Entradas etiquetadas como Negocios ambientales

DECIDIENDO NUESTRA SUPERVIVENCIA

DECIDIENDO NUESTRA SUPERVIVENCIA
Ovidio Roca
En Diciembre próximo, se realizara en Lima una nueva ronda de negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20), y existe la esperanza que en el acuerdo a firmarse el 2015 en París, se establezcan compromisos firmes para la reducción de las emisiones de efecto invernadero y se asignen fondos suficientes para apoyar a los países pobres en sus programas de protección climática.
La esperanza es que en el documento de París, se decida limitar el aumento de las temperaturas en el mundo de 2 grados centígrados con respecto a la era preindustrial. El Banco Mundial visualiza que aun aprobando y cumpliendo esta limitación de 2 grados, tendremos “olas de calor, sequías, acidificación de los océanos”. El problema es que hemos llegado a situaciones extremas en la destrucción del ecosistema y pese a ello continuamos haciéndolo.
Sabemos que las crisis financiera y climática mundiales tienen una causa común: vivir por encima de nuestras posibilidades económicas y disponibilidades de recursos, además de la bomba poblacional. De esta forma el mundo viene acumulando enormes deudas ecológicas y la sociedad enormes deudas financieras.
Vemos sin tomar acción, que se está acabando con los bosques y la biodiversidad y lo que antes eran sumideros de carbono, ahora son fuentes de emisiones. Que los océanos al calentarse pierden su capacidad de absorber dióxido de carbono; los glaciares se derriten de forma irreversible por causa del calentamiento de los océanos y de esta manera el desequilibrio climático se instala en el planeta.
Los montes de la amazonia procesan la humedad que reciben del Océano Atlántico y la retornan a la atmósfera como vapor de agua. Los vientos y las nubes chocan con la cordillera, siguen hacia el sur y luego se precipitan como lluvia al encontrar frentes fríos u otras condiciones climáticas favorables.
Entretanto, la expansión de las ciudades y el desmonte masivo desnudan los suelos de su cobertura vegetal y los convierten en una plancha caliente que acumula e irradia el calor que reciben, y esta radiación de calor desplaza las nubes que vienen del noreste y el sud y evita que llueva.
Por el contrario cuando se conserva el monte, la superficie del suelo no se calienta y conserva la humedad; además el monte produce vapor de agua y polvo vegetal que permite la formación de nubes y las lluvias.
Como el cambio climático no tiene fronteras, en Santa Cruz ya estamos sufriendo sus efectos. Por ejemplo, el Norte cruceño que antes era arrocero, ahora ya es ganadero y cañero y cuando terminemos de talar el Chore y el Amboró será un desierto.
El calentamiento global tiene una fuerte relación con problemas que los economistas llaman por un lado “tragedia de los comunes”, de recursos que no tienen dueño y se usan abusivamente; y “externalidades negativas”, cuando las personas y empresas con su actitud agresiva y depredadora destruyen el medio ambiente y como no pagan por los costos que originan con su mala práctica, estos son asumidos por la sociedad. Esto ocurre porque el medio ambiente no tiene “dueño, costo ni precio” y por tanto es utilizado discrecionalmente y sin control.
La receta para evitar esto, es vieja: “el que contamina paga”; pues mientras se permita que las externalidades negativas, que generan los depredadores en su afán de lucro y sin ningún cuidado por el medio ambiente, sean pagadas por la sociedad y no por ellos, seguirán depredando. Como sabemos, los mecanismos de mercado son fundamentales, pero no son suficientes, y sigue vigente la vieja fórmula de la “zanahoria y garrote”. Es decir que además de los incentivos económicos hacen falta fuertes penalidades y la vigilancia permanente de la sociedad en defensa de su derecho a un ambiente saludable,
En nuestro vecino Brasil, algunos de sus Estados y Municipios ya pagan a quienes ayudan a conservar el agua, proteger los montes y cuidar del hábitat natural, convencidos que esto da buenos resultados y beneficia indistintamente a todos. Esto lo llaman “O Pagamento por Servisios Ambientais, ou PSA”.
Una buena noticia es que China y los Estados Unidos, este mes, llegaron a un acuerdo que significa el primer paso de China en relación a las metas internacionales de efecto invernadero. China se comprometió a comenzar la reducción de emisiones a partir de 2030, pudiendo inclusive anticipar esa fecha y generar 20% de energía limpia en su matriz energética para ese año. Xi Jiping dijo que se podrá instalar 1000 GW de energías limpias hasta el 2030, lo que significa casi todo el actual sector energético de los Estados Unidos.
Los impactos negativos sobre los ecosistemas han llegado a una situación límite, y el desequilibrio climático y sus efectos ya comprometen la supervivencia de la especie humana. Por lo que pensando en nuestros descendientes ahora nos toca decidir el futuro y actualmente la humanidad dispone del dinero, la tecnología, el conocimiento para reducir el calentamiento global, lo que hace falta es la voluntad y el compromiso de los países, los actores políticos, económicos y los ciudadanos comprometidos, para que el próximo año 2015 se firme un buen acuerdo global para la supervivencia humana y vigilar que éste se cumpla.
ovidioroca.wordpress.com

, , , , , , , ,

1 comentario

DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y RECORDANDO A EINSTEIN

DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y RECORDANDO A EINSTEIN

Ovidio Roca

El planeta y el ecosistema van a sobrevivir por millones de años y habrá vida; lo que es una buena noticia es que para los que creen en el karma y las sucesivas reencarnaciones; pero seguramente no la conseguirán en mamíferos, quizá en insectos como el “chulupi”, las cucarachas. Pues el tipo de vida como la conocemos hoy, seguro no habrá.

El planeta y la vida orgánica sobrevivió a muchas calamidades, una de las ultimas hace 65 millones de años, mato más del ochenta por ciento de la vida en el planeta y entre ellos a los dinosaurios, lo que permitió que unos pequeños mamíferos que sobrevivieron, pudieran prosperar y adaptarse a las nuevas condiciones sin el peligro de esos tremendos depredadores; de esos pequeños bichos es que venimos nosotros. En el futuro cercano, habrá otras especies que sobrevivirán a la bomba poblacional y poluyente que estamos generando; serán especies más adaptables al nuevo ambiente y muy diferentes a las actuales.

Entretanto, casi todos miramos angustiados las perspectivas y los impactos del cambio climático: un mundo de clima extremo, de sequias, desertificación, lluvias, inundaciones, olas de calor y de frío, tifones, huracanes. Unos se preocupan y lamentan y otros ante lo irreversible, se preparan para hacer negocios.

Al parecer hay más negocios inmediatos en reparar los daños causados por los fenómenos meteorológicos, en construir defensas y prestar servicios de seguridad, que en la prevención, el uso responsable de la naturaleza, la conservación del ecosistema y uso de tecnologías limpias que evitan el daño ambiental, acción que tiene buenos efectos, pero a largo plazo.

Por su parte los países y las agencias internacionales, cercadas por los intereses económicos de los grandes consorcios empresariales mundiales y los de cada país en particular (tanto en el área comunista como capitalista), miran displicentemente como se  desequilibra el actual ecosistema, en el que se desarrolló y puede vivir la especie humana.

A nivel de la institucionalidad internacional se han creado: La convención marco de las naciones unidas sobre el cambio climático; El protocolo de Kioto; los Mecanismos flexibles (Implementación conjunta; Mecanismo de Desarrollo Limpio y Comercio de emisiones). Son buenas iniciativas y las agencias se reúnen periódicamente para analizar el tema, se preocupan, pero no se ocupan y menos se ponen de acuerdo en reducir el impacto ambiental y frenar las actividades, las explotaciones y los negocios generadores de estos desajustes, en sus respectivos países.

A su vez, todos vemos sin inmutarnos como crece la población, aumenta exponencialmente la basura, se contaminan las aguas potables, los ríos y los océanos; disminuyen los peces, se destruyen los bosques y día a día desaparecen especies que permiten el equilibrio ecológico, por ejemplo para la polinización de las plantas.

Entonces, uno se pregunta la razón por la cual ante hechos evidentes de daño y desequilibrio ambiental, las personas, los países y las instituciones no toman acciones efectivas, y una respuesta siguiendo a Santos Noco Choco, es porque hacerlo da trabajo y ninguna ganancia monetaria y lo explica al decir: “el órgano más sensible del hombre es el bolsillo”.

Podemos ver además que el problema del desajuste climático no será igual para todos, ni para las regiones, ni para las personas de distinto nivel de ingresos.

A los países Nórdicos, les llegara el verano y probablemente sean favorecidos por el cambio climático, a los países del sur y áfrica les “ira como la mona”.

Los países y personas de alto nivel de ingresos podrán protegerse y serán clientes de emprendedores que lucran con los negocios del agua, la refrigeración, la protección de bienes y personas, la protección contra las inundaciones, etc.

Por tanto siguiendo a nuestro compatriota originario de Mojos, lo que debemos hacer es, dada la naturaleza humana,  lograr que los mecanismos de desarrollo limpio sean tan buenos o mejores negocios que aquellos que se originan por el desastre climático.

Aunque tenemos esperanzas de que algún rato tomaremos las decisiones correctas, recordamos a Einstein, cuando dice “Hay dos cosas infinitas; el universo y la estupidez humana, de la primera, tengo mis dudas“.
ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

Desarrollo Sostenible Refugio Ocorotu

PROPIEDAD RURAL, REFUGIO OCOROTU

!!! Una magnífica oportunidad de negocios para quienes creen en el desarrollo sostenible !!!.

A cien kilómetros de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia y distante tres kilómetros de la turística población de Buenavista, antigua Misión Jesuítica, se encuentran la propiedad privada llamada “Refugio Ocorotú”. Esta propiedad tiene una extensión de 150 ha y conserva uno de los pocos bosques tropicales húmedos no intervenidos, de gran biodiversidad y de fácil acceso en la zona. Con la próxima construcción del camino asfaltado que parte del Urubó y que bordea el Parque Amboró hasta Buena Vista, la distancia desde santa Cruz hasta la propiedad será de 67 Km.

La propiedad tiene las mejores condiciones para la agroforesteria, el cultivo de cacao y café, manejo forestal y actividades de ecoturismo y conservación.

Cuenta con instalaciones de agua potable y energía eléctrica y un conjunto de cuatro cabañas para familias o grupos con capacidad de seis personas cada una, además de una gran cabaña rústica para comedor, asimismo un área de camping, bar y piscina, canchas para juegos y áreas de esparcimiento. Existe un cannopy de 800 m de recorrido, que cuenta con cinco estaciones en las copas de los árboles; esto permite una visión espectacular del bosque. La salida es por un puente colgante (al momento el conjunto requiere de reparación)

En la  zona la precipitación anual es de 1.600 mm concentrados entre los meses de Noviembre a Febrero y con una temperatura media de 22° C; se considera una zona de transición entre el pie de monte subandino y la amazonia, con una elevación 400 metros, con pequeñas terrazas onduladas y disectadas por dos pequeños arroyos de agua permanente, el Sereboqui y el Ocorotú que desaguan en el rio Surutú.

La propiedad cuenta con un frondoso bosque húmedo subtropical, donde el bosque alto (>35 m) cubre el 60% de la reserva, el bosque mediano y en recuperación y los humedales cubren el saldo. Entre la flora nativa se destacan árboles como la mara o caoba, cedro, tajibo, cuchi, higuerón, pachiuva y frutos como el cacao o chocolate silvestre, guabirá y variedad de orquídeas, vainilla, helechos arbóreos, varias especies de palmeras y heliconias. En términos de fauna se encuentran variedad de monos, principalmente el manechi rojo (Alouatta Seniculus Sara), perezosos, taitetú tejones, jochis y otros.

En la propiedad se han construido senderos de interpretación con distintos tiempos de caminata y esfuerzo que van desde una hora hasta ocho horas. Esto permite realizar caminatas cruzando quebradas, arroyuelos, bosque primario y conocer la gran biodiversidad botánica y de aves existentes en la zona (se ha certificado la existencia de 423 especies diferentes entre el Refugio Ocorotú y el Hotel Flora y Fauna de Robin Clarke, que se encuentra colindante).

INFORMACION GENERAL

Dirección y responsables en Santa Cruz, Bolivia: Ovidio Roca y María del Pilar Urioste. Teléfono: +591/3  3220560

Correo electrónico: mpilaru@gmail.com

Correo electrónico: ovidroc@hotmail.com

En Google buscar “Refugio Ocorotu”

En ECO-INDEX: http://www.eco-index.org/search/resultss.cfm?projectID=403

Coordenadas geográficas, en latitud y longitud en el sitio de las cabañas.

Lat 17° 29! 55.39” S

Long 63° 38! 20.46” O

La propiedad se encuentra en Buena Vista Provincia Ichilo, frente al “Codo de los Andes” donde la cordillera andina que corre de sur a norte se vuelca al oeste y hacia el Pacifico, lugar donde se ha creado el Parque Nacional Amboró con una extensión de 637.000 ha que forma parte del corredor biológico Amboró Vilcabamba. Es uno de los Parques de mayor concentración de biodiversidad con más de 840 especies de aves, 2.961 especies de plantas vasculares y 127 especies de mamíferos, entre ellos el oso andino (Tremarctos ornatus) y la pava mutún copete de piedra (Pauxi unicornis).

, , , , , ,

Deja un comentario

NEGOCIOS AMBIENTALES

NEGOCIOS AMBIENTALES

Ovidio Roca

Se ha confirmado el fuerte vínculo existente entre el cambio climático y las lluvias extremas, nos dice el Dr. Seth Westra, autor principal del estudio “Tendencias mundiales del aumento en la precipitación diaria máxima anual” publicado en junio último en el Journal of Climate.
Se trata de la primera investigación que utiliza las observaciones de 8.326 estaciones meteorológicas del mundo para determinar el grado en que la intensidad de las lluvias y las precipitaciones extremas aumentan, siguiendo el de las temperaturas. El resultado muestra que las lluvias torrenciales en las regiones tropicales aumentan un 15% más, por cada grado que aumenta el calentamiento.
Esto explica lo que ya venimos sufriendo en Santa Cruz: veranos más calientes e inviernos más fríos; lluvias abundantes y sequias, y como resultado para nuestra vida y economía; calores sofocantes y sures helados, inundaciones, destrucción de cultivos, de carreteras, puentes, casas, canales de drenaje.

Los científicos estiman que de continuar las actuales emisiones de dióxido de carbono, entre el 2030 y 2040 aumentara la temperatura media mundial en dos grados. Por tanto tenemos por delante mucho trabajo para frenar el calentamiento, entre estos disminuir las emisiones de carbono y eso tiene que ver con reducir la quema de combustibles fósiles y evitar la destrucción de los bosques.

Los efectos del cambio climático afectaran drásticamente a la vida humana y por tanto debemos enfrentarlos como una acción de supervivencia a la que todos debemos contribuir, cada quien en su propio medio y sus posibilidades.
En nuestro caso, tenemos acceso a soluciones más baratas y ecológicas para frenar el aumento de las emisiones de carbono y controlar las inundaciones y la desertificación, y consiste en aliarnos y contribuir con el trabajo de la naturaleza. Ser socios de Gaia, de la madre tierra.
Es conocido que los bosques y humedales son ecosistemas reguladores, producen y también absorben el exceso del agua de las lluvias y reducen el impacto de estas en las zonas más bajas. Los bosques y pantanales son un almacén y reserva de agua, la que guardan en la época de lluvias para frenar las inundaciones y soltarla luego durante el estiaje. Además de ser el espacio de conservación de la biodiversidad y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La tarea es por tanto contribuir activamente a la consolidación de una infraestructura ecológica, una infraestructura verde, que es más barata y efectiva que solo construir defensivos, canales y terrazas de cemento y concreto.
Mantener los árboles, el bosque y los pastizales; los curichis y bajíos en las llanuras, todos como parte del paisaje natural, permite absorber y retener el agua, así como para reducir la sedimentación que obstruye los ríos y empeora las inundaciones, además de constituir un sumidero de carbono.
Como los beneficios del control de medio ambiente y de las inundaciones, son una externalidad positiva que favorece a la sociedad como un todo, los recursos para su cuidado tienen que venir de la sociedad mediante el Estado y de programas internacionales que apoyan el control climático.
Controlar los efectos del cambio climático es una tarea permanente y de largo plazo, y para lograr que las acciones en favor del mantenimiento de los bosques y el medio ambiente sea constante, se necesitan incentivos que hagan más atractivo el mantenerlos y protegerlos en su esto natural, en lugar de chaquearlos y desboscar. Nos referimos especialmente a incentivos monetarios, que es lo que mayormente motiva y mueve a la gente.
Estas acciones deberían estar enmarcadas en un conjunto de políticas y programas: municipales, nacionales e internacionales y contar con recursos permanentes para los incentivos. Esto significa ingresos monetarios, además de los impositivos, que necesitan ser captados de aquellos sectores que afectan al medio ambiente. Son estas, medidas de política económica que incentivan la responsabilidad empresarial y ciudadana y castigan el impacto negativo que generan sobre el medio ambiente algunos de sectores de la industria, minería, agricultura, energía, petróleo, transporte, etc.
Los cambios ambientales que nos afectan son de una dimensión global, mientras los problemas socio-ambientales tienen una especificidad regional y local, ecológica y cultural, económica y política. En consecuencia es necesario actuar en lo local, buscando la necesaria coordinación y apoyo internacional.

Para avanzar en estos aspectos vitales y que afectan definitivamente a la vida humana, necesitamos en Santa Cruz y en el país, un organismo ejecutor dedicado a la promoción y financiamiento de negocios ambientales.
Necesitamos una Corporación de Negocios Ambientales, una entidad operativa, orientada al logro. Una entidad mixta, público – privada, con Directorio de entidades privadas y empresariales, nacionales e internacionales. Una entidad que se conecte con negocios ambientales mundiales y programas de incentivos verdes y ecológicos pero con una visión práctica y de negocios.
Esta entidad necesita captar y manejar diversos fondos: de inversión en negocios ambientales, para certificación y pago de servicios ambientales, manejo de bosques, acceso a mercados de carbono, asistencia técnica, educación, etc.
En Santa Cruz tenemos un gran espacio para trabajar en proyectos y negocios de servicios ambientales. Tenemos como marco el Plan de Uso del Suelo, PLUS y Planes Municipales que nos señalan como usar adecuadamente los suelos y que áreas proteger. Existen Reservas forestales, Concesiones Forestales, Parques Nacionales y Departamentales, reservas en todas las riberas de los ríos y bañados, Sitios Ramsar, reservas privadas, las que deben ser valorizadas y recompensadas monetariamente por su impacto ambiental positivo sobre el clima y las lluvias, y como efectivos sumideros de carbono y áreas de conservación de la biodiversidad.

El desafío es serio e inmediato, y si no actuamos sentiremos muy pronto en Santa Cruz, los efectos climáticos resultantes de la destrucción de la Reserva Forestal Chore y el Parque Nacional Amboró, invadidos por cocaleros y piratas madereros, quienes están destruyendo los dos ecosistemas boscosos que regulan el microclima del norte integrado y la ciudad de Santa Cruz, vale decir el régimen de las lluvias, la humedad y los vientos y que por ahora nos generan un ambiente más o menos aceptable y dos cultivos anuales.
Con esta destrucción acelerada y los efectos del cambio climático, seguramente el norte se convertirá un desierto y en esta perspectiva habría que pensar traer camellos de Irán, para transitar por las dunas de, Turobito en Warnes, La Jupia en Montero, El Torrente en Portachuelo.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , , ,

1 comentario