Entradas etiquetadas como internet

DE LA GLOBALIZACIÓN A LA GLOCALIZACIÓN A IMPULSO DE CORONAVIRUS.

Ovidio Roca

La ambición desmedida por la riqueza y el poder nos acompañó en el camino hacia la globalización, una travesía durante la cual los países menos desarrollados y sus pobladores van perdiendo su autonomía y su identidad en manos de potencias económicas y culturas internacionales.
Y por allí andábamos a tumbos, pero entusiastas, hasta que caímos en el abismo del coronavirus, que nos mostró despiadadamente que habíamos equivocado de ruta.

Asumiendo la forma tradicional de aprender, vale decir a golpes y porrazos, esta pandemia del coronavirus debería llevarnos a peguntarnos si esta nuestra forma de vida consumista y depredadora del ecosistema, es viable para nuestra especie homínida (poco sapiens) y pensar en la necesidad de practicar una vida más libre, más natural, más frugal, en comunión y contacto con nuestros semejantes y con la naturaleza.

La sociedad humana ha venido construyendo una sociedad globalizada, con sobrepoblación, urbes inmensas, consumismo, continuos viajes aéreos, turismo masivo, cadenas de suministros a miles de kilómetros y lamentablemente, con una extrema desigualdad en el reparto de la riqueza y en los sistemas de salud públicos.
Con la globalización y el afán de mayores ganancias, las empresas prefirieron importar antes que producir, así es que acuden a países de mano de obra semi esclava y barata por lo que, entre otros muchos, los componentes médicos se fabrican en China, se refinan en la India y terminan en las farmacias y hospitales de todo el mundo.
Ahora con los problemas del transporte y logística, las empresas internacionales se han dado cuenta del extremo peligro que significa aunar dependencia y distancia. Otra cosa que también nos enseña la crisis del  coronavirus chino es la necesidad de tener la capacidad de enfrentar autónomamente cualquier situación adversa, de ahí la importancia de la educación, la tecnología propia, la innovación y la ciencia.

Esperemos que una vez que pase la crisis y como enseñanza de los graves problemas en las cadenas de suministro, modifiquemos nuestro sistema productivo e industrial. No se trata de llegar al aislacionismo total, sino de buscar la complementariedad evitando la total dependencia de suministros vitales que pueden afectarnos en periodos de crisis de transporte y que nos hace dependiente de interesas externos.

La nefasta experiencia coronavirica que ahora nos golpea y de la que nadie se escapa, nos hace ver una otra ruta a explorar: la “Glocalización” de la que ya se hablaba en los años ochenta bajo la consigna de: “Pensar Globalmente y Actuar Localmente“.

Mientras los Estados Nacionales buscan desesperadamente icorporarse a las actuales corrientes globales, a nivel local surgen respuestas innovadoras y creativas que de un modo u otro van enfrentando estas posiciones. Glocalizacion, es la combinación de elementos locales con los mundiales o globales; significa tener una estructura flexible que permite desde lo regional adaptarse a las demandas globales; con un entorno local que conserva su independencia y autosuficiencia económica y mantiene su cultura e identidad; lo que parece ser una buena alternativa.

Ahora y con este nuevo mundo coronavírico, tenemos una sociedad confinada, secuestrada, temerosa y en vías de una crisis psicológica y económica mundial, por lo que con la dura experiencia que estamos pasando deberíamos pensar en cambiar de modelo de vida y de sistema económico y social.

Olvidamos que lo importante es la gente; que ella sea feliz, se conserve sana y cuente con productos alimenticios suficientes para una dieta sana y frugal; que el objetivo en la vida no es solo la fabricación masiva de artículos, bienes y servicios que no son esenciales, ni útiles y que solo se los producen y venden por un especulativo afán de lucro.

Cada país en función de sus características propias, necesita encontrar y aplicar la receta para su organización política y de desarrollo; la cual por la experiencia adquirida necesita tener una visión orientada hacia la ampliación de las capacidades de la gente, de la ciencia y la tecnología, en lugar centrarse exclusivamente en la dependencia tanto externa, como interna de las materias primas y la explotación de los recursos naturales.
La ciencia y la tecnología deben ayudarnos a reducir nuestro impacto sobre el ecosistema, para que los tengamos mejores y más diversos, llenos de vida, un ambiente sano, más calidad de vida, mejores paisajes, playas y ríos limpios y sanos.

En estos tiempos difíciles hemos visto con mayor claridad las falencias de las instituciones nacionales e internacionales. Las instituciones supranacionales, en las que prevalecen los intereses ideológicos han sido incapaces de actuar de forma eficaz y coordinada; la Organización de las Naciones Unidas ha mostrado que carece de medios y posibilidades de plantear políticas públicas para toda la población y la burocracia internacional se limita a emitir alguna recomendaciones poco objetivas e inducidas ideológicamente, como lo hacen vergonzantemente la OMS y la CIDH.

Por tanto necesitamos asumir nuestro propio destino y organizarnos como sociedad y como país para encontrar las soluciones y tomar decisiones lo más cercano al origen de los problemas y de la población afectada, como se lo pretende hacer en un Estado Democrático y Federal pensando globalmente y actuando localmente.

Debemos entender que el incremento de la desigualdad económica amenaza con fracturar nuestras sociedades: aumenta la delincuencia y la inseguridad, socava la lucha contra la pobreza y hace que cada vez más personas vivan con más temor y menos esperanza.

Necesitamos contar con una mejor seguridad y a todo nivel, esto no implica tener un Ejército, cuyo rol está volcado a enfrentamientos internacionales; pensemos en Costa Rica, que sin ejército o gracias a no tenerlo, tiene más seguridad, estabilidad y progreso que sus vecinos militarizados.

Necesitamos construir un país más seguro, de una economía más productiva e igualitaria, fortalecer la seguridad alimentaria, desarrollar una agricultura sostenible y con respeto al ecosistema, una amplia base tecnológica y una infraestructura de servicios, internet, bases de datos y de telecomunicaciones, bien establecida.

Todo lo anterior lo dicen muchos, machacona y permanentemente y algunos lo creen pero casi nadie lo practica. Como siempre ha sucedido los ideales democráticos serán posibles gracias a una ciudadanía autónoma y responsable, y una cosa que quedo claro de esta experiencia corona vírica es que los Estados-nación están de vuelta y han llegado para quedarse.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , ,

Deja un comentario

EN CAMINO HACIA UNA NUEVA ECONOMIA, POSTCORONAVIRUS

Ovidio Roca

Vivíamos con una gran sensación de seguridad, nos movíamos por todas partes, trabajando, haciendo negocios o por placer. Cuando descubrimos que a pesar de nuestra ciencia y cultura no podemos lidiar con una agresiva peste viral, entendimos la necesidad de cambiar el enfoque de nuestro trabajo y nuestra economía.

Sin embargo la dirigencia mundial y las nacionales, no se ponen de acuerdo en como actuar contra el coronavirus chino y su impacto en la vida de los países. Algunos los  paralizan totalmente, se aíslan y aíslan también a la población; se inmoviliza la economía y la población se esconde, pretendiendo que el virus no los va a encontrar.

Otros postulan que hay que seguir trabajando, aplicando los cuidados sanitarios adecuados, buscando las vacunas y manteniendo la actividad productiva; pues hagamos lo que hagamos tarde o temprano indefectiblemente nos vamos a contagiar y muchos morirán porque tienen enfermedades de base y por la edad, por lo que hay que seguir adelante.

Lo bueno, es que en el proceso una gran población generará anticuerpos y se sanara, por tanto la idea es avanzar y no escondernos, pues corremos el riesgo de entrar en una gran desesperación, anarquía y morir por causa de la violencia, hambre, miseria y otras enfermedades.
Como todos nos contagiaremos, la estrategia es aplicar medidas sanitarias hasta que se logre la vacuna, que es la solución y la idea es cuidarnos para enfermarnos de a poco y evitar un colapso en el sistema de salud hospitalario y la disposición de fallecidos.

Recordemos que en la época del descubrimiento de américa, los conquistadores que habían tenido cientos de años de contacto con los virus de los resfriados, lo sufrían pero no morían, mientras por el contrario los indígenas americanos que estuvieron aislados, enfermaron y morían por millones.

Lo que está claro es que a consecuencia del desequilibrio del ecosistema y el cambio climático, los virus que antes no teníamos en nuestro entorno aparecen y para los mismos no tenemos anticuerpos. Por tanto tenemos tomar conciencia de que debemos de hacer algo al respecto y esto es respetar el ecosistema.

En general y en los últimos tiempos, la economía mundial ha funcionado siguiendo dos líneas básicas: la globalización y lo que luego se conoció como revolución tecnológica, la que se consolido posteriormente como economía digital.

Durante los últimos veinte o treinta años se acelera la globalización, bastante diferente a la que existió en épocas anteriores, por la escala y la rapidez del intercambio internacional de bienes y de la información; que en las últimas décadas explotó a niveles sin precedentes. Las facilidades para viajar, el internet, los acuerdos comerciales y las economías se desarrollaron con rapidez y se combinaron para crear un sistema que es más interdependiente que nunca.

Con plata, seguridad y salud, el mundo se convirtió en un enjambre turístico y de negocios, el que se movía de aquí para allá impulsados por la interconexión digital y las promesas de paraísos remotos y excitantes.
Habia un turismo de masas, alentado por los “viajes baratos y con todo incluido”, por lo que cientos de millones de personas se aventuraron a conocer el mundo para satisfacer su curiosidad, sus emociones y sensaciones. Con esa movilidad extrema crecieron la aviación comercial, los hoteles, las agencias de viajes y los guías turísticos, alimentando con una lluvia de dólares, euros y divisas varias, las economías locales. Ahora todo esto se ha frenado con el coronavirus.

Por la globalización y al caer las fronteras, los sistemas digitales posibilitaron la gestión global de las empresas y esto permitió y empujo el traslado de los centros fabriles de los países desarrollados hacia aquellos países más atractivos por el bajo nivel de salarios y la disciplina laboral. China, el país más poblado del planeta, se apoderó del negocio atrayendo las inversiones al ofrecer su mano de obra semiesclava, de bajos salarios y sin derechos sociales ni políticos y así vemos que producto de la globalización, el desfase tecnológico y el ansia de ganancias de los empresarios, en el mundo y especialmente en nuestros mercados latinoamericanos todo equipo y producto viene de China.

Sin embargo ahora con el coronavirus y el aislacionismo, las cadenas de suministro fueron interrumpidas y las personas empezaron a buscar fuentes alternativas en su entorno cercano, incluso si estas eran más caras. Frederick Kempe, Presidente del Atlantic Council, ha llamado la atención sobre la amenaza que representa esta dependencia excesiva de China para las cadenas de suministro cruciales, que van desde productos farmacéuticos hasta materiales de tierras raras utilizados en casi todos los equipos de alta tecnología.

La pandemia finalmente nos mostró el peligro de la extrema dependencia que tenemos con las fábricas chinas y orientales, en la que caímos por la globalización y nuestro desfase tecnológico; por esto se está planteando el imponer medidas proteccionistas para favorecer la producción doméstica, lo que por una parte encarecerá el producto, pero por otra permitirá el desarrollo de industrias y de medianas empresas locales, inviables por hoy.

Este nuevo escenario hará que la industria manufacturera occidental, empiece a traer a sus países gran parte de sus empresas y especialmente las de la China y la guerra comercial internacional combinada con la epidemia del coronavirus, hará que gran parte de las actividades productivas sean automatizadas. Veremos un cambio en los modos de producción y los modos de consumo, el  Internet es el sistema de organización en esta nueva economía y se multiplicaran los mecanismos como las impresoras 3D, las entregas rápidas (Pedidos Ya) y de paso el proteccionismo se expandirá.

La nueva economía post coronavirus se orientara también hacia la reorganización de la economía mundial, en busca de un comercio internacional donde la competencia se dé entre países libres y donde los regímenes que usan mano de obra semiesclava se vean obligados a la apertura política e institucional y el respeto al ser humano y al ecosistema en el que vivimos.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

CADA GENERACIÓN ES RESPONSABLE DE CONSTRUIR SU PROPIO FUTURO

Ovidio Roca

Una nación se construye como un proyecto de convivencia, de destino común y compartido entre los habitantes de un país.
Los habitantes del futuro son los jóvenes de hoy, una juventud en un país diverso que necesita construir ese futuro a la medida de sus necesidades y aspiraciones y en busca de preservar su identidad, respetando al otro y el valor de la diversidad étnica y cultural nacional.

Ellos ya no se adaptan a la antigua dicotomía de izquierda y derecha y menos a las prácticas verticales y centralistas de los partidos políticos, a los que hace tiempo les perdieron la confianza; tanto a ellos como a sus caudillos. En consecuencia utilizando el internet construyen nuevos mecanismos de comunicación y organización ciudadana más flexible y en red, tales como las plataformas y redes sociales. Sin embargo y esto es importante de señalar, mantienen su adhesión a la democracia y la libertad como un valor ciudadano fundamental.

Como están vinculados a las TIC, el Internet y las Plataformas y redes Sociales, tienen una visión más global del mundo y la sociedad que nosotros los de la generación anterior; pero esto no les garantiza un pensamiento libre y democrático, pues también ellos reciben y son influidos por los vientos castrochavista que infectan de populismo a las sociedades latinoamericanas que luego claman como en la argentina Kristinista: “Basta de realidades queremos promesas”.
Se evidencia que las promesas son más importantes y apreciadas que la dura realidad, por eso los políticos más exitosos son los que más mienten.

En Bolivia, la juventud ha venido practicando estas nuevas formas de participación digital en defensa de la democracia y de sus intereses por una vida mejor. A partir del conflicto del TIPNIS, el año 2011, varios grupos de activistas hicieron un salto a lo digital y empezaron a buscar apoyo internacional. Luego con “Bolivia dijo No”, se alzaron pidiendo el respeto a la Constitución y el voto del 21 de Febrero de 2016 y últimamente protestaron por el fraude electoral del 20 de Octubre perpetrado por el Gobierno masista. Estos jóvenes durante 21 días sitiaron al tirano cocalero hasta que se vio obligado a renunciar.

Los distintos partidos políticos intentan conquistar a los jóvenes, olvidando que ellos hacen poco caso a quienes prevalidos de su status económico o político les dan órdenes y consignas. Ellos actúan de forma activa e  innovadoras para conseguir lo que quieren, son activistas de la protesta social, de la inconformidad, del desafío constante al statu quo. Tienen los ojos puestos en un futuro que quizá no sepan definirlo ni entenderlo claramente, pero saben que es eso es lo que quieren. Un futuro que nosotros los de antes no entendemos y que ya no es el nuestro. Siguen a líderes mediáticos y radicales, los que llevan la marca de su tiempo, algo que los políticos y los adultos solemos olvidar con demasiada frecuencia.

Es innegable que corren nuevos tiempos y que se necesita construir un nuevo tipo de Estado y un nuevo contrato social que legitime la relación de gobernantes y gobernados con base a los nuevos paradigmas ideológicos, ambientales y sociales. El Estado centralista y caudillista en Bolivia ya fracasó; el intento de autonomía no significó mucho pues se supedito al autoritarismo y centralismo populista cocalero, por lo que la mejor alternativa es construir un nuevo Estado Democrático Federal a la medida de los tiempos y de la cultura y diversidad boliviana.

Para garantizar su futuro, es urgente que los jóvenes se organicen y movilicen para crear conciencia de un Estado de nuevo tipo, que reconozca la pluralidad del país y el derecho de sus habitantes a gobernarse desde la base. El Federalismo implica unidad en la diversidad cultural; propone una perspectiva de identidades superpuestas, una asociación de Estados regionales, que en condición de igualdad ejercen las funciones de Gobierno en su región y delegan algunas competencias a un Estado Federal Nacional.

Vivimos en un mundo en constante transformación económica, social y ambiental y a las nuevas generaciones les corresponde construir el Estado y el país en que vivirán y hacerlo a su imagen y necesidad. Los viejos reposarán en los cementerios y habrá un nuevo ciclo, RIP.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

DIFICILES PERSPECTIVAS PARA EL PAIS BAJO EL MODELO POPULISTA

Ovidio Roca

Los desajustes en cualquier economía son problemáticos y peor aún en países que se encuentran debajo del nivel de pobreza; países de economía extractivista que llegaron tarde a la industrialización y cuya población es amansada con subsidios y empleos estatales, mientras otros sobreviven con autoempleos informales de bajo nivel tecnológico.

Los políticos populistas son expertos en el discurso y no se preocupan de la economía, de la producción, de los costos, ni de aumentar la productividad; ellos le meten nomas y gastan todo lo que pueden y como diría el Evo, alguien proveerá y así se gastan las reservas internacionales, se endeudan y sobre todo siguen mintiendo, ofreciendo la felicidad masista.

Después de 14 años, la herencia real que nos deja el masismo es la de una economía quebrada, informal y cocalizada; la agudización del racismo, el enfrentamiento campo ciudad, una institucionalidad destruida y un pueblo con una arraigada cultura populista.

El dato que los políticos populistas no quieren reconocer es que en economías pobres, extractivistas y dependientes del precio de las materias primas, no se pueden mantener estos niveles de subsidio sin endeudarse, sin emitir moneda inorgánica y por lo tanto al gobierno populista que por su ideología no apuesta al trabajo y la producción, solo le queda la represión, pues la gente ya no acepta perder sus prebendas y menos aún con la diaria constatación de que la administración del Estado en manos de los populistas, es además de corrupta, ineficiente.

Cuando se agudizan las crisis, los dirigentes populistas se ven obligados a cambiar de enfoque, pues ya no tienen los recursos para seguir con los subsidios e inversiones dispendiosas e intentan buscar otras opciones diferentes a lo que venían aplicando. Esto implica romper con compromisos políticos anteriores: recortar la inversión pública, congelar pensiones y reconocer la necesidad y urgencia de reducir prebendas hasta entonces consideradas auténticos logros de su gobierno, como los bonos y subsidios, sistema público de salud gratuito y el de pensiones sin aportes y en el caso boliviano y países chavistas, la permisividad con la economía de la coca y el narcotráfico.

El problema es que las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) han posibilitado que aun las poblaciones pobres estén interconectada mediante el Internet y reciban permanentemente el mensaje y las imágenes de un mundo “desarrollado” presa del consumismo. Cuando los latinoamericanos se comparan con esos países ricos, se sienten frustrados por no acceder a los lujos que ven en las noticias y tampoco a los servicios básicos de educación, salud, seguridad y transporte y lo peor es que no avizoran una salida para lograr sus aspiraciones de una mejor vida, tanto por el rumbo actual de la economía de sus países y menos cuando observan a sus dirigentes políticos por lo general incapaces y corruptos. Por tanto buscando tener al menos la esperanza de vivir medianamente como ricos y “sin tener que laburar”, caen en la trampa y aceptan ser engañados por las promesas e ilusiones que le ofrecen los populistas.

Cuando se acaba la plata y los subsidios, la gente reacciona desesperada exigiendo sus derechos y el gobierno aumenta sus mecanismos y grupos de represión por lo que la gente se amotina; pero pasa un tiempo y no logran nada y se siente vencida y huye desesperada a cualquier parte. Esta película la hemos visto muchas veces con escenarios y actores diversos: cubanos, venezolanos, nicaragüenses, los que angustiados buscan como sobrevivir en otros países. Muchos quieren ir al paraíso capitalista gringo, pero ya no los están dejando entrar.

Reconstruir el país y la sociedad que dejará el MAS, va a requerir de un duro trabajo y de largo aliento. La Argentina lo intentó con errores, pues no se atrevió a cortar por lo sano la infección populista, de modo que el pueblo de cultura peronista decidió volver al Kristinismo y lo consiguió. Su argumento es: “Cristina robaba pero teníamos para comer. Hoy tenemos que laburar día a día para tener algo”,  lo que termina de configurar lo peor de una mentalidad populista. Como dato, en la argentina dos tercios de la población viven del Estado y un tercio tiene que laburar para mantener al resto.

De continuar el masismo proliferará la coca y el narcotráfico y los carteles internacionales del narcotráfico se apoderaran del país y  “el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros” y además habrá violencia, muerte, hambre y miseria.

Lo que queda evidente en nuestro país, es que bajo el masismo la situación de la economía nacional se presenta catastrófica y que si el próximo Gobierno es un gobierno democrático y responsable, tendrá que cargar con esta explosiva herencia; una herencia nefasta a la cual hay que buscarle soluciones. En nuestra historia pasada se ha visto gente desesperada que se amotina y logra apoyo de parte del ejército y policía, consiguiendo la expulsión de los gobernantes y en algún caso lo han colgado en la Plaza Murillo. La historia nos lo dirá; si sobrevivimos.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , ,

Deja un comentario

PARTIDOS POLÍTICOS Y REDES SOCIALES EN TIEMPO DE LAS TIC

Ovidio Roca

A la caída de la Unión Soviética los grupos de izquierda reunidos en el Foro de Sao Pablo replantearon su estrategia para la conquista del poder, de sus privilegios y prebendas; había caído el comunismo y la izquierda se lanza a la toma del aparato del Estado utilizando ahora un discurso populista, el que combina hábilmente la demagogia, el estatismo y el capitalismo salvaje, todo bajo un barniz democrático. Los angurrientos populistas utilizan además y de forma eficiente la democracia electoral y así se hacen del poder en los distintos países con falencia institucional: en Venezuela, con el Socialismo Siglo XXI, en Bolivia con el Socialismo indígenista y comunitario y así por delante en Nicaragua, Brasil, Ecuador.

Desde hace rato los partidos políticos tradicionales se han venido debilitando y perdiendo la confianza de la población y ahora están acorralados por los Gobiernos Populistas y esto en un nuevo escenario: el comunicacional y de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, las TIC; con lo que se encuentran en verdaderos aprietos.

En este nuevo contexto la forma de hacer política ha tenido que modificarse por la emergencia de las redes sociales, las que ahora vienen a ser los instrumentos de enlace entre política y ciudadanía. Son los llamados Movimientos Sociales, las Plataformas Ciudadanas, los grupos de interés, los que impulsan a la población a oponerse a los gobiernos en los referendos, en las elecciones y los denuncian y reclaman de forma masiva y espontánea mientras se movilizan en contra del Gobierno dictatorial creando conciencia ciudadana.

Estas nuevas organizaciones ciudadanas son eficaces en enfrentar al gobierno, pero carecen de estructura para gobernar y dar solidez y coherencia a una gestión de Estado, pues para esto se necesita de estructura organizativa, de cuadros, de militancia, de ideología, de un plan de gobierno, de un liderazgo y esto es un Partido Político.

Es por demás conocido que las personas que carecen de educación, libertad de pensamiento y de información son fáciles de manipular y por esto los populistas hacen todo por evitar que las redes sociales con las TIC, logren que los mensajes políticos circulen, se repliquen, se reproduzcan, se viralicen y así logren un mayor efecto mediático y político sobre la población. En este campo los principales expertos y asesores de los políticos populistas latinoamericanos, son los castristas cubanos.

Los gobernantes de los países dictatoriales en procura de reprimir a la población tienen como una de sus principales tareas, el control férreo de la información, de la libertad de expresión y de las comunicaciones y para esto buscan evitar el uso libre de del internet. En Cuba y Venezuela países líderes en represión, además de controlar el internet con los Guerreros digitales castrochavistas, bloquean los sitios WEB de los medios de prensa independientes y de los opositores.

En esta guerra mediática y digital, buscando engatusar a la ciudadanía se utiliza de todo, promesas, chantaje, noticias e información falsa; la llamada posverdad, que es una distorsión deliberada de la realidad, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes y el voto de la gente y por tanto retener el Poder.

Los actores políticos y los Partidos se han venido adaptando a esta nueva dinámica comunicacional y al Internet y ahora tienen cuentas en las plataformas más importantes y las usan para fortalecer sus estrategias de comunicación. Para ello cuentan con el apoyo de equipos especializados en comunicación y la mayoría de sus comentarios y declaraciones en redes sociales son redactados y publicados por sus asesores, los que inclusive les manejan sus cuentas personales de tweet, wasap y otros. Dicen que ahora se gobierna a ritmo de twit.

Con vista a la rerepostulación de Evo, el MÁS a partir de este año y desde el chapare cocalero se alista en la guerra por conservar el poder y lanza a sus 500 guerreros cibernéticos, que se asegura no cobran en michis billetes green sino en potentes hojas verdes. Estos llamados “guerreros digitales” del MAS tienen  una lista de objetivos: opositores  a los que tienen que denigrar y atemorizar y también inkautos quien comprar, ofreciendo el oro y el moro, la verde y la nieve, buscando así convencer los votantes y dividir a los opositores.

El Estado Populista consigue seguidores fieles, los que esperan buenos negocios y mejores soluciones para todos sus problemas. Son individuos y grupos que no tiene interés en asumir por si mismos la solución de sus problemas, ni mejorar su comportamiento y no respetan ni exigen el respeto de los demás.

Mientras esta situación y actitud del ciudadano permanezca así, no habrá futuro para el país por lo que la esperanza de la sociedad democrática esta en los jóvenes libres y creativos y en los partidos políticos organizados y eficientes que deben ser los gestores y portavoces de una propuesta de país, los que deben conformar escuelas de cuadros y de líderes, comprometidos para manejar el Estado y las políticas públicas.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

MEDIOS DE INFORMACIÓN ELECTRÓNICOS Y DIGITALES CONTRA EL TOTALITARISMO MASISTA

Ovidio Roca

El acceso a la Internet está sumamente restringido en países gobernados por partidos comunistas, Corea del Norte, Vietnam, China y Cuba. Nota de Prensa

Si miramos la geografía y la economía internacional, vemos que los países exitosos y donde la gente vive mejor son aquellos donde imperan los valores relacionados con el respeto a los demás, el reconocimiento del mérito en todas las actividades, el conocimiento, la ética del trabajo y la responsabilidad ciudadana. Son países que cuentan con una institucionalidad consolidada, es decir que no solo tienen buenas normas, códigos, leyes y costumbres sino que también se cumplen.

Los regímenes populistas usan el Estado para reafirmar su poder por siempre y se olvidan y hacen olvidar a la gente que el verdadero rol del Estado es defender el derecho a la vida, la libertad y la propiedad de las personas y no el atemorizarlas y dominarlas.

Experiencias internacionales nos muestra que no hay ningún secreto para transformar a un país pobre en un país próspero, solo hay que lograr que el Estado garantice el estado de derecho, no perjudique a la actividad privada y permita que la gente de vía libre a su capacidad de innovación y se incorpore a la nueva sociedad de la información y el conocimiento.

Este proceso de transformación se encamina aplicando el modelo liberal democrático, que se apoya en la propiedad y el esfuerzo privado, el ahorro, las inversiones, el achicamiento del Estado, la libertad de gestión y evitar engorrosos trámites, regulaciones y monopolios estatales, empresariales y sindicales, y sobre todo contar con un ambiente de libertad y de seguridad para que la gente tenga confianza en el futuro, se capacite, trabaje y así logre su progreso y bienestar.

Bajo este esquema liberal democrático, el Estado es un guardián del estado de derecho, no un empresario y solo debe invertir cuando es necesario en sectores clave como la educación, salud, infraestructura básica, cuidado del medio ambiente y redistribuye los recursos mediante impuestos progresivos.

Los regímenes populistas castrochavistas, estatizaron la economía, hicieron una norma de la corrupción y la multiplicaron, destruyeron los controles institucionales para instalar un Gobierno unipartidario y un único caudillo de forma indefinida y usando mal el sistema electoral y los referendo, los que por sí solos no son un instrumento de la verdadera democracia y peor aun cuando se lo hace con personas mal informadas y manipuladas por una campaña llena de miedos y mentiras.

Los populistas usan con mucha habilidad los movimientos de masas, llamados movimientos sociales y  se sirven de eslogan, volantes, carteles, concentraciones y demostraciones callejeras para enfrentar a la oposición y atemorizar al pueblo. Pero cada vez más y gracias a la tecnología de la comunicación esto está cambiando, y siguiendo los ejemplos internacionales las clase medias de américa latina y ahora de Bolivia, usando Facebook, Blogs, Twitter, teléfonos móviles, los correos electrónicos y otras herramientas de la Web, luchan contra los sistemas autoritarios difundiendo sus opiniones, noticias, denuncias, fotografías, videos; ellos intercambian información, se organizan, se movilizan y llegan al mundo entero y esto será así mientras el Estado no controle el Internet, como en Cuba, Corea y China.

El ejemplo de las dos últimas elecciones judiciales y  el referendo repostulatorio, en las cuales el pueblo informado y comunicado derroto al Gobierno y mostro su poder, nos señalan que los días del populismo están contados. Ahora la responsabilidad de la población y sus líderes e instituciones democráticas, es contribuir a la construcción de un plan de gobierno, armar equipos eficientes y meritocráticos, locales y nacionales para la gestión del Estado y exigir el desprendimiento personal de los líderes y de los partidos políticos para lograr una gran alianza programática y de acción política.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, ,

Deja un comentario