avances de la ciencia pueden solucionar o paliar varios problemas que afectan a la humanidad, como enfermedades, carencias, etc. Con los avances en el manejo del genoma pronto se podrá conseguir inmunidad contra varias enfermedades, como el cáncer y la vejez. Hay también importantes avances en la búsqueda de nuevas fuentes de energía limpia, económica y renovable. Con energía disponible y barata será posible solucionar los déficit de agua potable, etc. La mayor y mejor producción de alimentos también tiene un firme aliado en los desarrollos científicos y tecnológicos.
Por lo contrario, donde hasta ahora no hay avances sino retrocesos es en aquello que tiene que ver con la actitud de las personas, con su comportamiento ético, con esa desmedida obsesión por el poder y la manipulación de la política para conseguirlo que conduce a la violencia y las guerras. Así mismo esa búsqueda de la riqueza fácil y del placer sin límites, conduce a las drogas y su tráfico, generando delincuencia, violencia doméstica y ciudadana.
La respuesta es construir una cultura de convivencia, de respeto al prójimo y eso implica una educación amplia y sin sectarismo de ningún tipo, la que se inicia en el hogar, con el ejemplo de los padres y con principios y valores éticos. Luego en la escuela se afianzan esos valores y se introducen las bases de la ciencia, la lógica de las matemáticas y la lectura comprensiva, que enseñan el buen pensar y la obtención del conocimiento
Un artículo de Laura Plitt, en BBC Mundo, nos explica el secreto de uno de los mejores sistemas educativos del mundo, el de un país pequeño y sin recursos naturales, que basa en la cultura, en el ámbito del conocimiento las posibilidades de competir con éxito en una economía global.

Finlandia tiene uno de los mejores niveles educativos del mundo, en las evaluaciones internacionales (PISA) sus estudiantes ocupan el puesto número dos en ciencia, el número tres en lectura y el número seis en matemáticas. Es además uno de los países con los menores niveles de criminalidad y delincuencia.
No es de los países que más invierten en educación (menos del 7% del PIB), ni los que imponen la mayor carga horaria a los niños en las escuelas (608 horas anuales lectivas en primaria en comparación con 875 de España, por ejemplo).
Tampoco se inclinan por dar cantidades excesivas de tarea para la casa; y, a la hora de evaluar formalmente el éxito del proceso de aprendizaje, un par de exámenes nacionales cuando los jóvenes dejan la escuela, a los 18 años, les basta.
El secreto está en la calidad de los profesores. El profesorado tiene un nivel de formación extraordinaria, con una selección previa tan exigente que no se compara con ninguna otra en el mundo.
Es la de profesor una profesión que atrae a la gente y probablemente sea la más valorada, porque ser maestro es un honor en Finlandia.
Pero la escuela es sólo uno de los engranajes del proceso educativo. Las otras variables de peso son la familia y la sociedad (de tradición luterana) donde hay un elevado sentido de la responsabilidad y donde se valora a las personas “por su formación y no por su situación socioeconómica”

En los últimos años paralelo a la anomia, se ha venido perdiendo el concepto de autoridad en el sentido que lo define el diccionario de la RAE, “prestigio y crédito que se reconoce a una persona o institución por su legitimidad o por su calidad y competencia en alguna materia”. Al respecto, de mis épocas de escuela ( Colegio Seminario de Santa Cruz), recuerdo que los profesores eran considerados los personajes más destacados y respetados de la comunidad. En la actualidad, por lo contrario, la percepción ciudadana es la de una profesión mal pagada y donde se refugian los profesionales menos calificados y respetados por la comunidad.  Pensemos para el bien de nuestros hijos y nietos, hacer algo como en Finlandia.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario