Entradas etiquetadas como Elecciones Bolivia

MIGRANTES DEL POPULISMO LATINOAMERICANO (I)

Ovidio Roca

Se está desconociendo una elección, controlada y aceptada por instituciones nacionales e internacionales y esta actitud de la oposición de negarla sin mayores fundamentos, fortalecerá al MAS y le asegurara su permanencia por cincuenta años. Aquellos ciudadanos que no supieron asociarse y enfrentarlos en su momento, tienen ahora que organizarse, unirse y actuar en el Parlamento y en los medios sociales y políticos; de lo contrario deben prepararse para seguir la senda de los migrantes del populismo.

Que buscaba en el Cabildo de ayer?, pregunté a varias vecinas sesentonas: Estamos huérfanas, nos sentimos desprotegidas, no hay en quien confiar y se nos viene la pandemia masista; respondían. Que encontró allí?; vi mucha gente y ahora me duele la columna, las piernas y estoy asustada.

Ha retornado el populismo cocalero y se nos viene a la mente la trágica experiencia de los migrantes del populismo latinoamericano, huyendo de la violencia y de los gobiernos dictatoriales. Son millones de pobres y desesperados, que buscando como sobrevivir salen huyendo de sus países hacia aquellos más desarrollados, más seguros, exitosos y menos corruptos. Esta masiva migración ilegal causa malestar en los países donde llegan y donde son rechazados.
Son poblaciones víctimas de los sistemas políticos populistas, de gobiernos estatistas, centralistas, depredadores de los recursos naturales y destructores del ecosistema; de gobernantes corruptos e incompetentes, incapaces de trabajar y menos crear una economía productiva sostenible y que con discursos demagógicos engolosinan al pueblo ofreciendo bonos y subsidios.

Los países desarrollados hacia los cuales migran estos desarraigados del populismo, aunque saben del problema y sus orígenes, dejan que el mismo siga creciendo y para justificarse dicen hacer algo, pero “trabajan en los resultados y no en las causas”. Tratan de frenar a los migrantes, pero no atacan el origen del problema, que son los regímenes dictatoriales y corruptos de los que huyen los desarraigados y que para ayudarlos hay que extirpar y superar.

Venezuela es un ensayo mundial de este sistema y hoy está en el ojo de la tormenta. Allí se está determinando el futuro de la humanidad y lo que pase en Venezuela decidirá lo que pase en América Latina y en el Caribe.  Un país con las mayores reservas de petróleo en el mundo y que  ahora gracias al populismo, cinco millones de personas huyeron y cuatro millones de familias buscan leña para cocinar, hurgando en lo que pillan. Maduro instruyó que pasen los carros con leña distribuyendo dos astillas por familia, pero no pernil, ni arepas.

La estrategia de la izquierda es enfrentar y dividir la sociedad. Estos días hemos visto este radicalismo en Chile, que suponíamos una sociedad estable, lo propio ocurre en Colombia y lo veremos en Bolivia y Argentina. Decía Ortega y Gasset: “Cuando la sociedad se escinde en dos, deja en absoluto de serlo, se disocia (…) y dos sociedades dentro de un mismo espacio social son imposibles”.

El desafío para Arce es dejar de lado el populismo y el narcotráfico y por el otro los compromisos con el eje Irán, Cuba, Venezuela, Rusia y China y dedicarse a gobernar con eficiencia y con libertad. Milagros pueden darse, lo vimos con Lenin.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

EL DÍA DESPUÉS

Ovidio Roca

Las elecciones de ayer fueron ejemplares, confiables y tranquilas y ahora viene el difícil proceso de gobernar. “To be, or not to be”, seguir la sencilla y lucrativa senda del cato, o apostar por el difícil sendero del trabajo honesto.

Luis Arce fue electo con más del cincuenta por ciento de los votos y debe asumir, como Presidente y no como Delfín, la conducción del gobierno, dar seguridad a la población y fijar un rumbo para el país.

Este es un gobierno que va a enfrentar condiciones económicas, sanitarias, sociales y ambientales pésimas y por el bien del país y de los ciudadanos necesitamos que como eficaces servidores públicos hagan una buena gestión, respetando las reglas de la democracia y los valores de libertad, propiedad y derechos políticos y sociales.

Construir una sociedad y un país viable y próspero, exige un duro y difícil trabajo, la poblacion necesita estabilidad y tranquilidad para invertir, trabajar y emprender. Abandonar este reto y dejarse encandilar por las copiosas ganancias del narcotráfico nos convertiría en el bastión de los Cárteles y el centro de la violencia en América. “That is the question”.

La democracia exige la vigencia de partidos políticos, no de siglas, por lo que se necesita fundar y refundar los partidos políticos, con ideología, estructura, cuadros, propuestas y militantes.

Pronto vienen las elecciones sub nacionales y una temática fundamental a enfrentar y debatir, deberá ser la descentralización del poder y la forma de construir los Estados Federales Departamentales y para esto los partidos necesitan tener propuestas y planes de gobierno acordes.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

EL SENTIDO COMUN: EL MENOS COMUN DE LOS SENTIDOS

Ovidio Roca

Tenemos una amarga experiencia con el populismo cocalero y por más de catorce años. En ese periodo se dio un gran auge económico, teníamos reservas de gas y los precios se dispararon hacia arriba, por lo que los dólares fluían a montones. Pese a ello su gestión fue desastrosa; ¿cómo será ahora yescas y con menos apoyo de sus colegas castrochavistas?.

El cocalero fue perdiendo apoyo y prestigio y cuando intento un nuevo fraude electoral las instituciones nacionales e internacionales lo denunciaron, por lo que se asustó y salió corriendo a pedir refugio con sus socios y colegas.

Sin embargo el MAS continua en el poder y controla y Copa el parlamento; desde el cual dicta o no, y a su antojo leyes para su propio beneficio y para dejar inermes y sin derechos a los opositores. Complementariamente el partido cocalero, tiene el control del aparato Judicial y del Ejecutivo donde cuenta con el apoyo de solapados y astutos funcionarios de la administración pública.

Actualmente la tecnología digital y utilizando los servicios de Internet, redes sociales y teléfonos celulares nos permite ampliar nuestros horizontes y conocimientos, y por otro lado también posibilita que grupos de interés político y comercial puedan moldear nuestra percepción de la realidad y utilizarla en su provecho.
Cada individuo y según sus flaquezas es fácilmente manipulado e inducido hacia los fines del operador; así los políticos y negociantes pueden cómoda e impunemente manejar nuestras decisiones de comprar, vender y también inducirnos al voto en las elecciones y todo esto en pos de su estrategia de dominación.
Es importante destacar que la información que cada persona recibe de las redes sociales está dirigida específicamente su persona y según su perfil psicológico e ideológico, previamente detectado por inteligencia artificial y almacenada para su comercialización, lo que lo hace más vulnerable.

Vivimos en el mundo dual: el de la información y la desinformación y en esta construcción de realidades sociales, la mentira tiene suficiente carga emocional para obnubilar nuestra razón, especialmente cuando es simplificada y anclada en atavismos ancestrales y de racismo y discriminación por los ideólogos populistas, quienes logran que no pensemos y de esta manera la mentira, la demagogia no podrá ser derrotada con datos reales, ni simples ni  complejos. Los populistas lo saben y lo practican, pero quienes los enfrentan se niegan a verlo.

Es en este panorama por demás complejo, lleno de dudas, temores y desinformación y en momentos críticos como los actuales, que tenemos urgentemente tomar decisiones y jugarnos por nuestra supervivencia y la de nuestra sociedad. Aquí ya no se trata solo de emociones, gustos o simpatía, se trata de economía, de seguridad y de una vida plena en democracia.

Mañana vamos a decidir con el voto, y los datos nos señalan que si los dispersamos, estamos entregando el triunfo al populismo cocalero que ya conocemos y sufrimos y que ahora cuando este sin recursos, será aun peor y más agresivo con los ciudadanos que lo adversan.
Cuando triunfen los cocaleros, espero que no, y los Carteles del narcotráfico y la violencia nos agobien, cuando el sol se esconda y la luna se escape y haya llanto y miseria; será tarde para quejarse, pues nosotros elegimos este resultado. (Linera. Salmos I y III, Versículo 3.7)

Necesitamos votar con libertad y pragmatismo pero unidos, no se trata de nuestros gustos y emociones, que son humanos, sino de precautelar nuestros intereses y los de nuestra familia, nuestros vecinos, para asegurarles y asegurarnos un futuro en un mundo viable y seguro.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

TRIUNFO DE LA DEMOCRACIA EN LA PRIMERA VUELTA ELECTORAL

Ovidio Roca

Si queremos vivir en paz, seguridad y con perspectivas de futuro, debemos ganar las elecciones y reorganizar y reconducir el país por la senda de la libertad y el progreso.
Como están las cosas, tenemos que manejarnos con lo que tenemos y utilizar el sentido común; el reto es concentrar los votos y derrotar al masismo en la primera vuelta electoral.
Es importante destacar que no solo basta el líder, que generalmente es solo un símbolo, sino que éste dirigente debe contar con un equipo idóneo y con suficiente voluntad y coraje para afrontar el difícil camino que tenemos por delante. Es además fundamental contar, no con los consabidos discursos y promesas, sino con una propuesta de gobierno realista, capaz de ofrecer una alternativa y soluciones correctas para el mundo actual y las deplorables circunstancias económicas y políticas que se viven en el país.

Esta propuesta necesita ser adecuada a este nuevo mundo globalizado, del cambio climático, la economía del conocimiento, las tecnologías digitales y bajo ataque viral de las pandemias. Con lineamientos claros para adecuar el sistema educativo, los nuevos sistemas productivos y trabajos que eviten el desempleo masivo y la desesperación económica.

El principal trabajo de un nuevo gobierno Republicano, Democrático y Federal, empieza en la presente coyuntura con la pacificación e integración nacional y establecer un clima de seguridad y confianza para que la iniciativa privada fluya y se concrete en actividades productivas acorde a las nuevas realidades de la vida y el mercado. Son tareas urgentes recuperar la institucionalidad, el Estado de Derecho, las leyes justas, la libertad de expresión y la separación de poderes, garantizar los derechos políticos y ciudadanos y dar respuesta efectiva a los efectos devastadores del coronavirus chino.  

Los países más prósperos del mundo libre, son aquellos con mayor respeto por los derechos individuales, protección a la propiedad privada, libertad contractual, menor presión fiscal y niveles razonables de gasto público.
Es una receta bastante sencilla y efectiva y para aplicarla el Gobierno necesita contratar funcionarios públicos, elegidos por su idoneidad en cada función y con competencias específicas y atribuciones limitadas.
No se trata de votar, elegir y olvidarse; los ciudadanos necesitamos cuidar nuestros intereses, debemos preocuparnos permanentemente y verificar que estos servidores públicos: primero sean seleccionados con transparencia y exclusivamente por su capacidad y méritos para cada actividad: Presidente, Ministros, funcionarios administrativos, policías, militares, y luego que cumplan fielmente con su trabajo. Ellos no son los dueños del poder, son servidores públicos que reciben salarios para el cumplimiento responsable e idóneo de las tareas que le encomiendan los ciudadanos.

Vale la pena recordar y así no repetir errores; que cuando los populistas tomaron el poder en varios países de Latinoamérica, aplicaron la receta del Socialismo del siglo XXI y se apoderaron del aparato del Estado para su uso y disfrute. Al margen de aplicar el centralismo y autoritarismo en el manejo del Estado; en el campo económico se dedicaron a apoderarse de los bienes y arcas públicas, reforzaron el estatismo, los controles de precios y algunos el control de cambio; expropiación e invasión de áreas públicas, bienes y propiedades privadas.

Como referencia ambiental y geopolítica; en Santa Cruz y especialmente en los últimos días, el cielo está cubierto de humo, nos cuesta respirar y al sol lo vemos rojizo. Esto es resultado de la estrategia geopolítica de ocupación territorial del MAS, un traslado masivo de población andina hacia el oriente y con entrega de tierras a las bases cocaleros en las áreas protegidas, reservas, parques nacionales y tierras libres; las que ahora se dedican a la coca. Aplican la FES masista de: “tumba y quema, mata bichos, corre cambas”, con lo que están haciendo arder el territorio. kawsachun coca.

Es una estupidez y un suicidio, salvo para los dueños del poder, repetir la receta Castrochavista, cuya aplicación en Cuba, Venezuela y Nicaragua llevo a sus pueblos a la sumisión y la miseria, todo enmarcado en la revolución socialista. Con Evo y Kristina se la empezó a aplicar en Bolivia y en Argentina y por ahí va la cosa.

El dueño de un bus turístico en la ruta de la Paz a Yungas, seguro que elegirá un buen chofer, con experiencia y conocimiento de la ruta; y esto no es lo que hacemos nosotros cuando elegimos un conductor para el Estado boliviano. Un mal chofer seguro embarrancara el vehículo y matará a la mayoría de los pasajeros y un mal presidente y malos ministros lo harán con la economía del país y matarán muchos, pero muchos más ciudadanos.

Estamos yendo a votar y conocemos lo que le ocurrirá a la ciudadanía democrática si gana el populismo cocalero, pues vendrán con odio, sin plata, pero con narcotráfico. Necesitamos ser sensatos y concentrar el voto para quien tenga más opciones de ganarle a Evo y luego después del triunfo exigir y controlar al Gobernante para que forme un Gobierno con los más eficaces y honestos profesionales del país, para que hagan el trabajo correcto y eficaz en cada área del Estado y en beneficio de todos los bolivianos.

 ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

NUESTRA SITUACION ECONOMICA Y EN RUMBO A LAS ELECCIONES

Ovidio Roca

Por diversas circunstancias geográficas, económicas y sociales, el país ha permanecido anclado en una economía primaria y extractivista, poco se avanzó en la industrialización, la diversificación productiva y los avances tecnológicos. Como resultado el ochenta por ciento de la población y para sobrevivir, lo hace vinculada a la economía informal fuertemente ligada al contrabando, trabajos precarios, la coca y el narcotráfico.

Esta es nuestra base productiva precaria y extractivista y cuando nos llegó la pandemia del coronavirus chino, la economía del país ya había entrado en recesión, se acababan las reservas de gas y su precio se había reducido, por lo que había que enfrentar dificultosamente la pandemia, sin recursos económicos, con una institucionalidad debilitada y sin infraestructura sanitaria para atender esta crisis virulenta, desconocida y letal.

Para empeorar las cosas, nos encontramos bajo el mando de un gobierno transitorio y débil, enfrentando un proceso electoral traumático fruto de una anterior elección fraudulenta.

Según las encuestas; eventualmente ganaría Evo gracias a la división y pugna feroz entre sus presuntos opositores. El asumiría el gobierno pero esta vez en un diferente escenario: crisis económica, ausencia de financiamiento y bajo los efectos del virus chino que no nos da tregua, por lo que necesitaría aplicar mano dura y narcotráfico activo.

El MAS tiene el voto firme de una gran parte del país, con gente vinculada a la economía informal y al circuito cocalero. Actualmente, tiene fuerte presencia territorial en el Chapare, en Sacaba, Senkata y algunos barrios de El Alto y de varias ciudades del país; además de los centros de predominio del narcotráfico, como Yapacaní y San Julián.

En cuanto a lo del voto útil, que le funcionó a Mesa y consiguió una amplia votación especialmente en Santa Cruz no funcionará esta vez, pues la gente desconfía de su capacidad y fortaleza para gobernar. Se escucha “nada de voto útil para el inútil”.
Su probable fracaso sería un desastre para la democracia, pues no se tendría argumentos para decir que el modelo democrático liberal es mejor que el populismo cocalero.
Para más yapa, los augures indican que el retorno del MAS al poder y con mayoría parlamentaria, lo atornillara en el poder por lo menos cincuenta años.

Faltan pocos días para acudir a las urnas y estamos sin verdaderas opciones; pues no basta alguien que discursee y se oponga o diga oponerse al MÁS, necesitamos alguien que tenga una propuesta clara de modelo político y de economía y capacidad para conducir al país en esta situación de Crisis económica, social, sanitaria y ambiental. Si quiero construir una barda, la pared de una vivienda y que no se caiga, necesito un buen albañil, no un periodista o un médico.

Necesitamos de un equipo técnico y un Gerente, que más que discursos proponga e implemente una agenda productiva. Ya en los distintos Departamentos se hacen conocer estos planteamientos para activar la producción y el empleo. En Santa Cruz se está proponiendo una Agenda empresarial privada, que abordará las necesidades de inversiones nacionales en los próximos años y en campos prioritarios como la minería, el litio, tecnología e innovación, telecomunicaciones, micro, pequeña y mediana empresa (Mipymes), regulación financiera, cooperación externa. Este es un avance, pero debería ampliarse con la opinión del ciudadano, y entre otros aspectos es necesario incorporar y explicitar la inversión en la agropecuaria, agroindustria, investigación en biotecnologías y manejo sostenible de tierras y bosques.

Llego el tiempo de la unidad de criterios y acciones y de marchar juntos, o de armar pilchas y seguir el sendero venezolano. Si no hay un milagro que nos traiga sentido común, tenemos Evo para rato.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

TRES MINUTOS PARA DECIDIR NUESTRO DESTINO

Ovidio Roca

Estamos frente a una definición electoral y en momentos muy difíciles para todos nosotros. En diez días más y en los tres minutos que toma llenar una papeleta vamos a decidir en qué país vamos a vivir; nosotros, nuestra familia y vecinos durante los próximos cincuenta años. Elegiremos un gobierno sólido y eficaz; uno blandengue que se despatarra en pocos meses o un gobierno de populistas y narcotraficantes. Votaremos pensando en un gobernante que tiene capacidad y experiencia para manejar el Estado y que sabrá elegir un equipo de operadores eficaces o buscaremos el que nos cae más simpático o siguiendo una consigna.

Para quien se haga cargo del Gobierno, será cómo manejar un cacharro destartalado en una carretera llena de huecos y en plana lluvia; por lo que necesitamos de un buen chofer, mecánicos y ayudantes experimentados para ir arreglándonos de cualquier manera para avanzar.

Hasta hace poco, Bolivia vivió de la producción de los yacimientos de gas natural encontrados en la década de los noventa del siglo anterior, que coincidió con la mayor alza de precios del petróleo de la historia y ahora esto se acabó. Los masistas mintiendo como les es habitual dicen que la plata la hicieron ellos, en realidad se la robaron.

El que se haga cargo del país y con buenas intenciones (no para dedicarse al narcotráfico y traer a los Carteles internacionales), va a tener graves problemas; tiene que arreglar el desastre económico, sanitario, institucional y esto sin plata. Tendrá que hacerlo con una población seducida por el populismo que prefiere escuchar una mentira alentadora, antes que la realidad generalmente dura y cruel; una población acostumbrada a bloquear por todo y por nada y una agrupación política cocalera y narcotraficante decidida a hacerle la vida imposible al gobierno.
Hacer el trabajo de reconstrucción del país será como operar a un enfermo grave y sin anestesia; este se resistirá gritará y golpeará con todo y los galenos como corresponde tienen que tratarlo con respeto y profesionalismo.

El reto de construir un país viable y sostenible, se lo ha dicho y repetido muchas veces, implica salvar la economía, recuperar la democracia, dar respuesta a los efectos devastadores del coronavirus. Para empezar, ahora sin plata y endeudados hasta el jopo, se tendrá que bajar el gasto público y la burocracia y reducir los impuestos; para atraer las inversiones se necesita generar confianza y esto implica el Estado de derecho, institucionalidad estable, leyes justas, libertad de expresión, separación de poderes y garantías a los derechos humanos. El siguiente gran paso es la pacificación nacional, pues sin pacificación, sin reconciliación, sin integración nacional, no es posible el desarrollo.

Los populistas dicen demagógicamente y algunos le creen, que el Estado puede crear riqueza automáticamente y esto para poder repartirla, no toda, según su voluntad e intereses. La gente lo cree y exige desembolsos del Estado, de las gobernaciones y alcaldías y estas no saben de dónde sacar la Plata. Este año sin los ingresos del gas tendrán ingresos menores al cuarenta por ciento de los del pasado año y ahí por delante.

Se ignora o no se quiere saber, que el Estado no crea riqueza, sino que la incauta de la actividad empresarial privada, chica o grande y que cuando se endeuda, los ciudadanos son los que tienen que pagar las cuentas.

Los populistas cuando se apoderan del Gobierno y cuando están eufóricos o desesperados, es decir siempre, se endeudan y luego emiten moneda lo que sin respaldo genera inflación y eso roba sus ingresos al productor y a los empresarios. Pregunten a nuestros vecinos de Venezuela y Argentina, gobernados también por Castrochavistas y Kitchneristas, como les está yendo con la devaluación. Como referencia, un dólar antes de Chávez se cotizaba en 4.30 bolívares. El 5 de Octubre 2020, el nuevo billete de 100.000 bolívares vale solo 23 centavos de dólar.

Olvidamos o no queremos entender, que el Estado somos nosotros los ciudadanos responsables, los que trabajamos para generar la riqueza. Que un Estado democrático funciona cuando los ciudadanos diseñan, convienen y respetan un texto Constitucional y normas para convivir pacífica y armónicamente. Un Estado en el que ejercemos plenamente nuestras libertades individuales y donde todos cumplimos con nuestras obligaciones. Donde se trabaja produciendo, innovando y generando riqueza, en libre competencia, cooperación e intercambio de bienes, servicios, ciencia, artes, etc.
Esto lo sabemos, pero suena a trabajo, esfuerzo y esto es muy duro y aburrido; las promesas populistas son mejores. “Si todos juntamos el aceite quemado de la cocina y se lo entregamos al candidato masista Arce el solucionara el problema”. Así lo expuso en su programa de gobierno, créanle y Jallalla Evo.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

TELENOVELA, ACTORES Y POLITICOS, EN TIEMPOS DE ELECCIONES

Ovidio Roca

¿La democracia?

… no es más que un simple juego,

-de puro azar-

va la apuesta al político

que cause el menor daño.

25/9/20 j.ll.folch

Estos cuentos recogen las faenas de un popular cocalero y de otros actores de la politiquería nacional y están escritos al peor estilo de las Telenovelas. Son relatos de por aquí y de por allá; de esos que viajan y toman vuelo propio y cuando pasan sobre las montañas, valles, selvas, se transforman y adquieren los sabores locales. Todo es ficción, nada es verdad y cualquier semejanza con hechos históricos es pura coincidencia. El problema es que la realidad supera a la ficción.

El Linera, el Héctor y Luis Arce, el Juan Ramón de la Quintana, cumplen encargo de sus mandamases Castrochavista y son los Productores y guionistas de esta Telenovela cocalera que exalta un Icono con cara de indígena, la que es utilizada para atraer y engatusar a las masas populares de raigambre indígena.

Evaristo, es el actor que interpreta el Personaje indígena populista en la telenovela cocalera, la cara le ayuda pero dicen que no el mate.
Evo, el personaje histórico parte de Orinoka, deja a las ovejitas y sin aprobar la escuela primaria se va a Uru Uru, donde trabaja con un Conjunto musical y empieza a gozar de la vida bohemia, tocando la trompeta en las retretas  y serenatas.
Se va al Chapare donde descolló como futbolero y a punta de pelotazos se gana la Jefatura sindical indefinidamente y allí lo descubren los del Foro de San Pablo y lo hacen Presidente de la Bolivia, por catorce años.
Como el ll’unkerio da para todo, ya estando en pleno goce del poder y como muestra de aprecio y admiración, sus amigos populistas para compensar lo de la fallida escuela primaria, le regalaron  cincuenta Doctorados y de otras tantas Universidades.

Un problema surgió luego para los Guionistas de la Telenovela y fue que Evaristo el actor, producto de su triunfo en las carteleras, se encarnó en el personaje político cocalero, se creyó el Jefazo y convenció a sus fans que él es el Evo, el tipo de la película y empezó a desplazar a los guionistas.

Los detractores de la Telenovela y especialmente los de las llanuras, odian equivocadamente al Actor, cuando los responsables de la trama y los hechos que se relatan son los guionistas q’aras. Especialmente el Linera que se chisporroteo y chisporroteo al actor, cuando dijo: No lo abandonen al presidente Evo y luego vaticinó: “Va a haber llanto y el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros”.

Este año, desde Buenos Aires y luego de conocer los datos positivos de la intención del voto en las próximas elecciones, Evaristo envía un mensaje a sus seguidores: “Estoy seguro, hermanas y hermanos, que no me van a abandonar; ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba a Bolivia, retornando”. En los medios sociales se publicó un urgente mensaje de alerta: “Rápido, calzón de lata para las niñas, Wawamikuy a la vista”.

Al igual que años atrás una simpática periodista, el candidato Chi de visita a Oruro manifestó que por el mal drenaje en la ciudad había olores horribles. La joven periodista vivió un viacrucis y pidió perdón pero pasaron lo años y a nadie se le ocurrió hacer tratamiento de los desechos mineros porque “pecunia non olet”. Por su parte Chi se salió por la tangente.
Los masistas muy buenitos y en busca de votos, le ofrecieron a Chi un cargo diplomático y no una Iglesia en el Chapare; podría ser Cónsul en Pionyang, La Habana o Caracas.

Otro actor intercultural, de la línea aunque no de la talla, del llajtamasi  gigante Camacho arremetió este viernes contra su aliada, la Presidente Janine, lo hizo luego de que ella renunciara a su candidatura y aseveró: “Por cuidar su candidatura no defendió la vida de los bolivianos durante los bloqueos del MAS y murieron 40 personas por falta de oxígeno”. Comete una aberración política; libera de toda responsabilidad a Evo y ataca extemporáneamente Janine, que ya había renunciado a su candidatura. Ergo ama a Evo sobre todas las mujeres y las cosas. Parodiando a Cicerón: Un político no solo debe ser sensato, sino parecerlo.

En la anterior elección, los cruceños que adversan al MAS apostaron al voto útil y votaron por el candidato mejor posicionado aunque no era de su agrado. Un candidato de mesa servida; un excelente periodista, que discursea y se expresa muy bien, pero que ha mostrado no tener aptitudes y carácter para la toma de decisiones y de gestión; muy necesarios en estos tiempos de pandemia económica y coronavirica.
Este personaje en su afán de ser popular cae fácilmente, a causa de su ego, en las burlas del pueblo. En la anterior elección y mientras hacía campaña en el Alto de la ciudad de La Paz, fue conminado por los vecinos a unirse íntimamente con la Pachamama; él rápidamente se tiró al suelo y se revolcó en la tierra, luego se puso de cuatro patas y se agazapó como un cachorro. Los alteños celebraron con risas su memez, hoy gracias al Andronico chapareño, dirían su estolidez.

Por eso del sentido común; así como un restaurante contrata el mejor cocinero, un equipo de fútbol el mejor jugador; un país debe contratar el mejor estadista y no cualquier lenguaraz.
El problema es que no vemos opciones; el tercero sería peor y Tuto que es el que tiene mayor temple, experiencia de estadista y por tanto capacidad para hacer una mejor Gestión de Gobierno es ignorado, con estolidez suicida, por la población y está muy abajo en las encuestas. ¡Y ahora quien podrá defendernos!.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

RECORDANDO NUESTRA HISTORIA Y ATERRORIZADOS POR LO QUE SE NOS VIENE CON EL POPULISMO COCALERO

Ovidio Roca

Los cuentos que se cuentan de nuestra América, nos hablan de una tierra de migrantes; que nunca tuvo población originaria y que algunos llegaron hace miles de años del Asia y vecindades y otros lo hicieron navegando hace cientos y de Europa. Bolivia se conformó por tropas de estos migrantes, inicialmente de aquellos que vinieron hace miles de años por tierra y desde el Norte y luego por los otros llegados hace cientos a las costas y en las carabelas. Vinieron buscando las riquezas y se fueron estableciendo en diversos territorios, conformando poblados y luego por coyunturas históricas internacionales se constituyeron en Provincias y Estados. Como resultado de esta movilidad, la población boliviana es de un mestizaje variopinto y más o menos diverso según su particular mezcla de razas.

Ya en este Siglo XXI de predominio Populista, el MAS borro la Republica Democrática e inventó e institucionalizó el concepto de Estado Plurinacional y en su Constitución menciona la presunta existencia de 36 naciones originarias. De lo que no se preocuparon, fue en consolidar y afianzar el Estado Democrático y la Nación Boliviana, sino todo lo contrario.

Tenemos mestizos; indígenas y también presuntos indígenas, pues ahora reditúa el serlo. Estos indígenas, extraña y erróneamente, afirman su identidad originaria con el uso de antiguos trajes españoles y sombreros europeos y de otros lares; como los de esa extrovertida masista mestiza, del sombrero texano. (La Sombrerera, según el cuento de Alicia con su bonito sombrero texano, que usa sin sacárselo ni para dormir. Un sombrero, que vale recordar es de excelente manufactura Sucrense).

Eludimos reconocer, que finalmente todos somos de la misma raza homínida, tataranietos de Lucy la africana y con variaciones somáticas, producto de la adaptación milenaria de los distintos grupos migrantes a los diversos y extremos ambientes ecológicos.

En este Siglo XXI, signado por el Castrochavismo, nuestro reto como sociedad y para lograr una mejor convivencia, es construir Ciudadanía y potenciar la Nación Boliviana, que es el conjunto de los habitantes de este país y todos iguales ante la ley. Ciudadanos que conservan sus lenguas familiares, usos y costumbres y un idioma común extendido nacional e internacionalmente, y con una historia y tradiciones compartidas.

Según enseñan las técnicas comunicacionales, una explicación puede ser realista y una verdad comprobada en los hechos, pero necesita venderse a un cliente, lo que es muy difícil pues éste según su lente ideológico e interés de lucro personal, ve lo que quiere ver y escucha lo que quiere oír.

La izquierda populista muy hábil en estos asuntos, establece sus propios fundamentos morales e ideológicos y ofrece a la población que los sigue: enemigos a quien atacar, caudillos a quien seguir, coca para acullicar, dadivas y prebendas y sin exigir mayor esfuerzo que su acatamiento al Jefazo, con lo que convence a todos. Siguiendo este modelo para la toma del poder, los populistas cocaleros y de mala leche, movilizan a la población exacerbando el odio racial y el anticapitalismo y luego las apetencias, complejos, odios y frustraciones. Lo que resulta una propuesta emocional y demagógica, bastante efectiva para sus fines.

El liberalismo democrático plantea a su vez y bajo principios individuales, un plan estratégico productivo y económico, manifestando que sin esto y el Estado de derecho que genera confianza no habría trabajo coordinado entre las personas, producción, comercio, dinero, familias. Este discurso suena poco atractivo, más bien aburrido, pues además implica compromiso y acción por lo que no emociona a la gente, que le presta poca atención.

Escuchábamos un relato en tono irónico sobre Venezuela, el país más rico de Latinoamérica y que luego de dos décadas de populismo, modelo Socialismo Siglo XXI, ha logrado que el 96 % de los hogares estén en situación de pobreza y el 79 % en pobreza extrema. Con esto han combatido la obesidad, tienen una vida austera y miserable y sin servicios burgueses como medicina, electricidad, agua y transporte y han desechado el uso de combustibles fósiles por ser dañinos con el medio ambiente. También se ha promovido el turismo, lo que permite a millones de sus pobladores salir a recorrer otros países y ver desde nuevos ángulos y rincones, los logros del Chavismo.

Si los venezolanos que no tienen comida, que no tienen agua, que no tienen gas, al que le falta gasolina; el desempleado, el que no tiene medicinas, el que está sin transporte, decidieran liberarse lo harían todos juntos y a una sólo voz, y con sus dirigentes arrechos ocuparían decididos las calles de todo el país y resolverían su situación.  El problema es que no se animan a arriesgarse y prefieren morir en la inacción y la miseria, pues no quieren entender que ninguna persona y ningún país enfrentarán el problema por ellos y solo lo harían si el régimen de Maduro afectara directamente sus intereses y la seguridad en su propio país.

Dicen que “nadie aprende de experiencia ajena” y aunque estamos viendo cada día lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela, países que aplican una misma receta Castrochavista que el MAS, no creemos que esto vaya a ocurrir en Bolivia, aunque se ha venido haciendo exactamente lo mismo.
Estamos a las puertas de una elección crucial, donde se elige entre el retorno del populismo cocalero castrochavista, o la democracia. Y vemos la actuación de los opositores al masismo destruyéndose mutuamente y ninguno muestra decisión y carácter para asumir el reto de unirse, enfrentar y vencer al ecosistema populista cocalero y narcotraficante que se nos viene y que ahora sin gas y sin plata, solo será narcotráfico puro y duro. “Alea Jacta est”.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

VOLVERÉ Y ME LLEVARÉ MÁS MILLONES

Ovidio Roca

Superada tiempo ha la etapa de las guerrillas, los comunistas devenidos en populistas ya no se van al monte con las armas y a pelear con los mosquitos; ahora apoyados por sus compinches castrochavistas usan la verba, la yerba, la coca y la demagogia, para conquistar el voto de las masas y conseguir el poder político. Mucho más cómodo y rentable.

El año 2006 los masistas y con apoyo del Castrochavismo, tomaron el  Gobierno y durante catorce años, como es sabido, pisotearon todas las Instituciones, violaron la Constitución, se adueñaron de la Justicia y cometieron los más gigantescos hechos de corrupción de la historia de Bolivia.
Con estos antecedentes, cualquiera pensaría que luego del desastre producido por el gobierno cocalero, la gente reaccionaria airada y buscaría borrarlo del mapa electoral. Sin embargo como producto de su hábil manejo del imaginario colectivo y el apoyo de los partidos presuntamente opositores con su división y pugna feroz entre ellos, se le facilito el camino y según las encuestas está por capturar nuevamente el poder.

Su gran problema será que ahora no tendrá a su disposición aquello que recibió durante su anterior gobierno y de regalo: el negocio servido del gas y con increíbles precios y un Estado con reducido endeudamiento, por lo que pudo acudir a todo crédito que se le presentaba y así endeudo al país y por varias generaciones. Por el contario lo que recibirá ahora, es aquello que preparo y generó en sus 14 años de gobierno: crisis económica, institucional y social, endeudamiento al límite y exiguas reservas internacionales y de paso y como ofrenda china, el virus.

Entonces hará lo que sabe hacer mejor y lo que es su profesión; aplicar el bloqueo, la violencia, vivir de la coca, el narcotráfico, el tráfico y comercio ilegal y la venta de recursos naturales.
Esto ya lo ha venido haciendo con los chinos disfrazados de cooperativas mineras, para la explotación del oro y con licencia para envenenar los ríos y toda la biodiversidad con el mercurio.

Seguirán también con la practica extractivista y de apropiación de los recursos naturales, innata del populismo, que conlleva además de explotar la minería e hidrocarburos la apropiación de toda riqueza a su alcance y esto implica la toma de tierras y ocupación territorial y sin ningún respeto por los vivientes de la zona, ni por el ecosistema e irrespetando la vocación de los suelos, los bosques y áreas protegidas. Esto lo realiza amparados por leyes hechas a su antojo. Luego estos incendiarios y loteadores venden estas tierras al mejor postor, y a seguir lucrando y avasallando.

Sabemos todos y también sus seguidores, que una economía basada en la informalidad, el extractivismo, la coca, y el narcotráfico es muy rentable pero peligrosa e insegura; pero como dice el dicho: “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.
No todos los ciudadanos, pero si los populistas cocaleros conocen este su mundo de la informalidad y tienen miedo a ese otro mundo ajeno, moderno, globalizado, tecnológico y altamente competitivo el cual, “sienten” que no pueden entender y menos vivir en él.

Todo este manejo del negocio cocalero informal e ilegal, funcionará mientras se tenga acceso y vía libre a los mercados externos y mientras los gobiernos Castrochavistas de Cuba, Venezuela, Argentina, Nicaragua, México lo faciliten. Sin embargo la expectativa (de ilusiones se vive) es que los gobiernos populistas de estos países pronto fracasaran y asumirán el gobierno partidos democráticos, con lo que la fiesta se acabara para los cocaleros.

Ante esta crisis y el eventual y precario gobierno del masismo, es de esperar que la ciudadanía con vocación democrática, sentido común, decisión y en defensa de sus propios intereses, asuma la responsabilidad de hacerse cargo de su porvenir. Construir un país y una sociedad con respeto al prójimo, a las leyes, al ecosistema, a la propiedad privada lícita como fruto de su iniciativa y esfuerzo. Un camino largo que muchos no veremos pero si lo transitarán los nietos y bisnietos.

Es urgente que los ciudadanos partidarios de la democracia y el liberalismo, en esta coyuntura electoral, se reúnan para ver la forma de lograr una mayoría parlamentaria, pues si el masismo lo logra, aún sin estar en el gobierno destrozará el país. Esta fórmula de votación pragmática debe comunicarla al conjunto de la población democrática, para que actúen y voten en consecuencia y en defensa de su propio bienestar.
Estamos en una etapa crítica y cada boliviano debería pensar, antes de emitir su voto, si este populismo cocalero es lo que quiere y le conviene.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario

ESTRATEGIA POPULISTA DE PODER USANDO LAS ELECCIONES

Ovidio Roca

Nos aconseja Buda: “Si quieres conocer el pasado, mira el presente que es el resultado. Si quieres conocer el futuro, mira el presente que es la causa”. Miremos el presente que es lo que podemos y debemos cambiar, si queremos mejorar.

La nueva estrategia de poder populista y comunista, superada ya la etapa guerrillera, se aprovecha del sistema electoral de los regímenes  democráticos y se concentra en el manejo y  manipulación ideológica de la población y para ello utilizan al menos cuatro elementos tácticos: El Discurso, El Caudillo, el Pueblo y el Estado.

El Discurso, tiene como objetivo ilusionar y manipular a la población. Este gira alrededor de la defensa de los intereses y aspiraciones del pueblo y con una proclama demagógica que se caracteriza por su antiimperialismo, caudillismo, racismo, indigenismo, clientelismo y estatismo. La técnica del discurso se basa en la “repetición creativa” de Goebbels, el que sabía de su oficio y decía: “una mentira mil veces repetida se transforma en verdad”.

El Caudillo, el líder carismático, el Jefazo; encumbrado y cobijado por los Catrochavistas y apoyado con unos ayucos tuiteros; es el portador del discurso y el componente fundamental que vincula el partido y las masas. En el caso boliviano necesita tener cara de indígena, aunque no lo sea.
El Pueblo, es la masa a ilusionar y movilizar para que vote en las urnas y conseguir el triunfo de Caudillo.
El Estado, es un instrumento estatista que se utiliza como fuerza productiva, coercitiva y de ingresos económicos para los jefes populistas y fuente de empleos públicos para complacer a los militantes fieles.

Con estos componentes se prepara el ch’enko ideológico populista. Si quisiéramos saber qué es esto que nos están ofreciendo y sus efectos sobre nuestra vida y economía, es mucho más práctico e inteligente mirar lo que les ocurrió a los ciudadanos de la vecindad: Venezuela, Cuba y Nicaragua cuando allí lo aplicaron y así nos evitarnos la tragedia. Pero lamentablemente, casi nadie aprende por experiencia ajena.

Pese a las experiencias nefastas del populismo en todos lados donde se aplicó, existe una extraña fascinación por su discurso. Es el Síndrome de Estocolmo con el secuestrador y son las diversas motivaciones freudianas y crematísticas, que hacen que los opositores al masismo lo amen subconscientemente y se odian entre ellos.

Esto es algo que vemos permanentemente y especialmente ahora, cuando se dieron a conocer los resultados de las encuestas electorales mostrando la preferencia por el cocalero y entre estos estalló, el encono, la furia y se profundizaron las rivalidades. Entre tanto los masistas, como siempre celebran y los miran de Palco.

Para gobernar un país, no se necesita de un líder iluminado, sino alguien sensato y capaz de armar y coordinar un buen equipo de gente experta e idónea en cada área de gobierno y con una reputación y moral intachable que de confianza al pueblo. Como en todo, se necesita saber los gajes del oficio y tener experiencia; un economista saber de economía, un cocinero de cocinar, un albañil de construcciones. Las cosas no se arreglan con charlas y discursos, sino haciendo. Decían los campesinos cambas: “en la arena y con la lengua y un palito, se hacen grandes chacos y potreros; luego viene cualquier ventolera y todo lo arrasa”.

Hay que elegir a los mejores y para cada oficio; la antigua fórmula evangélica: “por sus frutos los conoceréis”, es la más adecuada, pues hay que juzgar a la gente por lo que hizo y bien, y no por lo que dice, aunque suene bien.
Tuto podría ser un excelente Canciller, Mesa Ministro de Comunicación, Samuel un buen Ministro de Economía, etc. Seguro que en los diferentes frentes hay personas capacitadas idóneas, honestas y con la suficiente fortaleza de carácter para ocupar los diferentes Ministerios, pero hay que saber elegirlos y por sus méritos.

Necesitamos de una Democracia activa, con ciudadanos comprometidos e informados y que participen en el desarrollo de programas eficaces para hacer frente a las crisis económica, sanitaria, ambiental y al debilitamiento de la democracia, a que nos enfrentamos. Necesitamos y urgente, un Estadista con visión nacional, si es que hubiera alguno, o sino alguien con Sentido Común y capacidad de armar equipo y necesariamente vacunado de Ubris. Seguro que lo habrá en el país pero no aparece a la luz pública

La Receta y el Modelo de Economía y de Gobierno a cumplir no hay que inventarlo, lo tenemos disponible y gratis. Está a la vista en los países democráticos, que viven y trabajan en concordia y con bienestar.
Estos modelos necesitan luego ser desarrollados sobre las realidades ecológicas y culturales concretas y específicas de cada país; en nuestro caso tenemos ventajas en el campo agropecuario y debemos ampliarlas con la biotecnología y los mismos procesos productivos; además de la industrialización e innovativas formas de comercialización.

Volviendo al proceso electoral. Janine renuncio ayer a su candidatura a la presidencia, percatada del flagrante peligro totalitario y cocalero del MÁS y lo hace como madre y pensando en la familia y la comunidad. Luego como ciudadana demócrata explica: “Lo hago para ayudar a la victoria de los que no queremos la Dictadura” y vaticina: “Si no nos unimos vuelve Evo Morales, la democracia pierde, la dictadura gana”.

Nuestros dirigentes políticos ensoberbecidos e infectados de ubris, no entienden lo que se nos viene con el triunfo del MAS y en lugar de unirse aportando cada uno con lo que sabe y puede hacer, se enfrentan entre ellos y se creen los poderosos e iluminados. O nos unimos o nos hundimos; una verdadera unidad por la democracia, por un país libre de los Cárteles del narcotráfico, por un país y una sociedad que apuesta por el trabajo digno y la libertad.
Si no lo hacemos; alisten las pilchas y el tapeque y a correr y escapar, como nuestros hermanos venezolanos.

ovidioroca.wordpress.com

Deja un comentario