Entradas etiquetadas como tipnis

MERCADO ELECTORAL, FABRICANDO Y AMARRANDO VOTOS

MERCADO ELECTORAL, FABRICANDO Y AMARRANDO VOTOS

Ovidio Roca

Nuevamente entramos en la contienda electoral y esta vez con institucionalidad y organizaciones políticas debilitadas y divididas; para enfrentar a un Gobierno corporativo cocalero, económicamente fortalecido, dueño absoluto del Estado y con nuevas mañas. Ahora, además de manipular el padrón está moviendo la geografía electoral, para cosechar votos en las áreas rurales, donde votaran hasta la “piedras arrechas” de Choquehuanca.

Para entender como nos viene la mano, es conveniente revisar los intereses que se mueven alrededor del Estado plurinacional, así podemos ver de dónde vienen y como se mueven los votos. No olvidemos que el voto es uno de los elementos de la democracia más vulnerable a la manipulación; en el ciudadano poco consciente y también en aquel que ofrece su voto a cambio de prebendas.

Los intereses son muy grandes y  de grupos bastante diversos. En lo que sí coinciden todos ellos y con lo que se sienten cómodos, es el mantener su práctica de economía informal, sus peculiares usos y costumbres conveniente a sus intereses, y todo ello bajo la consigna jurídica “le meto nomas”. Para imponerse, usan como es de rigor, acciones de hecho sin respeto a la ciudadanía que sufre por sus desmanes. Resaltan en esto por su entusiasmo, los cocaleros, cooperamineros, pegaquiero, chuteros, ropavejeros y la naciente pluriburguesia; los que ansiosos marchan para perpetuarse en el poder.

Entre sus estrategias de poder, los masistas impulsan la de ampliar su base territorial, y la ejecutan a través del traslado poblacional y la colonización especialmente en los pueblos del oriente, donde  toman las tierras y sientan su dominio territorial, político y económico. Lo hacen usando recursos del Estado y sin ningún respeto por los habitantes originarios, y es común la toma de poblaciones enteras. Siguiendo con la estrategia, ahora van por la toma de las instituciones y para ello utilizan el acarreo de votantes que denuncia la prensa.

En el ámbito nacional están trabajando en la cooptación de los grupos corporativos más importantes. Efraín Choque cooperativista del MAS, dijo que cuentan con 150.000 afiliados, que de manera orgánica votarían por el binomio Evo Morales-Álvaro García Linera en las elecciones; obviamente si son satisfechas sus demandas. Donado Callisaya, dice que la Confederación de Choferes de Bolivia cuenta con 300.000 votos de los compañeros a favor de nuestro Presidente, más sus familias, ese número se puede duplicar. En el mismo tren va la COB, la CSUTCB  y otros más.

Los comerciantes y contrabandistas se mueven ágilmente hacia donde más ganan y menos trabas formales les pongan; venden mercancías locales o contrabando, ropa de confección nacional o “americana” de contrabando; papas y verduras del valle de Cochabamba o del Perú o la Argentina.

Ahora y para ubicarnos en el proceso político, es importante conocer quiénes se perjudican con este modelo corporativo cocalero y por tanto tendrían interés en transitar hacia un estado derecho, es decir quiénes son los que apuestan por un gobierno de leyes y libertades ciudadanas.

De inicio, un Estado de leyes y libertades es de interés de los jóvenes, a quienes les toca sufrir y luego tendrán que solucionar el desastre económico, ecológico y social que les deja un gobierno populista e irresponsable.

Luego, en el plano económico, a todos aquellos que trabajan y producen nuevo valor: industriales pequeños y grandes, artesanos, productores agrícolas, ganaderos. También a los empleados, profesionales y técnicos; a esa clase media que necesita un ambiente de libertad y estabilidad para desarrollarse. Una clase media que hace a los países, más estable y equitativos.

Están también los indígenas, que en los últimos años se han dado cuenta del peligro que significa un gobierno totalitario y del “le meto nomas”, por lo que están mermando su apoyo al gobierno “indígena”. Ellos han sufrido la represión, la invasión de sus territorios y se dan cuenta de las mentiras del pachamamismo y del indigenismo.

Lo que cada vez queda más evidente, es que los gobernantes están fundando un Estado corporativo cocalero insostenible, pues solo tiene viabilidad con los altos ingresos del gas, de la coca y el apoyo político y económico de los países albanicos. Los recursos del gas terminan siendo insuficientes, ya lo vemos en Venezuela que con muchos más ingresos colapsa. Los de la coca se verán también reducidos, cuando los vecinos asuman el peligro que significa la ampliación del negocio de la  coca y el contrabando. Lo que seguro crecerá será la violencia y los carteles del narcotráfico.

Aunque muchos ciudadanos, beneficiados con la precaria bonanza y los buenos negocios, se acomodan con el MAS, ahora está creciendo en número y calidad la ciudadanía democrática, que entiende de la inviabilidad y los peligros de un Estado totalitario.  Se tiene la esperanza que también los dirigentes políticos, superando sus mezquindades y rencillas personales, logren unirse en pro de la libertad y la democracia, en un solo frente electoral amplio y solidario.

Para los jóvenes que tienen un presente y un futuro por delante, es un imperativo el vivir en un Estado democrático, viable y sostenible y para lograrlo tienen un difícil reto. Vemos como lo enfrenta en varios países y especialmente en Venezuela, donde estos y las organizaciones sociales de clase media, armados de valor y con el uso masivo de celulares y medios de comunicación moderna, enfrentan la tiranía.

El problema es que estas acciones y movilizaciones espontaneas son coyunturales y para su continuidad y seguimiento necesariamente se requiere de la institucionalidad de los partidos políticos. Como actualmente nuestros partidos políticos están prácticamente en receso, es necesario apoyarlos para que se reinventen, se revitalicen, con nuevos dirigentes, con ideología y propuestas económicas acordes al mundo actual de la información, de la tecnología y de la economía ecológica y sostenible.

Los partidos políticos, aunque devaluados,  son importantes pues en democracia; a ellos, les corresponde diseñar y proponer un proyecto de sociedad y de Estado y ejercer la intermediación entre la ciudadanía y el gobierno. Son además responsables de la  preparación y entrenamiento de los cuadros dirigenciales, así como la presentación de los candidatos a los cargos electivos. En el proceso electoral tienen una función programática, haciendo conocer a la opinión pública su ideología y su programa de gobierno, transformando las elecciones entre personas, a elecciones entre ideologías y planteamientos programáticos.

En estos difíciles momentos, las organizaciones políticas y los intelectuales tienen el gran reto de mostrar la  total inviabilidad y sostenibilidad del modelo corporativo cocalero, y el peligro que significara para el país y el resto de países, cuando disminuyan los ingresos por venta de gas y crezca el narcotráfico y la violencia. Así mismo promover la unidad y actuar en consecuencia. La otra opción es apostar por el propio beneficio y aplicar el conocido dicho: “después de mi el diluvio”, lo que significaría el desastre para la mayoría de los bolivianos.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

EL RACISMO DE LOS PLURINACIONALES

Una nota de prensa de hoy en el Diario, El Día dice: “El Presidente de Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) en Chimoré, a la conclusión de un cabildo fue duro al señalar que los yuquis “generan basura y dan mal aspecto a la población”.

Son los colonizadores quechua -aimara, quienes ejercen racismo y discriminación contra los Yuquis, en las mismas tierras ancestrales de estos pueblos originarios del oriente y del Chapare. Primero les quitan sus tierras y ahora los expulsan de su territorio ancestral, por dañar la imagen de la población; será ¿que los consideran salvajes, feos, sucios; tanto que hieren la sensibilidad de los cocaleros andinos?, de los nuevos dueños del país y de los negocios de la blanca.

Todos sabemos que la verdad  es que los colonizadores quieren quitar las tierras a los Yuquis para ampliar el negocio de la coca y construir la narco carretera cortando el Tipnis.

Santos Noco Choco

, ,

Deja un comentario

INCAPACIDAD DE GESTION Y CARENCIA DE SENTIDO COMUN

INCAPACIDAD DE GESTION Y CARENCIA DE SENTIDO COMUN
Ovidio Roca

Este cacareado proceso de cambio se mueve al compás del tango “cambalache: problemático y febril”, y de vuelta en vuelta se va perdiendo el sentido común, el respeto por los valores y avanzamos rápidamente hacia un Estado fallido. Un país sin Estado de derecho, respeto por los derechos humanos, manejo diplomático de su relacionamiento con la comunidad democrática internacional y donde la gestión profesional y responsable de la economía es ignorada.

Varias son las partituras que nos conducen a este estado de cosas y vistas desde lo cotidiano, recuerdo de mi infancia en la llajta, algo que me llamaba la atención y era la infinidad de tenderetes de abogado que habían en la calle donde vivía mi amigo Torrico. Al preguntar por esa proliferación jurídica me explicaba su papá, que también era abogado, que toda chola que se respeta necesita tener al menos media docena de litigios y mientras más tenga y más encumbrado es el denunciado, ella es más reconocida y envidiada.

Aunque el sentido común nos aconseja en relación a las leyes, que mientras menos sean estas, es bueno y si se aplican imparcialmente, mejor; haciendo lo contrario, el Estado Plurinacional ha exacerbado esa cultura andino mestiza por el pleito, el juicio y ahora toda persona que los gobernantes consideran una molestia o una presa fácil, es enjuiciada y se le aplican no solo uno, sino veinte o treinta procesos al mismo tiempo.
Siguiendo esta lógica el parlamento plurinacional tiene como meta aprobar la mayor cantidad de leyes; pero leyes que no son para regular las relaciones de las persona entre sí y con el Estado, sino un procedimiento para borrar la Republica y un mecanismo punitivo para perseguir todo aquel que consideran un real o potencial opositor y más peligroso aún, para apropiarse de su patrimonio.
Otro aspecto a mencionar en este cambalache, es la errónea y generalizada visión para juzgar la eficiencia en administración de los bienes del Estado, privilegiando como parámetro la ejecución presupuestaria. Se controla si los ejecutores gastaron o no todos los recursos, y no si los utilizaron bien y en las cosas urgentes y necesarias, ni si los costos incurridos fueron los menores y luego rápidamente y movidos por los diezmos hacen el pago, sin verificar si el producto existe, es de calidad y está cumplido su objetivo a cabalidad.

En cuanto a la economía, inicialmente la administración de la casa, del griego oikos (casa) y nomo (administración); que luego se amplía como economía política (pólis, ciudad estado) a la de toda la comunidad. Y finalmente en el sentido moderno de economía política, como la manera de satisfacer las necesidades humanas, usando y asignando recursos que son escasos.

Bajo esta lógica, revisemos el manejo plurinacional de la economía, mirándolo con sentido común y pensando un momento en nuestra propia casa. Reflexionemos que pasaría si nos gastamos todos los ingresos, todo el sueldo, sin mayor previsión y sin preocuparnos de lo prioritario: habitación, comida, servicios, salud, educación y sin ahorrar algo para las emergencias y para el futuro. Seguro que esa casa, ese hogar será un desastre de miseria y desorden, y calificaríamos de irresponsable a quien así actúa, ni que decir de aquellos que manejan el país de la misma manera.
Nos debería preocupar por tanto, que los gobernantes en la administración de los recursos públicos, de aquellos que son para beneficio de todos y nos cuesta a los que pagamos impuestos; ignoren los principios básicos de la economía y más aún los del sentido común.

El Programa Evo cumple, es el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer. Se gasta a manos llenas, sin priorizar las reales necesidades, sin cuidar de la permanencia y sostenibilidad de las obras; no se cuida de aplicar los procesos de concurrencia, que permite reducir costos y conseguir mejor calidad, y por ultimo al menos fijarse antes de pagar a los contratistas, si efectivamente la obra se concluyó y si está en funcionamiento y cubriendo una necesidad prioritaria para de la comunidad. Lo anterior tiene lógica si el objetivo fuera la correcta inversión social, lo que no es el caso.
En el campo de la administración pública se denomina de servidores públicos a los funcionarios del Estado, pues ese es el trabajo por el que la sociedad les paga sus salarios. El problema es que los gobernantes se olvidan de esto y el manejo del Estado lo toman como una conquista, un trofeo, y en lugar de gobernar para la totalidad de los ciudadanos, excluyen y enfrentan a más de la mitad.
Usando un discurso indigenista y de izquierda, fabricado para cautivar a las masas que se sienten identificadas con el presidente indio, practican una política de enfrentamiento, entre lo indígena y lo mestizo y luego contra los mismos indígenas, cuando estos protestan al sentirse traicionados, “recuerden el TIPNIS”.

El nuevo gobierno para su relacionamiento internacional, realizó una primera ronda donde se exhibe y posiciona al presidente indígena manufactura del Foro de Sao Paulo; amante de la madre tierra y expresión de los discriminados del planeta, y así llega a Europa, humilde y con su chompita a rayas y llama la atención y simpatía de muchos.

Posteriormente los ayucos y sus mandantes Castro y Chávez, le enseñan el discurso antinorteamericano, que practica diariamente y en todo lugar. Se adhiere al grupo de la izquierda castro chavista y de los países totalitarios, como Irán y últimamente y por ahora, se ensaya discursivamente contra Europa, a la que visita ahora usando traje caro de diseñadora y avión de magnate y millonario. Veremos que sigue.

El problema de los plurinacionales es que olvidan que vivimos un mundo globalizado, y que avanzamos de manos de la revolución tecnológica y en la era de las comunicaciones personales. Por lo que es necesario recordar que a lo largo de la historia, todos los países que no se pudieron adaptar a los procesos de la modernización cultural, política y tecnológica terminaron pobres y fallidos. Y no es que alguien haya tenido la intención de destruirlos, es que, sencillamente, no pudieron sobrevivir y esto por un problema producto de la misma evolución natural, del tener o no la capacidad como organismos y como culturas, para adaptarse a las nuevas realidades biofísicas, tecnológicas y psicológicas.
Tenemos un solo mundo para una sola raza humana, el que necesitamos compartir y cuidar, partiendo de nuestras propias particularidades locales e identidad, caminando hacia la deseable gran cultura humana universal y responsable con su hábitat.

Cambalache: Enrique Santos Discépolo (1935). “Siglo veinte, cambalache: problemático y febril… : El que no llora no mama: y el que no afana es un gil. :¡Dale, nomás…! :¡Dale, que va…! : ¡Que allá en el Horno: nos vamo’a encontrar…! :No pienses más; sentate a un lao,: que a nadie importa si naciste honrao… :Es lo mismo el que labura: noche y día como un buey,: que el que vive de los otros,: que el que mata, que el que cura, o está fuera de la ley..”.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

DISCURSO DEL GUERRERO DEL ARCOIRIS

DISCURSO DEL GUERRERO DEL ARCOIRIS

Ovidio Roca

Conocer el arte de impresionar la imaginación de las masas es conocer el arte de gobernar: Maquiavelo

Los escribidores del MAS se tallaron en el discurso presidencial de la Isla del Sol (21 de Diciembre), abogando por lo contrario de lo que vienen haciendo, de aquello que la gente ve espantada cada día.
No se sabe si lo hacen por estulticia o por cinismo, pero es evidente su utilidad para la manipulación de las masas. Una práctica que forma parte de la creación del mito y sobre las que se asienta el poder de los caudillos: cuentos y leyendas, que el pueblo cree por muchas razones, pero sobre todo por que quiere creerlas.

Las siguientes frases extraídas del Manifiesto de la Isla del Sol, de alguna manera definen la filosofía y la orientación económica y política del Estado plurinacional y pachamamico:

HAZ LO QUE DIGO NO LO QUE HAGO

– “Los movimientos sociales, la gente marginada, discriminada, humillada se organizan, se movilizan, se concientizan para levantarnos nuevamente como en aquellos tiempos del Pacha, tiempos del Pachakuti”.

Para captar la voluntad de las masas andinas y afianzarse en el poder, se utiliza un mecanismo racista y excluyente; se impulsa el dominio del collasuyo y la colonización e indigenizacion del país.

Se proponen construir un totalitarismo de Estado, utilizando el poder simbólico del indígena gobernante. El slogan “Evo soy yo” cala en la masa indígena que se identifica con el líder y se siente empoderada.

– “El Pachakuti ha llegado, y quienes ahora nos reunimos en la isla sagrada del sol, en el lago titikaka, somos los guerreros del arco iris, somos los guerreros del vivir bien”.

La elite gobernante y los gremios vinculados a la economía delincuencial, viven muy bien. El primer mandatario, se da gustos de Pachá, desde costosos vestuarios, avión exclusivo de 39 millones de dólares, dos helicópteros de 11 millones de verdes y nuevo palacio en la Plaza Murillo. En su pueblo Orinoca, de 200 habitantes, un Museo de tres edificios a un costo inicial de 7 millones de dólares y un estadio para 5000 personas. Eso es vivir bien!!.

A su vez, un Alcalde rural por comprar un colectivo usado y barato para transportar a los estudiantes del campo hasta la escuela, fue destituido y estuvo preso por varios meses. Eso es vivir mal!!.

– “El desarrollo económico no debe estar orientado al mercado, al capital y a la ganancia; el desarrollo debe ser integral y estar orientado a la felicidad de la gente, a la armonía y al equilibrio con la madre tierra”. Se debe “pasar la propiedad de los recursos naturales al Estado”.

El Gobierno esta implementando el Capitalismo de Estado; el mercado y la ganancia orientan las acciones de la empresa pública y la privada, especialmente la relacionada con la coca y el contrabando.
A su vez los recursos naturales son avasallados y explotados sin ningún control por los grupos afines al gobierno.

– “Es una necesidad concentrar más recursos económicos en los Estados y crear mecanismos de distribución de esta riqueza entre las regiones y la población más necesitada y vulnerable”.
Cada día se avanza hacia una centralización total de los recursos públicos. Los recursos Departamentales y Municipales se confiscan y concentran en las arcas del Gobierno Nacional.

– “Los Estados pobres y en desarrollo deben distribuir la poca riqueza con la que cuentan”.

Se esta destruyendo la empresa privada productiva, la cultura emprendedora y formando una masa clientelar dependiente de las dadivas del Gobierno.

– “La deuda externa colonial es el mecanismo de exacción y empobrecimiento que azota a los países en vías de desarrollo y limita su acceso al desarrollo”.

Pese a los altos ingresos fiscales, la deuda interna y externa crece cada día.

– “Nuestro llamado es a cancelar esta deuda externa injusta, no más inequidad, no más pobreza, es hora de distribuir la riqueza”.

Es una advertencia a los organismos financieros internacionales sobre la intención de no honrar las deudas.

– “Los políticos no pueden emplear los instrumentos administrativos, jurídicos y económicos del Estado para sus intereses privados y personales”.

La institucionalización de la corrupción y el chantaje sistemático ejercido por funcionarios públicos del Ejecutivo, del Organismo judicial, del Ministerio Público y la Policía, es un mentís a esta proclama. Es un sistema donde aquellos que no comulgan con el masismo son culpables.

– Es necesario “pasar de la democracia representativa en la que el poder está al servicio de los intereses de las élites y minorías a la democracia comunal donde no existen mayorías ni minorías, sino más bien las decisiones se toman en consenso, y donde se impone la razón y no el voto”.

La consulta amañada a los pueblos del TIPNIS es un claro ejemplo de esta práctica democrática masista.

– “Vivimos el reino del color verde. Verde como los dólares son las políticas monetarias, verde como los dólares son las políticas de desarrollo, verde como los dólares son las políticas de vivienda, verde como los dólares son las políticas de desarrollo humano y las políticas ambientales”.

– “La economía verde es la economía de la muerte, porque en el marco de un proteccionismo de la naturaleza condena a muerte a los pueblos del mundo”.

Ahora más que nunca, el manejo de los recursos mineros y de los bosques se realiza de una forma depredadora, irracional y con grave contaminación y daño ambiental. Se condena la economía verde ambientalista y se propicia la economía verde de la coca, promotora de la destrucción ecológica, de horrendos crímenes contra las personas y pueblos y como único objetivo, la cosecha de verdes dólares.

, , , , , , , ,

1 comentario

EL TIPNIS: LO QUE LA GENTE SABE Y LOS CUENTOS DEL GRAN HERMANO

EL TIPNIS: LO QUE LA GENTE SABE Y LOS CUENTOS DEL GRAN HERMANO

Ovidio Roca

Al igual que en la novela Orwelliana 1984, el Ministerio de la Verdad reescribe y acomoda la historia al gusto del Partido y del Gran Hermano, y para los que no lo aceptan, esta presente el Ministerio del Amor, con abogados, fiscales y jueces prestos para “convencerlos”.

La manipulación de la información, la distorsión de los hechos y la creación de una nueva realidad acorde a los intereses del gobernante, al igual que en la novela 1984, la vivimos cada día en nuestros países bolivarianos, donde se gastan millonarias sumas en manipular la opinión pública. Pero pese a toda esta campaña y gracias a la existencia de la prensa independiente (cada vez más precaria); el pueblo esta informado.

Por ejemplo, se sabe que la famosa carretera que atravesaría el TIPNIS (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure), forma parte de un programa de ampliación de la frontera cocalera y que su construcción es una decisión de las Federaciones de Cocaleros, que pidieron a su Presidente una vía para facilitar su acceso a nuevas tierras. Esta vía podría permitir eventualmente, el fácil movimiento de laboratorios y precursores y servir de pista para las avionetas.

En esta penosa historia de genocidio y ecocidio, también vimos espantados y apenados, como el Presidente de una poderosa nación vecina, adornado con guirnaldas de coca, bendecía a la Empresa constructora vinculada a sus intereses de grupo, la que habría sido ilegalmente contratada para construir esta carretera que no habría cumplido ninguna norma, ni contaría con diseño final, licitación publica, licencia ambiental y menos consulta previa a los habitantes indígenas, como establece la ley.

En cuanto a carretera y prioridades, muchos benianos bien informados manifiestan su rechazo a la construcción de esta via por el corazón del TINIS y mas bien reclaman como urgente y prioritario, la vinculación de su Departamento mediante una carretera asfaltada: Trinidad, San Ignacio de Mojos, San Borja, La Paz y puertos del Pacifico.

Para construir la carretera cocalera, se atravesaría un Territorio Indígena, donde sus pobladores necesitan manejar los recursos naturales y el entorno ecológico de manera sostenible, en tierras que son de su propiedad en la medida que los conserven adecuadamente.
Esta es una carretera que de ninguna manera favorecería a los pobladores originarios del TIPNIS, que no viven en medio monte por donde pasaría la carretera cocalera, pues habitan a las orillas de los ríos, donde encuentran su alimentación y su medio de comunicación.

Las normas nacionales e internacionales establecen que todo Parque Natural, tiene un Plan donde se definen las áreas de manejo y de conservación. En el caso del TIPNIS que esta dentro del concepto de parques con gente, se ha establecido: Zona núcleo, zona de aprovechamiento tradicional y zona de manejo de recursos.

Molesto por el éxito de la VIII Marcha indígena por la vida y el territorio, el Gobierno en represalia introdujo en la Ley 180 de Octubre 2011, un regalo envenenado, la intangibilidad del Parque; eliminando la posibilidad de manejo de los recursos y por tanto la subsistencia de los pueblos originarios. Prueba de esto es que, inmediatamente dictada la Ley 180, el Gobierno ordenó la suspensión de todos los proyectos que proporcionaban algunos ingresos a los pueblos indígenas, como turismo ecológico, crianza de lagartos para aprovechamiento del cuero y otros que significaban, prácticamente, el único ingreso económico para los indígenas (1).

Presionado a realizar la consulta, que debió ser previa, el Gobierno la hace posterior y amañada. Observadores de Derechos humanos, confirman que la famosa “consulta posterior” fue una violación a los derechos de los pueblo, fue “autoritaria”, “colonialista”, “unilateral”.

Fue una invasión abusiva, llegando con prepotencia, con amenazas, con prebendas, con regalos a pueblos pacíficos y poco informados, buscando aterrorizarlos, de comprarlos, utilizando el poder el Estado, a fin de conseguir la construcción de la carretera.

Continuando con esta triste historia del TIPNIS, ahora surgen autoridades plurinacionales tratando de explicarnos “la carretera ecológica” por encima de la copa de los arboles o por túneles bajo sus raíces; es decir bajo la tierra para no “dañar el ecosistema”. Muchos nos quedamos paralogizados por semejante estupidez, la que con profesionalismo refutaron los Ingenieros Eméritos Cochabambinos y varios más.

Este empeño de la carretera cocalera, al margen de los aspectos técnicos, que con mucho dinero y tecnología puede subsanarse, (los norteamericanos tienen un vehículo dando vueltas y analizando la geología y bioquímica marciana), debemos entender que no es licito tirar la plata del país en un capricho, un negocio cocalero. Además si hipotéticamente se la construyera ya sea elevada o subterránea, el avasallamiento continuara como hasta ahora, movido por el afán de ganancia de los cocaleros y su irrespeto por la naturaleza, por las leyes, por la vida.

En varios países existen carreteras que atraviesan áreas protegidas y a nadie se le ocurre avasallarlas y menos depredarlas y si alguien hiciera el intento, inmediatamente la opinión publica, la fuerza publica local y nacional, frenaría el delito y aplicarían los castigos que corresponden; esto significa la existencia de un Gobierno con autoridad, responsabilidad y primordialmente un Estado de Derecho.

Notas.

1. LA PAZ/OPINIÓN | 29/07/2012
El protocolo acordado entre pueblos indígenas del TIPNIS y el Ministerio de Obras Públicas establece que si como resultado del proceso de la Consulta, que comienza hoy, se suspende la intangibilidad en esa zona bajo protección, se repondrá de inmediato “el plan de manejo”, es decir, se volverá a activar los proyectos de explotación y trabajos que hasta antes de la intangibilidad proporcionaban ingresos a sus habitantes.

PROYECTOS SUSPENDIDOS Tras la Ley 180 de declaratoria de intangibilidad del parque, el Gobierno ordenó la suspensión inmediata de todos los proyectos que proporcionaban algunos ingresos a los pueblos indígenas, como turismo ecológico, crianza de lagartos para aprovechamiento del cuero y otros que significaban, prácticamente, el único ingreso económico para los nativos.

El protocolo ya pactado con la mayoría de los pueblos indígenas destaca que la aplicabilidad de la declaración de zona intangible, significa que en la zona solo se permitirán actividades de guardianía y de investigaciones científicas previamente autorizadas y reguladas.

, , , , ,

Deja un comentario

LA MADRE TIERRA: DISCURSOS Y FRUTOS

LA MADRE TIERRA: DISCURSOS Y FRUTOS

Ovidio Roca

Una constante del gobierno ha sido el discurso lírico sobre la Madre Tierra, que en parte recoge el hermoso concepto de Gaia que maneja la comunidad ecologista internacional.

Cuando se ha legislado al respecto, se perciben muchas manos metidas en la redacción de las Leyes relativas a la madre Tierra; por eso no sabemos si al redactarlas predominaron las buenas intenciones, la ignorancia o el cinismo. Especialmente cuando comparamos el discurso chamánico-pachamámico del vivir bien, con el diario accionar gubernamental y de su gente.

Se ve cada día, la flagrante dualidad entre lo que se dice, se legisla y lo que realmente se hace, y el total irrespeto a la “sagrada” madre tierra. Esto lo vemos en las políticas extractivistas y depredadoras; cuando se construyen carreteras como la del TIPNIS para facilitar la ampliación de tierras cocaleras; cuando se permite y hasta fomenta la destrucción de Parques Nacionales y Reservas Forestales, como las del Chore; cuando se permiten sin licencia ambiental, irracionales explotaciones mineras que contaminan las tierras, las aguas y que matan la biodiversidad.

Los funcionarios de la autoridad de tierras, supuestamente, buscan expropiar tierras para aumentar la reserva fiscal destinada a llevar a las llanuras orientales migraciones andinas (mitimaes). Para ello y pese a que el Ordenamiento Predial exige que se definan y respeten las aéreas de uso agrícola, las áreas de bosque y áreas de preservación; aplican un criterio exclusivamente agrícola en la verificación la Función Económica y Social y exigen que las tierras estén totalmente trabajadas. Ante esto los propietarios, pensando satisfacerlos, desmontan y queman y así podemos ver las lenguas de fuego y columnas de humo que preceden a la llegada de estos funcionarios.

En esa lógica de solucionar todos los problemas dictando leyes, que luego no se cumplen ni aplican, el Gobierno ha aprobado dos leyes sobre la madre tierra: la Ley de Derechos de la Madre Tierra N° 071 y últimamente Ley Marco de la Madre tierra y desarrollo integral para vivir bien Nº 300.

Al margen del discurso “ecologicista” y místico, en esta leyes se puede apreciar, la reiterativa denuncia a la mercantilización de los servicios ambientales, que al parecer esconde el afán de evitar la fiscalización internacional del ecocidio que se comente destruyendo las selvas, penetrando en los Parques Nacionales para facilitar la expansión de los cocales y el narcotráfico, con la consiguiente contaminación de los ecosistemas con precursores químicos. No olvidemos que el pago por servicios ambientales, requiere mantener integro el ecosistema y para recibir el beneficio monetario se necesita de una inspección y certificación internacional de que la “madre tierra” esta siendo protegida y manejada adecuadamente.
También se menciona en términos generales respetar la vocación que tienen los diferentes suelos, para su uso: agrícola, ganadero, forestal o de conservación y el imperativo de no usar estos suelos al margen de su capacidad de uso y castigar al que lo incumpla. Y aquí para ser coherentes deberíamos empezar por salvaguardar los Parque Nacionales, como por ejemplo, el Carrasco, Amboró, TIPNIS, Madidi y la Reserva del Chore que están siendo depredados y destruidos para sembrar coca; sin olvidar el respeto a las áreas de preservación en las propiedades privadas y las cuencas de los ríos.
El uso de los transgénicos es otra constante, olvidándose de que desde el inicio de la historia, todas las civilizaciones han realizado modificaciones genéticas a plantas y animales, mediante cruzamiento y selección. En esta lógica, las culturas andinas ancestrales fueron las primeras que modificaron genéticamente el maíz, la quinua, el amaranto, la papalisa y lo hicieron para mejorar y multiplicar su producción buscando satisfacer el consumo de las crecientes poblaciones.
Y esto tiene que ver con la escala de producción, pues ya no se trata de pequeñas comunidades, ya somos mas de diez millones de bolivianos que comemos casi todos los días y eso implica aumentar la producción y productividad, por lo que es necesario realizar cultivos extensivos de arroz, soya, maíz, sorgo, caña de azúcar, trigo, etc. y ello requiere aplicar mecanización y técnicas que conserven los suelos, para evitar que se extiendan las actividades agrícolas hacia tierras que no tienen esa vocación. En este propósito el uso de semillas transgénicas garantizadas, permiten mayor producción por hectárea y mejor resistencia a las plagas y a los herbicidas que se aplican, especialmente para la siembra directa.
Es necesario distinguir el discurso y la realidad, lo que se dice y lo que diariamente se hace. Y al respecto nunca es tan cierta la sabiduría popular recogida en los evangelios cristianos, como la que citamos a continuación, de Mateo 40:7:15 – 40:7:20.

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces.
Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
Así también, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol podrido da malos frutos.
El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos.
Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego.
Así que, por sus frutos los conoceréis”.

, , , , ,

Deja un comentario

APUNTES PARA UNA CRUZADA DE LIBERACION DEL TOTALITARISMO

APUNTES PARA UNA CRUZADA DE LIBERACION DEL TOTALITARISMO (1)

Ovidio Roca

“El totalitario, en primer lugar, transforma las instituciones y normas que rigen el país, buscando fortalecerse y perpetuarse en el poder. Revestido de legalidad, el totalitario cierra los caminos que permiten la alternancia pacífica en el gobierno. No basta con la reforma institucional, sino que necesita controlar la opinión pública a través del monopolio o fiscalización de la información y la educación. De esta manera, el totalitario adoctrina, transmite valores, y a través de la propaganda crea la verdad oficial, lo políticamente correcto.
El Gobierno, su partido y sus aliados se convierten en la voz del país, identificándose con la nación, el Estado o el pueblo, de manera que criticar es mentir, crispar o ser antipatriota”: Hannah Arendt, 1951 (quien conoció el nazismo y el genocidio).

Buscando liberarse de un nuevo tipo de totalitarismo, que usando las urnas está tomado control de la vida y hacienda de los pueblos latinoamericanos (el llamado Socialismo del Siglo XX), surgen tibios y desordenados movimientos de resistencia y propuestas de acción liberadora.
Se ha escrito y se propone acertadamente, estrategias de no violencia para combatir esta epidemia y se señala la de Gandhi, que funciono porque los Ingleses, civilizados y cumplidores de la ley, no violentaron sus propios principios de legalidad e institucionalidad, ni aun para combatir a Gandhi. Pero seguramente, el mismo Gandhi no triunfaría contra el totalitarismo de Castro y Chávez, pues para ellos la institucionalidad y la ley no tienen vigencia, sino cuando les conviene, y el respeto a los derechos políticos de los opositores son vainas. Para estos caudillos, la institucionalidad y la ley funcionan al ritmo de sus apetitos, al de sus tripas. Ergo, cada pueblo en función de sus especificidades debe ajustar y desarrollar su propia estrategia de liberación.
El argumento vivencial y objetivo para oponerse a este proyecto totalitario, es además del irrespeto por el ciudadano y su libertad, la demostrada inviabilidad económica e institucional de la receta castro-chavista, que viene bajo el rotulo de socialismo y que en realidad es el viejo Capitalismo de Estado y Dirigismo económico.
Quieren controlar el mercado, las exportaciones, los precios, el tipo de cambio; pensando que algún burócrata es más inteligente que las millones de personas que con sus innumerables compras diarias y buscando la mejor opción del mercado, lo regulan automáticamente.
Combaten la propiedad privada y quieren estatizarlo todo; lo hacen con las grandes empresas en funcionamiento, y para poner otras, compran maquinarias con sobreprecio y luego no saben como manejarlas, ni a las unas ni a las otras.
Remedando la lucha de clases de Marx, están promoviendo la mortal lucha de etnias, “diseñada” irónicamente por aquellos que deben identificarse próximamente en el Censo del Estado Plurinacional, como “ninguno”.
Hasta ahora, han destruido la institucionalidad democrática y dado paso al retorno al estado tribal. Un Cacique, un jilakata y miles de pequeños dirigentes sindicales y gremiales, dedicados a conseguir su sustento y sus gustitos, ejerciendo todo tipo de actividades mercantiles y expoliativas, donde se destacan las relativas a la coca, el contrabando y la explotación minera informal.
A diferencia de los típicos estados absolutistas totalitarios, el boliviano tiene que coexistir con esos miles de sindicatos, gremios, ayllus, pueblos, movimientos sociales, todos autónomos, y que apoyan al Gobierno central en la medida que sea funcional a sus intereses o puedan beneficiase del mismo.
Estos grupos no obedecen ninguna ley, no pagan ningún tributo, no se preocupan en lo mínimo del impacto ambiental, y para su tráfico ilícito ignoran la existencia de aduanas y límites internacionales.
Los ideólogos del “proceso de cambio” en su busca del Socialismo han parido un nuevo paradigma, el “Anarco Corporativismo Cocalero”.
El problema es que una parte importante de la sociedad, no percibe los peligros de este modelo económico, estatista, inviable y su pésima gestión. Son especialmente aquellos sectores que viven del lavado de dólares y los de la economía informal, cuyos negocios están en bonanza por la abundancia de dinero, producto de los excepcionales precios de las materias primas, (precios que no duraran) y de los abundantes dólares del narcotráfico (que lamentablemente duraran).
Y no entienden que de continuar este camino, indefectiblemente nos llevara a la destrucción de la economía productiva del país, de la moral ciudadana, y caeremos en la narco dependencia; violencia, guerra de Carteles y matanzas inmisericordes.

Contra este paradigma y en la busca de construir un país moderno y con futuro, es un imperativo avanzar en una cruzada por el rescate de los derechos fundamentales del ser humano: libertad individual, libertad económica, derecho a la propiedad, igualdad ante la ley, estado de derecho y confianza en las instituciones, que son la base de la sociedad.

Esta cruzada conlleva una lucha de largo aliento, y que tiene al menos dos tareas inmediatas para realizar: El debilitamiento y derrumbe del régimen totalitario (a lo que también ayuda su propia ineptitud en el manejo de las políticas y gestión publica); y preparar una plataforma de trabajo y una institucionalidad de recambio, para manejar la etapa de crisis económica, social y de seguridad, que sobreviene luego de la caída de los regímenes totalitarios.

Para la enfrentar al totalitarismo y como parte de la primera tarea, esta la necesidad de conocernos y conocer a nuestro adversario, como explica Sun Tzu (Siglo V, A.C).
“Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo y en cien batallas, nunca saldrás derrotado.
Lo que es de máxima importancia en la guerra es atacar la estrategia del enemigo. Lo segundo mejor es romper sus alianzas mediante la diplomacia. En tercer lugar viene atacar a su ejército.
Defiéndete cuando no puedas derrotar al enemigo, y ataca al enemigo cuando puedas vencerle. Uno se defiende cuando su fuerza es inadecuada; ataca cuando es abundante.” Sun Tzu.
Se necesita entender el funcionamiento específico del aparato de la dictadura y de sus aliados, para introducir en su maquinaria una cuña que la paralice. Entender también la actitud del grupo gobernante cuya ansia de poder no se satisface sólo con tenerlo, con disfrutar de las mieles del poder, sino que necesitan que todos lo perciban y que se sometan a él, que le teman por ser poderosos e impunes, que los admiren. Y entendiéndolos, poder enfrentarlos.
Los partido populistas tributarios del Socialismo del Siglo XXI, toman el poder por elecciones y luego de conquistarlo trabajan para quedarse con el para siempre. Llegan al Gobierno, aprovechando la mala gestión de los gobiernos anteriores y la molestia del pueblo, y ofrecen demagógicamente lo que identifican como estigmas y reivindicaciones más sensibles para los grupos mayoritarios y más manejables de cada país, y trabajan eficazmente sobre esos elementos.
Luego de afianzados en el poder y dueños del aparto del Estado, incumplen todas sus promesas y se concentran en destruir la oposición y consolidar y mantener el poder de manera indefinida.

¿QUE OFRECIERON Y QUE ESTAN HACIENDO EN BOLIVIA?

Gobierno de y para los indígenas, para los pobres y los discriminados. Y al contrario vemos un gobierno supuestamente indígena, discriminando y agrediendo a los pueblos originarios del TIPNIS y combatiendo a los hermanos del CONAMAQ.
Defensa del medio ambiente y la Pachamama. Y contra toda norma y pagando inflados precios, construyen la carretera del TIPNIS, atravesando un Parque Nacional y violentando un Territorio indígena, facilitando así la penetración cocalera y el narcotráfico. Y a lo largo del país crecen las explotaciones mineras ilegales de los aliados del Gobierno, contaminado los acuíferos, los ríos, las sementeras y destruyendo el ecosistema.
Despolitización de la justicia. Y ahí vemos a jueces y fiscales correteando y encarcelando a todo aquel que piense diferente al gobierno, como en las épocas de la inquisición.
Convertir al país en industrial en los próximos cinco años a partir de la industrialización de cuatro materias primas: Hidrocarburos, electricidad, litio, minerales y hierro. Y ya no tenemos gas, Jindal se fue y con ella la industria siderúrgica, los grandes proyectos mineros fracasaron por avasallamientos e inseguridad jurídica.
Modernización y desarrollo de la economía campesina, cooperativa, micro empresarial y empresarial, con soberanía alimentaria y obtención de mercados externos. Y avanza la coca y ahora importamos gran parte de nuestros alimentos.
Consolidar la unidad territorial de los nueve Departamentos. Y hoy como nunca se agudizan los conflictos entre regiones y entre municipios.
Seguridad ciudadana, reforzar el trabajo policial. Y el nivel de inseguridad, atracos y robos y asesinatos, nos lleva al paroxismo.
QUE MANEJAN Y COMO LO USAN PARA SU DISFRUTE.
Tiene control sobre las finanzas del Estado, el crédito y endeudamiento publico. Recibe ingentes recursos fruto de los altos precios internacionales de las materias primas, y también como producto del narcotráfico y lo usan para inflar el aparato del Estado y la burocracia. Han creado un conjunto de bonos y subsidios, que cuando disminuyan los ingresos no podrán cubrir y gastan ingentes recursos en proyectos fallidos, mal diseñados y con precios inflados.
Tienen control discrecional sobre el aparato coercitivo, policía y ejército; de la capacidad legislativa para dictar normas contra todo lo que se le oponga y para aquello que su apetito disponga: Tienen también bajo su control el poder electoral, el poder judicial con jueces y fiscales sumisos y controlan cada vez más, los medios de comunicación.
El gobierno ha estatizado la propiedad de los recursos naturales, el sistema económico y los medios de comunicación y transporte.
Procuran eliminar las empresas privadas e impiden la existencia de instituciones fuertes y sólidas y la acumulación de capital económico y social licito.
Dividen y evitan la consolidación de instituciones y organizaciones que los puedan enfrentar. Necesitan tener personas aisladas, y mendicantes, que esperan la dadiva de los gobernantes y que se contentan con un bono o una limosna.

EN QUE SE SUSTENTAN PARA JUSTIFICAR PERMANENCIA EN EL GOBIERNO:

Apariencia de legalidad: La comunidad internacional asume, por el mero ejercicio electoral, que es un gobierno legal y mucha gente cree que es un gobierno legítimo y debe obedecerlo.

Apoyo político y logístico externo: El gobierno recibe apoyo de Venezuela, Cuba e Irán, para el control y manejo del aparato de inteligencia y represión.

Manejan los factores sicológicos e ideológicos para afirmar su dominación sobre la ciudadanía, como la adscripción étnica, con la que han logrado el apoyo de una parte importante de la población que se identifica con el líder indígena gobernante.

LOS FRUTOS ENVENENADOS DEL GOBIERNO TOTALITARIO

Políticas permisivas, con la informalidad, el contrabando, con el narcotráfico, que ha generado una situación de anomia e instaurado un modelo de Estado anarco-corporativista-cocalero.
Inseguridad. Para el pueblo que no tiene guardaespaldas pagados por el tesoro nacional, e inseguridad agravada para cada dueño de casa, de empresa, de propiedad agrícola.
El narcotráfico y la economía delincuencial crecen como un cáncer que en una primera instancia cohabita con el gobierno, pero en algún momento lo puede eliminar y a la sociedad boliviana, si afecta a sus intenciones de constituir un Narco-Estado. Esta expansión del narcotráfico que lo corrompe todo, esta llevando la drogadicción y violencia al campo, a las ciudades y a las familias y cada día amanecemos con mas muertos en las calles.
Desempleo creciente. Sólo una minoría tiene un trabajo decente. La inmensa mayoría vive en la informalidad. Los bonos son un subsidio de desempleo, no un empleo. Disminuye el empleo formal porque se esta destruyendo el aparato productivo y la gente capacitada emigra buscando mejores oportunidades.
Corrupción. Las empresas públicas se han convertido en un botín, una fuente de pegas para los amigos del gobierno y funcionan ineficientemente.
Proyectos sin estudios serios de mercado, de factibilidad económica y financiera y menos aun de impacto ambiental. Lo que importa es mostrar que se esta haciendo y competir deslealmente con la empresa privada. De paso ganar comisiones extraordinarias con las compras y contratos.
Calidad de vida desmejorada, por el desastre de los servicios públicos y el deterioro del medio ambiente.
Armamentismo, compra masiva de armas y aviones que implica dinero que se le sustrae al pueblo desviándolo de un fin útil (educación, salud, etc.).
Judialización; de una forma febril y atropellada se elaboran cientos de leyes y luego se las incumple; solo aplican aquellas fabricadas “ad hoc” para perseguir y castigar a los opositores.
Carecen de suficiente equipo profesional capacitado y con experiencia para implementar y gestionar el Estado y usan la fidelidad política y no la capacidad y el merito como criterio para la elección de los servidores públicos.
Los mitos y símbolos del sistema: indígenas, pobres, madre tierra, se desgastan y pierden validez y credibilidad.
Anteojos ideológicos les hacen perder el conocimiento de la realidad social y por ello desatienden las necesidades de la población.
Se desconoce el rol básico del Estado, que es fundamentalmente el de promover y cuidar la seguridad, la institucionalidad, vale decir garantizar reglas del juego claras y estables. Sin ellas, las personas no tienen ningún incentivo para trabajar, invertir e innovar.
Cunde la ineficiencia, la burocracia, los excesivos controles y regulaciones que paralizan las empresas y la producción.
La inseguridad jurídica e incumplimiento de los contratos, ha expulsado la inversión privada, nacional e internacional.
Se agudizan las diferencias regionales y étnicas y las clases medias, los intelectuales y los técnicos, se sienten frustrados por el modelo indigenista, excluyente de la cultura mestiza nacional y alejada de la ciencia, la innovación y la tecnología.
Conflictos institucionales internos, las rivalidades entre grupos y pugnas personales, afectan a la gobernabilidad del aparato del Estado. Pugnas internas por posiciones de poder crean inestabilidad. Sectores subalternos del Ejército y de la Policía que han sido excluidos de las prebendas y bonos, resisten al régimen.
La política exterior se ejerce con un marcado sesgo ideológico y estilo folklórico, y no para ampliar el intercambio comercial y cultural; con lo que se pierde importantes mercados para la producción nacional. Las relaciones con nuestros vecinos son inconstantes y emocionales, con rachas de amor y odio.
Toman decisiones centralizadas, sin considerar la diversidad del país y eso hace incurrir en errores de juicio y de política y cuando tratan de descentralizarlas pierden el control institucional y regional, pues sus esbirros cuando escapan del control del poder central siguen sus propias agendas, hacen sus propios negocios.

BUSCANDO SALIDAS Y RESPUESTAS. EL “QUE HACER” DE LENIN.

Todo gobierno, aun los totalitarios, dependen necesariamente de la población, de su cooperación, obediencia y sumisión y del efectivo apoyo de las instituciones de la sociedad, y mientras más rápido la pierda, el pueblo puede reconducir el camino hacia su libertad.
Para avanzar, es preciso lograr la unión y compromiso de la población y organizar un frente unido en defensa de la democracia, que permita reconstruir el país y liberarnos del inminente desastre económico, institucional y moral al que nos conduce el régimen totalitario.

Como plataforma de unidad, se necesita una propuesta clara, concertada entre los miembros democráticos de la oposición y un de liderazgo unitario que cuente con efectivo apoyo popular.

El gobierno tiene controladas las instituciones represivas, Ejército y Policía y paralelamente crea mecanismos paramilitares y parapoliciales. Sera difícil, si no imposible, enfrentar a la dictadura si la policía y las fuerzas armadas se mantienen plenamente leales y sumisas al régimen, por lo que es urgente conseguir apoyo de los miembros profesionales de ambas fuerzas para el retorno a un régimen democrático y de respeto a la institucionalidad.

Los gobiernos totalitarios tienen ventajas abrumadoras en una confrontación directa, por lo que la estrategia de no violencia, necesita mucha disciplina para evitar la confrontación armada, a pesar de las provocaciones y brutalidades del régimen. Los dirigentes tienen que estar siempre alerta ante la presencia de agentes provocadores cuya misión es incitar a los manifestantes a la violencia.

Es imperativo contar con el Plan de acción global y estrategia de acción, y especialmente un Estado Mayor, responsable de coordinar la estrategia global y las tácticas locales, además de un sistema de comunicaciones, prensa y vocería, que oriente la información hacia la sociedad nacional e internacional.

La publicidad de los objetivos y metas del movimiento democrático posibilitan que la población entienda la propuesta de país democrático que hay que alcanzar y además facilita que muchos afectos al régimen cambien de opinión, al ver que existen mejores alternativas que las actuales.

Las modernas comunicaciones vía internet, las redes sociales y la radio, son el mecanismo actual y más efectivo para coordinar y publicitar las acciones de oposición.

Usando las redes sociales se hace necesario también buscar la colaboración y coordinación internacional contra gobiernos totalitarios y vinculados al narcotráfico, que se convierten en una fuente de violencia y drogadicción para la sociedad mundial.
Es necesario destacar y poner en evidencia la verdadera cara de los dictadores, su ignorancia, su ineptitud, el uso atrabiliario del poder para su beneficio personal, su arrogancia, su corrupción, su demagogia, su megalomanía, su cinismo, sus mentiras y engaños. Y no olvidar que la palabra hiere, pero la burla, la chacota, el sarcasmo mata y especialmente a personalidades sociópatas

Hay que prever desde el principio un plan de emergencia para atender el desorden social, económico y de gobernabilidad que surge luego que cae todo régimen de fuerza, con el fin de evitar la desilusión y el descontento que surge al ver que no todo se soluciona mágicamente, aclarando que esto es un proceso de reconstrucción, luego de que el cuerpo social ha sufrido una infección virulenta de anomia y populismo.

El Estado Mayor del frente unitario, bajo una plataforma de principios y acción, proyecta una sola visión de futuro,y une y coordina a la multiplicidad de grupos e instituciones civiles que existen y las que se puedan recuperar de manos del gobierno: La familia, partidos políticos, comités cívicos, pueblos indígenas, organizaciones religiosas, cooperativas, instituciones económicas, ONGs democráticas, sindicatos, colegios profesionales, federaciones y asociaciones estudiantiles, movimientos sociales, asociaciones gremiales, organizaciones de derechos humanos, asociaciones culturales, fraternidades organizaciones ecologistas, grupos musicales, sociedades literarias, clubes deportivos y otras varias.
Estas entidades son las bases sociales y organizacionales mediante las cuales la gente ejerce su influencia en la sociedad y tiene capacidad de resistir a los grupos del gobierno, pero necesitan coordinación y direccionalidad para ser efectivas.
Los individuos aislados que no son miembros de estas organizaciones, por lo general se hallan incapacitados para producir un impacto significativo en la sociedad, mucho menos en el gobierno, y ciertamente no en una dictadura. Por lo tanto, si su autonomía y libertad puede ser suprimida por los dictadores, la población quedará indefensa.
El crecimiento y fortalecimiento de las instituciones autónomas: sociales, económicas, culturales y políticas, amplia el “espacio democrático” de la sociedad y limita el control de la dictadura.
Se construye una sociedad cada vez mas independiente fuera del control totalitario del Gobierno y con el tiempo, la combinación de resistencia y construcción de instituciones conduce a la libertad.

En procura de consolidar el desarrollo, la democracia y ampliar la autonomía, corresponde en su momento, instaurar sistemas federales con competencias amplias para los Gobiernos Departamentales y Municipales e indígenas, que permitan decisiones acordes a sus propias visiones y necesidades.

Bibliografía.
(1) Gene Sharp: De la Dictadura a la Democracia. Un Sistema Conceptual para la Liberación.
Información de prensa: Praxis Gubernamental (Varios); Dichos y Hechos (L&M); Del poder so gosteto (Anon.).

, , , , , ,

Deja un comentario

LOS SACH’A RUNA DEL TIPNIS

LOS SACH’A RUNA DEL TIPNIS
Ovidio Roca
Son algunos caminos vías de integración, de comunicación que permiten el intercambio ágil y económico de productos y el movimiento de las personas. El tipo de vías depende de los flujos económicos, de la fisiografía y los recursos económicos con que se cuenten. En el caso del Beni que es una llanura de inundación, lo lógico es utilizar modalidades complementarias: carreteras, vía fluvial (limpiando los ríos y construyendo puertos flotantes) y la más usual para desplazamientos rápidos, la vía aérea. Alguna vez se deberá estudiarse seriamente el transporte con Dirigibles, para cargas pesadas.
Las actuales ventajas comparativas del Beni, para la producción comercial, según nos señala el Dr. Eloy Avila (1), están en la ganadería y el cultivo de arroz. Para movilizar esta producción se tiene actualmente dos vías, la carreta asfaltada a Santa Cruz y de allí al Atlántico, y la carretera, hace tiempo en construcción, hacia La Paz vía San Borja, para vincularse con el Pacifico donde la carne vacuna tiene un buen mercado en Chile y Perú, y donde existen los puertos para la venta de arroz a los mercados del Asia.
Lo que se requiere adicionalmente para ser competitivos en la nueva economía verde que se va extendiendo en el mundo, es trabajar con tecnologías sostenibles para la producción agropecuaria, que cuiden el ecosistema y el régimen acuático.
Y si de verdad el Gobierno (al que parece que le sobra la plata que alguien tendrá que pagar) luego de asfaltar la carretera a La Paz, quisiera vincular el Beni con Cochabamba, podría usar la alternativa que sugirió en reiteradas oportunidades el Alcalde de Trinidad, Moisés Shriqui. Desde Villa Tunari hasta el puerto de Camiaco sobre el rio mamoré y luego a Loreto y Trinidad.

Son otros caminos, los que sirven para penetrar regiones y dominar sus pueblos. La actual pugna del gobierno por el control territorial del TIPNIS, es una muestra fehaciente del mal uso de las carreteras por el neo imperialismo cocalero.
Desde siempre los pueblos arawak del oriente boliviano, han convivido en ese entorno natural de bosques y ríos. Son los descendientes de esa antigua y grandiosa cultura hidráulica en las llanuras inundadizas de Mojos.
En otro contexto ecológico, pueblos del área andina cuyos antecesores construyeron el Imperio Incaico, por su experiencia cultural vincularon el bosque con lo salvaje, lo “sach’a”. El monte sin coca, “purum coca coca”, debe controlarse, civilizarse con cultivos de coca para uso ritual, el “mallki coca coca”. (2)
En los últimos años y con el recrudecimiento del narcotráfico algunos sindicatos cocaleros del Chapare se proponen expulsar a los “sach’a runa”, los salvajes, de los montes y los ríos para civilizar el TIPNIS sembrando coca y cosechando dólares, con un afán de capitalismo salvaje. Se busca colonizar el área y vincularse con su base de avanzada (mitimaes) en San Ignacio de Mojos.
Dada esta declarada necesidad de ampliar el territorio y área de cultivo cocalero, el Dirigente máximo, el Presidente de las Seis Federaciones del Trópico no puede defraudar a sus asociados, a sus bases y dejar de entregarles esa área de expansión cocalera y construir la carretera que atraviesa el propio corazón del TIPNIS.
Para romper la resistencia expresada en sus sacrificadas marchas y valientes declaraciones en defensa de su hábitat, se ha buscado permanentemente desprestigiar a los pueblos del TIPNIS y al margen de lo político, se usan discursos pachamamistas que de forma demagógica difunden el sofisma de la intangibilidad total de la TCO, que no es tal, pues es el hogar donde han vivido siempre estos pueblos originarios. Lo que se exige cuando se titula este Territorio Indígena y Parque Nacional, es que sea manejado sosteniblemente y se proteja y conserve su biodiversidad.
En el Plan de Manejo y Conservación del Parque se establecen aéreas núcleo que no se deben intervenir y que es justamente la que quiere atravesar el Gobierno con la “rodovia do narcotráfico”.
En las aéreas donde viven tradicionalmente los indígenas no solo es posible sino necesario hacer manejo sostenible de recursos forestales maderables y no maderables, de fauna, de servicios ambientales, de ecoturismo. Pues la gente que vive allí debe tener recursos para mejorar su calidad de vida, para progresar, cuidando y disfrutando de la biodiversidad de esta hermosa región. Nosotros también comemos, “no somos cucos” decía Eusebio Semo, de Puerto San Lorenzo en el Sécure.
Es la coca, pues no se explica de otra manera este empecinamiento y el falso discurso de integración, pues esta carretera no es estratégica para el Beni, como lo es y reiteramos, asfaltar de forma inmediata la postergada carretera Trinidad, San Ignacio de Mojos, San Borja, La Paz y también apoyar a los pueblos indígenas a progresar haciendo uso pacifico de su territorio para bienestar suyo y de la humanidad.

(1) Diario La Misión Trinidad 13/03/2012, “Existen soluciones mas importantes en el tema vial del Beni, que la carretera Villa Tunari – San Ignacio”. Entrevista a Eloy Ávila Alberdi.
(2) TIPNIS, ecología y ethos indígena: en ovidioroca.wordpress.com, También: Geopolítica cocalera, La marcha del TIPNIS hace renacer el sentimiento nacional; Vida cotidiana con los Chimanes; Reportando desde el TIPNIS.

, , , ,

Deja un comentario

TIPNIS: DESPUÉS DE LA MARCHA A DONDE VAMOS

CONVERSATORIO DE ANÁLISIS POLÍTICO
“Connotaciones político – institucionales del conflicto del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS)”.

Expositor: Hernán Iván Arias Duran
PROYECTO DE FORTALECIMIENTO DEMOCRÁTICO
Sucre, 17 de Noviembre del 2011

INDICE

1. EN EL TIPNIS, PUCHU JAQUES?
2. INDÍGENAS EN SALVAJISMO?
3. INDÍGENA O COCALERO?
4. ELOGIO A LA ESTULTICIA
5. EL TIPNIS Y LA UNIFICACIÓN DE LA NACIÓN?
6. REFERENDUM POR LA COCA EN EL CHAPARE
ANEXOS

1. EN EL TIPNIS, PUCHU JAQUES?

El andinocentrismo en actual vigencia pareciera que sigue las prácticas utilitario/despreciativas del Incario, la Colonia y la República con relación a los pobladores de tierras bajas a quienes consideraban como “puchu jaques” (desperdicio humano), salvajes y neófitos. Tal es así que pareciera que la Pachamama solo existiera en las alturas andinas y a la que se debe idolatrar, mientras que en las selvas tropicales habitarían dioses menores cuyos dominios deben ser poseídos por los representantes de la cultura mayor y superior.

Los pueblos indígenas de tierras bajas realizaron una marcha hasta la ciudad de La Paz, similar a la de 1990 en la que con Dignidad le dijeron a Bolivia: existimos, somos una realidad!!!. Ahora, igual que entonces, reclamaron que el Gobierno los respete y cumpla sus promesas.

El Estado empresario que se está construyendo no respeta la consulta a los pueblos indígenas y atropella sus territorios como lo hacen los madereros y cocaleros. El reinante etnicismo, a nombre del Estado, se cree con el derecho de violar todos los espacios ya sean comunitarios o privados, bajo el pretexto que ahora ya no son las empresas transnacionales sino el Estado Nacional el dueño de todo y ay! de aquel que se oponga al “vivir bien” y a la religión telu/cósmica de la coca.

El presidente Evo, (Julio, 2009), denunció que las ONGs “usan algunos dirigentes para oponerse y no facilitan las licencias ambientales para que haya más pozos y más petróleo, de qué, entonces, Bolivia va a vivir, si algunas ONG dicen ‘Amazonía sin petróleo’…. Están diciendo, en otras palabras, que el pueblo boliviano no tenga plata, que no haya IDH, que no haya regalías, pero también van diciendo que no haya (el bono) Juancito Pinto, ni la Renta Dignidad, ni el bono Juana Azurduy”.

Hoy, utilizando argumentos capitalistas, desarrollistas y extractivistas, tan vilipendiados por el discurso oficialista en diversos eventos nacionales e internacionales, el Gobierno está empeñado, contra viento y marea, en construir la carretera Villa Tunari- San Ignacio que pasaría por el núcleo del TIPNIS (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure) donde, en 1.091.000 hectáreas, viven 64 comunidades de moxeños, yucarares y chimanes.

Adolfo Moye, representante indígena, dijo: “La carretera es una amenaza para el territorio, para la preservación de los recursos naturales. Afectará a las nacientes de varios ríos, a la flora y la fauna; hay riesgo de que las comunidades puedan desaparecer. Nosotros no creemos que con esa carretera llegará el desarrollo, porque ni siquiera el Gobierno (de Evo Morales) ejecutó un proyecto de desarrollo social en el TIPNIS en los últimos cuatro años”.

La carretera cruzaría por la zona núcleo del parque por una de las zonas menos intervenida del TIPNIS y donde está prohibida la construcción de infraestructura, de acuerdo al Plan de Manejo del Parque. Los impactos ambientales negativos potenciales de la construcción de la carretera dentro el TIPNIS son: la deforestación, el cambio de cursos de agua, afectación a drenajes naturales y pérdida y disminución de la biodiversidad. A nivel social y económico, los posibles efectos son: la colonización, conflictos sobre la tierra y avasallamiento. Los impactos culturales pueden incluir: la pérdida de identidad en los pueblos originarios de la zona, transculturización, pérdida de costumbres y tradiciones).

En el TIPNIS, aproximadamente a cinco kilómetros dentro de la línea de límite, se encuentran colonizadores que ya depredaron el bosque para las plantaciones de hoja de coca, que según los indígenas es destinada al narcotráfico. En septiembre del año pasado, ni bien se anunció que ya se tenía todo el financiamiento para la carretera, se produjo otra invasión del TIPNIS por parte de colonos quienes se enfrentaron con los indígenas. El saldo de la pelea fue tres heridos y un fallecido.

2. “INDÍGENAS EN SALVAJISMO?

Eso es lo que quieres?? ”, me increpaba un fanático amigo masista. “Oponerse a que la carretera pase por el TIPNIS, sentenciaba, es oponerse al desarrollo de los hermanos indígenas y postrarlos a la pobreza, el subdesarrollo y primitivismo”. El escucharlo me confirmaba aquello que desde un principio denuncie en sentido que el discurso indigenista en el masismo era y es una fachada, un barniz, un oportunismo ideo político que utilizaron para tomar, copar y envilecer los poderes públicos. La matriz machista, desarrollista, antropocéntrica y depredadora que posibilitó el desarrollo europeo o el gran salto soviético o chino actual no es ajeno a los ideólogos y gobernantes actuales.

Hace 21 años, cuando el masismo ni siquiera existía, un grupo de ciudadanos y ciudadanas arrancaban desde Trinidad la Marcha por la Vida y la Dignidad. Eran no más de 100 los que iniciaron la peregrinación a la ciudad de sede de gobierno. Se llamaban así mismos indígenas mientras el resto se apegaban a lo campesino o a lo colonizador, como era el gusto de los cocaleros del Chapare.

Los marchistas, no reclamaban tierra, sino territorio y no pedían limosnas sino dignidad. Después de 30 largos días, los 100 se convirtieron en miles y miles que arrobaron y salían a recibirlos, victoriosos, en la sede de Gobierno. Esa marcha marco el punto de quiebre porque desde entonces el país se redescubrió, se supo no solo aymara, quechua y tupiguarani (esta ultima acepción como un despreciable etcétera) sino multiétnico, pluricultural y que esos supuestos “salvajes nómadas en proceso de extinción”, existían y formaban parte de Bolivia.

Desde el año 2005 les hicieron creer que el actual gobierno era su gobierno pero como dice el dirigente y diputado indígena Bienvenido Zacu: “los anteriores gobiernos nos trataban mejor, ahora nos dicen “ustedes son minorías” y nos desprecian como lo hacían los patrones”. La marcha del 15 de agosto del 2011 en defensa del TIPNIS se hizo a sabiendas que si se perdía esa batalla los varios territorios, áreas protegidas y parques naturales que tiene Bolivia caerán en las garras del desarrollismo homogeniezante. Por lo tanto su lucha no estuvo aislada de los otros pueblos.

Pero que es lo que está detrás de la tozudez por partir el en dos el TIPNIS?.
En base a Fernando Aponte enumero los siguientes aspectos:

a) Un proceso de colonización acelerada (cocaleros), que terminaría liquidando a las comunidades Indígenas Mojeña, Yuracaré y Chiman. El Tipnis tenía originalmente un millón doscientas mil hectáreas, hoy apenas cuenta con un millón y centenas de áreas ya invadidas

b) Serios problemas medioambientales, producto del proceso de colonización inevitable y la depredación del bosque al momento de la construcción de la carretera. Debemos tener claro que el TIPNIS asume una doble cualidad, es Territorio Indígena y a la vez Área Protegida, si lo partimos, generaremos la desaparición del Territorio y como efecto inmediato, la destrucción del Área Protegida

c) Ante la certeza de la existencia de reservas hidrocarburíferas en la zona, corremos el riesgo de que se retomen las banderas del expansionismo interno asumido por Cochabamba desde hace algo más de 20 años contra el departamento del Beni. Hoy supuestamente existe un límite no definido, cosa que no es verdad, con la creación de las provincias Mojos y Marbán (donde se establecen los límites), primero por decreto y luego elevado a rango de Ley, los benianos interpretan que sí tienen limite definido con Cochabamba y que lo que falta es aplicar la demarcación de esos límites.

No es cuestión de oponerse al desarrollo, simplemente recordar a los defensores de la madre tierra establecidos en Palacio que otro desarrollo con identidad es posible (basta leer el Plan de Gestión Territorial Indígena y los últimos informes de las fundaciones Tierra, Natura y Fobomade sobre la economía del TPNIS) y que además existen alternativas reales para la construcción del Tramo II, una de ellas es bordear el Parque por el Oeste y construir la carretera sobre las faldas de la Serranía; la otra opción es bordear el Parque por el Este y construir la carretera orilleando el Río Isiboro. El desarrollo sostenible bien merece asumir los costos de estas variantes.

3. INDÍGENA O COCALERO ?

La marcha indígena ha destapado una serie de aspectos que marcan un antes y un después para el gobierno del MAS.

a) El primer tema que se ha puesto en cuestión es el referido a la tan mentada sepultura de la República y la erección del Estado Plurinacional por lo que Bolivia pasaba a convertirse en la sumatoria de 36 naciones con “su derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, al reconocimiento de sus instituciones y a la consolidación de sus entidades territoriales” (CPE, 2009). Esta definición suponía la necesidad de cambiar la forma de interrelación entre el poder central y las naciones, pues obligaba a un trato más horizontal e igualitario entre actores. Pero, claro, eso suena bonito para el papel, porque en la práctica el actual Gobierno no estaba ni está dispuesto a asumir este principio como, jamás, estuvo de acuerdo con las autonomías departamentales ni municipales. Por lo tanto en un acto de lealtad intelectual, deberían proceder a sacar de su folletería y simbología toda esa rimbombante alusión al estado plurinacional con autonomías que, a la hora de la práctica, se la pasan por el forro sin el menor rubor.

b) La segunda cuestión es la referida a la tramposa unión en una sola palabra de lo indígena originario campesino (IOC). En la República se diferenciaban a estos tres actores por razones históricas, culturales y económicas. Sin embargo, este respeto republicano a la diversidad fue anulado por los partidarios del estado plurinacional en favor de una homogeneización cuyas consecuencias la estamos viendo ahora: los campesinos y colonizadores reclaman, apegados a la CPE del 2009, que como no hay diferencias, por lo tanto, o todos tienen Territorios o todos tienen tierra porque desde su perspectiva, no es posible que unos tengan más de 1 millón de hectáreas y otros apenas 25 o 50 hectáreas. Por ello están tramitando una nueva Ley de Tierras. Por eso, la marcha de los indígenas tenía una proyección estratégica que subyacía a la misma puesto que estaba en juego no solo el TIPNIS sino los más de 20 Territorios que son codiciados por grupos de migrantes del occidente que, dado su retraso y forma de vida, siguen considerando a la tierra como el factor central del desarrollo en base a la agropecuaria.

c) El tercer aspecto es el referido a la tan alardeada defensa de la madre tierra.
Con el pasar de los años y en especial con el andar de los indígenas de tierras bajas, el gobierno ha sido desnudado y está demostrando que su mentalidad y accionar desarrollista al estilo minero-metalúrgico de bolivianos y brasileros es el que manda. Eso de respeto a la naturaleza les es postizo y les sirvió para encandilar a incautos (incas con auto en Tiquipaya) y para posicionarse en los afiches pero no para construir un desarrollo diferente. Los liberales practicamos el desarrollo sostenible en vez del pachamamismo hueco. La legalización de 100 mil autos chutos son una pequeña muestra de cómo los
plurinacionales aman el fierro antes que a los árboles.
El capitalismo salvaje, supuestamente desterrado con Goni, está hoy instalado, vivito y coleando, en la plaza Murillo. “Naturaleza o muerte?!!” Pues, muerte!!, parece ser la opción

d) La cuarta cuestión que está poniendo al régimen en calzoncillos es el referido a si verdaderamente es un gobierno indígena o más bien un gobierno de cocaleros. Los ataques a los pueblos indígenas desde Palacio de Gobierno han sido descarnados y los han tratado de ser agentes del imperialismo, traficantes de tierras, corruptos, manejados por las ONGs y enemigos de los intereses nacionales. La adhesión a los cocaleros ha resaltado como nunca: ni una sola critica a ellos, a esos cocaleros que han invadido y destruido la propiedad privada colectiva de los indígenas del TIPNIS para sembrar más y más coca. En contraposición el régimen no dijo una sola palabra de censura a los intentos trogloditas de organizar contramarchas a la cabeza de los cocaleros.

e) A esta suma de imposturas e incongruencias se coronó con acciones donde, de la noche a la mañana, y en pleno desarrollo de la marcha indígena, los agroindustriales (esos chupa sangres, agentes del capitalismo, separatistas, encarnaciones de la antipatria y que “querían derrocar al indio”) fueron tratados con guante blanco, recibidos en Palacio y honrados con la presencia estatal es sus foros como en sus ferias. Ahora son los llamados a salvar a Bolivia del hambre y del aislamiento. Así, el eje cocalero-agropecuarios emerge ante la destrucción de la centralidad indígena y de los movimientos sociales. Y es que entre empresarios siempre es más fácil entenderse, porque a la hora de la verdad, negocios son negocios y el resto es cháchara.

Los agropecuarios, especialmente los que se cuadraron al centralismo, que desde hace años hacen buenos negocios con el régimen, están de plácemes y resultan los grandes victoriosos de estos cinco años de imposturas revolucionarias que nos llevaron a enfrentamientos entre bolivianos para, a costa de tanto odio y rencor, volver al punto de partida: que ganen los poderosos de siempre y que se imponga la política como el arte de manipular, dominar y anular al opositor y al más débil con el único de objetivo de acumular mas y mas poder. “Esito no más seria”, como dijo el difunto Cayetano Llobet, maestro de certezas.

4. ELOGIO A LA ESTULTICIA

La carretera paralizada (temporalmente) su ejecución en el tramo medio, por la presión social de los indígenas y la ciudadanía toda, continúa sin embargo construyéndose en los dos extremos los que confluyen al corazón del área protegida; tramos que no tienen ninguna utilidad en un eventual rediseño, salvo el de vincular las áreas de cultivo de coca a los laboratorios.

Ovidio Roca, en un artículo se pregunta ¿por que se sigue construyendo los tramos I y III y a tan alto costo político y económico? Y responde:

“Cualquier persona con sentido común, mirando un mapa comprueba que cualquier alternativa vial que eluda pasar por el TIPNIS, requieren de un trazo totalmente diferente al que están construyendo ahora, vale decir que esos tramos no tiene utilidad y sí un altísimo costo. Visto de esta manera, la explicación: es que sí o sí, van a atravesar el Parque. “Le meto no más, que luego arreglen los abogados” pareciera ser el desafío en el que está empeñado el gobierno.

Al momento, la discusión sobre el TPNIS se ha distorsionado y no nos estamos preocupando por los aspectos esenciales tales como: preservar el ecosistema y la biodiversidad biológica, mejorar la calidad de vida de los pobladores del área, apoyarlos en el desarrollo de programas y proyectos que contribuyan a mejorar sus ingresos. Apoyo para mejorar las practicas de manejo sostenible e identificación de productos y mercados, así como las vías y mecanismos de comercialización de sus productos especialmente en mercados verdes. Protección efectiva del área ante los avasallamientos.

Apoyar el acceso a la Certificación Internacional y ayuda para la venta de sus productos. Todo esto da viabilidad a la gestión y garantiza la preservación del área. No nos olvidemos que la gente cuida lo que le es útil y que le pertenece.

Obtusamente el gobierno se sigue complicando con esta carretera, que reiteramos afecta un área protegida de alta biodiversidad y desplazara a su población nativa, la que no ha sido consultada como manda la ley y que ha hecho grandes sacrificios para evitar esta su construcción.

En las Áreas Protegidas y aplicando criterios de sostenibilidad, se elaboran Planes de Manejo y se establece la zonificación: áreas núcleo, áreas de preservación, de manejo sostenible y de uso humano y un aspecto importante a destacar, cual es que la experiencia internacional enseña que los Parque más protegidos y mejor conservados son aquellos manejados por sus habitantes, cuando aplican correctamente las normas técnicas y su propia cultura de apego a convivir con su entorno, vale decir “usar cuidando”.

Además, en el caso del TIPNIS, por su doble condición de Parque Nacional y
Territorio Indígena, hay conciencia de que corresponde ser gestionado por los propios habitantes originarios, para que ellos garanticen el manejo y aprovechamiento sostenible de su territorio, aplicando una estricta zonificación y uso de la tierra, según el Plan de Manejo y el Programa de Gestión, aprobado por la autoridad ambiental. Por lo tanto ellos no pueden ser ignorados y menos desplazados, como puede ocurrir con la carretera.

Y para la sostenibilidad del área y sus habitantes, en el Plan de Manejo, corresponde se considere actividades sostenibles (un recursos no debe ser utilizado mas allá de su capacidad de regeneración) que generen ingresos para los indígenas, como el ecoturismo con utilización de los ríos y lagunas; manejo de productos del bosque, tanto maderables y no maderables, artesanías y pequeña industria, extracción de frutas, semillas, miel, así como manejo de fauna y muchas otras que permiten una vida plena para sus habitantes, si se vive en equilibrio y respeto con el ecosistema. Actividades que no pueden ser prohibidas por intereses circunstanciales del gobierno. Una opción interesante para el ecoturismo y la movilización de los propios indígenas, es montar con apoyo de la fuerza naval un programa para mejorar la navegabilidad de los ríos, no nos olvidemos que el Beni es un país acuático, de ríos, lagunas, bajíos inundados gran parte del año y que debemos trabajar en esa realidad. Realizar la limpieza de los ríos, la construcción de infraestructura de puertos flotantes y equipamiento adecuado con motores fluviales y otros equipos aptos para navegar por lagunas y bajíos en época de agua, de manera de tener un transito fluido por tal como ocurre en otros países amazónicos.

Para una mejor gestión es urgente, entre otros aspectos, capacitar y entrenar a las comunidades para el manejo sostenible de los recursos naturales y darles asistencia y capacitación en técnicas de negociar y administrar contratos, lo que hará viable la conservación del Área Protegida y la permanecía de la población cuidando el territorio.
El problema es que en este caso, la estulticia campea y toda la discusión sobre el TIPNIS y la sostenibilidad del territorio indígena se distorsiona y politiza en función de los intereses del sindicalismo (corporativismo) cocalero ahora en el poder, el que necesita mostrar su dominio y ampliar su espacio territorial desde su núcleo del Chapare hasta Mojos.

El masismo que se han visto derrotados por la marcha indígena y la solidaridad nacional, además buscan la revancha y están utilizando el eslogan de “intangibilidad” del TIPNIS para destruir la credibilidad de sus “hermanos originarios” y atacar sus fuentes de subsistencia en su propio territorio. Todo este falso interés por el cumplimiento de la ley (interpretada y diseñada según sus propios intereses), surge ahora como mecanismo punitivo para golpear a los indígenas y desacreditarlos como delincuentes y destructores del ecosistema. En consecuencia han decidido ahora (porqué no antes, cuando eran aliados y estaban de amigos), anular los contratos de eco turismo, manejo forestal, manejo de lagartos, actividades artesanales, todo con el objetivo de quitarles ingresos y rendirlos por hambre. La explicación es clara: Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley, que yo hago.

Hace ya un buen tiempo, que los cocaleros vienen penetrando el TIPNIS con sus sembríos y actualmente, destaca la prensa, lo ocupan veinte mil familias, distribuidas en 52 sindicatos bajo la egida de la Federación del Trópico de Cochabamba. Ya sus socios de la cadena agroquímica se establecieron en la zona para comprar coca de los Sindicatos. Hace poco se intervino allí uno de los más grandes y modernos laboratorios de cocaína.

El objetivo y finalidad es evidente para todos, no se trata de vinculación Departamental, de desarrollo regional, de manejo sostenible, de ecología, de conservación de áreas protegidas, sino de compromisos con la empresa brasileña, ampliar el área cocalera y de paso castigar a los indígenas rebeldes del TIPNIS, sentándoles la mano.”

(Ver: ELOGIO A LA ESTULTICIA, por Ovidio Roca)

5. EL TIPNIS Y LA UNIFICACIÓN DE LA NACIÓN?

Por su parte, Bernardo Corro, señala que la marcha indígena ha dejado 5 lecciones, de las que rescato las siguientes:

a) La primera enseñanza fue que el país no está constituido por “36 naciones diferentes”, como lo proclama el gobierno actual y la Constitución Política del Estado (CPE) de 2009, sino por una sola nación. Los objetivos de los indígenas marchistas por el respeto a la naturaleza y a los derechos humanos, sociales, económicos y políticos, reveló que se trataban de los derechos de todos los habitantes de la nación. El pensamiento ideológico gubernamental que se impuso en la CPE estaba equivocado al pretender dividir al país en varias naciones, utilizando criterios culturalistas superficiales. Con su marcha los indígenas encabezaron la lucha de la nación contra los que pretendían dividirla.

b) La segunda, es que no existe en realidad un “bloque indígena popular en el poder” como lo proclama la retórica gubernamental sino una especie de “oligarquía burocrática de Estado” similar a las existentes en los regímenes autoritarios de Estado como en Cuba, Corea del Norte y las satrapías árabes. Para esta elite burocrática el criterio que prima en sus decisiones no es el bien de los indígenas ni la prosperidad de la nación sino su interés político y económico de fortalecimiento y perpetuación en el poder. Esta naturaleza fue revelada con la pretensión de imponer autoritariamente los intereses de las transnacionales petroleras y el apoyo a la expansión cocalera, sin consideración por la preservación de la naturaleza, por los derechos de los indígenas y de la nación. La elite no respetó ni a su propia CPE. Los “rostros indígenas” en las fotos del “bloque indígena popular” gubernamental no pueden encubrir la verdadera naturaleza de la elite burocrática.

c) La tercera, es que las luchas de los pueblos indígenas por la defensa de sus derechos y territorios plantean una contradicción fundamental al corazón del modelo económico estatista burocrático impulsado por el gobierno. El modelo considera “estratégico” solo a la extracción estatal de los recursos naturales y bloquea a los otros sectores productivos como a la industria pequeña y mediana y a la agricultura.
Lo grave para la elite burocrática es que los recursos naturales que requiere para su fortalecimiento se encuentran justamente en los territorios indígenas. Los recursos naturales constituyen el corazón estratégico del modelo burocrático porque su extracción y exportación como materias primas permite generar “los excedentes” para que la elite, gracias a su “espíritu filantrópico y caritativo” pueda redistribuirlos a la población empobrecida para conseguir su lealtad y subordinación.
Este modelo desequilibrado causa, lamentablemente, el atraso económico de los sectores productivos y la pobreza generalizada de la población.

6. REFERENDUM POR LA COCA EN EL CHAPARE

No hay en palacio alguien que le diga a su excelencia que se está equivocando? No hay una o un verdadero cuate que le diga que deje de urdir tramas y trampas? No hay un consejero que le diga que el rol de un gobernante es pensar en todos: ser grande de corazón, espíritu y acción? No hay hombre o mujer a su alrededor que sea capaz de mostrarle que las leyes se deben cumplir y no discutirlas como tanta veces nos amenaza el Vicepresidente a los ciudadanos? Cómo es posible que los que le rodean se hayan reducido a ser simples y vulgares adulones que con su silencio y disfrute de las migajas del poder avalan las tramas y trampas contra los indígenas del TIPNIS? Será posible que en palacio se ha instalado un grupo que es capaz de hacer y soportar cualquier cosa con tal de conservar las mezquindades del poder? Dónde han quedado sus ideales de justicia, respeto y dignidad por los que tanto lucharon? Son compinches silenciosos o participan con deleite el ardid de las tramas y trampas?

Que el poder te hace perder la cabeza, a no dudarlo. Todos los que alguna vez pudieron disfrutar del mismo lo hemos padecido. Y para sufrir esta enfermedad, que los griegos la denominaron HUBRIS, no es preciso que seas Presidente, basta con que seas ministro, viceministro, dirigente sindical o presidente de una OTB. La arrechura del poder nos ataca a unos y a otros, por ello debemos estar listos para tomar las medicinas que curan este mal, porque si no las tomamos, la hubris atacará nuestro organismo como el cáncer de páncreas que solo se manifiesta cuando quedan semanas para la muerte.

Cuales las medicinas contra la Hubris?: a) alejarse de los adulones, b) beber cucharones, no cucharaditas, de humildad, c) comer ingentes dosis de realismo, d) dejar de creerse inmortal e infalible, e) expulsar los demonios del resentimiento y odio, f) fijarse una pronta fecha para retirarse a descansar.

En el actual padecimiento de la hubris, en su fase de delirio calenturiento, a los mandamases de palacio se las ha ocurrido agarrase de la palabra intangibilidad para garrotear, aplastar y pasarse por el forro a los indígenas de tierras bajas. Los masistas bien saben que lo único intangible son los vientos que uno bota producto del empacho, pero se obstinan en no aceptarlo. Bajo esta ceguera quieren reducir a los indígenas de tierras bajas a unos seres de pecera, a unos individuos de vitrina, a unos seres de reserva y circo al estilo Buffalo Bill norteamericano. Ni la luna es intangible y quieren que el TIPNIS lo sea.

Pero en el fondo lo único que buscan, bajo el pretexto de intangibilidad, es romper a las comunidades indígenas para que los cocaleros del chapare se apoderen de las tierras más aptas del TIPNIS y otros parques sean convertidas en sembradíos de coca. Por eso la propuesta, de campesinos de Yungas de La Paz, único lugar para la siembra legal de la coca, en sentido que los bolivianos participemos de un referéndum para saber si queremos que se siga sembrando o no coca en el chapare es una idea que deberíamos analizar y pronto ponerla en práctica. Los resultados de ese referéndum estemos seguros que pararían la angurria por las tierras del TIPNIS y las trampas para seguir con el tramo II de una carretera que busca matar el corazón del Parque. En un reciente informe de Naciones Unidas se detalla que más del 93% de la coca del Chapare ingresa al circuito de la ilegalidad. Gracias a esta coca los laboratorios de procesamiento de cocaína proliferan y Bolivia corre el peligro de volver a los tiempos de la narco-dictadura cuando nos ganamos el sitial de ser un Narco-Estado. Por ello la coca del Chapare no es algo que se deba dejar pasar por alto, ya que su mal uso afecta a todos los bolivianos y bolivianas. Veamos la tragedia que pasa México ( más de 50 mil muertos en tres años en que el Estado quiere recuperar su autoridad) y saquemos lecciones para nosotros.

La comunidad internacional, si no tomamos medidas internas, empezará a condicionarnos, como ya lo hace Brasil, antes de firmar cualquier convenio de cooperación. Por supuesto para que el referéndum tenga confiabilidad y garantía de ser respetado, debemos pedir a las Naciones Unidas y otros organismos internacionales (menos Unasur con su matarolo) participen en la organización y realización del referéndum porque, con el actual Tribunal Electoral, no vaya a ser que los bolivianos aparezcamos aprobando que se siembre coca incluso en nuestros jardines y maseteros del comedor.

ANEXOS

* Evo Presi, Evo amigo: ya no más odio!

Iván Arias

No sé si estas breves líneas las leerás alguna vez, pero no importa las escribo porque quiero sacarme un nudo que me ahoga en la garganta, un dolor que me atormenta el corazón. Y ese nudo y dolor es provocado por ver cómo invertimos tiempo, energías, dinero y capital humano en sembrar dudas, odio y revanchismo. Millones de bolivian@s votaron por ti con la esperanza de un cambio, con la esperanza que mediante vos se profundice la vía de la inclusión, el desarrollo socioeconómico y la reconciliación entre hombres y mujeres de este país que merecemos mejores días.

Sin embargo, luego de cinco años, esa esperanza se ha ido oscureciendo hasta convertirse en casi decepción. Pudiendo pasar a la historia como el gran liberador, tus asesores optaron, optaste, por llevarte por la senda del gran vengador. Teniendo en tus manos la posibilidad de ser el gran constructor, te han hecho gastar, has gastado, tu tiempo en la destrucción. Sabiendo que podías ser el gran maestro de la conciliación y el perdón, te guiaron, caminaste, hacia el revanchismo y la confrontación. Recibiendo ingresos nunca antes percibidos por exportaciones, has hecho lo que todos los que criticabas hicieron: botar el dinero en elefantes blancos y en proyectos insostenibles que nos sumen más y más en país dependiente de las materias primas. Pudiendo convertirnos en el granero de Sudamérica, estamos pasando a ser importadores netos de alimentos. Estas observaciones no las hago recién, las fui señalando año tras año aun a sabiendas de ser catalogado entre tus enemigos.

Jefazo, como te dicen tus adláteres, estas aun a tiempo de reconducir el proceso, de volver la esperanza en realidad. Unidad, justicia y libertad es lo que todos esperamos. Por favor no alientes más la confrontación entre bolivian@s. Está en tus manos ir donde los indígenas de tierras bajas y reunirte con ellos. Estos pueblos son los más pobres entre los pobres y no merecen tanto desprecio, mucho más viniendo de ti que te erigiste en su representante y esperanza nacional y mundial. No te olvides de esta máxima de Mandela que decía que “una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición, sino por cómo trata a los que tienen poco o nada”.

Presi, sacúdete del circulo de adulones que no te hacen nada bien. Presi, goberná para todos y con todos. Ya que no quieres ver otras experiencias a pesar de tantas portunidades, mira cómo Humala está sacando una ley de consulta a pueblos indígenas.

Mira cómo Correa está logrando con la reserva Yasuni la senda de que otro desarrollo es posible. Mira cómo Cuba después de 50 años está dando pasos para rectificar y trabajar en bien de dar mejores días a su pueblo.
Después de la masiva y espontánea marcha a favor de los pueblos indígenas en la ciudad de La Paz, salió otra en apoyo al proceso de cambio y terminó con refriegas verbales y golpes entre bolivian@s.

Esta es una pequeña prueba de lo que puede ocurrir el 12 de octubre cuando los colonizadores y otros sectores salgan a apoyarte. Presi, este no es el camino. Recibes en palacio a los que te adulan. Viajas y viajas por el país, pero en más de 41 días no has querido ir al Beni a reunirte con los marchistas. Noticias como esta no te hacen, no nos hacen nada bien: “La Confederación de Pueblos Interculturales de Bolivia, ex colonizadores, anunciaron la organización de una contramarcha desde la localidad de Patacamaya el próximo 12 de octubre en respaldo al presidente Evo Morales y exigiendo la construcción de la carretera Vila Tunari-San Ignacio de Moxos.

Los colonizadores fueron recibidos ayer viernes por el presidente Morales en Palacio de Gobierno para evaluar los alcances del actual conflicto con los indígenas de tierras bajas. El dirigente Ever Choquehuanca informó que tuvieron la anuencia del jefe de Estado para una convocatoria a todos los colonizadores del departamento de La Paz para demostrar que la marcha indígena no es el deseo mayoritario del pueblo de Bolivia que, según él, reclama la construcción de la carretera. “Esta es una pequeña marcha de los indígenas, nosotros vamos a demostrar cómo se hace una marcha; sólo en La Paz somos alrededor de 200.000 colonizadores que reclamamos la construcción”, dijo Choquehuanca al concluir su reunión con Morales”

A tu nombre unos vivillos, tirasacos, están sembrando vientos de odio para cosechar más tempestades de violencia. Te pido, te ruego, te solicito con todo respeto parar esta espiral de fanatismo odiador entre bolivian@s porque no es el camino para hacer una Patria más grande. De mi parte te prometo, humildemente, seguir poniendo mi granito de arena y hacer todo lo que esté en mis manos para evitar caer en la lógica de la provocación, el odio, el revanchismo y la confrontación, “porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario” (Nelson Mandela, 1994).

* LA ESTRATEGIA COCALERA

Ovidio Roca

Recibí esta carta de mi compadre y la comparto con ustedes. Me recordó la teoría del espacio vital “Lebensraum” que estudio Ratzel y que Hitler en Mein Kampf explica con absoluta claridad “los alemanes tienen el derecho moral de adquirir territorios ajenos gracias a los cuales se espera atender al crecimiento de la población», y que luego aplico ocupando toda Europa, y hubiera seguido si no lo paraban.

San Lorenzo de Mojos
12 de Noviembre 2011

Copereopo Compadre.

Me dijeron, que el que le conté, estuvo en San Ignacio para la fiesta disfrazado de camba y también la Doña que sigue buenanga, pero mas brava que una pucarara. Dicen que aunque era fiesta grande en Potosí, él no asistió pues busca aplausos y no que lo traten y además tenía un compromiso más importante con sus cocaleros y poner en su sitio a los marchistas del TIPNIS.

Como usted sabe, desde ya hace rato empezaron a llegar a San Ignacio los chapareños y ahora son dueños del pueblo y sus alrededores. Llegaron con plata, siguiendo esa mancha de cocales que viene tumbando monte en el Parque Isiboro Secure y que ya esta cerca de San Ignacio. Primero coparon todas las ventas, tiendas y pulperías; los camiones y motores; los chacos y algunas estancias y también hartos cambijochis que pillaron baratos; aunque el precio no les importa porque tienen harta plata de la verde y de la blanca. Pa’ más yapa son dueños de la alcaldía y de las oficinas del gobierno, hasta de la típica.

Pa’ cuando llego el bueno; “sus bases” ya le había preparado la fiesta donde unos cambas tatuses le pedirían la carretera que atraviesa el TIPNIS para que junte San Ignacio al Estado Cocalero Chapareño.

Los cocaleros están bravos porque el presidente de las seis federaciones, se había dejado torcer la mano con esos indígenas marchistas del TIPNIS, que consiguieron suspender la narco-carretera; lo mismo sus socios y compinches brasileños que lo tienen presionado.

Era pues la oportunidad de vengarse de los famosos marchistas y reconciliarse con sus bases cocaleras y los muchachos de la cadena productiva más valiosa del planeta.

El programa estaba listo, se leyó un documento “declarando personas no gratas a los diputados y autoridades indígenas que impulsaron el perjuicio para la no construcción de la carretera entre Cochabamba y el Beni” y continua con otro refiriéndose al Diputado Nuni y otros: “Ya que este señor no ha gestionado nada en beneficio de nuestra Provincia como autoridad, más al contrario ha levantado la voz de forma negativa en contra de nuestros intereses y anhelos cual es la construcción de la carretera Villa Tunari- San Ignacio de Moxos motivo por el cual se ha ganado el repudio todo el pueblo mojeño y sus
comunidades. Artículo tercero, solicitar a las autoridades regionales y comunales el desconocimiento de estas tres autoridades y la separación de sus actuales cargos de la señora Bertha Bejarano Congo, Fernando Vargas Mosua y Ernesto Sánchez Meruvia, además de su alejamiento del territorio de la provincia al cual han humillado, maltratado y postergado sólo por intereses netamente político, partidistas, como también a la señora Pura Menacho de Choque, representante de las Mujeres del Territorio Indígena Multiétnico”.

El bueno en respuesta dijo a los presentes: “exijan a sus dirigentes y a sus representantes en el parlamento la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos para que atraviese por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Yo salve mi responsabilidad consiguiendo el crédito para la construcción de la carretera y también promulgando la Ley Corta, por lo que ahora está en manos de ustedes exigir que este proyecto carretero continúe”.

Como ve, parece que la ganaron los cocaleros; el chaqueo, la coca y la carretera no dejara vivos a los jochis ni a los pajaritos, y los Taitas y Mamas tendrán que ir a buscar la Loma Santa.

Después le cuento mas, saludos a la comadre.

Su compadre.

Santos Noco Choco

PD. Le adelanto que en San Pancho hay un Taita que sabe donde están las tres tetillas y la entrada a la Loma Santa.

* TIPNIS, ELECCIONES Y CRISIS DE LA CLASE MEDIA EN BOLIVIA

Marcelo Aruquipa

Se sabe sociológica y comúnmente que buena parte de los graduados universitarios y más aún aquellos que se inclinan y logran titularse de abogados en algún momento entrarán a formar parte de la clase media, si es que ya no lo están hasta entonces.

Tomando en cuenta esta afirmación ¿No debería haber tenido mejores resultados las últimas elecciones judiciales? Más aún si tomamos en cuenta que el actual Presidente aglutina el apoyo “natural” de las clases bajas y vulnerables a nivel rural y urbano; entonces la suma entre la clase pobre y la clase media debiera haberse traducido en un apoyo del 90% de votos; siempre que estemos de acuerdo con la línea argumentativa en la que se establece que el grupo de “poderosos oligarcas” en Bolivia a penas llega al 10% de su población total.

Para responder a este cuestionamiento es imprescindible hacer el cruce reflexivo con el fenómeno TIPNIS (sobre todo con la intervención policial de los marchistas), es a partir de este punto en el que se puede observar con mayor nitidez el establecimiento de una pugna en construcción entre la clase media de Bolivia, demostrando que más allá de la tesis de Felipe Quispe sobre las dos Bolivias existe otra fragmentación que hasta ahora no habíamos visto tan clara.

¿Se acuerdan de los niños que gritan a su madre acusándose mutuamente de haber cometido una travesura? ¿De medirse entre ellos quién cometió la peor de las travesuras y quien no queda tan mal? Así están hoy las clases medias, intentando plegarse de forma más conveniente para ellos a los marchistas del TIPNIS y reprobando las acciones del gobierno, todos cuestionando el orden existente, todos gritando y señalándose entre sí, como si de una acusación inquisitorial se tratase. Pero ¿ante quién se quejan estas clases? ¿quién es esa madre a la que elevan sus quejas? Lamentablemente no existe nadie visiblemente significativo que sea opuesto al actual régimen, es más incluso me animaría a decir que a quien se quejan es al mismísimo Presidente para sacar algún rédito (aquí no es necesario mencionar la larga y consistente crítica que tienen nuestros escritores sobre nuestra cultura política); que la sociedad boliviana tiene un alto instinto democrático, que la marcha nos unió más que el fútbol. Yo la verdad lo dudo, al menos en términos políticos.

Si aún no lo convenzo amable lector, le paso unos datos que si bien no dan lugar a dudas para las aseveraciones vertidas aquí al menos aportan al debate, lo dice bien el sexto informe del PNUD y más concretamente su nota de prensa sobre el incremento de las clases medias en Bolivia que hasta 2007 ya serían alrededor de 3.6 millones de personas; además toda esta clase media atraviesa la composición social boliviana, ya que “el 82% de los 3,6 millones de ciudadanos que ocupan el estrado medio de ingresos habita en áreas urbanas, el 40% son indígenas y el 65% trabajan en el sector de los servicios y del transporte”.

Finalmente, los resultados de los votos nulos en la elección judicial además de mostrar la desaprobación contundente y “de convicción” (como dice Jorge Lazarte) hacia el actual régimen, muestran también una falta de horizonte por parte de estos votantes, al no haber un líder que sea la máxima expresión de esa votación, lo que existen son solamente pequeños liderazgos locales; entonces el cuestionamiento que le traslado a Vd. amable lector es: ¿no estaremos asistiendo ante una nueva forma de electorado “indignado” con los partidos y los movimientos sociales?.

,

Deja un comentario

ELOGIO A LA ESTULTICIA

ELOGIO A LA ESTULTICIA

Ovidio Roca
14 Noviembre 2011

Es por demás extraño, el empecinamiento del gobierno con la carretera que atraviesa el TIPNIS, que pese al costo político y de imagen que le significa, sigue empeñado en construir.

Esta es una carretera que esta siendo construida incumpliendo toda norma técnica y procedimientos legales, además de estar bajo sospecha de altos sobreprecios y que se realiza contraviniendo la esencia misma del discurso original de campaña: indigenista y pachamamista del MAS. Y ahora extrañamente, en su empeño de ejecutarla lo hace atropellando y apaleando a los “hermanos indígenas” oriundos de la región y posibilitando la colonización y destrucción de su territorio, un área protegida de alto valor ecológico.

Paralizada (temporalmente) su ejecución en el tramo medio, por la presión social de los indígenas y la ciudadanía toda, continúa sin embargo construyéndose en los dos extremos los que confluyen al corazón del área protegida; tramos que no tienen ninguna utilidad en un eventual rediseño, salvo el de vincular las áreas de cultivo de coca a los laboratorios.
Pregunta: ¿ porque se la sigue construyendo y a tan alto costo político y económico?.

Cualquier persona con sentido común, mirando un mapa comprueba que cualquier alternativa vial que eluda pasar por el TIPNIS, requieren de un trazo totalmente diferente al que están construyendo ahora, vale decir que esos tramos no tiene utilidad y si un altísimo costo.
Explicación: es que sí o sí, van a atravesar el Parque. (Le hecho nomás, que luego arreglen los abogados, los movimientos sociales, la policía y el ejercito).

Al momento, la discusión sobre el TPNIS se ha distorsionado y no nos estamos preocupando por los aspectos esenciales (cosas de tecnócratas, como diría un político): tales como preservar el ecosistema y la biodiversidad biológica, mejorar la calidad de vida de los pobladores del área, apoyarlos en el desarrollo de programas y proyectos que contribuyan a mejorar sus ingresos. Apoyo para mejorar las practicas de manejo sostenible e identificación de productos y mercados, así como las vías y mecanismos de comercialización de sus productos especialmente en mercados verdes. Protección efectiva del área ante los avasallamientos. Apoyar el acceso a la Certificación Internacional y ayuda para la venta de sus productos. Todo esto da viabilidad a la gestión y garantiza la preservación del área. No nos olvidemos que la gente cuida lo que le es útil y que le pertenece.

Obtusamente el gobierno se sigue complicando con esta carretera, que reiteramos afecta un área protegida de alta biodiversidad y desplazara a su población nativa, la que no ha sido consultada como manda la ley y que ha hecho grandes sacrificios para evitar esta su construcción. Como resultado de esta movilización y toma de conciencia nacional, el tema ambiental que es un tema sensible, esta en la palestra global.

No olvidemos, que aunque poco se hace, el tema del manejo sostenible y el cuidado de la biodiversidad, es un tema de interés y de gran consenso internacional y nacional.
En consecuencia hay una fuerte opinión publica de que todos lo proyectos y en particular las carreteras deben contar con previos estudios ambientales, amplios y serios, para evitar los daños al ecosistema y consultas a los actores sociales, respetando los derecho de las comunidades que viven en ese territorio. Aspecto trascendente que no se ha cumplido en este caso.

En las Áreas Protegidas y aplicando criterios de sostenibilidad, se elaboran Planes de Manejo y se establece la zonificación: áreas núcleo, áreas de preservación, de manejo sostenible y de uso humano y un aspecto importante a destacar, cual es que la experiencia internacional enseña que los Parque más protegidos y mejor conservados son aquellos manejados por sus habitantes, cuando aplican correctamente las normas técnicas y su propia cultura de apego a convivir con su entorno, vale decir “usar cuidando”.

Además, en el caso del TIPNIS, por su doble condición de Parque Nacional y Territorio Indígena, hay consciencia de que corresponde ser gestionado por los propios habitantes originarios, para que ellos garanticen el manejo y aprovechamiento sostenible de su territorio, aplicando una estricta zonificación y uso de la tierra, según el Plan de Manejo y el Programa de Gestión, aprobado por la autoridad ambiental. Por lo tanto ellos no pueden ser ignorados y menos desplazados, como puede ocurrir con la carretera.

Y para la sostenibilidad del área y sus habitantes, en el Plan de Manejo, corresponde se considere actividades sostenibles ( un recursos no debe ser utilizado mas allá de su capacidad de regeneración) que generen ingresos para los indígenas, como el ecoturismo con utilización de los ríos y lagunas; manejo de productos del bosque, tanto maderables y no maderables, artesanías y pequeña industria, extracción de frutas, semillas, miel, así como manejo de fauna y muchas otras que permiten una vida plena para sus habitantes, si se vive en equilibrio y respeto con el ecosistema. Actividades que no pueden ser prohibidas por intereses circunstanciales del gobierno.

Una opción interesante para el ecoturismo y la movilización de los propios indígenas, es montar con apoyo de la fuerza naval un programa para mejorar la navegabilidad de los ríos, no nos olvidemos que el Beni es un país acuático, de ríos, lagunas, bajíos inundados gran parte del año y que debemos trabajar en esa realidad. Realizar la limpieza de los ríos, la construcción de infraestructura de puertos flotantes y equipamiento adecuado con motores fluviales y otros equipos aptos para navegar por lagunas y bajíos en época de agua, de manera de tener un transito fluido por tal como ocurre en otros países amazónicos.

Para una mejor gestión es urgente, entre otros aspectos, capacitar y entrenar a las comunidades para el manejo sostenible de los recursos naturales y darles asistencia y capacitación en técnicas de negociar y administrar contratos, lo que hará viable la conservación del Área Protegida y la permanecía de la población cuidando el territorio.

El problema es que en este caso, la estulticia campea y toda la discusión sobre el TIPNIS y la sostenibilidad del territorio indígena se distorsiona y politiza en función de los intereses del sindicalismo (corporativismo) cocalero ahora en el poder, el que necesita mostrar su dominio y ampliar su espacio territorial desde su núcleo del Chapare hasta Mojos.

Los masistas que se han visto derrotados por la marcha indígena y la solidaridad nacional, además buscan la revancha y están utilizando el eslogan de “intangibilidad” del TIPNIS para destruir la credibilidad de sus “hermanos originarios” y atacar sus fuentes de subsistencia en su propio territorio. Todo este falso interés por el cumplimiento de la ley (interpretada y diseñada según sus propios intereses), surge ahora como mecanismo punitivo para golpear a los indígenas y desacreditarlos como delincuentes y destructores del ecosistema. En consecuencia han decidido ahora (porqué no antes, cuando eran aliados y estaban de amigos), anular los contratos de eco turismo, manejo forestal, manejo de lagartos, actividades artesanales, todo con el objetivo de quitarles ingresos y rendirlos por hambre. La explicación es clara: Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley.

Hace ya un buen tiempo, que los cocaleros vienen penetrando el TIPNIS con sus sembríos y actualmente, destaca la prensa, lo ocupan veinte mil familias, distribuidas en 52 sindicatos bajo la egida de la Federación del Trópico de Cochabamba. Ya sus socios de la cadena agroquímica se establecieron en la zona para comprar coca de los Sindicatos. Hace poco se intervino allí uno de los más grandes y modernos laboratorios de cocaína.

El objetivo y finalidad es evidente para todos, no se trata de vinculación Departamental, de desarrollo regional, de manejo sostenible, de ecología, de conservación de áreas protegidas, sino de compromisos con la empresa brasileña, ampliar el área cocalera y de paso castigar a los indígenas rebeldes del TIPNIS, sentándoles la mano. Y para ello van a cumplir, a cualquier costo, su objetivo de construir la “rodovia do narcotráfico” como se publico en Brasil, que atravesando el Parque Nacional Isiboro – Secure, ampliara su espacio territorial hacia Beni y Pando y los países fronterizos y lograra el exterminio (etnocidio) de los indígenas originarios del Isiboro Secure.

,

Deja un comentario