Entradas etiquetadas como Política

APRENDAMOS DE NUESTRA PROPIA EXPERIENCIA

Ovidio Roca

Durante varios años fuimos felices flotando sobre densas nubes de gas que ahora se disipan, por lo que rápidamente nos encaminamos hacia un aterrizaje forzoso que ni las hojas de coca lograrán frenar y que será muy duro y peligroso. Algunos analistas mencionan que no hay recursos para continuar disfrutando del sueño populista de los bonos, la subvención a las empresas y pegas públicas, los combustibles y tucuimas, salvo con más deuda o emisión monetaria.

Por su parte el Gobierno presume de una economía exitosa, aquella que se muestra en los mercados abarrotados de productos importados. Una economía que será insostenible en el corto plazo, sobre todo en un mundo de producción competitiva, de empleo tecnológico y con países que están combatiendo las drogas y la informalidad que les afecta en sus fronteras. Es una economía de importación, pues no se construyó empresas productivas sostenibles y que generan nuevo valor; se trata de una economía extractiva y de base cocalera, vinculada al contrabando, la informalidad, el narcotráfico y que estuvo apoyada con mucha plata del gas, que ahora ya escasea.

En consecuencia cada vez se nos complica más el mantener las subvenciones gubernamentales y se hace problemático el endeudamiento (salvo el letal con los chinos). Como ya no se puede vivir exclusivamente de las materias primas hay que ponerse a trabajar y potenciar el aparato productivo industrial, agropecuario y de servicios para que el país pueda seguir avanzando.

Las próximas elecciones definirán el rumbo y modelo de país para los próximos años, ojala no nos equivoquemos. El problema es cómo entender adecuadamente el rumbo de la economía en un ámbito fuertemente politizado y con una población que careciendo de formación para enfrentar al nuevo mundo de competencia tecnológica, tiene temor en asumir los nuevos retos que demanda una economía sostenible y prefieren optar por el continuismo insostenible y los cuentos populistas.

Nuestro reto como ciudadanos es construir una economía productiva y competitiva, lo que es un trabajo difícil pues requiere de un gran esfuerzo y largo plazo; empezando por formar a los jóvenes para afrontar el futuro en este mundo cambiante, cada vez más interrelacionado y que conducido por las nuevas tecnologías avanza a grandes saltos. En esencia se trata de aplicar un modelo ya conocido y probado, pero que quiere responsabilidad y esfuerzo, basado en la iniciativa privada y con un Estado mínimo, responsable de garantizar las seguridades físicas y jurídicas de las personas y de las inversiones.

Pensando en positivo, en el oriente tenemos una experiencia económica y productiva que deberíamos mejorar y reforzar. Hasta ahora y a pesar de la política estatista y anti empresarial del gobierno del MAS, Santa Cruz mantiene aún un sector agroindustrial agroexportador y con valor agregado que produce el setenta por ciento de los alimentos que se consumen en el país y aporta con el treinta por ciento del Producto Interno Bruto Nacional. Innegablemente el oriente es la región más dinámica del país y esto se podría explicar porque la región no vivió ni vive del centralismo, ni mayormente del extractivismo de los minerales y los hidrocarburos y más bien de una importante actividad privada productiva especialmente en el campo agropecuario, agroindustrial y de servicios.

Se trata por tanto de realizar en cada región del país y de acuerdo a su localización, entorno y circunstancias, aquello que mejor corresponda para mejorar la infraestructura y las condiciones de producción y de vida de todos los habitantes.

En el caso del oriente y para seguir avanzando es importante impulsar el sector de las empresas tecnológicas, los agronegocios, la manufactura avanzada, la biotecnología y los servicios industriales. Todo esto con una permanente actitud por proteger y conservar el ecosistema y la biodiversidad de la que somos parte, pues si la destruimos nos destruimos nosotros mismos.

La industria de manos de la tecnología tiene que aumentar su productividad para competir internacionalmente y se necesita establecer negocios de clase mundial que puedan atender al cliente más exigente y no solo depender del mercado local. Todo esto implica necesariamente un Estado de Derecho, un ambiente de libertad económica, seguridad jurídica y física.

Un problema que hay que superar es la carencia de nuevos líderes empresariales y políticos con visión nacional y mundial. Santa Cruz pese su importancia económica carece de peso político y de propuesta explicita de país y peor aún se evidencia una ausencia de vocación de poder y una fuerte sumisión ante el centralismo. Son las jóvenes generaciones y los nuevos liderazgos quienes deben definir el rumbo y asegurar el futuro.

ovidioroca.wordpress.com

 

Anuncios

, , , ,

Deja un comentario

APOYANDO AL PUEBLO VENEZOLANO NOS AYUDAMOS TODOS

Ovidio Roca

Nayib Bukele el joven y nuevo presidente de El Salvador, uno de los países cuya población sale desesperada hacia el paraíso capitalista(los Estados Unidos) buscando comida y seguridad; ve el problema de las migraciones con una renovada mirada. El declaro hace poco, asumiendo su responsabilidad como Líder y como país, en lugar de la clásica postura de culpar de todo al imperialismo: “Podemos culpar a cualquier otro país, ¿pero y qué de nuestra culpa? ¿De qué país huyeron? ¿Huyeron de Estados Unidos?. Huyeron de El Salvador, huyeron de nuestro país. Es nuestra culpa”. “La gente no huye de sus hogares porque quiere, la gente huye de sus hogares porque siente que tiene que hacerlo. ¿Por qué? Porque no tienen trabajo, porque están amenazados por las pandillas, porque no tienen cosas básicas como agua, educación, salud”. 

 Sabemos que la causa de las migraciones está en el interior de cada uno de los países cuya población sale huyendo de la pobreza e inseguridad causada por sus dictatoriales, ineficientes y corruptos gobiernos. Son personas que salen buscando como sobrevivir y sin pretenderlo complican la vida de sus vecinos. Los migrantes eligen los países de acuerdo a su bolsillo, los que tienen recursos lo hacen hacia los países ricos, como los Estados Unidos y los otros hacia su vecindad. El problema es que en los países que reciben esta masiva migración ya sus habitantes empiezan a reaccionar negativamente contra ellos y lo hacen con mayor contundencia cuando ven afectados sus intereses; como servicios públicos abarrotados, salarios bajos por la competencia de los migrantes que trabajan por migajas.

Los Gobernantes venezolanos como todos los miembros de las dictaduras populistas latinoamericanas están aferrados al poder y esta tarea la realizan con gran ahínco y contando con el asesoramiento de los maestros Castristas. En consecuencia de ninguna manera dejarán el Gobierno, salvo que se los expulse; pero los países que apoyan políticamente al pueblo venezolano, no se animan a intervenir logísticamente para salvar a estas víctimas del populismo.

Ante esta situación una acción del Presidente Guaidó sería la de convocar a los más de mil militares venezolanos que huyeron de su país y también a los que aún permanecen en Venezuela y que apoyarían una acción armada para apresar al usurpador, enfrentando a las fuerzas armadas de narcotraficantes que  amedrentan a la ciudadanía. Es una acción no solo va contra el Ejército vinculado al cartel internacional del narcotráfico, sino contra todos los Carteles de narcotraficantes, bandas delincuenciales y grupos guerrilleros armados colombianos como la FARC y ELN que manejan el país y son los más peligrosos. Un trabajo que demanda del apoyo internacional por la magnitud y letalidad de las bandas criminales armadas.

Ahora que la Asamblea Nacional aprobó la reincorporación de Venezuela al TIAR y la remitió a la OEA, el Presidente Guaidó puede pedir la asistencia de los países democráticos para apresar a la banda de narcotraficantes que se apoderó del gobierno en Venezuela y detenta el poder fáctico sobre el país destruyendo las familias venezolanas y perjudicando a sus vecinos y en general al mundo con el tráfico de drogas, de cocaína, que realiza con sus asociados colombianos, peruanos y bolivianos, envenenando a las sociedades.

El Presidente Guaidó, podría pedir a un país vecino, Colombia o Brasil un espacio para convocar allí y como Comandante legal, a todos los militares venezolanos exiliados para formar una fuerza de intervención; apoyados además por empresas de servicios militares, efectivos militares y apoyo logístico de países amigos, para apresar y juzgar al usurpador y su gavilla de socios narcotraficantes.

Asumido el Gobierno, pedir apoyo internacional para depurar las instituciones electorales y nombrar un tribunal electoral confiable para realizar elecciones y designar un nuevo gobierno que reconstruya el país desde sus bases. De esta manera se salva a los venezolanos y las Américas

Si los gobernantes de los países democráticos velando por la paz y seguridad en Latinoamérica fueran prácticos apoyarían iniciativas como esta y luego de expulsar a los usurpadores y narcotraficantes apoyarían al país con programas masivos de asistencia técnica y financiera, programas de capacitación, desarrollo de empresas, mecanismos de seguridad para la población, sanidad. Se podría contratar empresas especializadas que ayuden en la  administración de programas de educación, producción y apoyo para lograr seguridad y trabajo y con esto se genera estabilidad en el país y se evita la emigración.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

PROPUESTA DE PAIS HACIA UN ESTADO DEMOCRÁTICO FEDERAL

Ovidio Roca

Se habla mucho de propuestas y recetas para vivir mejor y más aún en esta etapa electoral. Para no equivocarse lo más práctico es ver y asimilar lo que hacen bien los países democráticos exitosos aplicándolo, adaptado a nuestra realidad e idiosincrasia y alejarse de esas prácticas fracasadas que en nuestra vecindad practican los gobiernos populistas de Cuba, Venezuela, Nicaragua y que el masismo sigue de manera obtusa.

Aquí no se necesita de grandes algoritmos, sino usar el sentido común que nos dice que es bueno aplicar las recetas que dan buenos resultados y que es una estupidez cocinar una receta que no genera provecho o causa infecciones; salvo que se lo haga con malas intenciones como en el populismo.

Vivimos en un mundo que cambia rápidamente y en todos los ámbitos, por lo que tenemos que capacitarnos, formarnos para aprender cómo hacer cosas nuevas y mejores en lo productivo y buenas prácticas en lo social, tales como respetarnos entre nosotros, respetar las normas de convivencia y evitar caer en el autoritarismo, las drogas, la violencia y especialmente cuidar nuestro ecosistema pues si lo destruimos nos destruimos a nosotros mismos.

Por ejemplo; hace más de setenta años Costa Rica decidió cambiar de rumbo, eliminó el Ejército y dedicó esos recursos a la educación, capacitó a su gente, aprendió a respetar el medio ambiente y las leyes y ahora viven en paz. El país no incursiono en guerras internacionales ni internas, lo contrario de lo que ocurrió con sus vecinos centroamericanos que siguieron igual y ahora huyen angustiados escapando de la violencia y miseria de sus países.

Cuando se habla de democracia, desarrollo y economía sostenible, los países nórdicos son un modelo a imitar pues ellos mantienen uno de los más altos niveles de vida. Entre estos países esta Suecia que el año pasado recibió el reconocimiento como líder de economía sustentablemente equilibrada y robusta a nivel mundial en las tres dimensiones: Medioambiente, Social y Gobernanza. Ellos lo hicieron bien y si nosotros no tomamos en cuenta estos ejemplos, difícilmente podremos sobrevivir.

Los países democráticos modernos han ido avanzando rápidamente hacia la economía del conocimiento, pues se ha comprobado que no son las materias primas la base de la riqueza, sino que lo es la educación, la cultura emprendedora y la permanente investigación, los componentes indispensables del crecimiento y del progreso.

Recordemos el mal ejemplo de los países de economía extractivista y primaria como Venezuela, que confirma eso de la “maldición de los recursos naturales” y el cómo Evo Morales fiel a la práctica populista, repite el libreto que mantiene y ahonda el subdesarrollo: “Es una obligación explotar los recursos naturales (…)Algunos partidos quieren acabar con el llamado Estado extractivista (…) la derecha no quiere aprovechar los recursos naturales”.

El liberalismo como Propuesta de país, postula que el éxito y el progreso de una sociedad empieza no en el Estado, sino en las personas, sus valores y la educación individual y ciudadana; con la promoción de una cultura que aprecie y premie la excelencia, el trabajo creativo y productivo, que rechace la mediocridad, el fraude y la corrupción; una cultura que genere un alto nivel de conciencia ética y de respeto a la ley sin excepciones de ningún tipo.
Con una economía de mercado, de libre iniciativa y el pleno reconocimiento del derecho de propiedad privada como clave para creación de empleo y la prosperidad del país.
Con un modelo de economía productiva centrado en la generación de valor agregado sobre la base de la competitividad, el desarrollo y la innovación.

Reconociendo que el motor de la creación de empleo productivo, son las iniciativas individuales y las empresas privadas y no el Estado, cuyo rol es el de proporcionar un entorno normativo, fiscal, cultural y ético, que garantice y estimule la actividad productiva privada.

Entendiendo que un país plagado de leyes que solo se usan para favorecer al gobierno y complican el trabajo de las personas, su empresa y su vida, no es lo mejor, y más bien se debería eliminar ese enjambre de malas leyes, empezando por aquellas que perjudican la libertad y el trabajo del ciudadano.

El sistema impositivo es una herramienta de dinamización de la economía y no debe alcanzar nunca niveles confiscatorios que inhiban el ahorro, la inversión y desincentiven el trabajo y el esfuerzo. El gasto público necesita estar sometido a un riguroso control para impedir un endeudamiento que genere inflación e hipoteque a las futuras generaciones.

Es clave para la consolidación del Estado de Derecho y el correcto funcionamiento de nuestro sistema democrático; una efectiva separación de poderes y una autentica independencia del Poder Judicial y esto se logra con más efectividad con un Estado Federal fuerte y eficiente y capaz de reconocer la pluralidad histórica y cultural de la nación boliviana. Bajo este esquema corresponde al Estado ser el guardián de las reglas del juego y el garante de la seguridad jurídica para los operadores económicos y sociales.

Estos lineamientos de política demandan la inmediata reforma del Poder Judicial, Poder Electoral y del Tribunal Constitucional que necesitan ser despolitizados y reestructurados totalmente con funcionarios idóneos y con principios éticos. Asimismo avanzar hacia la necesaria reforma Constitucional para establecer un Estado Democrático Federal.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

ELEGIR ENTRE PROMESAS O RESPONSABILIDADES

Ovidio Roca

Los masistas son expertos vendedores de mitos; durante más de 13 años el discurso político y propagandístico del MÁS atribuyó a la llamada nacionalización la bonanza económica del país, ocultando que fueron los altísimos precios internacionales de los hidrocarburos y el incremento del IDH los que explican los mayores ingresos del Estado. A eso hay que añadir las exportaciones de coca y sus derivados que financian el contrabando, el crecimiento inmobiliario y una cierta bonanza, aunque no sostenible, de la economía.

Ahora se acabó la plata, se acaba el gas y las empresas en las que se gastó cientos de millones de dólares están en quiebra; los prestamistas están cobrando las inmensas deudas y unos cobran en dólares y otros en territorio y recursos naturales. El pueblo enfermo de populismo ya no cree en las instituciones, ni en nada ni en nadie; se acabó la fiesta y hay que poner en orden el país, pero los jaraneros no quieren saber de poner la casa en orden y aceptar que hay que empezar a capacitarse, a trabajar en serio, a producir y arreglar las cuentas.

En Bolivia, país de economía primaria, las reservas de gas cayeron, hay problemas para cumplir los contratos de exportación y se encogen las reservas para abastecer la demanda local; mientras por su parte el Gobierno continua con su modelo económico estatista y de galopante corrupción populista y cocalera.

Esta economía populista cocalera se podría mantener estable dependiendo de cómo actúen los países vecinos, en su afán de protegerse de la coca, el contrabando y el narcotráfico que les afecta. El problema es que este comercio es el que sostiene al régimen populista y si se recibe una presión internacional fuerte esta economía ilegal se caerá y obligara a la ciudadanía responsable a realizar un cambio de modelo para mejorar las condiciones de vida en el país. Sin embargo, la percepción común (en un país con ochenta por ciento de empleo informal) es que si eliminamos las actividades ilegales y de baja tecnología la población mayoritariamente se quedará sin trabajo.

La perspectiva que se nos presenta con el populismo es una segura caída de los ingresos, por lo que si queremos avanzar y no caer en la miseria, necesitaremos un nuevo modelo de economía, el que indudablemente está ligado al conocimiento y las nuevas tecnologías y esto lo tenemos que realizar bajo la conducción de uno de los candidatos que se han presentado a la contienda electoral de Octubre.

Para la elección entre los candidatos los debates poco ayudan, pues la gente vota según sus intereses de corto plazo y su vinculación con el modelo político y económico que representa cada uno de los aspirantes; candidatos de los cuales ya se tiene, aunque sesgada, una personal o corporativa percepción:

Lo que se percibe de Carlos Mesa es que es un brillante periodista y magnífico orador. Se lo recuerda como un mal presidente, inseguro en sus decisiones y que le gusta rodearse de amiguitos que le hacen coro. En caso de gobernar Mesa y por lo que se vio en su gestión actuará como lo hizo en su momento Hernán Siles, atribulado y sin saber qué hacer ante la anarquía y espantosa inflación que enfrento y que también ahora vendrá, pero ahora sin el Doctor Paz. Seguramente Mesa no tomará decisiones difíciles de tipo cambiario, reducción del gasto público y equilibrio fiscal, por lo que la situación se volverá caótica. En estas circunstancias la población que está integrada a la actual informalidad cocalera y contrabandista, pedirá a gritos que Evo continúe.

Oscar Ortiz es un buen Gerente tiene las ideas clara, cuenta con la simpatía internacional de los países democraticos y puede formar un buen equipo de gobierno con gente idónea, que la hay, para afrontar la difícil situación económica e institucional que dejará el masismo y que Mesa por su carácter no podría enfrentar. Tiene poca llegada a nivel nacional y popular.

El exitoso posicionamiento de Evo es fruto de los ideólogos populistas del Foro de San Pablo, quienes lo convirtieron en el icono indígena de una mayoría de población de raigambre campesina. Es el jefe de los sindicatos cocaleros que dan sustento a la economía informal a la cual la población, por la falta de desarrollo del país y de educación técnica, se halla vinculada en un setenta u ochenta por ciento.

Evo es un dirigente campesino que no tuvo oportunidad, como gran parte de los campesinos bolivianos, de formarse intelectualmente. El sabe arengar, apuntar y denigrar al enemigo, pues es lo que hace un dirigente sindical; argumentar y proponer modelos de sociedad, de economía y de gestión es otro cantar, por tanto no le conviene debatir. Es por eso que el Linera dice que él lo representara en los debates, pero que para no aburrirse piden que vengan de a seis o más asnopositores.

Ante esta situación y dado que la economía populista, extractivista y cocalera que ofrece Evo y que gusta a los informales es insostenible; hace falta un programa de gestión que nos permita educarnos y capacitarnos para ingresar paulatinamente a una economía sustentable, pues de lo contrario en un corto plazo caeremos como en Venezuela, en la miseria y pasto de los carteles de la droga y viviendo en permanente violencia y temor.
Por tanto la situación nos exige que todos asumamos nuestra responsabilidad como ciudadanos, trabajar duro en la actual coyuntura y decididos a capacitarnos pensando en el mediano plazo. Y lo más importante, que nos pongamos de acuerdo para hacer un frente común contra el populismo, pues si no lo hacemos: la luna se esconderá y el sol se escapará y habrá llanto y miseria de las guaguas y de nosotros los achachis.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

LA EXTRAÑA FASCINACIÓN DEL POPULISMO

Ovidio Roca

Cabe preguntarse cuál es el secreto de esa letal fascinación por el populismo que nos induce a votar por ellos, aun cuando conocemos tanto aquí como en otros países los nefastos resultados de su gestión gubernamental.

Un pueblo, dicho en términos sencillos, procura un sistema de gobierno que nos permita vivir juntos y en paz, respetándonos los unos a los otros y a la propiedad fruto de nuestro esfuerzo y nuestra creatividad. Mejor aún si le añadimos un poco de “salud, dinero y amor”, más arte y cultura.

Y en cuanto al sistema para lograrlo; la democracia es el modelo que ha demostrado ser el menos malo, aunque sólo puede funcionar cuando cada quien toma consciencia de su propio valor como persona y no enajena ninguno de sus derechos y obligaciones, menos aún el de elegir libremente a sus representantes en elecciones libres, informadas y transparentes. Algo que no debemos olvidar en las elecciones del próximo mes de Octubre.

Los demagogos populistas dicen a los electores aquello que quieren oír; son expertos en jugar con las ilusiones y temores de la gente y en ofrecer recetas mágicas para su vida, no siempre susceptibles de ser cumplidas. Se especializan en reforzar sus miedos y sus odios, en crear el enemigo necesario y afinar técnicas comunicativas para aderezar la información (verdadera o falsa). Su mejor negocio es el uso de la propaganda demagógica y la posverdad.

El populismo ofrece estas ilusiones de progreso, de manos del Estado y con mínimo esfuerzo de nuestra parte. El sistema funciona y florece mientras hay dinero para repartir (materias primas e incurriendo en masiva corrupción y narcotráfico) pero sale en retirada sangrienta cuando éste se acaba, pues surge el temor de los líderes populistas de ser juzgados y obligados a rendir cuentas de sus latrocinios, por lo que intentan atrincherarse y mantenerse en el poder a como dé lugar. Por esto una definición practica del populismo es: “proyecto político demagógico que sacrifica el futuro por un presente efímero”.

Lo más grave es que la corrupción y la incapacidad de los gobiernos populistas dictatoriales, más el narcotráfico y los carteles terroristas inherentes al sistema, tornan inviables los países y luego la gente escapa buscando un lugar mejor para vivir. Cuatro millones de venezolanos desesperadas recorren angustiados por las américas buscando algo que comer y cuando llegan por miles a los países, saturan y colapsan los servicios públicos y crece la molestia de los nacionales por esta invasión a su espacio, con lo que empieza la reacción de rechazo contra los migrantes desplazados.

Al respecto, cada día vemos y leemos del desastre y miseria que sufren  los venezolanos, cubanos, nicaragüenses con la peste populista y esto nos conduele, pero consideramos que esto no pasara con nosotros (pese a que aplicamos el mismo modelo) y nos justificamos diciendo que cada pueblo y país es diferente, por lo que esto no nos ocurrirá.

En Bolivia se nos dice que está presente y es endémica la peste populista “LinevoH1N1”, por lo que es necesario vacunarse para evitar esta enfermedad que es mortal y virulenta, pero no lo hacemos. Esto se explica porque nadie aprende por experiencia o dolencia ajena, e insistimos en seguir la misma senda de los países que aplicaron el modelo económico y social populista con nefastos resultados.

El modelo populista cocalero se caracteriza en lo político, por ser estatista, caudillista, centralista y en lo económico, extractivista que vive de la  explotación de recursos naturales. Al aparato del Estado se lo usa en actividades de represión y compra de apoyo político con bonos y negocios turbios y para gastar los recursos públicos en empresas industriales fracasadas para el país; pero que son negocios bien remunerados y bien comisionados para los dirigentes.

La variante populista cocalera promueve además, una economía informal basada en la coca y el narcotráfico y eso hace que lo apoye esa población vinculada al contrabando y la informalidad, con lo que finalmente el modelo se constituye en el  ambiente ideal para los carteles y mafias internacionales de la droga y la violencia.

Es hora de que empezamos a entender que  la democracia liberal es el único sistema que garantiza la convivencia armoniosa, la legalidad y el desarrollo civilizado y controla mediante separación e independencia de poderes la corrupción desenfrenada de los caudillos populistas y pseudo democráticos. Se dice que no hay Maduro que no se pudra, ni Cabello que no se caiga, ni Evo que no sea expulsado del paraíso. Hagamos con nuestro voto en Octubre que esto sea cierto en Bolivia.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

CONSULTANDO OTRAS VISIONES SOBRE NUESTRA ECONOMÍA Y POLÍTICA NACIONAL

Ovidio Roca

La política debe basarse en la realidad y la política es justamente, el arte de saber defender un ideal sobre la base de las realidades. Y estas realidades son las realidades históricas, culturales, demográficas, (económicas) y geográficas”: De Gaulle:

Bolivia hasta ahora mantiene una aparente bonanza gracias a las exportaciones de gas y seguirá así hasta que se agoten las reservas heredadas; se siga aumentando el endeudamiento interno y externo especialmente con China y se mantenga el aporte tecnológico del gobierno populista, el que ha integrado la cadena productiva: coca del chapare, urea del chapare, cocaína para el mundo.

Estuve por el norte cruceño, por Yapacaní y poco más allá; una región que cada vez es más Chapareña y donde me encontré con un amigo que conocí años atrás en Villa Tunari. Charlamos largo y tendido y el me comentaba su visión de las cosas, sobre el acontecer nacional y como percibe el futuro desde su experiencia y perspectiva personal; más o menos en los siguientes términos:

“Nuestra economía no es competitiva por problemas de cultura  tecnológica y de localización nacional, con un mercado reducido, un país encerrado en el centro del continente y sin acceso a las costas. Esto nos limita a trabajar en algunas actividades agropecuarias y artesanales para el nivel local, y especialmente la coca, el tráfico, el comercio y el contrabando y esto nos lo garantiza el Evo. Pensar en economías tecnológicas es complicado por nuestro bajo nivel educativo y la distancia a los mercados externos, que por lo demás son mucho más desarrollados y más competitivos”.

“Por otra parte sería muy difícil reducir los cultivos de coca que sustentan nuestra economía doméstica, que aunque mayormente se destinan al narcotráfico generan importantes ingresos para la población y financian su comercio y contrabando; por esto no creo que la oposición pueda ofrecer a la población algo diferente de lo actual. Un nuevo gobierno difícilmente podrá impulsar una industria y manufactura competitiva a nivel internacional. Además sustituir los cultivos de coca por cultivos lícitos y de producción de alimentos es complicado por la reacción de una parte del pueblo que tiene una mentalidad corporativa y sindicalista y además que no se sienten preparados para asumir ellos solos su responsabilidad y prefieren la seguridad y beneficio económico que le dan los sindicatos y el Estado cocalero con un Gobierno que aunque sea estatista y dictatorial, finalmente les ofrece seguridad. Por tanto un nuevo gobierno sería permanentemente bloqueado por los movimientos sociales, funcionarios públicos, grupos de contrabandistas y narcotraficantes que no querrían cambiar de modelo y no le darían el menor chance de gobernar. No olvidemos que la gente razona acorde a su bolsillo y no se arriesgarán a pasar: “de la malo conocido, a lo bueno por conocer”.

Pensando en lo que ocurre en nuestro Estado plurinacional, lo dicho por este amigo parece ser realista; el problema es que siempre pensamos en el corto plazo y no tomamos en consideración que este modelo político y  económico vigente en los países castro chavistas: extractivista, corporativista y estatista, no es sostenible ni viable en el tiempo; además que ya ha mostrado su fracaso y esta llevado a su población a la miseria y al éxodo. De continuar con este modelo tampoco tendremos cabida en una sociedad de leyes y de respeto al prójimo y la naturaleza, por lo que a mediano plazo nos convertiríamos en parias frente a la comunidad democrática internacional.

Dicen los teóricos que: El cómo vivimos, como nos ganamos la vida, lo que vemos en nuestro entorno, lo que escuchamos y leemos, va configurando nuestra conciencia y valores. Es decir que tanto el sistema político, la estructura económica, la base productiva y el accionar de las instituciones del país van condicionando la  consciencia social del ciudadano, quien para poder sobrevivir se adapta y adecua a esta realidad. Una realidad que aunque resulte ser nefasta no se puede evadir y menos escapar de ella, pues la opresión de las tiranías es tanto física como mental y solo se logra liberarse de ella con cultura, trabajo y decisión.

Para cambiar del modelo económico y político cocalero, hacia uno democrático, sostenible y con futuro, necesitamos urgente de un ciudadano comprometido y partidos políticos idóneos; por tanto si queremos avanzar no hay otra salida que asumir nuestra propia responsabilidad personal y ciudadana y trabajar en el duro proceso de cambio de modelo y reconstrucción nacional.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

ESPECTACULO PLURINACIONAL COCALERO

Ovidio Roca

Es por demás conocida la propensión del ser humano de guiarse por sus intereses, pero aún más por sus ilusiones y esperanzas, por lo que siempre esperan que alguien le facilite todas las soluciones para su vida; si no fuera así no tendríamos populistas, saca suertes, yatiris, astrólogos, q’ananchiris, curanderos y tampoco hubiera Licenciados politiqueros.

A los latinoamericanos les gusta las telenovelas y los espectáculos, de ahí que se sienten muy impresionados y atraídos por el populismo; los bolivianos escuchan felices los cuentos del MAS y sus discursos demagógicos que ensalzan e inventan unos logros (dizque nacionalizaciones y otras vainas) que aseguran ser exitosas. Con plata heredada esto les sale fácil, el problema empieza cuando hay que trabajar y generarla.

Los políticos populistas son actores muy hábiles para ilusionar al pueblo, entendiéndose pueblo como los pobres, los indígenas y todos aquellos sin privilegios económicos o políticos; los que luego son usados como fuerza de choque para conseguir poder y riqueza, pero solo para los dirigentes. Estos políticos populistas dicen conocer y representar los deseos del pueblo y utilizan un discurso demagógico, confrontativo y maniqueo que se mueve siempre en los extremos.

Ellos no representan, sino que aseguran ser el pueblo mismo; son esencialmente mediáticos les gusta el show, el pueblo los adora y se siente feliz cuando le ofrecen hacerse cargo de sus vidas. El problema está en que acompañan su discurso populista con una práctica económica estatista, absolutista y que se encargan de centralizar y tomar en sus manos todas las instituciones creadas por el Estado democrático, distorsionándolas y utilizándolas a su favor y que termina por hundir al país. Este acto teatral lo escenifica cada Presidente en su país, en su “suyu” y de acuerdo a su propio estilo interpreta su papel y arma su ¡show time!.

En nuestro país, el “jefe indio del sur”, organiza y participa diariamente del show, para luego ser el show mismo, donde muestra que no tiene nada que decir ni hacer en favor del país, al margen de promoverse como el gobernante eterno. Recordando sus tiempos de sindicalista y futbolero y ahora con el dinero público se solaza mandando construir canchas de futbol, coliseos, museos y palacios en su honor, también un hipódromo en la llajta y ahora que descubrió el Golf, algo de eso veremos en al Chapare.

Usando la plata de los bolivianos, se compra el mejor y más lujoso avión para asistir a todos las reuniones internacionales sin saber mayormente de que se tratan y disfruta especialmente en aquellas donde se encuentra con sus hermanos mayores: cubanos, venezolanos, nicaragüenses, chinos, rusos e iraníes.

Como es de suponer en un ambiente como éste, sin seguridad jurídica ni incentivos para la inversión, no es posible ser formal ni hacer negocios lícitos, por lo que todos terminan por ser informales.

Pareciera incomprensible que luego que los actuales gobernantes hayan “mostrado la hilacha” y de haber sufrido los resultados del fracaso de su modelo económico y su pésima gestión de gobierno (que actualmente se sustenta con el narcotráfico y el endeudamiento) la gente se empecine en seguir apoyando algo que sabe que no es sostenible en el tiempo y que los conduce a la opresión y a la miseria. Una explicación sería el temor de la gente al cambio, para el cual no se sienten preparados, pues eso de ingresar y competir en la nueva economía mundial, más competitiva, innovativa y tecnológica, los asusta.

El pasar de la economía primaria y extractiva; de la coca, del comercio callejero, el contrabando y el narcotráfico a la manufactura y a la moderna industria y servicios sofisticados que requiere de nuevos conocimientos de los que se carece, lo ven imposible por lo que se aplica el adagio: “es mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”.

De parte de la oposición surgen unos desordenados movimientos de resistencia los que logran poco éxito dado el embeleco del pueblo por la predica populista y además que ellos están permanentemente enfrentados entre sí y sin presentar mejores opciones ni mostrar fortaleza. Doria Medina y muchos otros, les piden a los dirigentes opositores que deben entender que el principal enemigo no es Morales sino la división, por lo que es vital unificar los votos por el candidato con mayores probabilidades y de esta manera posibilitar una segunda vuelta que sería catastrófica para Evo porque todas las oposiciones se unirían contra él.

Ergo, cada pueblo en función de sus especificidades debe ajustar y desarrollar su estrategia de liberación y hay que empezar ya. En Cuba llevan 60 años intentándolo y como van las cosas pasaran algunos años más; lo que no es muy alentador.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario