Entradas etiquetadas como Desarrollo Sostenible

CUENTOS DEL ABSURDO: LOS COCINEROS COMUNITARISTAS

CUENTOS DEL ABSURDO: LOS COCINEROS COMUNITARISTAS

Ovidio Roca

Poco usamos el sentido común y menos aun cuando atañe a nuestros sentimientos y emociones. Un ejemplo típico de esto se da en el ámbito de la política, donde pese a los innumerables ejemplos de que la receta populista y estatista es mala y sus cocineros incompetentes para producir y hacer buena gestión pública, muchas personas se ilusionan, les creen y los siguen.

En su práctica cotidiana la gente sabe apreciar cuándo una comida es sana y sabrosa y cuando es una porquería, pero es totalmente inconsciente y crédula en lo referente a las recetas y ofertas políticas. La explicación está en que sabemos degustar, pero no razonar y nos ilusionamos fácilmente por las promesas de los políticos.

Hay que reconocer que los socialistas y populistas (recuerden la “agitprop” comunista) saben muy bien cómo vender su puchero y además como nos dicen que será gratis y habrá para todos, nos ilusionamos y no terminamos de aprender que con estas recetas comunitaristas y socialistas del siglo veinte o veintiuno, la comida que recibimos es dañina y terminamos enfermos o muertos de cólicos y diarreas y cautivos del cocinero.

Hace varios años, ya pasan dos décadas; salieron del Chapare cocalero y de algunas ONGs algunos cocineros, quienes usando recetas del Socialismo Siglo XXI y del Comunitarismo, nos presentaron su nuevo plato: “Puchero plurinacional”, que en realidad es el viejo puchero corporativista, condimentado con estatismo, autoritarismo, populismo, indigenismo  y xenofobia.

En búsqueda de clientela y para cautivar a los mestizos e indígenas utilizaron el sentimiento de revancha, de desquite por la discriminación étnica que les fue inferida por los criollos y durante años. Se les acrecentó también la autoestima con el eslogan “el Evo es como yo”. Algunos entenderían con esto que podemos hacer lo que nos dé la gana: tener aviones de 40 millones de dólares para ir a jugar futbol donde sea, tener las chocas y chocos que quisiéramos y que ningún fiscal puede cuestionarme por mis negocios de coca y contrabando y todo sería posible mientras el Cacique o Jilakata este al mando.

Para que los ayuden a conquistar el Gobierno, los cocineros se juntaron con los llamados movimientos sociales. Para ello hicieron contubernios con los dirigentes, para fines de negocios y de protección mutua; buscando así contar con masas activas y bloqueadoras para neutralizar las protestas sociales y regionales contra su gestión y recibir su apoyo en los frecuentes tinkus electorales.

En este restaurante plurinacional manda el Gran Jefe y su ayuco cocinero y lo hacen verticalmente sobre una corte servil y a su exclusivo servicio, condición de vasallaje que se extiende por todo el país. “Yo soy el único que manda en este país”, comunicaba el presidente Morales al que fue un verdadero Defensor del Pueblo, Rolando Villena.

En lo municipal se repite lo mismo y nuestro alcalduli afirma: “Parezco parido para ser alcalde, todo lo sé, estoy capacitado para liderar este grupo de gente”, y que sobre las nalgulis??

De manera simbólica estos populistas y comunitaristas conceden unos cuantos puestos y ponen a lavar las ollas a algunas mujeres y algunos indígenas y campesinos; esto a fin de simular una incorporación de las masas populares al  gobierno, aunque sin darles poder real para intervenir en las recetas y decisiones importantes de la cocina política y la economía.

Para efectos de propaganda internacional, de cuando en cuando se incauta algo de pichicata a los carteles de la droga y poco se ocupan de la coca y la pasta base, que es el negocio de las bases cocaleras.

Para mantener tranquila a la gente practican el asistencialismo con distribución de bonos, como el Bonosol que ahora llaman Renta dignidad y para financiarlo estatizaron la propiedad de cada uno de los bolivianos mayores de edad al año 1995. Esto quiere decir que expropiaron nuestras acciones de las empresas capitalizadas.

Toda esta propaganda se la hacía y funcionaba en época de vacas gordas, cuando la despensa estaba llena y se podía despilfarrar, pero a medida que aumenta la crisis, el puchero se hace escaso y el gobierno populista se debilita, se hace necesaria la afirmación del poder y lo hacen  promoviendo y exaltando al caudillo. Su corte de ll’unkus y amarraguatos nos dice: “Es la luz que ilumina América” y también, si no apoyan al Evo “El sol se va esconder y la luna se va escapar y todo será tristeza…”.

Paralelamente se potencian los organismos armados, se refuerzan los controles políticos y endurecen las políticas coercitivas. Se aumentan las propuestas de estatización y la apropiación de las empresas privadas y de sus rentas y se castiga a las empresas con multas millonarias; se coartan las libertades ciudadanas y la libre expresión y se endurece el papel punitivo de la justicia sobre todo aquel que discrepa con el gobierno, generalizándose la cárcel para los opositores o para cualquiera que joda.

Y colorín colorado este cuento aún no terminó, pues podemos seguir con la receta de populismo, tiranía, miseria y corrupción o podemos cambiarla y vivir mejor.

El futuro está por hacer y podemos construirlo juntos y sin exclusiones, con libertad, subsidiariedad, solidaridad, absoluto respeto al otro y al medio ambiente.

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , ,

Deja un comentario

ACRECIMIENTO

ACRECIMIENTO

Ovidio Roca

Los continuos cambios en los ciclos del clima nos señalan con cada vez mayor evidencia, la aguda crisis ecológica y económica que se avecina y que afectara gravemente el ambiente adecuado para la vida de la raza humana.

Una de las explicaciones para esta crisis, es la del crecimiento ilimitado de una especie, en este caso la humana y su depredadora actividad económica en un planeta finito. Los  daños ecológicos causados: el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación del ecosistema, la acumulación de residuos en la tierra y los océanos, está conduciendo a la eliminación de la biodiversidad de la que somos parte.

Durante el Siglo XX el desarrollo industrial y tecnológico y el de los medios de comunicación, genero nuevas y mayores necesidades y ha impulsado un consumismo exagerado. De aquí que actualmente asumimos el desarrollo como consumo y nuestra percepción de la economía y el éxito de las políticas económicas, la medimos por el crecimiento del producto interno bruto (PIB), es decir por mayor extractivismo y producción.

El problema es que este modelo económico de crecimiento, continuo e ilimitado y un consumo creciente (apoyado en el crédito); necesidad de más ingresos (más trabajo, más producción y más venta) para devolver los créditos y los intereses; no ha demostrado ser sostenible a largo plazo, ni en lo económico ni en lo ecológico y tampoco ha solucionado el problema de la pobreza. Esto lo podemos ver en todas partes y en todos los sistemas políticos y económicos. Lo vemos en China, en la India y en muchos otros países en crecimiento de nuestra américa.

Y esto nos lleva a reevaluar los objetivos de nuestra sociedad. Sócrates que vivió hace 2500 años decía: ” lo importante no es vivir, sino vivir bien, esto se consigue con la honestidad, es decir el ser justo, con uno mismo y con toda la sociedad“. Aceptando la validez de lo anterior, para vivir bien necesitamos cambiar de modelo económico, nuestra cultura consumista y cultura de vida.

En el campo económico, existen diversas propuestas sobre nuestra forma de producir y como viabilizar nuestra existencia como especie. Serge Latouche, plantea como perspectiva de futuro, el decrecimiento: “el rechazo del despilfarro de recursos naturales y el asumir que existen límites que hacen imposible la generalización a todo el planeta, del modo de vida occidental”…. “una sociedad basada en la calidad en lugar de la cantidad, en la cooperación más que en la competición y en una humanidad liberada del economismo y que tenga como objetivo la justicia social”.

La tendencia del acrecimiento se puede inscribir en un nuevo tipo de capitalismo no financiero y de producción innovativa y respetuosa con los ecosistemas, no expoliadora, ni contaminante.

Se propone además, el promover los bienes relacionales, aquellos ligados a las interacciones humanas, con componentes afectivos y comunicativos; y en el campo económico y social, la austeridad en el consumo, la limitación del crecimiento demográfico, promover la eficiencia y en términos ambientales, utilizar tecnologías de energía y producción limpias.

Como difícilmente cambiaremos el homo economicus por el  homo philosophus, la solución de nuestros problemas lamentablemente tendrá que venir por el desastre, por esto es importante tener disponibles algunas opciones para cuando esto ocurra.

En la ficción existen múltiples propuestas para la bomba poblacional. En la película “Soylen Green”, las galletas verdes y en “Inferno”, el virus y la esterilización aleatoria de un tercio de la humanidad.

En el campo más realista, el de las ciencias, se hace necesario que algunos Centros de pensamiento y Universidades estudien y elaboren propuestas prácticas como la mencionada del acrecimiento y otras, para que puedan utilizarlas aquellos que logren sobrevivir. Sería algo como lo de Las Fundaciones de Asimov.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

EDUCACION Y ECONOMIA SOSTENIBLE

EDUCACION Y ECONOMIA SOSTENIBLE

Ovidio Roca

Durante esta última década, Latinoamérica está siendo gobernada por políticos que saben prometer y gastar, pero nada de generar riqueza, ni hacer gestión. Y tampoco está en su mentalidad promover la economía productiva, el ahorro y la educación. Ellos procurando enriquecerse rápidamente, se dedican al puro extractivismo y no se preocupan ni se complican con eso de la economía sostenible, productiva y con valor agregado. La agresiva explotación de las materias primas: hidrocarburos, minerales, madera y biodiversidad, es su estilo y su práctica.

Por eso, cuando se acaba la racha de los buenos precios de las materias primas de las que estuvieron lucrando y caen los ingresos, empieza el descontento popular y eso es lo que vemos ahora en todos los países castrochavistas.

No olvidemos que los tiempos en la política están marcados e influenciados por la percepción que tiene la gente de su propia situación económica y de las perspectivas y ambiente favorable para su futuro y el de sus negocios. En consecuencia en Bolivia, al igual que en el resto de estos países castrochavistas, la gente empieza a protestar y cada vez lo hacen más unidos y con más fuerza.

En Bolivia ya se les agotó el discurso populista y también se acabó la plata de las exportaciones de materias primas, aunque no las de la coca industrializada y su correspondiente transporte, lavado y planchado.
Buscando apoyo popular, los masistas se escudan con el re manido discurso del imperialismo y del racismo; se llaman a sí mismos el gobierno de los indígenas, olvidándose del TIPNIS, de Chaparina y de que todos los dirigentes indígenas fundadores del MAS ya fueron expulsados.

Como consecuencia de su desgaste, el masismo fue derrotado por el pueblo en el Referendo y la imagen del caudillo se desmorona por la corrupción y la mala telenovela de sexo y corrupción en la que están metidos. Ante el peligro de su defenestración, el entorno k’ara del Presidente indígena, está en un afán desesperado de resguardarlo y ensalzarlo, más para protegerse que para protegerlo; pero sin ninguna propuesta seria para volcarse hacia una economía productiva.

En el campo social, el MAS ha venido manejando hábilmente su propuesta populista e indigenista, con lo que apuntaba a satisfacer las aspiraciones de una gran masa de población boliviana, la que por falencias educacionales y la pobreza del país de economía extractivista y primaria, no logro tener una formación adecuada para enfrentar los retos de la nueva economía competitiva; una economía donde lo importante es el trabajo calificado y la innovación.

Ahora y ante el reiterado fracaso internacional de los modelos populistas, hace falta nuevos liderazgos que conduzcan al país  por un camino de progreso y modernidad; hacia una economía sostenible y un estado de derecho que posibilite una mejor calidad de vida para la población

El mundo desarrollado hace rato ingreso a la economía del conocimiento, una economía diversificada que requiere de conocimientos, inversión y previsibilidad institucional y económica;  que es lo que estimula y garantiza los emprendimientos de largo plazo. El capital huye, se va rápidamente cuando en el país hay inseguridad, y solo permanece y se afinca, donde hay un Estado de derecho que lo trata bien. Esa es la razón por la que EE.UU. se ha desarrollado y la mayoría del resto de América quedo rezagada.

El reto actual es capacitar a las personas para un nuevo mercado de trabajo adecuado a la economía del conocimiento, por lo que se requiere desarrollar en los estudiantes, la curiosidad, la originalidad, la innovación y la creatividad; por lo que es necesario ahondar en su formación en las matemáticas, las ciencias, la filosofía; vale decir enseñar a pensar, a razonar y para vivir en sociedad, a tener principios y valores.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

CULTURA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

CULTURA DEL DESARROLLO SOSTENIBLE
Ovidio Roca
La XXI Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, a celebrarse en Diciembre y en París, ya está en marcha y la esperanza es que los intereses económicos y políticos de las empresas y los países, no se antepongan a nuestra vital necesidad de conservar el hábitat de la humanidad y lograr un futuro sostenible para todos.
El cambio climático preocupación de esta Conferencia, se está produciendo ahora mismo y no en un lejano futuro y cada día todos sentimos como se tornan extremas las lluvias y las sequias, y en épocas que no recordamos normales. Esto que para una gran mayoría es miseria y desesperación, para otros es negocios.
En nuestro afán de crecimiento, durante los últimos dos siglos hemos contaminado los océanos vertiendo en ellos desechos orgánicos, nucleares, químicos e industriales. El océano se ha acidificado, se matan los arrecifes coralinos y la vida acuática; la pesca indiscriminada conduce al agotamiento de los recursos pesqueros y el empobrecimiento de millones de personas, cuyos medios de vida depende de los mares. Igualmente día a día estamos destruyendo los bosques y su biodiversidad con la tala incontrolada en la Amazonia, los bosques de Asia y África, contribuyendo en acelerar la desertificación y el cambio climático.
El problema es, que a pesar de los continuos informes y la diaria constatación de la huella ecológica cada vez más destructiva de nuestro único hábitat, los ignoramos y seguimos depredando y superpoblando la tierra.
Hay gente inteligente que cree que la solución es irse a otro planeta, donde por lo que sabemos no hay condiciones de vida, y de no ser así el problema subsistiría, pues llevamos como equipaje nuestra mentalidad consumista y depredadora.
Aunque en general la gente sabe lo que está ocurriendo pues puede apreciar en su vida diaria los efectos del cambio climático, no está dispuesta a sacar las respectivas conclusiones y se comporta de manera “esquizofrénica”: por un lado son conscientes de la degradación del medio ambiente y el cambio climático, pero no están dispuestos a cambiar su estilo consumista de vida y de negocios. Llevará tiempo y desastres para llegar a comprender que “más” no necesariamente significa “mejor”.
Lo que es evidente, es que no es posible vivir permanentemente más allá de nuestras posibilidades, pues en algún momento y más pronto de lo que pensamos, hay que pagar la cuenta. Y aunque el terco sentido común nos recuerde que no se puede gastar más de lo que se tiene, en nuestro país preferimos escuchar la predica populista y cocalera que nos ofrece “el vivir bien”, sin pagar el costo por ello.
Menos nos gusta que nos recuerden la necesidad de trabajar honestamente y ser responsable con nuestros gastos, de evitar el excesivo consumo y la falta de cuidados del ecosistema y olvidamos que lo inteligente es aprender a vivir y disfrutar de lo que se tiene y que merece cuidarse, pues no se puede vivir indefinidamente a costa de un capital natural, que no crece ni se renueva.
Contra todo esto ha surgido el pensamiento ecológico y del Desarrollo Sostenible que cuestionan la idea de que nuestro objetivo como sociedad es aumentar la producción, el consumo y el PIB.
En 1972 se presentó el Informe del Club de Roma, Los Limites del Crecimiento, cuya conclusión es: “si el actual incremento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y la explotación de los recursos naturales se mantiene sin variación, alcanzará los límites absolutos de crecimiento en la Tierra durante los próximos cien años”.
En las sucesivas ediciones del Informe se confirma esta aseveración y en la última versión, del 2012, se afirma: “el crecimiento económico de los últimos cuarenta años es una danza en los bordes de un volcán que nos está preparando a una transición inevitable”. Seguro que para peor.
El actual modelo de crecimiento económico comienza a encontrar sus límites ecológicos: escasez de agua potable, pérdida de biodiversidad (hoy desaparecen más de 200 especies vegetales y animales por día), el calentamiento global, el agujero de ozono, el descongelamiento de los Polos, la desertificación del planeta, etc. Se prevé que antes de finales de siglo se elevara en cuatro grados centígrados la temperatura media. Esto significa zonas costeras bajo el agua, decenas si no cientos de millones de refugiados ambientales, graves problemas alimenticios, escasez de agua potable para muchas poblaciones, etc.
Es claro que nuestra interrelación con el medio ambiente no puede ser entendida y mejorada solo por nuestras actividades económicas y productivas, sino especialmente por nuestras pautas de consumo, de infraestructura, de transporte, de manejo de los recursos naturales. Y esto es lo que postula el Desarrollo Sostenible, que implica la necesidad de investigar y utilizar nuevas tecnologías que ahorren recursos naturales, generen energía renovable, que evite la contaminación y el impacto sobre los ecosistemas; la necesaria reducción poblacional, limitar el crecimiento cuantitativo y crecer el cualitativo, de no consumir más sino mejor.
Lo preocupante, es que pese a que el cambio climático es una realidad que nos impactara a todos, existen muchos intereses políticos y empresariales que impiden tomar medidas urgentes y efectivas para frenar el deterioro ambiental, por eso es urgente una decidida toma de conciencia y una acción efectiva de la sociedad para avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo.
En este camino, recientemente ha surgido un importante actor, el Papa, que con la encíclica “Laudato Si” (Alabado Seas) puede contribuir positivamente a reforzar la conciencia ambiental. El Papa Francisco en esta encíclica manifiesta: “Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”…..“El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”.
En esta perspectiva necesitamos unirnos todos: ciudadanos, científicos, grupos religiosos para conseguir que nuestros gobiernos e instituciones asuman una posición proclive a la sostenibilidad y promuevan en la ciudadanía una cultura de austeridad que supondrá trabajar lo que corresponda para vivir mejor, consumir menos pero mejor, producir menos residuos, reciclar más… En pocas palabras, recobrar el sentido de la mesura y una huella ecológica sostenible.
ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

