Archivos para 27 julio 2013

NO ES LA NACIONALIZACIÓN, SON LOS PRECIOS

NO ES LA NACIONALIZACIÓN, SON LOS PRECIOS
Ovidio Roca

La gente ve lo que quiere ver y para confirmarlo y justificarse, consulta las fuentes acordes a su ideología y forma de ver las cosas y de esa manera encuentra, ve y lee lo que le gusta y así refuerza lo que quiere creer.

Así vemos, como el gobierno permanentemente publicita el éxito de su economía plurinacional, una economía que como sabemos se caracteriza como cocalera, populista, estatista, mercantilista y extractivista; y declara demagógicamente que el boom de ingresos, que nos llega como nunca antes en la historia nacional, es producto de la nacionalización de los hidrocarburos y del buen manejo de la economía, olvidando olímpicamente (aunque la gente no y el Internet menos), que cuando se hicieron del Gobierno, “la mesa ya estaba servida”.

No quieren ver y menos reconocer, que cuando tomaron el Gobierno las reservas de gas ya estaban descubiertas, los pozos en plena producción y los contratos de exportación en ejecución. Fue una gran herencia la que recibieron y que ahora están dilapidando, pues en este periodo no se aumentaron las reservas de gas, ni de petróleo y la industria misma, entro en declinación.
Además, la ley 3058 que incremento los impuestos sobre los hidrocarburos fue aprobada el 2005, antes de que sean gobierno y fue promulgada por el presidente del Congreso, Hormando Vaca Diez del Movimiento Autonomista Andrés Ibáñez, ante el veto a la misma por el entonces presidente Mesa.

Y por último y más relevante, que los ingresos para el Estado aumentaron por que los precios del petróleo, al que está referido el precio del gas de exportación de Bolivia, se multiplicaron por cinco.

Durante el periodo del 1990-2001 el precio promedio del gas fue de 1.46 dólares por MMBtu, subió algo durante el periodo 2002-2005 llegando en promedio a 2 dólares y luego se dio un salto en el periodo 2006-2012, cuando el promedio fue de 7 dólares y el presente año el precio de exportación está por encima de los 10 dólares por MMBtu.

Como vemos, al gobierno le tocaron gratis los “siete años de vacas gordas”, recibiendo ingentes ingresos producto de la bonanza originada por los precios especulativos de los hidrocarburos y minerales, y en lugar de sembrar para el futuro, de crear las condiciones institucionales y de infraestructura para el desarrollo de actividades empresariales y productivas, dilapida los recursos con un monstruoso y atrabiliario gasto público y persiste con su fallida receta de la estatización.
Con su política de estatizaciones y de expulsión de los inversionistas, lo que tenemos es cada vez más empresas estatales ineficientes, cuya producción declina, cuyos costos aumentan y que exigen cada vez más recursos públicos para financiar sus déficits. Y lo previsible es que a medida que la estatización aumente y los precios de las exportaciones caigan; la economía formal tendera a desaparecer y el narcotráfico y la economía informal y delincuencial tomaran el control total del país.

Cuando el pueblo, harto de la inseguridad y pobreza, empieza a reaccionar; el Gobierno, repitiendo la historia de lo que ocurrió en el régimen nazi, comunista, castrista y chavista, inicia el control y cierre de los medios de comunicación, el fortalecimiento y pertrechamiento de la policía política; camisas negras, pardas, rojas, ponchos rojos y huairuros. Viene luego rampante la policía del pensamiento y sentimos la presencia omnímoda del Gran hermano, que ve y controla todo y a todos enjuicia. Y ahí encontramos para iluminarnos, la receta de G. Marx, “Libre pensantes del mundo uníos”.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

INCAPACIDAD DE GESTION Y CARENCIA DE SENTIDO COMUN

INCAPACIDAD DE GESTION Y CARENCIA DE SENTIDO COMUN
Ovidio Roca

Este cacareado proceso de cambio se mueve al compás del tango “cambalache: problemático y febril”, y de vuelta en vuelta se va perdiendo el sentido común, el respeto por los valores y avanzamos rápidamente hacia un Estado fallido. Un país sin Estado de derecho, respeto por los derechos humanos, manejo diplomático de su relacionamiento con la comunidad democrática internacional y donde la gestión profesional y responsable de la economía es ignorada.

Varias son las partituras que nos conducen a este estado de cosas y vistas desde lo cotidiano, recuerdo de mi infancia en la llajta, algo que me llamaba la atención y era la infinidad de tenderetes de abogado que habían en la calle donde vivía mi amigo Torrico. Al preguntar por esa proliferación jurídica me explicaba su papá, que también era abogado, que toda chola que se respeta necesita tener al menos media docena de litigios y mientras más tenga y más encumbrado es el denunciado, ella es más reconocida y envidiada.

Aunque el sentido común nos aconseja en relación a las leyes, que mientras menos sean estas, es bueno y si se aplican imparcialmente, mejor; haciendo lo contrario, el Estado Plurinacional ha exacerbado esa cultura andino mestiza por el pleito, el juicio y ahora toda persona que los gobernantes consideran una molestia o una presa fácil, es enjuiciada y se le aplican no solo uno, sino veinte o treinta procesos al mismo tiempo.
Siguiendo esta lógica el parlamento plurinacional tiene como meta aprobar la mayor cantidad de leyes; pero leyes que no son para regular las relaciones de las persona entre sí y con el Estado, sino un procedimiento para borrar la Republica y un mecanismo punitivo para perseguir todo aquel que consideran un real o potencial opositor y más peligroso aún, para apropiarse de su patrimonio.
Otro aspecto a mencionar en este cambalache, es la errónea y generalizada visión para juzgar la eficiencia en administración de los bienes del Estado, privilegiando como parámetro la ejecución presupuestaria. Se controla si los ejecutores gastaron o no todos los recursos, y no si los utilizaron bien y en las cosas urgentes y necesarias, ni si los costos incurridos fueron los menores y luego rápidamente y movidos por los diezmos hacen el pago, sin verificar si el producto existe, es de calidad y está cumplido su objetivo a cabalidad.

En cuanto a la economía, inicialmente la administración de la casa, del griego oikos (casa) y nomo (administración); que luego se amplía como economía política (pólis, ciudad estado) a la de toda la comunidad. Y finalmente en el sentido moderno de economía política, como la manera de satisfacer las necesidades humanas, usando y asignando recursos que son escasos.

Bajo esta lógica, revisemos el manejo plurinacional de la economía, mirándolo con sentido común y pensando un momento en nuestra propia casa. Reflexionemos que pasaría si nos gastamos todos los ingresos, todo el sueldo, sin mayor previsión y sin preocuparnos de lo prioritario: habitación, comida, servicios, salud, educación y sin ahorrar algo para las emergencias y para el futuro. Seguro que esa casa, ese hogar será un desastre de miseria y desorden, y calificaríamos de irresponsable a quien así actúa, ni que decir de aquellos que manejan el país de la misma manera.
Nos debería preocupar por tanto, que los gobernantes en la administración de los recursos públicos, de aquellos que son para beneficio de todos y nos cuesta a los que pagamos impuestos; ignoren los principios básicos de la economía y más aún los del sentido común.

El Programa Evo cumple, es el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer. Se gasta a manos llenas, sin priorizar las reales necesidades, sin cuidar de la permanencia y sostenibilidad de las obras; no se cuida de aplicar los procesos de concurrencia, que permite reducir costos y conseguir mejor calidad, y por ultimo al menos fijarse antes de pagar a los contratistas, si efectivamente la obra se concluyó y si está en funcionamiento y cubriendo una necesidad prioritaria para de la comunidad. Lo anterior tiene lógica si el objetivo fuera la correcta inversión social, lo que no es el caso.
En el campo de la administración pública se denomina de servidores públicos a los funcionarios del Estado, pues ese es el trabajo por el que la sociedad les paga sus salarios. El problema es que los gobernantes se olvidan de esto y el manejo del Estado lo toman como una conquista, un trofeo, y en lugar de gobernar para la totalidad de los ciudadanos, excluyen y enfrentan a más de la mitad.
Usando un discurso indigenista y de izquierda, fabricado para cautivar a las masas que se sienten identificadas con el presidente indio, practican una política de enfrentamiento, entre lo indígena y lo mestizo y luego contra los mismos indígenas, cuando estos protestan al sentirse traicionados, “recuerden el TIPNIS”.

El nuevo gobierno para su relacionamiento internacional, realizó una primera ronda donde se exhibe y posiciona al presidente indígena manufactura del Foro de Sao Paulo; amante de la madre tierra y expresión de los discriminados del planeta, y así llega a Europa, humilde y con su chompita a rayas y llama la atención y simpatía de muchos.

Posteriormente los ayucos y sus mandantes Castro y Chávez, le enseñan el discurso antinorteamericano, que practica diariamente y en todo lugar. Se adhiere al grupo de la izquierda castro chavista y de los países totalitarios, como Irán y últimamente y por ahora, se ensaya discursivamente contra Europa, a la que visita ahora usando traje caro de diseñadora y avión de magnate y millonario. Veremos que sigue.

El problema de los plurinacionales es que olvidan que vivimos un mundo globalizado, y que avanzamos de manos de la revolución tecnológica y en la era de las comunicaciones personales. Por lo que es necesario recordar que a lo largo de la historia, todos los países que no se pudieron adaptar a los procesos de la modernización cultural, política y tecnológica terminaron pobres y fallidos. Y no es que alguien haya tenido la intención de destruirlos, es que, sencillamente, no pudieron sobrevivir y esto por un problema producto de la misma evolución natural, del tener o no la capacidad como organismos y como culturas, para adaptarse a las nuevas realidades biofísicas, tecnológicas y psicológicas.
Tenemos un solo mundo para una sola raza humana, el que necesitamos compartir y cuidar, partiendo de nuestras propias particularidades locales e identidad, caminando hacia la deseable gran cultura humana universal y responsable con su hábitat.

Cambalache: Enrique Santos Discépolo (1935). “Siglo veinte, cambalache: problemático y febril… : El que no llora no mama: y el que no afana es un gil. :¡Dale, nomás…! :¡Dale, que va…! : ¡Que allá en el Horno: nos vamo’a encontrar…! :No pienses más; sentate a un lao,: que a nadie importa si naciste honrao… :Es lo mismo el que labura: noche y día como un buey,: que el que vive de los otros,: que el que mata, que el que cura, o está fuera de la ley..”.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

CAUDILLOS, BURÓCRATAS Y ECONOMÍA DE MERCADO

CAUDILLOS, BURÓCRATAS Y ECONOMÍA DE MERCADO

Ovidio Roca

En los ricos países nórdicos, es común ver a los Ministros llegar a sus oficinas en bicicleta, oficinas funcionales y nada lujosas. Por lo contrario, en los países pobres del sur, el Presidente compra el avión más caro y lujoso, helicópteros y vehículos de alto precio para realizar sus insulsos paseos por el mundo, o los más apreciados, por las canchas de futbol chapareñas. Se le construyen palacios y museos para exaltar su ego, gastando en ello inmensos presupuestos públicos, mientras en los hospitales no hay ni curitas y la educación camina hacia el paleolítico.

Solo cuando se sienten con el control y manejo total de la situación los caudillos revelan su verdadera personalidad y su carga de traumas y complejos. Un ansia de poder que no se satisface sólo con tenerlo, ni con disfrutar de las mieles del poder, sino que necesitan que todos lo perciban y que se sometan a él, que le teman por ser poderosos e impunes, que lo amen, que lo admiren.
Es el delirio de los caudillos del castro comunismo, cuyo ego crece a medida que los subalternos los ensalzan y sintiéndose todopoderosos buscan imponer y controlar todo y a todos. Y en procura de mantenerse por siempre en el Gobierno, usan los recursos económicos y medios punitivos que les da el Estado y arman con la complicidad de jueces y fiscales, todo tipo de tramoyas y casos judiciales para destruir a quien ose cuestionarlos o piense distinto.
En nombre de la dignidad adoptan poses de matones y amenazan e insultan a todo el mundo, especialmente a los líderes de los países más poderosos, pues saben que estos no cometerán el error de afectar a todo un pueblo, por estas sus bravuconadas.
Por ello se puede asegurar, que el peligro más grande que padecen los países atrasados, está en la ignorancia y psicología sociópata de los líderes que los subyugan y manejan, y la inacción de sus ciudadanos inermes y aterrorizados.

En este contexto cabe destacar un problema de la economía, típico de los países infectados del virus populista Alba, cual es la obsesión de los dirigentes y la burocracia gubernamental por regular el mercado, los precios, el tipo de cambio, pues se sienten más inteligentes que los millones de personas que con sus compras diarias y buscando la mejor opción del mercado, lo regulan automáticamente.
En cualquier tipo de economía de mercado, podemos observar que los precios de los bienes y servicios están conectados directa o indirectamente entre sí, como una red, una telaraña que abarca la totalidad de la economía. Explican los economistas, que estos precios se forman como producto de una infinidad de transacciones e interrelaciones que se dan dinámicamente.

Los precios de un bien tienen que ver directamente con los precios de los insumos necesarios para producirlo; con el costo de los factores como capital, trabajo y tecnología; con el régimen de salarios y de impuestos, etc. De forma indirecta con los precios de los bienes alternativos o substitutos con los que tiene que competir, y también con el costo previsible de la obsolescencia de bienes y medios de producción, fruto del avance tecnológico.

En economías desarrolladas como la del Japón y Estados Unidos, se utilizan alrededor de 100 millones de productos diferentes, lo que dan origen a 5.000 trillones de combinaciones de precios relativos. Y son los votos monetarios de las personas, que diariamente y en busca de su mayor beneficio y satisfacción generan esos trillones de transacciones, los que finalmente determinan los precios y el rumbo de la producción. Por lo tanto pensar que una burocracia lerda y sin formación e información pueda señalar el rumbo a la economía es un tremendo absurdo; pues lo único que esta burocracia logra hacer bien, es establecer controles de tipo de cambio, de exportaciones, de precios máximos y con ello desestructuran el orden económico y causan desabastecimiento y pobreza.

En 1776, Adam Smith en su libro La Riqueza de las Naciones, ya nos explicaba que es lo que guía el rumbo de la economía.
“Cada individuo está siempre esforzándose para encontrar la inversión más beneficiosa para cualquier capital que tenga […].
Al orientar esa actividad de modo que produzca un valor máximo, él busca sólo su propio beneficio, pero en este caso como en otros una mano invisible lo conduce a promover un objetivo que no entraba en sus propósitos […].
Al perseguir su propio interés frecuentemente fomentará el de la sociedad mucho más eficazmente que si de hecho intentase fomentarlo”.

Dicen que el mundo es un inmenso escenario, donde se repiten las mismas obras y los mismos personajes, a veces como drama, como sainete o como tragedia. Y es interesante e ilustrativo observar estos personajes: Algunos actores en papel de intelectuales infalibles, declaman recetas ideológicas socialistas, mil veces fallidas. Otros actúan como salvadores y las aplican haciendo fracasar al país y su economía y esto se repite, una y otra vez. Pero lo más peligroso es que la gente aún les cree y los sigue.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

NEGOCIOS AMBIENTALES

NEGOCIOS AMBIENTALES

Ovidio Roca

Se ha confirmado el fuerte vínculo existente entre el cambio climático y las lluvias extremas, nos dice el Dr. Seth Westra, autor principal del estudio “Tendencias mundiales del aumento en la precipitación diaria máxima anual” publicado en junio último en el Journal of Climate.
Se trata de la primera investigación que utiliza las observaciones de 8.326 estaciones meteorológicas del mundo para determinar el grado en que la intensidad de las lluvias y las precipitaciones extremas aumentan, siguiendo el de las temperaturas. El resultado muestra que las lluvias torrenciales en las regiones tropicales aumentan un 15% más, por cada grado que aumenta el calentamiento.
Esto explica lo que ya venimos sufriendo en Santa Cruz: veranos más calientes e inviernos más fríos; lluvias abundantes y sequias, y como resultado para nuestra vida y economía; calores sofocantes y sures helados, inundaciones, destrucción de cultivos, de carreteras, puentes, casas, canales de drenaje.

Los científicos estiman que de continuar las actuales emisiones de dióxido de carbono, entre el 2030 y 2040 aumentara la temperatura media mundial en dos grados. Por tanto tenemos por delante mucho trabajo para frenar el calentamiento, entre estos disminuir las emisiones de carbono y eso tiene que ver con reducir la quema de combustibles fósiles y evitar la destrucción de los bosques.

Los efectos del cambio climático afectaran drásticamente a la vida humana y por tanto debemos enfrentarlos como una acción de supervivencia a la que todos debemos contribuir, cada quien en su propio medio y sus posibilidades.
En nuestro caso, tenemos acceso a soluciones más baratas y ecológicas para frenar el aumento de las emisiones de carbono y controlar las inundaciones y la desertificación, y consiste en aliarnos y contribuir con el trabajo de la naturaleza. Ser socios de Gaia, de la madre tierra.
Es conocido que los bosques y humedales son ecosistemas reguladores, producen y también absorben el exceso del agua de las lluvias y reducen el impacto de estas en las zonas más bajas. Los bosques y pantanales son un almacén y reserva de agua, la que guardan en la época de lluvias para frenar las inundaciones y soltarla luego durante el estiaje. Además de ser el espacio de conservación de la biodiversidad y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La tarea es por tanto contribuir activamente a la consolidación de una infraestructura ecológica, una infraestructura verde, que es más barata y efectiva que solo construir defensivos, canales y terrazas de cemento y concreto.
Mantener los árboles, el bosque y los pastizales; los curichis y bajíos en las llanuras, todos como parte del paisaje natural, permite absorber y retener el agua, así como para reducir la sedimentación que obstruye los ríos y empeora las inundaciones, además de constituir un sumidero de carbono.
Como los beneficios del control de medio ambiente y de las inundaciones, son una externalidad positiva que favorece a la sociedad como un todo, los recursos para su cuidado tienen que venir de la sociedad mediante el Estado y de programas internacionales que apoyan el control climático.
Controlar los efectos del cambio climático es una tarea permanente y de largo plazo, y para lograr que las acciones en favor del mantenimiento de los bosques y el medio ambiente sea constante, se necesitan incentivos que hagan más atractivo el mantenerlos y protegerlos en su esto natural, en lugar de chaquearlos y desboscar. Nos referimos especialmente a incentivos monetarios, que es lo que mayormente motiva y mueve a la gente.
Estas acciones deberían estar enmarcadas en un conjunto de políticas y programas: municipales, nacionales e internacionales y contar con recursos permanentes para los incentivos. Esto significa ingresos monetarios, además de los impositivos, que necesitan ser captados de aquellos sectores que afectan al medio ambiente. Son estas, medidas de política económica que incentivan la responsabilidad empresarial y ciudadana y castigan el impacto negativo que generan sobre el medio ambiente algunos de sectores de la industria, minería, agricultura, energía, petróleo, transporte, etc.
Los cambios ambientales que nos afectan son de una dimensión global, mientras los problemas socio-ambientales tienen una especificidad regional y local, ecológica y cultural, económica y política. En consecuencia es necesario actuar en lo local, buscando la necesaria coordinación y apoyo internacional.

Para avanzar en estos aspectos vitales y que afectan definitivamente a la vida humana, necesitamos en Santa Cruz y en el país, un organismo ejecutor dedicado a la promoción y financiamiento de negocios ambientales.
Necesitamos una Corporación de Negocios Ambientales, una entidad operativa, orientada al logro. Una entidad mixta, público – privada, con Directorio de entidades privadas y empresariales, nacionales e internacionales. Una entidad que se conecte con negocios ambientales mundiales y programas de incentivos verdes y ecológicos pero con una visión práctica y de negocios.
Esta entidad necesita captar y manejar diversos fondos: de inversión en negocios ambientales, para certificación y pago de servicios ambientales, manejo de bosques, acceso a mercados de carbono, asistencia técnica, educación, etc.
En Santa Cruz tenemos un gran espacio para trabajar en proyectos y negocios de servicios ambientales. Tenemos como marco el Plan de Uso del Suelo, PLUS y Planes Municipales que nos señalan como usar adecuadamente los suelos y que áreas proteger. Existen Reservas forestales, Concesiones Forestales, Parques Nacionales y Departamentales, reservas en todas las riberas de los ríos y bañados, Sitios Ramsar, reservas privadas, las que deben ser valorizadas y recompensadas monetariamente por su impacto ambiental positivo sobre el clima y las lluvias, y como efectivos sumideros de carbono y áreas de conservación de la biodiversidad.

El desafío es serio e inmediato, y si no actuamos sentiremos muy pronto en Santa Cruz, los efectos climáticos resultantes de la destrucción de la Reserva Forestal Chore y el Parque Nacional Amboró, invadidos por cocaleros y piratas madereros, quienes están destruyendo los dos ecosistemas boscosos que regulan el microclima del norte integrado y la ciudad de Santa Cruz, vale decir el régimen de las lluvias, la humedad y los vientos y que por ahora nos generan un ambiente más o menos aceptable y dos cultivos anuales.
Con esta destrucción acelerada y los efectos del cambio climático, seguramente el norte se convertirá un desierto y en esta perspectiva habría que pensar traer camellos de Irán, para transitar por las dunas de, Turobito en Warnes, La Jupia en Montero, El Torrente en Portachuelo.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , , ,

1 comentario