Entradas etiquetadas como Ecologia

HACIA UNA NUEVA ECONOMÍA Y SOCIEDAD POST PANDEMIA

Ovidio Roca

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente. Sobrevive la que mejor se adapta al cambio”. Charles Darwin

Ayer en la Farmacia (en la Botica como se decía antes y entienden mis amigos del Parque) mientras hacia la cola manteniendo la distancia social; veía a todos cubiertos con unos trajes espaciales de diversos colores, algunos negros y con capuchas, barbijos, parachoques plásticos y lentes; bajo los cuales sospecho había seres homínidos.
A un lado y por una gran pantalla de televisión sobre la pared pasaban imágenes de hermosas mujeres con sus cabelleras al viento y al fondo unos niños que correteaban en un parque arbolado, llenos de flores y varias familias vestidas sencillamente y con la cara descubierta, jugando con sus mascotas.  Me paré asustado y les digo a los seres encapsulados que me rodeaban: ¡miren que bello era el mundo de antes! y nadie me llevo el apunte, ellos miraban sus teléfonos y hablaban con sus teléfonos.

Al parecer hemos perdido el sentido de nuestra vida; libre, participativa y en contacto con la naturaleza y nuestros semejantes, y ahora acongojados por la pandemia vivimos una nueva y triste realidad, la población está encuevada, confinada y sin rumbo cierto.
Algo que debería estar claro para todos, es que no podremos tener salud de manera aislada y solo podremos hacerlo en la medida que nuestros vecinos cercanos y también a nivel nacional e internacional lo logren.

Por lo que vemos, a nivel mundial la economía se está orientando hacia la autarquía y dejando atrás la globalización y los gobiernos nos están ofreciendo como cura que para la crisis por la pandemia, dinero desde los bancos centrales y más deuda que nadie podrá pagar.

Ofrecen finanzas y no producción y esto a desmedro de la economía básica que enseña, que el consumo solo se puede incrementar en forma sostenida con más inversión y más producción y que nos equivocamos si pensamos que con mayor emisión monetaria y deuda vamos a generar más riqueza.

Como siempre, la madre del cordero está en cómo hacerlo y bajo estas nuevas circunstancias. Lo que sí está claro es que el mundo ya no será como hasta ahora, cuando hemos evidenciando nuestra fragilidad al chocar con los virus, las enfermedades y también con el cambio climático que modifico el ecosistema y desactualizó nuestras técnicas para producir alimentos.

Nuestras tecnologías se tornaron obsoletas, ya no se adecuan a la nueva realidad climática y virulenta. Las semillas que sembramos no prosperan con el nuevo clima, los vientos, las lluvias y sequías, por lo que nuestra modalidad de trabajo necesitará nuevas prácticas y habilidades y también necesitaremos nuevas fuentes de energía menos contaminantes.

Una persona común se pregunta: en que voy a trabajar para ganarme el sustento y cómo y dónde voy a hacerlo. Para nosotros, países de economía primaria, lo más cercano y donde podemos empezar a trabajar es con la actividad agropecuaria y buscando nuestra soberanía alimentaria, lo que significa cubrir buena parte de nuestras necesidades básicas con oferta local y nacional y esto a partir de una nueva base productiva fortalecida y resistente al clima.

Esto implica, complementariamente, mejorar la provisión de insumos, equipos, la disponibilidad de transporte para canalizar la producción y la flexibilización de medidas para el tránsito de la mano de obra hacia el campo.

Se avizora entonces, un mundo dual, más ruralizado y más tecnológico. El internet y las comunicaciones son esenciales en la vida y el trabajo de las personas; se ampliara el teletrabajo, la educación complementaria vía internet, la telemedicina. Las transferencias bancarias, ventas y transferencias de bienes y servicios se concretan vía internet, así también los trámites con entidades públicas; todo será digital.

La economía y las redes electrónicas seguirán funcionando y aún más después de la pandemia; la energía eléctrica será producida por fuentes alternativas, solar, eólica e hidráulica, la que necesita ser acumulada y ahí surgen las baterías de litio. Esto significa la urgente industrialización del litio que tenemos en el salar y cuya implementación debemos enfrentar con seriedad. Y para todo esto hay que estudiar y capacitarse.

Será necesaria mucha investigación para readaptar el manejo agropecuario a las nuevas realidades; entender el nuevo ciclo del clima, las épocas y duración e intensidad de vientos y las lluvias, para así determinar el ciclo reproductivo y las épocas de siembra y de cosecha.
Es vital y urgente la investigación y el trabajo de semillas transgénicas para soportar estos nuevos ciclos climáticos y así asegurar que nuestros agricultores puedan tener mejores simientes, cultivos más resistentes, (resilientes) y producir cada vez más y mejor; sin arriesgar sus cosechas y sin ampliar la frontera agrícola, protegiendo los bosques y reduciendo con esto los costos económicos y los impactos de la agricultura en el medio ambiente.

Los jóvenes, quienes heredaran el desastre, son y necesitan ser más racionales y apostar por la democracia, la colaboración mutua y ser conscientes de los peligros del cambio climático y de la necesidad de profundos cambios en el sistema productivo y las fuentes energéticas. Ellos ahora están indignados ante la creciente desigualdad socioeconómica y la destrucción del ecosistema que alberga nuestra la vida y buscaran formas creativas de superarlo.

Necesitamos asumir una cultura política más democrática y colaborativa, no podemos vivir en la incertidumbre, necesitamos movernos, poder circular, salir a trabajar, atender la producción agrícola e industrial y de servicios. Necesitamos vivir en un mundo libre, donde prevalezca el respeto, los valores, la justicia y el bienestar, y ya no podemos estar presos del chantaje, de las drogas y la permanente confrontación política, impulsada por grupos anárquicos y sus Caciques populistas, en procura de saciar sus apetitos económicos, de poder y de abuso sexual con nuestras niñas.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

PANDEMIA, CAMBIO CLIMATICO Y NUEVOS SISTEMAS PRODUCTIVOS

Ovidio Roca

La humanidad durante su larga historia, ha sufrido de pestes, pandemias y guerras y ha sabido superarlas gracias a que sus dirigentes y la población las enfrento con verdad y coraje. Churchill, cuando asumió su mandato, época de la Segunda Guerra, no trato de endulzar la realidad y engañar al pueblo, sino que dijo algo duro y real: “Yo diría a la Cámara, como dije a todos los que se han incorporado a este Gobierno: No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor”.

Nos enfrentamos contra la pandemia viral y el cambio climático y junto con nuestros dirigentes debemos actuar para enfrentarlo, con verdad, responsabilidad y coraje.

Actualmente, la población aterrorizada por la pandemia permanece encerrada, los menos trabajan y los más escuchan en los medios propalar obsesivamente sobre miles de muertos y contagiados en el entorno y en todo el mundo, con lo que se agudiza el temor, mientras muchos esperan que el gobierno y los políticos le solucionen el problema.

La población confinada en sus hogares no está percibiendo ingresos y vive apenas de sus ahorros, si es que los tiene. Desesperadamente buscan el que comer y superando el temor salen a recibir los bonos estatales, a pedir ayuda de la familia o realizar alguna actividad precaria de comercio y servicios. Se percatan angustiados que muchos de los trabajos y negocios que conocían y practicaban normalmente están desapareciendo, y que en el entorno aumenta la irracionalidad y la violencia.

Se espera que en los próximos dos años la vacuna llegue a cada persona y que paulatinamente se pueda salir a trabajar, se reanuden las actividades productivas y de servicios y en los rubros “que aun tengan vigencia y viabilidad en esta nueva realidad”.

Entre tanto el clima se presenta cada vez más variable y extremo, y conspira contra nuestras prácticas tradicionales del trabajo y especialmente el agrícola. Sus ciclos ya no son aquellos que conocíamos y que establecían las épocas de sembrar y cosechar. A destiempo se presentan altas y bajas temperaturas, abundantes precipitaciones y sequias, vientos huracanados y plagas recurrentes de insectos y hongos que afectan nuestros cultivos y la biodiversidad y esto ocurre en los meses en los cuales no era lo usual.

USANDO LA CIENCIA NECESITAMOS ENCONTRAR UNA PROPUESTA PRODUCTIVA Y ADECUADA A LAS NUEVAS REALIDADES SANITARIAS Y CLIMÁTICAS.

Frente al cambio climático y la evidenciada fragilidad de nuestra salud ante los virus, necesitamos desarrollar nuevas alternativas económicas y tecnológicas para que las personas y los sectores productivos generen recursos para cuidar su vida, salud y alimentación. Esperanzados que esta vez se lo haga bajo un modelo de economía sostenible y en un marco de legalidad y respeto por el ecosistema.

Se asegura que una de las principales causas de este cambio en el clima, es una excesiva concentración de gases de efecto invernadero y en consecuencia algunos agricultores, aunque no los suficientes,  están optando por los cultivos transgénicos que incrementan la producción por hectárea demandando a su vez menos plaguicidas y trabajo de labranza, con lo que se evita la desforestación y se mejora el ambiente.

Igualmente se ha evidenciado, que los cultivos transgénicos son resistentes a varias plagas e insectos con lo que se reduce el uso de agroquímicos y se disminuye el uso de rociados y tractores y por ende el consumo de combustibles fósiles que emiten CO2, y todo esto beneficiando al clima.

Entre tanto muchos trabajos han venido perdiendo vigencia, mientras otros surgen. Vemos a nuestro alrededor que con la Pandemia y el aislamiento social no están funcionando actividades como hotelería, turismo, transporte, aviación, restaurantes, cines, estadios deportivos, conciertos, empleados domésticos, cuenta propistas, bares, restaurantes y pensiones, servicios de transporte y otros.

Entre los rubros que aun funcionan están: Agricultura, industria alimenticia. Servicios de salud, laboratorios, medicina y farmacia. Atención a la tercera edad. Alimentos para llevar a la casa, delivery (reparto o entrega).
Asimismo el reciclaje de plásticos, desperdicios agrícolas, manejo de residuos industriales y domésticos, la siembra de árboles, purificadores de agua, energías limpias, empresas ambientales.

Durante la pandemia se expande rápidamente la economía digital, que incorpora el Internet en la información, Internet de las cosas (IoT), la producción y comercialización de bienes y servicios mediante E-commerce, transferencias electrónicas. Tiendas online. E-learning, educación virtual por internet. Video Conferencias. Tele trabajo. Tutoría online. Mantenimiento y reparación artículos electrónicos. Impresoras 3D.

Por su vez los promotores del desarrollo sostenible, demandan la necesidad de reforzar nuestra responsabilidad con el ecosistema y con la vida, proponen un nuevo modelo de vida y del uso de la energía y esto implica: Reducir drásticamente el uso de combustibles fósiles y las emisiones de carbono, usando energías limpias y equipos adaptados para esta energía. Aumentar la productividad agrícola, con lo que se reducen las áreas de cultivo y el impacto sobre los bosques. Se propone la reducción del consumismo, el retorno a la vida rural e incrementar el trabajo artesanal. Estabilizar la población. Proteger e incrementar los bosques y florestas. Reducir los envases plásticos, reducir la basura y la contaminación.
Todo esto debería estar incorporado en un plan de gobierno, en lugar del típico discurso demagógico y confrontacional.

Aunque las cosas están difíciles, la sociedad saldrá adelante pero necesitamos enfrentarlas con verdad, responsabilidad y coraje. Y no podemos permitir que en estos aciagos momentos, se use el temor de la población para beneficios políticos y económicos de los dirigentes populistas.

Es claro que el mundo ya no será como lo conocimos y que será dificultoso para los viejos adaptarse al mismo; las nuevas generaciones como siempre ocurrió en la historia, inventaran como sobrevivir y seguir adelante, pero les costara sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

1 comentario

UN MUNDO POST PANDEMIA Y REVOLUCION 4.0: VIDA, TRABAJO Y ECONOMIA

Ovidio Roca

El mundo ya cambió y lo hizo drásticamente, por lo que nosotros necesitamos cambiar para adaptarnos a la nueva situación y esto implica dejar de lado muchas normas e instituciones ya agotadas y formas productivas contaminantes y depredadoras, que no responden a estos tiempos de conciencia ecológica, nuevas tecnologías e información.

En este proceso, lo importante es fijar nuestras metas y tener claro lo que queremos para nuestra persona, nuestra familia y el entorno social y ecológico en el que queremos vivir. Esto implica definiciones y acciones sobre nuestro sistema productivo, de economía y de vida, y aquí viene el sentido común y la premisa que puede o no ser asumida: Lo que finalmente interesa es el bienestar de las personas y el de su entorno familiar, social y ambiental y esto especialmente ahora cuando evidenciamos nuestra debilidad, como especie homínida, frente al nuevo entorno ambiental y de cambio climático y el biológico, evidenciado por el coronavirus chino.

Nos encontramos ante desafíos globales cada vez más claros y que requieren de respuestas también globales y útiles para los intereses y motivaciones de las actuales generaciones. Por nuestra condición humana biológica y social, avizoramos al menos dos peligros: el primero y más sensible es nuestra fragilidad frente al entorno viral que nos aísla y cambia nuestro relacionamiento con las personas y la naturaleza. Vemos y sentimos actualmente que como consecuencia de una pandemia coronavírica, nos toca vivir en un mundo menos abierto, menos próspero y menos libre.

El segundo peligro, menos perceptible para las personas pero a la corta de mayor impacto; el acelerado cambio tecnológico, llamado de cuarta revolución industrial, 4.0, que nos afecta a todos y especialmente a una parte de la sociedad menos calificada y que carece de las necesarias capacidades para convivir en este nuevo sistema tecnológico y productivo.

Esta es una revolución industrial que está marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas y que está cambiando el mundo tal como lo conocemos. En el Foro de Davos (Enero del 2020), hubo un anticipo de lo que los académicos tienen en mente cuando hablan de Revolución 4.0: Nanotecnologías, neurotecnologías, robots, inteligencia artificial, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, drones e impresoras 3D. Las tecnologías como en todo, depende como y para que se las utilice.

Esta nueva revolución industrial beneficiará más a quienes sean capaces de innovar y adaptarse, que son minoría. Se augura que la cuarta revolución industrial podría afectar en los próximos seis años, al menos a diez millones de empleos debido a la automatización de labores y la desaparición de intermediarios y que al mismo tiempo que también se crearán algún millón y poco de puestos de trabajo calificados y relacionados con las nuevas capacidades y habilidades digitales exigidas.

Hoy el colapso de la economía mundial, exacerbado por la pandemia, esta dejando ya millones de desempleados y si esta pandemia u otras parecidas se hacen permanentes, seguramente la recesión se extenderá y podría causar mayor inestabilidad global, más fisuras en Europa e incrementar los roces ya visibles entre Occidente y China la gran potencia, en planificada y agresiva expansión mundial.

Un dato importante que nos señala esta nueva economía, es que el concepto de reservas estratégicas que antes se limitaba al mundo energético, se expandirá al tecnológico y al biotecnológico y obligará a un control industrial de determinadas actividades para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y que para ello se instalaran modelos nacionales más autárquicos. Es también importante resaltar, y especialmente para nosotros, que el sector primario ahora se ha convertido en estratégico; pensemos en la agricultura y la agroindustria.

Bajo esta perspectiva y en nuestro futuro próximo, lo más importante será entender en qué mundo queremos vivir. Uno menos consumista y más natural o seguir la tendencia actual depredadora de la naturaleza.

En todo caso necesitamos conocer las habilidades que serán requeridas para los nuevos trabajos y empleos, tanto en una economía ecológica como industrialista y pensar cómo educar a las personas para ocupar esos puestos y liderar los cambios del mañana. Desafíos planteados que recaen en primer lugar sobre los ciudadanos, los propios trabajadores y empresas, pero también sobre la política pública y en particular en las instituciones educativas y la regulación de las relaciones laborales.

Por este camino andamos y ahora con cada vez más personas que piensan, que lo que se requiere para vivir planamente: es un mundo verde, inteligente y justo y esto se puede lograr utilizando con inteligencia y sensibilidad las tecnologías, respetando al medio ambiente y la ecología.
Quiénes somos, de dónde venimos, y a dónde queremos ir; es la pregunta de siempre y la verdad es que es más fácil auscultar y diagnosticar; lo difícil es recetar y curar.

ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

ESCENARIO Y ACTORES DEL NUEVO ESTADO: PLURINACIONAL, POPULISTA Y COCALERO

Ovidio Roca

Geopolítica del Estado Independiente Chapareño.

Hace un tiempo; antes del coronavirus chino y cuando aún podíamos viajar para disfrutar de la naturaleza y de los amigos, estuve en la casa de uno de ellos en Santa Fe. Me conto entre otras cosas de los variados cambios en la economía y el manejo político del Municipio Ichilo y me pidió que lo comente. No tengo idea de lo que ocurre ahora con la pandemia.

Yapacaní, municipio anteriormente cruceño, fue avasallado y anexado por el Estado cocalero Chapareño; lo colonizó y ahora maneja discrecionalmente tanto al municipio como las áreas aledañas.
Los cocaleros avanzaron igualmente sobre el Parque Nacional Amboró y lo controlan al igual que lo hacen con el colindante Parque Carrasco. Ambos Parques, repositorios del diverso ecosistema andino amazónico, están siendo destruidos por depredadores ambientales, chaqueadores, ladrones de madera, cazadores, cultivadores de coca, fabricantes de cocaína y narcotraficantes internacionales ligados a las FARC. Con esto los turistas, investigadores y amantes de la naturaleza están excluidos de visitarlos.

La economía en la región de Yapacaní, que fue tradicionalmente agropecuaria y algo de turismo, se volcó a la coca, al narcotráfico y el comercio, funcionando como un importante eslabón productivo y logístico para la fabricación de  cocaína del Estado Chapareño y convirtiendo, lamentablemente, a San German en la jupia de la blanca.

Los Empresarios y el Populismo

En los países menos desarrollados, su clase empresarial generalmente muy débil no logró ser una “clase para sí” como la definía Marx; vale decir ser consciente de su estatus y proyección histórica. Por lo general solo son negociantes que quieren hacer plata a como dé lugar y están dispuestos a asociarse con cualquiera para conseguirla. Últimamente muchos de ellos estuvieron asociados con el MÁS y mañana será otro cantar.
Lamentablemente carecemos de una verdadera Burguesía Nacional; empresarios dignos que tengan una visión de futuro para la región y el país y que estén capacitados de acuerdo a las exigencias del Mercado internacional y con las condiciones mínimas de capital, infraestructura y tecnología para competir en esos mercados.
El populismo es entre otros aspectos, un capitalismo estatal y de amigos y los empresarios tienen claro que para estar en las grandes ligas necesitan llevarse bien con el Gobierno, es decir ser oficialistas del gobierno de turno. Por esta fuerte dependencia del Estado, en el país no hay empresa ni empresario exitoso si no cuenta con el favor del Gobierno.

Una mayoría de los dirigentes políticos y sus partidos, trabaja acuciosamente para para lograr el retorno del Evo.

Políticos bolivianos que se proclaman democráticos, buscan debilitar al actual gobierno en procura de futuras ventajas electorales y políticas. Con esto es probable que consigan el triunfo del MAS en la primera vuelta electoral y el retorno del Narco Estado cocalero.
En un titular del Diario El Deber, leemos: “Mesa, Camacho y Evo lanzan críticas y ataques al gobierno de Añez por el caso de los respiradores”. Como vemos, dios los cría y el diablo los junta y actúan luego en comparsa y alguno ha dicho en jauría; buscando hacer el mayor daño a la Presidente Jeanine, quien actuando correctamente suspende y enjuicia sin contemplaciones a los presuntos culpables de actos dolosos.
Como en toda gestión hay errores, pero ahora moros y cristianos se ensaña contra ella por todo y por nada y si eventualmente renunciara, constitucionalmente la reemplazaría la Hermana Senadora Eva Copa Murga.
Me llego un chisme: Evo toca la trompeta en una Murga de Buenos Aires.

Mientras haya MAS en abundancia, habrá mucho MAS en ignorancia. SNCHY.

La población se encuentra secuestrada por el populismo y viviendo en las peores condiciones de vida posible, pero en lugar de unirse todos contra el enemigo común tienden a pelearse entre sí o con sus aliados externos, facilitando el trabajo de los captores. Aunque es natural que esto suceda, también es suicida y contraproducente.

Los populistas cocaleros ofrecen salud, dinero y amor; una vida plena, dinámica y con grandes ganancias de la coca, el narcotráfico y contrabando; con chalets de lujo, viajes, dinero, poder, chocas teñidas y adrenalina. Sus seguidores pueden hacer todo lo que les venga en gana y deben cumplir una sola cosa: ser fieles al jefe y hacer lo que se les ordena.

No le creímos, pero Choquehuanca tenía razón.

La noticia circuló por varios medios nacionales e internacionales. “La NASA confirma la existencia de un universo paralelo donde el tiempo iría hacia atrás”. Esto ya lo explico anteriormente el Candidato a la Vicepresidencia Choquehuanca, con su reloj que marcha hacia atrás para transportarnos a los tiempos del Tahuantinsuyo.
Asimismo y como según el candidato: “las piedras tienen sexo”, en cualquier momento tendremos terremotos y derrumbes en los cerros y laderas; esto como efecto de los revuelcos de las piedras en su éxtasis sexual. Como él casi siempre acierta, es necesario cuidarse.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

EL MUNDO CAMBIÓ Y NOSOTROS CAMBIAMOS O PERECEMOS

O muerte, o economía,
el dilema de hoy en día
”. j.ll.folch

Ovidio Roca

Diferentes estudios científicos señalan que los virus que nos vienen sacudiendo, están directamente asociados con la destrucción de los ecosistemas, la deforestación y el tráfico de animales silvestres para la instalación de los monocultivos. El cambio climático y coronavirus chino son dos plagas interconectadas, que ahora se juntan y nos golpean al unísono.

El virus surgió por mutación o manipulación y lo escondieron en China, pero él se liberó y viajó infectando a todo el mundo. En Diciembre del 2019 en Wuhan ya sabían del virus, pero dadas las prácticas autoritarias del régimen chino éste se esforzó, no por contener la peste que se venía, sino en contener la información.

El mundo está sufriendo, y muy molesto con esta actitud de los chinos el Estado de Missouri, USA, planteó una demanda contra Pekín:“ El gobierno chino mintió al mundo sobre el peligro y la naturaleza contagiosa de COVID-19, silenció a los denunciantes e hizo poco para detener la propagación de la enfermedad”, dictamino el Fiscal General, Eric Schmitt.

Después de Misuri se han anunciado numerosas demandas; una de ellas incluye a más de 40 países (hay que unirse a ellos) los cuales mediante una acusación formal piden una compensación billonaria por permitir el brote y después encubrirlo.

Producto de esta pandemia vivimos en un nuevo mundo, muy diferente de aquel en el cual nos sentíamos cómodos, pues trabajábamos, producíamos, hacíamos negocios, salíamos con nuestra familia y amigos y algunos viajaban por mundo entero. Ahora estamos confinados, encapsulados, todo ha cambiado y no sabemos muy bien cómo enfrentar esta nueva situación.

Esta pandemia y la crisis económica están aterrorizando a la población y cunde el  pánico y la histeria colectiva, que es viralizada por los medios de comunicación. Las empresas están cerradas y también los comercios, con lo que las recaudaciones tributarias están colapsadas. Y mientras el país está parado, la población que se siente inerme deja todo en manos del Estado y le piden mantener a las personas y a los empresarios entregándoles recursos para que puedan sobrevivir a la parálisis.

Con esto se alienta al Gobierno a concentrar todo el poder y las iniciativas; por lo que la sociedad democrática debe estar atenta a no caer en el Estatismo, el populismo, la perdida de la libertad, que es otro virus peor que el chino.

Cuando el coronavirus nos llegó y se expandió, dada la interconexión digital, nos aterramos con las noticias de la pandemia y las muertes y casi un tercio de la humanidad se puso y está en situación de confinamiento obligatorio. Se cerraron las fronteras nacionales, se instalaron controles internos, se expandió el paradigma de la seguridad y el control; se exige el aislamiento, el encapsulamiento y el distanciamiento personal y social.
Los únicos que están tranquilos y siguen haciendo negocios e ignorando la cuarentena, son los aguerridos cocaleros del Chapare que no han reducido su producción y menos sus exportaciones. Sus eficientes sistemas de transporte y de distribución del producto final son clandestinas y para ellos no hay leyes, ni fronteras, ni coronavirus. Con llujta, coca y alcohol, no hay virus que resista.

Está claro que mientras no haya vacuna, la pandemia seguirá entre nosotros sin que podamos hacer mucho más allá de la prevención y los cuidados básicos. Esta vacuna, nos dicen que tardará alrededor de un año y un tiempo adicional para su producción, certificación y transporte. Por lo que podría estar disponible para nosotros en  alrededor de dos años.

Son dos años en esta difícil situación y con la población hambrienta y demandando subsidios, cuando sabemos que ningún país sale adelante exclusivamente con subsidios del gobierno, bonos, canastas y bolsas “gratis” de los políticos; al contrario esos son los medios para hundirse aún más por ser insostenibles en el tiempo y hacerse a costa de la sobrevivencia de las empresas y la perdida de iniciativa de los ciudadanos.

La economía y la sociedad no resistirán este periodo de paralización de las personas y de la economía, puesto que aumentará la pobreza, las enfermedades y también los conflictos sociales. Por lo que siguiendo con responsabilidad las normas de protección y bioseguridad, necesitamos reiniciar paulatinamente las actividades de las empresas y la movilidad de las personas.

El mundo ha cambiado por lo que nosotros o cambiamos o desaparecemos; queda claro es que no podemos vivir encerrados, encapsulados, permanentemente, somos mamíferos, seres sociales y necesitamos estar juntos, abrazarnos, tener contacto físico. La amistad, la educación o el amor no se pueden practicar a distancia, necesitan del cuerpo a cuerpo; lo mismo que el trabajo y la producción.

En el pasado los grandes problemas se resolvieron siempre a través de una investigación básica que condujo a soluciones técnicas radicalmente nuevas y totalmente diferentes y que cambiaron todo, ahora también hay que hacerlo y urgente.
Esta crisis nos está confirmando que nuestro futuro debe cimentarse en el trabajo productivo, el progreso científico y tecnológico y en la nueva economía ecológica. Es también notoria la necesidad de un trabajo más coordinado entre el sector privado, el Estado y las universidades, para poner en marcha los proyectos que necesita el país en cada sector y región.

Por tanto se necesita invertir y trabajar para evitar nuestra dependencia de los combustibles fósiles, del crecimiento ilimitado en un espacio y ecosistema limitado y reducir el consumismo que continúa alimentando el desastre. Necesitamos incorporar nuevos modo de producción y comercialización, una nueva biotecnología para producir alimentos sin afectar al ecosistema y tecnologías para generar energía limpia para el planeta. La electrónica y la tecnología digital son parte del futuro.

Estamos viviendo tiempos políticos y de gran incertidumbre y estos actores sociales deben recordar que el pueblo, cuando está informado, no vota por derechas o izquierdas, sino por quien plantea soluciones realistas a sus necesidades que son esencialmente: trabajo, salud, educación, seguridad.

Se vienen tiempos difíciles de construcción de una economía y una nueva sociedad; esperemos que cuando haya que reconstruir el país, su economía y sus instituciones, aparezca no un demagogo haciendo promesas sino alguien como Churchill que en momentos críticos dijo en el Parlamento: “Solo les puedo ofrecer sangre sudor y lágrimas”, y que la gente entienda, asuma su responsabilidad y lo sigan.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario

INCENDIOS EN LA CHIQUITANIA; LA PACHAMAMA Y LOS MATRICIDAS

Ovidio Roca

El interés electoral y demagógico prima sobre la aplicación de la norma técnica de beneficio ciudadano”. SNCHY

Algunos servidores públicos y para quedar bien con sus jefes, han calificado de discriminatorio y regionalista el pedido ciudadano de desalojo de los ocupantes ilegales de tierras en la Chiquitania, dando un sesgo político e ideológico a algo que es legal y con base científica. Lo que  en realidad se busca es el respeto del ecosistema, del buen uso y respeto a las tierras y del medio ambiente y esto en salvaguarda de nuestra supervivencia.
No se trata de discriminar entre cambas y collas, sino de cumplimiento de la ley, pues el Gobierno desconociendo a la Gobernación y los Municipios otorgo tierras que por su vocación y por disposiciones legales del PLUS no pueden ser utilizadas para uso agrícola y peor aún, tierras que son intangibles por ser Parques, Reservas Naturales y TCO.
El Artículo 298 de la Constitución Política del Estado, parágrafo dos, numeral 38, indica que una nueva ley de tierras debe delegar a las autoridades autónomas (Gobernación, municipios e indígenas) la distribución de las tierras fiscales. !!! Que hicieron al respecto, durante todos estos años los Parlamentarios autonomistas!!!.

En Cabildos multitudinario realizados en varios Departamentos del país, los ciudadanos bolivianos preocupados por la destrucción de los bosques, el ecocidio y la destrucción de la madre tierra que producirá  el cambio climático y afectara el futuro de sus hijos, exigieron abrogar las leyes y D.S. que aprobaron los desmontes en la chiquitania.

Los Dirigentes del Comité Cívico pro Santa Cruz han solicitado específicamente el desalojo de los colonos asentados ilegalmente en tierras de la Chiquitania y también que se juzgue a quienes autorizaron esta entrega que produjo la quema de millones de hectáreas de bosques por estas dotaciones, en suelos que no son aptos para la agricultura y especialmente en los Parques Naturales, Áreas Protegidas y TCO, generando con ello un ecocidio masivo de plantas y animales.

En los años noventa, preocupado por el mal uso que se daba a las tierras CORDECRUZ con apoyo de la GTZ de Alemania, investigo y elaboro el Plan de Uso del Suelo para el Departamento (PLUS). Con él se reglamentó el uso y protección de los suelos, bajo la lógica que éstos deben ser utilizadas de acuerdo a su vocación o como se dice, de su capacidad de uso mayor. Usar las tierras para usos no compatibles con su vocación y capacidad no es bueno para nadie, salvo para los politicastros y especuladores.

El 21 de septiembre de 1995 se aprobó el PLUS mediante D.S. No 24122 y el año 2003 se lo hizo mediante Ley de la República Nº 2553.
Este Plan establece los usos autorizados para las tierras del Departamento y por su parte los Municipios hicieron lo propio y a mayor detalle en su territorio, incorporando sus particularidades, resguardando su paisaje y creando Áreas protegidas municipales, Áreas de preservación e incentivando el establecimiento de Reservas Privadas de Patrimonio Natural (RPPN).

Está claro que el buen uso de las tierras no está en la lógica de los matricidas pachamamistas del MAS y la entrega de tierras a los colonos en territorio cruceño y oriental sin conocimiento de la Gobernación y los Municipios autorizando su chaqueo y quema, es una estrategia de colonización y sustitución poblacional y de captura de votos para las próximas elecciones.

Desde que el MAS tomo el poder ha acarreado a Santa Cruz, a Pando y al Beni, cientos de miles de colonos (mitimaes) para consolidar su dominio sobre el territorio oriental, con la estrategia racista de contar con el voto de esas comunidades andinas y mantenerse indefinidamente en el poder.

La Fundación Tierra publicó que en Santa Cruz entre el 2006 y 2016, sólo el 4% de los beneficiarios de la dotación de tierras fiscales fueron indígenas del oriente, el resto fueron entregadas a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y a la Confederación de Interculturales de Bolivia de procedencia andina.

Dicen que así nomás había sido y la pregunta es ¡!hasta cuándo!!. El principio de subsidiariedad nos indica que un asunto debe ser resuelto por la autoridad (normativa, política o económica) más próxima al objeto del problema por lo que el cuándo, será el momento en que los ciudadanos tomen responsabilidad de su destino en un Régimen Federal.
Los impuestos deben cobrarse en los niveles Municipales y dar participación a los niveles Departamentales y Nacionales. La dotación de tierras fiscales cumpliendo las normas de uso del suelo debe ser de competencia Municipal y así por delante, como lo prevé la Constitución.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , ,

Deja un comentario

PROPUESTAS DE ECONOMIA Y DE PAIS

Ovidio Roca

Yo soy yo y mi circunstancia”. José Ortega y Gasset.

La economía alto peruana se desarrolló desde su inicio como una actividad  tributaria y al servicio de las necesidades de la economía española, por lo que  estuvo centrada en la extracción minera del oro, la plata y posteriormente el estaño, luego el petróleo y esto para servir a las demandas y necesidades de los países centrales.
El asiento del Estado y del poder político del país estuvo y está centralizado en el área andina minera y el resto del país le era desconocido; tal es así que por carecer de conocimiento y presencia en todo el territorio se fue perdiendo casi la mitad de la superficie que tenía al inicio de su creación y esto por guerras, venta de territorio en el caso del Acre o cambiado por un caballo un extenso territorio en la frontera con San Matías.

Como nos encontramos al centro del Continente, lejos de las costas y los circuitos del comercio, del progreso y abocados al extractivismo no pudimos incorporarnos mental y técnicamente al desarrollo industrial que se inició en Inglaterra en 1760 y luego esto se hizo muy dificultoso por la distancia tecnológica y la competencia con el resto del mundo globalizado. Ahora que ingresamos a la cuarta revolución industrial, la de la inteligencia artificial, también estamos en problemas.

En consecuencia mantenemos una economía extractivista y mercantilista y últimamente con el avance de la economía de la coca casi todo lo importamos, desde los alimentos hasta las manufacturas y el mayor problema es que una gran parte de la población informal se mueve en el negocio ilegal del narcotráfico, el contrabando, el comercio informal y como esto satisface sus necesidades, lo considera bueno. Y aunque en una perspectiva de mediano plazo esto es insostenible, cuando una sociedad tiene grandes necesidades y limitaciones piensa solo en lo inmediato.

La situación del desarrollo del país por tanto, no es sólo resultante de los factores humanos, sino como indicábamos de un conjunto de elementos condicionantes, económicos y no económicos, externos e internos al país, así como por la geografía, vías de comunicación, educación y el tipo de inserción del país en el contexto económico mundial.

En consecuencia cuando pensamos en propuestas para el desarrollo del país debemos considerar la cultura y formación de la población y cuáles son las características nacionales de las fuerzas productivas y evaluar hacia cuales áreas y sectores productivos podemos enfocarnos para superar el actual extractivismo. Estas consideraciones son importantes al elaborar y proponer modelos de desarrollo productivo, pues si la alternativa y el modelo que les ofrecemos a la población boliviana, mayoritariamente informal, es cambiar hacia una economía legal y de trabajo formal con altos niveles de capacitación y competitividad, ahí chocamos con sus intereses y expectativas y no los aceptara.

Considerando nuestra realidad socioeconómica, geográfica y cultural, deberíamos pensar en un nuevo modelo de economía, centrado en lo que poseemos: territorio, recursos ecológicos y humanos en el contexto y la circunstancia de este gran problema para la humanidad cual es la destrucción de los ecosistemas y la masiva contaminación que induce al cambio climático.

El argumento es simple, como nosotros somos parte del ecosistema, si este se desequilibra no sobrevivimos pues necesitamos de un clima adecuado, del aire, del agua limpia y de la flora y la fauna para vivir, por tanto una área productiva prometedora es aquella que tiene que ver con las necesidades básicas del ser humano, la alimentación y el ambiente sano y ahí tenemos la nueva agricultura asociada a la biotecnología; el cuidado del medio ambiente y la conservación de los bosques lo que tiene que ver con el secuestro y conservación del carbono y el suministro de agua limpia y aquí surge la economía ecológica.
En consecuencia debemos enfocarnos hacia actividades en las cuales seamos productivos y competitivos y por supuesto las áreas tecnológicas son imprescindibles pues estamos insertos en la actual economía del conocimiento.

Una propuesta de gobierno debe orientarse hacia lo que se llama economía sostenible y economía ecológica, un modelo de desarrollo que propone una sociedad respetuosa con el entorno; que no sólo valora los beneficios económicos sino también el cuidado del ecosistema, la salvaguarda de especies animales y vegetales, así como de un equilibrio ambiental. Una economía alejada del consumismo, centrada en lo local y que busca producir y suplir una demanda alimentos, con una nueva agricultura con uso de la biotecnología; manejo forestal, calidad ambiental, preservación de acuíferos, agua pura, clima soportable y predecible, ecosistema equilibrado, reciclaje, y esto es algo en lo que podemos trabajar.

Esto implica por supuesto un entorno institucional que otorgue seguridad jurídica para que las personas puedan desarrollar sus iniciativas y en un ambiente de democracia, libertad, estabilidad de normas sociales y ambientales que se cumplen y bajo un modelo federal pues las decisiones se toman en cada ecosistema y en cada región.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

, ,

Deja un comentario

MIENTRAS NO SE QUEMEN LOS VOTOS TODO VALE

Ovidio Roca

Notas previas sobre el incendio chiquitano:

Evo bombero: “No se puede entender hermanas y hermanos, algunos grupos están pagando a los jóvenes para que vayan incendiar y echarnos la culpa”.

Corresponsal de Radio Riavé: “Se ha visto en el área de los incendios de la Chiquitania, a un viejo choco con jopo que estaba repartiendo dólares”.

Somos parte del ecosistema tierra y todo lo que hacemos bueno o malo afecta al todo. Ahora hemos ingresado a un proceso de cambio climático y esta vez causado por la especie humana que ha crecido de manera agresiva y que por su destrucción de la flora y fauna, la generación de basura y emisión de gases está desequilibrando el clima mundial. Se derriten los glaciares y los polos; el clima de desequilibra y tenemos extremos de temperatura, lluvias y vientos.

Anteriormente en  la amazonia había dos estaciones climáticas; la seca que en realidad era húmeda, y la época de lluvias con grandes aguaceros. Ahora tenemos una estación húmeda moderada y una estación cada vez más seca y con efectos muy perversos, pues en esta época seca los árboles arden, el fuego se expande y ya no queda bosque, ni animales, ni agua y por otro lado cuando llueve todo se inunda.

La selva amazónica produce los llamados ríos voladores y el polvo de hadas. Lo primero es una gran masa de aire húmedo que es bombeada por la Amazonia contra los Andes, que son una pared de hasta más de 6.000 metros de altura; esta humedad es condensada gracias al polvo de hadas, un polvo muy fino que produce la selva y con ello se produce la lluvia; una lluvia que llega hasta zonas donde normalmente debería haber un desierto. Es por esto del polvo y los ríos voladores, que llueve en Bolivia y Paraguay.

Como producto del cambio climático en nuestro país tenemos sequías y fuertes vientos que afectan el clima y por tanto la forma de practicar la agricultura. El problema es que irresponsablemente el Gobierno con un interés político y de dominio territorial distribuye tierras en zonas no aptas, como el bosque seco chiquitano, área que según el PLUS no es apta para la agricultura y ganadería y autoriza irresponsablemente e induce mediante Decreto estas quemas preelectorales.

Se trata de un plan de colonización que viene desde hace 14 años, nos informa Luis Cardozo el Secretario General de la Federación Regional de la Gran Chiquitania (FRGC): “Tenemos 1.000 comunidades afiliadas en la Federación y todas estamos en las cinco provincias que corresponden a la Gran Chiquitania, las comunidades más antiguas están asentadas desde hace 14 años y las más nuevas tienen entre ocho meses y un año”.

Cada actor de este desastre ecológico tiene su interés y su motivación; el Gobierno masista quiere tener el control del oriente mediante la colonización, como muy bien dice el analista brasileño Leonardo Coutinho; “trata de rediseñar el mapa étnico-electoral de Bolivia”.

Por su parte los interculturales buscan hacerse de un capitalito y cumpliendo la función de mitimaes van a colonizar el oriente, en este caso la Chiquitania. Los colonos andinos que llegan a estas regiones provenientes de otro ecosistema y otra cultura agrícola, acuden a tomar posesión de sus terrenos y lo hacen como es costumbre, tumbando monte y quemando, luego los dejan en engorde esperando venderlos a algún chino; ellos saben que esas tierras del bosque seco no son buenas para una agricultura sostenible. El problema es que las condiciones del clima les complicaron el negocio y nos causaron a todos una mala pasada, generando esa tremenda destrucción del ecosistema y la biodiversidad, con efectos planetarios.

Los mitimaes entiendo que de ninguna manera querrían causar estos tremendos incendios, solo buscan hacerse de unos terrenitos y posteriormente venderlos. El compromiso con el Gobierno fue apoyarlo mediante proclamas y manifestaciones y acudir a votar por ellos cuando sean convocados.

Obviamente la responsabilidad de este desastre ambiental y biológico recae en la autoridad que reparte las tierras en los lugares inadecuados y contraviniendo las leyes de uso de los suelos y especialmente el PLUS. Pero donde manda capitán no manda marinero y si quieres seguir en la pega tienes que proceder cumpliendo las órdenes, aun desconociendo las leyes y en este caso irrespetando la vocación de las tierras.

El bosque, nos enseña la experiencia, es un sistema protector contra los eventos atmosféricos extremos; donde está el monte y los grandes árboles no se tienen sequías, ni exceso de agua, ni huracanes, ni tornados.
Por eso, nos ilustra la sabiduría indoamericana: “Sólo cuando el último árbol esté muerto,  el último río envenenado y el último pez atrapado,  te darás cuenta que el dinero no se come”.

ovidioroca.wordpress.com

, ,

Deja un comentario

ECOSISTEMA Y PENSAMIENTO SISTEMICO

Ovidio Roca

Vivimos en un único planeta y somos parte connatural del ecosistema tierra: las aguas, los suelos, los vientos, la atmosfera, la biodiversidad. Dijo Galileo Galilei hace 450 años: “Las cosas están ligadas por lazos invisibles: no se puede arrancar una flor sin molestar a una estrella”.

En el país ya se venía avanzando en el entendimiento y protección de nuestro ecosistema; se produjeron las Leyes del medio ambiente, la Ley Forestal; se trabajó en los Planes de Uso del Suelo, se crearon las Reservas ecológicas y Parques. Luego los dirigentes del actual Gobierno se presentaron con un discurso sobre la madre tierra que dio esperanzas de un mejor trato para nuestro ecosistema, pero finalmente se mostró que era solo un eslogan electoral.

Tenemos una población mundial que crece de manera exagerada y que esta sobre explotando el planeta. Esta población demanda alimentos, espacio para asentarse y genera basura y contaminación, por lo que debemos ser cuidadosos en nuestras políticas de crecimiento poblacional, asentamientos humanos y uso de las tierras.  Los daños que causamos al ecosistema tardaran cientos de años en atenuarse, aunque no de curarse.

El cuidado ambiental no es asunto de derechas o izquierdas; los políticos populistas Trump, Bolsonaro, Evo Morales, Maduro, son negacionistas climáticos y califican, cada uno en su estilo, el problema de calentamiento global impulsado por el consumo humano como una simple “fábula de invernadero”.

En Brasil los ruralistas apoyan toda política para deforestar la amazonia y sembrar pasto para el ganado, terrenos para el cultivo de la soja o apertura de minas. En Bolivia dicen las autoridades masistas: “Si no queman los bosques y si no plantan coca” ¿de qué van a vivir?. El Gobierno por intereses políticos y de dominio, desplaza  a sus interculturales para tomar las tierras del oriente las que, según Pukimon, luego de ser deforestadas una parte ira a la coca y el resto la venderán a los chinos.

Si queremos mantener el ecosistema adecuado para la vida humana, necesitamos respetar el ecosistema, la capacidad de uso de la tierra, la vocación de los suelos para el uso forestal, agropecuario; las áreas de preservación, los Parques y áreas protegidas destinadas a conservar ambientes adecuados para lo biodiversidad de la que somos parte. Uno de los valores de la diversidad biológica radica en la funcionalidad de los bosques, que permiten por ejemplo la generación de agua, el ciclo de nutrientes de los suelos y un clima estable; factores que son muy importantes tanto para la producción agrícola, como para la calidad de vida de la población en general. En este contexto, un desafío clave entre conservación y desarrollo, es asegurar que se mantenga grandes bloques de bosques bien conservados.

Este es un aspecto en que el Licenciado discrepa, pues no tenía entre sus veinte mil libros la Memoria del PLUS: “Ojo, las áreas protegidas fueron elaboradas por los gringos para guardarse nuestros recursos naturales para el día que se hagan cargo del país, buena parte de esas áreas fue hecha por Gonzalo Sánchez de Lozada y las dictaduras y no porque eran amantes del medioambiente, era porque había información de empresas petroleras extrajeras de que ahí había recursos”.

Sin embargo la ciencia agrícola y la experiencia de campo nos enseña que las tierras según sus características de composición, localización, clima y humedad, tienen distintas vocaciones y es en base a estas clasificaciones que desde hace tiempo se viene trabajando con los Planes de Uso de Suelo, los mismos que establecen que hacer y qué no hacer en las tierras y en cada zona.

El país necesita producir más, pero con una agricultura moderna y respetuosa de la capacidad de uso de los suelos. Por ejemplo en la soya hay que preocuparse en aumentar la productividad; en cualquier país vecino se produce el doble por hectárea que nosotros; ergo hay que aumentar productividad y no la superficie. El asunto es que como la tierra es barata es mejor negocio ampliar la superficie y tumbar monte que mejorar la agricultura, sin preocuparse del daño ecológico.

Al margen de lo ecológico y de preservación del ecosistema y el clima que es lo verdaderamente importante; también desde un punto de vista crematístico deberíamos entender y asumir que estamos llegando con la expansión de la frontera agropecuaria, al punto donde los efectos adversos de la deforestación prácticamente cancelan los beneficios económicos privados de cualquiera actividad agropecuaria adicional. Y no se trata de reducir la deforestación a cero, pero hay que hacerla de manera mucho más cuidadosa y donde realmente es justificada y en las áreas que corresponde según el PLUS.
El problema es que en Bolivia deforestar te garantiza la propiedad de las tierras y no tiene ningún costo para el que destruye, sino para la sociedad. Por esto a los grupos económicos y de poder nada les importa y en consecuencia a su paso dejan llamas ardientes, tierras arrasadas, bosques destruidos, muerte y destrucción de todo ser vivo, plantas y animales.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

ENTRE LAS TRADICIONES, LAS LEYES Y LA POLÍTICA NOS ESTAMOS INCENDIANDO

Ovidio Roca

En el país se carece de una tradición y cultura de uso y manejo sostenible de las tierras y poco nos preocupa la preservación de los ecosistemas, áreas forestales y ríos; esto viene de herencias culturales antiguas e irresponsabilidad moderna.

Gran parte del territorio del Departamento de Santa Cruz es devorado por las llamas, producto de un método irresponsable de deforestación y quema autorizada por el Gobierno. Hasta ahora más de 500.000 has de bosques han sido quemados y vemos como los campos arrasados, animales y plantas incluidos aumentan en la Chiquitanía y esto tiene que ver con leyes obsoletas, malas tradiciones culturales, irresponsabilidad de los campesinos y peores decisiones políticas de dominación y de poder del Gobierno.

El área de expansión de la agricultura fue desde los años sesenta Santa Cruz, donde por su disponibilidad de tierras agrícolas y la baja densidad poblacional permitía el traslado de personas y comunidades desde las zonas andinas más pobladas. Estos colonizadores con cultura agrícola perteneciente a otros ecosistemas, sentían hostil el bosque al que llegaban y que en su cultura se llamaba sach’a y a sus pobladores sach’a runa, es decir salvajes. Es por esto que cuando colonizan las tierras del oriente, impulsados por la Ley agraria, la FES y su tradición cultural lo tumban y lo queman. Esta práctica ancestral es ahora ampliada y reforzada por el interés no solo de la agricultura sino de la producción cocalera, materia prima de la cocaína; un cultivo que permite grandes ganancias con poco esfuerzo, pero con muchos contactos.

La ley agraria es, vale la redundancia, agraria, ya que cuando se dictó no se hablaba de ecología, preservación del medio ambiente o cambio climático. La idea era producir alimentos y para mostrar que la tierra se destinaba a ese uso había que desmontarla. No se consideró en esa época que la preservación, la forestación y el manejo de bosques constituyen elementos para la determinación de la FES, la función económica y social, que garantiza la tenencia.

Vale la pena recordar que en Bolivia la tierra no es de la persona sino del Estado y para conservar su tenencia, cada dos años se debe certificar que se esté cumpliendo con la FES, la función económica y social pues si no, es revertida. Es lógico por tanto que el usufructuario, ya que no dueño, de la tierra perciba que no hay garantía de largo plazo.

Para establecer la FES se aplica una Ley que no considera la capacidad de uso mayor de las tierras, su uso agrícola, forestal o de preservación y si a eso le añadimos una cultura y tradición que busca tumbar el monte para civilizarlo, más el interés del gobierno de acelerar el traslado poblacional y dominio del territorio, la cosa se pone color de hormiga.

En estos trece años el MAS en su programa de colonización del oriente ha realizado dotaciones irresponsables de tierras en áreas forestales sin tener en cuenta el PLUS, que es donde se generan mayormente las quemas que con los vientos se descontrolan y nos llevan a este desastre.

Nuestra economía agrícola, la que garantiza nuestro sustento cotidiano se basa en un calendario agrícola que se fue estableciendo y adoptando por las experiencias de miles de años y que no señala cuándo arar, sembrar y cosechar y ahora con el cambio climático rápidamente se están modificando estos ciclos del clima y de la naturaleza. Hemos sido tan insensatos destruyendo los bosques, los ecosistemas y rompiendo estos ritmos de la naturaleza, tal vez de manera irreversible, por lo que ahora surge la incertidumbre y tendremos problemas para garantizar nuestro sustento cotidiano.

Mientras tanto podemos seguir tumbando monte y quemando, es el proceso de cambio poblacional y del uso del suelo.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario