Entradas etiquetadas como federalismo

CADA GENERACIÓN ES RESPONSABLE DE CONSTRUIR SU PROPIO FUTURO

Ovidio Roca

Una nación se construye como un proyecto de convivencia, de destino común y compartido entre los habitantes de un país.
Los habitantes del futuro son los jóvenes de hoy, una juventud en un país diverso que necesita construir ese futuro a la medida de sus necesidades y aspiraciones y en busca de preservar su identidad, respetando al otro y el valor de la diversidad étnica y cultural nacional.

Ellos ya no se adaptan a la antigua dicotomía de izquierda y derecha y menos a las prácticas verticales y centralistas de los partidos políticos, a los que hace tiempo les perdieron la confianza; tanto a ellos como a sus caudillos. En consecuencia utilizando el internet construyen nuevos mecanismos de comunicación y organización ciudadana más flexible y en red, tales como las plataformas y redes sociales. Sin embargo y esto es importante de señalar, mantienen su adhesión a la democracia y la libertad como un valor ciudadano fundamental.

Como están vinculados a las TIC, el Internet y las Plataformas y redes Sociales, tienen una visión más global del mundo y la sociedad que nosotros los de la generación anterior; pero esto no les garantiza un pensamiento libre y democrático, pues también ellos reciben y son influidos por los vientos castrochavista que infectan de populismo a las sociedades latinoamericanas que luego claman como en la argentina Kristinista: “Basta de realidades queremos promesas”.
Se evidencia que las promesas son más importantes y apreciadas que la dura realidad, por eso los políticos más exitosos son los que más mienten.

En Bolivia, la juventud ha venido practicando estas nuevas formas de participación digital en defensa de la democracia y de sus intereses por una vida mejor. A partir del conflicto del TIPNIS, el año 2011, varios grupos de activistas hicieron un salto a lo digital y empezaron a buscar apoyo internacional. Luego con “Bolivia dijo No”, se alzaron pidiendo el respeto a la Constitución y el voto del 21 de Febrero de 2016 y últimamente protestaron por el fraude electoral del 20 de Octubre perpetrado por el Gobierno masista. Estos jóvenes durante 21 días sitiaron al tirano cocalero hasta que se vio obligado a renunciar.

Los distintos partidos políticos intentan conquistar a los jóvenes, olvidando que ellos hacen poco caso a quienes prevalidos de su status económico o político les dan órdenes y consignas. Ellos actúan de forma activa e  innovadoras para conseguir lo que quieren, son activistas de la protesta social, de la inconformidad, del desafío constante al statu quo. Tienen los ojos puestos en un futuro que quizá no sepan definirlo ni entenderlo claramente, pero saben que es eso es lo que quieren. Un futuro que nosotros los de antes no entendemos y que ya no es el nuestro. Siguen a líderes mediáticos y radicales, los que llevan la marca de su tiempo, algo que los políticos y los adultos solemos olvidar con demasiada frecuencia.

Es innegable que corren nuevos tiempos y que se necesita construir un nuevo tipo de Estado y un nuevo contrato social que legitime la relación de gobernantes y gobernados con base a los nuevos paradigmas ideológicos, ambientales y sociales. El Estado centralista y caudillista en Bolivia ya fracasó; el intento de autonomía no significó mucho pues se supedito al autoritarismo y centralismo populista cocalero, por lo que la mejor alternativa es construir un nuevo Estado Democrático Federal a la medida de los tiempos y de la cultura y diversidad boliviana.

Para garantizar su futuro, es urgente que los jóvenes se organicen y movilicen para crear conciencia de un Estado de nuevo tipo, que reconozca la pluralidad del país y el derecho de sus habitantes a gobernarse desde la base. El Federalismo implica unidad en la diversidad cultural; propone una perspectiva de identidades superpuestas, una asociación de Estados regionales, que en condición de igualdad ejercen las funciones de Gobierno en su región y delegan algunas competencias a un Estado Federal Nacional.

Vivimos en un mundo en constante transformación económica, social y ambiental y a las nuevas generaciones les corresponde construir el Estado y el país en que vivirán y hacerlo a su imagen y necesidad. Los viejos reposarán en los cementerios y habrá un nuevo ciclo, RIP.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

HACIA LA REPUBLICA DEMOCRATICA FEDERAL DE BOLIVIA

Ovidio Roca

El mundo vive un nuevo ciclo histórico, de grandes transformaciones y en todos los ámbitos. Un mundo que tecnológicamente y socialmente se ha modificado radicalmente y ante lo cual la juventud latinoamericana está reaccionando sin un norte claro. Un mundo comandado por las redes sociales, noticias falsas y mensajes envenenados con los que se manipula a las personas y que los populistas latinoamericanos aprovechan para sembrar el odio y consolidar su dominio. También hay buenas noticias, pero las malas prevalecen.

Por todas partes vemos estallidos de una violencia destructiva y salvaje, de quemas y rapiña que se expande como una peste, la que es impulsada en nuestro país por la prédica Evista de odio racial y social, a la que se añade a la prédica castrochavista en la que muchos caen.

Lo que permanentemente se menciona de esta nueva sociedad, es la desconfianza hacia las instituciones, la falta de comunicación entre los líderes y la sociedad, el recelo hacia una democracia que no termina de afirmarse, los desniveles económicos y sobre todo la reducción o quita de algunos subsidios que gustan tanto a la población.

La comunidad humana en su tránsito histórico y como uno de sus últimos hitos construyo la democracia, como se dice el menos malo de todos los sistemas. Uno para el cual la libertad es el valor supremo y que debe manifestarse en todos los ámbitos: económico, político, social y cultural y con un Estado cuya función principal es asegurar la libertad, el orden público, el respeto a la ley, la propiedad privada y la igualdad de oportunidades.

Los bolivianos somos de un país diverso, geográfica, étnica, histórica y culturalmente.  Un pueblo que como todos, busca consolidarse y fortalecerse bajo principios comunes; cultura, tradición, familia; valores como respecto a derechos y responsabilidad frente a las leyes y las libertades, a la seguridad y el bienestar. Una búsqueda del progreso y la paz que debe estar por encima de las diferencias ideológicas de etnia, lengua, cultura o religión y bajo el entendido que “los derechos de unos terminan donde empiezan los derechos de los demás”.

En los últimos años se implanto demagógica y autoritariamente el Estado Plurinacional cocalero, ahora en retirada, cuya práctica ha sido la de publicitar la existencia de varias naciones indígenas, las mismas que fueron subyugadas bajo un Estado central y hegemónico y al servicio de un Cacique Indígena altiplánico. Con un gobierno populista cocalero, que como todos los de su tendencia totalitaria, basan su poder en la centralización absoluta del Poder y el manejo atrabiliario de las Instituciones del Estado, de la policía, el ejército y financiados por la coca, el narcotráfico y el contrabando.

Esto se da en el país de mayor raigambre indígena de América; una sociedad que se reconocía mestiza y que avanzaba hacia su integración, pero que con el populismo cocalero y Evo Morales, el racismo se lo radicaliza y se lo usa para enfrentar a la oposición mestiza, promoviendo y usando la discriminación racial.
Lo irónico es que este gobierno que se dice indígena es manejado por q’aras como el Vice y los Ministros, que son el verdadero poder y donde el Presidente no pasa más allá de ser un bicu bicu con cara de indígena. El problema para los inventores, es que todo símbolo cuando se internaliza se da cuenta de su poder y se torna poderoso e inmanejable; ahí vemos a Evo que hace noticia mundial con su intolerancia y prepotencia sin límites; algo por demás conocido en nuestro país.

Desde hace rato se viene proponiendo, dada la diversidad del país, la necesidad implementar una República Democrática Federal para que cada región de acuerdo a su tradición y cultura, elija y sea responsable de su destino. El federalismo construye sociedades más democráticas, que respetan las individualidades sociales, religiosas, étnicas o culturales de las distintas regiones; algo vital en casos de países multiétnicos o Estados plurinacionales como el nuestro.

El federalismo contempla un ordenamiento jurídico doble: el propio de cada Departamento y el Federal de la nación; esto permite que dos Estados del mismo país tengan algunas leyes diferentes y adecuadas a su idiosincrasia. El sistema Federal parte de la premisa de la subsidiariedad, lo que implica que todo lo que se puede hacer bien a nivel local o departamental debe dejárselo a ese nivel. Como se afirma popularmente, una mejor administración es aquella que se realiza lo más cerca del problema. Recordemos además que por etimología Federalismo es la construcción política basada en la confianza (fides) mediante un pacto entre iguales (foedus).

En este contexto histórico la mejor opción política y administrativa para Bolivia es el reto de construir una nueva sociedad, no desde los caudillos sino desde las bases de la sociedad.
Un modelo de subsidiaridad como el Federal es el reto para construir con responsabilidad una mejor sociedad. Líderes jóvenes como los que emergieron en Santa Cruz y Potosí y enfrentaron el populismo cocalero y derrotaron al Evismo, podrían enarbolar la bandera del federalismo y conducir a sus pueblos hacia una nueva sociedad más descentralizada y más responsable.

Vivimos una época difícil que el pueblo superara y es importante ir pensando en las nuevas opciones para este nuevo mundo de la tecnología, de las comunicaciones, de la globalización, de la economía del conocimiento y del cambio climático; siempre aferrados a los valores permanentes de la democracia y la libertad.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

FEDERALISMO EN TRES TIEMPOS

Ovidio Roca

El Estado centralista es una fuente de poder y riqueza para quienes lo detentan y manejan a su arbitrio, por lo que ellos hacen lo imposible para no soltarlo”. SNCHY

  1. Santa Cruz 25 de Diciembre de 1876. El precursor y las balas del centralismo

En Santa Cruz y en esta fecha, se produjo la declaración de la “Federación” en Cabildo público y Andrés Ibáñez pasó a formar parte de una Junta de Gobierno Federal, la Junta Superior del Estado Federativo Oriental, junto a Urbano Franco y Simón Álvarez. Entre las medidas sociales y económicas adoptadas por el gobierno Federal está la abolición de la servidumbre en las haciendas. Además se instauró el cobro de impuestos a los productores de azúcar y una medida que luego menoscabó parte de las bases del igualitarismo, fue el cobro de bonos para sostener la causa y el nuevo régimen.
Inmediatamente de esto el Gobierno Central envió sus fuerzas armadas y persiguió a los liberales e igualitarios. Andrés Ibáñez fue fusilado por el ejército andino céntrico, el 1 de Mayo de 1877 junto al resto de sus compañeros.

2. La Paz 6 de Noviembre de 1898. Plato paceño: q’arapanza.

Ante la declinación de la economía de la Plata y ahora con el auge del estaño y otros minerales como el oro, ahora en manos de los paceños, estos exigen ser la sede del Gobierno Central y algunos sectores amenazan con anexarse al Perú. El 6 de Noviembre de 1898 hay un gran motín en La Paz exigiendo el Federalismo y trasladar el Gobierno a esa ciudad y luego el 14 se crea un Comité Federal presidido por el Coronel Pando. A la vez sus Diputados defienden en el Congreso la causa Federal con gobierno y autonomía económica para cada Departamento.

Tres días después el Gobierno conservador en ejercicio, aprueba la Ley Radicatoria con Sucre como capital y sede del Poder Ejecutivo y el 19 se la promulga oficialmente.

En respuesta, el 12 de Diciembre se constituye una Junta Federal de liberales, lo que luego da inicio a la guerra federal. Para este enfrentamiento, las elites paceñas se aliaron y usaron a los aymaras bajo el mando de Zárate Willka y cuando ganaron la guerra y ya no los necesitaban incumplen sus promesas y ejecutan a su líder Willka.

Una vez logrado su objetivo, la oligarquie paceña traslada oficialmente la sede de Gobierno a La Paz y dejan como Capital nominal a Sucre. Olvidan todo el discurso federalista y ejercen el gobierno centralista y expoliador de siempre. Para justi­ficar esta decisión, los pseudo liberales esgrimieron nuevos argumentos según los cuales el país no estaba preparado para asumir un régimen federal ya que este potenciaría el peligro del caudillismo y la amenaza desestabilizadora de los grupos indígenas. Sin embargo, la razón de fondo fue que no se trataba de reemplazar un gobierno centralizado por otro federal, sino sustituir en el poder a una fracción de la oligarquía dominante por otra.

En esta guerra se produjo una terrible masacre en la Iglesia de Ayo Ayo, donde se acogieron los heridos del escuadrón constitucional Sucre y allí muchos jóvenes sucrenses fueron asesinados cruelmente por los indígenas.

  1. Santa Cruz 4 de Octubre de 2019. Plato camba: majau con huevos.

En Santa Cruz, el Cabildo convocado por el Comité Cívico asume el compromiso del Federalismo: “El Cabildo será el punto de partida; se asumirán los compromisos ciudadanos e institucionales de trabajar sin descanso en una propuesta federal, solidaria y unificadora. Tienen mi compromiso personal, de no descansar hasta ver a mi amada Bolivia convertida en la República Federal de Bolivia”. Luis Fernando Camacho, Presidente del Comité Cívico.

Establecer el federalismo conlleva un arduo trabajo e implica asumir nuestras responsabilidades por los éxitos y los fracasos de nuestra gestión como Estado Federal y como nación cruceña.
El federalismo es un sistema que se puede ajustar a cada realidad nacional y para ello posee un sistema de gobierno flexible que busca desarrollar proyectos que concilien los interese de sus habitantes, sus valores sociales, políticos, económicos, étnicos y culturales generales de cada región. Por tanto el federalismo como sistema político, permite ajustar y mantener el equilibrio de poder a lo largo y ancho del territorio nacional.

El sistema federal presenta una división territorial; un Gobierno Central, Gobiernos Federales y Gobiernos Municipales autónomos. La finalidad del federalismo es mantener el equilibrio de poder entre los diversos Estados, para que cada uno de ellos tenga su propia legislación y pueda así conectarse más directamente con las necesidades de sus habitantes. Es importante destacar que en el federalismo hay un mecanismo de delegación o de subsidiariedad de abajo hacia arriba, es decir que el poder político se comparte por cada una de los Estados federales que forman un todo.

En este camino hacia el Federalismo, es importante ir trabajando en definir las competencias de los niveles Nacional, Estadual y Municipal y especialmente en el Régimen Tributario y su administración en cada nivel de la Republica Democrática Federal. Un trabajo para mi amigo José Luis que sabe de esto.

ovidioroca.wordpress.com

 

,

Deja un comentario

ESTADO DEMOCRATICO FEDERAL

Ovidio Roca

Es tarea primordial de las personas trabajar para lograr seguridad para su casa, su vida y sus bienes y cuando no lo consigue, huyendo de la inseguridad, se van al país o al lugar donde el sistema de justicia garantice sus derechos fundamentales. Por tanto si queremos permanecer y prosperar en nuestros pueblos debemos construir  un sistema de gobierno que garantice y proteja nuestra libertad y seguridad, pues de no hacerlo sufriremos las lamentables circunstancias que viven los pueblos centroamericanos y el venezolano.

Los bolivianos estamos conformados por pueblos y regiones de gran heterogeneidad étnica y cultural y vivimos dispersos en una amplia y diversa geografía; somos de diferentes nacionalidades, grupos religiosos y con variadas visiones y culturas, por lo que si queremos, todos y cada uno de nosotros, vivir en nuestras regiones juntos y en paz debemos construir ciudadanía y en esta calidad de ciudadanos de un Estado todos debemos tener seguridad jurídica, los mismos derechos e iguales obligaciones ante la ley.

Somos un pueblo heterogéneo y hay que entender que la heterogeneidad nos es mala; la unidad y la diversidad son conceptos básicos y complementarios, la unidad se opone a la desunión, y la diversidad a la homogeneidad, por lo cual la consigna que históricamente corresponde es: “pluribus unum”, es decir la unidad en la diversidad.

El actual Gobierno se precia de indigenista y ha nominado demagógicamente al país como Estado Plurinacional y menciona la existencia de 36 naciones indígenas, aunque en la práctica quien gobierna y con apoyo externo castrochavista, es un reducido grupo mestizo.

Hasta ahora y superando diversas circunstancias culturales y económicas, los bolivianos veníamos construyendo un Estado Nacional en procura de conseguir fines comunes; una difícil tarea para un país encerrado en el centro del continente, lejos de las costas marítimas, con una economía primaria extractiva y donde la competencia externa con el mundo globalizado, hace difícil el desarrollo de actividades productivas y manufactureras competitivas.

Esta inicial voluntad de convivencia  que tienen los bolivianos, empezó a fracasar cuando el grupo mestizo gobernante del MAS; utilizando el discurso étnico y la práctica autoritaria decide, por conveniencia más que por convicción, utilizar a dos grupos étnicos mayoritarios y de tradición centralista para imponerse sobre los otros más individualistas y contestatarios. Se apoyan además en que estos pueblos andinos tienen una tradición y una cultura mercantilista y de cultivo de la coca, por lo que los controlan siendo permisivos con el comercio informal y el tráfico de esta hoja y sus derivados, obteniendo así su acatamiento y su respaldo.

Las distintas regiones y pueblos de Bolivia que no forman parte del ámbito tradicional de la minería y la coca, han sido desde siempre sojuzgadas por el Centralismo, por lo cual han venido pelando permanentemente por su autonomía y la descentralización. Una descentralización que en esencia es consustancial al federalismo y que implica necesariamente la participación activa de las distintas regiones para desde ellas conformar un Gobierno Nacional Federal y Democrático.

En los Estados Democráticos Federales, las regiones ejercen su autogobierno y construyen sociedades basadas en la ley, con ciudadanos iguales ante la misma y un sistema de separación e independencia de los Poderes: legislativo, ejecutivo, judicial y electoral y exigen el cambio periódico de autoridades y la necesidad de un árbitro imparcial que garantice el cumplimiento de la Constitución. En lo económico administrativo se busca un sistema de propiedad privada, libre empresa y gobierno eficaz.

Este es el tipo de sociedad y de Estado, que con aciertos y errores ha venido evolucionado y logrado los mejores resultados en el mundo libre; con un Gobierno reducido y eficiente, servidores públicos eficaces, profesionales cada uno en su ramo y seleccionados en base al mérito. Un modelo de Estado y de Gobierno que otorga seguridad y garantías para que todas y cada una de las personas en libertad, puedan desarrollar todas sus potencialidades creativas que es la esencia del ser humano. Estados donde los pueblos y comunidades diversas manteniendo sus valores históricos y culturales se han venido mestizando y trabajando juntos y en paz.

Este es el Estado Federal Democrático y el que garantiza nuestro futuro y no el fracasado modelo castrochavista que aún subsiste y solo por poco tiempo más en cuatro países: Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia. Es urgente decidir lo que queremos y actuar en consecuencia.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , ,

Deja un comentario

AUTONOMÍA SE HACE AL ANDAR

Ovidio Roca

El saber popular acuña frases tales como: del dicho al hecho, del discurso a la acción y en esta misma línea de expresión, hace un tiempo en Santa Cruz se decía: “Autonomía se hace al andar” y con esto se quería expresar que no podemos quedarnos en la pura charla y que las autonomías Municipales y Departamentales son parte de un proceso de largo aliento para la construcción política e institucional de unas Autonomías Departamentales en camino hacia el Federalismo.

En esto debemos ser honestos, coherentes y actuar en consecuencia, pues muchas autoridades locales han venido emborrachando la perdiz y pasan su tiempo haciendo discursos autonómicos reclamando más competencias, pero no cumplen ni de lejos con las que tienen. Lo correcto es ejercerlas en su integridad  y como resultado de esta práctica y mejores resultados, trabajar para  ampliarlas.

Si se hubiera querido avanzar en el proceso autonómico, se tendría que haber empezado por ejercer las 36 competencias exclusivas que otorga a los Departamentos el artículo 300 de la Constitución y que a la Ley Marco de Autonomías faculta sin condiciones.

Las deformaciones de la estructura económica y social, bajo el modelo estatista, populista y cocalero, explican no solo el comportamiento acomodaticio de las clases empresariales del país sino también, por ejemplo, el actual desplazamiento del proletariado minero de la conducción política y sindical de la COB en favor de los grupos cocaleros y comerciantes quienes pertenecen a la actividad económica más rentable y activa del país: productores de coca, pasta base, cocaína, actividad ilegal que representa el vínculo más activo de Bolivia con el mundo. Esto coincide con lo que señalaba Marx: “es el ser social el que determina la conciencia, no la conciencia la que determina el ser social”.

Se acusa a los líderes empresariales cruceños de que se interesan más por sus negocios que por la autonomía y esto se explica porque la economía está controlada y condicionada por las decisiones políticas del gobierno centralista, que acosa al sector empresarial privado mientras privilegia un modelo doble de economía: uno centralista y estatista para beneficio del grupo palaciego y otro de economía informal para los sectores y movimientos sociales y corporativos que sustentan al gobierno mientras viven de todo tipo de negocios informales e ilegales. No olvidemos que la base productiva condiciona lo político e institucional y cuando se tenga seguridad jurídica, la inversión y el desarrollo empresarial será más eficiente y acelerado.

Una sociedad natural tiene diversas clases sociales posicionadas según sus capacidades y oportunidades, pero que deciden trabajar juntas al servicio del bien común. Los políticos y para hacer honor a su función como representantes del pueblo, no pueden estar al servicio de ninguna clase o sector determinado sino del bien común.

El discurso demagógico de los socialistas y populistas plantea una sociedad sin clases, aunque en realidad es una sociedad de solo dos clases: la cúpula dominante por encima de todo y de todos y el resto.

Se dice que la política es el arte de lo posible y ahora que Santa Cruz  cuenta con un Estatuto Autonómico, aunque recortado y limitado, hay que usarlo al máximo asumiendo plenamente todas las competencias que se nos permiten, buscando potenciar al Departamento y su economía.

Lo que vale y corresponde es que los ciudadanos y sus líderes se dediquen a potenciar la región, construir y avanzar en lo político, institucional, productivo y económico y eso se logra con acciones prácticas, educando, industrializando, produciendo mejor, preservando nuestro ecosistema, asegurando así un mejor futuro para nuestros hijos y lo importante es no perder el rumbo y avanzar de frente hacia el Federalismo y la reducción del Estado centralista.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

DEL POPULISMO CENTRALISTA A LA REPUBLICA DEMOCRATICA Y FEDERAL

Ovidio Roca

Para mis amigos todo para mis enemigos la ley”. Oscar Benavides Expresidente Peruano.

Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo decía el Manifiesto, ahora su secuela recorre el mundo: el Populismo.

En los últimos tiempos se ha  cambiado el  método para acceder y controlar el poder, se están dejando  de lado los golpes militares e ingresamos a una mecánica populista, electoralista y el manejo del pueblo mediante el temor y la manipulación.

Se usa abusivamente el aparato y recursos del Estado y con complicidad de los llunkus parlamentarios se elaboran cientos de leyes. Estas leyes y decretos redactados de forma ambigua son aún más peligrosos dado el actual sistema judicial, presto a acatar las instrucciones del gobierno para penalizar y amedrentar a la población.

Sufrimos de un gobierno centralista que dispuso de muchos recursos económicos y logísticos y de una oposición endeble y atemorizada; situación que luego de doce años de tiranía nos esta llevado a un estado tal de desesperación que esperamos la solución aunque sea por el desastre: como esperar que se hunda el país con la esperanza que se ahoguen los masistas y nosotros podamos salvarnos.

El populismo ama a las masas porque son fáciles de adoctrinar y de manipular, de mantenerlas como pongos atados a las dádivas del Estado, al Jefazo. Sin embargo el deterioro de la economía y el desgaste, ineficiencia y corrupción del gobierno está impulsando las protestas ciudadanas, con paros y bloqueos masivos de las organizaciones sociales y además el uso del arma efectiva de las clases medias que son las redes sociales por internet, como lo reconoce el mismo Evo.

Algunos cuantos que todavía intentan confundir a Bolivia, me di cuenta la mentira 21 de febrero de 2016, de esa mentira a la mentira del Código Penal del 2018 y quien sabe, hermanas y hermanos, una de las debilidades que tenemos son redes sociales”. Evo Morales

Después de la farra populista, de la devastación de las instituciones democráticas, de la destrucción de la economía productiva, viene la ardua tarea de reconstruir la Republica Federal, la institucionalidad democrática, la economía, la confianza ciudadana. Son épocas difíciles pues mucha gente aún cree que los bonos y promesas del populismo, que se reciben sin esfuerzo, son mejores que la responsabilidad y el trabajo que exige construir una economía y una sociedad sólida y estable.

Es de esperar que se logre el fortalecimiento de los partidos políticos, la unidad de los ciudadanos honestos y trabajadores, el consenso para una conducción unitaria del proceso democrático y la permanente opinión, orientación e información de las redes sociales.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

SUBSIDIARIEDAD Y FEDERALISMO CONTRA EL CACIQUISMO Y CENTRALISMO

Ovidio Roca

Aristóteles en su libro “La Política” describe la ciudad, la polis, como una comunidad de comunidades y afirma que solo en el marco de estructuras como la familia, la casa, la aldea y de su mediación cultural, puede el hombre llegar al pleno despliegue de esas sus capacidades sociales que lo distinguen de los demás seres vivientes. El filósofo griego afirmaba que lo mejor para la polis es la diversidad entre sus ciudadanos y no su homogeneidad.

En estos escritos Aristóteles avanza sobre lo que llamamos actualmente el Principio de Subsidiariedad o de Competencia Suficiente, que en su definición más amplia, dispone que un asunto debe ser resuelto por la autoridad más próxima al objeto del problema. Se trata por tanto de que los ciudadanos decidan ellos mismos lo que les concierne y no deleguen a los niveles superiores sino las cuestiones que se refieren a finalidades o intereses comunes.

Generalmente en la práctica política y por la permanente angurria de poder de los gobernantes, este principio no se aplica porque los gobiernos centrales tienen una irresistible tendencia a concentrar todos los poderes y a sustituir el principio de competencia suficiente por el de omni competencia, la concentración total del poder en el Gobierno Central.

Donde vemos efectivamente plasmado el principio de subsidiariedad, es en el modelo Federal Democrático, una forma de organización política con un Estado central y distintos entes territoriales autónomos que se relacionan entre si conforme a lo dispuesto en su Constitución Federal. En esta Constitución se establece cómo se distribuyen las competencias entre las distintas instituciones: Estado Nacional, Departamentos, Provincias, Municipios, cada una de ellos disponiendo de su propio Gobierno y su propia Constitución y asimismo de representantes legislativos y tribunales de justicia propios.

En este marco, el reparto de competencias entre el Estado Nacional y los entes territoriales autónomos establece que si una competencia no está detallada en la Constitución Nacional Federal, pertenece a los Departamentos y así sucesivamente. Las competencias nacionales se reducen a la política exterior, la seguridad, la política social y la economía (comercio exterior, mercados de trabajo). Obviamente que existe una interrelación con el poder central, sin embargo en las cuestiones ejecutivas, políticas y judiciales que atañen a sus territorios los estados federales son independientes de la autoridad central para decidir sobre ellos.

En Bolivia y muchos otros países, las Provincias son anteriores al Estado Nacional y estos pueblos provinciales son un producto particular de una larga historia y tradiciones. Son comunidades que tienen sus lenguas, usos, costumbres y fronteras, que deben ser reconocidas y respetadas y son los valores humanos, las creencias, las historias, esperanzas y amores compartidos los que dan sentido a esa su cultura, por tanto es necesario algún grado de autonomía entre los pueblos si queremos preservar la identidad y el ser cultural de cada cual.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario