Entradas etiquetadas como Venezuela

APOYANDO AL PUEBLO VENEZOLANO NOS AYUDAMOS TODOS

Ovidio Roca

Nayib Bukele el joven y nuevo presidente de El Salvador, uno de los países cuya población sale desesperada hacia el paraíso capitalista(los Estados Unidos) buscando comida y seguridad; ve el problema de las migraciones con una renovada mirada. El declaro hace poco, asumiendo su responsabilidad como Líder y como país, en lugar de la clásica postura de culpar de todo al imperialismo: “Podemos culpar a cualquier otro país, ¿pero y qué de nuestra culpa? ¿De qué país huyeron? ¿Huyeron de Estados Unidos?. Huyeron de El Salvador, huyeron de nuestro país. Es nuestra culpa”. “La gente no huye de sus hogares porque quiere, la gente huye de sus hogares porque siente que tiene que hacerlo. ¿Por qué? Porque no tienen trabajo, porque están amenazados por las pandillas, porque no tienen cosas básicas como agua, educación, salud”. 

 Sabemos que la causa de las migraciones está en el interior de cada uno de los países cuya población sale huyendo de la pobreza e inseguridad causada por sus dictatoriales, ineficientes y corruptos gobiernos. Son personas que salen buscando como sobrevivir y sin pretenderlo complican la vida de sus vecinos. Los migrantes eligen los países de acuerdo a su bolsillo, los que tienen recursos lo hacen hacia los países ricos, como los Estados Unidos y los otros hacia su vecindad. El problema es que en los países que reciben esta masiva migración ya sus habitantes empiezan a reaccionar negativamente contra ellos y lo hacen con mayor contundencia cuando ven afectados sus intereses; como servicios públicos abarrotados, salarios bajos por la competencia de los migrantes que trabajan por migajas.

Los Gobernantes venezolanos como todos los miembros de las dictaduras populistas latinoamericanas están aferrados al poder y esta tarea la realizan con gran ahínco y contando con el asesoramiento de los maestros Castristas. En consecuencia de ninguna manera dejarán el Gobierno, salvo que se los expulse; pero los países que apoyan políticamente al pueblo venezolano, no se animan a intervenir logísticamente para salvar a estas víctimas del populismo.

Ante esta situación una acción del Presidente Guaidó sería la de convocar a los más de mil militares venezolanos que huyeron de su país y también a los que aún permanecen en Venezuela y que apoyarían una acción armada para apresar al usurpador, enfrentando a las fuerzas armadas de narcotraficantes que  amedrentan a la ciudadanía. Es una acción no solo va contra el Ejército vinculado al cartel internacional del narcotráfico, sino contra todos los Carteles de narcotraficantes, bandas delincuenciales y grupos guerrilleros armados colombianos como la FARC y ELN que manejan el país y son los más peligrosos. Un trabajo que demanda del apoyo internacional por la magnitud y letalidad de las bandas criminales armadas.

Ahora que la Asamblea Nacional aprobó la reincorporación de Venezuela al TIAR y la remitió a la OEA, el Presidente Guaidó puede pedir la asistencia de los países democráticos para apresar a la banda de narcotraficantes que se apoderó del gobierno en Venezuela y detenta el poder fáctico sobre el país destruyendo las familias venezolanas y perjudicando a sus vecinos y en general al mundo con el tráfico de drogas, de cocaína, que realiza con sus asociados colombianos, peruanos y bolivianos, envenenando a las sociedades.

El Presidente Guaidó, podría pedir a un país vecino, Colombia o Brasil un espacio para convocar allí y como Comandante legal, a todos los militares venezolanos exiliados para formar una fuerza de intervención; apoyados además por empresas de servicios militares, efectivos militares y apoyo logístico de países amigos, para apresar y juzgar al usurpador y su gavilla de socios narcotraficantes.

Asumido el Gobierno, pedir apoyo internacional para depurar las instituciones electorales y nombrar un tribunal electoral confiable para realizar elecciones y designar un nuevo gobierno que reconstruya el país desde sus bases. De esta manera se salva a los venezolanos y las Américas

Si los gobernantes de los países democráticos velando por la paz y seguridad en Latinoamérica fueran prácticos apoyarían iniciativas como esta y luego de expulsar a los usurpadores y narcotraficantes apoyarían al país con programas masivos de asistencia técnica y financiera, programas de capacitación, desarrollo de empresas, mecanismos de seguridad para la población, sanidad. Se podría contratar empresas especializadas que ayuden en la  administración de programas de educación, producción y apoyo para lograr seguridad y trabajo y con esto se genera estabilidad en el país y se evita la emigración.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, , , ,

Deja un comentario

POR SUS FRUTOS LOS RECONOCEREIS

Ovidio Roca

Desde el pasado año se viene acelerando la migración de latinoamericanos que abandonan sus países; una vez más se quiebra la ilusión del prometido “paraíso socialista” y entonces corren desesperados buscando entrar por la fuerza al “paraíso gringo”. Son ciudadanos de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y ahora Venezuela quienes procuran a la fuerza ser acogidos en el Imperio o inundan los países vecinos; ellos huyen del populismo, un modelo socialista de tiranía y miseria que reiteradamente ha mostrado su inviabilidad económica y social.

Este exilio forzado de la población es un producto del drama cotidiano que se vive en los países donde se aplicó el modelo populista, gobiernos obsesionados por el poder absoluto y que devorados por la cultura del extractivismo, el estatismo y la corrupción se convierten en narco estados, al caer en el lucrativo negocio de las drogas el que finalmente se convierte en el motor de sus economías.

Nos dice (Mateo 7): “Por sus frutos los reconoceréis. Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos”.

Los líderes del populismo siempre demandan un proyecto país y efectivamente ellos tienen uno, el que durante trece años han aplicado en Bolivia y con exitosos resultados para ellos: una mescla de prácticas estatistas y dictatoriales, un Estado bajo su absoluto control, población sumisa a sus órdenes, recursos naturales y económicos para su propio beneficio; un manejo y manipulación demagógica de las masas con ofertas de bonos y prebendas y la total apropiación de los órganos del Estado para mantenerse indefinidamente en el poder, y adicionalmente una estrategia de conflicto permanente con sus enemigos externos e internos: donde son el enemigo externo, el imperialismo y los internos los neoliberales, los capitalistas todos ellos causantes y culpables, a su entender, del malestar económico, social y político que experimenta el pueblo.

Hasta ahora Bolivia mantiene una imagen de libertad y bonanza económica; esta última gracias a las exportaciones de gas producto de las reservas probadas y contratos heredados de los anteriores gobiernos, el importante aporte del narcotráfico cocalero y el contrabando, a lo que hay que añadir el masivo endeudamiento interno y externo especialmente con China, que al igual que en Venezuela ya ocupa, para cobrarse, espacios territoriales en nuestro país.

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en el periodo comprendido entre 2006 y 2017, Bolivia exportó gas natural a Brasil y Argentina por un valor de 40.801 millones de dólares, cifra no recibida en toda la historia Republicana. Adicionalmente los ingresos como producto del narcotráfico, según diversas fuentes, están por arriba de los 4.000 millones de dólares por año.

Jimena Costa por su parte reviso las cifras oficiales del endeudamiento e indico que en los 13 años de mandato del MAS; desde Enero de 2006 a Enero de 2019, el Estado Plurinacional contrató 184 préstamos y créditos de financiamiento externo por más de 13.000 millones de dólares.
El Gobierno Plurinacional al contar con esta gran abundancia de recursos monetarios abandono el rol regulador que corresponde al Estado y entro de lleno a gastar; a repartir bonos y prebendas y a realizar actividades empresariales directas en infraestructura caminera y proyectos industriales mal concebidos, sobredimensionados, sobrevaluados y deficitarios y envueltos en una galopante corrupción. Esto ha significado además de déficits comerciales y fiscales, un acelerado endeudamiento que se fue agravando en los últimos años y con deudas que pronto hay que pagar. Esto, más la actual caída de los ingresos por el gas y minerales nos creara una situación difícil de manejar en el próximo futuro.

La situación está llegando a los límites de la convivencia internacional, pues estos países populistas se constituyen en un peligro y una rémora para las demás naciones, por lo que éstas ya empiezan a actuar firmemente para frenarlos. Lo vemos por ahora y dramáticamente en Venezuela uno de los países más ricos y que ahora gracias al populismo, millones de sus ciudadanos huyen del hambre y la enfermedad buscando tras largas peripecias soluciones en otros países, pero sin ningún éxito.

Este trágico proceso venezolano tiene que enseñarnos y orientarnos sobre lo que tenemos que hacer en nuestro país, pues estamos infectados del mismo virus castro chavista MAS cepa cocalera y aunque cada país tiene contextura y defensas características, eso no quita que la enfermedad será la misma y el camino para la recuperación será parecido, por lo que la tarea es buscar con apoyo internacional las soluciones oportunas, cambiando de modelo y de base productiva y trabajando para reconstruir el país.

Y lo más preocupante es que la sola caída del gobierno populista cocalero no terminara con los problemas del país, después viene la ardua tarea de reconstruir la institucionalidad, la economía, sofocar las bandas y carteles de narcotraficantes y grupos armados irregulares locales que estan en Venezuela al servicio de la dictadura chavista: colectivos y movimientos sociales, los que a la caída del régimen vendrán para continuar aquí sus negocios delincuenciales.

La respuesta nos la da Mateo 7: “Por sus frutos los reconoceréis. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego”.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

FUERZAS ARMADAS, BENEFICIO COSTO

Ovidio Roca

Por la experiencia de la mayoría de los países latinoamericanos se constata que a la final el Ejército, las armas, son las que definen el rumbo del país y su estabilidad y mientras el Gobierno cuente con su protección podrá mantenerse indefinidamente en el poder. En consecuencia los gobernantes buscando el apoyo de las fuerzas armadas y al margen de los recursos onerosos del presupuesto estatal para su equipamiento y sostenimiento, les otorgan entre otros privilegios el monopolio del lucrativo negocio de controlar la frontera y todos los tráficos: coca, droga, armas, minerales, alimentos, combustible, etc.

Un analista de Crisis Group, explica que en Venezuela: “A los militares ya no les interesan los cargos burocráticos porque en los Ministerios ya no hay dinero”. Entonces, la línea política de los incentivos económicos se gestiona a través de otras líneas rentables: la petrolera con PDVSA, la minera  con Camimpeg y la administración de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), pero principalmente el comando del narcotráfico para lo cual manejan un cartel propio, el Cartel de los Soles.

Los venezolanos y ahora con apoyo de las instituciones democráticas internacionales, están peleando para librarse de la dictadura castrochavista protegida por el Ejército. Hasta ahora Juan Guaidó el Presidente Constitucional Encargado para lograr su apoyo ha ofrecido a los militares que abandonen al Dictador, impunidad y perdón, pero ellos demandan que se le garantice también mantener sus privilegios y lo afanado durante este largo periodo de latrocinio chavista.

En los países democráticos el ejército, la armada y la fuerza aérea, existen por mandato constitucional para la defensa de la independencia y soberanía de la nación, pero como vemos solo sirven para entronizar las dictaduras. Por su parte las fuerzas armadas justifican su existencia pues, supuestamente, garantizan la integridad del país ante una amenaza externa y por eso es que se les otorga el monopolio de las armas; entonces la pregunta obligatoria es: ¿si esta fuerza no tiene la menor posibilidad de superar cualquier amenaza externa y solo sirven para oprimir al pueblo; se justifica su razón de existir?

Lo razonable es por tanto, concebir que la seguridad del país y de la sociedad es algo más que un problema de defensa militar ante amenazas externas y más bien ser entendida como el conjunto de condiciones que hacen posible la sostenibilidad y el desarrollo del país y del pueblo en democracia y esto significa seguridad jurídica, economía sana, educación, institucionalidad y respeto a la misma, y vale la pena reafirmar que si un país no tiene una economía solvente, evidentemente no puede tener unos buenos servicios de inteligencia, una buena diplomacia y no puede tener seguro y contento a su pueblo.

Un otro asunto es el rol de la Policía, la institución civil encargada de garantizar la seguridad de los ciudadanos y enfrentar las bandas delincuenciales y de narcotraficantes cada vez más agresivas. Se trata de una guardia armada bajo mando civil y no militar lo que tiene muchas ventajas, pues en lugar de tener un ejército como institución permanente y “con espíritu de cuerpo” es mucho más seguro y controlable tener una guardia bajo mando civil. Esta Policía, esta guardia civil y armada, con formación profesional, con ética personal y de servicio a la comunidad y por supuesto bien pagada, debe ser fortalecida y profesionalizada con las técnicas más modernas de inteligencia, de logística y con el mejor equipamiento de represión para prevenir y combatir el crimen.

Como la desmilitarización de un país conlleva el traspaso y la garantía de soberanía a un actor externo, a un régimen internacional, se considera que a un país pequeño le conviene más para la defensa de su integridad contar con una Cancillería del más alto nivel y Diplomáticos capaces que manejen estas situaciones internacionales difíciles en lugar de gastar dinero y esfuerzos en unas fuerzas militares que no jugarían ningún rol efectivo.

Costa Rica en 1948, inteligentemente eliminó el ejército y actualmente es el país más próspero, menos corrupto, más democrático y más seguro de Centro América. “No quiero un ejército de soldados, sino de educadores”; con estas palabras el 1 de Diciembre de 1948 el Presidente de Costa Rica, en aquel entonces José Figueres, abolió el ejército.

Por lo que recuerdo, la población boliviana nunca tuvo simpatías por las fuerzas armadas, las hallaban inútiles, costosas y abusivas con el pueblo llano, sobre todo en periodos dictatoriales. Recuerdo de mi infancia rural que algún camba hablando del ejército decía: se levantan temprano para hacer nada o prepararse para los desfiles; no producen nada más que gastos y lo peor es cuando los gobiernos dictatoriales, militares y civiles, los usan para someter y amedrentar al pueblo. Deberíamos coincidir parafraseando a Figueres que: “No necesitamos un ejército de soldados, sino de educadores”.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

EL GRAN HERMANO Y LA MANIPULACIÓN DEL CIUDADANO

Ovidio Roca

En su estrategia de sometimiento al pueblo y lograr el control absoluto de cada persona, la China está desarrollando un mecanismo denominado “Sistema de Crédito Social” que puntúa a los habitantes del país en base a sus acciones cotidianas. Es un mecanismo que califica a los individuos según su comportamiento, incluida su solvencia financiera, la actividad política y su buen o mal comportamiento, lo que permite que obtengan descuentos en servicios públicos o préstamos o por lo contrario se les puede prohibir usar el transporte público o que sus hijos no puedan ingresar a las mejores escuelas; son parámetros que pueden llegar a determinar que un juez declare que un habitante es una mala persona en base a acciones como negarse a pagar sus deudas, mentir ante la Corte, entre otros.

Esta es una distopia que se está extendiendo desde China a Cuba y los países populistas de Nicaragua, Venezuela y Bolivia y cuenta con un gran apoyo tecnológico y logístico del nuevo imperio mundial. En Venezuela el gigante chino de telecomunicaciones ZTE está ayudando a construir un sistema que supervisa el comportamiento de los ciudadanos a través de una nueva tarjeta de identificación llamada “el Carnet de la Patria” que usa la misma tecnología de las “tarjetas inteligentes de ciudadanos” del Sistema de Crédito Social chino.

El “Carnet de la Patria”, tiene un microchip para catalogar y puntuar a la población de acuerdo a su comportamiento y fidelidad al régimen y de esta manera dar premios solo a quienes son leales. En el trámite para obtener el Carnet de la Patria, los usuarios tienen que registrar sus cuentas bancarias, datos de familiares, cuentas en redes sociales y con su código especial QR, su participación en eventos electorales. El documento cuenta también con una billetera digital que se articula dentro de un sistema estatal de pago electrónico y en el cual los portadores pueden recibir distintos bonos monetarios, alimentos subsidiados como la Bolsa de alimentos de los CLAP, servicio de salud, pasajes por parte del Estado venezolano y también para comprar gasolina subsidiada.

Varios analistas han informado mediante la prensa, que el Carnet de la Patria almacena y transmite datos de sus titulares a servidores de las computadoras del Estado y que el Carnet está vinculado a los programas sociales del gobierno, de los que depende la mayoría de los venezolanos para sobrevivir. Asimismo se asegura que el carnet se usa como método de control social, aplicando una política de exclusión social, así como de coacción y la compra de votos durante las elecciones regionales de Venezuela de 2017, las elecciones municipales de 2017 y las elecciones presidenciales de 2018.

Según empleados del sistema de tarjetas y capturas de pantalla de datos de usuarios revisados por Reuters, la base de datos del gobierno almacena detalles como cumpleaños, información familiar, empleo e ingresos, inmuebles propios, historial médico, beneficios estatales recibidos, presencia en las redes sociales, membresía de un partido político y si una persona votó y por quien, números de teléfono, correos electrónicos, domicilios, participación en eventos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) e incluso si la persona tenía una mascota, o un amante.

En Bolivia son más prácticos y expeditivos “para mis amigos todo, para mis enemigos la ley masista”, es la divisa. Para los leales y los que son útiles, hay pegas públicas, negocios conjuntos, impunidad y protección por cualquier delito y pegas diplomáticas, como exilio dorado, para quienes cometen delitos muy evidentes y forman parte de la hermandad cocalera. Es de norma el seguimiento de la vida y hacienda de los opositores reales y presuntos, usando los sistemas de seguridad de patente cubana, que permite caerle al opositor cuando es oportuno, sentando terror y negros precedentes.

Se comenta que en Bolivia para modernizarse y seguir el modelo de control ciudadano del imperio Chino y los regímenes castro chavistas, ya se está empezando a ejercer el control electrónico de la vida del ciudadano, iniciándose con la “billetera móvil” y la habilitación y registro de los celulares de las personas que los usaran para realizar las compras del doble aguinaldo y de paso dejando en manos del gobierno toda su información personal, de sus relaciones, de su trabajo y economía.

Estamos comenzando a vivir lo que se conoce como sociedad orwelliana, ​ una sociedad distópica donde se manipula la información  y se practica la vigilancia masiva y la represión política  y social de las personas, práctica  que es relatada en la conocida novela 1984.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , , ,

Deja un comentario

LAS FORMALIDADES DEMOCRATICAS Y LA HIPOCRESÍA INTERNACIONAL

Ovidio Roca

A la caída de la Unión Soviética y luego del fracaso del modelo guerrillero, los partidos de la izquierda latinoamericana impulsados por Cuba se organizan en el Foro de San Pablo y rediseñan la estrategia de toma y control del poder, usando ahora la formalidad democrática.

Siguiendo esta lógica, aplican los procedimientos formales de la democracia, pero no su espíritu y de esta manera se dedican a aprobar nuevas Constituciones que les permite hacer lo que les venga en gana. Usan el mecanismo electoral para asumir el poder, luego imponen su propia Constitución, que también incumplen cuando les conviene.

Los gobiernos populistas a pesar de su pésima gestión económica e irrespeto a los derechos ciudadanos, se mantienen en el poder pues cuentan con los recursos del Estado. Los pilares que los sostienen en el poder son: tener bajo su control los poderes legislativo, judicial y electoral y sobre todo el apoyo irrestricto de las Fuerzas Armadas y la policía, más la benevolencia de los burócratas internacionales.

El que los Gobernantes asuman el poder mediante elecciones no garantiza que el gobierno sea una democracia legítima y está claro
que el enemigo de la democracia liberal no es la falta de plebiscitos, es el manejo del pueblo desde la cúspide sin derechos ni libertades, es decir bajo una tiranía.

Cuando el pueblo siente el peso de la tiranía y el hambre, producto de las malas políticas económicas reacciona frente al poder defendiéndose y atacando desesperadamente con lo que tiene a la mano, aunque en condiciones de desventaja frente al aparato represivo del gobierno que tiene a su servicio las fuerzas armadas, policías y grupos de choque paramilitares, más los dólares del erario nacional.

Venezuela ha creado y financia organismos internacionales para que apoyen a su gobierno, como la ALBA, UNASUR y tiene otros que la defienden a cambio de prebendas. Estos burócratas internacionales, con escasas y honrosas excepciones (Secretario OEA), hipócritamente dicen  que todo Gobierno merece el mayor respeto al haber sido electo siguiendo un procedimiento eleccionario, pero a nadie le preocupa analizar si el procedimiento electoral para su aprobación fue justo, informado y democrático y principalmente si estos Gobiernos respetan la libertad y los derechos humanos y ahora deciden no ver como el pueblo, hoy  el de Venezuela, mañana otros, muere en las calles. El extremo de lo absurdo son los burócratas de la  FAO que premiaron a Venezuela por sus éxitos en la lucha contra el hambre, no $abemos a cambio de que.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

, ,

Deja un comentario

VICTORIA PELIGROSA O VICTORIA PIRRICA

VICTORIA PELIGROSA O VICTORIA PIRRICA.

Ovidio Roca

Una victoria tramposa, amañada y peligrosa para ellos mismos, la de Chávez-Maduro y un gran avance para la oposición democrática y Henrique Capriles.
Una mitad de los ciudadanos han reivindicado la cordura y entienden que su país necesita una perspectiva de largo plazo, de políticas democráticas y economía de libre mercado, y la necesaria autoridad y responsabilidad política para construir institucionalidad con independencia de poderes y sistema económico, con reglas claras y estables.

Esta elección ha sido un magnifico logro, en un país donde el ciudadano ha sido bombardeado durante 14 años con el discurso chavista del socialismo, montado sobre el gigantesco carisma de Hugo Chávez; programas sociales, nacionalización y regulación del mercado, pero aplicando en esencia capitalismo de Estado y usando dispendiosamente los petrodólares recibidos del imperialismo.

Con esta predica constante, la percepción mayoritaria del ciudadano formado en la cosecha de los petrodólares, es inmediatista y por ejemplo, pese a sufrir una inflación del 25%, un déficit fiscal del 12% y los cotidianos problemas de desabastecimiento; una importante mayoría cree que gracias a las misiones y ayudas han mejorado su situación. Pero, sobre todo, están totalmente convencidos que es el Estado y no ellos, el que debe solucionar todos sus problemas aplicando políticas asistencialistas-clientelistas. Por su parte el gobierno los necesita en la fila de los subsidios para controlarlos mejor.

Es Venezuela, un país que con el chavismo dejo de producir su propio sustento, donde se ha destruido la industria y la agricultura nacional, donde el sostén diario depende de las importaciones y estas de la venta de petróleo (90 % de sus divisas), y donde pese a los millones y millones de dólares recibidos, el desabastecimiento cunde, la inflación se dispara, la deuda publica crece y existen problemas para disponer dólares para las importaciones, aun de lo más esencial. Sin olvidarnos que en la vida cotidiana se sufre de una angustiante inseguridad y del extendido ambiente de la corrupción oficial.

Si Henrique Capriles se posesionara como Presidente, contando solo con una pequeña ventaja electoral, enfrentar la crisis económica, le requeriría tomar duras medidas de ajuste y estando fijada en la mente del ciudadano la ilusión socialista y populista, ante el impacto de estas medidas de ajuste se lanzarían en masa contra Capriles, acusándolo de burguesito enemigo del pueblo y ello permitiría recomponer el chavismo e intentar la retoma del gobierno, probablemente usando el golpe militar.

Bajo estas circunstancias es preferible, aunque será muy duro para el pueblo venezolano, exigir y presionar para que Maduro asuma la responsabilidad del desastre incubado en los catorce años anteriores y tome las decisiones de ajuste económico y fiscal que se requieren con urgencia. Evidentemente no lo harán, pero es importante que el pueblo se dé cuenta de esta su incapacidad sistémica y de su fracaso, como un asunto de pedagogía social.

Es necesario entender que el problema no es de personas, no se trata de derrotar al caudillo, en este caso Chávez-Maduro o Evo o Kristina, sino de derrotar y cambiar el sistema económico perverso del populismo y estatismo llamado Socialismo del Siglo XXI. Ceo que es previsible que el sistema colapse, se derrumbe, fracase y caiga, como se derrumbó en la Unión Soviética, como lo sufren día a día los cubanos, y así en carne propia, el pueblo entienda que esta receta de socialismo estatista, no funciona, ni aun con trillones de petrodólares. Lo lamentable es que el pueblo venezolano tendrá que pagar y expiar por su afición populista, pero se trata de una experiencia pedagógica muy dura que tendrá que asumirse y entenderse.

En esencia, aunque no es un problema de personas, el carisma del líder y su sociopatia influyen en generar los extremos. El problema real está en el sistema y lo que hay que atacar y cambiar es el sistema económico fallido del estatismo y el populismo, llamado ahora de socialismo.
En los países donde la institucionalidad es débil o no existe, el dirigente populista fabrica su propio sistema, aplicando las recetas estatistas y populistas e indigenistas, que llaman socialistas y que finalmente los llevan al totalitarismo y al fracaso económico.
Países más institucionalizados como Chile y Brasil han tenido y tienen presidentes populistas, pero no han podido cambiar el sistema económico, ni las políticas de desarrollo que venían funcionando adecuadamente, por lo que el país sigue progresando.

En Venezuela, el Presidente Maduro, ni aun manejado desde Cuba por Fidel y por twitter – pajarito desde el más allá, podrá solucionar los problemas y la economía lo va a derrotar y no podrá terminar su mandato. Lo de ayer fue en resumidas cuentas una victoria pírrica de Maduro. Y ahí viene la importancia de esta oposición democrática que se ha logrado construir en Venezuela, con programas, propuesta y que ahora más fortalecida y con gran apoyo ciudadano garantizara la estabilidad y la reconstrucción del país.

,

Deja un comentario