Entradas etiquetadas como Pecunia

PLATA SUCIA Y CHARLAS PERIPATÉTICAS 

Ovidio Roca

Pecunia non olet.

En la antigua Roma, la orina pertenecía a la ciudad y era recolectaba para el curtido de los cueros y el blanqueado de la togas de lana. El Emperador Vespasiano decide imponer una tasa a la orina que diariamente se vertía en las letrinas de Roma y que era recogida en la Cloaca Máxima (la red pública de alcantarillado). A partir de entonces, los artesanos que la necesitaban en sus negocios debían pagar el nuevo impuesto por su uso.

Fisco alcaldil

Un par de caminadores cotidianos del Parque Municipal, preocupados le dicen al encargado: Los grifos están chorreando y se pierde mucha agua, por favor solicite al municipio que los arreglen. Pasan dos semanas y sigue igual y preguntan nuevamente al encargado y él dice; todo bien ya vino una comisión de la alcaldía, con el técnico, el chofer y un fotógrafo y sacaron las fotos. Pasaron otras dos semanas y nada y nuevamente preguntan; la respuesta es que el Jefe no ha podido ver las fotos.

En los Parques se tiene un sistema automático para rociar las canchas y los jardines y como es automático eso ocurre todos los días, llueva, truene o relampaguee. Por el ambiente lluvioso, las canchas están anegadas y fangosa y los plantas ídem y cuando se le explica al encargado del gasto y el perjuicio que esto significa, dice que eso del regado automático es para ahorrar personal y costo para la alcaldía. Parece que ellos piensan que el agua es gratis. Cerrá ese grifo!.. Yaa!!!

Engordando a mansalva las arcas municipales.

Lo siguiente lo he conocido de varios amigos viejos, quienes me comentan haber sido asaltados por la Alcaldía. Uno de ellos me contó que por el año 80 realizó un trabajo de artesanía para una institución y le pidieron una factura, como él no tenía registro fue a la Renta y pidió que le emitan una factura a nombre del comprador; pagó los impuestos que la pidieron y se la dieron. Hace poco se enteró por la prensa que era deudor a la Alcaldía por impuestos de hace cuarenta años y por una suma mayor de lo que facturó en su momento. Se asustó y fue a la Alcaldía y un amigo lo llevo a una oficina donde le dijeron que le realizarían una rebaja importante si pagaba inmediatamente y así lo hizo en un Banco. Días después fue a sacar algo de dinero de su Cuenta bancaria y le dijeron que no tenía pues la Alcaldía lo había confiscado todo.

Después me enteré de varias personas que habían sido igualmente afectadas; una de estas me comentó que por los años ochenta tuvo un Vagón de Panchitos y que al poco tiempo tuvo que cerrar pues no le dio resultado y ahora después de cuarenta años aparece en la prensa como deudor a la Alcaldía. Apartá esas manos!.. Yaaa!!!

Los casos que relato son de viejos de mis épocas y me imagino que de estos hay muchos, pues ha de ser una campaña de recaudaciones a la mala. Pecunia non olet, pero duelet.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario