Entradas etiquetadas como vida cotidiana

SELECCIONES RUMIADAS Y ACULLICADAS

(Selecciones del Reader´s Digest criollo)

Ovidio Roca

Todo lo que se dice aquí es verdad absoluta, lo que cambia permanentemente es la realidad.

Paradoja azul

Los populistas culpan al imperio por los problemas del país, ya sea cuando éste está presente a través de sus instituciones e inversiones y lo mismo cuando no lo está. Es decir que es culpable porque está y también cuando no está, pues hipotéticamente lo expulsamos. Suenan como la gata flora si se la meten grita y si se la sacan llora.

Creencias de las que viven los demagogos

Los populistas aprueban leyes que proclaman ser en beneficio del pueblo y de la comunidad, pero que la práctica solo sirve para consolidar sus intereses de poder y de negocios. Sus acólitos les creen pues si expresan sus dudas quedan fuera del negocio.

Existen algunas creencias de lo más ridículas, una de ellas es: “El pueblo nunca se equivoca”, y lo que vemos a diario es que las masas más que tener la razón viven esclavos de la ilusión y bajo la hegemonía de la alucinación, la que puede o no ser bien canalizada.

Estrategias de imagen

“La imagen internacional que tenemos del pirata es la de aquel personaje con parche en el ojo, un garfio en lugar de mano y espada en la otra. Si alguien usa y abusa de ese símbolo, de esta imagen, algo se trae, no entre manos sino entre ceja y oreja y no sabemos si es por tuerto para aterrorizar o para hacerse el loco y peerse a gusto como el alcalduli”. Santos Noco Chopeyaqui.

Mentiras y consejos

Quiero decir a mi pueblo que no se deje engañar con la mentira. Hace bien el Presidente en decir que haya una Ley para sancionar la mentira, al ser mentiroso debería castigarse severamente. “deberíamos cortar la cabeza y la lengua a los mentirosos”. Hermosa

Yo creo que si hubiera una Ley contra la mentira, los políticos casi en su totalidad somos mentirosos, y seríamos los primeros que tendríamos que ser sancionados, seguramente”. Senadora Sifuentes

Aplicando este consejo se produce un daño colateral pues nos quedaríamos sin autoridades cuando a éstos les corten la cabeza. Muchos dirían que quizá esto no sea tan malo.

La franqueza desde el poder

  “Para mis amigos todo para mis enemigos la ley”. Benito Juárez

“ ! Creen que vamos a rifar la repostulación de Evo por un apego abstracto a la norma! ”. Linera

Proceso de cambio, todo cambia menos los dueños del gobierno

 Siguiendo la senda castrochavista como pueblo viviremos con matices propios la etapa venezolana de miseria, inseguridad y éxodo; la nicaragüense de la violencia y asesinato de la población propiciada por Ortega. Por supuesto los lideres siempre tienen su plata afuera y podrán irse a Europa o a la España de sus amigos de Podemos y por supuesto nunca a Cuba, Venezuela o Nicaragua.

Vinimos a quedarnos para siempre

En el campo es rotativo, el dirigente va rotando; aunque sea alto, bajo, gordo, flaco, pero lo eligen. Mientras que el Evo quiere eternizarse, quiere estar ahí toda la vida, eso no es nuestra cultura”. Felipe Quispe.

Evo y los Chuquiago Boys
Antes, dice Evo Morales, quienes se encargaban de la economía boliviana era gente formada en el exterior. “Nuestro vicepresidente dice que ahora ya no deciden los ‘Chicago boys’, sino los ‘Chuquiago boys’. Yo digo: Ahora aquí ya no mandan los gringos, aquí mandan los indios. Es la verdad, nosotros decidimos políticas económicas con nuestros profesionales”. Evo

Lucifer lo acoja en su seno

Si el pueblo quiere vamos a continuar con nuestro proceso de cambio, con nuestra revolución democrática y cultural. Así como el ‘Che’, así como Fidel decía, solo tenemos un camino, ser mártir o héroe”. Evo a los cocaleros del Chapare.

Me lo cantaré me lo bailaré.

Lindos bailes, cuecas de todos los Departamentos, a veces yo pienso y digo: para que me meten a ser presidente, si no fuera presidente feliz puedo estar bailándome”. Evo. Totalmente de acuerdo ve a tu Kato, báilatelo y el pueblo será feliz.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

POPULISMO PLURINACIONAL Y SU TRANSITO HACIA LA DEMOCRACIA Y ECONOMIA DE MERCADO

Ovidio Roca

Se dice que si preparamos un guiso siguiendo una receta, por ejemplo de “patasca”, tendremos casi siempre este puchero criollo y aunque la mano del cocinero hace las diferencias, siempre será una patasca.

Vale decir que cuando cocinamos como lo hacen en Cuba, Venezuela, Nicaragua, aplicando la receta populista de estatismo, despilfarro, peguismo estatal y nos llenamos de subsidios que funcionan de épocas de bonanza de las materias primas, estaremos bien por un tiempo; pero cuando se acaba la plata y llega la época de las vacas flacas, que es cuando a los populistas los sacan del poder, hace falta que alguien trabaje y tome medidas duras e impopulares para arreglar el desastre que produjeron los populistas con su receta.

Como esta tarea de componer, de arreglar, es complicada, cuesta y afecta a todos, empieza el problema, porque los adictos al régimen no quieren perder sus pegas y ventajas y piden que vuelvan los demagogos.

Podemos ver en Argentina lo que se nos viene, pero no será antes de sufrir las dramáticas fases venezolana y nicaragüense; de miseria y matanzas que ya se avizora.

Esto de la receta y la patasca es cierto, aunque con variantes que tienen que ver con las características de cada economía nacional, su entorno geográfico y particularmente con los hábitos y características de su población. Una nota especial de la economía boliviana la dan los miles y miles de obsesivos, habilidosos y sacrificados campesinos, micro empresarios y contrabandistas, que se financian con los recursos del circuito de la coca cocaína y que abastecen de alimentos y bienes de uso diario a toda la población.

La economía boliviana es en un setenta por ciento informal y los miles de cuentapropistas se ganan la vida haciendo todo tipo de trabajos: servicios variados, pequeña agricultura, artesanías, comercio, contrabando, producción cocalera; esto más el aporte del narcotráfico, hacen que no se sienta en el corto plazo los efectos de la crisis populista de la misma manera que se lo sufre en Cuba, Venezuela y Nicaragua, que no tienen disponible una fuente alternativa de dólares a la oficial como en la Bolivia cocalera.

Una gran parte de la población quisiera trabajar formalmente pero no puede hacerlo por las miles de regulaciones e impuestos del Estado, imposibles de cumplir, por lo que el pueblo para subsistir se refugia en la informalidad que es una economía de subsistencia, una economía popular que aunque no aporta al Estado tampoco recibe nada de él y solo le pide que se aleje y les permita subsistir, pues lo único que ven de parte de la burocracia estatal son los cientos de trámites para multiplicar los pesos que éstos se meten al bolsillo.

En todo caso es importante diferenciar este tipo de economía informal, de la economía ilegal y delincuencial que afecta la vida, la salud y la propiedad de los demás y que de alguna manera es socia favorecida por los  regímenes populistas.

Como una exigencia para enfrentar la debacle y el proceso destructivo que se produce en los regímenes populistas y castrochavista y que continuara con nosotros; es asumir la tarea de diseñar la forma en que haremos la transición del populismo hacia una economía moderna, formal y productiva. Esto tiene que hacerse teniendo en cuenta las particulares características del país y de su población; se requieren de soluciones propias y creativas, pero siempre usando y canalizando esa fortaleza de la economía popular y trabajando en la capacitación de la población a los desafíos tecnológicos y climáticos que se avecinan.

El cambio de modelo económico, el que necesariamente debe ser de shock, tendrá que darse después de que sobrevenga el desastre, como el que vivimos durante la época de la UDP con esa inflación que llego al veinte mil por ciento anual y que tenía desesperada a la población. Por suerte en esa época el Dr. Siles actuó sensatamente y sabiendo que él no podía manejar el desastre, renuncio y dio paso para que se elija a un Estadista, el Dr. Paz que tomo medidas drásticas y de shock: cambio real y flexible de la moneda, liberalización del mercado, libertad de precios y un arancel único de importaciones; modificación del régimen impositivo que de más de trecientos impuestos se redujeron a siete y se dio un fuerte fomento a las exportaciones; con todo esto se dio seguridad jurídica lo que permitió que la economía y la producción se estabilice. Fue duro y doloroso como una operación quirúrgica, pero funciono.

Actualmente y a nivel mundial estamos ingresando a un cambio de paradigma, por una parte el cambio climático de lluvias, sequias y temperaturas extremas y cambiantes que modificara nuestra forma de vivir y de convivir armónicamente con el ecosistema y que nos obliga a aprender nuevas maneras de producir en la agricultura y también: qué, cuando, como y donde producir y con semillas adaptadas al nuevo régimen climático.

Asimismo con las nuevas tecnologías se están diseñando en el mundo formas novedosas de producir bienes y servicios, por lo que debemos dar énfasis a la educación innovadora tecnológica y dentro de esta a la biotecnología, la electrónica y también asignar un nuevo rol al Estado, cual es garantizar la convivencia pacífica y próspera de todos los ciudadanos y no el de exaccionar a la población como lo hace ahora con la elaboración y uso abusivo de leyes e impuestos para consolidar su poder y atacar a sus oponentes.

Para esto hace falta una gran campaña de educación y concientización sobre lo que es una sociedad viable y esto es trabajo especialmente de aquellos  que tienen un futuro por delante; los jóvenes, los colectivos y plataformas ciudadanas, activistas sociales y los grupos de opinión que necesitan ponerse de acuerdo sobre un Frente Democrático de Unidad Nacional y un grupo de Gerentes capaces de administrar de forma eficiente el aparato del Estado.

Así nomás había sido y será, si es que queremos ingresar al mundo de la  modernidad y el desarrollo sostenible; entre tanto estamos mal pero nos dicen que vamos bien.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario

LA GENERACION ACTUAL Y EL POPULISMO COCALERO

Ovidio Roca

En el 2006, el MAS inicio su gestión de gobierno aplicando una receta socialista, populista y estatista que llamó Proceso de Cambio. Una receta que lleva invariablemente al mismo puchero (lloriqueo): destrucción de la libertad ciudadana, de la institucionalidad, de la economía, la ética y la cultura de vida de los ciudadanos.

El Proceso aplica el Capitalismo de Estado y se orienta hacia el  extractivismo de productos naturales y minerales, bajo la creencia populista de que la riqueza es un producto que se extrae, que se explota y no una creación de la cultura, de la innovación y el trabajo humano.

Se crea una enorme burocracia de partido y como consecuencia se dispara el gasto público y los subsidios. Las instituciones se agrandan, engordan y pierden en calidad, eficiencia institucional y honestidad de los funcionarios.

Cada día se fabrican miles de leyes y reglamentos que sirven para que la burocracia ya sea judicial, policial o administrativa se enriquezca, atemorizando y extorsionado al ciudadano y como consecuencia crece la informalidad, el contrabando y así la carga impositiva solo recae sobre unas pocas empresas formales que penosamente subsisten.

Los escasos opositores que logran acceder al control democrático de alguna institución pública son continuamente boicoteados  y desestabilizados, hasta que logran defenestrarlos, encarcelarlos o exiliarlos. Esta práctica genera una situación de precariedad, debilidad, inseguridad e inestabilidad de las instituciones.

Esto es lo que se llama Proceso de Cambio (pero no para mejor), que modela en la población una cultura de anarquía, huelgas, bloqueos, destrucción de la institucionalidad y sobre todo entroniza la desconfianza.

Como resultado el pueblo no confía en las autoridades ni en las instituciones y lo hacen con razón, pues saben que éstas solo responden al dinero y las órdenes del poder y esto conduce finalmente a una total ausencia de confianza en las leyes, normas e instituciones.

La población formada en este ambiente no respeta las normas ni a las personas, ahora diariamente pululan grupos de agitadores que no argumentan ni justifican sus demandas; solo exigen y su único argumento, su razón, es la fuerza.

Cuando el Gobierno tomo el poder el año 2006, coincidió con una época de buenos ingresos nacionales (por los altos precios del gas y los minerales) por lo que de inmediato entra en una borrachera de gastos y corrupción. No se piensa en el futuro y pese a que le aconsejaron la creación de Fondos de Ahorro e Inversión (como los Fondos Soberanos que manejan varios países europeos) siguiendo la lógica de ahorrar en “época de vacas gordas”. Recordemos que esto es lo que aconsejo José al Faraón de Egipto, un consejo que no le dio el Licenciado al Faraón Chapareño.

El Gobierno populista es centralista, se apropia de alrededor del setenta por ciento de los recursos del país y mantiene bajo su control a todas las instituciones de Estado. A nivel local los grupos corporativos con aval del Gobierno hacen exactamente lo mismo y se enquistan en las instituciones y las manejan para su provecho. Utilizando los recursos recibidos por el gas, más los del gran endeudamiento, realizaron malas y corruptas inversiones para gusto del Jefazo y ganancias y comisiones para sus seguidores: coliseos, canchas de fútbol, museos, palacios, aviones, helicópteros, son juguetes para solaz del Faraón Chapareño.

El MAS viene adoctrinando a la población diciéndoles que el Estado es el principal proveedor y el Faraón andino el único distribuidor de dadivas y castigos y que la forma de conseguirlo es con su adoración y apoyo abyecto; o en la versión Chapareña, con el reclamo movilizado pues el que no llora no mama. Una práctica en total contraposición con lo que se entiende como función de un Estado Democrático, cual es garantizar el pacto social y contribuir al bienestar, la paz y seguridad ciudadana.

No logran entender y tampoco les interesa saber, que con los inmensos recursos a su disposición en estos trece años, tuvieron la oportunidad de transformar la economía prevaleciente; primaria, extractivista y volcada a las materias primas, hacia  una economía diversificada, de modernas tecnologías y de prácticas ambientales sostenibles. Tampoco entienden, y esto por ser contrario a su visión ideológica, la importancia de tener un Estado mínimo, regulador y un sistema de mercado que asigna los recursos; modelo que llevó a los países del norte de Europa a alcanzar para sus ciudadanos, uno de los más altos niveles de bienestar y progreso.

Ahora que viene la época de las vacas flacas y de pagar las deudas, la difícil tarea que corresponderá realizar al próximo Gobierno es bajar el gasto público, mantener la disciplina fiscal y monetaria, reestructurar el Estado, disminuir la cantidad y  mejorar la calidad de los funcionarios públicos y aplicar un sistema tributario que no castigue al contribuyente. El objetivo es que la economía gane en competitividad; evitar que se deprecie la moneda y que los salarios reales crezcan por esa mayor productividad de la economía. Esto demanda creatividad y esfuerzo y a la larga construye economía sostenible y bienestar ciudadano.

Por la experiencia vivida sabemos que el pueblo de mentalidad populista, se opondrá a esta receta de trabajo y responsabilidad y lo hará “hasta las últimas consecuencias”, como lo vemos hoy en la Argentina. Un dato preocupante sobre la enfermedad populista y la estupidez humana, lo vemos en Venezuela un país que sufre una de las peores miseria y crisis social, y cuando la gente es consultada en un setenta por ciento dice que el Estado debe manejar la economía y las Empresas públicas.

Sin embargo no todo está perdido, frente el vacío y la inconsistencia de una oposición que aparentemente claudicó en la lucha contra el populismo, la autocracia y la impostura, surge una nueva generación; jóvenes que usando las nuevas tecnologías de información y comunicación están conformado las plataformas ciudadanas, unos nuevos espacios democráticos y de participación en las que hablando de una forma clara y valiente le dicen al gobierno, que Bolivia dijo No, que están violando la Constitución y los principios democráticos. Ellos son persistentes, creativos y con un nuevo lenguaje han conseguido la sintonía con los sentimientos de la población. Ahora corresponde pasar de la denuncia y la protesta hacia la propuesta y la consolidación de una alternativa de conducción del país.

 “Yo soy un masista, un politiquero de doble discurso, hablo del proceso, proceso de cambio, pero no cambia nada. Antiimperialista, pero vende patria, no hay nadie como yo”. Canción del folklore plurinacional.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

GUION DE UNA MALA PELÍCULA POPULISTA

Ovidio Roca

En algunos aspectos de la vida diaria usamos el sentido común, el que es producto de nuestra experiencia de vida y de aquello que aprendimos de nuestros allegados. Usándolo adecuadamente podemos distinguir un buen cocinero, un buen chofer, un buen maestro y esto lo sabemos al constatar la calidad de lo que producen, sin que interese la raza, filiación política, sexo o como se usa ahora género, del artífice; solo importa si lo que genera, lo que produce es o no de buena calidad.

Se menciona que para realizar la acción política se requiere de una estructura, de un partido organizado, una ideología, una propuesta de vida y de país, un plan de gobierno y por supuesto un liderazgo creíble. Sin embargo lo que vemos por estos lares, es que cuando se trata de elegir la persona que administrará el Estado, las instituciones del país y nuestra vida, buscamos y elegimos al que tiene carisma, un buen discurso y que promete todo sin exigir esfuerzo y responsabilidad del ciudadano. En todo caso no aplicamos el sentido común, que afirma que Bolivia no necesita ni caudillos ni sunchuluminarias, sino un buen estadista, un buen gerente.

Poco nos interesa si el candidato y futura autoridad de gobierno, tiene idea de lo que significa gestión pública, manejo de la economía, de las leyes, de la institucionalidad, de las relaciones internacionales y no nos preocupamos ni siquiera si sabe leer o entiende lo que lee; solo interesa la imagen y la propaganda basada en lo emocional, que es la base fundamental de la toma de decisiones de personas sin sentido común, pero con hambre de poder y riqueza.

Cuando algún dirigente hace una propuesta sensata, siguiendo el modelo que ha funcionado en aquellos países exitosos y con institucionalidad sólida, seguridad jurídica, respeto a la propiedad y la iniciativa privada, innovación y trabajo fecundo, la gente dirá: pero este candidato no tiene carisma, no hace promesas y más bien demanda responsabilidad y trabajo a los ciudadanos y así no vale la pena.

Los populistas castrochavistas tuvieron la suerte de asumir el poder en una época de auge, de altos precios de materias primas, minerales, petróleo, gas y productos agrícolas, lo que permitió la repartija a sus seguidores de bonos y prebendas insostenibles; pero fieles a su receta populista aplicaron una política estatista, se amplió la burocracia gubernamental y multiplico la corrupción, se destruyó las empresas privadas, las actividades productivas y el proceso de industrialización, con lo que llevaron el país a la quiebra. Los sectores económicos y productivos que aun funcionan son los que no se estatizaron y los estatizados que aparentemente funcionan como el gas, lo hacen por la coyuntura de precios excepcionales.

El guion de la película populista muestra los eventos de cuando se acaba la bonaza, empieza la reacción popular, se agudizan las demandas y movilizaciones populares, se aplica la mano dura gubernamental y la debacle política e institucional se hace crítica. Esta película ya la vimos en Brasil y Argentina y de forma dolorosa y trágica en Venezuela y Nicaragua y así lo será pronto en Bolivia; donde como producto del modelo estatista y populista la inflación y los precios se disparan y pese a los recursos de la coca y el narcotráfico los alimentos disminuirán, por lo que la gente se levantará, ahora ya en serio y los masista argumentaran que estos problemas son causados por el Imperio y los opositores neoliberales; pero cuando el hambre se siente y el desorden cunde ya nadie lo para y como dice nuestro Licenciado: “el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros”  y sobrevendrá  el caos y la desesperación.

Esta película populista ya se exhibió con diferentes actores en Cuba, en la Argentina, Nicaragua, Brasil, Ecuador, Nicaragua y Venezuela y ahora la estamos produciendo en Bolivia. Los papeles estelares la tienen esa tropa de actores histriónicos y chabacanos, algunos brillantes como Chave, brutos como Maduro, patéticos como Corre, cocaleros como Evo, chirusa como Christi; hay de todo para malos gustos.

P.D. El sentido común es el menos común de los sentidos. Santos Noco Chopeyaqui.

ovidioroca.wordpress,com

, , , ,

Deja un comentario

EDUCACIÓN Y RESPONSABILIDAD CIUDADANA

Ovidio Roca

Las ciudades y centros poblados del país son un espacio de nadie; más bien de la informalidad y donde prima la  total indiferencia de los ciudadanos, quienes siempre esperan que la autoridad tome cuenta de toda situación. Lo irónico del asunto es que aunque ellos esperan todo del Estado y son felices escuchando sus promesas, no creen para nada en las autoridades y funcionarios públicos, pues saben que con estos es poniendo: poniendo plata, poniendo votos o poniendo presión.

La situación en Santa Cruz es aún más crítica, pues es un pueblo que ha crecido explosivamente y donde la mayor parte de la población son migrantes que llegan en situación precaria. Lo problemático es que gran parte de estos nuevos habitantes no se sienten identificados cultural y emocionalmente con la ciudad; no la sienten suya, no la quieren, no la cuidan, no la respetan y menos respetan a los vecinos y residentes.

Los comerciantes invaden las calles y áreas verdes y a los pobladores al parecer poco le importa y aceptan de facto esta situación, pues los apoyan comprando sus mercancías en las calles en lugar de ir al mercado o la tienda, unos pocos pasos más allá. En otras ciudades como La Paz, Sucre o Potosí los mercados, que son manejados por las mismas personas que en Santa Cruz, son más limpios y ordenados y también más baratos; la diferencia está en que tanto las autoridades como los pobladores de esas ciudades no son tan permisivos.

Recuerdo que hace algo de veinte años se construyó un gran mercado en un pueblo camino a San Ramón y desde entonces no he visto que lo usen porque los comerciantes están asentados a la orilla de la carretera y los viajeros compran desde las ventanillas de los vehículos y luego botan las cáscaras y basuras al piso.

En cualquier ciudad latinoamericana, para no mencionar a Europa, los peatones cruzan la calle por los pasos de cebra; basta pararse al inicio y señalar que se va a cruzar y automáticamente los vehículos paran y respetan el paso de cebra y al peatón. Esto en Santa Cruz no se aplica y si lo intentamos, los conductores aceleran para atropellarnos.

Cosa curiosa; en el mundo más o menos civilizado los ómnibus tienen paradas señaladas para que suban y bajen los pasajeros, en nuestro pueblo paran en cualquier lugar, especialmente en las esquinas y el desorden vehicular importa un comino.

Después de años de permisividad y negocios compartidos, el Municipio ha decidido valientemente, seguro una mujer, poner orden en la ciudad. La gente oriunda aplaude, se alegra, pero no hace nada, por lo que en este ambiente donde siempre se ha permitido y consentido el desorden esto lamentablemente no funcionará; salvo que la población cambie su actitud permisiva y cómoda y decida actuar respetando las leyes y disposiciones; entre estas no comprar en los lugares no autorizados ni acondicionados para este fin; respetar las normas de tráfico; el cuidado del medio ambiente y practicar el respeto a los demás.

Se insiste en que la educación y la cultura de responsabilidad ciudadana empieza con la predica y el ejemplo en la familia, la escuela, las instituciones municipales, los medios de comunicación, las organizaciones civiles y se cimienta con el amor a su ciudad, a sus vecinos y a sí mismos.

En su Manual, nuestros Jóvenes de Jigote con gran razón nos dicen: “para que la norma se cumpla debe haber congruencia entre ley, moral y cultura. La ley es la normativa, la moral son las normas interiorizadas y la cultura son los comportamientos promovidos. El divorcio entre estos frustra la experiencia de vivir bien en la ciudad”.

Como dice el dicho: Todo pueblo tiene las calles, el tráfico, los mercados y las autoridades que se merece.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

DÍA DEL ORGULLO NACIONAL

Ovidio Roca

Mi amigo Toborochi Rosado (petacudo y emenerrista), Fan del Licenciado y de las series de televisión, me comentaba que los bolivianos debemos sentirnos orgullosos de nuestros logros en la pantalla televisiva pues no tenemos nada que envidiar a los gringos. Ellos tendrán a Sheldon el personaje de un altísimo IQ en la serie The Big Bang Theory y con millones de neuronas que le circulan por el cerebro, pero nosotros tenemos algo mucho mejor,  algo más grandioso, tenemos al Licenciado Epónimo, personaje de la serie The Plurinathional Theory, mucho más brillante y sublime.

El Licenciado nos ilustra permanentemente y es el faro, la luz que nos ilumina, especialmente cuando nos explica que: “La derecha es casi por definición intelectualmente mediocre. Por lo general las personas inteligentes son de izquierda”. De paso reta a los seis líderes opositores a debatir en conjunto: “póngase al frente los reto a debatir cara a cara, debatamos de economía, debatamos de sociología, de filosofía, de crecimiento, de deuda; se salen corriendo”. “Que me vengan los cinco expresidentes (juntos), para no abusar a cada uno de ellos por separado”. “Tienen miedo a las 70.000 millones de neuronas que están trabajando en mi cerebro”.

Cuando lo vemos y escuchamos son momentos de orgullo nacional de exultación, de emoción; gracias Licenciado que Evo lo bendiga.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

ANDREINA EN BETO CARRERO WORLD, PARQUE DE DIVERSIONES.

Andreina Roca Aguilera

Partimos de Pontal do Paraná hacia Beto Carrero World en Santa Catarina, Brasil, en el camino vimos la estatua de la libertad en miniatura y subimos al mirador, estaba muy alto, allí fuimos con el tío Jorge, Claudia, Angélica, Jorgeduardo, Leo, Paty y yo.

Cuando llegamos vimos un castillo de colores, entramos a comprar las entradas. Alquilamos un carrito para Leo, todo era hermoso y colorido. Mientras caminábamos nos íbamos sacando fotos, una en un cisne que llevaba una bolsa para bebés, otra  en un establo con los caballos, también fuimos a una montaña rusa pequeña, luego fuimos a Madagascar nos sacamos fotos y luego fuimos a un zoológico y vimos cebras, jirafas. Hipopótamos, leones, leonas, tigres blancos, monos, etc.

En Madagascar nos subimos en una balsa que nos llevó por un rio y nos enseñan las estatuas de los personajes principales de Madagascar, pasamos por un túnel, me moje mucho. Asistimos al show de Madagascar  y era muy lindo, eran las escenas más divertidas y misteriosas.

Fuimos a una montaña rusa de agua, tardamos una hora esperando para subir, así que nos perdimos el show de acrobacias, pero cuando subimos estuvo muy divertido porque caía con fuerza y te mojabas.

Luego subimos a la que era la montaña rusa más grande del Parque y yo estaba muy nerviosa y cuando estábamos a punto de bajar me puse a llorar de susto y que ya no quería porque estaba muy alto, pero después me calme, dimos muchas vueltas, había una bajada que parecía que tus pies iban a tocar el suelo y había una vuelta doble. La parte que más me gusto fue la de la bajada y luego la vuelta, estuvo súper divertido.

Fuimos a un show de autos, hacen trucos en autos y motos, dan vueltas, saltan en ramplas, se persiguen, las motos se paraban en una rueda y en dos ruedas los autos, estuvo súper, pero parecía que se iban a volcar.

Fuimos a la casa del terror. Un hombre nos daba las instrucciones y un hechicero habla de cosas espantosas para que nos asustemos, y pasamos a otro cuarto donde habían esqueletos y sale uno que se levantó rápido y nos asustó, también apareció un hombre vestido de esqueleto, pasamos por muchos pasillos y no sabíamos que iba a aparecer, las almas perdidas caminaban por todos lados y era como un laberinto y no sabíamos si nos íbamos a encontrar con un alma perdida, entramos a otra habitación donde había una mujer moviéndose en la cama y la cama también se movía, la mujer movía sus brazos como para tocarnos pero no nos tocaba porque no se podía, solo si alguien tocaba a los que actuaban, pasamos por mas pasillos y encontramos la puerta de salida pero apareció un hombre con una escopeta. Yo salí riendo a carcajadas y un chico salió corriendo y espantado.

También fuimos al show de la historia de Beto Carrero, contaban la historia de cómo se volvió vaquero, cuando defendía al pueblo, etc. Por eso se hizo en su honor el Beto Carrero World. El dio sus terrenos para que construyan el parque, invirtió mucho para construir el Parque.

También nos subimos a un tren donde se mostraba todo el lugar y había una cueva con dinosaurios que se movían, la cueva tenía agua, los dinosaurios parecían reales. Pasamos por un túnel, vimos muchos animales, pasamos al lado de una laguna y me divertí mucho.

De vuelta a Pontal do Paraná. Adiós Beto Carrero World.

El nombre real de Beto Carrero es Joao Batista Sergio Murad.

Me divertí mucho y es una experiencia que nunca olvidare.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario