Entradas etiquetadas como vision distorcionada de la realidad

CEGUERA ANTE LA REALIDAD Y LOS HECHOS

Ovidio Roca

El masismo presenta una forma aguda de ablepsia” (Diccionario plurinacional)

Los sábados a medio día, escucho en Radio Panamericana el programa Confidencias cuyas mentiras expresan mejor la realidad y son más creíbles que las “verdades” que los masistas expresan en Debates.

Es interesante y revelador percibir como los participantes, masistas y opositores del Programa Debates, todos de muy buen nivel, argumentan sobre hechos de la vida cotidiana y política del país; pero cuando unos y otros lo hacen parece que provienen de distintos universos. Los masistas son admirables, tienen su libreto, su guion temático y no se apartan de él, sin embargo cada uno según su formación académica e histriónica le pone su propio estilo y su salsa, creando un escenario y una realidad particular en el que procuran mostrar un país democrático, un líder indígena insigne, unas políticas extraordinarias, una gestión pública transparente y honesta, servidores públicos idóneos y un pueblo feliz; mientras los políticos opositores y los analistas nos cuentan un cuento totalmente diferente.

Yo voy a comprar al mercado y lo hago en colectivo, no tengo celular y converso al modo antiguo con la gente, no por tweets digitales sino usando el método antiguo de emitir sonidos con la boca mientras nos miramos las caras y de alguna manera considero tener algún acercamiento con el mundo natural, por lo que me cuesta entender de donde viene ese discurso masista divorciado totalmente de la realidad.

Para entender el asunto y como ya no quedan chamanes confiables, consulto con el señor o señora google como lo hacen millones de personas, pues allí se encuentra todo lo bueno y lo malo que ha producido la humanidad. Solo debemos saber buscar y apostar a que encontraremos algo correcto y en este empeño encontré lo siguiente:

Todos y cada uno de nosotros creamos la realidad que nos rodea. Esto se debe a que nuestra realidad no es más que una interpretación subjetiva de todo lo que nos rodea. Siguiendo ese raciocinio podemos entender que para interpretar no contamos con nada más que nuestras expectativas, convicciones y creencias (e intereses). Por lo tanto, lo único que limita la realidad de cada individuo es el grado de amplitud de sus expectativas, convicciones y creencias sobre lo que puede o no ser la realidad”. Mrs. Google.

Leyendo los documentos de navegación de Magallanes, encontramos que cuando él y sus hombres desembarcaron el año en 1520 en América del Sur  descubrieron que las poblaciones indígenas no podían ver las enormes embarcaciones de los recién llegados. No tenían problema alguno percibiendo los pequeños botes que emplearon para llegar hasta las playas porque, aunque de extraña forma y construcción, eran parecidos a las canoas que ellos usaban. ¡Pero las gigantescas carabelas, con sus impresionantes velas y elevados mástiles, eran algo tan ajeno a la concepción de realidad de estas personas que simplemente no podían descifrar qué era la extraña mancha que aparecía sobre el horizonte! (¡Tal como dice el refrán: la ignorancia es ciega!)

Los indígenas no veían las carabelas a pesar de tenerlas ante sus narices, las carabelas no entraban en sus patrones de pensamiento pues no se parecían a nada que hubieran visto antes y su cerebro no percibía esa realidad.

Luego un chamán comienza a notar ondulaciones en el mar pero no ve ningún barco. Y empieza a preguntarse qué es lo que las provoca. Va todos los días a la playa y mira y mira. Y, al cabo de un tiempo, es capaz de ver los barcos. Y una vez los ha visto, cuenta a todo el mundo que en el mar hay barcos. Y como todo el mundo confía en él y le cree, todos empiezan a verlos también.

Los masistas sufren de ablepsia, no ven la democracia, la honestidad, el respeto al prójimo, las exigencias de idoneidad para ejercer los cargos públicos, pues son valores que no entran en sus patrones de pensamiento a pesar de tenerlas ante sus narices sindicalistas, pues nada de esto se parece a algo que hubieran visto antes y su cerebro no percibe esta realidad. Necesitamos un chamán que vea las ondulaciones que el despotismo y corrupción del MAS producen en la vida del país y de su gente y que todos descubramos que si seguimos esta senda nefasta del populismo cocalero y con este gobierno; lo que nos espera es lo mismo que el modelo populista y dictatorial les está ofreciendo a los infortunados ciudadanos de Nicaragua y Venezuela.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

,

Deja un comentario