1 comentario

DE POLITICOS Y DESARROLLO SOSTENIBLE

DE POLITICOS Y DESARROLLO SOSTENIBLE
Ovidio Roca
Es un lugar común decir que el pueblo no tiene memoria y que es adicto a las promesas más que a las realidades, de ahí que las repetidas elecciones sean para los populistas, el nuevo circo para entretener al pueblo y mantenerse en el poder.
En este fandango plurinacional, mientras las masas puedan vivir sin mayores contratiempos y que algo les caiga de arriba, poco les preocupa el accionar de los políticos populistas en su afán de mantenerse en el gobierno, manejar las instituciones, la justicia y los sistemas represivos, para impunemente asaltar las arcas estatales.
Ahora mismo cuando nos enfrentamos a una tremenda crisis ambiental, por tratarse de nuestra supervivencia deberíamos como ciudadanos nacionales y del planeta, preguntar y preguntarnos: qué piensan nuestros dirigentes sobre el mañana, sobre el que hacer en la época de las vacas flacas y como enfrentara el país el nuevo escenario del cambio climático. Sobre estas dudas, necesitamos interrogar y demandar a los gobernantes y candidatos sobre sus planes y cuales sus experiencias y calificaciones para proponer y aplicar soluciones.
Pues no se trata de soluciones parches, se trata de estrategias nacionales e internacionales de desarrollo sostenible con horizonte de al menos de 20 años; es decir a lo largo de varias generaciones, que permitan crear y cimentar las aptitudes, las tecnologías, las infraestructuras para construir una economía de bajo consumo y baja emisión de carbono, que es la opción si queremos sobrevivir al Siglo XXI.
Son grandes retos estratégicos que tienen que ver, fundamentalmente, con una población que crece sin control en un único planeta, y con una economía de consumo cada vez más dispendioso, que avasalla los espacios, destruye la biodiversidad y contamina los ecosistemas con gases, basuras y vertidos.
Un programa de acción nacional e internacional debería revertir esta situación, estabilizando la población y practicando una economía sostenible de bajo consumo y no contaminante. Para ello se necesita de tecnologías limpias, una sociedad cada vez más educada, con capacidad de aprender e innovar rápidamente. Y sobre todo una nueva forma de vivir, de construir, de transportarnos, de producir, de consumir, pues como vamos, estamos destruyendo al ecosistema y con ello a nosotros mismos.
Es urgente promover la ciencia y la investigación especialmente aquella orientada hacia una economía limpia y de bajo consumo, evitando la interferencia de Corporaciones y países que tiene recursos e inversiones en el sector hidrocarburos y otros sectores industriales, que se verían afectados por las nuevas tecnologías y por tanto le ponen cortapisas a la innovación, por decir lo menos.
Para evitar esto, los ciudadanos de la nueva sociedad de la información, deberían ejercer masivamente su poder de opinión y convocatoria para obligar al Estado que trabaje en favor de la sociedad y no de los intereses corporativos y de gobiernos totalitarios.
El ahorro de los ciudadanos, que es administrado por el Estado, necesita ser volcado a crear la infraestructura básica, de comunicación, transporte protección, salud, educación, ya sea mediante la inversión pública y estimulando la inversión privada.
El Estado tiene como función principal crear y mantener el ambiente institucional favorable para el trabajo y la inversión, dotar de seguridad jurídica y sistemas de protección, que dan confianza al ciudadano y a las empresas, para invertir y producir bienes y servicios. También, garantizar el libre funcionamiento de los mercados, evitar los monopolios, definir y garantizar los derechos de propiedad y el cumplimiento de los contratos, así como establecer el sistema monetario que permita el intercambio de bienes y servicios.
El Estado ha demostrado ser un pésimo empresario y centro de corrupción e ineficiencia, pues no actúa en un marco de la competencia y dispone de recursos ilimitados que no le cuestan, pues los toma de los ciudadanos vía impuestos, endeudamiento, emisión e inflación. Por ende no debe invertir en los sectores productivos que requieren de alta eficiencia y competitividad; para comprobarlo basta revisar la ineficiencia y corrupción con que se manejan las empresas petroleras estatizadas (nacionalizadas), en Argentina, Brasil, Bolivia, Venezuela.
La propuesta liberal es la de construir una sociedad de confianza: Un Estado de Derecho con pocas leyes sensatas, una gestión eficiente de los asuntos públicos y justicia confiable, generando esta confianza que hace posible la inversión, la innovación, los negocios, el comercio, las finanzas.
En este modelo corresponde igualmente al Estado y sus instituciones realizar un rígido control para evitar las externalidades negativas, sancionando a quienes con sus impactos sobre el ecosistema afectan a todos: deforestación, contaminación ambiental, emisiones de gases, vertidos, basura. Es decir implementar una economía sostenible usando la ciencia, la tecnología y la educación ciudadana.
El cambio climático nos obliga a un cambio en la forma de vivir, de producir y corresponde que la sociedad asuma su responsabilidad actuando en consecuencia y eligiendo dirigentes con capacidad e idoneidad para enfrentar los nuevos retos y esto implica exigirles propuestas concretas, no promesas ni discursos y demandar el concurso de estadistas, servidores públicos honestos y con capacidad profesional e ideas claras. Ya basta de circo, aunque sea originario y folklórico.
ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

CRONICAS DEL PODER Y LA SERVIDUMBRE

CRÓNICAS DEL PODER Y LA SERVIDUMBRE
Ovidio Roca
La humanidad, en su largo proceso de desarrollo social conquisto la libertad, el estado de derecho, la ciudadanía, la igualdad ante la ley. Y aunque pareciera que la democracia es la mejor opción de convivencia ciudadana, la experiencia histórica muestra que el hombre tiene limitaciones para actuar como ciudadano libre, y con la capacidad y responsabilidad de decidir y elegir su destino. Se afirma que esto se debe a que los seres humanos se sienten inseguros y tienen “miedo a la libertad” (como decía Erich Fromm) y prefieren evadir su responsabilidad y buscan ser dirigidos o protegidos?, por un líder carismático, un caudillo, un Führer, un dictador paranoico y atrabiliario.
Ser ciudadano implica responsabilidad y se lo define como quien: “por haber nacido o residir en una ciudad (Estado) es miembro de una comunidad organizada, que le reconoce la cualidad para ser titular de derechos y deberes propios de la ciudadanía, quedando obligado como ciudadano, a hacer que se cumplan”. Además y lo más importante es que todo ciudadano de un país democrático es igual ante la ley, independientemente de su origen étnico, religión, sexo y militancia política.
A partir del Siglo XX y como producto de la ciencia, el liberalismo, la democracia, se consiguieron mejores condiciones de vida. Anteriormente, aun para los ricos, el mundo ofrecía dificultades, peligros y condiciones de aguda estrechez e indigencia. Actualmente el hombre masa, especialmente en los países libres, no tiene esas limitaciones y satisface alegremente sus necesidades y apetitos; estando convencido de que puede aumentarlas sin restricción ni condicionamiento. El hombre masa, cree que los bienes y servicios le vienen de gracia y espera que mañana gozará de más ingresos y más comodidades, como si viviera dentro de una naturaleza gratuita que le provee todo de manera espontánea e inacabable.
En los países populistas de la ALBA se agudiza el carácter rentista de la economía, mientras a su vez, las organizaciones y empresas son cada vez más ineficientes y más dependientes del Estado, el que cumple el papel de redistribuidor. Esto se traduce en una lucha política por la apropiación privada de la renta; y en el plano político partidista, en una pugna por el poder autoritario para la asignación y distribución de la misma.
Al existir una memoria histórica, lo lógico sería que podamos aprender de las malas experiencias, propias y ajenas y así evitar cometer los mismos errores del pasado. Tenemos nuestra propia historia de populismo y el haber sufrido la segunda mayor inflación mundial; además contamos con la información y la posibilidad de conocer lo que ocurre actualmente en los paraísos totalitarios, como Corea del Norte, Cuba, y en otros camino de serlo como los albanicos; pero lamentablemente no aprovechamos de estas lecciones para nuestras elecciones.
Entre tanto el hombre masa se multiplica en el mundo; renuncia a la libertad y responsabilidad y busca ser conducido por caudillos, quienes lo hacen manejando dogmas políticos y religiosos, que los llevan a los peores fanatismos y desastres. Una amenaza latente, es la actual alianza islamo-izquierdista, que esta tensionando el mundo y con esto se puede detonar una desastrosa conflagración mundial.
En Bolivia, Álvaro García Linera a diferencia de muchos políticos, siempre fue claro en sus objetivos políticos y su estrategia de poder. En una conferencia en Argentina, explica cómo invitó a la militancia del MAS a crear: “una nueva hegemonía”. Y que la “Hegemonía es la derrota del adversario”, y ejemplificó: “Para convencer al enemigo primero hay derrotarlo; después, sumarlo”. “Nosotros, destruimos a los empresarios que no nos dejaban gobernar y ahora el presidente Evo los convoca a dialogar toda vez que hace falta”. Para todo esto “hay que llevar de la mano a Gramsci y Lenin”
En Nueva York, Linera también se refirió a la indianización gradual de la estructura estatal, como parte de las características étnicas y políticas del Estado Plurinacional de Bolivia: “Bolivia está viviendo un gradual y complejo proceso de indianización de su sistema institucional, de su sistema de creencias y su sistema de normas”.
Evo, por su parte, reitera su vocación totalitaria y afirma una vez más que ellos vinieron para quedarse: “El momento en que consolidemos hermanas y hermanos este poder del pueblo, este proceso, este movimiento político va a ser como en China para toda la vida, ese es el debate profundo que estamos realizando”.
La estrategia de poder del masismo es explicita y esta basada en el discurso indigenista y la vigencia de un sistema corporativo, de sectores campesinos, cocaleros, gremiales, mineros cooperativistas, dirigentes obreros y grupos de presión como las Bartolinas y Ponchos Rojos, los que garantizan arrear una masiva votación en los repetidos eventos electorales. En este escenario los ciudadanos que creen en el Estado de Derecho, entre estos las clases medias, son excluidos del “proceso de cambio” racista y corporativista y el objetivo del gobierno es aplastarlos.
“Los gobiernos con tendencias autoritarias suelen rodearse de los peores elementos de la sociedad y nada bueno puede esperarse de la gestión de los peores elementos de la sociedad”. Friedrich Von Hayek en Camino de Servidumbre.
¡¡ Así nomás había sido!! : Cayetano.
ovidioroca.wordpress.com

, , , ,

Deja un comentario

DECIDIENDO NUESTRA SUPERVIVENCIA

DECIDIENDO NUESTRA SUPERVIVENCIA
Ovidio Roca
En Diciembre próximo, se realizara en Lima una nueva ronda de negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20), y existe la esperanza que en el acuerdo a firmarse el 2015 en París, se establezcan compromisos firmes para la reducción de las emisiones de efecto invernadero y se asignen fondos suficientes para apoyar a los países pobres en sus programas de protección climática.
La esperanza es que en el documento de París, se decida limitar el aumento de las temperaturas en el mundo de 2 grados centígrados con respecto a la era preindustrial. El Banco Mundial visualiza que aun aprobando y cumpliendo esta limitación de 2 grados, tendremos “olas de calor, sequías, acidificación de los océanos”. El problema es que hemos llegado a situaciones extremas en la destrucción del ecosistema y pese a ello continuamos haciéndolo.
Sabemos que las crisis financiera y climática mundiales tienen una causa común: vivir por encima de nuestras posibilidades económicas y disponibilidades de recursos, además de la bomba poblacional. De esta forma el mundo viene acumulando enormes deudas ecológicas y la sociedad enormes deudas financieras.
Vemos sin tomar acción, que se está acabando con los bosques y la biodiversidad y lo que antes eran sumideros de carbono, ahora son fuentes de emisiones. Que los océanos al calentarse pierden su capacidad de absorber dióxido de carbono; los glaciares se derriten de forma irreversible por causa del calentamiento de los océanos y de esta manera el desequilibrio climático se instala en el planeta.
Los montes de la amazonia procesan la humedad que reciben del Océano Atlántico y la retornan a la atmósfera como vapor de agua. Los vientos y las nubes chocan con la cordillera, siguen hacia el sur y luego se precipitan como lluvia al encontrar frentes fríos u otras condiciones climáticas favorables.
Entretanto, la expansión de las ciudades y el desmonte masivo desnudan los suelos de su cobertura vegetal y los convierten en una plancha caliente que acumula e irradia el calor que reciben, y esta radiación de calor desplaza las nubes que vienen del noreste y el sud y evita que llueva.
Por el contrario cuando se conserva el monte, la superficie del suelo no se calienta y conserva la humedad; además el monte produce vapor de agua y polvo vegetal que permite la formación de nubes y las lluvias.
Como el cambio climático no tiene fronteras, en Santa Cruz ya estamos sufriendo sus efectos. Por ejemplo, el Norte cruceño que antes era arrocero, ahora ya es ganadero y cañero y cuando terminemos de talar el Chore y el Amboró será un desierto.
El calentamiento global tiene una fuerte relación con problemas que los economistas llaman por un lado “tragedia de los comunes”, de recursos que no tienen dueño y se usan abusivamente; y “externalidades negativas”, cuando las personas y empresas con su actitud agresiva y depredadora destruyen el medio ambiente y como no pagan por los costos que originan con su mala práctica, estos son asumidos por la sociedad. Esto ocurre porque el medio ambiente no tiene “dueño, costo ni precio” y por tanto es utilizado discrecionalmente y sin control.
La receta para evitar esto, es vieja: “el que contamina paga”; pues mientras se permita que las externalidades negativas, que generan los depredadores en su afán de lucro y sin ningún cuidado por el medio ambiente, sean pagadas por la sociedad y no por ellos, seguirán depredando. Como sabemos, los mecanismos de mercado son fundamentales, pero no son suficientes, y sigue vigente la vieja fórmula de la “zanahoria y garrote”. Es decir que además de los incentivos económicos hacen falta fuertes penalidades y la vigilancia permanente de la sociedad en defensa de su derecho a un ambiente saludable,
En nuestro vecino Brasil, algunos de sus Estados y Municipios ya pagan a quienes ayudan a conservar el agua, proteger los montes y cuidar del hábitat natural, convencidos que esto da buenos resultados y beneficia indistintamente a todos. Esto lo llaman “O Pagamento por Servisios Ambientais, ou PSA”.
Una buena noticia es que China y los Estados Unidos, este mes, llegaron a un acuerdo que significa el primer paso de China en relación a las metas internacionales de efecto invernadero. China se comprometió a comenzar la reducción de emisiones a partir de 2030, pudiendo inclusive anticipar esa fecha y generar 20% de energía limpia en su matriz energética para ese año. Xi Jiping dijo que se podrá instalar 1000 GW de energías limpias hasta el 2030, lo que significa casi todo el actual sector energético de los Estados Unidos.
Los impactos negativos sobre los ecosistemas han llegado a una situación límite, y el desequilibrio climático y sus efectos ya comprometen la supervivencia de la especie humana. Por lo que pensando en nuestros descendientes ahora nos toca decidir el futuro y actualmente la humanidad dispone del dinero, la tecnología, el conocimiento para reducir el calentamiento global, lo que hace falta es la voluntad y el compromiso de los países, los actores políticos, económicos y los ciudadanos comprometidos, para que el próximo año 2015 se firme un buen acuerdo global para la supervivencia humana y vigilar que éste se cumpla.
ovidioroca.wordpress.com

, , , , , , , ,

1 comentario