Entradas etiquetadas como chapare

PESADILLAS CON VACAS GORDAS Y FLACAS

CUENTO DE LAS MIL Y UNA NOCHES

El kalifa viene sufriendo de pesadillas que le atormentan y quitan el sueño y en la mañana cuando entra el Visir le comenta: anoche soñé con que las vaquitas estaban gordas y luego se pusieron flacas, por la falta de hojas verdes y se van a morir las pobrecitas.

¿No se trataría más bien de llamas u ovejas?, pregunta el Visir. No, esta vez eran vacas, eso es de las ovejas es de otro cuento, como aquel de la atada de las trenzas de los zapatos; puras mentiras, pues yo uso babuchas.

Como no estabas por aquí, continúa diciendo el Kalifa, consulte con el k’arapanza y él me dijo que el sueño vaticina que luego de un periodo de riqueza, entrabamos en la pobreza como en Venezuela y habría que ahorrar papel higiénico.

No le haga caso a ese chuqui, dice el Visir, creo que es neoliberal, ya lo pondremos en cintura. De todas maneras no hay de que preocuparse, hojas verdes hay en el chapare y si se mueren las vacas, las expropiamos de las colonias del oriente o del sur; mientras hayan hojas verdes, las vacas gordas no van a faltar.

Anuncios

, ,

Deja un comentario

FOLCLORE PLURINACIONAL EN RITMO ELECTORAL

FOLCLORE PLURINACIONAL EN RITMO ELECTORAL
Ovidio Roca
Revisando la prensa tomamos el pulso diario de la realidad social y cultural del Estado Plurinacional, cada vez más lejos de la democracia y la legalidad, pero siempre multifacética y creativa.
Leemos en los diarios, del cada vez mayor protagonismo de las comunidades andinas, aimaras y quechuas; las que viven y actúan bajo una cultura corporativa y de ayllus y una estructura organizativa vertical, en la que se niega todo tipo de disenso y confrontación de ideas.
Encontramos un ejemplo de esto en la declaración de Apolinar Quito, Secretario Ejecutivo de la Federación de Campesinos de La Paz, Túpac Katari y dirigente de los “ponchos rojos”, quien advierte que en las 20 provincias del Departamento no permitirán ingresar a los partidos de oposición a realizar sus campañas electorales: “La decisión orgánica es que en las provincias no vamos a permitir a ningún partido de la derecha neoliberal porque nos ha costado sangre y luto llegar al poder”.
Ante la consulta del periodista, Quito declaro que: “los campesinos si conocen la Constitución Política del Estado que garantiza la libre transitabilidad, pero igual no se permitirá llegar al área rural a las organizaciones políticas de oposición”. Se repite el “se acata pero no se cumple”.
El debate político no es una práctica plurinacional. Nos ilustra el Presidente Evo: “Qué autoridad, qué moral tiene para debatir conmigo porque ellos han privatizado y han regalado las empresas del Estado, recursos naturales a las transnacionales. ¡Que vaya a debatir con su abuela!, que vaya a debatir con la gente de se escapó fuera de Bolivia, yo no tengo nada que debatir con estos señores”.
Todo esto y más, forma parte del folklore andino y se repite en zonas de El Alto, el altiplano paceño y comunidades de Oruro y Potosí y en las regiones del chapare y del oriente donde están asentados los mitimaes, (*) y donde impera el “voto comunitario”, vale decir unanimidad impuesta a punta de chicotazos.
Los migrantes del ande transportan sus prácticas folclóricas y de organización y mando donde van, sea a los yungas, al trópico y los llanos. En el Chapare sede del MAS; una de las principales dirigentes cocaleras y amiga del Evo, Leonilda Zurita, acaba de anunciar que: “es decisión tomada el no permitir que opositores al régimen hagan campaña electoral en El Chapare”. La Nilda añadió: “si quieren pueden ir”, pero “ella no puede garantizar” la seguridad de los opositores que ingresen en esta zona. Una hermosa tierra agobiada por los cocaleros y por la violencia de los linchamientos.

Por principio, las comunidades aimaras y quechuas desconocen el Estado de derecho y aplican sus propias normas y de su exclusiva conveniencia. Dirigentes del gremio: “chuteros”, contrabandistas y ramas anexas, manifiestan a la prensa: “Nosotros estamos planteando que haya una nueva nacionalización de autos indocumentados de la región andina (…) ahora estamos en espera y no vamos a permitir el ingreso del Control Operativo Aduanero (COA), estamos en estado de alerta, tenemos de 500 a 600 autos indocumentados, si ingresan vamos a defender nuestro derecho”.
Luego viene una brillante explicación pachamamica: “Antes teníamos muchas llamas, burros, caballos y en eso trasladábamos productos, ahora con el cambio climático sabemos que no hay paja en la serranía, entonces está seco nomás, y por esa razón hemos conseguido auto indocumentado, porque las llamas han muerto”.
El evento electoral de Octubre, es ocasión para que escritores y novelistas del mundo vengan a conocer el Estado Plurinacional, para encontrar nueva inspiración y relanzar lo real maravilloso. Se garantiza elecciones “a la quete”, piedras arrechas y danzantes, leche de coca, pollos gay, chutos y chutas, ponchos rojos, visita a la biblioteca de los 25 mil libros leídos y releídos por una sola y misma persona; el museo de Orinoca donde se guardan restos de las cascaras de naranja y la chompa que Evo no se sacó ni una sola vez durante su infancia y adolescencia. De paso puede visitar el lago navegable más alto del mundo, el inmenso mar de sal, las Misiones Jesuíticas de Mojos y Chiquitos, los aviones del presidente, del vice y los ministros y no se olviden de saborear el charque con chivé en El Tapacaré (Trinidad), las salteñas potosinas y el fricasé paceño, acompañado de unas frías y otras, cálidas. Vale la pena.
Notas: (*) Mitimaes o Mitmacunas (del quechua: esparcir): Eran las familias destinadas por el Incario para colonizar nuevas tierras; quebrar la resistencia de poblaciones recientemente conquistadas, defender la seguridad del estado incaico y difundir su cultura. Cumplían pues funciones militares, políticas, económicas y culturales.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , ,

Deja un comentario

ESPACIO VITAL COCALERO

ESPACIO VITAL COCALERO

Ovidio Roca

El geógrafo alemán Ratzel acuño el término “Lebensraum” o espacio vital, con el cual explica, que la existencia de un Estado solo queda garantizada cuando dispone de suficiente área territorial para atender a sus necesidades. Este pensamiento movió a Hitler para anexarse casi toda Europa, y no siguió con su empeño porque lo pararon a tiempo, aunque a costo de una apocalíptica destrucción y millones de muertos.

El matemático y sociólogo cochabambino, Álvaro García Linera  nos habla de lo sagrado y lo profano, de la hoja y los negocios; y nos ilustra en una estrategia comercial, financiera y geopolítica para el poder cocalero: “Estamos aquí en Coroico, centro de producción de la sagrada hoja de coca, la hoja de coca es el alma de los bolivianos, es nuestro ajayu (alma) y eso nunca va a desaparecer. Desde antes de la llegada de los españoles ya producíamos coca y con los españoles y la invasión hemos resistido con coca, Túpac Katari organizó la rebelión de 1781 vendiendo coca, controlando la producción y el comercio de coca, con eso financiaba su ejército que fue a tomar la ciudad de La Paz”.

Chapare, es una región del trópico cochabambino de gran belleza natural, con una excelente producción de bananas, palmito, fruta cítricas y lamentablemente coca; que obviamente es lo más rentable.  Esta región está localizada en el centro del país, colindando con Cochabamba, Santa Cruz y el Beni, y por la alta pluviosidad y problemas de fallas geológicas, está sujeta a periódicas inundaciones y derrumbes, lo que dificulta el desplazamiento por carretera.

Las Seis Federaciones de Cocaleros son el poder político regional (y nacional) y su presidente es al mismo tiempo presidente del Estado Plurinacional. Dado su creciente poder económico y político (gracias a la coca), muchos chapareños tienen aspiraciones de constituirse en un Estado Cocalero. Para esto y en procura de potenciarse y fortalecerse, amplían de forma agresiva y permanente su territorio, moviendo al mismo tiempo sus fronteras. Las recorrieron de facto desde el rio Ichilo hasta el Yapacaní, anexando de paso las poblaciones de San German y Yapacaní, que pertenecían a Santa Cruz y siguen avanzando hacia el Piraí. Movieron también las fronteras del rio Chapare al Tijamuchí,  cruzando por el TIPNIS, para anexarse la nueva población chapareña, San Ignacio de Mojos y siguen avanzando hacia el Mamoré. Esto responde al hecho, de que el espacio vital para el Chapare es el área necesaria para el cultivo e industrialización de la coca (siempre creciente), después pensaran en algo más.

Para potenciar el Chapare y eventualmente el Estado cocalero, su presidente decidió realizar allí la mayor cantidad de inversiones, con recursos públicos, instalando diversas empresas a pesar de no reunir varias de ellas las condiciones mínimas y necesarias para dar viabilidad a esos emprendimientos. Se tomaron y se toman decisiones de inversión, en contra de todo lo que enseña la teoría de localización de proyectos: cercanía a materias primas, a mercados, existencia de infraestructura y entorno adecuado de servicios; pues lo que prima es la decisión geopolítica y tener contentas a las bases.

Nadie podría explicar, por ejemplo, la instalación de una fábrica de papel que se abastece de materia prima traída desde la Argentina y que venderá su producción a lejanos centros poblados, como El Alto, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz. También es ilógica la localización de la inmensa planta de amoniaco y urea en Bulo Bulo (844 millones de dólares de inversión) que pretende vender su producción al lejano Brasil.

Más coherente con su estrategia de crear un Estado cocalero, es la construcción de la Carretera Villa Tunari – San Ignacio de Mojos, que penetra y corta el TIPNIS, arrinconando y desplazando al paso a sus pobladores indígenas. Esto se explica por tratarse de un área de ampliación de cocales y de vinculación con su nueva frontera, en San Ignacio de Mojos y el camino hacia La Paz. Igualmente es estratégica la construcción del Aeropuerto Internacional de Chimoré, que permitirá sacar la producción industrializada de coca, de mate de coca. (Al respecto, sugiero instalar una fábrica de chicle de coca, para paliar a nivel planetario, el hambre de muchos y evitar la obesidad de otros y otras.) (*)

Es importante destacar que el presidente de las seis federaciones de cocaleros y del estado plurinacional, en ocasión de anunciar la construcción de este aeropuerto internacional (con un costo de 55 millones de dólares) dijo: este aeropuerto servirá a todo el mundo, “menos a los gringos”. !! Wañuchiy gringos, kawsachun coca!!, bramaron las bases.

Iván Arias en el documento publicado el 2011: “El estado de las empresas del Estado”, elaborado para la Fundación Milenio, detalla algunas inversiones públicas en el Chapare:

“Con un presupuesto que bordea los Bs. 7,806 millones (1.123 millones de dólares), el gobierno ha instalado: la planta de  Lacteosbol en Ivirgarzama, con Bs. 21.5 millones de inversión; la planta de cítricos en Villa 14 de Septiembre, con Bs. 7.0 millones; la empresa procesadora de Palmito en Shinahota con Bs. 7.5 millones y la planta termoeléctrica en Entre Ríos con Bs. 595.0 millones.

Están en proceso de implementación: Papelbol en Villa Tunari, con una inversión de Bs. 162.4 millones, la planta procesadora de hojas de coca en Villa Tunari con Bs. 11.2 millones y la planta industrial de urea y amoniaco un proyecto a implementarse en el municipio de Entre Ríos – con una inversión que supera los Bs. 7,000.0 millones”.

Lo anterior no contempla la millonaria inversión municipal con los recursos venezolanos y del Evo Cumple.

Es deseable y necesario el desarrollo de los pueblos, pero no el surgimiento de una Estado cocalero que atrae a los carteles internacionales de la droga y genera drogadicción y violencia en el país. El problema es que solo atinamos, aterrorizados, a observar la destrucción del Estado democrático, esperando que en algún momento alguien; algún político, un mesías, otro, lo solucione con la mera fuerza del optimismo y nosotros no tendremos que hacer nada, ni siquiera unirnos y exigir por lo menos la unidad de nuestros políticos; para que todos juntos enfrentemos la catástrofe anunciada que se nos avecina. Recuerden a Venezuela.

(*) Pese a ser un buen negocio, la guanaja a quien se lo propuse no quiso emprenderlo.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , , ,

Deja un comentario