Entradas etiquetadas como Educación

DE LAS MALAS NOTICIAS Y EL DESARROLLO ALTERNATIVO

Ovidio Roca

Los científicos son cada vez más explícitos en relacion al cataclismo que el cambio climático significa para la especie humana y nosotros poco o nada hacemos; y algunos como Trump dicen que “esto no es con nosotros”.

Pese a las advertencias catastróficas en todo el mundo la explotación de las materias primas continúa creciendo, los bosques desaparecen, los océanos se acidifican, el crecimiento demográfico y la expansión del comercio hacen trizas todos los propósitos de contener la degradación de la Tierra, mientras la mitad de los productos alimenticios que se producen se tiran a la basura.

El objetivo de todas las especies animales es su supervivencia: permanecer vivos, lograr su bienestar, estar seguros. Los humanos se caracterizan además por evolucionar desde su ser biológico hacia un ser social; un ser que vive y se desarrolla en sociedad.

La humanidad en su transcurso histórico ha venido enfrentando a sus eternos males: el hambre, las enfermedades, la ausencia de libertad y la violencia y ahora se añade el cambio climático, son males que cada vez que creemos vencerlos se renuevan.

En su proceso evolutivo los seres humanos mediante la mutua colaboración, la riqueza relacional y en un ambiente cultural y social, han logrado sobrevivir gracias a la solidaridad, poniendo en común lo poco que tienen y avanzando hacia el conocimiento tecnológico e industria, lo que les permite producir lo que necesitan  y disfrutar de su vida y de sus bienes.

Este efecto del entorno familiar y de las relaciones sociales en la supervivencia humana, nos aporta pistas sobre una salida posible al actual crecimiento depredador e insostenible: una alternativa de sociedad sin crecimiento, con calidad de vida, con menos bienes materiales pero con más bienes relacionales y un uso inteligente de las modernas tecnologías compatibles con el cuidado del medioambiente y capaces de generar bienestar a la sociedad.

Cuando la humanidad ingreso a la modernidad y la democracia, practicó el sistema de libre mercado que dio origen a una masiva creación de riqueza y libertad, pero posteriormente derivó en el actual consumismo. Se pasó de una economía innovadora, productiva y competitiva, hacia un capitalismo financiero en el que las personas se enriquecen mediante la especulación financiera, obteniendo protecciones de monopolio y favores del gobierno, con un total desprecio por el ciudadano y el medio ambiente.

Nos olvidamos que tenemos un solo planeta y un único ecosistema en el cual surgimos y nos desarrollamos como especie humana y al que cada día estamos destruyendo. Como ciudadanos somos libres de decidir nuestro desino y en uso de esta libertad podemos decidir salir adelante preservado nuestro ecosistema y también autodestruirnos, y al parecer estamos decididos por esta última alternativa. En los sistemas socialistas la situación es aún peor, allí cunde el Estatismo, la economía extractivista y la agresiva destrucción del medio ambiente.

Ante esta situación se postula el decrecimiento, que es una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular y controlada de la producción económica, buscando establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos. El reto es vivir mejor con menos.

En términos generales el decrecimiento es un modelo de desarrollo alternativo, que significa crear in situ condiciones de vida y de trabajo, respetando las especificidades colectivas y las culturas diferenciadas de cada pueblo. La clave de este proceso es el cambio de valores sobre el significado de riqueza, pobreza y bienestar, lo que comporta nuevos conceptos y una reestructuración de la economía actual que exige salir del capitalismo financiero.

Se trata de moderar el consumo de recursos, de ingresar a una nueva revolución industrial que aumenta exponencialmente el contenido de inteligencia e innovación y donde la producción se “desmaterializa”. También se busca la forma de aumentar la reutilización, el reciclaje y promover el uso de modernas tecnologías para lograr energía limpia y barata.

Este cambio de paradigma requiere potenciar la educación, fortalecer las escuelas y las universidades para promover los cambios en el campo cultural y tecnológico. Como culminación y aplicando estos valores, se inicia un nuevo ciclo de la economía y de la vida.

Hasta ahora esta teoría del decrecimiento es inaplicable por aspectos económicos y políticos, pero lo será necesariamente cuando venga el colapso; lo importante es conocer que las alternativas existen y este paradigma del decrecimiento en una opción viable.

No nos gusta escuchar malas noticias, aunque el origen de éstas sea nuestro mal comportamiento con el ecosistema y olvidamos que: “la gente necesita de la naturaleza, pero la naturaleza no necesita de la gente”.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

,

Deja un comentario

CITAS Y LECTURAS  SEMI PLANAS SOBRE EL MUNDO PLURINACIONAL COCALERO

Ovidio Roca

Tenemos un largo camino por delante y necesitamos de buenos pilotos y de una buena tripulación, pues no llegaremos a un buen destino con conductores como los que tenemos actualmente. Uno de ellos, a quien que hay que reconocer su franqueza, nos dice que no sabe adónde va. Evo siente que: “Este mes voy a cumplir 12 años de presidente y a veces yo mismo me pregunto y no entiendo qué estoy haciendo, qué está pasando”.  Y no es solución que le pregunte al Álvaro, pues este seguramente lo conducirá y nos conducirá por caminos envolventes hacia el abismo o el averno. No iremos a Noruega o los países nórdicos, sino como dice Trump,  al destino de los países de mierda.

Se dice en el ámbito aymara que Evo es solo un muñeco, un icono indígena: “Evo ha perdido su propia identidad y lengua aymara, puesto que no se siente tan Orinoqueño, sino, y más sindicalista futbolero, cocalero mercantilista del Chapare. Además se ha colonizado por la ideología cubanista. Evo es monaguillo, un indio estandarte de Álvaro  y su camada de izquierdistas del siglo XXI, quienes usan y abusan, adulando y encubriendo su poca o ninguna formación académica. Evo de estandarte,  en primera fila están los comunistas socialistas (mestizos trasnochados ideológica política y académicamente). Entonces: ¿Qué garantía de cambio hay?”. Simón Yampara, Sociólogo.

Por su parte Linera se asegura y capitaliza su poder alimentando el Ego de Evo y le dice: “Evo es la personificación de la unificación de lo popular”. “Es núcleo ígneo de lo popular en movimiento”. Ver: Linera, la trinidad evista y la sublimación del llunku.

Como cada quien cuenta lo que quiere, Evo a su vez nos hace el cuento: “La hoja de coca, los productores y sobre todo los sindicalistas de los movimientos sociales vamos a ser inmortales, porque lo que hicimos en poco tiempo es algo inalcanzable desde la fundación de la república y eso es solo con la unidad del pueblo boliviano”. Tiene razón, se tendrá que trabajar muy  duro para solucionar el desastre que ellos están dejando a las actuales y futuras generaciones y este mal recuerdo será inmortal.

La ventaja para los populistas es que actualmente vivimos en la civilización del espectáculo, por lo que ellos están en su salsa pues son maestros en el uso del lenguaje enrevesado, los medios de comunicación y la industria publicitaria, para alimentarnos con innumerables promesas, en realidad ilusiones, con las que están engordando nuestras expectativas y por tanto nuestra felicidad y nuestra frustración.

Vanamente estamos esperando que con discursos e innumerables leyes y decretos se solucionen los problemas. Las leyes pueden ser  buenas o malas pero al final lo que cuenta es el respeto a las reglas del juego, la correcta aplicación de la justicia, y el problema está en la conducta y comportamiento del Estado plurinacional donde se tiene la amarga experiencia  de fiscales y  jueces que solo interpretan y aplican la ley en función de los intereses del Gobierno. No se trata como dicen de que si algunos privilegiados y no el pueblo tienen abogados o consorcio de abogados. Si el gobierno decide que seas sancionado esta decisión es la que cuenta.

Nos olvidamos que lo importante para un país es el ambiente físico e institucional donde desarrollamos nuestras actividades: vías, infraestructura, escuelas, un sistema de salud, bancos, aparato productivo,  desarrollo tecnológico, meritocracia estatal y estado de derecho.

Los populistas viven de la mentira y tienen miedo que ésta se acabe pues después solo queda el caos, y les queda claro que cuando las expectativas no se cumplen la frustración estalla.

ovidioroca.wordpress.com
 

 

, ,

Deja un comentario

HACIA UNA SOCIEDAD Y ECONOMÍA NO DEPREDADORA Y RESPONSABLE CON EL MEDIO AMBIENTE

Ovidio Roca

Cada día que pasa vemos mayores impactos negativos sobre nuestro ecosistema; hay un desorden del ciclo climático tal como lo conocemos y nos adaptamos a él, con temperaturas sequias e inundaciones extremas, huracanes, derretimiento de los glaciares y todo esto, aunque Trump no lo crea,  por los efectos de nuestra obsesión por el crecimiento, el consumismo y una población que aumenta cada día, ocupando, deteriorando y destruyendo el único hábitat adecuado para que prospere la especie humana.

Para salvaguardar nuestro ecosistema y nuestra vida se hace necesario un cambio de paradigma en la forma de producir, consumir y sobre todo de relacionarnos adecuadamente, tanto entre nosotros como con el medio ambiente; por tanto es urgente dar un giro hacia un sistema democrático y una economía no depredadora y eco sostenible que hace de la Tierra un lugar habitable para el ser humano.

En el campo socioeconómico si analizamos el desarrollo de los distintos países, podemos confirmar que los que lograron un mejor progreso económico, social y ambiental son aquellos que adoptaron sistemas democráticos y políticas de mercado, mientras que los que aplicaron las variantes socialistas, estatistas y populistas se debaten en la pobreza y una economía extractivista. Esto no ha cambiado a lo largo de la historia y pese a esta constatación las masas siguen creyendo en los populismos, pues extrañamente las promesas son más anheladas y creíbles que la realidad.

En el campo tecnológico vemos que como producto del avance científico, cada vez se acrecienta más la innovación y creación de nuevas formas de producir y comerciar, se potencia la economía del conocimiento, la informatización en todos los sectores de actividad y también se acrecienta la preocupación por el cuidado del ecosistema.  Ahora se producen más bienes y servicios con cada vez menos materias primas y menos personas, aunque de mayor capacitación tecnológica, lo que deja prever un cambio a corto o medio plazo de la sociedad del trabajo tal y como la conocemos hasta ahora, por lo que los países que no se preocupan por la investigación, la educación, la capacitación tecnológica y la economía no depredadora y responsable con el medio ambiente, van a sufrir las consecuencias.

Estamos viviendo los efectos del populismo y capitalismo depredador y del cambio climático, por lo que deberíamos reflexionar y plantearnos una nueva cultura de sociedad y economía, que no esté obsesionada ni guiada por la especulación y el crecimiento del PIB, sino con la capacidad de producir en forma sostenible nuestro sustento, construir la infraestructura básica, promover y disfrutar de nuestra propia cultura y la de los otros pueblos. Una sociedad con nuevas pautas de comportamiento, con conciencia y compromiso personal, nacional e internacional por la preservación del ecosistema apto para la vida de nuestra especie humana. Una sociedad en la que nos veamos los unos a los otros, no solo como personas individuales, sino como una familia, como un pueblo, aunque cada uno con sus  propias historias y tradiciones.

El objetivo de una sociedad es el bienestar y seguridad de las personas y no el puro crecimiento económico, se trata de cubrir las necesidades básicas más no el consumismo. El objetivo es la felicidad del ser humano, con arte, cultura y en un ambiente apto para su existencia y nuestra responsabilidad es legar a nuestros descendientes una naturaleza más grandiosa y un  mejor ecosistema.

La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia”: Publio Ovidio Nason

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

LA FATAL PERSISTENCIA DE LA ILUSIÓN

Ovidio Roca

Con mucha frecuencia se oye una frase atribuida a Winston Churchill: “Si a los 20 años no eres socialista, no tienes corazón; si a los 40 años no eres liberal, no tienes cerebro“.

El impacto generado en las personas por las circunstancias de su vida y por la seducción de las promesas e ilusiones de una vida mejor, que escuchan de líderes carismáticos y demagógicos, es crucial en la formación de la mentalidad de los jóvenes. Las personas y especialmente aquellas nacidas a mediados del siglo anterior que fueron ilusionadas por las promesas del socialismo, el comunismo y la revolución cubana, aún creen en la falacia de que el socialismo es humanista, progresista y que su receta económica y política favorece al pueblo.

Lo extraño es que si se mira la realidad de los países de la Unión Soviética, Cuba, Corea o Venezuela, podemos verificar que en su gestión de gobierno ellos han destruido a los pueblos y a su economía, causado hambre, enfermedades, muerte y miseria y la eliminación física o judicial de todo aquel que se les enfrente, pero la ilusión persiste y es mucho más fuerte que la realidad.

Estas creencias sobre el socialismo perduran en el tiempo pese a las pruebas de su fracaso y a la miseria física y moral que con su ideología y política han acarreado a los pueblos. Una manera de entender esta actitud es considerando que las ideologías son movidas por la fe y no por la razón y especialmente si se decide ignorar la historia y reemplazar nuestra razón por las ilusiones.

Producto de esta mentalidad en Bolivia y en el mundo en general, se critica de una manera sui géneris el accionar de los gobiernos populistas y su incapacidad para garantizar la libertad, la economía, el bienestar, la salud de los ciudadanos, y de una manera censurable se les reclama por los medios: “Ustedes se dicen de ideología  popular y socialista, pero en los hechos actúan fomentando el capitalismo y el mercantilismo” y también critican al Gobierno por algunas leyes que no les conviene: “Seguimos con leyes de Goni y los neoliberales en un gobierno revolucionario, como el que pregonan”.

Estos articulistas demócratas hacen sus reproches como si de verdad el socialismo y el comunismo alguna vez haya favorecido a la libertad y la felicidad de las personas y llama la atención que para conservar su ilusión socialista, no miran objetivamente la miseria de Cuba, de Venezuela, la satrapía de Nicaragua y el camino hacia la  pobreza y anarquía a la que nos conduce el socialismo comunitario cocalero del MAS.

CULTURA POLÍTICA Y MIGRANTES RURALES

En la mentalidad de los migrantes campo ciudad, podemos ver reflejada una fuerte influencia  producto tanto de las circunstancias de su vida cotidiana, como la del discurso emocional y las promesas de los demagogos.

Estos jóvenes han crecido en un ambiente de pobreza e informalidad, donde el uso de la violencia física es permanente y su experiencia está relacionada a una tradición familiar y comunitaria autoritaria. Por ello, en procura de asegurar su supervivencia y buscando su seguridad, están preparados para  aceptar un programa político que combina la promesa del vivir bien a costa del Estado y aceptan y apoyan el comportamiento totalitario de los gobernantes, caudillos, jefes de sindicatos y especialmente al partido populista gobernante y esto a pesar de ver la actuaciones despóticas del gobierno, políticas públicas inadecuadas y antipopulares.

Estos migrantes que llegan a las  ciudades en procura de sobrevivir a cualquier costa, lo hacen ejerciendo todo tipo de oficios y especialmente aquellos relacionados con labores manuales diversas, comercio minorista, contrabando, transporte; actividades que exige mucho esfuerzo y poca formación.

Esta inclinación por el dirigismo y el populismo es generalizado y lo vemos cada día y también lo escuchamos de dirigentes e intelectuales, lo que nos muestra la forma efectiva en que las ilusiones y el discurso falaz afectan la mentalidad de las personas y obviamente esta la defensa de sus propios intereses económicos y de poder.

Continuamente se repite que hace falta educación, la comprensión y aceptación de los valores democráticos y de los derechos y deberes ciudadanos y eso es cierto, pero lo que la gente busca en primera instancia son oportunidades ciertas de trabajo y superación social y económica y esto por supuesto conlleva la existencia de un estado de derecho, democracia, propiedad privada y libre mercado, lo que implica una totalidad.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

SALUD Y CAMINATAS PERIPATÉTICAS 

Ovidio Roca

Todos los días a las seis de la mañana un grupo de bonosolistas camina por un arbolado Parque de la ciudad el que en sus épocas fue una Quinta, aclaro esto porque ahora los Parques no tiene árboles. Vienen a disfrutar de la fresca, la sombra, el verdor de los árboles y el parloteo y trino de los pájaros. Caminan y conversan de modo natural sin celulares y comentan de todo y de nada,  practicando esa terapia del desahogo que los libera de las tensiones. Luego hacen algún ejercicio y todo esto  antes de hacer los mandados, lavar los platos de la noche anterior y hacer el desayuno para su mujer.

Estos amigos caminantes, millonarios de espíritu y de vida y más bien yescones en lo material, no van al médico, ni toman remedios por lo que se ven y se sienten sanos a pesar de la petaca de unos chocos. Uno de ellos decía que con los huesos frágiles por la vejez, hay que evitar las caídas y no ir al médico pues así te conservas bien.

Frente al Parque y en un radio de treinta metros hay tres grandes tiendas farmacéuticas, más grandes que los Supermercados, de donde la gente sale con grandes bolsas de remedios.

Con respecto de la salud leí un artículo de esa buena prensa, BBC Mundo, donde se comentaba que ahora se diagnostican rápidamente las enfermedades y solo para vender píldoras. Luego explica: Es muy, muy fácil dar un diagnóstico, puedes hacerlo en dos segundos, pero luego es casi imposible deshacerse de este diagnóstico. Una vez que te ponen la etiqueta de alguna enfermedad, ya seas un niño, un adulto o un viejo, la misma puede perseguirte por el resto de tu vida y por tanto obligarte a comprar la consabida receta.

En realidad se trata del negocio: si logras convencer al público de que los malestares y dolores de su vida son fácilmente solucionables con una píldora, entonces tendrás un fenómeno de mercadeo que generará decenas de millones de dólares cada año.

Pero el futuro de la industria farmacéutica no se limita a recetarle a la gente pastillas porque está enferma o no puede hacerle frente a ciertas situaciones; en el futuro imaginado por las grandes farmacéuticas, no tomaríamos drogas para mejorarnos, sino para mantenernos en la flor de la vida.

Los medicamentos, profesional y éticamente recetados, son necesarios y el medicamento genérico cuenta con el mismo principio activo, la formula farmacéutica y la composición del producto original y cuesta mucho menos. Para que se lo produzca legalmente es necesario que se reduzca al mínimo el tiempo de vigencia de la patente de manera que estos puedan ser libremente producidos.

Lo importante y lo ético es que para todos los trastornos médicos y psicológicos, debe tenerse cuidado de no etiquetar y recetar a la gente y más bien, simplemente educarla. Como dicen Paya y Humberto, la caminata, los ejercicios, el aire fresco, el verdor de la vegetación, el desahogo de la coversa y las buenas y menos buenas ayudan a mantenerse sano, ante lo dicho Jorge se hace el sueco o el japonés.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

UNA NUEVA UTOPÍA, ECONOMÍA SUSTENTABLE

Ovidio Roca

El actual modelo económico de crecimiento ilimitado y aplicado en un único planeta y con recursos finitos, nos conduce al deterioro de todos los espacios terrestres y marinos; destruyendo y contaminando los ecosistemas naturales que dan sustento y equilibrio a la vida, por lo que desde hace rato se propone su corrección, elaborando nuevas utopías que garanticen la permanencia de la vida humana.

El desafío es cambiar de modelo económico hacia uno más sustentable, pues el actual requiere de crecimiento constante y consumo masivo y para ello, entre otros, se postula la teoría del “acrecimiento” de la cual Serge Latouche  con su libro “La Apuesta por el Decrecimiento”, es uno de los pioneros.

Lo que se propone es un cambio de paradigma, lograr una desaceleración progresiva y razonable del crecimiento material como primera etapa hacia el decrecimiento de toda forma de producción desbastadora y depredadora, apoyado esto por la eco-eco y la economía del conocimiento, buscando que mediante la tecnología y la innovación se pueda lograr una economía ecológica y sostenible.

Aunque sabemos de todo esto y cotidianamente utilizamos un discurso ambientalista; cuando se trata de decidir: el pueblo, empresarios y políticos apuestan invariablemente por el crecimiento económico, por el crecimiento del PIB y no por el equilibrio ecológico y la calidad de vida.

Está claro que en los momentos actuales, esta propuesta de cambio hacia el acrecimiento es una utopía, pero han sido las utopías las que han cambiado las sociedades y cuando la realidad del cambio climático nos golpee, es bueno tener algunas alternativas para aquellos que sobrevivan.

Los aspectos que se vienen considerando en este cambio de paradigma se refieren a:

Para que una sociedad sea sustentable, además de los aspectos económicos y sociales, ésta necesita estar en equilibrio con el ecosistema del cual forma parte; del ciclo del agua, la biodiversidad y las fuentes de energía, pues el objetivo es convivir con la naturaleza en armonía y sin deterioro del ecosistema más adecuado para nuestra existencia. Esto necesariamente implica tomar decisiones para ralentizar el crecimiento de la población y eliminar la producción innecesaria, pues de lo que se trata es mejorar la calidad de vida, cubrir las necesidades básicas del ser humano y no el consumismo exagerado y esto significa adoptar una nueva perspectiva de vida que nos lleve a disfrutar de los valores familiares, culturales y artísticos que son importantes para nuestra vida.

Una sociedad sustentable necesariamente tiene que ser pacifica, evitando la violencia y las guerras y por tanto elimina los gastos en armamentos y ejércitos, los que en muchos países llegan a consumir la mitad del presupuesto nacional.

Igualmente se requiere avanzar hacia formas de gobierno y gestión local y por su parte, la actividad industrial debe preocuparse de la disminución de los tiempos de trabajo y producir de manera local productos y servicios que cubren las necesidades locales; de evitar la obsolescencia programada de los productos y garantizar su mantenimiento, lo que implica entre otros un gran ahorro en materiales, transporte y combustibles. Es necesario aplicar ese viejo principio de “quien contamina, paga” y hacerlo cumplir.

Se trata de Eco eficiencia de hacer más con menos, ahorrando materias primas y naturaleza, manejar la agricultura ecológica, generación y uso de energías renovables, solar, eólica, reducir el despilfarro, aumentar el reciclaje, realizar programas masivos de reforestación.

Debemos entender que no son las leyes o las reformas que se hagan, no es la autoridad, ni las sanciones lo que producirá el cambio de paradigma, sino la necesidad (antiguamente se decía que la letra entra con sangre) y luego un cambio de conducta del ciudadano, adoptando principios y valores éticos y asumiendo el compromiso por mejorar nuestros hábitos de consumo. Es la educación en la familia, en la casa, en los colegios, en los medios de comunicación, en los espacios públicos, la que nos ayudara a encontrar la solución de los problemas de nuestra sociedad y el medio ambiente.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

NOTAS CULTURALES DESDE EL ESTADO PLURINACIONAL

Ovidio Roca

Espanta a cualquiera, escuchar la extraña manera como nuestros líderes populistas interpretan los asuntos de la economía y de la vida ciudadana:

Por ejemplo, la coca nuestra da cada día, no es considerada como un arbusto cuyas hojas contienen alcaloides estimulantes; ahora se constituye en el puntal de nuestra identidad cultural y social y su cultivo no es considerado como lo que es, un excelente negocio con un buen mercado y excelente precio por el subproducto nefasto que contiene, la cocaína; sino que demagógicamente se lo considera como la reivindicación de nuestra identidad, de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestra independencia política.

La vestimenta que nos resguarda del clima y que históricamente fue adquiriendo un carácter estético, sujeto a los cánones de la moda y del devenir artístico de cada civilización; en nuestro país y para una gran parte de nuestra población se convierte en algo sagrado, base de nuestra identidad, de nuestra historia. Muchas militantes plurinacionales consideran que su identidad está definida por un sombrero Stetson, o Borsalino, o una Pollera española del Siglo XIX y no en valores éticos, culturales y sociales.

En el ámbito político, la humanidad en su proceso histórico y civilizatorio supero los esquemas tribales y dio paso al ciudadano como miembro activo de un Estado, titular de derechos civiles y políticos y sometidos a sus leyes; por lo contrario en nuestro país, los populistas cocaleros en su discurso ideológico usan criterios tribales, vinculados con lo racial y comunitario, vale decir privilegian lo biológico sobre lo cultural.

Muchos temas administrativos como los de seguridad y control, se los maneja inventando realidades alternas. El caso de los ocho héroes epónimos secuestrados por los chilenos, es uno de ellos. Sabemos o nos lo cuentan cómo funciona el negocio fronterizo en ese árido y vasto altiplano, donde cotidianamente se generan eventos vinculados con el contrabando, narcotráfico, transporte de vehículos robados. Los actores son chilenos y bolivianos: militares, policías, aduaneros, chuteros, comunidades campesinas, contrabandistas, traficantes, etc. que hacen lo habitual: contrabando, volteo, narcotráfico. Lo que cambió en este caso de los héroes, fue que se entrometieron los políticos de ambos países, quienes usando encendidos discursos patrióticos y de soberanía, complicaron la figura buscando enardecer a sus respectivos votantes y distraer la opinión publica de los problemas económicos y de credibilidad que ambos gobiernos enfrentan.

La historia nos enseña que no hay movimientos revolucionarios sin mitos aceptados por las masas, pues el dramatismo del mito lleva al compromiso emocional y da significado a la acción política de los dirigentes: Fascismo, Nacionalsocialismo, Comunismo, Populismo se basan en esto.

Lo preocupante es, que en este tipo de escenario los líderes políticos y sociales poco se ocupan de las personas comunes y corrientes, del vivir bien, de trabajar mejor, de cuidar nuestro entorno, de comunicarnos entre nosotros, de construir un mejor futuro para todos pero sí, de enfrentarnos y avasallar al resto, usando para ello la fuerza y mal usando las instituciones públicas.

Desde hace más de un millón de años,  tiempos en que la horda humana temerosa de los monstruos de la noche se reunía alrededor de una fogata, nuestra vida ha sido regida por infinidad de cuentos y mitos. De entonces hasta ahora poco ha cambiado, antes los brujos, ahora los cuentistas de los regímenes totalitarios comunistas, fascistas y populistas, inventan historias, fabulas y mitos para tranquilizarnos, controlarnos y manipular la mente de las masas.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario