Entradas etiquetadas como emprendedores

CUENTOS CHINOS, GRINGOS Y DE LA CAMBIANTE TECNOLOGIA

Ovidio Roca

La historia económica nos muestra que las personas y la sociedad están en permanente cambio y adaptación y que el éxito que tienen los sistemas económicos está en su capacidad de asimilar e incorporar eficazmente al proceso productivo, las innovaciones tecnológicas.
Algunos países transitaron este largo camino; desde el crecimiento basado en los recursos naturales durante el siglo XIX, a la producción de manufacturas a inicios del siglo XX y de allí a la economía del conocimiento a fines del mismo siglo XX. Todo esto se produjo en un ámbito de competencia y libre mercado, donde el cambio tecnológico modifica la productividad, los precios y produce una permanente reasignación de recursos en la economía.

El Siglo XXI es marcado por avances tecnológicos significativos y en diferentes campos: robótica, inteligencia artificial (IA), nanotecnología, computación cuántica, biotecnología, Internet de las cosas (IoT), impresión 3D y vehículos autónomos. Todos ellos dan paso a la Cuarta Revolución Industrial.

Esta nueva Industria 4.0, que emerge en ámbitos caóticos y de incertidumbre, requiere de habilidades complejas como las que  tienen especialmente los técnicos y emprendedores que pueden solucionar estos complicados problemas y con la capacidad de crear e inventar sistemas y procesos acordes a las nuevas realidades y todo ello en un ámbito de alta competitividad, libre iniciativa y propiedad privada.

Por su parte y a contrapelo de la historia, los populistas latinoamericanos siguen con la consigna de la abolición de la propiedad privada; un objetivo de la doctrina comunista y que no permite la generación libre de los precios. Esto es una gran ventaja para ellos, pues imposibilita la contabilidad, el análisis de costos y la evaluación de proyectos y por tanto no se muestra plenamente el grado de ineficiencia, latrocinio y despilfarro de recursos y capital que realizan los gobiernos populistas.

Los Gobiernos populistas viven de los recursos que le dejan los anteriores gobiernos capitalistas y durante su gestión los dilapidan y se los roban, con lo cual y esto lo saben hacer bien, producen una profunda crisis económica, pobreza y miseria. Cuando terminan de gastar los últimos dólares y la economía entra en crisis; inmediatamente fortalecen sus mecanismos coercitivos y dictatoriales para someter y controlar a la población.

Los chinos comunistas, al margen del discurso, tienen un capitalismo salvaje, con propiedad privada para los jerarcas y sin ningún respeto con los trabajadores, con el medio ambiente y menos con la sociedad internacional.
Ellos si entienden muy bien el poder del mundo de la tecnología y sin ningún empacho y respeto por las patentes, copian todo avance que se produce en el planeta y lo industrializan utilizando su mano de obra esclava e inundan el mundo con su producción.
El Partido comunista chino, que necesita ampliar su poder, su territorio y presencia internacional, está procurando ocupar el lugar que dejan los Estados Unidos, al rehuir de sus responsabilidades globales. Siguiendo este plan, el Partido Comunista Chino está  logrando controlar a las instituciones internacionales que manejan el mundo, como la Organización Mundial de la Salud, las Naciones Unidas y también procura hacerlo con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. La Alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, envía sus funcionarios en Caracas que, usan un “bozal de arepa”, no hablan y engordan al igual que Maduro, Cabello, el al.
El mundo necesita el liderazgo de los países democráticos y especialmente del estadounidense, que debe recordar que el respeto por la libertad y la dignidad humana es el mejor camino hacia un futuro próspero y compartido de la humanidad. Necesitamos que los Estados Unidos elija pronto un buen Presidente para que asuma con el resto de los dirigentes de los países democráticos un verdadero y eficaz liderazgo mundial para el bien de todos.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, , , ,

Deja un comentario

APRENDAMOS DE NUESTRA PROPIA EXPERIENCIA

Ovidio Roca

Durante varios años fuimos felices flotando sobre densas nubes de gas que ahora se disipan, por lo que rápidamente nos encaminamos hacia un aterrizaje forzoso que ni las hojas de coca lograrán frenar y que será muy duro y peligroso. Algunos analistas mencionan que no hay recursos para continuar disfrutando del sueño populista de los bonos, la subvención a las empresas y pegas públicas, los combustibles y tucuimas, salvo con más deuda o emisión monetaria.

Por su parte el Gobierno presume de una economía exitosa, aquella que se muestra en los mercados abarrotados de productos importados. Una economía que será insostenible en el corto plazo, sobre todo en un mundo de producción competitiva, de empleo tecnológico y con países que están combatiendo las drogas y la informalidad que les afecta en sus fronteras. Es una economía de importación, pues no se construyó empresas productivas sostenibles y que generan nuevo valor; se trata de una economía extractiva y de base cocalera, vinculada al contrabando, la informalidad, el narcotráfico y que estuvo apoyada con mucha plata del gas, que ahora ya escasea.

En consecuencia cada vez se nos complica más el mantener las subvenciones gubernamentales y se hace problemático el endeudamiento (salvo el letal con los chinos). Como ya no se puede vivir exclusivamente de las materias primas hay que ponerse a trabajar y potenciar el aparato productivo industrial, agropecuario y de servicios para que el país pueda seguir avanzando.

Las próximas elecciones definirán el rumbo y modelo de país para los próximos años, ojala no nos equivoquemos. El problema es cómo entender adecuadamente el rumbo de la economía en un ámbito fuertemente politizado y con una población que careciendo de formación para enfrentar al nuevo mundo de competencia tecnológica, tiene temor en asumir los nuevos retos que demanda una economía sostenible y prefieren optar por el continuismo insostenible y los cuentos populistas.

Nuestro reto como ciudadanos es construir una economía productiva y competitiva, lo que es un trabajo difícil pues requiere de un gran esfuerzo y largo plazo; empezando por formar a los jóvenes para afrontar el futuro en este mundo cambiante, cada vez más interrelacionado y que conducido por las nuevas tecnologías avanza a grandes saltos. En esencia se trata de aplicar un modelo ya conocido y probado, pero que quiere responsabilidad y esfuerzo, basado en la iniciativa privada y con un Estado mínimo, responsable de garantizar las seguridades físicas y jurídicas de las personas y de las inversiones.

Pensando en positivo, en el oriente tenemos una experiencia económica y productiva que deberíamos mejorar y reforzar. Hasta ahora y a pesar de la política estatista y anti empresarial del gobierno del MAS, Santa Cruz mantiene aún un sector agroindustrial agroexportador y con valor agregado que produce el setenta por ciento de los alimentos que se consumen en el país y aporta con el treinta por ciento del Producto Interno Bruto Nacional. Innegablemente el oriente es la región más dinámica del país y esto se podría explicar porque la región no vivió ni vive del centralismo, ni mayormente del extractivismo de los minerales y los hidrocarburos y más bien de una importante actividad privada productiva especialmente en el campo agropecuario, agroindustrial y de servicios.

Se trata por tanto de realizar en cada región del país y de acuerdo a su localización, entorno y circunstancias, aquello que mejor corresponda para mejorar la infraestructura y las condiciones de producción y de vida de todos los habitantes.

En el caso del oriente y para seguir avanzando es importante impulsar el sector de las empresas tecnológicas, los agronegocios, la manufactura avanzada, la biotecnología y los servicios industriales. Todo esto con una permanente actitud por proteger y conservar el ecosistema y la biodiversidad de la que somos parte, pues si la destruimos nos destruimos nosotros mismos.

La industria de manos de la tecnología tiene que aumentar su productividad para competir internacionalmente y se necesita establecer negocios de clase mundial que puedan atender al cliente más exigente y no solo depender del mercado local. Todo esto implica necesariamente un Estado de Derecho, un ambiente de libertad económica, seguridad jurídica y física.

Un problema que hay que superar es la carencia de nuevos líderes empresariales y políticos con visión nacional y mundial. Santa Cruz pese su importancia económica carece de peso político y de propuesta explicita de país y peor aún se evidencia una ausencia de vocación de poder y una fuerte sumisión ante el centralismo. Son las jóvenes generaciones y los nuevos liderazgos quienes deben definir el rumbo y asegurar el futuro.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , ,

Deja un comentario

PROCURANDO POR UN PAÍS VIABLE Y UN MEJOR FUTURO

Ovidio Roca

Al igual que en la distopía Orwelliana 1984, todos los días los q’aras llunkus del régimen masista reescriben e inventan un nuevo cuento, haciendo todo lo posible para denigrar a la oposición y ensalzar al Gran hermano cocalero, inventando una historia épica y de éxitos que se inicia con ellos.

Cambiaron el nombre de la República, se inventaron nuevos caudillos, nuevas banderas, rediseñaron los billetes para colocar nuevos símbolos y nuevos héroes, se eliminan paulatinamente las tradiciones y la cultura criolla, cambiaron las leyes para garantizar su poder y eterna permanencia, promueven la etnización de la política y finalmente nos quieren hacer creer: ¡que han hecho una buena gestión de gobierno “para vivir mejor”!

Lo que vemos a diario es la anomia, los movimientos sociales formados en la cultura del bloqueo chapareño y acostumbrados a presionar para conseguir sus demandas y prebendas, que están permanentemente en huelgas, bloqueos y movilizaciones para avasallar y aterrorizar a los opositores y procurar que en pago de estos servicios, el Presidente tome decisiones en favor de cada grupo corporativo, de sus reivindicaciones e intereses propios, pero sin ningún plan de desarrollo económico productivo y sostenible; ni de parte de los grupos corporativos cocaleros y contrabandistas, ni del gobierno populista. Como resultado ya casi no hay productores y en los mercados el ochenta por ciento de los productos alimenticios son importados, contrabandeados.

El discurso envolvente del grupo gobernante muestra un ansia de poder y riqueza que no se satisface sólo con tenerlo, con disfrutar de sus mieles, sino que procuran que los envidien, que les teman por ser inteligentes, poderosos e impunes; que los admiren por sus neuronas, por su poder totalitario y sus símbolos: sus museos, canchas, palacios, aviones y helicópteros y que se sometan a ellos.  Sus discursos están cada vez más cargados de fundamentalismo étnicista, con lo que están promoviendo una violencia que luego no se podrá controlar y que dañara aún más la buena convivencia  entre bolivianos. Esta es una predica que está creando divisiones entre los bolivianos, abriendo heridas que luego serán difíciles de cerrar.

Recordemos que cuando Evo Morales se posesionó como líder indígena y Presidente en enero de 2006, en el discurso que leyó explicitaba con claridad sus objetivos y deseos: Hay que quitar el alma a los q’aras, el indio debe gobernar 500 años”. Los escribidores eludieron colocar en el discurso excluyente del Jefazo; que el objetivo principal es favorecer a los q’aras ll’unkus de su entorno, de aquellos que lo manejan mientras se enriquecen como vulgares neoliberales.

Una vez en el poder los masistas se sienten todopoderosos y afirman explícitamente: Somos el pueblo y porque somos el pueblo tenemos todos los derechos, absolutamente todos; para comenzar, el de romper la Ley”. ¡Yo le meto nomas!, es la consigna.

Bajo esta lógica, los asambleístas del MAS presentaron un recurso ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), para que se declare inaplicables cuatro artículos de la Constitución Política del Estado (CPE) y así se permita una otra reelección al presidente, vicepresidente y otras autoridades electas. Después descubrieron que es un “derechos humano” del Jefe cocalero, gobernar indefinidamente.

Ocurre que en los procesos políticos y sociales, el problema empieza siempre por lo prosaico, por el estómago y el bolsillo, y cuando se acaban los recursos heredados de las gestiones anteriores (reservas de gas, ahorros y cuando falta, endeudamiento) los discursos ya no valen nada y el modelo populista evidencia su inviabilidad y su incapacidad de producir bienes y generar riqueza.  Una inviabilidad que es causada especialmente por la inseguridad jurídica, pues como ellos no respetan ninguna norma legal, social o ambiental, asustan y corren las inversiones y como consecuencia acaban con toda actividad productiva lícita y sostenible.

El modelo populista ha mostrado su fracaso y está en retirada en Latinoamérica dejando a su paso su herencia de anarquía, crisis y miseria, por lo que nuestro reto es trabajar unidos para cambiar este modelo de Estado, pasando del populismo cocalero a la democracia y la economía de mercado. Para avanzar en esto requerimos contar con un gobierno responsable y eficiente, que dote de seguridad jurídica y permita a la población y a los emprendedores labrar su futuro y tener éxito en la generación de riqueza.

Necesitamos urgente superar este fallido sistema populista y estatista de economía primaria, extractiva e insostenible, especialmente ahora en el nuevo mundo de la tecnología, para lo cual necesitamos mejorar la educación, la calidad de los profesores y construir una cultura y ambiente propicio para el emprendimiento y la innovación. Para lograr esto cada uno de nosotros y la sociedad en su conjunto necesitamos asumir la responsabilidad de trabajar unidos para legar a nuestros hijos y nietos una sociedad más viable y un mejor futuro.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

AL PUEBLO YA NO SE LA CHARLAN

Ovidio Roca

A partir del año 2007 y en adelante, se contó con una situación favorable de precios de las materias primas y productos agroindustriales, entre ellas los hidrocarburos y minerales, coyuntura que benefició a toda América del sur.

Como producto de esta coyuntura en los 12 años de su Gobierno el MAS dispuso de 200 mil millones de dólares, recursos que fueron malgastados pues pese a contar, como nunca antes, con estos ingentes recursos, no promovió la diversificación de la economía, ni la actividad productiva, ni se amplió y modernizo la actividad industrial por lo que  la economía continua siendo primaria y extractivista, como lo podemos confirmar con nuestras exportaciones, que en un  80% corresponden a hidrocarburos y minerales.

Es importante recordar que estos recursos de los que se benefició el MAS no habrían sido captados sin el trabajo realizado por los Gobiernos anteriores, los que crearon las condiciones favorables que permitieron aprovechar la mencionada coyuntura. Desde largo tiempo atrás el país venía realizando un excelente trabajo en la búsqueda de hidrocarburos por lo que contaba con reservas y pozos de gas en producción, gasoductos, plantas de gas, y como resultado de la exploración se logro encontrar y certificar importantes reservas de gas. Contando con esta certificación se negoció y consiguió firmar contratos de exportación de gas a largo plazo y en términos favorable con Brasil y Argentina. El Gobierno desfruto del regalo y no reemplazo nada del gas explotado y exportado, por lo que ahora estamos pendientes de nuevas exploraciones para garantizar reservas.

Durante esa época el pueblo boliviano había logrado superar en ardua lucha la nefasta etapa de los gobiernos militares e ingresar a un proceso democrático, sin embargo las secuelas de este proceso dictatorial y el desorden institucional y económico persistían, lo que nos llevó a una catastrófica inflación, una de las mayores en la historia mundial.

A partir del año 1985 se logró superar exitosamente la inflación y con una serie de medidas acertadas de política económica y social se logró la estabilización de la moneda y del sistema financiero; se realizaron las reformas tributarias, la ley de participación popular y luego la ley de hidrocarburos del 2005. Por toda esta labor el país gozaba de una alta credibilidad internacional, lo que le permitió negociar la venta de gas en buenos términos.

Este 22 de Febrero 2018 en su mensaje al país, Evo Morales mostro una comparación del crecimiento económico del periodo de 1994 al 2005, anterior a su gobierno, y luego el correspondiente a su gobierno del 2006 al 2017, buscando mostrar que en este segundo periodo el crecimiento del Producto Interno Bruto fue mucho mayor, olvidando mencionar que en el periodo anterior el precio del petróleo estaba alrededor de los veinte dólares por barril, mientras que en la época de su gobierno se elevó hasta los 140 dólares por barril y con los minerales sucedía algo similar .

El presidente Evo Morales propuso en su mensaje cinco desafíos para consolidar el desarrollo de Bolivia: la industrialización, la salud, la educación, el empleo y la tecnología. Este es un buen programa y algo que se repite continuamente en las propuestas de los ciudadanos; el asunto es que en doce años y con mucha plata no hicieron nada de esto y ahora cuando las finanzas menguan pretenden promoverlo; evidentemente se trata de vender ilusiones sabiendo que mucha gente se deja convencer más con promesas endulzadas que con realidades crudas.

Cuando se trata de inversión y desarrollo, lo que analizan los emprendedores es el ambiente de negocios, las políticas públicas la estabilidad, el respeto a la propiedad privada, la libertad de comercio, la existencia de buenas y expeditas vías de tránsito y sobre todo la existencia de un estado de derecho.

Lo que se tiene que entender es que el pueblo no puede ser permanentemente engañado con promesas y especialmente cuando empieza a escasear lo que se pone en la olla. El saber colectivo, el saber del pueblo es práctico, es producto de la observación y la experiencia y se expresa en lenguaje claro y preciso usando infinidad de dichos y refranes, y dos de éstos muy conocidos están referidos a nuestro tema de la demagogia plurinacional:

No creas lo que dice, cree lo que hace” y también:

En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso”.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

RELATO SOBRE SANTA CRUZ Y LA CONSTRUCCION DE SU DESTINO

Ovidio Roca

Como toda cultura, la de los cruceños tradicionales es fruto de su historia, su  tradición, su ambiente y en este caso además del aislamiento y la lejanía en la que se encontraban; como se decía: “Santa Cruz está lejos de todas partes”, lejos de los centros urbanos y de las costas donde se movía el comercio y las nuevas ideas e innovaciones.

Por esto el llamado “modelo cruceño” es destacable, pues es un modelo de libre iniciativa y apertura a la modernidad y el progreso, que se desarrolló en un país encuevado, estatista y comunitarista. El desarrollo industrial y tecnológico se dio con mayor facilidad en los países costeros y esta su mayor competitividad impidió el surgimiento de la industria en Bolivia, de economía primaria, aislada y con un mercado de consumo mínimo.

Durante la colonia y hasta bien entrado el Siglo XX la sociedad cruceña estuvo alejada física y culturalmente de los  centros de poder político y económico y sobre todo del estatismo de la sociedad minera andina.

La búsqueda de oportunidades impulso en el Siglo XIX a nuestros abuelos y bisabuelos  a su aventura hacia las tierras de la siringa, donde conquistaron nuevas fronteras para el país y en medio de la selva abrieron empresas vinculadas al mercado mundial, vale recordar también esos otros pioneros que abrieron por Puerto Suárez, el rio Paraguay y el Rio de la Plata vías de comercio con Brasil y Argentina.

Recién a mediados del siglo anterior Santa Cruz se integra al circuito del comercio nacional; en  1954 se terminó de construir la carretera que une Santa Cruz con Cochabamba y el resto del país, la que termina de asfaltarse en 1957; en este año también se construye la carrera hacia las Provincias del Norte: Montero y Yapacaní y llegan los ferrocarriles del Brasil en 1955 y de Argentina en 1957 y empieza a desarrollarse el transporte aéreo. En esta época y ya impulsados por la vinculación con los mercados; notables personajes iniciaron la industria del azúcar, de la madera, de la construcción y crearon Cooperativas para dotar de servicios a la comunidad.

Hace años Willy, un amigo alemán y cruceño de elección, me decía: lo que yo valoro del cruceño es su actitud libre, su iniciativa personal y su mente abierta a nuevas iniciativas, además del respeto por la propiedad privada. Tienen una cultura abierta a la innovación y también inclusiva, por lo que acepta fácilmente a los migrantes que aportan al desarrollo. Reconocen a los individuos por sus valores personales al margen de raza o religión y le dan un valor social por sus logros, su éxito económico, profesional, artístico. Tiene capacidad de organización institucional y busca soluciones privadas a necesidades comunes como ejemplo en su época las Cooperativas de Servicios.

Lamentablemente esta mentalidad, pese a la existencia de mayores oportunidades, se ha ido perdiendo. En la época de Banzer nuevos y viejos grupos locales accedieron al usufructo del Estado, se estableció una práctica y mentalidad logiera y excluyente a toda forma de pensamiento crítico y se perdió el empuje y la fortaleza de nuestros antecesores. En el Estado Plurinacional, los cruceños luego de un rechazo y resistencia inicial al avasallamiento político, cultural y económico del Gobierno Central, sobre los Gobiernos Departamentales y Locales y especialmente contra la economía y la sociedad cruceña, llegaron al cansancio y amedrentamiento y este fue el paso hacia la colaboración. El Gobierno paró violentamente la resistencia cruceña y del oriente, inventando el proceso separatista y condenando y poniendo preso a todo aquel que oponía alguna resistencia o no pagaba la cuota; con esto se llegó a la convivencia forzada, pues para varios dirigentes es mejor hacer negocios con los masistas a ser exiliados o presos y aquí es cuando se acaba la oposición.

Estamos en una nueva etapa de nuestra historia y debe quedar claro que el masismo tiene un proyecto de poder que contempla la toma y control de este nuestro territorio de las llanuras y el chaco, mediante el avasallamiento económico, étnico y cultural y la correspondiente aculturización y pérdida de identidad del pueblo que buscan dominar; vale decir un proyecto de sustitución y exclusión.

Este es un proyecto hegemónico bajo un modelo racista, populista y dictatorial, que va contra la historia y contra un pueblo que tiene en su destino un proyecto de sociedad viable, de raíz democrática, abierta y modernizante, que no puede ser avasallado si el pueblo cruceño y sus instituciones recordando su estirpe, su historia, cultura y tradiciones así lo deciden y actúan en consecuencia.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

 

,

Deja un comentario

RECETAS DE POLÍTICA ECONÓMICA Y COCINEROS EN SU SALSA

Ovidio Roca

Pese a que la receta castrochavista es la misma, cuando se la cocina en hornillas y ambientes diferentes: diversa estructura productiva, institucionalidad poca o nada consolidada y amplia y permeables fronteras para el contrabando; el condumio, el locro, tiene sabor diferente.

La receta populista contempla como objetivos: control total del poder, eliminar la separación e independencia de poderes, estatizar la economía, desconocer la democracia. Para esto aplican sistemáticamente la represión y embaucan y embrutecen a la población mediante el temor y una permanente desinformación, haciéndoles tragar una visión sesgada del mundo; ejercen una férrea represión y someten a los librepensantes con el uso de la fuerza pública, de los mecanismos judiciales, los movimientos sociales, los colectivos y grupos paramilitares, los que usan para amedrentar al pueblo.

Últimamente con su proyecto de “Empresas Sociales”, el Gobierno quiere ilusionar y conquistar a las burocracias sindicales confiscando y expropiando los bienes de los empresarios; de esta manera con mucho palo y poca zanahoria, los países castrochavistas disciplinan, domestican y doman a la población.

Los países donde cunde el populismo, son por lo general extractivistas y viven de los recursos naturales, aunque el mayor problema es que no saben generar riqueza, malgastan los recursos que reciben, no ahorran y hacen pésimas inversiones, solo guiados por las jugosas comisiones y la corrupción.

Actualmente los castrochavistas luego de gozar por más de una década la bonanza de los buenos precios de las materias primas, de los hidrocarburos y minerales, están entrando en crisis y es en Venezuela donde, por ahora, esta se muestra con mayor dramatismo.

Bolivia al igual que Venezuela tiene una economía primaria y extractivista y los populistas cocaleros usan la misma receta ideológica, más locoto y aderezo indigenista. Pero como cocinan en una hornilla diferente y para un pueblo cuentapropista y sacrificado la economía se muestra por ahora más estable. Una explicación para esto sería la existencia de un ambiente de economía mayoritaria informal más un pueblo pobre y desesperado que lucha por sobrevivir; microempresarios que no recurre a la banca para obtener las divisas para sus actividades comerciales pues las obtiene de los dólares provenientes del narcotráfico; fronteras permeables al tráfico de todo tipo de mercancías. Todo esto permite un modelo de supervivencia que muestra una aparente estabilidad económica y social, la misma que se mantendrá siempre y cuando no se afecte a sus pilares fundamentales: mantener la economía informal y el tráfico de coca cocaína.

Aunque con algunos pro y muchos contra, la economía de la coca tira para largo: su cultivo estrella sirve de “seguro agrícola”, de colchón, para los otros cultivos del pequeño productor campesino y a su vez el circuito coca cocaína genera los recursos con el que se financia ese amplio mercado del contrabando (actividad que constituye la mayor fuente de empleo del país) de todo tipo de mercancías, desde alimentos, ropa usada, electrodomésticos y vehículos chutos, con que surten al pueblo.

Algunos analistas económicos señalan que el negocio de la coca cocaína genera divisas de libre disponibilidad de entre dos mil a cuatro mil millones de dólares al año y  que estos recursos son los que alivian la presión de la demanda de divisas sobre el sistema financiero oficial.

La crisis del modelo populista cocalero está latente, la gente la siente en el estómago, en el bolsillo, en su seguridad personal, en su perspectiva de futuro, pero se la esconde, se la ignora y por tanto no existe y como dice el licenciado: estamos blindados ante cualquier situación.

Este modelo por sus características atrae a los carteles de la droga, genera violencia,  destruye físicamente y moralmente a la población, por lo cual el cambio hacia la democracia y hacia una economía formal, innovadora y sostenible, es nuestro difícil y duro desafío.

ovidioroca.wordpress.com

,

Deja un comentario

ECONOMÍA INFORMAL Y COCALERA

Ovidio Roca

Historias y relatos de la era plurinacional

La Evonomic fue un cuento cocalero y como pronto veremos, una bonanza ilusoria que se revelará precaria e insostenible; ésto porque sus éxitos no vienen de mayor producción y productividad, sino de los coyunturales buenos precios de las materias primas y especialmente de la venta del gas; negocio que fue resultado del trabajo de los gobiernos anteriores, quienes encontraron y certificaron las reservas y lograron buenos contratos para su venta al Brasil y Argentina; a lo que hay que añadir un regalo que llegó del mercado capitalista y que de chiripa recibieron los masistas: el mayor auge de precios de los últimos cincuenta años.

Con el socialismo comunitario, el estatismo, más el terrorismo tributario y la inseguridad jurídica, se liquidó la incipiente economía formal y surge entonces esa pujante y fluida economía informal, que ignora las leyes nacionales, internacionales y las fronteras de los países.

Actualmente el país está abastecido de todo tipo de productos, cada vez menos de origen y producción local, que son fruto de la actividad de una cadena de intermediarios, que ilegal y dificultosamente traen del exterior, de todo y para todos. Existe ropa usada que utiliza la población, autos chutos, electrodomésticos, equipos electrónicos, material de entretenimiento, videos, películas digitales, diversidad de alimentos, galletas, dulces, frutas y hortalizas y a su vez dependiendo del clima y las aguas, éstos y otros bienes fluyen de ida y vuelta.

Para hacer funcionar todo esto es fundamental la economía de la coca, que con sus dólares y cadenas de comercio sustenta y aceita esa economía informal de comerciantes y empresarios, contrabandistas, chuteros, transportistas, “cuentapropistas”, los que inmersos en una economía global, abastecen las necesidades de la población. Una población con bajo nivel educacional y técnico, en un país que no pudo desarrollar una estructura empresarial productiva y ahora tiene problemas para dar el salto hacia la nueva economía del conocimiento y de las nuevas tecnologías.

Con el modelo estatista de economía del masismo, el gasto público se multiplicó, la generación de pegas y oficinas públicas crecieron y la burocracia floreció a costa de los bolsillos de los pocos contribuyentes que pagan impuestos y los muchos ciudadanos que se ven obligados a pagar coimas por todo trámite burocrático y extorsivo.

Cuando el populismo termine de gastar los ingresos originados por los buenos precios del gas, el dinero del enorme endeudamiento y de malgastarlo en palacios, coliseos, bonos y prebendas insostenibles; ellos se irán a su exilio dorado y luego llega el momento de la verdad, de arreglar el desastre, pero por supuesto la gente borracha de prebendalismo no está dispuesta a asumir el costo hacerlo y se resisten y se revelan, esperando volver a las políticas de asistencialismo y distributivismo las que ya no pueden ser solventadas y ahí empieza la tragedia, la debacle y como siempre queda la pregunta: “Que Hacer?”.

La forma cómo los movimientos sociales se ganan la vida, más las ilusiones por un futuro mejor al amparo de un Líder carismático y un Estado benefactor y permisivo, condiciona su comportamiento social y deja evidente que el objetivo primario de su lucha política, es una sociedad y un Estado adecuado a sus  intereses de grupo y el logro de sus propios privilegios.

Ahora cuando los precios y la producción del gas cae y la economía se complica, todo grupo organizado y con capacidad de movilización, fieles a su propia ley y en defensa de sus intereses sindicales y gremiales, se resisten al cumplimiento de todo aquello que afecta a sus intereses y presionan y rinden a las autoridades mediante huelgas, chantajes y  bloqueos y de paso ignoran y atropellan los derechos de los ciudadanos que se ven afectados por estas movilizaciones.

Los gremios y sindicatos, y esto es una ironía, se levantan y “exigen se les respete su derecho de ser ilegal pues saben que bajo el populismo, acatar la ley es perecer”. Es una población que siente temor de las autoridades y está a la defensiva de éstas, pues saben que las leyes solo se aplican como mecanismo extorsivo y de represión política.

Para el próximo capítulo de esta historia de suspenso y terror, deberíamos  definir, si lo que queremos es cambiar de modelo, de sistema, o solo de actores. Lo que debe quedar claro, es que el cambiar unos personajes, por otros que nos gustan más, pero que postulan el mismo populismo que nos llevó a la actual crisis económica, institucional y de valores, no es la solución.

En este país de analistas y diagnosticadores, está siempre presente la pregunta del “qué hacer” y mantenemos la esperanza de que interpretando los cauces de la historia, algún gato liberal pueda darnos una pista práctica y viable.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

EDUCACION PARA EL FUTURO

Ovidio Roca

Es común escuchar: ” El mundo del mañana estará plagado de oficios y profesiones que hoy todavía no imaginamos, porque derivarán de actividades que aún no existen; en empresas que usan tecnologías hoy desconocidas y en condiciones y entornos jamás experimentados“.

En esta economía del conocimiento, se produce mayor cantidad y mayor diversidad de bienes y servicios con cada vez menos trabajadores, pero de mayor capacidad de innovacion tecnológica; lo que deja prever un cambio, a corto o medio plazo, de la sociedad de trabajo tal como la conocemos hasta ahora.

Por tanto este acelerado proceso de cambio económico y tecnológico demanda un nuevo enfoque para la educación, de modo que ésta se adecue a la nueva sociedad del conocimiento. Nuevos modelos educacionales que deben impulsar y animar a los jóvenes a adaptarse a diferentes entornos y desafiarlos continuamente, lo que los convierte en personas más ingeniosas y creativas y con esto se les abre un amplio abanico de posibilidades para el futuro y a través de nuevos emprendimientos.

Sin embargo es importante no olvidar que lo primero es el ser humano; sus valores, su capacidad de pensar, razonar y esto implica conocer y aprender de ética, filosofía, matemáticas, ciencias e historia; pues finalmente de lo que se trata es de la felicidad humana, de saber convivir en armonía con el medio ambiente, consigo mismo, con su familia y su comunidad y esto implica calidad de vida, calidad institucional, estado de derecho y garantías para las inversiones competitivas, pues con ello se logra empleos y se combate la pobreza.

Para acceder a los nuevos empleos en una realidad siempre cambiante, las personas requieren de habilidades relacionales, una mentalidad fluida y flexible, capacidad de comunicarse, de adaptarse a los imprevistos y disposición para trabajar con cualquiera en colaboración abierta, en cualquier momento y lugar, así como la capacidad de enfrentar los problemas con naturalidad y soltura.

Dado que es imposible saber cuáles serán las necesidades del mundo en diez o quince años, el proceso educativo debe enseñar competencias genéricas y aplicables en cualquier momento y espacio, como: aprender cómo aprender, creatividad, inteligencia social y habilidades para incorporar la inteligencia artificial a nuestro diario vivir. Esta economía del conocimiento significa además, formas, métodos y maneras de abordar y resolver problemas; de “Know how” “y  “Know Who”, herramientas y medios de producción para lograr a su vez más conocimiento y más y mejores productos y servicios, útiles para la sociedad.

En los centros internacionales de conocimiento, se habla que hemos ingresado en la Cuarta Revolución Industrial. En el Foro de Davos de Enero de este año, hubo un anticipo de lo que los académicos más entusiastas tienen en la cabeza cuando hablan de Revolución 4.0: nanotecnologías, neurotecnologías, robots, inteligencia artificial, biología molecular, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, automatización, drones e impresoras 3D; serán sus artífices y todo vinculado a la nube inteligente, la conectividad, redes seguras de datos, innovación digital  de servicios financieros, educación para el futuro, salud servicios de mercado, redes de negocios digitales, entre otros.

Los expertos educacionales reunidos en la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación (Wise) coinciden que en la escuela del futuro, las clases magistrales desaparecerán y el profesor ya no ejercerá sólo como transmisor de conocimientos, sino que tendrá como principal misión guiar al alumno a través de su propio proceso de aprendizaje. El currículo estará personalizado a la medida de las necesidades de cada estudiante y se valorarán las habilidades personales y prácticas más que los contenidos académicos. Internet será la principal fuente del saber, incluso más que el colegio, y el inglés se consolidará como la lengua global de la enseñanza.

Un enfoque educacional totalmente nuevo, demanda que las universidades e Institutos técnicos deben cambiar sus métodos hacia esta economía del conocimiento, con una educación para este futuro cercano, y para estar al día deben tener una relación muy estrecha con las empresas, propiciando pasantías, prácticas o proyectos de investigación que trabajen con la comunidad, asegurando así que el conocimiento teórico sea inmediatamente vinculado con la práctica.

La Economía del Conocimiento crea valor agregado en los productos y servicios en cuyo proceso de creación o transformación participa y esta nueva economía del conocimiento es un gran desafío y una gran oportunidad para los pueblos que quedaron rezagados en la economía industrial, pues ahora la materia prima fundamental es el cerebro y el conocimiento y esto está al alcance de todos aquellos que lo trabajen y se lo propongan.

Por tanto, el reto, el mandato de la hora actual es: aprender a ser, aprender a aprender, aprender a hacer, aprender a estar y convivir; una adaptación constante, el aprendizaje continuo y la capacidad para inventarse el propio trabajo, “ser emprendedor” y cruzar las fronteras disciplinarias.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

, ,

Deja un comentario

SOBREVIVIENDO EN PAISES SIN EMPRENDEDORES, INSTITUCIONALIDAD Y ESTADO DE DERECHO

SOBREVIVIENDO EN PAISES SIN EMPRENDEDORES, INSTITUCIONALIDAD Y ESTADO DE DERECHO

Ovidio Roca

La experiencia internacional muestra que los países que viven del extractivismo de los recursos naturales, moldean para sus habitantes una cultura comunitaria, corporativista y proclives a un Estado populista; mientras que los habitantes de países con Estados Liberales y que se desarrollan en base al trabajo y la innovación, se forman como individuos libres y responsables de su futuro.

Bolivia desde su origen ha sido un país extractivista y por su enclaustramiento en las montañas, su bajo nivel educacional y  la inexistencia de un mercado para desarrollarse, no recibió ni aprovecho la influencia positiva de la cultura industrial e innovadora mundial. A su vez, la inestabilidad del país, el que no termina de consolidarse, no genero las condiciones de seguridad jurídica y menos de un horizonte de estabilidad en el tiempo, que permita desarrollar actividades productivas que necesitan largos periodos de maduración.

Como no existe el ambiente propicio y favorable para la innovación, la industria y la actividad productiva; la mayoría de la gente se orienta no tanto a la creación de nuevo valor, sino al comercio y si es de contrabando, mejor. Por esto son de gran mérito los pocos empresarios industriales innovadores que perduran en su esfuerzo.

En estos últimos años, una gran población migra diariamente del campo a las ciudades donde no encuentran fuentes de trabajo, y en procura de sobrevivir hacen uso de su enorme habilidad para el comercio y el tráfico. Algunos encuentran en la coca y el narcotráfico el capital adicional requerido para mover las miles y miles de toneladas de mercancías con las que inundan el país y se irradian hacia los países vecinos; traen todo lo que el mundo ofrece, desde equipos electrónicos, electrodomésticos, autos chutos, miles de toneladas de ropa usada, toda clase de artículos de la industria pirata, etc., que es transportado e introducido al país de maneras creativas y a costa de un gran sacrificio personal.

Otros menos arriesgados, buscan una pega tranquila y para ello hacen anualmente inmensas colas para ingresar a la Escuela normal de maestros y a la Escuela de policías; son empleos con un sueldo de hambre, pero permanentes y poco exigentes y desde allí se buscan otras actividades para sobrevivir. Para lograr el cupo de admisión se mueven influencias políticas y sindicales y se paga importantes coimas.

El resultado es una profesión devaluada: maestros mal formados y peor pagados y un sistema educativo sin proyecto pedagógico, de sociedad y de cultura, lo que la convierte en un mero formalismo. Por ejemplo las matemáticas y el lenguaje que son el medio para desarrollar la lógica y la comunicación son casi obviados en la enseñanza y esto se lo verifica en las pruebas de admisión para la Universidad, pues la mayoría de los bachilleres no conocen las cuatro operaciones aritméticas y menos tienen habilidad para entender lo que leen.

Los policías reciben un sueldo miserable y tienen que comprar con sus propios recursos su uniforme y arma, y aun así pugnan por entrar al cuerpo policial. La explicación de este empeño nos viene luego, cuando vemos a policías de tránsito y aquellos aguerridos en la pelea contra el delito, que luego de pocos años, “pelechan” y son dueños de colectivos, de grandes casas, vehículos imponentes; todos conocen el secreto de su éxito y bastantes lo han sufrido.

La presidente de la Aduana Nacional de Bolivia, anotaba que “la vida útil de un agente del Control Operativo Aduanero, es de tres meses, porque después se contamina o lo contaminan”. La otra versión, recogida de fuentes generalmente confiables, es que los cargos en la Aduana se venden a los amigos del régimen por suma y plazo fijo. Estas sumas varían desde los diez mil dólares hasta los cien mil y el plazo de vigencia en el cargo alquilado es de tres meses. Se espera que en ese periodo el adquiriente recobre su inversión y logre sus ganancias.

Este ambiente, esta cultura que va de la informalidad y el capitalismos salvaje al peguismo y el deseo de vivir del Estado, hace que pocos quieren asumir el riesgo y la responsabilidad de la generación de riqueza de manera creativa y formal y también nos explica por qué las instituciones y organismos del Estado populista son percibidos y son, mera fuente de pegas para los obsecuentes del régimen, donde la idoneidad y el mérito están ausentes.

Por el contrario, en los países exitosos prima una “cultura de emprendimientos” que estimula y recompensa la iniciativa propia, la innovación y que es producto de una visión y ambiente proclive a la iniciativa personal y la creatividad y que es apoyada por buena educación y profesores de calidad.

Aunque somos producto de nuestras circunstancias; debemos estar conscientes que si no nos rebelamos y decidimos cambiarlas, seguiremos quejándonos y repitiendo por siempre el mismo libreto. Es sabido que para construir cualquier cosa, se necesita además de la decisión, contar con las condiciones mínimas y una base sólida sobre la cual edificar el objeto de nuestras aspiraciones, y este es el reto, necesitamos un país de emprendedores y no un estado populista o socialista comunitario.

Existe en el país mucha gente de gran empeño y creatividad y lo podemos ver cuando ellos triunfan en países donde existe el ambiente y las condiciones para que se desarrollen. Para esto ocurra también en nuestro país, se necesita obviamente: cultura de progreso, institucionalidad y estado de derecho

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario