Entradas etiquetadas como coca

CRONICAS REPOSTULADORAS EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS

CRONICAS REPOSTULADORAS EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS

Ovidio Roca

Como personajes salidos del cuento de Alicia en el país de las maravillas; vemos una asamblea de Naipes rasos y frente a ésta, la Reina Roja, artista del sofisma, de las argucias y de la llulla; que postula y promueve la aprobación de una reforma constitucional para viabilizar una nueva, pero no última, reelección del Evo Morales. La Reina Roja argumenta: “el pueblo debe decidir quién será Presidente y para ello debe votar SÍ; pero si el votante considera que el pueblo no debe decidir, entonces el voto es por el NO”.

Luego y con gran ingenio continuaba exponiendo las siguientes galimatías:“¿Para qué es ese referendo? Se le va a preguntar al pueblo, a ustedes se les va a preguntar: ¿está de acuerdo que el pueblo decida quién debe ser el nuevo presidente o no está de acuerdo? Así de claro, eso es el referendo”.

De pronto aplica el movimiento envolvente: “No es Evo el que decide, no es Álvaro el que decide, ….es el pueblo; es el pedido de las bases”.

Sabe por demás, que la única manera que tiene de mantenerse en el poder, en el espectáculo, las luces y las cámaras, es prendido, colgado del líder indígena cocalero y es por esto que continúa mañosamente en su tarea de confundir a la audiencia e inducir el voto para la repostulación del Evo:

Van a preguntar en el referendo ¿Quién decide? Si decimos el pueblo, Sí; si decimos que no es el pueblo, NO. Así va a ser la cosa”.

Es espectacular el juego de palabras y las argucias del pensamiento envolvente; que busca desconcertar a la gente y en medio de ese despelote dialéctico, lograr su objetivo de mantenerse en el gobierno y así continuar manejando a su antojo la maravillosa maquinita del poder y la riqueza.

Un nuevo personaje, salido también del cuento de Alicia, salta inmediatamente a la palestra; es la Sombrerera, quien declara: “El tema de la reelección… ha marcado o ha separado las aguas y ha denotado a quienes están en la oposición, a los antipatriotas, a los privatizadores, neoliberales, no sé. Están ahí al frente, que se oponen a la reelección, y por otro lado estaremos los patriotas, los que articulamos, los que incluimos y los que trabajamos en definitiva por ese bien común”.

Y un otro, brincando desde su cato: el Gato del Chapare (Cheshire en inglés) quien anuncia: “los hermanos cocaleros aportaran cada uno, una libra de coca para la campaña de la pluri-reelección del Evo”.

Aunque fuera del libreto, pero respondiendo a un pedido del Presidente de la Federación cocalera, el intercultural Jhonny Crash (Juan Choque) dice que entregará todo su sueldo para colaborar con la campaña por el Sí, en el referéndum del próximo año y añadió: “El aporte no tiene precio, no hay precio para preservar la democracia y los sectores ya se han pronunciado. Las hermanas Bartolinas ya han señalado que van a vender sus ovejitas, su ganado”. Y  los contrabandistas y cocaleros, sus camiones, sus cholets, sus chutos y tucuimas?, eso está por ver.

En esta misma línea, Leonardo Loza vicepresidente de las seis federaciones cocaleras del Trópico de Cochabamba, informó que en asamblea analizarán la forma de garantizar la continuidad del Presidente Evo, hasta el año 2035.

Siguiendo con la astuta estrategia, les toca nuevamente actuar a los Naipes charlamentarios; los que entre acullicos, elaboraron una pregunta sibilina para introducirla en la Constitución, un nuevo artículo constitucional con nombre y apellido. Propuesta ésta que va contra toda norma, pues la Constitución al ser la Ley fundamental de organización de un Estado, no puede ser utilizada para determinar específicamente, que el Evo y el Álvaro deban ser reelegidos permanentemente.

La pregunta preparada por los Naipes charlamentarios para ser enviada el Tribunal Constitucional es: “¿Está usted de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua, lo que habilitaría la candidatura de los actuales mandatarios (Evo y Álvaro) para el periodo 2020-2025?”.

El Tribunal no aceptó la consulta por errores de ortografía, sintaxis y sindéresis y la devolvió mediante whatchaski. Luego mientras engullían un suculento apthapi, decidieron meterle nomas y la admitieron; luego la cortaron, le metieron lo de las disposiciones transitorias y ahora ya veremos cómo lo arreglan los abogados, que para eso han estudiado.

Al respecto mi amigo el Sebas, un q’rapanza que se las sabe todas, me decía: Le están dando muchas vueltas a este asunto de la repostulación y las preguntitas; ellos tienen todo el poder y la constitución solo la usan cuando les conviene, pero cuando no, le meten nomas. Por eso no vale la pena tanto gasto con esa pantomima del referendo, solo para dar apariencia de legalidad y que el Evo y su q’arafouché, sigan reeligiéndose una y otra vez. Mejor y más barato es que le metan nomas.

Y sigue: Como sabemos que la gente poco o nada lee, hay que olvidarse de papeleos; pero si quieren preguntar, hagan una pregunta directa, por el sí o por el no: Si! Evo por siempre, o No! Evo, nunca más, y listo. Además todo esto ya me está llegando al  Hevo.

En estos avatares plurinacionales, aun a los más astutos les sale el tiro por la culata, y en esta ocasión el propósito masista de usar la reivindicación marítima para inducir al voto por el Sí a la repostulación se complicó, pues el actual héroe de esta reivindicación marítima, Carlos Mesa, sostuvo públicamente un criterio contrario a esta intención continuista: “No soy partidario de una reelección indefinida, ni de una reelección por más periodos del presidente Morales y lo expreso con todo respeto“.

A esto, el Senador Grindio emite un comentario admonitorio?: Carlos Mesa, ya canto su voto y se sumó a la campaña por el No (a la plurireelección); lo vamos a tener en cuenta.

Advirtamos que Carlos Mesa es una personalidad que últimamente gano un tremendo prestigio, por su magistral participación en la entrevista que le realizaron en Chile en su calidad de Portavoz oficial de la causa marítima boliviana; por lo cual sus declaraciones constituyen un tremendo golpe para los repostuladores y llunkus anexos.

Para más yapa, en los últimos días el Presidente Obama en un discurso ante la Unión Africana indicaba que podría ganar por tercera vez la Presidencia de Estados Unidos y sin embargo descartó inmediatamente esta posibilidad, mencionando al menos seis argumentos, que van desde el respeto a su Constitución hasta seguir el ejemplo de Nelson Mandela. Algunos de estos argumentos son:
Cuando un líder trata de cambiar las reglas en el medio del juego sólo para quedarse en el cargo, se arriesga a inestabilidad y conflictos”.
Los líderes que quieren quedarse en el cargo bajo el argumento de ser “la única persona que puede mantener esta nación”, más bien demuestran su fallo; han fallado en verdaderamente construir una nación”.

Saliendo por la tangente los opositores, las redes sociales y alguna prensa aun libre, compara esta actitud de Obama con la angurria repostuladora masista, por lo que desde las Cámaras Alta y Baja y en defensa de la re-re-re-re, saltan a la palestra dos Naipes charlamentarios, argumentando que: Obama no es un Presidente que respeta las leyes. Los EEUU y su presidente hablan de respetar las leyes, pero son un país invasor a pueblos del mundo entero. C.L.Q.Q.D, que andan en otro colectivo.

Así transcurre la vida en la pseudo-democracia plurinacional, en este país de las maravillas, de cual Alicia más que hastiada peló hace rato.

P.S. Los anteriores personajes pertenecen a la obra de ficción de Lewis Carroll y cualquier semejanza con personas reales, es simple coincidencia. El problema es que tarde o temprano todo lo imaginado acaba siendo real.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

DEL DISCURSO A LA PRACTICA ECOLOGICA, EN EL ESTADO PLURINACIONAL

DEL DISCURSO A LA PRACTICA ECOLOGICA, EN EL ESTADO PLURINACIONAL

Ovidio Roca

El Gobierno maneja un  discurso falaz y demagógico con respecto a la democracia, la libertad, la defensa de la madre tierra, del ecosistema y la defensa de lo indígena; pero en su práctica cotidiana hace todo lo contrario, lo que convierte su discurso en una verdadera pachamamada.

El Vicepresidente, declaraba: “En esta Cumbre Climática, Bolivia no debe nada, quienes deben al mundo es Alemania, Inglaterra, Francia, España, Italia, Estados Unidos, ellos tienen que cambiar, nosotros no tenemos que cambiar, nosotros somos cuidadosos de la Madre Tierra“.

Es más fácil culpar a otros, que reconocer que todos tenemos nuestra cuota parte en el ecocidio y que por tanto nos corresponde asumir nuestra responsabilidad, trabajar y dar soluciones y hacerlo conjuntamente con todas las personas y todos los países; pues el medio ambiente no tiene fronteras ni ideologías.

Nuestra realidad nacional muestra que en lo ecológico, antes y durante este periodo plurinacional, no hemos sido responsables y cuidadosos en preservar el bosque, la biodiversidad de plantas y animales y en consecuencia preservar el ciclo del agua y de la vida.

Según un estudio de la Red Amazónica de Información Socio ambiental Georreferenciada (RAISG) entre el 2000 y el 2013, se destruyeron en la Amazonía boliviana 10.400 kilómetros cuadrados de bosque. Y en los territorios indígenas, se perdieron 1.700 kilómetros cuadrados de bosque, en el mismo periodo.

Las principales causas directas de esta deforestación fueron: la ganadería, la agricultura mecanizada y la agricultura migratoria en pequeña escala, siendo la ganadería, la de mayor impacto negativo. Un grave problema y cada vez más extendido, es el desbosque masivo para cultivos de coca y la minería ilegal y la consiguiente contaminación de los ríos y acuíferos con los químicos usados para la fabricación de cocaína y la explotación minera.

El Gobierno, ante la actual caída de los ingresos nacionales por la baja de precios de los hidrocarburos y los minerales y en procura de conseguir a cualquier costa, más ingresos, más plata; ha decidido explotar los hidrocarburos en las áreas protegidas, reservas naturales y forestales, los parques y los territorios indígenas; sin respetar el ordenamiento legal, el medio ambiente y menos aún a los pueblos originarios, como lo vemos en el TIPNIS, el Amboró y el Choré.

El Presidente manifiesta que las denominadas reservas forestales “han sido creadas desde el imperio norteamericano y que ahora se pretende que sean intocables”. Y continua diciendo: “Nosotros tenemos la obligación de explorar qué tenemos, cuánto tenemos, en nuestro territorio. Es nuestra obligación el medio ambiente, pero no podemos ser guardabosques de los países industrializados. No es posible que algunas ONG’s algunas fundaciones manden o deciden a nombre de los pueblos indígenas”.

Y luego advierte: “Quiero decirles que ONG’s o fundación que perjudique la explotación de los recursos naturales se va a ir de Bolivia”.

Entre los reclamos “reaccionarios” que hacen las ONG; está la consulta previa para viabilizar proyectos con impacto ambiental en áreas protegidas; y para la exploración y explotación de recursos hidrocarburíferos en las reservas naturales y áreas protegidas del país, contar con la necesaria autorización de acuerdo a Ley. Es criterio del Gobierno que estos reclamos de las ONG: “son medidas reaccionarias y movidas por el imperialismo”.

En este ambiente de políticas y acciones antiecológicas y anti pueblos indígenas y sus territorios;  es que se realizó en Tiquipaya (Cochabamba), la Cumbre Mundial por el Medio Ambiente y por la Vida. Esto es una ironía, es otra Pachamamada.

Pero los dirigentes masistas, ante otro público y otro escenario, cambian de discurso y hablan de la preservación de la naturaleza y la defensa de la madre tierra; pero  persisten en la búsqueda de culpables externos, el imperialismo y no buscan soluciones y compromisos comunes y de cumplimiento obligatorio.

Aprovechando el espectáculo, Evo hace entrega un documento con diez puntos a las NNUU; para cuidar la Madre Tierra, la Pachamama y que dice lo mismo de siempre. En esencia, la gran propuesta es sustituir al capitalismo por un “modelo comunitario”, e identifica al capitalismo como el enemigo de la naturaleza: “Es una amenaza a la vida, porque prioriza la ganancia y porque genera pobreza”.

Olvidan que allí donde se implantaron sistemas socialistas: la URSS, la República Democrática Alemana, China, Cuba; además de matar y sojuzgar a la gente, se produjo una total destrucción del medio ambiente y la biodiversidad.

Sin embargo, del evento de Tiquipaya corresponde mencionar que la propuesta de crear un Tribunal Internacional de Justicia Climática, algo similar a La Haya, merece ser considerada e implementada.

Al parecer los masistas no se han enterado que internacionalmente se viene trabajando en la agenda 2030 a ser aprobada en la Cop21, la misma que se enmarca en el paradigma del desarrollo sostenible e incluye el concepto de los bienes de interés colectivo: la protección de los océanos, de la atmosfera y la biodiversidad. Incorpora y promueve los tres pilares del desarrollo sostenible y trata aspectos cruciales en términos de educación, vivienda, seguridad alimentaria, suministro de servicios básicos de desarrollo urbano, protección social y riesgos de catástrofes.

El documento preparado para la nueva agenda global, propone por primera vez la erradicación de la extrema pobreza para el 2030 y considera como ha venido afirmando la CEPAL, que el empleo digno y de calidad, es la llave maestra para alcanzar un desarrollo más inclusivo. El empleo formal debe avanzar juntamente con la industrialización y la innovación tecnológica para mejorar la productividad y la eficiencia en la  utilización de los recursos.

Tiquipaya, un nuevo evento, otro discurso y una nueva fotografía, y a continuar en lo de siempre; facilitando y manteniendo la informalidad, explotando los recursos naturales, destruyendo los bosques, las áreas protegidas y la biodiversidad, y todo esto con el afán de conseguir mayores ingresos, para más dadivas y mayor poder; como lo han hecho en estos últimos diez años.

No necesitábamos de tanto gasto y tanto show, para saber que hay que cambiar el modelo consumista actual y avanzar hacia un modelo de economía y naturaleza, sostenible. Pero no hacia la economía del Socialismo Siglo XXI que en realidad es populismo, capitalismo mercantil, estatismo; un modelo depredador de los recursos naturales y enemigo de la libertad; pues de hacerlo sería como saltar del rescoldo al fuego.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , ,

Deja un comentario

EL CHORE Y EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO

EL CHORE Y EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO

Ovidio Roca
Desde hace varios años se vienen mencionando los importantes aportes de la Reserva Forestal del Chore a la preservación del ecosistema y la actividad productiva cruceña; una valiosa contribución al equilibrio climático, calidad de vida de nuestra población y condiciones adecuadas para la producción de alimentos.

Es además conocido, el negativo impacto causado por la destrucción de los bosques; al acrecentar el desequilibrio y cambio climático que hace extremos los ciclos de los vientos, sequias, inundaciones y degradación de los suelos. Todo esto como producto del destructivo proceso de cambio climático, que como el otro, afectara sustancialmente la capacidad productiva de Santa Cruz y especialmente la del Norte integrado. (1)

Hace algunos días, leí en el diario El Deber, un excelente artículo de Pablo Ortiz: “LOS COLONOS DE CHORÉ CONTROLAN LA TIERRA, SU LEY Y CAMBIAN EL CLIMA”, en el cual se señalaba:

Los ocupantes ilegales de la reserva forestal establecieron su propio régimen. No permiten el ingreso a nadie y los inspectores de la Autoridad de Bosques y Tierras y los técnicos de la Gobernación pueden sufrir agresiones si lo intentan. Nada los detiene. Las más de 30.000 personas que han invadido la reserva forestal están en un limbo jurídico. Nadie, ni el Municipio, ni la Gobernación ni el Gobierno central pueden hacer obras, fundar escuelas o postas sanitarias allí porque la ley lo impide.
Entonces, ¿cómo es posible que el casi millón de hectáreas que conforman la reserva forestal estén cuadriculadas de caminos, que los colonizadores hayan logrado contratar orugas que tumben árboles y preparen el suelo para ser cultivado a un costo promedio de $us 500 la hectárea? La respuesta puede estar en el negocio forestal. Choré es una mina de dólares avas
allada”.

Estos hechos, se los viene denunciando desde hace mucho tiempo y lo más extraño  es que las víctimas directas; los agricultores y habitantes de las Provincias Sara, Obispo Santisteban, Warnes y Andrés Ibáñez; las que sufrirán de manera frontal y directa sus efectos devastadores, no se inmutan en lo más mínimo. La explicación más plausible es que ellos padecen del llamado Síndrome de Estocolmo, donde la víctima se enamora de sus captores y ellos en este caso se han enamorado de sus depredadores.

En los años 1990, CORDECRUZ, con una donación del Gobierno alemán, a través de la KfW y un conjunto de tres empresas contratistas, elaboro un instrumento de planificación: el Plan de Uso del Suelo; un trabajo que busca normar los usos adecuados de las tierras y bosques, garantizando su sostenibilidad. El mismo fue aprobado, mediante Decreto Supremo Nº 24124 y homologado posteriormente por Ley de la República Nº 2553. Tuve la satisfacción de formar parte del equipo de trabajo, bajo la dirección de Roderich von Oven

Dentro del PLUS se contempla la Reserva Forestal del Chore, como bosque de manejo sostenible B2. Reserva que se encuentra ubicada a 160 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Cruz y que en sus inicio tenía 900.000 hectáreas, que posteriormente fueron ampliadas en otras 180.000 ha, haciendo un total de 1.080.000 ha.

De esta superficie, queda ahora con su original cobertura boscosa, menos de un diez por ciento. Se taló y vendió ilegalmente la madera,  se destruyó el bosque nativo para instalar cultivos agrícolas y de coca y como consecuencia, el negocio de unos cuantos industriales cocaleros y de la “línea blanca” internacional, destruirá nuestro hábitat cruceño. Cuando esto ocurra los cocaleros y pichicos levantaran sus bártulos y se irán a otros sitios a hacer lo mismo, pues a nadie le importa.

Según cálculos del Sr. Asín, del Centro de Educación Ambiental de la Gobernación; el Choré protege y ayuda a producir unos mil millones de dólares al año y la mitad de los alimentos del país. Esto es lo que en lo inmediato y en dólares, vale lo que están destruyendo los depredadores cocaleros en el Chore; sin contar lo que nos cuesta en destrucción del ecosistema, la biodiversidad, la falta de agua y sobretodo nuestro futuro y el de nuestros hijos; un valor inconmensurable para nuestra sociedad y nuestro planeta.

Se ha comprobado que los bosques ofrecen una oportunidad única para mitigar y adaptarse al cambio climático, pero no existe la autoridad con voluntad y decisión para cuidar de su preservación; ni aun en las zonas protegidas por ley como es el caso de la Reserva del Chore. Sabemos también que la solución para evitar el cambio climático es global y que la acción concreta se tiene que dar desde lo local. Políticas y acciones mundiales y políticas y acciones regionales, donde necesariamente nos toca actuar.

Pero problema se nos complica con el modelo de Estado plurinacional que tenemos, un Estado dualista y parcelado. Tiene una actitud totalitaria con la oposición y permisiva con los llamados movimientos sociales; en su mayoría grupos informales de avasalladores de bosques, aguas, minas, tierras y a los cuales el Gobierno concede impunidad a cambio de apoyo político.

Un  Estado que no le interesa o carece de autoridad para garantizar la seguridad jurídica y por tanto cualquier posibilidad de preservación y conservación de los recursos naturales. Por supuesto, bajo este sistema, las inversiones de largo plazo y con criterios y prácticas de sostenibilidad son inviables; ni que decir de aplicar Programas de mitigación y adaptación (2) para preservar la vida y la capacidad productiva de la región.

Como ejemplo de lo anterior; hace pocos días un grupo de interculturales utilizando maquinaria pesada, construyeron un canal para desviar las aguas del rio Grande, pretextando que defendian sus tierras y sin preocuparse del daño ambiental causado y que afectara miles de hectáreas de agricultores formales. Ellos actuaron así, siguiendo un masproverbio, que dice: “le meto nomas y que se jodan los demás”.

A nivel internacional se prepara la COP21, donde se establecerán los compromisos de los países para evitar el colapso de nuestro ecosistema, me imagino que tendremos declaraciones y pachamamadas. Pero en casos concretos e inmediatos como este Ecocidio (3) del Chore y otros, como el del rio Grande; nadie hace nada, ni se lo defiende, puesto que los cocaleros son el sustento del régimen masista y dueños absolutos de su “marka cocalera” y ante los cuales y en términos de nuestro Burgomaestre cruceño: los alcaudilis, prefectulis, directulis; tiemblan y menean las nalgulis.

ovidioroca.wordpress.com

Notas:

(1)  Negocios Ambientales, ver en (ovidioroca.wordpress.com).

(2) Adaptación: Es el ajuste en sistemas naturales y humanos, en respuesta a estímulos climáticos reales o esperados o a sus efectos; que mitiga el daño o aprovecha oportunidades.

(3) Ecocidio: Es el término utilizado para referimos a la destrucción extensa del ecosistema o de un territorio en concreto como consecuencia de la acción directa o indirecta de los seres humanos o de la industria.

, , , , , ,

Deja un comentario

EVONOMICS, LA RECETA DEL SOCIALISMO COMUNITARIO

EVONOMICS, LA RECETA DEL SOCIALISMO COMUNITARIO

Ovidio Roca

Especialmente en los modelos populistas, el ingreso económico depende del lugar que cada persona ocupa en la estructura de poder gubernamental y de sus grupos de apoyo; por tanto no es lo mismo estar en el gobierno que en la oposición; manejarse en la economía informal y delincuencial o ser gente que trabaja en el sector formal de la economía.

Para mejor entender el modelo del populismo y socialismo comunitario es necesario verlo en sus efectos del día a día y desde la calle; allí donde los jóvenes inician su lucha por la subsistencia y donde los viejos, ya en los últimos descuentos y peleando incomodos, tratan de sobrevivir. Cuando hablan del éxito de la Evonomics y del vivir bien, vale la pena aclararles  que farrearse la herencia natural y beneficiarse de una coyuntura de buenos precios, no es producto de una buena gestión y tampoco es sostenible.

No enfatizare sobre los problemas de la cacareada economía a todo vapor, ni la economía blindada de los llunkus y tampoco de aquella economía personal de quienes gozan aprovechándose de los recursos públicos o se dedican a las actividades ilegales, la coca y el contrabando. Es mejor analizar, para avanzar en su solución, los impactos negativos que la economía socialista comunitaria tiene sobre el pueblo que trabaja honestamente, los de la economía del maíz, de la papa o los pollos, de la industria y la de los obreros y artesanos. Una economía que se percibe en la piel y se entiende usando el sentido común, pero que no sirve para teorizar en foros internacionales progres, con avión a la puerta y valijas de dólares para viáticos.

Conocemos que por disposición del gran Jilakata, los cocineros del sindicato plurinacional usan invariablemente la misma receta y los mismos ingredientes para su puchero, por lo que intentaremos evaluar cuál es el resultado y efectos de esta cocina socialista comunitaria, para la gente y las empresas formales:

Discrecionalidad y ausencia de reglas: A diferencia del estado de derecho donde existen reglas claras y estables para todos; en el socialismo comunitario, los premios y castigos se aplican discrecionalmente y de acuerdo al humor y necesidades del Jilakata y sus edecanes, y cada vez mas de los aportes voluntarios de los perseguidos.

Economía informal: Para lograr sobrevivir en una economía extractivista y con poco desarrollo industrial y empresarial, una gran parte de la población encuentra su solución alejándose de la regulación y control del Estado e ingresando en la economía informal, el contrabando, el narcotráfico.

El enemigo necesario: Los gobiernos necesitan de un enemigo a quien cargarle las culpas y como pantalla mediática para distraer a los pobladores. En esto de manejar a los enemigos, el MAS ha sido exitoso: En lo interno, a esos pinches neoliberales los tiene aterrados. Los gringos, el eterno y necesario enemigo imperialista, no se da por enterado y se lo toma con coca cola. Por su parte los chilenos están desconcertados y turulatos por la estrategia futbolera de patada, puñete y rodillazo en los huevos y sobre todo el total desconocimiento de normas y procedimiento habituales en la diplomacia internacional. El 24 de Septiembre esperamos que Haya resultados.
También han sido hábiles en utilizar para su propio provecho y de forma abusiva, cualquier declaración de incautos visitantes al Estado Plurinacional.

Incultura del ahorro: Son expertos en gastar y endeudarse y no se enteraron ni por el cuento de las vacas gordas y flacas, de la necesidad de ahorrar en tiempos de abundancia para las épocas difíciles. Quizá piensan que será otro el que se haga cargo del perro muerto.

Medio ambiente: Usan demagógicamente un discurso pachamamico mientras  sus políticas ambientales tienden a la destrucción de las reservas y parques nacionales para la explotación petrolera y minera; la destrucción de los bosques nativos, permitiendo y extendiendo los chaqueo hacia áreas frágiles; la contaminación de suelos y acuíferos con la industria de la línea blanca cocalera y así por delante.

Extractivismo: La coyuntura de buenos precios internacionales favoreció la actividad extractivista, con ello creció el estatismo  y la informalidad en la economía y ahora los llunkus tiemblan porque la racha se está acabando.

Estatización: El estatismo cunde y se construyen empresas estatales con costos millonarios, las que luego fracasan y piden ser subsidiadas. Un ingrediente adicional de la receta estatista, es la destrucción de empresas privadas productivas, vía regulaciones, inseguridad jurídica, persecución, extorción y políticas anti empresa, y con ello se está destruyendo la agricultura, la industria y como consecuencia, cada vez somos más dependientes del gas y los minerales.

Educación y empleo público: La formación profesional ha sido relegada totalmente de las exigencias para los empleos y cargos gubernamentales, solo se pide adhesión ciega al gobierno. Hay una total despreocupación por la educación de calidad; no se han mejorado los estándares  educativos y está poco o nada orientada hacia la ciencia, tecnología e innovación, que es la puerta de entrada para la nueva economía del conocimiento.

Subsidios: Con el subsidio los productos se venden a precios por debajo del costo, lo que induce al despilfarro y ayuda a que los hermanos puedan llevarlo de contrabando hacia otros países donde pagan bien. Con el subsidio se hace feliz al pueblo, pero cuando se acaba la plata es imposible mantenerlo y si se pretende quitarlo, especialmente a los combustibles, la cosa se pone color de hormiga.

Control de cambios: Cuando la moneda esta sobrevaluada, se encarece las exportaciones y abaratan las importaciones. Así nos vemos inundados de productos, de todo y de todas partes y los contrabandistas felices.

Gasto público: Se usa abusivamente el gasto público con lo que se gana apoyo popular y votos en las urnas. Se ofrecen y regalan bonos y prebendas usando la riqueza que no han producido; un camino insostenible y peligroso y peor aun cuando esta riqueza proviene de recursos no renovables, como en nuestro caso.

Nacionalización: Por ahora, la gente aún se come el mito de la nacionalización y no piensa con sentido de eficiencia empresarial, no tiene claro el daño que causa una empresa estatal ineficiente, la que siempre es subsidiada y termina quebrada, como hemos visto y lo vemos en todas las empresas estales, especialmente en la minería nacionalizada, más bien estatizada. Por supuesto la burocracia, los contratistas y los empleados se favorecen con las pegas, comisiones y contratos; pero el costo que luego tiene que pagar el pueblo es sumamente alto. Pero aún persiste el preconcepto de que toda empresa privada, aun la más competitiva y que paga sus impuestos, es antinacional y antipopular.

El eterno caudillo: el sueño de todos es quedarse por siempre en el poder y para ello todo vale: cambio de nombre del Estado, reelección, repostulación, reposición, reincorporación, reafirmación, restitución, renovación y así recónchale, consiguen resignación.

Con los ingredientes mencionados arriba y condimentado con ausencia de libertades económicas y personales, extorsivos sistemas de regulación y de control político, se prepara el plato socialista-comunitario, con los dramáticos resultados que ya vemos venir. Antes que nos hagan akaykhuchir, es hora de cambiar de receta y de cocinero.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

1 comentario

PESADILLAS CON VACAS GORDAS Y FLACAS

CUENTO DE LAS MIL Y UNA NOCHES

El kalifa viene sufriendo de pesadillas que le atormentan y quitan el sueño y en la mañana cuando entra el Visir le comenta: anoche soñé con que las vaquitas estaban gordas y luego se pusieron flacas, por la falta de hojas verdes y se van a morir las pobrecitas.

¿No se trataría más bien de llamas u ovejas?, pregunta el Visir. No, esta vez eran vacas, eso es de las ovejas es de otro cuento, como aquel de la atada de las trenzas de los zapatos; puras mentiras, pues yo uso babuchas.

Como no estabas por aquí, continúa diciendo el Kalifa, consulte con el k’arapanza y él me dijo que el sueño vaticina que luego de un periodo de riqueza, entrabamos en la pobreza como en Venezuela y habría que ahorrar papel higiénico.

No le haga caso a ese chuqui, dice el Visir, creo que es neoliberal, ya lo pondremos en cintura. De todas maneras no hay de que preocuparse, hojas verdes hay en el chapare y si se mueren las vacas, las expropiamos de las colonias del oriente o del sur; mientras hayan hojas verdes, las vacas gordas no van a faltar.

, ,

Deja un comentario

KAWSACHUN COCA Y ECONOMÍA

KAWSACHUN COCA Y ECONOMÍA
Ovidio Roca
El cultivo de la coca es una actividad tradicional en el área andina boliviana, donde este estimulante se usaba y usa como una manera de paliar el hambre y el cansancio y en fastos ceremoniales. Su área original de cultivo se encuentra en los yungas de La Paz.
A mediados del siglo pasado se abrió un área de colonización en el Chapare, trópico cochabambino, y allí se estableció una segunda área importante de producción de la hoja, cultivo que ahora se expande en forma dispersa hacia Santa Cruz, Beni y Pando.
En las condiciones tropicales del Chapare, el rendimiento de los cocales supera en un cien por ciento al de Yungas, aunque la calidad para el masticado es mala, pues entre otros aspectos las hojas son gruesas y manchadas por hongos debido a lo húmedo del clima; por tanto nadie acullica coca de chapare, aunque esto no es óbice para su cultivo pues su mercado es la producción de cocaína.
En Yungas la producción promedio de hoja de coca seca por hectárea, es de alrededor de 1.305 kilogramos, mientras que en el Chapare se producen 2.764 kg, es decir más del doble.
Revisando la información disponible en internet sobre la economía de la coca podemos verificar que este es un negocio para los grandes traficantes.
Thomas Grisaffi (marzo 2014) explica que: “la hoja de coca representa el elemento más costoso en la cadena de producción. En los últimos cinco años, el precio de la coca se ha duplicado a 28 bolivianos por libra (US$4), en parte como resultado de los controles gubernamentales que limitan la producción y comercialización de la hoja de coca. En promedio, se necesitan 135 kilos de coca para procesar un kilo de pasta base de cocaína, lo que significa que a los precios actuales, los pichicateros gastan 1.200 dólares sólo en la hoja de coca. Cuesta aproximadamente 1.500 dólares producir un kilo de pasta base, esto incluye los gastos generales para el equipo inicial, la hoja de coca, precursores químicos, mano de obra y transporte”.

“En el Chapare, un kilo de pasta base de cocaína se vende por, entre 1.650 a 1.700 dólares, lo que significa que los beneficios netos para los productores de pasta de coca pueden ser tan bajos como de 150 dólares por kilo”.
Por ende, quienes se dedican a la producción local de pasta básica, como peones y químicos y para el alto riesgo en que incurren; son poco beneficiados y cabe decir que son el proletariado del narcotráfico.
El negocio empieza a mejorar con los laboratorios que convierten la pasta base en cocaína cristalizada y se dispara en la comercialización internacional. Existen datos de que en Bolivia, utilizando pasta base proveniente del Chapare y el Perú, se produce un kilo de cocaína de alta calidad por 2.000 dólares. Ese mismo kilo en São Paulo o Buenos Aires alcanza un valor de 8.000 dólares. Por lo tanto, los narcotraficantes pueden ganar más de 5.000 dólares por kilo. En el mercado estadounidense el kilo vale 30.000 dólares y el mismo kilo cortado y vendido al menudeo, alcanza los 120.000 dólares.
El último informe de la UNODC “Monitoreo de Cultivos de Coca 2014” indica que las plantaciones de coca en el país se redujeron a 20.400 hectáreas.
Este informe registra que en Yungas existen 14.330 ha y en Chapare 6.314 ha. Los rendimientos promedio, de hoja seca por ha, son de 1.215 Kg en Yungas y el doble en Chapare, con 2.410 Kg por hectárea.
Es probable que además existan muchas áreas dispersas de cocales en los Parques, en el TIPNIS y muchas otras regiones del oriente y hasta Pando, las que no han sido registradas en este informe.
No se menciona, que la reducción del área de cocales está siendo compensada con mayor producción de hoja por hectárea, gracias a los abonos y tampoco se hace referencia de la mayor eficiencia en la extracción de cocaína, con los nuevos métodos y tecnologías colombianas.
El 31 de julio de 2012, Kerlikowske, director de la Oficina para la Política Antidrogas de la Casa Blanca, durante una conferencia en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS) en Washington manifestó que “los datos indicarían que la producción de cocaína en Perú es de 325 toneladas y la de Bolivia de 265 toneladas”.
Si asumimos un precio en frontera de esta producción de cocaína de 8.000 dólares por kilogramo tendríamos una economía de exportación cocainera de 2.000 millones de dólares. Por su parte el Vicepresidente García Linera, indica que la cifra de exportación de cocaína es de 700 millones de dólares.
Actualmente en el Chapare, por la sobre explotación de la tierra, excesivo uso de agroquímicos y la presencia de pestes como los hongos, se hace cada vez más problemático el cultivo de la hoja, por lo que los cocaleros están ampliando sus áreas y por eso el interés en el TIPNIS y Pando.
Todo señala que las grandes ganancias del negocio de la cocaina cae en manos los carteles del narcotráfico, por lo que si se trabaja a nivel internacional para cortar su cadena de producción y comercialización es posible limitar la producción de coca en Bolivia y especialmente en el Chapare y otras áreas del oriente.
El narcotráfico es un negocio y como todo negocio está sujeto a las leyes del mercado. Una manera de afectar el mercado es legalizarlo y con eso se evitan los monopolios, las mafias y se genera una mayor oferta y de mejor calidad afectando menos a la salud. De esta forma se actuó con éxito en los Estados Unidos con el alcohol, abandonando la prohibición. Lo mismo se intenta actualmente con la mariguana en varios países.
Con la cocaína la situación es más complicada debido a que es grandemente adictiva y convierte al drogadicto en esclavo de su vicio, por lo cual el hará todo por satisfacerlo y con esto se destruye la moral, la familia y la sociedad.
Mientras no haya otra solución, que al perecer está en conseguir antídotos e inhibidores de la cocaína, el camino para su control esta en actuar sobre el mercado de demanda.
Decíamos que este es un negocio de los grandes narcotraficantes, de los carteles internacionales y por ende debemos enfrentarlo uniéndonos todos los afectados, países vecinos y países consumidores. Es necesario realizar el control total sobre la cadena de producción y distribución, controlando los cocales, los precursores, destruyendo los centros de procesamiento, controlando las fronteras y el tráfico aéreo.
Con mayores controles y limitaciones sobre las áreas de cultivo y la ampliación y profundización de los programas de cultivos alternativos, que cuenten con mercados internacionales, es posible incentivar a los cocaleros para que cambien de rubro y así disminuir el área cocalera.
Los cocaleros viven en un permanente ambiente de incertidumbre, que está asociado a la ilegalidad y en el cual no es posible trabajar y prosperar. Ganan dinero, pero con mucho riesgo y al margen del lavado, en inversiones fuera del Chapare, no pueden invertir en algo sólido que garantice su futuro y el de su familia. El programa de cultivos alternativos que se inició con éxito en el Chapare es un buen inicio que habría que continuar y ampliar.
ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

DE PANEM ET CIRCENSES A COCA ET CIRCENSES

DE PANEM ET CIRCENSES A COCA ET CIRCENSES

Ovidio Roca

Escuchando a Jesús Huerta, aprendemos que la caída del imperio Romano no se debió a hechos bélicos, la invasión de los barbaros; sino que este imperio se derrumbó principalmente por hechos económicos, como consecuencia del socialismo, del “panem et circenses”, del establecimiento del estado de bienestar.

El Estado romano distribuía casi gratis y hasta gratis, alimentos que compraba de los agricultores pagando precios bajos y establecidos por Decreto. Con esto se desincentivo la producción y aumentó la demanda y el consumo en la ciudad. Como consecuencia la población rural abandono la agricultura y se fue a Roma; pues no es negocio trabajar si puedes comer gratis y además asistir al circo.

Ante el abandono de los cultivos, nuevamente por Decreto, se prohíbe a los agricultores que dejen el campo. Pero sin los incentivos de la ganancia la producción desaparece; la pobreza y el desorden cunden, el Imperio se derrumba.

Cuando el Imperio se desarma, la gente buscando el que comer retorna al campo y se establece en forma dispersa, en pequeñas áreas rurales autárquicas donde producen para su propio consumo, pues no les conviene vender a los precios fijados, y con ello desaparecen los mercados, los flujos de comercio y se instala la autarquía.

En el Siglo XX, el experimento Socialista de la URSS colapso estrepitosamente, luego de causar muerte y miseria, a la población que ellos conducían, a la fuerza, hacia el paraíso comunista.
En la década de los 80, la economía de la URSS estaba totalmente centralizada y estatizada. El manejo estatal y planificado de la agricultura, muestra su total ineficiencia y no satisface mínimamente la demanda; los equipos agrícolas de baja tecnología y faltos de mantenimiento son inservibles; el sistema de procesamiento, ensilaje y distribución de la producción son calamitosos y los alimentos en su mayoría se pierden antes de llegar a las tiendas. La generación de energía, la producción siderúrgica y petrolera está paralizada.

Están además presentes todas las formas imaginables de contaminación y agotamiento de los recursos. Existen por doquier peligrosos vertederos de residuos nucleares y se presentan emisiones incontroladas de dióxidos de azufre y otros. La erosión del suelo, el envenenamiento de las tierras, mares, lagos y acuíferos, son de tal magnitud que constituyen una amenaza para todo tipo de vida.

El sistema Socialista, por su política de control ideológico y ausencia de libertad de expresión, impidió que se desarrollen tecnologías civiles, particularmente las de las comunicaciones y el procesamiento de datos, esto por temor a la difusión libre de la información y la amenaza que significan los libre pensantes para el pensamiento único y centralizado del socialismo.

No aprendemos nada, y la historia se repite una y otra vez, pues la ilusión de poder vivir y progresar sin esfuerzo y a costa del Estado nunca se esfuma. El populismo reina y políticos y gobernantes ofrecen siempre más y mejores regalos a sus votantes y ellos felices eligen a esta gente tan comprometida y generosa.

Cuando los países del sur de Europa, entraron al club de los ricos de la UE, lo primero que hicieron sus habitantes fue aumentar su consumo, sus vacaciones y sus prestaciones y para seguir consumiendo se endeudaron. Pero como carecían de una contraparte de producción, innovación y productividad, no pudieron mantener ese nivel de vida. El exceso de gasto origino un insostenible déficit fiscal y el bienestar prometido se esfumo.
Los viejos de antes por algo decían que no podemos vivir más allá de nuestras posibilidades, y ellos apostaban a su propio esfuerzo y no usaban el crédito.

Bolivia, la del comunitarismo indígena y del proceso de cambio, está contaminada de ALBA, virus totalitario, populista y estatista, muy contagioso y letal.
Con el incremento, en los últimos siete años, de los precios internacionales de los minerales, los hidrocarburos, la coca, la cocaína y el auge del contrabando, vivimos una sensación de riqueza; los terrenos urbanos y periurbanos se valorizan, las construcciones y edificios surgen como hongos, el consumo se centuplica y todos viven felices y acullicando.

Pero no todos vivimos en el país de las maravillas, donde moran los gobernantes, pues algunos tenemos que trabajar para parar la olla. Para la publicidad, ellos se asignan sueldos bajos, que no los necesitan, pues tienen gratis a su disposición palacios, vehículos, viáticos, empleados, comida, ropa de marca y todo lo que desean, solo es pedirlo. Cuando desean ir hasta el fin del mundo para visitar a sus compinches, tiene aviones a disposición y helicópteros para visitar las canchas de fútbol.

Sin embargo lo que se avizora es que por falta de inversión y exploración, las reservas de hidrocarburos caigan, y se presente una tendencia declinante de los precios internacionales de los minerales y de la producción local. La agricultura y ganadería sujeta a cupos y controles de exportación y de precios, tiende a estancarse, no así la coca que crece arrasando Parques Naturales y destruyendo los bosques; la tecnología de producción de cocaína es cada vez más eficiente y los carteles del narcotráfico se expanden.

Y lo más grave, es que se ha extendido como una epidemia esa creencia de la que nos habla Ayn Rand y que impide la posibilidad de asumir el reto del desarrollo, “la idea de que la necesidad y no el logro es la fuente de todo derecho; de que no hemos de producir, sino sólo desear. De que no es lo ganado lo que nos pertenece, sino aquello que no ganamos”.

Sera que nuestro destino, cuando desaparezca el pan, será “coca et circenses”.

, , , ,

Deja un comentario