Entradas etiquetadas como Alcaldia

DE POLÍTICOS Y SU KULTURA, CITAS Y NOTAS

Ovidio Roca

Es común leer en la prensa las expresiones culturales más diversas, de parte de los jerarcas de las instituciones estatales, de las organizaciones sociales del MAS y también de otras vecindades, algunas de las cuales transcribimos abajo.

EL LOCUAZ ALCALDULI

En medio del acto para recibir las cámaras chinas, el alcalde Percy Fernández hizo un alto: “Vaya al baño nomás, Angeliquita; Angeliquita Sosa, la presidenta del Concejo Municipal, está yendo al baño”, dijo en voz alta, ante la risa de los presentes.

Cuando la concejala volvió, el alcalde siguió con la ‘broma’: “¿Ya, arquitecta Sosa?, ¿bien, harto?”, preguntó y Sosa, con el rostro enrojecido, solo asintió con la cabeza.

La pregunta más estúpida es cuando un tipo va al baño -siguió- y si es mujer todavía peor. ¿Cómo le fue?, le pregunta uno. ¿Hizo pis, harto”. Sosa no respondió ya. Miraba su vaso con agua. Diario El Deber.

RECUPERADORES

En una entrevista el Mallku, hablado de los Linera, recordaba molesto las épocas, cuando ellos como miembros del EGTK se dedicaban a “recuperar” y  con mucha habilidad recuperaban para su bolsillo y no para el partido.

Eso recuerda al Johnny Alcalde, que sermoneaba a sus seguidores: “yo no les digo que no roben, pero dejen algo para el Partido“.

CON EL PROCESO DE CAMBIO NADA CAMBIÓ PARA MEJOR

Raquel Gutiérrez (ex compañera de García Linera), lanzó una primera provocación crítica a su llegada a Bolivia, al recordar que este 2017 se cumplen 20 años de haber salido de la cárcel. Dijo sentirse asombrada por “una especie de pedagogía del miedo” que percibe en términos de la relación entre el Estado y la sociedad.

Raquel Gutiérrez dijo que volvió a Bolivia expresamente para recordar ese momento de su liberación  y para “recoger mi sombra” y aseguró que el habeas corpus con el que consiguió su libertad significaba que: “habíamos vencido a esta máquina infernal de producción de injusticia; aunque de inmediato lamentó que la misma siga intacta”. La Paz 13 de junio 2017  (ANF)

CULTURA DEL LATROCINIO

En la vecina Argentina, un peronista protestaba contra Macri: “Cristina robaba pero teníamos para comer; ahora si quieres comer tienes que laburar”. Grave problema.

Ya era hora de que robemos los pobres”,  repite en Bolivia un dirigente masista.

CHARLAS DE BOLICHE, NOMBRES BÍBLICOS Y CHUFLAY

Días atrás un amigo orureño me invito al boliche “El Chuflay” y mientras dábamos cuenta de nuestro plato de “Intendente” y de unos buenos tragos de chuflay* (sin moscas), me comentaba que no podía entender como el Presidente plurinacional había pedido que cambien el nombre de una Escuela, según él por no ser originario. El nombre de la Escuela es el bíblico Sion, al igual que el del presidente, Evo.

Luego me decía; para ser consecuente con lo que pide debería cambiar su nombre y también ese apellido hispano que lleva por uno autóctono como por ejemplo Quirquincho, por orureño, Wayra, por el viento que azota las pampas de Orinoca y como complemento Uma. De esta manera tendría un bonito nombre autóctono y plurinacional: Quirquincho Wayra Uma.

*(shoofly, fuera moscas)

ovidioroca.wordpress.com
 

, ,

Deja un comentario

El ALCAUDILI Y LAS NALGULIS

El ALCAUDILI Y LAS NALGULIS

Grigotania: cuentos que me contaron
Ovidio Roca

Me vine a vivir al pueblo, me dijo el compadre Casto; vendimos las guachas y las chivas y nos trasladamos pa’ acá, para vivir con agua, pavimento y luz, como era nuestra aspiración desde los gloriosos años cincuenta.

Cuando llegamos con las pilchas a la nueva casa, vimos que era más chica que la punilla que teníamos en el campo y que además no había pavimento.

Pronto fui conociendo a los vecinos, la dueña de la pulpería, el sereno de la casa grande de ahí cerca y el vecino con su gallos de riña. Mientras hacía cola en la pulpería para comprar cuñapeces y café, pregunte a los vecinos porqué la calle no tenia pavimento, como me había asegurado la señora que me la vendió.

Según la Alcaldía, me dice una señora de negro, la calle ya esta pavimentada y que así consta en los registros y no se la puede pavimentar de nuevo; fuimos a reclamar de esto un montón de veces y no nos atendieron, llevamos hasta arena de la calle para decirle que eso es lo que allí había y no pavimento.

Pero en la otra calle, les dije hay unas maquinas que están preparando el terreno para asfaltar y el fiscal de obra me ha dicho que la nuestra no esta en el contrato, por lo que pienso que deberíamos ir con el dirigente vecinal a reclamar este olvido.

No se preocupe me dice otra, que después supe que era maestra y ahora bonosolista, parece que ya tenemos la solución; como el alcaudili se babea por amasar las nalgulis de las funcionarias del municipio, estamos queriendo convencer a una pelada, la piña madura, la que vive mas allá del guayabo en la otra esquina, que vaya con nosotros a visitar al loco. Ella tiene unas nalgangas como queso de arroba y nada que ver con esas nalgulis de quesillo de a medio que manosea el alcaudili.
Y si fallan las nalgas?, le pregunte. Las nalgas nunca fallan!, me responde.

Como ve compadre, parece que en el pueblo todo es asunto de nalgas.

CALUROSO

El alcaudili iniciaba su quinto mandato y por esos días mi vecino el Compadre Pacho, recibió una invitación para visitarlo en su Despacho. Allí estaban otras cuatro personas, todos conocidos y amigos de muchos años, me contaba. El loco nos recibió con mucho cariño, con abrazos y besos y nos dijo que estaba feliz de hablar con personas “con piense” y que podían asesorarlo como enfocar su nueva gestión. Nos comento de lo bello de su campaña y en ese momento dice: Que calor hace, ¿no quieren bañarse?, mientras se saca los zapatos y luego la camisa. Sigue el cuento de lo que esta haciendo y luego dice: esperen un rato que hace mucho calor y luego vuelve secándose con una toalla medio chirapuda. Estaba en calzoncillos, unos de lienzo a media pierna (de harina marca gallo?, le pregunte, no!, de azúcar cartavio).

Sigue la charla comentando de lo hermoso que es ser Alcalde y luego de sus planes para ampliar la infraestructura de la ciudad y nos muestra un mapa, mientras hace unos cálculos y anota rápidamente unas cifras en la pizarra electrónica.
En ese momento entra la Secretaria y le informa que la delegación de la organización mundial, había llegado. Hágalos pasar, total todos somos amigos, dice. Llegan los burócratas internacionales sudando, pero con saco y corbata y miran azorados al Alcaudili de lo más fresco en calzoncillos y descalzo. Les pide que se sienten a la mesa de reuniones y nos presenta como viejos amigos y comenta que Santa Cruz es una belleza.

Hasta ese momento ninguno de los invitados y presuntos asesores habíamos dicho una sola palabra, a más de saludar al burgomaestre, y aprovechando las circunstancias, pelamos lo más rápido posible.
Todo pueblo tiene el gobierno que se merece, dijo alguien cuando salíamos rajando.

, ,

Deja un comentario