Archivo para la categoría Estado Plurinacional Cocalero

GUERRA DIGITAL Y EL GRAN HERMANO EVO

Ovidio Roca

El doblepensar Orwelliano y Linerista, es la facultad de sostener dos nociones contradictorias simultáneamente, vale decir manejar una estructura de pensamiento paradójico y envolvente:

  1. La Guerra es la Paz (en lo real la guerra preventiva)
  2. La libertad es la esclavitud (somos aparentemente libres, pero espiados constantemente) y
  3. La ignorancia es la fuerza (mientras menos conozcamos de nuestro opresor, nos sentimos más fuertes y seguros).

En estas épocas del populismo, un proceso guiado más por el discurso y las apariencias que por las realidades, se instalan regímenes totalitarios con dirigentes que se disfrazan y fungen de demócratas. Una democracia reducida exclusivamente al voto y el voto convertido en una farsa.

Cuando el gobierno totalitario populista se instala, de lo que se preocupa y ocupa es de manejar todos los hilos del poder: maneja el parlamento y las leyes y éstas las hacen a su gusto y saber; el poder judicial para perseguir y amedrentar a los opositores; el electoral para manejar los votos y su contaje; los policías y el ejército, para manejar la represión y el temor; el Ejecutivo para manejar la burocracia y las pegas, la renta y aduana y por tanto el comercio y el contrabando; los medios de comunicación para crear y difundir su propia versión de los acontecimientos, los que inventan, deforman o hacen desaparecer.

El referéndum del 21 de Febrero de 2016 negó al presidente Evo y el vice Linera el chance de su repostulación indefinida y celebrando este hecho histórico, dos años después, las instituciones cívicas y redes sociales convocaron a un paro nacional logrando un tremendo éxito para la ciudadanía.

La reacción del Gobierno y sus ministros, usando la maniobra envolvente y el doble pensar, declaraba que la movilización cívica y ciudadana por el respeto al voto  había sido un rotundo fracaso.  Evo Morales aseguró que “durante la jornada del 21F, el MAS ganó por goleada a la derecha racista y fascista”.

Los medios de comunicación masistas, que cubren más del setenta por ciento del espectro mediático, difundieron esta mentira pretendiendo que de tanto repetirla se convierta en verdad; sin embargo la existencia de los nuevos medios de comunicación y redes sociales, más el guasap y la información instantánea, les complica la figura y lo llamativo es que la guerra digital y de las mentiras que llevan adelante es tan buena que están auto convencidos de que ganaron.

La reacción gubernamental para enfrentar a las redes sociales y las nuevas formas de comunicación,  inspirados en el doble pensar Orwelliano y Linerista,  ha sido la de conformar un grupo de Guerreros Digitales y para ello están capacitando y dotando de equipo electrónico a la Guardia Cocalera, (dos mil ex pisa coca) para que deformen la verdad y difundan lo que ellos quieren mostrar como verdad oficial. Los guerreros cocaleros con apoyo de sus ayucos capacitados por los cubanos, como los que tiene el Evo para sus tuits y usando estos equipos y medios harán la guerra a los neoliberales; tienen además la facilidad y posibilidad de usarlos para hacer sus negocios con sus compinches de la blanca.

Te lo bailare, te lo cantare:

Al ver bailar a las chicas y chicos, me he arrepentido, por qué me han nombrado Presidente, ahora de Presidente ya no puedo bailar”. Evo

Una tarea para el pueblo es quitarle el alma a los llunkus, despojándolos del poder omnímodo y recuperar las riquezas robadas por ellos. Hay que darle una oportunidad al Evo para que se vaya a bailar a su cato y al Álvaro para que sea mastrito en el Chapare y dirija la catedra de posverdad y maniobras evolventes.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, ,

Deja un comentario

Y DESPUES DEL PROCESO DE CAMBIO TRUCHO ¿QUE?.

Ovidio Roca

Recuerdo la gran inflación que vivimos en los años ochenta durante el desgobierno de la UDP; una inflación de veinte mil por ciento anual que nos dejó locos a todos, enriqueció a muchos vivos y empobreció a la gran mayoría.

Ahí aprendimos que en estos procesos de transición de políticas y modelos económicos hay que tomar medidas drásticas, no escapar por la tangente y aplicar políticas macroeconómicas efectivas como las del famoso Decreto 21060: liberalización del mercado financiero, supresión de los controles de precios, del comercio exterior, y el bolsín como mecanismo de fijación del tipo de cambio flexible.

Al igual que en esa época, cuando se derrumbe el proceso de cambio cocalero, que entrampo y deformó nuestra economía, se hará necesario tomar medidas de ajuste serias, entre estas:

El Estado debe hacer su trabajo constitucional con eficiencia y dejar su actual rol de empresario incapaz, su estatismo y centralismo.

Se necesita de forma urgente; garantizar la propiedad y las inversiones; liberalizar el comercio, solucionar la sobrevaluación del peso boliviano que actualmente promueve el contrabando y las importaciones y encarece las exportaciones; liberalizar la economía procediendo a la privatización de las empresas estatales que en manos del Estado han fracasado y establecer un sistema de desregulaciones masivas que evite convertir los monopolios estatales en monopolios privados; en fin garantizar libertad y seguridad jurídica para que la gente pueda trabajar e invertir.

Este tipo de decisiones que afectan a la actividad económica y el empleo, hace que el proceso de transición del populismo hacia una economía de mercado productiva y formal, sea dificultosa y bastante resistida por una parte importante de la población que actualmente en la informalidad y piensa que es la única forma que tiene para sobrevivir.

Esta actitud de la población es reflejo de su vivencia en un país que no ha podido construir hasta ahora un tipo de economía formal, diversificada y sostenible. Un país donde el setenta por ciento de su gente se dedica a las actividades informales, pues carece de formación técnica para conseguir su trabajo y su sustento por lo que se dedica al contrabando y otras actividades comerciales y de servicios de baja calificación, complementadas con el negocio de la coca y el narcotráfico. Todo esto en un Estado Plurinacional con funcionarios públicos elegidos por su insuperable e innegable incompetencia, su llunkerio, sus sombreros y ahora sus trajes shaolin para  hacer juego con el jefazo.

Además  reciben el permanente mensaje tanto etnicista como populista de parte de un liderazgo que promueve el sentimiento de nacionalismo étnico aimara quechua, con lo que el gobierno ha logrado cautivar a una parte importante de la población andina y migrante. Igualmente promete, ofrece y en ocasiones provee de algunos regalos a sus seguidores, buscando generar confianza y mantener la dependencia de sus bases; grupos corporativos que viven en un ambiente de permisividad, impunidad y de libertad controlada, donde se puede hacer de todo menos enfrentar al partido y donde la norma fundamental es el acatamiento al jefazo y su combo.

Las reformas, como toda forma de terapia, tienen sus costos y la gente que los sufre piensa que lo anterior fue mejor, olvidándose que está sufriendo las consecuencias de una intoxicación populista. Por esto y para conducir el tránsito de modelo económico del populismo y estatismo hacia una economía liberal y de mercado, son indispensables los políticos profesionales, personas no improvisadas, pues la transición no es meramente un problema académico, es un asunto tanto ideológico como de acciones prácticas y como se trata de realizar un verdadero cambio político y de modelo de economía se requiere necesariamente de partidos políticos serios y con programa; militantes preparados y decididos a impulsar y apoyar las reformas, hacer campañas de concientización y ganar el apoyo ciudadano.

Todo esto hace dificultoso, aunque no imposible, el conseguir apoyo de los grupos informales para la transformación de la economía y las políticas; sin embargo el agotamiento del populismo, como sucedió con el comunismo en la Unión Soviética, seguro que ayudará.

Contar con ayuda internacional es importante pero es solo marginal, pues todo el peso de la herencia del desastre populista cae en los ciudadanos. Estos costos de la transición que necesitan ser compartidos pues no pueden recaer solamente sobre las espaldas de los grupos más débiles y menos organizados.

Y aunque es impolítico, es necesario decir siempre la verdad y ser claros en cuanto al esfuerzo que demanda este proceso: se puede prometer libertad y oportunidades aunque no resultados, porque los resultados dependen de la gente, de cómo ella utiliza la libertad y aprovecha las oportunidades.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

DE RECETAS Y COCINEROS

Ovidio Roca

La cúpula masista inventora del Estado plurinacional cocalero y actual propietaria del gobierno, siempre menciona que los opositores no tienen propuestas mientras que ellos sí las tienen; algo que no es cierto pues todos tenemos nuestras recetas, buenas o malas y lo que debemos preguntarnos, pues finalmente de esto se trata, es: hacia qué tipo de vida y sociedad nos conduce cada una de ellas.

La sabiduría popular enseña que la práctica es la forma de validar las teorías y la recetas: primero tenemos que comprobar  si con la receta que nos ofrecen se prepara un guiso que nos alimenta y da satisfacción, o uno que nos causa diarrea. También es importante aprender de la experiencia histórica, analizando objetivamente que les ha ocurrido a los pueblos bajo gobiernos populistas; por ejemplo ver cómo le fue a los cubanos, a los coreanos, como le está yendo a los venezolanos y a que costo están saliendo de su drama populista los ecuatorianos, los uruguayos, los argentinos y pronto nosotros.

RECETA DEL POPULISMO Y SOCIALISMO COMUNITARIO

La experiencia histórica nos muestra que el programa de los gobiernos populistas es un modelo autoritario, una receta económica que se ha demostrado fallida en todas partes, una lista de consignas ideológicas y no un programa de gestión con soluciones viables.

Por estrategia siempre mantienen al frente un enemigo externo e interno causante de todos los males del país y a los que hay que combatir, pues los culpables de todo lo malo son los otros, los imperialistas, los neoliberales, los opositores.

Una típica receta populista y socialista tiene como condimentos el Estatismo, el centralismo y el autoritarismo, más una despiadada destrucción del medio ambiente, la continua persecución de los ciudadanos y el avasallamiento de los pueblos indígenas que habitan las tierras orientales de Bolivia.

Como es ajena a su ideología, el partido populista cocalero rechaza el sistema Republicano, la Democracia representativa, el racionalismo e individualismo moderno, la cultura cívica liberal y el Estado de Derecho y mantiene costumbres y procedimientos políticos caracterizados por el caudillismo, el liderazgo carismático, el corporativismo y las jerarquías autoritarias.

Siguiendo esta receta, en Bolivia se mantiene una permanente inseguridad jurídica, nos atosigan con Leyes y Decretos que por orden y a gusto del Jefazo son aplicados por sus serviles jueces y fiscales, manteniendo atemorizada a la ciudadanía y evitando cualquier intento de resistencia o de oposición.

RECETA DEMOCRATICA LIBERAL

La receta Democrática liberal es simple, se cree en la libertad, en las personas, en su libre iniciativa y  en un Estado que da seguridad jurídica para la vida y la propiedad de todos los ciudadanos.

El liberalismo democrático tiene ya una larga historia, la transitaron muchos países y especialmente los de Europa del Norte quienes actualmente son los que tienen la mejor calidad de vida; pues finalmente de esto se trata: de calidad de vida y bienestar, un bienestar logrado  con trabajo y responsabilidad.

Es un sistema que busca contar con un ambiente institucional sólido y confiable para promover el desarrollo, la inversión y los negocios; mantiene adecuadas políticas públicas y una burocracia meritocrática que cumpliendo la ley genera confianza y estimula la inversión. Son Gobiernos que mantienen fluidas relaciones internacionales basada en el respeto mutuo, el intercambio de ideas, de cultura y el comercio.

Los países más exitosos son los que practican un capitalismo competitivo, innovador, productivo y de libre mercado y no el Capitalismo financiero, especulativo y monopólico de algunos otros países y aún menos el Capitalismo monopólico de Estado que es el que aplican los socialistas y populistas.

El objetivo guía es la calidad de vida de los ciudadanos, la producción sostenible, el consumo responsable, no el consumismo y esto con un modelo productivo basado en el esfuerzo privado, la  ciencia y la tecnología. Esto conduce hacia un ambiente de libertad, de educación, salud, calidad del medio ambiente y sostenibilidad del ecosistema.

COROLARIO

Se sabe que la gente busca cosas simples pero importantes: su felicidad, su seguridad, tener un sentido para su vida, una familia unida y buenos amigos y esto indudablemente se logra con mayor facilidad en un Estado Federal y Democrático.

En consecuencia y si realmente queremos progresar, debemos optar entre la responsabilidad individual o el colectivismo: Si adoptamos una mentalidad de responsabilidad e interés propio racional, podremos conseguir libertad, justicia y progreso o por el contrario podemos continuar con la mentalidad del populismo y la dadiva, con sus consecuencias de esclavitud, violencia y pobreza.

La experiencia nos muestra que las masas son más influenciadas por las emociones que por los hechos, por lo que los Gobiernos populistas se hacen rápidamente del manejo casi absoluto de los medios de comunicación mediante los cuales difunden diariamente sus discursos demagógicos y racistas con lo que mantienen totalmente ilusionada, controlada y amedrentada a la población.

Una respuesta positiva frente a esta situación es la actual rebelión de las clases medias, las redes sociales,  que con los mensajes, el “feis”,  el “guasap” y procurando no caer en la trampa racista y sexista, enfrentan al populismo y a los gobiernos centralistas y autocráticos; gobiernos que de ninguna manera ofrecen un futuro de paz y progreso.

El reto es encontrar la manera de unir y canalizar toda esta fuerza y resistencia ciudadana y joven, para recuperar la democracia y construir el país libre y productivo que todos necesitamos.
ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

HUELLAS Y CICATRICES DE LA HISTORIA CRUCEÑA NO OFICIAL

Ovidio Roca

La cuestión regional tiene un doble origen: histórico y democrático. Por su origen histórico, tiende a la identidad. Por su origen democrático, a la libertad”. (Jean-Claude Casanova).

Hay huellas y cicatrices que evidencian esos errores y pautas que se repiten una y otra vez en nuestra historia Colonial, Republicana y ahora Plurinacional. Durante la era Colonial los distintas Provincias del Alto Perú hacían su vida de manera más o menos autónoma, aunque  respondiendo a los dictámenes de los centros de poder: el Virreinato de Lima y el Virreinato del Rio de la Plata. Estos Virreinatos coloniales competían entre sí por controlar la riqueza de Potosí y cuya posesión explica la cruenta y larga guerra que actuó como la partera de Bolivia.

La Audiencia de Charcas nació como parte del Virreinato del Perú y cuando en 1.778 se crea el de Buenos Aires, pasa a pertenecerle. Luego en 1810 cuando se da la Guerra de la Independencia de las Provincias Unidas del Rio de La Plata, el Virreinato del Perú recupera a Charcas. Por su parte Charcas que dependía sucesivamente de estos dos Virreinatos, siempre busco tener una relación directa con la monarquía española y no a través de sus Virreyes.

La conformación de Bolivia en 1825 se produjo mediante la adhesión de varias Provincias autónomas que buscaban un centro aglutinador. Algunos líderes orientales entusiasmados por la riqueza de Potosí, el prestigio de la Audiencia de Charcas y la famosa Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier,  optan por unirse a la naciente República de Bolívar, aunque de nada les sirve pues siguen marginadas y menos libres que antes.

Instalada la Republica, el Estado Centralista minero nunca tuvo una relación fluida con las otras provincias y menos con aquellas alejadas y sin riquezas mineras. Santa Cruz y los pueblos del oriente eran pobres, estaban aislados, estaban lejos de todas partes y carecían de las riquezas minerales que movían el interés de los gobernantes, los que pese a las permanentes demandas, no atendía los pedidos de Santa Cruz para su vinculación nacional e internacional y las postergaban, como ocurrió por ejemplo con Puerto Busch.

Santa Cruz se mantuvo aislada hasta mediados del siglo anterior, cuando en 1953 el Gobierno de la Revolución Nacional decide incorporarla al país mediante una carretera asfaltada, buscando tener un área de producción agrícola y un espacio territorial para trasladar los excedentes poblacionales de los pueblos andinos; migrantes éstos que al llegar actúan como mitimaes para tener control sobre el territorio y la población.

Con la apertura de las vías de comunicación la región tuvo acceso a los mercados y como consecuencia la producción agropecuaria y agroindustrial creció exponencialmente y Santa Cruz se convirtió en el centro más dinámico de crecimiento económico y poblacional del país. Pero como la vinculación con el Estado central era forzada, Santa Cruz mantuvo siempre un espíritu de rebeldía y autonomía.

En la época actual, la del Estado Plurinacional cocalero, los masistas cuando hablan del país de la llanura y el chaco, se repiten y mencionan siempre los mismos calificativos: “separatistas que tratan de dividir el país, racistas, discriminadores, regionalistas”. Estas ideas reiterativas, obsesivas, muestran sus deseos y temores; lo que quieren y lo que los asusta y mientras la historia transcurre tumultuosa, diversa y azarosa, ellos siguen obsesionados con sus mismas ideas fijas.

Desde sus orígenes los pueblos orientales han querido ser autónomos en sus decisiones, y su orientación ideológica siempre estuvo dirigida hacia la libertad y el estado de derecho, aquel que garantiza la convivencia civilizada entre todos los ciudadanos. Sin embargo en los últimos tiempos la dirigencia regional, por temor y por interés termino tranzando con el poder, y buscando mantener su bienestar y sus negocios acepto dejar de lado sus principios autonómicos, la democracia, la libertad de expresión y aceptaron además la economía estatista y dirigista y políticas económicas y monetarias del Gobierno, pese a que estas incentivan la informalidad y afectan al desarrollo de la producción y la competitividad de la región y del país.

La historia deja huellas y cicatrices por lo que en procura de superarlas y construir un país unido en su diversidad y donde se respete la cultura e idiosincrasia de cada pueblo, es obligación de los dirigentes y de los pueblos definir su propio futuro y asumir la responsabilidad de su destino.

El reto es adoptar el manejo autónomo de la región como parte de un Estado Republicano Federal, que respete la idiosincrasia de los distintos pueblos, que promueva una economía liberal y competitiva y trabaje en el permanente fortalecimiento de las instituciones básicas, como el poder legislativo, el poder judicial y electoral, que son los órganos del Estado encargados de preservar los derechos, garantías y libertades ciudadanas.

Ahora y como antes también lo fue, la exigencia para los lideres, los intelectuales, los empresarios, el pueblo, sigue siendo la búsqueda de la libertad, de una democracia de calidad que es la que nos conduce hacia un mejor y más responsable desarrollo; un desarrollo sostenible, con una cultura humanista y tecnológica, con responsabilidad y cuidado del medio ambiente y con más transparencia, menos corrupción y menos pobreza.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

AL PUEBLO YA NO SE LA CHARLAN

Ovidio Roca

A partir del año 2007 y en adelante, se contó con una situación favorable de precios de las materias primas y productos agroindustriales, entre ellas los hidrocarburos y minerales, coyuntura que benefició a toda América del sur.

Como producto de esta coyuntura en los 12 años de su Gobierno el MAS dispuso de 200 mil millones de dólares, recursos que fueron malgastados pues pese a contar, como nunca antes, con estos ingentes recursos, no promovió la diversificación de la economía, ni la actividad productiva, ni se amplió y modernizo la actividad industrial por lo que  la economía continua siendo primaria y extractivista, como lo podemos confirmar con nuestras exportaciones, que en un  80% corresponden a hidrocarburos y minerales.

Es importante recordar que estos recursos de los que se benefició el MAS no habrían sido captados sin el trabajo realizado por los Gobiernos anteriores, los que crearon las condiciones favorables que permitieron aprovechar la mencionada coyuntura. Desde largo tiempo atrás el país venía realizando un excelente trabajo en la búsqueda de hidrocarburos por lo que contaba con reservas y pozos de gas en producción, gasoductos, plantas de gas, y como resultado de la exploración se logro encontrar y certificar importantes reservas de gas. Contando con esta certificación se negoció y consiguió firmar contratos de exportación de gas a largo plazo y en términos favorable con Brasil y Argentina. El Gobierno desfruto del regalo y no reemplazo nada del gas explotado y exportado, por lo que ahora estamos pendientes de nuevas exploraciones para garantizar reservas.

Durante esa época el pueblo boliviano había logrado superar en ardua lucha la nefasta etapa de los gobiernos militares e ingresar a un proceso democrático, sin embargo las secuelas de este proceso dictatorial y el desorden institucional y económico persistían, lo que nos llevó a una catastrófica inflación, una de las mayores en la historia mundial.

A partir del año 1985 se logró superar exitosamente la inflación y con una serie de medidas acertadas de política económica y social se logró la estabilización de la moneda y del sistema financiero; se realizaron las reformas tributarias, la ley de participación popular y luego la ley de hidrocarburos del 2005. Por toda esta labor el país gozaba de una alta credibilidad internacional, lo que le permitió negociar la venta de gas en buenos términos.

Este 22 de Febrero 2018 en su mensaje al país, Evo Morales mostro una comparación del crecimiento económico del periodo de 1994 al 2005, anterior a su gobierno, y luego el correspondiente a su gobierno del 2006 al 2017, buscando mostrar que en este segundo periodo el crecimiento del Producto Interno Bruto fue mucho mayor, olvidando mencionar que en el periodo anterior el precio del petróleo estaba alrededor de los veinte dólares por barril, mientras que en la época de su gobierno se elevó hasta los 140 dólares por barril y con los minerales sucedía algo similar .

El presidente Evo Morales propuso en su mensaje cinco desafíos para consolidar el desarrollo de Bolivia: la industrialización, la salud, la educación, el empleo y la tecnología. Este es un buen programa y algo que se repite continuamente en las propuestas de los ciudadanos; el asunto es que en doce años y con mucha plata no hicieron nada de esto y ahora cuando las finanzas menguan pretenden promoverlo; evidentemente se trata de vender ilusiones sabiendo que mucha gente se deja convencer más con promesas endulzadas que con realidades crudas.

Cuando se trata de inversión y desarrollo, lo que analizan los emprendedores es el ambiente de negocios, las políticas públicas la estabilidad, el respeto a la propiedad privada, la libertad de comercio, la existencia de buenas y expeditas vías de tránsito y sobre todo la existencia de un estado de derecho.

Lo que se tiene que entender es que el pueblo no puede ser permanentemente engañado con promesas y especialmente cuando empieza a escasear lo que se pone en la olla. El saber colectivo, el saber del pueblo es práctico, es producto de la observación y la experiencia y se expresa en lenguaje claro y preciso usando infinidad de dichos y refranes, y dos de éstos muy conocidos están referidos a nuestro tema de la demagogia plurinacional:

No creas lo que dice, cree lo que hace” y también:

En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso”.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

ESTADO PLURINACIONAL COCALERO, EN PROCESO DE CAMBIO Y PERMANENTE MOVILIZACION

Ovidio Roca

A diferencia de los que dice el Licenciado, “Para que hacerlo fácil si podemos hacerlo difícil”, la gente gusta de las cosas simples y prácticas: busca su bienestar y el de su familia; construir una nación donde sea grato vivir, trabajar y progresar. Una sociedad de ciudadanos con iguales derechos, donde cada uno en su ser particular íntimo y familiar mantiene su propia identidad y no busca ser privilegiado ni discriminado por su diferencia étnica, religiosa o política, sino porque contribuye con su creatividad y esfuerzo a construir su futuro y una nación exitosa para todos.

El éxito de una verdadera democracia depende de la vigencia del Estado de Derecho y de un sistema de pesos y contrapesos claramente delimitados. La llamada democracia populista cocalera, al carecer de contrapesos, puede dedicarse en nombre de su mayoría a  aniquilar toda oposición, convirtiéndose en un Estado totalitario y corrupto.

Bolivia es un país donde la gente no confía en la justicia pues sabe que ella está exclusivamente al servicio del gobierno, de manera que la única forma de reclamar cuando se tiene capacidad de manejo de masas es mediante la presión callejera por lo cual y debido a esta ausencia de institucionalidad, casi todos los días en el occidente y ahora en el oriente, vemos proliferar masivas movilizaciones por demandas personales y de gremio, con paros, bloqueos, huelgas de hambre y como parte del folklore y el dramatismo nacional: extracción de sangre, tapiado, crucifixión.

Democracia en su esencia es responsabilidad ciudadana, separación de poderes, alternabilidad, respeto a los derechos  de los demás, justicia independiente, árbitro imparcial. El respeto a la persona como ciudadano y no como miembro de una tribu, un clan, una corporación, una logia o un afiliado del sindicato y del gobierno.

El llamado proceso de cambio hizo de todo para cambiar el país; desde el certificado de nacimiento, su nombre de pila y apellido, los códigos y las leyes, las fiestas, las fechas cívicas, los héroes y los santos. Todo se cambió y nada cambio para mejor: la corrupción, el atropello de los derechos humanos, la ineficiencia gubernamental, la economía, la actividad productiva, el narcotráfico y el contrabando empeoraron. Se talaron los bosques y las selvas pues desean que desaparezcan para ser colonizados por la coca.

Se instauro la democracia populista lo que significa que las leyes se cumplen solo cuando conviene al gobierno y las mismas están en permanente modificación y cambio para acomodarlas a sus intereses de conservar el poder; por ello y parafraseando a  Lope de Vega se podría decir: “Es ley lo que manda el Evorey.

El problema se agudiza aún más por la propuesta del populismo que en Bolivia combina tres factores letales: propuesta étnica, economía dependiente de los recursos naturales y poderes estatales dominados por el partido gobernante.

Los revolucionarios en el poder cambiaron el vestuario y de look, engordaron y se enriquecieron, sus millones crecieron y cambiaron de país para esconderse en paraísos de impunidad, donde esperan ir pronto a disfrutarlos. Quizá lleven algunos llunkus para que le amarren sus guatos, los sirvan y los adoren.

Actualmente la economía ya les complica el pastel y se tiene una aguda reducción de ingresos a pesar del endeudamiento irresponsable del Gobierno, lo que está limitando sus acciones. A su vez el apoyo externo de los países castrochavistas está menguado; Venezuela ya no es un apoyo, más bien un mal ejemplo y los cubanos subsisten por su venta de servicios de espionaje, “inteligencia” y técnicas de represión revolucionaria

Todo este ambiente de incertidumbre, de extrema corrupción y abuso sistemático, está haciendo reaccionar a la gente y posicionar a los Comités Cívicos. El pueblo al contar además con la permanente información que difunde un nuevo e importante actor que son  las redes sociales, con sus mensajes, convocatorias y denuncias por el “feis”, el “guasap”, está perdiendo el miedo. Esto hace que la gente se dé cuenta que una mejor opción es retomar el camino hacia el progreso y el desarrollo lo que implica recuperar la Republica, establecer el Estado Federal e instaurar una economía de mercado libre y competitiva.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

CITAS Y LECTURAS  SEMI PLANAS SOBRE EL MUNDO PLURINACIONAL COCALERO

Ovidio Roca

Tenemos un largo camino por delante y necesitamos de buenos pilotos y de una buena tripulación, pues no llegaremos a un buen destino con conductores como los que tenemos actualmente. Uno de ellos, a quien que hay que reconocer su franqueza, nos dice que no sabe adónde va. Evo siente que: “Este mes voy a cumplir 12 años de presidente y a veces yo mismo me pregunto y no entiendo qué estoy haciendo, qué está pasando”.  Y no es solución que le pregunte al Álvaro, pues este seguramente lo conducirá y nos conducirá por caminos envolventes hacia el abismo o el averno. No iremos a Noruega o los países nórdicos, sino como dice Trump,  al destino de los países de mierda.

Se dice en el ámbito aymara que Evo es solo un muñeco, un icono indígena: “Evo ha perdido su propia identidad y lengua aymara, puesto que no se siente tan Orinoqueño, sino, y más sindicalista futbolero, cocalero mercantilista del Chapare. Además se ha colonizado por la ideología cubanista. Evo es monaguillo, un indio estandarte de Álvaro  y su camada de izquierdistas del siglo XXI, quienes usan y abusan, adulando y encubriendo su poca o ninguna formación académica. Evo de estandarte,  en primera fila están los comunistas socialistas (mestizos trasnochados ideológica política y académicamente). Entonces: ¿Qué garantía de cambio hay?”. Simón Yampara, Sociólogo.

Por su parte Linera se asegura y capitaliza su poder alimentando el Ego de Evo y le dice: “Evo es la personificación de la unificación de lo popular”. “Es núcleo ígneo de lo popular en movimiento”. Ver: Linera, la trinidad evista y la sublimación del llunku.

Como cada quien cuenta lo que quiere, Evo a su vez nos hace el cuento: “La hoja de coca, los productores y sobre todo los sindicalistas de los movimientos sociales vamos a ser inmortales, porque lo que hicimos en poco tiempo es algo inalcanzable desde la fundación de la república y eso es solo con la unidad del pueblo boliviano”. Tiene razón, se tendrá que trabajar muy  duro para solucionar el desastre que ellos están dejando a las actuales y futuras generaciones y este mal recuerdo será inmortal.

La ventaja para los populistas es que actualmente vivimos en la civilización del espectáculo, por lo que ellos están en su salsa pues son maestros en el uso del lenguaje enrevesado, los medios de comunicación y la industria publicitaria, para alimentarnos con innumerables promesas, en realidad ilusiones, con las que están engordando nuestras expectativas y por tanto nuestra felicidad y nuestra frustración.

Vanamente estamos esperando que con discursos e innumerables leyes y decretos se solucionen los problemas. Las leyes pueden ser  buenas o malas pero al final lo que cuenta es el respeto a las reglas del juego, la correcta aplicación de la justicia, y el problema está en la conducta y comportamiento del Estado plurinacional donde se tiene la amarga experiencia  de fiscales y  jueces que solo interpretan y aplican la ley en función de los intereses del Gobierno. No se trata como dicen de que si algunos privilegiados y no el pueblo tienen abogados o consorcio de abogados. Si el gobierno decide que seas sancionado esta decisión es la que cuenta.

Nos olvidamos que lo importante para un país es el ambiente físico e institucional donde desarrollamos nuestras actividades: vías, infraestructura, escuelas, un sistema de salud, bancos, aparato productivo,  desarrollo tecnológico, meritocracia estatal y estado de derecho.

Los populistas viven de la mentira y tienen miedo que ésta se acabe pues después solo queda el caos, y les queda claro que cuando las expectativas no se cumplen la frustración estalla.

ovidioroca.wordpress.com
 

 

, ,

Deja un comentario