Archivo para la categoría economía Bolivia

LA NEFASTA HERENCIA MASISTA CON LA QUE TENDREMOS QUE LIDIAR

Ovidio Roca

Los funcionarios y los panegiristas del MAS citan, demagógicamente, cifras macroeconómicas con las que buscan mostrar una buena gestión gubernamental; pero de lo que no hablan es que de ninguna manera generaron prosperidad ni buena empresa; ellos tuvieron la suerte de recibir una millonaria herencia de los anteriores gobiernos: reservas petrolíferas certificadas, gasoductos construidos hasta los mercados y contratos ya suscritos. Además y de yapa les cayó un regalo del capitalismo, una larga coyuntura de precios internacionales como antes nunca vistos, donde el petróleo pasa de los 20 dólares por barril a los 100 y hasta 140 dólares.

Ellos dilapidaron esta herencia, se gastaron los mayores ingresos que recibió el país en toda su historia, a lo que se suma también el mayor endeudamiento; recursos que dilapidaron en corrupción, en construir millonarios proyectos totalmente fracasados, museos, palacios, canchas de plástico, coliseos. Inversiones que caracterizan el ciclo de la política y cultura cocalera y que está dejando un país endeudado y enfermo de populismo. Una inversión buena para incrementar el PIB pero mala para el país y su gente.

Como siempre, luego de la borrachera, del desastre, viene la dura tarea de reconstruir la economía, la institucionalidad y la ética del trabajo y esto exige que se asuma la responsabilidad de poner orden; recomponer el aparato productivo y las finanzas, lo que implica tiempo, sacrificios y trabajo. A su vez la gente acostumbrada a las prebendas del populismo y que va a sentir los efectos del ajuste, dirá que con el MAS todo era mucho mejor y gratis.

En los otros países Castrochavistas, que aplicaron la misma receta, los ciudadanos desesperados sacaron a los populistas del Gobierno y los metieron presos y ahora están trabajando duro en reconstruir su país; otros están en proceso de expulsarlos, nos referimos a Venezuela y Nicaragua los que están en su fase de crisis terminal; la etapa represiva y genocida en la cual están asesinando a su población. Nosotros siguiendo el mismo modelo hacia allí vamos.

Evo, que es un dirigente campesino cocalero puesto en el gobierno por el Castrochavismo, en su lógica practica y campesina siente y  se pregunta: “El pueblo es sabio (y) si uno no responde, fuera pues!”. Pensamiento sabio e interpretación necia: “Yo mismo a veces no puedo entender que ya estoy 12 años de Presidente, qué está pasando digo, me pregunto. Claro, a veces no están atendiendo bien, falta todavía, hay nuevas necesidades pero hay resultados, el pueblo es sabio (y) si uno no responde; fuera pues!, pero sí hay resultados”. (Esto último, lo de los resultados, se lo hacen creer los chupatetillas que no quieren soltar la mamadera y el poder).

Nos olvidamos que un país que se proyecta libre y próspero hacia el futuro, requiere de valores, de trabajo creativo, de compromiso; un accionar ciudadano que transita por el ejercicio responsable de los derechos y el total cumplimiento de las obligaciones.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, ,

Deja un comentario

AUTONOMÍA SE HACE AL ANDAR

Ovidio Roca

El saber popular acuña frases tales como: del dicho al hecho, del discurso a la acción y en esta misma línea de expresión, hace un tiempo en Santa Cruz se decía: “Autonomía se hace al andar” y con esto se quería expresar que no podemos quedarnos en la pura charla y que las autonomías Municipales y Departamentales son parte de un proceso de largo aliento para la construcción política e institucional de unas Autonomías Departamentales en camino hacia el Federalismo.

En esto debemos ser honestos, coherentes y actuar en consecuencia, pues muchas autoridades locales han venido emborrachando la perdiz y pasan su tiempo haciendo discursos autonómicos reclamando más competencias, pero no cumplen ni de lejos con las que tienen. Lo correcto es ejercerlas en su integridad  y como resultado de esta práctica y mejores resultados, trabajar para  ampliarlas.

Si se hubiera querido avanzar en el proceso autonómico, se tendría que haber empezado por ejercer las 36 competencias exclusivas que otorga a los Departamentos el artículo 300 de la Constitución y que a la Ley Marco de Autonomías faculta sin condiciones.

Las deformaciones de la estructura económica y social, bajo el modelo estatista, populista y cocalero, explican no solo el comportamiento acomodaticio de las clases empresariales del país sino también, por ejemplo, el actual desplazamiento del proletariado minero de la conducción política y sindical de la COB en favor de los grupos cocaleros y comerciantes quienes pertenecen a la actividad económica más rentable y activa del país: productores de coca, pasta base, cocaína, actividad ilegal que representa el vínculo más activo de Bolivia con el mundo. Esto coincide con lo que señalaba Marx: “es el ser social el que determina la conciencia, no la conciencia la que determina el ser social”.

Se acusa a los líderes empresariales cruceños de que se interesan más por sus negocios que por la autonomía y esto se explica porque la economía está controlada y condicionada por las decisiones políticas del gobierno centralista, que acosa al sector empresarial privado mientras privilegia un modelo doble de economía: uno centralista y estatista para beneficio del grupo palaciego y otro de economía informal para los sectores y movimientos sociales y corporativos que sustentan al gobierno mientras viven de todo tipo de negocios informales e ilegales. No olvidemos que la base productiva condiciona lo político e institucional y cuando se tenga seguridad jurídica, la inversión y el desarrollo empresarial será más eficiente y acelerado.

Una sociedad natural tiene diversas clases sociales posicionadas según sus capacidades y oportunidades, pero que deciden trabajar juntas al servicio del bien común. Los políticos y para hacer honor a su función como representantes del pueblo, no pueden estar al servicio de ninguna clase o sector determinado sino del bien común.

El discurso demagógico de los socialistas y populistas plantea una sociedad sin clases, aunque en realidad es una sociedad de solo dos clases: la cúpula dominante por encima de todo y de todos y el resto.

Se dice que la política es el arte de lo posible y ahora que Santa Cruz  cuenta con un Estatuto Autonómico, aunque recortado y limitado, hay que usarlo al máximo asumiendo plenamente todas las competencias que se nos permiten, buscando potenciar al Departamento y su economía.

Lo que vale y corresponde es que los ciudadanos y sus líderes se dediquen a potenciar la región, construir y avanzar en lo político, institucional, productivo y económico y eso se logra con acciones prácticas, educando, industrializando, produciendo mejor, preservando nuestro ecosistema, asegurando así un mejor futuro para nuestros hijos y lo importante es no perder el rumbo y avanzar de frente hacia el Federalismo y la reducción del Estado centralista.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

ESTADO PLURINACIONAL COCALERO, EN PROCESO DE CAMBIO Y PERMANENTE MOVILIZACION

Ovidio Roca

A diferencia de los que dice el Licenciado, “Para que hacerlo fácil si podemos hacerlo difícil”, la gente gusta de las cosas simples y prácticas: busca su bienestar y el de su familia; construir una nación donde sea grato vivir, trabajar y progresar. Una sociedad de ciudadanos con iguales derechos, donde cada uno en su ser particular íntimo y familiar mantiene su propia identidad y no busca ser privilegiado ni discriminado por su diferencia étnica, religiosa o política, sino porque contribuye con su creatividad y esfuerzo a construir su futuro y una nación exitosa para todos.

El éxito de una verdadera democracia depende de la vigencia del Estado de Derecho y de un sistema de pesos y contrapesos claramente delimitados. La llamada democracia populista cocalera, al carecer de contrapesos, puede dedicarse en nombre de su mayoría a  aniquilar toda oposición, convirtiéndose en un Estado totalitario y corrupto.

Bolivia es un país donde la gente no confía en la justicia pues sabe que ella está exclusivamente al servicio del gobierno, de manera que la única forma de reclamar cuando se tiene capacidad de manejo de masas es mediante la presión callejera por lo cual y debido a esta ausencia de institucionalidad, casi todos los días en el occidente y ahora en el oriente, vemos proliferar masivas movilizaciones por demandas personales y de gremio, con paros, bloqueos, huelgas de hambre y como parte del folklore y el dramatismo nacional: extracción de sangre, tapiado, crucifixión.

Democracia en su esencia es responsabilidad ciudadana, separación de poderes, alternabilidad, respeto a los derechos  de los demás, justicia independiente, árbitro imparcial. El respeto a la persona como ciudadano y no como miembro de una tribu, un clan, una corporación, una logia o un afiliado del sindicato y del gobierno.

El llamado proceso de cambio hizo de todo para cambiar el país; desde el certificado de nacimiento, su nombre de pila y apellido, los códigos y las leyes, las fiestas, las fechas cívicas, los héroes y los santos. Todo se cambió y nada cambio para mejor: la corrupción, el atropello de los derechos humanos, la ineficiencia gubernamental, la economía, la actividad productiva, el narcotráfico y el contrabando empeoraron. Se talaron los bosques y las selvas pues desean que desaparezcan para ser colonizados por la coca.

Se instauro la democracia populista lo que significa que las leyes se cumplen solo cuando conviene al gobierno y las mismas están en permanente modificación y cambio para acomodarlas a sus intereses de conservar el poder; por ello y parafraseando a  Lope de Vega se podría decir: “Es ley lo que manda el Evorey.

El problema se agudiza aún más por la propuesta del populismo que en Bolivia combina tres factores letales: propuesta étnica, economía dependiente de los recursos naturales y poderes estatales dominados por el partido gobernante.

Los revolucionarios en el poder cambiaron el vestuario y de look, engordaron y se enriquecieron, sus millones crecieron y cambiaron de país para esconderse en paraísos de impunidad, donde esperan ir pronto a disfrutarlos. Quizá lleven algunos llunkus para que le amarren sus guatos, los sirvan y los adoren.

Actualmente la economía ya les complica el pastel y se tiene una aguda reducción de ingresos a pesar del endeudamiento irresponsable del Gobierno, lo que está limitando sus acciones. A su vez el apoyo externo de los países castrochavistas está menguado; Venezuela ya no es un apoyo, más bien un mal ejemplo y los cubanos subsisten por su venta de servicios de espionaje, “inteligencia” y técnicas de represión revolucionaria

Todo este ambiente de incertidumbre, de extrema corrupción y abuso sistemático, está haciendo reaccionar a la gente y posicionar a los Comités Cívicos. El pueblo al contar además con la permanente información que difunde un nuevo e importante actor que son  las redes sociales, con sus mensajes, convocatorias y denuncias por el “feis”, el “guasap”, está perdiendo el miedo. Esto hace que la gente se dé cuenta que una mejor opción es retomar el camino hacia el progreso y el desarrollo lo que implica recuperar la Republica, establecer el Estado Federal e instaurar una economía de mercado libre y competitiva.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

ESTADO PLURINACIONAL POPULISTA EN TIEMPOS DE VACAS Y LLAMAS FLACAS

Cuentos e historias explicados  con “chuis” y no con hamburguesas gringas.

Ovidio Roca

Por no tan extrañas circunstancias el discurso populista y estatista es el preferido por las masas latinoamericanas, las que ilusionadas por las promesas no asumen personalmente el duro trabajo de construir su futuro. Es por esto que algunos analistas afirman que los latinoamericanos no creen en el liberalismo porque significa asumir responsabilidades y derechos individuales y sociales y ante esto prefieren la ilusión de que los líderes y el Estado solucionara todos sus problemas: “Basta de realidades, queremos promesas” podría ser su emblema y declaración de deseos.

Bolivia ingresa al siglo XXI conducida por un partido populista hacia el estatismo, el indigenismo y el control absoluto de los poderes del Estado, incluido el electoral. Es también la época durante la cual todos los gobiernos populistas Latinoamericanos prosperaban financiados por la increíble alza del precio de las materias primas, hidrocarburos, minerales y el narcotráfico.

Las ideas socialistas, corporativistas y la ilusión populista, obnubilaban a las masas que esperaban recibir todo de un Estado Benefactor, mientras que las propuestas de trabajo tesonero, de ahorro e inversión responsable son desechadas por la ilusión de vivir a costa del Estado, el que engordaba con el auge de las materias primas, de la cocaína y el contrabando.

Por su parte muchos progres europeos bajo el paradigma del buen salvaje, apoyaban todo proyecto revolucionario latinoamericano y este su sentimiento guiaba el dinero de instituciones y personas hacia las ONG que trabajaban promoviendo proyectos políticos de izquierda e indigenistas; pero por supuesto mientras éstos sudacas permanezcan lejos de su casa.

Como popularmente se dice, “otra cosa es con guitarra” y así vemos como los populistas durante más de diez años hicieron una pésima gestión gubernamental, derrocharon los recursos públicos que ellos no generaron, gastándolos de manera ineficiente, despilfarradora y corrupta, mientras el gasto público, la burocracia y la inversión improductiva crecían exponencialmente, una gran parte de ésta financiada por endeudamiento.

Se multiplico la economía informal y se dio amplia libertad para que los sectores de capitalismos salvajes y vinculados con el circuito del contrabando y la coca hagan sus negocios y en lugar de apoyar y promover la diversificación de la actividad productiva, el gobierno con medidas políticas y judiciales atenta permanentemente contra los derechos de propiedad, las empresas, la agricultura y  cualquier actividad formal de los que considera opositores.

El modelo populista con sus variantes, desde los típicamente comunistas de nacionalizaciones masivas, colectivismo y estatismo económico como en Cuba, hasta el capitalismo mercantilista de los compañeros del MAS, prevalecieron durante estos años, pero ahora están preocupados pues con la caída de los ingresos y de las reservas del gas están en graves problemas. Sin embargo ellos mantienen la confianza, aún tienen la cocaína y saben que con el  miedo, el  temor, más las ilusiones y esperanzas se controla a los pueblos y si algo falla pueden vender el país a los chinos.

En general el pueblo se olvida que lo correcto es guiarse por los resultados y no por las ilusiones y fantasías; no por lo que se dice, sino por lo que se ve, y ahora que se avizora con más fuerza un nuevo ciclo de vacas flacas está de vuelta la necesidad del trabajo productivo y la innovación como fuente de riqueza y ahí hacen falta las ideas, la doctrina y los planteamientos del liberalismo democrático. Podemos seguir el camino de Venezuela o de Cuba, o podemos apostar a lo que están empezando a hacer en Argentina, Chile y Perú y desde hace rato hacen los países del norte de Europa; es hora de elegir y realizar.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

,

Deja un comentario

DEL PROCESO DE CAMBIO AL PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN

Ovidio Roca

La sociedad está en constante renovación y la experiencia histórica nos muestra que los cambios políticos fueron hechos por un pequeño grupo organizado: una vanguardia y luego la masa, mucha gente motivada, decidida, fervorosa y entusiasta, pero que no son  la mayoría, ni para la revolución, ni para ninguno de los grandes procesos que mueven al mundo.

En la Rusia Zarista un pequeño grupo organizado y decidido tomo el poder y luego su ejemplo se expandió por el mundo; posteriormente y como producto de su propia inviabilidad e inoperancia el régimen comunista se derrumbó después de causar más de quince millones de muertes de su propio pueblo. Lo singular es que nadie lo ataco, ni lo empujo; se cayó solo y como en el desorden la única entidad con capacidad de manejar la situación era la KGB (el mecanismo represivo del régimen) sus miembros asumieron la totalidad del poder político y económico, se apoderaron de los bienes del Estado y se los repartieron; pero esta vez bajo un modelo neocapitalista donde los empresarios y nuevos ricos eran ellos.

El comunismo había muerto, viva el capitalismo!; lo mismo se dio luego en Rumania, en Egipto y otros muchos lugares, estos neocomunistas se tildan de demócratas, se apoderan del aparato del Estado, de todas las propiedades y empresas estatales y se convierten en los mayores capitalistas, los nuevos ricos y poderosos.

A la caída del socialismo real la izquierda latinoamericana se reúne (en 1990) en el llamado Foro de Sao Pablo y allí siguiendo a Fidel Castro, Lula y otros, diseñan la nueva estrategia para la conquista y conservación del poder en esta nueva era.

Ellos saben que para mantenerse en el poder, necesitan colocar a su gente con el control del aparato del Estado y de todas las instituciones y agrupaciones del país: del ejército, la policía, el poder legislativo, judicial, electoral, las organizaciones sociales, los medios de comunicación, es decir de todo el aparato; además de contar con sus grupos de presión con poncho o con corbata, pero bien pagados.

Establecieron que es prioritario impedir la creación y funcionamiento de toda organización económica y social que permita a la oposición organizarse.

También conformaron una red, un mecanismo de mutuo apoyo político, económico y logístico entre países Castrochavistas y con los regímenes socialistas del resto del mundo. Por ejemplo, la Inteligencia cubana maneja los sistemas de seguridad y electorales en estos países.

En esta nueva era, los populistas, los nuevos comunistas, toman el poder y practican el Estatismo y mercantilismo y mientras crean su propia burguesía se asocian y negocian con burgueses locales, otorgándoles privilegios y monopolios estatales, permitiéndoles prosperar mientras sean sumisos al poder y paguen las correspondientes comisiones, después son desechables.

Actualmente la población está cada vez más informada y a través de las redes sociales tiene mayor participación y presencia política, por esto es que en Cuba y países dictatoriales el acceso a internet es limitado. Y en estas circunstancias lo que permanentemente pide la ciudadanía, la que vive de su propio esfuerzo y no se acoge a eventuales ventajas políticas y raciales es lograr la unidad y un frente unido, la asociación de organizaciones ciudadanas y de partidos políticos democráticos para que pueda llevar una agenda de gobierno a buen término.

Una tarea prioritaria que se demanda es la desburocratización y achicamiento del Estado Central y la realización de una real y efectiva descentralización y promoción de los gobiernos Departamentales y Municipales, así como contar con instituciones confiables y servidores públicos elegidos por mérito, que garanticen la eficiencia administrativa, el respeto de los derechos de las personas, de los pueblos y del ecosistema.

Ante este pedido se hace urgente, unir y consolidar el frente democrático, político y ciudadano para que asuma la conducción de los procesos electorales y acceder al Gobierno para llevar adelante las urgentes reformas del Estado, ejecutando políticas públicas de largo aliento para cambiar al país, en lo económico, político y judicial, entre otras cosas.

La agenda de reconstrucción contempla que es tarea fundamental del Estado garantizar la libertad ciudadana y los derechos a la propiedad; construir un país donde se valora y respeta al ciudadano que cumple la ley y aporta con su trabajo y conocimiento al desarrollo de la sociedad; una sociedad en la cual todos somos iguales ante la ley sin privilegios de sexo o tipo racial. Un país donde prevalece la libertad y donde cada uno de los ciudadanos, respetando los derechos de los demás y sin ningún privilegio del gobierno, pueda llevar adelante sus proyectos. Un país donde los ciudadanos tengan confianza y respecto por las instituciones y servidores públicos, pues no es viable que todo asunto tenga que ser dirimido en las calles con bloqueos que perjudican a todos.

Es urgente transitar del extractivismo hacia la economía productiva, avanzando en materia de innovación, industrialización, educación y empleo. Aunque hay principalmente tres tipos de riqueza: recursos naturales, energía y conocimiento, hasta ahora hemos utilizado los minerales y el gas, dejando de lado la economía del conocimiento que surge en los últimos tiempos como impulsor de un nuevo tipo de sociedad, con la ingeniería genética, la inteligencia artificial y la nanotecnología.

Cuando caiga Evo y si no hay partidos y organización para dirigir el país, el grupo palaciego continuara apoderándose de todo y así seguirán siendo los poderosos capitalistas, por lo que en esta tarea de reconstrucción nacional las personas, los líderes políticos y sociales, las instituciones, las empresas, tienen mucho que decir, más bien que hacer.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

GEOPOLÍTICA, RACISMO Y COLONIZACIÓN

Ovidio Roca

Samuel  Huntington decía en su famoso libro, que el choque de civilizaciones dominará la política a escala mundial y esto lo vemos confirmado cada día en el ámbito del conflicto internacional y nacional.

Mientras la sociedad civilizada avanza hacia construcción de Estados donde los derechos de las personas son políticos y por tanto correspondan a todos los ciudadanos, hay otros como Bolivia donde por estrategia de mercadeo político retroceden hacia la etnia, donde se impone el Cacique y sus vasallos responden a tradiciones y normas tribales. Lo irónico es que los inventores hispano mestizos de esta estrategia envolvente, serán más a la corta que a la larga sus víctimas.

En todas partes los grupos de poder usan la política para promover sus propios intereses y también para definir su identidad, practicando lo que dicen los expertos geopolíticos: “la política local es la política de la etnicidad y la política global es la política de las civilizaciones y los pactos político económicos”.

La Civilización se define por elementos objetivos comunes, como lengua, historia, religión, costumbres, instituciones, y por la auto identificación subjetiva de la gente, y estos elementos, que conforman o definen una civilización no se dan plenamente en la sociedad boliviana, que es producto de un amplio mestizaje. En Bolivia conviven entremezcladas principalmente dos sub civilizaciones: la cultura hispano mestiza y la andina aimara quechua.

Este mestizaje étnico, cultural y el sincretismo religioso ha servido de amortiguador para evitar mayores conflictos en el país, pero actualmente el gobierno en su afán de manipular y mantener el apoyo de los pueblos quechua y aimara está rompiendo con esta cultura que ha dado frutos positivos, y ahora busca mediante el uso de lo étnico enfrentar a la sociedad, privilegiando  la cultura religiosa andina, la historia, instituciones y la auto identificación, lo que llevara a conflictos que el mestizaje había evitado.

El poder se basa en la capacidad de imponer creencias ficticias a realidades sumisas; el socialismo cocalero es un discurso emocional y de práctica dictatorial cuyo único objetivo es asumir el poder y utilizar los recursos del Estado para perpetuarse en el poder y usan para ello todas las armas y se encaraman sobre las espaldas del pueblo y eso lo hacen muy bien.

El proceso de cambio es el proyecto de un grupo de la izquierda boliviana vinculado al castrochavismo, con el que se tomó el control del país promoviendo un icono indígena mediático, al que pusieron en el trono para servirse de él; pero ahora le tienen miedo, un gran temor que no esconde su odio reprimido, por lo cual para congraciarse con el ahora “Jefe”, caen en la adulonería más hipócrita, abyecta y vergonzosa.

Ahora está claro que el proyecto del masismo indigenista y cocalero no está dirigido a la construcción de una Nación Boliviana, sino a un Estado aimara quechua, que busca dominar a los pueblos mestizos e indígenas del país.

Para el control de la región no andina, las llanuras del país, que tienen otra cultura se utiliza el mecanismo de colonización y control. Los masistas avasallan la zona oriental utilizando la migración masiva de los pueblos andinos pues saben que cuando los pueblos colonizadores toman y cultivan la tierra y siembran su kato de coca, se enraízan en ella y la controlan. Con esta estrategia colonizadora de los mitimaes, más la cultura de la coca y el narcotráfico, se está produciendo aceleradamente una sustitución, un cambio demográfico y cultural, que a la larga será resistida por la población que está siendo colonizada y excluida. Los empresarios orientales que por temor y negocios han decidido apoyar al MAS deben comprar sus Departamentos en Miami, pues cuando los masistas ya no los necesiten serán desechados.

El problema para el masismo es que sigue un modelo de política económica inviable, como lo vemos en Venezuela, Cuba y otros países. Su receta es la de una política estatista,  extractivista y depredadora y se olvidan que el mundo avanza hacia otra dirección, hacia nuevas formas de producir y comerciar en liberad y como producto de iniciativas privadas, potenciando la economía del conocimiento, de la informatización y del avance científico y tecnológico en todos los sectores de actividad y donde el actor no es el Estado, ni el grupo étnico o religioso sino  el ciudadano ilustrado y libre.

Hasta ahora los masistas se sienten exitosos, pues pudieron cosechar ingentes recursos como producto de los buenos precios del gas y minerales y del endeudamiento, durante la década anterior los que gastaron alegremente. Al margen de los gastos burocráticos, los economistas dicen que se gastaron más de cinco mil millones de dólares en proyectos que no se basan en el mercado y la rentabilidad, sino en las coimisiones que pagan los contratistas y en los caprichos de los Jefes y Caciques.

Entramos a una nueva etapa la de las vacas flacas aunque queda la coca y el contrabando, y en cuanto al ámbito internacional estamos cada vez más aislados, Evo con su apoyo a Venezuela se está cayendo de maduro y no se da cuenta que después de maduro viene podrido y para mantenerse siguiendo la receta castrochavista, empieza el terror y la represión aún más dura.

ovidioroa.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

RECETAS DE POLÍTICA ECONÓMICA Y COCINEROS EN SU SALSA

Ovidio Roca

Pese a que la receta castrochavista es la misma, cuando se la cocina en hornillas y ambientes diferentes: diversa estructura productiva, institucionalidad poca o nada consolidada y amplia y permeables fronteras para el contrabando; el condumio, el locro, tiene sabor diferente.

La receta populista contempla como objetivos: control total del poder, eliminar la separación e independencia de poderes, estatizar la economía, desconocer la democracia. Para esto aplican sistemáticamente la represión y embaucan y embrutecen a la población mediante el temor y una permanente desinformación, haciéndoles tragar una visión sesgada del mundo; ejercen una férrea represión y someten a los librepensantes con el uso de la fuerza pública, de los mecanismos judiciales, los movimientos sociales, los colectivos y grupos paramilitares, los que usan para amedrentar al pueblo.

Últimamente con su proyecto de “Empresas Sociales”, el Gobierno quiere ilusionar y conquistar a las burocracias sindicales confiscando y expropiando los bienes de los empresarios; de esta manera con mucho palo y poca zanahoria, los países castrochavistas disciplinan, domestican y doman a la población.

Los países donde cunde el populismo, son por lo general extractivistas y viven de los recursos naturales, aunque el mayor problema es que no saben generar riqueza, malgastan los recursos que reciben, no ahorran y hacen pésimas inversiones, solo guiados por las jugosas comisiones y la corrupción.

Actualmente los castrochavistas luego de gozar por más de una década la bonanza de los buenos precios de las materias primas, de los hidrocarburos y minerales, están entrando en crisis y es en Venezuela donde, por ahora, esta se muestra con mayor dramatismo.

Bolivia al igual que Venezuela tiene una economía primaria y extractivista y los populistas cocaleros usan la misma receta ideológica, más locoto y aderezo indigenista. Pero como cocinan en una hornilla diferente y para un pueblo cuentapropista y sacrificado la economía se muestra por ahora más estable. Una explicación para esto sería la existencia de un ambiente de economía mayoritaria informal más un pueblo pobre y desesperado que lucha por sobrevivir; microempresarios que no recurre a la banca para obtener las divisas para sus actividades comerciales pues las obtiene de los dólares provenientes del narcotráfico; fronteras permeables al tráfico de todo tipo de mercancías. Todo esto permite un modelo de supervivencia que muestra una aparente estabilidad económica y social, la misma que se mantendrá siempre y cuando no se afecte a sus pilares fundamentales: mantener la economía informal y el tráfico de coca cocaína.

Aunque con algunos pro y muchos contra, la economía de la coca tira para largo: su cultivo estrella sirve de “seguro agrícola”, de colchón, para los otros cultivos del pequeño productor campesino y a su vez el circuito coca cocaína genera los recursos con el que se financia ese amplio mercado del contrabando (actividad que constituye la mayor fuente de empleo del país) de todo tipo de mercancías, desde alimentos, ropa usada, electrodomésticos y vehículos chutos, con que surten al pueblo.

Algunos analistas económicos señalan que el negocio de la coca cocaína genera divisas de libre disponibilidad de entre dos mil a cuatro mil millones de dólares al año y  que estos recursos son los que alivian la presión de la demanda de divisas sobre el sistema financiero oficial.

La crisis del modelo populista cocalero está latente, la gente la siente en el estómago, en el bolsillo, en su seguridad personal, en su perspectiva de futuro, pero se la esconde, se la ignora y por tanto no existe y como dice el licenciado: estamos blindados ante cualquier situación.

Este modelo por sus características atrae a los carteles de la droga, genera violencia,  destruye físicamente y moralmente a la población, por lo cual el cambio hacia la democracia y hacia una economía formal, innovadora y sostenible, es nuestro difícil y duro desafío.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario