Acerca de…

Meditando desde mi hamaca mientras veo el río de la historia correr.
Son relatos de la cotidianidad, durante la época del gobierno plurinacional, para que los nietos y bisnietos conozcan la historia y el ambiente de oscurantismo que nos toca vivir y comprendan que el totalitarismo subsiste en la medida que la gente crea que ellos son todopoderosos e invencibles y que dejan de serlo en el momento que la misma gente deja de creerles y de temerles. El relato tiene un enfoque y lenguaje localista y aunque trata de ser objetivo, como toda expresión personal, tiene su fuerte sesgo ideológico y cultural.

A estas alturas del partido, lo bueno es que ya no necesitamos quedar bien con nadie; los pocos amigos y los parientes, nos aguantan como somos, con todos los defectos y pocas virtudes que a veces aparecen; por eso son amigos.

El alemán alzheimer ya empieza a complicarnos, la memoria corta se escapa y la larga se afirma. Una terapia que me aconsejaron para ganarle al teutón fue ejercitar la mente con el ajedrez, la lectura, la escritura. Esto último me pareció mejor porque además sirve de desahogo para protestar contra la destrucción bárbara de la cultura, la confianza, la economía, la convivencia ciudadana; que los sociopatas masistas nos aplican con fruición, mientras cínicamente fingen de demócratas. Lo peor es que alguien se lo cree.

Como también las computadoras empiezan a quedar viejas, funcionar cuando quieren, caerse y perder información, con lo que quedo en los archivos de varios años atrás: artículos y reflexiones, mi hijo me abrió un blog (ovidioroca.wordpress.com) y allí pusimos de todo un poco, como en botica, medio ordenado en varias categorías: vivencias y temas personales; referencias a la historia no oficial de Mojos y Chiquitos; experiencias con pueblos indígenas y sus tradiciones; el desarrollo de Santa Cruz y temas políticos del estado plurinacional cocalero.

Cuando se supera los setenta años, la vida se simplifica y la mayor parte de las cosas que entes nos preocupaban pierden relevancia, desaparece el consumismo y ahora queda solo lo esencial: la familia, los amigos, la cultura, la naturaleza, la solidaridad.

Creo que lo importante es escribir lo que a uno le da la gana, sin obligación, sin intereses utilitarios, sin preocuparse del estilo, del prestigio ¿cual?, de lo social y políticamente correcto; en fin, una catarsis. Si alguien lo publica y alguno lo lee y cree que sirve, bien, si no también.

“La gota horada la roca, no por su fuerza sino por su constancia.” OVIDIO PUBLIO NASÓN

Anuncios
  1. #1 por Elsbeth Vocat el 29 octubre, 2013 - 12:14 pm

    Feliz de haber encontrado este sitio, voy a seguir leendo sus comentarios y le aseguro que comparto plenamente sus opiniones. Con un saludo cordial desde Suiza

  2. #2 por Marcelo Añez Mayer el 11 septiembre, 2017 - 7:20 pm

    Casi nunca voy al el centro. Hace unos meses pasé por la parte frontal de la Catedral y noté por primera vez en años que la puerta -recia, de madera, antigua- tenía un nombre tallado en la parte de arriba: “Crisanto Roca Toledo”. Me intrigó. Quién sería? Una persona importante de la sociedad cruceña de la época, seguramente. Pero quién? Cuándo vivió?.

    Gracias a su blog mis dudas se despejaron.

    Le agradezco mucho sus escritos Don Ovidio. Le deseo salud y bienestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: