EL PODER DE LA ILUSIÓN

Ovidio Roca

Los grupos de izquierda en todo el mundo han sido muy hábiles y han tenido la maestría, la pericia, de posicionarse como adalides populares y hacer creer a la gente que son los defensores del pueblo, de los pobres; que son los únicos inteligentes, capaces y honestos y que con su gestión y políticas desde el Gobierno generarán un estado de bienestar, progreso y felicidad. Lo graves es que aunque esto no es cierto, la gente les cree.

Se les puede mostrar el genocidio, explotación y miseria que los izquierdistas produjeron en la Unión Soviética con más de cien millones de muertos y últimamente el desastre económico y social en nuestro Continente, especialmente en Cuba, Venezuela y Nicaragua donde la opresión y la corrupción cunde; pero la gente no lo quiere ver y aunque los Evangelios nos enseñan sensatez cuando dicen: “por sus frutos los conoceréis”; el pueblo obstinadamente se niega a conocer y ver la realidad.

En Bolivia hemos vivido desde el siglo anterior influidos por grupos de izquierda: el PIR, club de una brillante élite intelectual cochabambina, influyo primero en las universidades y luego se extendió al país; el trotskismo que surge en los centros minero toma control de los sindicatos mineros, de la COB y de los maestros, quienes son los únicos que mantienen aún esa tradición ideológica; también está el Partido Comunista que fue solo un apéndice de la Unión Soviética y todos ellos juntos influyeron en los nuevos partidos nacionalistas como el MNR y otros varios.

Cuentan que, en esas épocas de oro del PIR, los ganaderos del Beni enviaban a sus hijos a estudiar en Cochabamba y dado el gran prestigio de los intelectuales izquierdistas, ellos se alineaban a esta corriente. De retorno a sus pueblos se declaraban marxistas y comunistas, pero solo eran aceptados aquellos que tenían más de cinco mil cabezas de ganado; los cruceños que en esa época eran más yescas, se hicieron falangistas.

El problema para el país está en la prevalencia de una mentalidad ilusoria como fruto de estas ideologías de izquierda, que se instalaron en la población como fuerzas poderosas y duraderas: la dependencia del caudillo, el estatismo en la economía, el miedo a la libertad, a la sociedad abierta y a la revolución tecnológica. De esta manera, la mentalidad y el discurso populista colocan al Estado en el centro absoluto y como responsable por nuestro futuro y nuestro bienestar y no, al individuo libre que lo consigue como fruto de su trabajo y esfuerzo.

Es preocupante que en nuestros países mucha gente se siente cómoda y protegida con ese discurso melifluo y enrevesado de los líderes populistas, que prometen todo, y como tienen miedo a enfrentar la realidad, la verdad, prefieren este discurso mentiroso, siempre que la mentira conlleve una ilusión.

A su vez muchos de los portavoces de la oposición cuando analizan la situación del país, dado el resabio izquierdista de nuestra cultura política, mayormente lo hacen criticando al liberalismo, la economía de mercado, el capitalismo, la libre competencia, la libertad y responsabilidad ciudadana; con lo que definitivamente lo que hacen (al margen de algunas citas personales y anecdóticas sobre los dirigentes y llunkus oficialistas) es apoyar al Gobierno pues postulan lo mismo que éste: estatismo, centralismo, dirigismo, un estado asistencialista que toma todas las decisiones y maneja las empresas hipotéticamente a nombre del pueblo, de los más pobres y los grupos indígenas.

Con la excepción de gran parte de los jóvenes de las Plataformas ciudadanas y articulistas, muy pocos se animan a afirmar de frente que creen en el Liberalismo Democrático, la independencia de poderes, la libertad individual, la propiedad privada, el derecho a la ganancia como fruto de su trabajo, de su inventiva y esto ocurre reiteramos, porque la lógica política, la mentalidad del boliviano es mayoritariamente socialista y anti liberal, es tribal, estatista, quiere un Caudillo que lo acoja y lo proteja, tiene miedo a la libertad y de asumir la responsabilidad de su destino.

Cuando se inicia la baja de precios de las materias primas, cuando terminemos de gastarnos las reservas de hidrocarburos y empecemos a vender el territorio a los chinos (como se dice lo está haciendo en Venezuela); cuando se tenga que cortar los cacareados programas sociales contra la pobreza, eliminar los subsidios a los servicios públicos y aumentar el precio de los combustibles, quizá nos demos cuenta del error de no apuntar a una economía de mercado, competitiva, productiva, diversificada y sostenible, donde la gente cuenta con seguridad jurídica para trabajar y producir.

Por eso la esperanza del cambio democrático está en las nuevas generaciones, más informadas, menos sumisas y dependientes y que quieren vivir sin las tutelas y ataduras del pasado, mientras buscan explorar nuevos caminos de libertad y progreso desafiando la autoridad de los líderes y caudillos populistas. Ellos están informados de lo qué pasa en el mundo y lo ven sin lentes ideológicos, saben de la gerontocracia cubana que secuestró y esclavizo el alma de su pueblo; del estúpido tirano de Venezuela que goza del poder mientras roba impunemente y convierte la riqueza natural en miseria y hambre, o del matón de Nicaragua. Son jóvenes, mujeres y hombres, son ciudadanos libres e informados que no están sujetos a complejos de razas o tribu y se niegan a ser manejados por caudillos y sátrapas y que se organizan de manera ágil y flexible usando las TIC, son las Plataformas ciudadanas y agrupaciones ciudadanas democráticas.

Sin embargo además de las buenas intenciones, la movilización y la receta, hace falta el cocinero. Además de las políticas liberales y democráticas hacen falta el equipo de políticos honestos idóneos y responsables y cuadros profesionales para administrar las distintas competencias del Estado. Ojala lo hagamos.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

EL TOBOROCHI

Andreina Roca Aguilera

A la sombra de un panzón llanero
Duermo con mi sombrero
Mixturado de bello color rosado

Él es muy inteligente
Hace volar sus semillas
Sembrando nuevas maravillas

Cuando lo ves
No lo dejas de admirar
Porque es el Toborochi
Mi amigo de la llanura

Deja un comentario

SELECCIONES RUMIADAS Y ACULLICADAS

(Selecciones del Reader´s Digest criollo)

Ovidio Roca

Todo lo que se dice aquí es verdad absoluta, lo que cambia permanentemente es la realidad.

Paradoja azul

Los populistas culpan al imperio por los problemas del país, ya sea cuando éste está presente a través de sus instituciones e inversiones y lo mismo cuando no lo está. Es decir que es culpable porque está y también cuando no está, pues hipotéticamente lo expulsamos. Suenan como la gata flora si se la meten grita y si se la sacan llora.

Creencias de las que viven los demagogos

Los populistas aprueban leyes que proclaman ser en beneficio del pueblo y de la comunidad, pero que la práctica solo sirve para consolidar sus intereses de poder y de negocios. Sus acólitos les creen pues si expresan sus dudas quedan fuera del negocio.

Existen algunas creencias de lo más ridículas, una de ellas es: “El pueblo nunca se equivoca”, y lo que vemos a diario es que las masas más que tener la razón viven esclavos de la ilusión y bajo la hegemonía de la alucinación, la que puede o no ser bien canalizada.

Estrategias de imagen

“La imagen internacional que tenemos del pirata es la de aquel personaje con parche en el ojo, un garfio en lugar de mano y espada en la otra. Si alguien usa y abusa de ese símbolo, de esta imagen, algo se trae, no entre manos sino entre ceja y oreja y no sabemos si es por tuerto para aterrorizar o para hacerse el loco y peerse a gusto como el alcalduli”. Santos Noco Chopeyaqui.

Mentiras y consejos

Quiero decir a mi pueblo que no se deje engañar con la mentira. Hace bien el Presidente en decir que haya una Ley para sancionar la mentira, al ser mentiroso debería castigarse severamente. “deberíamos cortar la cabeza y la lengua a los mentirosos”. Hermosa

Yo creo que si hubiera una Ley contra la mentira, los políticos casi en su totalidad somos mentirosos, y seríamos los primeros que tendríamos que ser sancionados, seguramente”. Senadora Sifuentes

Aplicando este consejo se produce un daño colateral pues nos quedaríamos sin autoridades cuando a éstos les corten la cabeza. Muchos dirían que quizá esto no sea tan malo.

La franqueza desde el poder

  “Para mis amigos todo para mis enemigos la ley”. Benito Juárez

“ ! Creen que vamos a rifar la repostulación de Evo por un apego abstracto a la norma! ”. Linera

Proceso de cambio, todo cambia menos los dueños del gobierno

 Siguiendo la senda castrochavista como pueblo viviremos con matices propios la etapa venezolana de miseria, inseguridad y éxodo; la nicaragüense de la violencia y asesinato de la población propiciada por Ortega. Por supuesto los lideres siempre tienen su plata afuera y podrán irse a Europa o a la España de sus amigos de Podemos y por supuesto nunca a Cuba, Venezuela o Nicaragua.

Vinimos a quedarnos para siempre

En el campo es rotativo, el dirigente va rotando; aunque sea alto, bajo, gordo, flaco, pero lo eligen. Mientras que el Evo quiere eternizarse, quiere estar ahí toda la vida, eso no es nuestra cultura”. Felipe Quispe.

Evo y los Chuquiago Boys
Antes, dice Evo Morales, quienes se encargaban de la economía boliviana era gente formada en el exterior. “Nuestro vicepresidente dice que ahora ya no deciden los ‘Chicago boys’, sino los ‘Chuquiago boys’. Yo digo: Ahora aquí ya no mandan los gringos, aquí mandan los indios. Es la verdad, nosotros decidimos políticas económicas con nuestros profesionales”. Evo

Lucifer lo acoja en su seno

Si el pueblo quiere vamos a continuar con nuestro proceso de cambio, con nuestra revolución democrática y cultural. Así como el ‘Che’, así como Fidel decía, solo tenemos un camino, ser mártir o héroe”. Evo a los cocaleros del Chapare.

Me lo cantaré me lo bailaré.

Lindos bailes, cuecas de todos los Departamentos, a veces yo pienso y digo: para que me meten a ser presidente, si no fuera presidente feliz puedo estar bailándome”. Evo. Totalmente de acuerdo ve a tu Kato, báilatelo y el pueblo será feliz.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

POPULISMO PLURINACIONAL Y SU TRANSITO HACIA LA DEMOCRACIA Y ECONOMIA DE MERCADO

Ovidio Roca

Se dice que si preparamos un guiso siguiendo una receta, por ejemplo de “patasca”, tendremos casi siempre este puchero criollo y aunque la mano del cocinero hace las diferencias, siempre será una patasca.

Vale decir que cuando cocinamos como lo hacen en Cuba, Venezuela, Nicaragua, aplicando la receta populista de estatismo, despilfarro, peguismo estatal y nos llenamos de subsidios que funcionan de épocas de bonanza de las materias primas, estaremos bien por un tiempo; pero cuando se acaba la plata y llega la época de las vacas flacas, que es cuando a los populistas los sacan del poder, hace falta que alguien trabaje y tome medidas duras e impopulares para arreglar el desastre que produjeron los populistas con su receta.

Como esta tarea de componer, de arreglar, es complicada, cuesta y afecta a todos, empieza el problema, porque los adictos al régimen no quieren perder sus pegas y ventajas y piden que vuelvan los demagogos.

Podemos ver en Argentina lo que se nos viene, pero no será antes de sufrir las dramáticas fases venezolana y nicaragüense; de miseria y matanzas que ya se avizora.

Esto de la receta y la patasca es cierto, aunque con variantes que tienen que ver con las características de cada economía nacional, su entorno geográfico y particularmente con los hábitos y características de su población. Una nota especial de la economía boliviana la dan los miles y miles de obsesivos, habilidosos y sacrificados campesinos, micro empresarios y contrabandistas, que se financian con los recursos del circuito de la coca cocaína y que abastecen de alimentos y bienes de uso diario a toda la población.

La economía boliviana es en un setenta por ciento informal y los miles de cuentapropistas se ganan la vida haciendo todo tipo de trabajos: servicios variados, pequeña agricultura, artesanías, comercio, contrabando, producción cocalera; esto más el aporte del narcotráfico, hacen que no se sienta en el corto plazo los efectos de la crisis populista de la misma manera que se lo sufre en Cuba, Venezuela y Nicaragua, que no tienen disponible una fuente alternativa de dólares a la oficial como en la Bolivia cocalera.

Una gran parte de la población quisiera trabajar formalmente pero no puede hacerlo por las miles de regulaciones e impuestos del Estado, imposibles de cumplir, por lo que el pueblo para subsistir se refugia en la informalidad que es una economía de subsistencia, una economía popular que aunque no aporta al Estado tampoco recibe nada de él y solo le pide que se aleje y les permita subsistir, pues lo único que ven de parte de la burocracia estatal son los cientos de trámites para multiplicar los pesos que éstos se meten al bolsillo.

En todo caso es importante diferenciar este tipo de economía informal, de la economía ilegal y delincuencial que afecta la vida, la salud y la propiedad de los demás y que de alguna manera es socia favorecida por los  regímenes populistas.

Como una exigencia para enfrentar la debacle y el proceso destructivo que se produce en los regímenes populistas y castrochavista y que continuara con nosotros; es asumir la tarea de diseñar la forma en que haremos la transición del populismo hacia una economía moderna, formal y productiva. Esto tiene que hacerse teniendo en cuenta las particulares características del país y de su población; se requieren de soluciones propias y creativas, pero siempre usando y canalizando esa fortaleza de la economía popular y trabajando en la capacitación de la población a los desafíos tecnológicos y climáticos que se avecinan.

El cambio de modelo económico, el que necesariamente debe ser de shock, tendrá que darse después de que sobrevenga el desastre, como el que vivimos durante la época de la UDP con esa inflación que llego al veinte mil por ciento anual y que tenía desesperada a la población. Por suerte en esa época el Dr. Siles actuó sensatamente y sabiendo que él no podía manejar el desastre, renuncio y dio paso para que se elija a un Estadista, el Dr. Paz que tomo medidas drásticas y de shock: cambio real y flexible de la moneda, liberalización del mercado, libertad de precios y un arancel único de importaciones; modificación del régimen impositivo que de más de trecientos impuestos se redujeron a siete y se dio un fuerte fomento a las exportaciones; con todo esto se dio seguridad jurídica lo que permitió que la economía y la producción se estabilice. Fue duro y doloroso como una operación quirúrgica, pero funciono.

Actualmente y a nivel mundial estamos ingresando a un cambio de paradigma, por una parte el cambio climático de lluvias, sequias y temperaturas extremas y cambiantes que modificara nuestra forma de vivir y de convivir armónicamente con el ecosistema y que nos obliga a aprender nuevas maneras de producir en la agricultura y también: qué, cuando, como y donde producir y con semillas adaptadas al nuevo régimen climático.

Asimismo con las nuevas tecnologías se están diseñando en el mundo formas novedosas de producir bienes y servicios, por lo que debemos dar énfasis a la educación innovadora tecnológica y dentro de esta a la biotecnología, la electrónica y también asignar un nuevo rol al Estado, cual es garantizar la convivencia pacífica y próspera de todos los ciudadanos y no el de exaccionar a la población como lo hace ahora con la elaboración y uso abusivo de leyes e impuestos para consolidar su poder y atacar a sus oponentes.

Para esto hace falta una gran campaña de educación y concientización sobre lo que es una sociedad viable y esto es trabajo especialmente de aquellos  que tienen un futuro por delante; los jóvenes, los colectivos y plataformas ciudadanas, activistas sociales y los grupos de opinión que necesitan ponerse de acuerdo sobre un Frente Democrático de Unidad Nacional y un grupo de Gerentes capaces de administrar de forma eficiente el aparato del Estado.

Así nomás había sido y será, si es que queremos ingresar al mundo de la  modernidad y el desarrollo sostenible; entre tanto estamos mal pero nos dicen que vamos bien.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario

CRÓNICAS DE LA COTIDIANIDAD POPULISTA

Ovidio Roca
Construyendo la sociedad de la desconfianza

Como resultado de los malos gobiernos y especialmente el de estos últimos doce años, existe la percepción generalizada de que el Estado invierte solo para cobrar comisiones y sobreprecios y que el mayor problema es cuando invierte en industrias pues estas están pensadas para melear y no para ser competitivas y tener utilidades, y peor aún al ser administradas por burócratas públicos sin sentido empresarial por lo que tienen déficits y pérdidas constantes; pero también sirven para dar pegas a sus militantes.

En un ambiente como éste es difícil que se desarrolle una sociedad de confianza, de cultura de la inversión, de la innovación, del trabajo honesto y del acatamiento a la ley.

En su experiencia cotidiana la gente constata y aprende que las instituciones  son de propiedad de los gobernantes de turno y su burocracia. Que las regulaciones son para subir el precio de las exacciones y qué hay que pagar para todo y por todo. Que las leyes y la justicia son para presionar y negociar y sobre todo para castigar cualquier signo de rebeldía.

Ergo, como no hay seguridad jurídica es mejor ser informales, vivir en la economía ilegal y lo más lejos posible de las instituciones públicas que se han convertido en el enemigo del ciudadano.

Consuelo de tontos: hay algo bueno y es que  en el Estado Plurinacional, al margen de la economía informal y el contrabando, existen variadas oportunidades de negocios y de riqueza; una de ellas especialmente orientada a profesionales hábiles en el sofisma y el doble pensar es la de panegirista y llunku del Caudillo. Para esto se necesita ser hábiles en la retórica, la que es usada eficazmente para distorsionar la realidad y escamotear la verdad; en esencia se trata de condicionar las mentes de las masas mediante la manipulación, la desinformación, la imposición de imaginarios colectivos creando expectativas y realidades virtuales lejanas a la realidad.

Es un trabajo fácil y se trata de engatusar a la población que tanto gusta de cuentos, fantasías e ilusiones, inventando cada uno a su estilo la historia del vivir bien y los éxitos económicos del Gobierno gracias a sus sabias políticas. Los autores de los mejores cuentos y telenovelas populares y que no tiene nada que ver con la realidad ganan sus buenos quintos, también lo reciben en especies e influencias y así satisfacen a sus propios intereses y los del gobierno.

NOTAS VARIAS DEL DIARIO VIVIR

Le pelamos: hakuna matata

Se había montado un sistema formal de corrupción y toda adjudicación tenía su sobreprecio y su comisión establecida; existía un cobrador designado encargado de la tarea de dar seguridad al pavo que paga y al de la camarilla burocrática que cobra su cuota y ahora vienen con pillerías de cuarta, con bandas y banderitas.

Que ridículo, que vergüenza, ya estaban en los ligas mayores plurinacionales y vuelven a caer en la michi corruptela; qué pasó con los buenos!.

Si los concejales van a robar plata tienen que robar en otro lado, no en esos proyectos pichangas”. Alcalduli

El llunkerio ayuda a vivir bien

la democracia no precisa de alternancia, esto es un invento de la oposición… la democracia tiene que ver con el vivir bien”. “Ministra” de Comunicación López.

De aquí y del imperio; el lamento Grindio, de gringo e indio

Si me hicieran un impeachment en algún momento, creo que los mercados se hundirán. Creo que todo el mundo sería muy pobre”. Trump

Si se va Evo va a haber llanto y el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros”. Linera

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

LOS DELIRIOS DEL PODER

Ovidio Roca

El poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Lord Acton

El hubris, la locura del poder afecta de diversa manera según la cultura del sujeto. Algunos rústicos iletrados exhiben orgullosos su poder y expresan siempre y en cualquier sitio lo que sienten y disfrutan; otros como los licenciados en sofisma, ocultan zalameramente su poder y riqueza y dicen públicamente solo lo que les conviene.

Es casi imposible que un gobernante se resista al permanente llunkerio de su entorno y no caiga en corruptelas y en la tentación de sentirse un dios todopoderoso e inmortal, por lo que es sano para lo sociedad evitar que ejerzan el poder por mucho tiempo. La democracia que es un sistema de poder delegado y también limitado, establece la alternabilidad de los funcionarios en el gobierno generalmente con periodos de entre cuatro y cinco años y con una sola reelección.

HUBRIS PLURINACIONAL

De la Orden de la Jarretera a la Orden del Guato, mismollata?.

En el Siglo XIV el rey Eduardo III, durante un baile, recoge la liga que se le deslizo de la pierna a la Princesa de Gales, la coloca en la suya y dice: Honi soit qui mal y pense (Que se avergüence quien de esto piense mal). Esto da origen a la Orden de la Jarretera que es considerada el pináculo en el sistema de honores británico.

En el Siglo XXI al monarka Evo se le desata la trenza del zapato y los llunkus se tiran al suelo disputándose quien le amarra los guatos, él les tira un peso y dice: llocsi caimanta (Pronto serás Ministro). Esto da origen a la Orden del Guato que es considerada como el pináculo del llunkerio plurinacional.

Poder por siempre

 Dijimos varias veces, antes en el Palacio, ahora en la Casa Grande del Pueblo, no estamos de inquilinos, no estamos de pasajeros, no estamos en alquiler, los movimientos sociales, el pueblo unido antiimperialista, se va a quedar para siempre”. “En vano están pensando volver los neoliberales al poder, los vendepatrias, los procapitalistas, los proimperialistas”. “No somos inquilinos: hemos venido para quedarnos, y ahora para toda la vida”. Evo

Los delirios del poder

Cuenta Evo henchido de hubris, que en una parada militar en Trinidad una chica cuya familia conoce, le dice: “Evo yo quiero tener un hijo para vos, Quiero tener un hijo para el mejor Presidente de Bolivia”. Bolivia TV.

Zalamería de las cariñositas

Nos cuenta también el Evo: Silvia y Leonilda me dijeron: “borrachito eres más cariñosito”. Salud hermano.

Compartiendo información privilegiada

 Ahora entiendo perfectamente los campos deportivos, compañero Quecaña. Un coliseo, 10 millones de bolivianos. Yo decía, cuánto de comisión vas a cobrar”. Evo en Yacuiba

Por la Plata baila el mono

 Hermosas palabras luego de los contratos de 3.248 bolivianos por minuto:

Dios nos regaló y nos mandó un dirigente, nos mandó un presidente, y él se llamaba Evo Morales Ayma”. Gonzalo Hermosa de los Kjarkas.

Corolario: Equidad Plurinacional

Si mete preso al que no sabe sumar y a los que no tocan la Diana cuando mete el gol; debería meter igualmente preso al que poco sabe leer y a los opositores que no saben hacer oposición”. Santos Noco Chopeyaki

ovidioroca.wordpress.com

 

Deja un comentario

POPULISMO Y DEMOCRACIA TUCA

Ovidio Roca

Vivimos en la era y bajo la férula del modelo populista que usa y abusa de absolutamente todos los recursos del Estado, económicos, coercitivos y especialmente de la publicidad para mantener controlada a la población y especialmente a los grupos indígenas y  sectores sociales menos favorecidos, ilusionándolos para mantenerlos controlados al mismo tiempo que favorecen al capitalismo mercantilista y a su propia dirigencia política y sindical que se enriquece a través de una masiva y estructural corrupción.

En esta democracia tuca, devaluada por el populismo, se considera que quien consigue más votos está en su derecho de hacer lo que les viene en gana y sin respetar los límites que debe tener todo gobierno democrático. Al respecto Cristina Fernández de Kitschner, que sabe de esto, nos dice: “si no les gusta, armen un partido político y ganen las elecciones”.

 En el modelo populista, no es el individuo sino la masa el sujeto de derechos políticos del país. No lo es el individuo consciente, el que interviene en la vida política de su comunidad acatando las normas y cumpliendo sus deberes y obligaciones; es la turbamulta, esa que bloquea y presiona y a la cual el Líder carismático promete, según sean la circunstancia, darles gusto en todo sin exigir responsabilidades sino su apoyo absoluto y lo hace con promesas de algo que puede no ser necesariamente factible y que luego queda solo en eso, en promesas.

En estas “democracias” populistas se vive bajo el dominio de un caudillo, el que es la imagen y palabra del régimen. Este caudillo ha sido inventado y diseñado por los grupos de poder para una circunstancia histórica determinada de manera que exprese y  refleje los complejos, los odios, las frustraciones y esperanzas de una parte importante de la población y logre la adhesión de esta gente a la propuesta de poder encarnada por él. Detrás del líder y dirigiéndolo está la inteligencia castrochavista y los ideólogos palaciegos, el verdadero grupo de poder. Así lo hemos visto en Bolivia con el icono indígena cocalero con el que consiguieron un tremendo éxito electoral.

Sin Evo no hay el tejido de lo social; Evo es insustituible. Izquierdas siempre ha habido, sabemos. En los 80 hemos tenido experiencias de 30 partidos de izquierda participando en las elecciones. ¿Qué es lo que hace Evo? Teje a todos. No inventa a la izquierda, le da un nuevo sentido. Hace funcionar la orquesta. Evo es el caudillo del siglo XXI”. Raúl Linera

Si vuelve la derecha, Bolivia va a estar como la Argentina, acabando con los movimientos sociales, quitando (beneficios sociales), terminando; otra vez entregándose al Fondo Monetario Internacional (FMI). Si vuelve la derecha olvídese que va a haber programas sociales; la derecha, el sistema capitalista, el imperialismo dice: “los pobres sálvense como puedan”, y los hermanos pobres tienen que saber eso”. Evo recitando su parlamento ante la prensa.

Carlos Marx en su obra Contribución a la crítica de la economía política, decía: “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia”. Somos producto de nuestras circunstancias, de la realidad en nuestra vida cotidiana, del deterioro de nuestras fuentes formales de ingreso debido a la crisis económica por la inviabilidad del modelo económico populista. Pero cuando estas realidades se vuelven evidentes e incuestionables, la gente despierta y rompe con la adscripción al Jefe indígena y al modelo populista. Esta transición por supuesto requiere ser impulsada y dirigida por sectores esclarecidos, en un Frente unido y con propuesta viable y sostenible para un mejor futuro de la sociedad.

El modelo castrochavista ha demostrado su fracaso en todos los países que lo aplicaron y cuando estos demagogos finalmente son expulsados por la crisis económica y social dejen un tremendo desastre, por lo que se necesitara trabajar duro para solucionar los problemas de esa herencia nefasta, caracterizada por la destrucción de la institucionalidad, de la moral de trabajo, de la estructura productiva y una extendida cultura económica de la coca, el narcotráfico, el contrabando y la informalidad.

Salir de este funesto trance, sanar la economía y la institucionalidad exige trabajo duro y grandes sacrificios lo cual tiene un inevitable costo político. Son medidas difíciles, como las que debe asumir un médico ante una herida, un tumor y una grave infección y eso no lo acepta la gente, pues no quiere perder alguna prebenda y pide que se le prometan panaceas populistas y de ninguna manera responsabilidad y trabajo. La crisis tiene ser tan grande como en las épocas de la UDP  que pocos recuerdan, para que la gente acepte la intervención del cirujano para que opere el tumor canceroso.

Así nomás había sido. Decía Cayetano.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario