Entradas etiquetadas como Política

EL DRAMA Y PELIGROS DE LA TRANSICIÓN DEL POPULISMO A LA DEMOCRACIA

Comentarios apocalípticos de la eventual transición.

Ovidio Roca

Se avizora que en los próximos años la situación del país se presentara por demás complicada, pues además de enfrentamos a la caída de las reservas y  producción de gas, de minerales y de otras materias primas, nos enfrentamos a la falta de competitividad de nuestra economía, primaria y poco diversificada; de instituciones sin credibilidad y personal carente de formación tecnológica y acostumbrados a la dependencia del Estado y para más yapa el cambio climático, lo que configura un peligroso camino hacia un Estado fallido.

Como herencia del populismo cocalero nos encontraremos con una economía formal debilitada, la preeminencia de la economía informal y actividades financiadas por el circuito del narcotráfico, además de una institucionalidad corroída por la corrupción y la ineptitud; por lo que si queremos cambiar de modelo de economía y tendremos que enfrentar seriamente el reto de reconstruir desde la base una sociedad y un país en un mundo globalizado e interdependiente, para el que no estamos preparados cultural y técnicamente.

Viendo este panorama apocalíptico, el proceso de reconstrucción económica e institucional del país será muy difícil y el problema es que una mayoría de la población no está dispuesta a afrontar los sacrificios que este proceso implica y peor aun cuando esperamos que alguien y no nosotros mismos, debe arreglar el entuerto.

La economía popular y el abastecimiento alimenticio está a cargo de miles de pequeños agricultores, los que se enfrentan el inminente cambio climático que obligará a cambiar los hábitos y técnicas de cultivos: se necesitará establecer nuevos épocas y ciclos de cultivos y usar especies más resistentes a los climas extremos de sequía, calor, lluvias y vientos y por ahora no tenemos capacitación en las tecnologías requeridas para afrontar este cambio.

Sabemos que el entorno económico y social moldea nuestra consciencia y bajo el régimen del actual Estado populista cocalero una parte importante de la población que estaría dispuesta a trabajar formalmente pero no puede hacerlo por las miles de regulaciones e impuestos del Estado que son imposibles de cumplir, por lo que la informalidad se presenta como una opción a la cual la gente se acomoda rápidamente para poder subsistir. Ante esta situación mucha gente dirá: para que cambiar, para qué todo este tremendo sacrificio si con este Gobierno y la economía cocalera, más el financiamiento del narcotráfico y el contrabando nos abastecemos sin mayores problemas.

Tenemos por tanto que decidir qué tipo de país queremos; la opción más fácil es seguir con el populismo cocalero, el país tribal, corporativo, de economía informal y financiada por el extractivismo y el circuito coca cocaína, un sistema político estatista en el cual los cargos en las reparticiones del Estado, no son para trabajar profesionalmente y con idoneidad y eficiencia; son pegas, son lugares para conseguir ventajas y recaudaciones y el único mérito para ejercerlas es la confianza del Caudillo y de sus llunkus.

Pero debemos evaluar si esto es sostenible y si el entorno de países vecinos y la comunidad internacional lo soportara, quizá no por principios democráticos sino por el impacto que reciben del narcotráfico, la drogadicción y la violencia que les exporta el populismo cocalero boliviano.

Una otra alternativa es la democracia liberal, lo que es más complicado pues exige voluntad y trabajo sacrificado, pues se trata de rehacer un país desde sus cimientos morales, institucionales y económicos y para esto se requiere una sociedad y un liderazgo creíble y comprometido. Este modelo alternativo de sociedad y democracia liberal, además de garantizar un estado de derecho, respeto a la propiedad y la libertad económica, necesita reconstruir las instituciones estatales y dotarles de personal idóneo rompiendo con la tradición de los Gobiernos populistas.

Se dice que jóvenes que son aquellos que no están comprometidos con el pasado y tienen un futuro por delante; ellos tienen el ímpetu necesario, pero por ahora carecen y necesitan crear un sistema institucional de gestión política formal y trascendente y ahí por delante, mientras la población persiguiendo la meta definida, el proyecto de sociedad democrática, cada uno desde su trinchera, su entorno y haciendo uso de sus capacidades y posibilidades debe avanzar, apoyando y construyendo esas metas. “Alea iacta est”.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, ,

Deja un comentario

JUSTICIA MASISTA, REGISTROS PARA SU HISTORIA  EN EL CAPITULO SOBRE ABUSOS DE PODER

Ovidio Roca

Cuando leemos la prensa (por suerte aún existen algunos medios de prensa independiente) nos sentimos cada vez más escandalizados y descreídos del sistema judicial del país. El caso del médico J. Fernández es una trama de horror y de cinismo de la que muchos en el gobierno participaban y conocían, como ahora ellos mismos lo confirman y no les interesó reclamar justicia y solo hablan ahora por que se filtró la información. El reclamo como derecho humano o por humanidad es: ¿ por qué no actuaron antes?.

Ya no solo se trata de eliminar a los opositores, sino que ebrios de poder cada funcionario usa su propio poder e influencias para atacar a cualquiera, hasta por asuntos de faldas y así destruyeron la vida de un ciudadano inocente enviándolo a la cárcel hasta que se pudra o lo maten.

Se necesitaba un culpable, eligieron a uno y le destruyeron la vida y la de su familia. Esa es la justicia del Estado plurinacional cocalero y si no fuera porque alguien grabó, en una borrachera, la confesión de una Juez, la víctima inocente se habría podrido en la cárcel.

Leemos en los Medios de Comunicación que al menos 12 jueces, fiscales y exministros estaban al tanto de las irregularidades en la investigación del caso Alexander. El médico Jhiery Fernández, sentenciado a 20 años de cárcel a pesar de su inocencia, apuntó a seis operadores de justicia, pero culpó a uno en especial: el Fiscal General Ramiro Guerrero

La Juez Pacajes comenta en el audio que le grabaron: que ella y todas las autoridades que siguieron el caso sabían de la inocencia de Fernández y que no existía violación al bebé, pero decidieron seguir por la presión política y por no querer reconocer que se equivocaron al establecer en el peritaje que hubo violación.

La pericia forense (de la amiga del Fiscal) apuntaba a una violación al bebé y la comisión descartaba este extremo; pero tras 23 días sin un culpable, el Fiscal General Guerrero decidió destituir a las fiscales Edna Montoya y Lizeth Zarco por  “su falta de compromiso y dedicación al trabajo”. La fiscal Rosby Zapata renunció.

Como las autoridades y la población movilizada exigían un culpable por el horrendo crimen contra el bebé; Guerrero conformó una nueva comisión con Leopoldo Ramos y Susana Boyan que se integraron al fiscal de la primera comisión, Edwin Blanco, y a la Fiscal Departamental Patricia Santos. Este nuevo equipo sentencio al médico Fernández a 20 años de cárcel por la violación y muerte del bebé Alexander, sin que exista ninguna prueba científica en su contra.

Dice el Capitán de Policía René Tambo, quien estuvo a cargo de la investigación de los sucedido con el bebé, que la Fiscalía y el Tribunal no tomaron en cuenta el informe de la Policía, que especificaba que en el caso Alexander no hubo violación.

El Defensor de Pueblo Tezanos Pinto, manifiesto que: “desde el primer momento del caso, a partir de un error en una investigación, se generó una noticia capaz de despertar el horror y rechazo de autoridades, medios de comunicación y opinión pública, y de ahí en adelante sin objetividad se mostró como culpable a quien terminarían imputando y sentenciando en dos instancias, de un hecho que no ocurrió: la violación a un niño que sí falleció por negligencia médica” y finalmente indica que las pruebas científicas y otras de descargo desatendidas, y otros hechos, evidencian presión por parte de autoridades para poder cerrar el caso con un culpable, deslindando responsabilidades.

El ministro de Justicia Héctor Arce afirmó luego, que la sentencia del caso Alexander carece de fundamento y explicación coherente. “He leído la sentencia (del caso Alexander), entre otras piezas procesales y he recibido bastante información y la sentencia es absolutamente carente de fundamento, no hay una fundamentación ni una explicación coherente”.

Los poderosos lo sabían todo y nada dijeron, ¿Y ahora quien podrá defendernos?. El Chapulín colorado.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

EL PODER DE LA ILUSIÓN

Ovidio Roca

Los grupos de izquierda en todo el mundo han sido muy hábiles y han tenido la maestría, la pericia, de posicionarse como adalides populares y hacer creer a la gente que son los defensores del pueblo, de los pobres; que son los únicos inteligentes, capaces y honestos y que con su gestión y políticas desde el Gobierno generarán un estado de bienestar, progreso y felicidad. Lo graves es que aunque esto no es cierto, la gente les cree.

Se les puede mostrar el genocidio, explotación y miseria que los izquierdistas produjeron en la Unión Soviética con más de cien millones de muertos y últimamente el desastre económico y social en nuestro Continente, especialmente en Cuba, Venezuela y Nicaragua donde la opresión y la corrupción cunde; pero la gente no lo quiere ver y aunque los Evangelios nos enseñan sensatez cuando dicen: “por sus frutos los conoceréis”; el pueblo obstinadamente se niega a conocer y ver la realidad.

En Bolivia hemos vivido desde el siglo anterior influidos por grupos de izquierda: el PIR, club de una brillante élite intelectual cochabambina, influyo primero en las universidades y luego se extendió al país; el trotskismo que surge en los centros minero toma control de los sindicatos mineros, de la COB y de los maestros, quienes son los únicos que mantienen aún esa tradición ideológica; también está el Partido Comunista que fue solo un apéndice de la Unión Soviética y todos ellos juntos influyeron en los nuevos partidos nacionalistas como el MNR y otros varios.

Cuentan que, en esas épocas de oro del PIR, los ganaderos del Beni enviaban a sus hijos a estudiar en Cochabamba y dado el gran prestigio de los intelectuales izquierdistas, ellos se alineaban a esta corriente. De retorno a sus pueblos se declaraban marxistas y comunistas, pero solo eran aceptados aquellos que tenían más de cinco mil cabezas de ganado; los cruceños que en esa época eran más yescas, se hicieron falangistas.

El problema para el país está en la prevalencia de una mentalidad ilusoria como fruto de estas ideologías de izquierda, que se instalaron en la población como fuerzas poderosas y duraderas: la dependencia del caudillo, el estatismo en la economía, el miedo a la libertad, a la sociedad abierta y a la revolución tecnológica. De esta manera, la mentalidad y el discurso populista colocan al Estado en el centro absoluto y como responsable por nuestro futuro y nuestro bienestar y no, al individuo libre que lo consigue como fruto de su trabajo y esfuerzo.

Es preocupante que en nuestros países mucha gente se siente cómoda y protegida con ese discurso melifluo y enrevesado de los líderes populistas, que prometen todo, y como tienen miedo a enfrentar la realidad, la verdad, prefieren este discurso mentiroso, siempre que la mentira conlleve una ilusión.

A su vez muchos de los portavoces de la oposición cuando analizan la situación del país, dado el resabio izquierdista de nuestra cultura política, mayormente lo hacen criticando al liberalismo, la economía de mercado, el capitalismo, la libre competencia, la libertad y responsabilidad ciudadana; con lo que definitivamente lo que hacen (al margen de algunas citas personales y anecdóticas sobre los dirigentes y llunkus oficialistas) es apoyar al Gobierno pues postulan lo mismo que éste: estatismo, centralismo, dirigismo, un estado asistencialista que toma todas las decisiones y maneja las empresas hipotéticamente a nombre del pueblo, de los más pobres y los grupos indígenas.

Con la excepción de gran parte de los jóvenes de las Plataformas ciudadanas y articulistas, muy pocos se animan a afirmar de frente que creen en el Liberalismo Democrático, la independencia de poderes, la libertad individual, la propiedad privada, el derecho a la ganancia como fruto de su trabajo, de su inventiva y esto ocurre reiteramos, porque la lógica política, la mentalidad del boliviano es mayoritariamente socialista y anti liberal, es tribal, estatista, quiere un Caudillo que lo acoja y lo proteja, tiene miedo a la libertad y de asumir la responsabilidad de su destino.

Cuando se inicia la baja de precios de las materias primas, cuando terminemos de gastarnos las reservas de hidrocarburos y empecemos a vender el territorio a los chinos (como se dice lo está haciendo en Venezuela); cuando se tenga que cortar los cacareados programas sociales contra la pobreza, eliminar los subsidios a los servicios públicos y aumentar el precio de los combustibles, quizá nos demos cuenta del error de no apuntar a una economía de mercado, competitiva, productiva, diversificada y sostenible, donde la gente cuenta con seguridad jurídica para trabajar y producir.

Por eso la esperanza del cambio democrático está en las nuevas generaciones, más informadas, menos sumisas y dependientes y que quieren vivir sin las tutelas y ataduras del pasado, mientras buscan explorar nuevos caminos de libertad y progreso desafiando la autoridad de los líderes y caudillos populistas. Ellos están informados de lo qué pasa en el mundo y lo ven sin lentes ideológicos, saben de la gerontocracia cubana que secuestró y esclavizo el alma de su pueblo; del estúpido tirano de Venezuela que goza del poder mientras roba impunemente y convierte la riqueza natural en miseria y hambre, o del matón de Nicaragua. Son jóvenes, mujeres y hombres, son ciudadanos libres e informados que no están sujetos a complejos de razas o tribu y se niegan a ser manejados por caudillos y sátrapas y que se organizan de manera ágil y flexible usando las TIC, son las Plataformas ciudadanas y agrupaciones ciudadanas democráticas.

Sin embargo además de las buenas intenciones, la movilización y la receta, hace falta el cocinero. Además de las políticas liberales y democráticas hacen falta el equipo de políticos honestos idóneos y responsables y cuadros profesionales para administrar las distintas competencias del Estado. Ojala lo hagamos.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

CRÓNICAS DE LA COTIDIANIDAD POPULISTA

Ovidio Roca
Construyendo la sociedad de la desconfianza

Como resultado de los malos gobiernos y especialmente el de estos últimos doce años, existe la percepción generalizada de que el Estado invierte solo para cobrar comisiones y sobreprecios y que el mayor problema es cuando invierte en industrias pues estas están pensadas para melear y no para ser competitivas y tener utilidades, y peor aún al ser administradas por burócratas públicos sin sentido empresarial por lo que tienen déficits y pérdidas constantes; pero también sirven para dar pegas a sus militantes.

En un ambiente como éste es difícil que se desarrolle una sociedad de confianza, de cultura de la inversión, de la innovación, del trabajo honesto y del acatamiento a la ley.

En su experiencia cotidiana la gente constata y aprende que las instituciones  son de propiedad de los gobernantes de turno y su burocracia. Que las regulaciones son para subir el precio de las exacciones y qué hay que pagar para todo y por todo. Que las leyes y la justicia son para presionar y negociar y sobre todo para castigar cualquier signo de rebeldía.

Ergo, como no hay seguridad jurídica es mejor ser informales, vivir en la economía ilegal y lo más lejos posible de las instituciones públicas que se han convertido en el enemigo del ciudadano.

Consuelo de tontos: hay algo bueno y es que  en el Estado Plurinacional, al margen de la economía informal y el contrabando, existen variadas oportunidades de negocios y de riqueza; una de ellas especialmente orientada a profesionales hábiles en el sofisma y el doble pensar es la de panegirista y llunku del Caudillo. Para esto se necesita ser hábiles en la retórica, la que es usada eficazmente para distorsionar la realidad y escamotear la verdad; en esencia se trata de condicionar las mentes de las masas mediante la manipulación, la desinformación, la imposición de imaginarios colectivos creando expectativas y realidades virtuales lejanas a la realidad.

Es un trabajo fácil y se trata de engatusar a la población que tanto gusta de cuentos, fantasías e ilusiones, inventando cada uno a su estilo la historia del vivir bien y los éxitos económicos del Gobierno gracias a sus sabias políticas. Los autores de los mejores cuentos y telenovelas populares y que no tiene nada que ver con la realidad ganan sus buenos quintos, también lo reciben en especies e influencias y así satisfacen a sus propios intereses y los del gobierno.

NOTAS VARIAS DEL DIARIO VIVIR

Le pelamos: hakuna matata

Se había montado un sistema formal de corrupción y toda adjudicación tenía su sobreprecio y su comisión establecida; existía un cobrador designado encargado de la tarea de dar seguridad al pavo que paga y al de la camarilla burocrática que cobra su cuota y ahora vienen con pillerías de cuarta, con bandas y banderitas.

Que ridículo, que vergüenza, ya estaban en los ligas mayores plurinacionales y vuelven a caer en la michi corruptela; qué pasó con los buenos!.

Si los concejales van a robar plata tienen que robar en otro lado, no en esos proyectos pichangas”. Alcalduli

El llunkerio ayuda a vivir bien

la democracia no precisa de alternancia, esto es un invento de la oposición… la democracia tiene que ver con el vivir bien”. “Ministra” de Comunicación López.

De aquí y del imperio; el lamento Grindio, de gringo e indio

Si me hicieran un impeachment en algún momento, creo que los mercados se hundirán. Creo que todo el mundo sería muy pobre”. Trump

Si se va Evo va a haber llanto y el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros”. Linera

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

POPULISMO Y DEMOCRACIA TUCA

Ovidio Roca

Vivimos en la era y bajo la férula del modelo populista que usa y abusa de absolutamente todos los recursos del Estado, económicos, coercitivos y especialmente de la publicidad para mantener controlada a la población y especialmente a los grupos indígenas y  sectores sociales menos favorecidos, ilusionándolos para mantenerlos controlados al mismo tiempo que favorecen al capitalismo mercantilista y a su propia dirigencia política y sindical que se enriquece a través de una masiva y estructural corrupción.

En esta democracia tuca, devaluada por el populismo, se considera que quien consigue más votos está en su derecho de hacer lo que les viene en gana y sin respetar los límites que debe tener todo gobierno democrático. Al respecto Cristina Fernández de Kitschner, que sabe de esto, nos dice: “si no les gusta, armen un partido político y ganen las elecciones”.

 En el modelo populista, no es el individuo sino la masa el sujeto de derechos políticos del país. No lo es el individuo consciente, el que interviene en la vida política de su comunidad acatando las normas y cumpliendo sus deberes y obligaciones; es la turbamulta, esa que bloquea y presiona y a la cual el Líder carismático promete, según sean la circunstancia, darles gusto en todo sin exigir responsabilidades sino su apoyo absoluto y lo hace con promesas de algo que puede no ser necesariamente factible y que luego queda solo en eso, en promesas.

En estas “democracias” populistas se vive bajo el dominio de un caudillo, el que es la imagen y palabra del régimen. Este caudillo ha sido inventado y diseñado por los grupos de poder para una circunstancia histórica determinada de manera que exprese y  refleje los complejos, los odios, las frustraciones y esperanzas de una parte importante de la población y logre la adhesión de esta gente a la propuesta de poder encarnada por él. Detrás del líder y dirigiéndolo está la inteligencia castrochavista y los ideólogos palaciegos, el verdadero grupo de poder. Así lo hemos visto en Bolivia con el icono indígena cocalero con el que consiguieron un tremendo éxito electoral.

Sin Evo no hay el tejido de lo social; Evo es insustituible. Izquierdas siempre ha habido, sabemos. En los 80 hemos tenido experiencias de 30 partidos de izquierda participando en las elecciones. ¿Qué es lo que hace Evo? Teje a todos. No inventa a la izquierda, le da un nuevo sentido. Hace funcionar la orquesta. Evo es el caudillo del siglo XXI”. Raúl Linera

Si vuelve la derecha, Bolivia va a estar como la Argentina, acabando con los movimientos sociales, quitando (beneficios sociales), terminando; otra vez entregándose al Fondo Monetario Internacional (FMI). Si vuelve la derecha olvídese que va a haber programas sociales; la derecha, el sistema capitalista, el imperialismo dice: “los pobres sálvense como puedan”, y los hermanos pobres tienen que saber eso”. Evo recitando su parlamento ante la prensa.

Carlos Marx en su obra Contribución a la crítica de la economía política, decía: “No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia”. Somos producto de nuestras circunstancias, de la realidad en nuestra vida cotidiana, del deterioro de nuestras fuentes formales de ingreso debido a la crisis económica por la inviabilidad del modelo económico populista. Pero cuando estas realidades se vuelven evidentes e incuestionables, la gente despierta y rompe con la adscripción al Jefe indígena y al modelo populista. Esta transición por supuesto requiere ser impulsada y dirigida por sectores esclarecidos, en un Frente unido y con propuesta viable y sostenible para un mejor futuro de la sociedad.

El modelo castrochavista ha demostrado su fracaso en todos los países que lo aplicaron y cuando estos demagogos finalmente son expulsados por la crisis económica y social dejen un tremendo desastre, por lo que se necesitara trabajar duro para solucionar los problemas de esa herencia nefasta, caracterizada por la destrucción de la institucionalidad, de la moral de trabajo, de la estructura productiva y una extendida cultura económica de la coca, el narcotráfico, el contrabando y la informalidad.

Salir de este funesto trance, sanar la economía y la institucionalidad exige trabajo duro y grandes sacrificios lo cual tiene un inevitable costo político. Son medidas difíciles, como las que debe asumir un médico ante una herida, un tumor y una grave infección y eso no lo acepta la gente, pues no quiere perder alguna prebenda y pide que se le prometan panaceas populistas y de ninguna manera responsabilidad y trabajo. La crisis tiene ser tan grande como en las épocas de la UDP  que pocos recuerdan, para que la gente acepte la intervención del cirujano para que opere el tumor canceroso.

Así nomás había sido. Decía Cayetano.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

PROPUESTA PAIS: DEL ESTADO PLURINACIONAL AL MODELO CHINO

Ovidio Roca

El gobierno siempre argumenta que la oposición carece de proyecto de país mientras que ellos sí lo tienen. Efectivamente el gobierno tiene un proyecto político y económico castro chavista, el que inicialmente se publicito como indigenista, pachamamico y socialista, pero que en la práctica lo que hizo y hace, es destruir el medio ambiente, el ecosistema y excluir a los pueblos indígenas y también a los opositores. En la realidad se trata de un modelo de Capitalismo de Estado, de estatismo y dirigismo de la economía; de inversiones públicas faraónicas, de destrucción de la libertad económica y de la iniciativa empresarial; de inseguridad jurídica y totalitarismo, de la adscripción y centralización de los poderes públicos: legislativo, judicial, electoral y las fuerzas armadas en manos de la cúpula del gobierno, cuya misión es lucrar del Estado y buscar la forma de mantenerse en el poder por siempre.

En estos tiempos la situación se les complica, pues ya se empiezan a agotar las reservas de gas que los anteriores gobiernos descubrieron y certificaron y sobre todo cuando los contratos de venta de gas tienen fechas próximas de vencimiento (Brasil el año 2019) y a su vez aparecen nuevos y activos competidores, por lo que urgente necesitamos certificar las reservas. Y ahora ¡quién podrá defendernos!, los chapulines ya no saben qué hacer y esperemos que no apliquen la receta Venezolana y Nicaragüense procediendo a matar a los que reclaman.

Durante diez años el Gobierno recibió cuantiosos ingresos como producto de los buenos negocios gestionados y concretados por  los gobiernos anteriores, para la exportación de gas a la Argentina y Brasil y también por las bendiciones de un ciclo de excelentes precios de las materias primas. Sin embargo su ineficiente gestión, la corrupción, el despilfarro; inversiones multimillonarias y con inmensos sobreprecios en proyectos inviables: mal localizados, con problemas de acceso a los mercados y costos de producción muchos mayores a los precios de mercado, les están complicando la situación. Una herencia que será terrible para el pueblo.

A esto se añade el absurdo endeudamiento: el año 2007 el país tenía una deuda bilateral y multilateral de 2.208 millones de dólares y pese a los increíbles ingresos recibidos en estos últimos diez años, por la angurria gubernamental por el gasto y el despilfarro nos endeudamos aún más y de esta manera el año 2017 ya debemos 9.428 millones de dólares es decir 4.26 veces más, esto sin contar con las nuevas deudas ya contratadas y en camino.

Como el modelo del socialismo del siglo 21 ya ha mostrado su fracaso, los astutos ideólogos del Proceso de Cambio se están cambiado hacia un otro modelo de economía y de poder; un modelo con Cuba como amo político y China como amo económico.

El modelo chino se basa en un capitalismo mercantilista y la Dictadura férrea del partido para mantener controlado al pueblo. La estructura de poder del modelo chino está sustentado en el Partido Comunista y subordinados a éste, el Ejército y todo el aparato del Estado. Se trata de una dictadura de partido que ha decidido dominar el mundo, la misma que actualmente gobierna una población de poco más de 1.400 millones y como últimamente el partido comunista Chino ha decidido permitir la libre natalidad en pocas generaciones duplicaran su población y necesitaran expandirse colonizado gran parte de los países populistas y especialmente los latinoamericanos y en eso vienen trabajando.

En el modelo capitalista chino, las grandes empresas nacionales de los jefes comunistas y las extranjeras amigas hacen uso de su influencia política para obtener ganancias económicas sin mayores regulaciones laborales, ni investigaciones sobre el origen de su capital, ni impuestos, ni controles medioambientales y sin generar ningún tipo de riqueza y de oportunidades de desarrollo para la población nativa; sólo para los empresarios comunistas y sus amigos burócratas, dando como resultado dirigentes comunistas ricos y trabajadores explotados y sin derechos sociales y políticos.

Este es el nuevo modelo plurinacional y la receta política económica que se aplicara en Bolivia. Si quiere conocer los resultados, pues se trata de la misma receta, revise en Google lo que ocurre en Cuba, Venezuela, Nicaragua y China con aquellos ciudadanos trabajadores que no pertenecen a la elite gobernante. Jallalla Álvaro y Evo.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

, , ,

Deja un comentario

UN OTRO FANTASMA RECORRE EL MUNDO, ES EL FANTASMA DEL POPULISMO.

Ovidio Roca

Un otro fantasma recorre el mundo, es el fantasma del Populismo y en cada país como producto de su particular proceso social y político este espectro desarrolla sus propios y particulares matices, aunque en lo esencial mantiene un discurso demagógico orientado a endulzar el oído del pueblo con ambiciosas promesas de dudosa viabilidad.

De esta manera y como producto de la predica demagógica el pueblo enajenado llega a considerar que el Jefazo y el Estado, son y deben ser los autores y responsables por su futuro y bienestar y no necesariamente el fruto de su iniciativa, de su trabajo y esfuerzo personal.

Definir lo que es el populismo es complicado por lo que es más práctico describirlo relatando lo que hacen nuestros populistas del Siglo 21 y otros tantos. (Por sus frutos los conoceréis: Lucas).

En la estrategia comunicacional los populistas promueven la exacerbación de las emociones personales y colectivas y utilizan y explotan los traumas y sentimientos más íntimos de las personas, con lo que las llevan al rechazo de la racionalidad y al retorno a la Tribu.

Los movimientos populistas se caracterizan en general por usar el nacionalismo, el etnicismo y racismo y su estrategia de poder se orienta a enfrentar y promover el odio entre las clases indígenas y las menos favorecidas de la sociedad, con sus presuntos enemigos y responsables de su malestar social y político; tanto los externos: el imperialismo, como los internos: los neoliberales y los capitalistas. De esta manera ellos se posicionan como los líderes y la voz del pueblo y decretan ser la verdad única, mientras a su vez combaten diariamente la libertad de expresión.

En su modelo de gestión política ejercen la manipulación demagógica de las masas con ofertas de bonos y prebendas; aplican la estatización y dirigismo de la economía y se apropian de los órganos del Estado para mantenerse indefinidamente en el poder. Es trabajo del Líder mediático repartir bonos y prebendas a sus seguidores y palo a los opositores; la consigna es: Evo (el icono) es como yo; soy el pueblo y el Estado soy yo.

El erario nacional es su patrimonio privado y lo utilizan para enriquecerse mientras se embarcan en proyectos faraónicos, palacios e industrias costosas e inservibles, los que llaman inversiones importantes y gloriosas, sin tomar en cuenta la viabilidad, los costos y todo esto en un marco de una corrupción incomparable.

Ya vimos por demás el dramático resultado del populismo en Cuba, Venezuela, Nicaragua que es lo que nos depara el futuro si continuamos por esta senda, por lo que es necesario si queremos salir adelante mirar hacia el horizonte de los países democráticos, donde veremos muchos países ahora exitosos que empezaron más pobres que nosotros y nos dejaron atrás a costa de educación, innovación, trabajo y mercados libres; mientras nosotros seguimos aplicando las recetas populistas, estatistas y explotando la riqueza natural, vendiendo materias primas, comerciando y no creando riqueza.

Como producto de la desinformación y el enfrentamiento promovido por los gobernantes, muy pocos son los ciudadanos y organizaciones que se unen y asumen la responsabilidad de construir un futuro común, con iniciativas, esfuerzo y responsabilidad propia. Olvidamos que en un mundo en permanente cambio, cada generación tiene que continuar creyendo, marchando, alzando la voz; comprometiéndose a rehacer el mundo, su mundo.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario