PARA MIS ENEMIGOS LA LEY

Ovidio Roca

En una de mis caminatas matutinas conocí a un bonosolista que vive  en la zona de la Botella de Mendocina, esa de color naranja que los masistas luego pintaron de azul; y nos contaba que en su barrio se estaba trabajando puro ladrillo y cemento, haciendo un remedo de Parque, olvidándose que un Parque es naturaleza, son árboles frondosos que nos protejan del sol y de los vientos y nos muestran ese su verdor de esperanza.

Según los vecinos de la Avenida Principal de Hamacas, hace tiempo el Plan Regulador definió como área verde municipal, una extensa área de más de cinco manzanas y se decía que allí se construiría uno de los Parques más grandes de Santa Cruz. El área permaneció mucho tiempo con árboles y barbecho y hace unos años los del Municipio hicieron una canchita de futbol y luego una de básquet y el año pasado alguien alambro más del setenta por ciento del área y puso un cartel de: Propiedad Privada.

Según los vecinos lo que ocurrió es que dos muñecudos de la Alcaldía: una dirigenta política y un pariente político del bueno; habían comprado los terrenos a precio de gallina muerta, al no poder ser comercializada por las restricciones del Plan de Uso del Suelo.

Como el poder es para usarse, los muñecudos habrían cambiado el uso del suelo y ahora quieren hacer allí unos condominios de lujo. En la pequeña área que quedó para uso público, la Alcaldía está construyendo unos paseos para disfrute del Condominio y valorizar aún más estos terrenos.

Así lo comentan los vecinos y vaya algún valiente y averigüe. Sera esto verdad, será mentira y aunque es peligroso vale la pena verificarlo; alguien creíble e independiente podría hacerlo, podría ser algún Diputado, El Defensor del Pueblo cruceño, algún Fiscal, alguna institución cívica, aunque no es muy probable.
Un amigo chucuta que escuchaba el cuento y que se crio conociendo lo que significan las mieles y las hieles del poder y sabiendo además lo que significa ser amigo o enemigo de la burocracia estatal poderosa e implacable, nos reflexionaba: Ninguno de nosotros pertenece a la burocracia gobernante, tampoco somos del partido de gobierno, ni de los sindicatos, ni de las logias; “somos solo ciudadanos respetuosos de la ley, por tanto somos nada”, por lo que les aconsejo: “callaros nomas”.

Luego de un largo silencia alguien dijo: Recuerdo a un Presidente Latinoamericano que resumió lo que expresó nuestro amigo, cuando dijo: “Para mis amigos todo, para mis enemigos la Ley”. Y ahora la pregunta es, quien podrá defendernos?: El Chapulín Colorado!, síganme los buenos, ciudadanos. ¡A lo que hemos llegado!.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

LAS UTOPÍAS DEBEN CONTINUAR GUIANDO EL CAMINO

Ovidio Roca

Hablar y opinar sobre ecología y protección del ecosistema tiene enfoques y vivencias diferentes si lo hacemos desde las oficinas de un Institución Pública, una ONG, los salones de una empresa o si somos vivientes en una pequeña comunidad, por ejemplo en el TIPNIS.

Engels decía en lenguaje común: “No se piensa lo mismo desde una choza que desde un palacio”. Marx, más al gusto de nuestro Licenciado, explicaba: “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.”

Cuando nos encontramos en condiciones precarias de acceso a la alimentación, la educación y la salud y vivimos prácticamente al día; lo que nos interesa es sobrevivir y cuando algún actor interesado nos ofrece solucionar nuestras carencias, queremos creerle y definitivamente le creemos; y no interesa y tampoco sabemos a qué costo nos llegará esa ayuda. Esto ocurre con esas famosas consultas a los pueblos originarios quienes necesitan creer en las promesas y responden lo que los encuestadores oficiales quieren escuchar y anotar.

Los interesados, agentes políticos, empresarios, negociantes hablan a los indígenas; de caminos, escuelas, hospitales, de bonos y prebendas. Luego detrás de ellos vienen los cocaleros, los madereros, cazadores, agricultores y ganaderos, que transforman rápidamente su entorno ecológico y forma de vida y los excluyen dejándolos en la miseria. De la misma forma ha sucedido con otros mega proyectos y la carretera condenará, en este caso, a poblaciones indígenas yuracarés, mojeñas y chimanes, algunas de ellas con escaso contacto con el mundo externo, a su desaparición porque eso además interesa a los nuevos colonizadores cocaleros.

Por otro lado, y esto debería interesar al mundo, la famosa carretera por el Tipnis destruirá irremediablemente un ecosistema de alta biodiversidad y en muchos casos ni siquiera estudiado, que se perderá antes de siquiera determinar su valor.

Sin embargo la forma de preservar depende de acciones practicas; hay que dar valor económico al ecosistema y se debe tener un dueño y responsable del territorio, pues como sabemos “lo que es de todos es de nadie”.

Y la población del mundo que recibe los beneficios ambientales, debe colaborar económica y técnicamente con el mantenimiento y preservación del ecosistema de estos bosques nativos y su ecosistema, pues hay que pagar por la fijación de carbono, la protección de los bosques y el tesoro que significa la biodiversidad para la ciencia y para el hombre.

DE LAS UTOPIAS
Las utopías sustentables deben seguir guiando el camino a seguir, como aquellas amazónicas de El Dorado y la Loma Santa; y las poblaciones que viven en esos territorios y otros con que cuenta el país, pueden cuidar de estos espacios y vivir allí con otros que quieren seguir el mismo modelo de vida,  más vinculada con la naturaleza, una forma de vida de trabajo para cubrir las necesidades mínimas y  no consumista y en un territorio donde no se introducen especies exóticas, ganaderas o agrícolas.

Para ello se debería apoyar al diseño de un modo de vida amable y ecológico en la zona y facilitar la vida de quienes actualmente viven allí y para los que desean hacer ese tipo de vida; vida natural, lejos del consumismo, pero no de la moderna tecnología ambiental y productiva.

Se trata de implementar una modalidad de vida sin superpoblar el territorio, con pequeñas comunidades dispersas que no afecten y contaminen el ecosistema y siguiendo la filosofía de la naturaleza y el Dios de Spinoza, combinado culturas ancestrales con la más moderna tecnología. Tecnologías limpias para construir viviendas adecuadas, producir alimentos, medios de transporte, comunicación satelital, servicios de educación y salud. Para el transporte y el solaz existen cientos de ríos que se pueden utilizar, son las carretas naturales y no se necesita más, quizá unos drones.

EL ESTADO PLURINACIONAL CONTRA LA MADRE TIERRA
El ataque a la madre tierra y contra el ecosistema, motivado por intereses económicos y geoestratégicos, viene desde tiempo atrás. El año 2011 se reunieron Evo y Lula en Villa Tunari, ambos llevaban collares de hojas de coca para celebrar con la Empresa brasileña OAS y los cocaleros el inicio de la carretera de Villa Tunari San Ignacio de Mojos. Esta carretera de 306 Km fue directamente adjudicada a la Empresa OAS de los amigos de Lula, por la suma de 415 millones de dólares.

Para los cocaleros y su Presidente, el TIPNIS es estratégico pues queda en el área de expansión de cocales, lo que  los brasileros llaman la “estrada da coca” y otros la “rodovía do narcotráfico”, y une Villa Tunari del Chapare, con Mojos y las vías hacia La Paz y Chile y por el otro lado con Trinidad, Santa Cruz y Brasil.

Después de su primer intento fallido, ahora el MAS pretende aprobar una Ley, la Nº 266/2017-2018 de Protección, desarrollo integral y sustentable del territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)”, con la que se pretende eliminar la Ley 180 y la intangibilidad de esa área protegida y territorio indígena. Por esta vía luego viene la migración de cocaleros que amplían sus áreas de cultivo y traen productos químicos para el cultivo y la industrialización de la coca cocaína y de los mineros, madereros, ganaderos que irrespetan la cultura y usos y costumbres de los pueblos originarios arawacs de la amazonia.

Más grave aún, detrás de la carretera vendrán, no sólo nuevos colonizadores, sino también las empresas petroleras, madereras y el narcotráfico, proceso que de hecho ya ha comenzado, con la complicidad del Estado colonizador y cocalero.

La respuesta de los dirigentes de la Subcentral Tipnis ha sido: “No vamos a permitir que se agreda a nuestro territorio con la abrogación de la Ley 180. Tomaremos medidas como autoridades, dentro del territorio”.

Ahora lo que corresponde a la sociedad civil nacional e internacional es dar una solución económica y permanente, valorizando los bosques y la biodiversidad y pagando por ello.
ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

ANDREINA DE VIAJE POR CHIQUITOS Y SUS TEPUY; LOS ANDES Y SU MAR DE SAL, LOS CERROS DE PLATA Y LA CIUDAD BLANCA

Andreina Roca Aguilera

POR LA CHIQUITANIA

Una amiga de los abuelos llamada Fanny Fleur llego desde Nueva Caledonia, una isla francesa al lado de Australia. Ella es Profesora de Geografía e Historia y vino porque quería conocer Bolivia. Fanny es hija de unos amigos franceses de mis abuelos y que hace más de veinte años los invitaron a conocer Guadalupe y sus islitas cercanas, allá en el Caribe.

En una camioneta, mi tío Juan Pablo y su novia Nicol nos llevaros a la Chiquitanía, fuimos mis bisabuelos, yo y Fanny Fleur. Llegamos a  aguas calientes y cuando estaba anocheciendo nos metimos a las aguas calientes y nos quedamos desde las 6.30 hasta las 8.30 y luego nos fuimos a comer al Hotel que hay allí y es muy bonito.

Al siguiente día desayunamos y nos fuimos a los Hervores es un bonito arroyo de arena blanca y aguas transparentes y de trecho en trecho salen del fondo chorros de agua caliente, pero no queman. Me metieron en uno de esos hervores hasta el cuello y después al agua caliente me boto. La metieron a mi abuela varias veces pues decían que ella necesitaba de más de un hervor. Los hervores son como huecos que burbujean en el arroyo porque el centro de la tierra es lava y calienta el agua que sale de abajo.  Había muchos turistas brasileros, menonitas y de otros lados.

Después nos fuimos a San José de Chiquitos donde se fundó Santa Cruz, a la entrada vi unos edificios de cuatro pisos con balcones y pintado de muchos colores, me dijeron que se llaman Cholets y que se inventaron en el Alto de La Paz. El pueblo es muy bonito y la Iglesia es hermosa y de piedra y comimos en la Plaza.

Después nos fuimos a Santiago de Chiquitos y no había nadie en el pueblo, entramos a un hotel en la plaza y entré y camine por todos lados, me subí  al segundo piso y tampoco había nadie, por eso nos fuimos a ver la Iglesia que es muy bonita y después al Mirador para ver los cerros y el valle de Tucabaca.

Escalamos una montaña, yo y Fanny, solo nosotras, porque los demás no pudieron porque estaban muy cansados. Allá arriba de la montaña es todo plano y hay un viento tremendo, fue muy cansador pero hermoso
En la tarde volvimos al hotel y ya estaba la señora encargada; nos alojamos ahí y después cenamos con unos familiares y luego nos fuimos a la plaza a jugar.

Al día siguiente fuimos a Chochis a escalar una montaña, el Portón, que es un cerro de una sola piedra roja altísima, pero no pudimos porque el camino se había caído y FUE SUPER HERMOSO. También fuimos a la Iglesia, sus puertas y horcones de madera están talladas con figuras de indios chiquitanos y santos y sus paredes también.

También fuimos a una cascada llamada el Velo de la Novia porque tiene esa forma y el agua es súper pero súper fría y luego nos volvimos a Santa Cruz.

POTOSI EL CERRO DE PLATA, UYUNI Y EL MAR DE SAL

Después nos fuimos a Sucre en avión y desde el aeropuerto en un taxi directo a Potosí y nos alojamos en Hotel Museo Cayara cerca de Potosí. Fuimos invitados por los parientes de Nicole que son los dueños. Cayara era una antigua hacienda, tiene 460 años, es de 1.557, pero está en muy buen estado.

Cerca del Hotel hay una cascada y varios arroyos. Nos llevaron a conocer la planta hidroeléctrica que hicieron hace muchos años. En esos lugares se cultiva papa, trigo, cebada, habas para la gente que trabajaba en las minas y también tienen  vacas para hacer quesos muy ricos.

Nos fuimos a Potosí y visitamos la casa de la moneda y allí golpeando un pedazo de plata con un matillo sobre un molde me hice una moneda, como se hacía antes y mi abuela también.

Después, para que Fanny conozca, visitamos el Convento de San Francisco y Santa Teresa y comimos calapurca, una sopa de piedra muy rica. Fue muy hermoso.

EL SALAR DE UYUNI

En Bus fuimos a Uyuni y allí nos alojamos por un día y fuimos a buscar un tour para que nos lleve por el salar.

El salar es un mar blanco y dicen que estaba en el fondo del mar y se elevó hasta más de cuatro mil metros. Hay una laguna llena de flamencos rosados, también una isla llena de cactus gigantes y en el camino se veían piedras volcánicas con formas ratas, de cóndor, de perezoso, de león, todo muy bonito. Al fondo está la frontera con Chile, hay muchas montañas nevadas, allí saque fotos increíbles e impresionantes, también fuimos a la isla del pescado y al atardecer en medio del salar vimos cómo se metía el sol. Nos alojamos en un hotel de sal muy bonito y su atención excelente. Todo es de sal, las mesas, las sillas, las paredes, el piso, las camas y la mesa de noche. El salar es un mar de sal, es muy hermoso me encanto, me fascino.

EN SUCRE LA CIUDAD BLANCA

De Uyuni nos fuimos en un Bus a Sucre, viajamos toda la noche y llegamos a dormir en el hotel Casa Solariega y luego nos fuimos a la casa de la libertad donde se fundó Bolivia, después fuimos al Parque Bolívar.

En Sucre fuimos a mostrarle el Arco del Triunfo y la Torre Eiffel a nuestra amiga francesa y mi abuelo le dijo que los franceses se copiaron de esas construcciones y después las hicieron en Paris. Nos subimos a la torre Eiffel y luego me alquile un caballo en el que pase por debajo del Arco del Triunfo.

En Sucre estaba mi tía Vanya, mi tío Marcelo, mi tío Juan Pablo, yo mis bisabuelos y Fanny y también nuestros parientes que vinieron de varias partes del mundo a la fiesta familiar. Conocí a casi toda la familia Urioste, porque fuimos a un bar y yo toque Despacito y el Himno a la alegría, en la noche de talentos. Al siguiente día comimos salteñas en El Patio y en la noche nos fuimos a una Gala, todo es muy elegante y hermoso.

Fuimos al GUEREO, la casa más bonita de  sucre donde nació mi bisabuela Pilar Urioste de Roca y ahora es de la Alcaldía. También al  Palacio que se llama de la Glorieta, fue construido por Francisco Argandoña que era minero de Huanchaca  y banquero en Sucre, allí vivía con su mujer Clotilde Urioste Velasco,

Al día siguiente nos fuimos a Yotala comimos picante y chicharrón, jugamos con los parientes y nos divertimos mucho y de ahí directamente al aeropuerto de Alcantarí y a Santa Cruz.

Fue muy hermoso el viaje me encanto y es hora de irnos.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

,

Deja un comentario

NOTAS CULTURALES DESDE EL ESTADO PLURINACIONAL

Ovidio Roca

Espanta a cualquiera, escuchar la extraña manera como nuestros líderes populistas interpretan los asuntos de la economía y de la vida ciudadana:

Por ejemplo, la coca nuestra da cada día, no es considerada como un arbusto cuyas hojas contienen alcaloides estimulantes; ahora se constituye en el puntal de nuestra identidad cultural y social y su cultivo no es considerado como lo que es, un excelente negocio con un buen mercado y excelente precio por el subproducto nefasto que contiene, la cocaína; sino que demagógicamente se lo considera como la reivindicación de nuestra identidad, de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestra independencia política.

La vestimenta que nos resguarda del clima y que históricamente fue adquiriendo un carácter estético, sujeto a los cánones de la moda y del devenir artístico de cada civilización; en nuestro país y para una gran parte de nuestra población se convierte en algo sagrado, base de nuestra identidad, de nuestra historia. Muchas militantes plurinacionales consideran que su identidad está definida por un sombrero Stetson, o Borsalino, o una Pollera española del Siglo XIX y no en valores éticos, culturales y sociales.

En el ámbito político, la humanidad en su proceso histórico y civilizatorio supero los esquemas tribales y dio paso al ciudadano como miembro activo de un Estado, titular de derechos civiles y políticos y sometidos a sus leyes; por lo contrario en nuestro país, los populistas cocaleros en su discurso ideológico usan criterios tribales, vinculados con lo racial y comunitario, vale decir privilegian lo biológico sobre lo cultural.

Muchos temas administrativos como los de seguridad y control, se los maneja inventando realidades alternas. El caso de los ocho héroes epónimos secuestrados por los chilenos, es uno de ellos. Sabemos o nos lo cuentan cómo funciona el negocio fronterizo en ese árido y vasto altiplano, donde cotidianamente se generan eventos vinculados con el contrabando, narcotráfico, transporte de vehículos robados. Los actores son chilenos y bolivianos: militares, policías, aduaneros, chuteros, comunidades campesinas, contrabandistas, traficantes, etc. que hacen lo habitual: contrabando, volteo, narcotráfico. Lo que cambió en este caso de los héroes, fue que se entrometieron los políticos de ambos países, quienes usando encendidos discursos patrióticos y de soberanía, complicaron la figura buscando enardecer a sus respectivos votantes y distraer la opinión publica de los problemas económicos y de credibilidad que ambos gobiernos enfrentan.

La historia nos enseña que no hay movimientos revolucionarios sin mitos aceptados por las masas, pues el dramatismo del mito lleva al compromiso emocional y da significado a la acción política de los dirigentes: Fascismo, Nacionalsocialismo, Comunismo, Populismo se basan en esto.

Lo preocupante es, que en este tipo de escenario los líderes políticos y sociales poco se ocupan de las personas comunes y corrientes, del vivir bien, de trabajar mejor, de cuidar nuestro entorno, de comunicarnos entre nosotros, de construir un mejor futuro para todos pero sí, de enfrentarnos y avasallar al resto, usando para ello la fuerza y mal usando las instituciones públicas.

Desde hace más de un millón de años,  tiempos en que la horda humana temerosa de los monstruos de la noche se reunía alrededor de una fogata, nuestra vida ha sido regida por infinidad de cuentos y mitos. De entonces hasta ahora poco ha cambiado, antes los brujos, ahora los cuentistas de los regímenes totalitarios comunistas, fascistas y populistas, inventan historias, fabulas y mitos para tranquilizarnos, controlarnos y manipular la mente de las masas.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

UN CUENTO DE LOS MUCHOS QUE NOS CUENTAN

Ovidio Roca

Bolivia encerrada en el centro del continente americano y lejos de las costas marítimas, es uno de los países más atrasados y con una mayoritaria población indígena que las últimas décadas está migrando del campo a las ciudades, donde logran sobrevivir precariamente dentro de una economía informal y ganando unos pesos adicionales realizando actividades de bloqueos y movilización ciudadana en apoyo del gobierno que se declara indígena, y en contra de los opositores.

Un país de estructura económica primaria, poco diversificada y de escaso desarrollo tecnológico y que como solución a la falta de empleo estable, su población eventualmente se dedica a las actividades vinculadas con el comercio, el contrabando de todo tipo de mercancías, el cultivo de coca y el tráfico de drogas.

En este escenario y desde hace poco más de diez años, se ha instalado un proyecto de la vertiente del Socialismo Siglo XXI, y como en todo proyecto político totalitario, los ideólogos populistas para afianzar su control y dominación se dedican a crear mitos que se adapten a la idiosincrasia y los complejos de los habitantes del país. Basado en estos cuentos elaboran relatos sociales que utilizan para manipular a la población. En los círculos académicos a estos cuentos se los llama de  “constructos sociales” o “realidades imaginadas”.

En el relato, en la obra boliviana, Evo el personaje principal fue producido por los ideólogos del Foro de Sao Paulo y los operadores castristas, quienes inventaron un dirigente indígena revolucionario y socialista, pretendiendo que la mayoría de la población de origen indígena del país al identificarse con él los acepte y los siga. Toda la actividad política, económica y cultural gira alrededor de la figura mediática inventada por el grupo de poder y es utilizada por ellos para sus propios fines.

La realidad del individuo, de la persona concreta; es  que ni su nombre Evo, ni su apellido Morales, son de origen indígena sino bíblico y español. El tampoco habla la lengua originaria y su pasión lúdica es el futbol de origen inglés.

Al personaje se le diseño un traje especial con cuello Mao, al que se le añadió  en el pecho franjas horizontales de tejido incaico, agregándole diversidad y colorido a su vestimenta. Así surge este traje estrambótico que muchos de sus llunkus copian y que él no se quita sino para jugar futbol.

Los gerentes del “proceso de cambio” con gran éxito han montado la obra teatral: Populismo indigenista y cocalero. Para la actuación se diseñaron atuendos y disfraces que los actores visten orgullosos: trajes y sombreros de todo tipo que son como uniformes que no se sacan ni para dormir. Asimismo, por todo el país se ha montado una escenografía teatral para disfrute de los visitantes y los actores: canchas de futbol con pasto sintético, inmensos coliseos deportivos, palacios y museos para el actor principal y su elenco, escenografía, aviones y carísimas fábricas de utilería en lugares claves, como el Chapare.

Todo el tiempo llegan como invitados con gastos pagados, los hermanos populistas de la misma troupe, tanto nuestros vecinos albanicos como los de otras latitudes podemicas y arábicas, a participar del show.

Diariamente se desarrollan los eventos teatrales en los cuales los héroes populistas actúan celebrando su victoria y despotricando contra el imperio al que odian y al que seguramente derrotarán solo por amor el pueblo y a los indígenas, mientras de paso y solo de paso, se enriquecen.

Entronizado Evo en el gobierno, quienes realmente manejan y disfrutan del poder utilizan el discurso demagógico del “vivir bien”, mezclado con un falso indigenismo y con esto y sin mayor esfuerzo logran su objetivo de mantener sus privilegios y aumentar su peculio.

Por lo demás el proyecto populista indigenista que aplican, es el de un mero discurso socialista demagógico: estatizar la economía y establecer una forma de gobierno totalitario y de beneficio personal. En resumen una dictadura populista donde no hay estado de derecho y tampoco ley justa, porque no existe órgano legislativo independiente, ni división de poderes, ni bien común, ni seguridad jurídica, ni la llamada pirámide de Kelsen, ni Constitución para todos; pero eso sí, eficaces mecanismos represivos.

Por lo general en los países sin institucionalidad ni estado de derecho, el pueblo se identifica con el caudillo mediático, el líder  populista y no gusta ni se siente atraído por dirigentes y Estadistas que se refieren a los asuntos de gestión institucional y de responsabilidad ciudadana. Y “así nomás había sido”, finalmente la gente elige lo que quiere creer y en este caso eligieron la realidad imaginada del indígena Evo y mientras el líder persista, ella ejercerá una poderosa influencia sobre la población y mantendrá a los k`aras masistas en el poder for ever.

ovidioroca.wordpress.com
 

,

Deja un comentario

ANDREINA DE VIAJE POR TRINIDAD Y EL RIO IBARE

Andreina Roca Aguilera

Ya llegue a Trinidad y estoy de ida al Tapacaré que es un hotel muy hermoso. En un árbol al lado de la laguna hay un perezoso y en una lagunita victorias regia, que tiene flores muy bonitas algunas blancas y otras rosadas y sus hojas son como discos grandes y con barandas, en una hoja había una peta y en otras estaban unas gallaretas chocas paseando con sus hijitos que son plomos y estaban comiendo bichitos, en la orilla de la laguna también hay capiguaras.

Nos alojamos en una cabaña  que tiene cinco cuartos y nos alojamos en uno; mañana iré al Reina del Enín un barco en el que navegaremos por el rio Ibare.

Ya es de día y estoy en el barco con mis bisabuelos y sus compañeros de escuela. Vi cuervos negros y cuervo víbora y cuatro bufeos, uno se dio vuelta y me saludo y me mostro su panza rosadita. Fue un viaje de tres horas y media y como iba lento, con mi abuelo nos subimos a una canoa con motor y fuimos muy rápido para ver los lagartos, las garzas y las petas y después alcanzamos al barco y nos subimos.

Ah, y también en el Tapacaré hay una laguna, no es una laguna cualquiera porque es súper grande. Tapacaré es un pájaro grande que grita fuerte, chajaaa, También tienen lanchas, kayacs, piscina y otras cosas. Con mi abuelo nos subimos a un Kayac y cuando paso una lancha nos hizo olas el kayac se llenó de agua y me dio miedo por los lagartos y nos fuimos a la orilla.

Hoy hizo mucho frio y la laguna parecía un mar por las grandes olas que había y nos fuimos a ver un museo de peces y a otro de cosas antiguas, también fuimos a ver una víbora de ocho metros, pero yo creo tiene seis y mi abuelo me dijo que entremos a medirla, pero no nos dejaron. También había un pato y dijeron que lo ponen para que la víbora se lo coma, pero me dio pena.

En Trinidad Fui con mi abuelo para comprar un bufeo de peluche para mi hermanita y mi abuelo andaba mirando las pulperías y en una llena de botellas, botes y hierbas compro unos frascos de manteca de peta para las arrugas y de piyo para las rodillas de mi abuela,  pero no sé porque ella se enojó cuando se los regaló.

El último día fuimos a la casa de mi Tío Tatatarabuelo y mi Tía tatatarabuela y nos alojamos en su casa en Trinidad.

Aaaa y todavía no es el fin. También estuve en la Fiesta de la Trinidad, la chope piesta, había muchas moperas, chichumoperas, abadesas con tipoy que bailaban con pasos muy bonitos y también taitas y macheteros con camijetas, yo me saque fotos con las moperas.

Hoy es hora de irse y me divertí mucho. Fue muy hermoso…

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

DE LA INSTITUCIONALIDAD Y EL PROGRESO ECONÓMICO Y SOCIAL

Ovidio Roca

El Estado boliviano se ha caracterizado por su debilidad institucional, lo que ha llevado a su población a vivir en una permanente situación de anomia, de anarquía, donde cada quien y especialmente los muy activos grupos corporativos hacen lo que les conviene y cuando les conviene, en su propio y exclusivo beneficio.

Esta situación se da y es producto de un país con una economía primaria exportadora, poco desarrollo educacional y tecnológico y escasez de empleo formal; por lo que la gran población procura cada día subsistir un día más, en una economía informal capitalista, brutal y despiadada.

La institucionalidad es el respeto a las instituciones, aquellos sistemas que bajo imposiciones legales procuran ordenar y normalizar el comportamiento de las personas; las instituciones trascienden las voluntades individuales y se identifican con el cumplimiento de un propósito considerado como un bien común. De esta manera las instituciones sólidas y bien estructuradas, crean orden, reducen la incertidumbre y proporcionan una estructura de incentivos en una economía competitiva de mercado.

Estos veinte años de populismo cocalero constituyen el legado de la “Escuela del Chapare” que dicta catedra sobre la técnica y cultura del bloqueo y actualmente como parte de este folklore plurinacional, todos los días sufrimos huelgas, bloqueos de vías de comunicación locales y nacionales, volteos y extorciones en las fronteras y presiones y chantajes de parte de los grupos sindicales y corporativos, para que las maleables y acomodaticias autoridades eventualmente hagan lo que el grupo de presión demanda, le interesa y le conviene.

Esta anomia y debilidad institucional de nuestro país, se ha agudizado en los últimos veinte años como producto del empoderamiento del populismo cocalero; un movimiento político que promueve el enfrentamiento social y regional utilizando la demagogia y el racismo como mecanismo de dominación por parte del grupo político dominante sobre el resto de la sociedad mestiza, clases medias e indígenas bolivianas.

Cada día las personas denuncian que se sienten acosadas por las autoridades y no creen que pueden reclamar sus derechos acudiendo a las vías legales pues la experiencia les ha enseñado que un policía, un aduanero, un militar están prestos a usar su fuerza y armas para extorsionarlo. Tampoco confían en la justicia pues se sabe que los fiscales y jueces aplican la ley por mandato del grupo político dominante y que son comprables utilizando influencias y dólares y que ocurre lo mismo con el resto de las entidades.

Lamentablemente el pueblo como producto de esta su experiencia, ha llegado a considerar que la presión callejera es la única forma de conseguir de las autoridades alguna repuesta a sus demandas y los dirigentes algunas coimisiones o algunas pegas. De esta manera hemos llegado a una situación donde nadie confía en nadie y menos en las autoridades del llamado orden público, y gran parte de la población termina por considerar el mecanismo de la huelga y el bloqueo como el único medio para que se atiendan sus reclamos.

En este ambiente los distintos sectores informales y empobrecidos, exigen su derecho a tener todo lo que anhelan y esperan conseguirlo presionando al Tata Estado, a las Autoridades y  para esto bloquean lo que pueden y con lo que pueden, exigiendo su derecho a subsistir. Lo hacen ocupando  veredas y calles para instalar sus ventas y tenderetes, demandando su derecho a vender artículos de contrabando, a producir y comercializar coca y sus derivados. En otro ámbito de reclamos, también se pide tener las mismas tarifas de micros o electricidad, desde hace veinte años; construir rompe muelles en las carreteras nacionales, poder lotear y vivir en las áreas de basureros municipales, lotear terrenos y propiedades privadas y públicas, defenestrar a un Alcalde y cualquier cosa que al Dirigente Sindical se le ocurra ese día.

La historia de los pueblos muestra que la institucionalidad se construye cada día y así lo explican los entendidos: “la institucionalidad sigue un proceso sistemático de consolidación (permanencia y uniformidad) de conductas e ideas a través de medios e instrumentos (organizaciones y normas) para alcanzar un fin social, cuya expresión práctica se asimila como valores” ciudadanos.

El problema es que en este ambiente de anarquía generalizada, los  grupos corporativos mejor organizados y más activos son los  que se imponen para conseguir el logro de sus intereses particulares, al margen del interés de la sociedad y este es un proceso con el que no se construye ciudadanía ni estado de derecho.

Sin embargo un aspecto a destacar es que Bolivia, a pesar de ser un país de variadas culturas, nacionalidades y carencia de institucionalidad, es un pueblo que aún no llega a extremos de violencia. Tiene una cultura permisiva y una religiosidad festiva, lo que evita esos enfrentamientos sangrientos producto del fanatismo y que con mucha tristeza vemos ocurrir diariamente en los países islámicos

El problema de todo esto, es que sin desarrollo institucional y cultura ciudadana no hay progreso y si no hay instituciones confiables, reglas del juego estables no hay gobernanza, no hay confianza, no hay inversión, no hay trabajo, no hay paz ni tranquilidad y por tanto no hay convivencia civilizada, ni se construye ciudadanía. Por esto es que necesitamos de dirigentes, de personalidades notables que dirijan y eduquen a la población en la senda del respeto a los demás y a las normas y que de alguna forma aprendamos a elegir a Estadistas y a profesionales con base ética y técnica para dirigir el Estado y las instituciones.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario