Archivo para la categoría Socialismo

RECONSTRUCCION DEL ESTADO NACIONAL Y CAMBIO DE PARADIGMA

RECONSTRUCCION DEL ESTADO NACIONAL Y CAMBIO DE PARADIGMA

Ovidio Roca

Bolivia aún no se ha consolidado como EstadoNación;esun país en proceso deintermitente construcción y actualmentebajo la hegemonía de un gobierno absolutista, que luego de haber fraccionado al país, trata de controlar las innumerables facciones corporativasque permanentemente se le escapan de las manos; cada una de ellas con su propia estrategia de supervivencia.Y lo peor es, que este movimiento populista e indigenista a cargo del gobierno nacional, carece de una verdadera propuesta de país y de futuro viable y para todos.

El instrumento político gobernante, es como la huiphala una colcha de retazos, un conglomerado de grupos y movimientos sociales,que los teóricos populistas q’aras procuranatar utilizando una predica populista e indigenista, con la que procuran atraer y rejuntara los grupos de la economía informal y controlar a las dos nacionalidades indígenas mayoritarias, la aimara y la quechua que les dan sustento, pues a las otras treinta y tantas del discurso plurinacional, sololas ven solo como folklore.

A la población criolla mestiza y peor cuando piensa y opina, la ven como peligrosa y por tanto la persiguen. A los opositoreslos encarcelan,les siguen decenas de procesos judicialesy envían en su persecución multitud de fiscales, jueces, tinterillos y huayralevas. A su vez controlan prebendalmente y por el temor a los grupos empresariales. Ellos saben muy bien y lo utilizan:que solo el miedo gobierna a los hombres, que ninguna otra cosa resulta y ninguna otra cosa dura bastante.

A diferencia de las dictaduras golpistas del siglo anterior y solopara efectos de imagen internacional, todos los regímenes populistas del SSXXI, mantienen algunos elementos formales de la democracia representativa, pero firmemente controlados y digitados para asegurarles su permanencia en el poder. Su debilidad sin embargo es que son gobiernos que saben gastar y no crear las condiciones para producir bienes y riqueza, y cuando se acaban los ahorros, cuando no hay nada que llevar a la mesa; el hambre y la desesperación hacen que el pueblo decida expulsarlospor incapaces y corruptos.  Hemos visto como los pueblos cansados, emputados y lideradospor una oposición unida, puede echarlos del poder, tal como ocurrió en Argentina, Brasil y pronto lo hará en Venezuela.

No olvidemos que la gente, más allá de los planteamientos ideológicos, “tensiones creativas y maniobras envolventes”, piensa con el estómago y el bolsillo. Y aunque el gobierno dice que no hay propuestas, el pueblo sabe lo que quiere;por lo que pidelibertad, trabajo y seguridad para su patrimonio y para poder llegar a su casa sin sobresaltos; quiere salud y educación para él y sus familiares; pretende una sociedad donde no se asfixie al individuo y tampoco se lo masifique.

El Gobierno actual, como todo Estado centralista y absolutista, no respeta la diversidad y la disidencia, por lo que en Bolivia un país por lo demás variado, está cada vez más extendida la idea de un Estado Democrático Federal, donde se respete esta rica diversidad cultural y en el que la población se autogobierne y construya su futurorespetandosus tradiciones, costumbres y creencias, y cuando se vincula a la cultura nacional y global, quiere hacerlo desde su propia identidad.

El Federalismo se sustenta en el principio de subsidiariedad, que en su definición más amplia señala que todo asunto debe ser resuelto por la autoridad más cercana al problema. Vale decir que el poder de decisión nunca debe estar en un nivel superior al estrictamente necesario.

El paradigma autonómico que pretende el pueblo boliviano, incluye a todos los habitantes del país sin masificarlos. Es un modelo que esta insertado en  una cultura democrática y de futuro común y compartido; con un sistema de libre mercado y una economía del conocimiento, diversificada, sostenible y globalizada.

Ahora cuando a nivel nacional y global nos enfrentamos a tremendos desafíos,  como consecuencia de la especulación  financiera, la corrupción desmedida especialmente en el Estado, la crisis energética, la crisis ambiental y las guerras religiosas;necesitamos de partidos políticos serios, de líderes y Estadistas, de un pueblo que piense responsablemente en el largo plazo y asuma sus obligaciones y tareas, como padre, como educador, como productor, como servidor público idóneo ycomo ciudadano responsable de su destino.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

LA OBSESIVA PERSISTENCIA DE LA ILUSION

LA OBSESIVA PERSISTENCIA DE LA ILUSION

Ovidio Roca

Los teóricos k’aras del masismo para su conquista del poder y del aparato del Estado, elaboraron un discursoindigenista y populista, en realidad aimara y chapareño,lograndoentusiasmarlos y lo consiguieronde la misma manera con los grupos informales y cocaleros. Con estolograroncaptar una importante masa de población, teniendo en cuenta que el setenta por ciento del empleo en el país es informal.

En este concurso de promesas, los pueblos originariosescucharon del masismo la oferta de un Estado centralizado yde improntaindígenaque satisfacería todas sus necesidades y el resto de la población el de un Estado permisivo con la informalidad. Luego continuando con la fiesta, escribieron una novela constitucional que rellenaron con dulces ilusiones y promesas, privilegios y mitos; pero sobretodo se les ofreció vivir con poco esfuerzo y como ricos.

De mano de los estalinistas, sevincularonal Castrochavismo y asumieron el discurso populistadel Socialismo Siglo 21 en su variante de socialismo comunitario; un discurso que con el tiempo, la ineficiencia y la corrupción se fue agotando, pues los dirigentes masistas en el gobierno, excluyeron a los indígenas del oriente que cuida sus montes y a la clase media que cuida su trabajo formal y su profesión. Siguiendo con esto,se comieron la herencia yacabaron con las reservas de gas;la corrupción se masifico, luego los precios bajaron, la pobreza crece y las ilusiones se apagan.

Como todo lo que se consigue fácil se va igual de fácil, luego de la fiesta y el jolgorio hay que arreglar el desastre y poner en orden la casa y esto significa orden, trabajo, reconstrucción de la economía y la institucionalidad y esto demanda esfuerzo y exige sacrificios.

La experiencia actual con los regímenes castrochavistas, muestra que cuando estos son expulsados del poder y asume un nuevo Gobierno queempieza a arreglar el desastrey este pideal pueblo mayor orden y trabajo, la masa protesta y lo culpa por todos los problemas y añora a los populistas;irónicamente esosmismos que antes dilapidaron los recursos. Y este es un círculo que se repite: trabajo y construcción y luegodiscurso populista, promesas,corrupción y derroche.

Y aunque sabemos que lo importante son los hechos, los resultados y no las promesas y las buenas intenciones, ocurre que la ilusión del Poder ydel Estado omnipotente, promovida por el discurso populista de los caudillos,obnubila al pueblo que no se resiste a su fascinación. Cualquiera pensaría que la gente ya habría aprendido la lección, pero al parecer no es así, pues para la mentalidad populista predominante lo importante son las promesas, el cuento y esto lamentablemente funciona.

Antiguamente los cambas en el campo decían: “en la arena y con un palito, se hacen grandes chacos y potreros”. Es la trágica y absurda historia de los pueblos, la que se recogeen unconocido grafiti argentino: “basta de realidades, queremos promesas”. Esta esuna consigna por demás extendida yaunque deja pocos resquicios abiertos para la construcción de un modelo de sociedad progresista,trabajadora y responsable, no queda otra que encontrarlos y mientras más pronto mejor.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

Deja un comentario

DEMOCRACIA FEDERAL

Ovidio Roca

Bolivia como muchos otros países, acoge en su interior diversas culturas sociales y  políticas. Algunos de sus pueblos son tradicionalmente afectos al centralismo, al corporativismo y otros son más individualistas, democráticos y liberales. Mientras que algunos esperan que el Estado se haga cargo de su vida, mediante bonos y prebendas, dejando así el porvenir en sus manos,  otros reivindican el esfuerzo personal y consideran como tarea exclusiva del Estado, el crear un ambiente institucional que garantice la vida, la propiedad, la iniciativa personal, la producción.

Estas distintas visiones muestran la necesidad de establecer un régimen político administrativo, donde cada pueblo en función de sus perspectivas de vida y de futuro, establezca su forma de organización, modelo de economía y régimen de libertades ciudadanas. El Federalismo que no homogeneiza a los habitantes sino que les permite mantener sus respectivas nacionalidades, costumbres y creencias, es una solución a los problemas de países como Bolivia que tienen divisiones étnicas, religiosas, sociales.

Actualmente rige un Estado centralista, socialista y corporativo cocalero, caracterizado por la ineficacia gubernamental, avanzada corrupción, vacíos de poder local, una permanente violencia delincuencial y policial y falta de resultados en el sistema político y económico.

El centralismo decide todo desde la ciudad de La Paz: cuánto vale el pan y la sal; los sueldos y las pegas; si se puede exportar o no azúcar o soya. Lo que está al margen de cualquier regulación gubernamental es el contrabando, la coca y sus derivados, los que se rigen bajo el régimen del poder corporativo cocalero.

En el actual régimen corporativo cocalero, cada grupo aplica su propia ley y exige sus privilegios sectoriales en medio de pugnas por el control de los negocios. Esta anarquía da paso a los sindicatos de contrabandistas, los carteles de las drogas y el crimen organizado. Las instituciones del Estado se debilitan y se reduce la idoneidad y capacidad profesional de los servidores públicos.

Como el Estado socialista corporativo no tiene posibilidades de tener satisfechos a todos, surgen las pugnas. Los grupos corporativos presionan y chantajean a las autoridades nacionales para obtener sus prebendas y beneficios, sean justas o no. Su fortaleza está en que sus miembros que actúan disciplinadamente, pues tienen una estructura vertical y están sujetos a sanciones corporales y económicas en caso de disidencia.

Frente a la incompetencia de los Gobiernos centralistas y autocráticos; al corporativismo cocalero, el populismo,  la corrupción, surge el Federalismo. Un Estado Federal democrático, bajo un régimen de autonomías que practica la subsidiaridad, vale decir que un asunto debe ser resuelto por la autoridad (normativa, política o económica) más próxima al objeto del problema. Esto significa que en todos los niveles, la autoridad inferior no delega su poder hacia la autoridad superior, más que en los terrenos que escapan a su competencia.

En suma se trata de recuperar y devolver a las personas, a la sociedad civil, su iniciativa, sus libertades,  recursos y propiedades, los que están siendo confiscadas por el Estado centralista y dilapidados por una burocracia partidaria  corrupta e ineficiente.

Bolivia como país diverso cultural y étnicamente, tiene como su mejor opción construirse en un Estado Federal, bajo un régimen de autonomía de todos sus regiones y con mecanismos cooperación entre estas y las naciones que lo constituyen. Esto exige una firme decisión y toma de  responsabilidad personal de parte de toda la ciudadanía.

ovidioroca.wordpress.com

 

, ,

Deja un comentario

SOCIALISMO SIGLO XXI Y SUS IDEOLOGOS

SOCIALISMO SIGLO XXI  Y SUS IDEOLOGOS

Ovidio Roca

El accionar de los intelectuales y especialmente de aquellos cercanos al poder, es determinante para la buena o mala gestión gubernamental y como las influencias negativas son las que más repercuten, el rol de las llamadas eminencias grises ha sido lo más destacado en la crónica internacional.
Estas eminencias detrás del trono, son relevantes en la historia política latinoamericana; famosos son Raúl Castro en Cuba, López Rega (el brujo) en la Argentina, Vladimiro Montesinos en Perú, Diosdado Cabello en Venezuela y García Linera en Bolivia.

Estos intelectuales populistas – socialistas, tienen una increíble habilidad para crear, manipular, influir y promover mitos y falacias,  entre ellos (aplicando los correspondientes énfasis locales) construir un discurso que atribuye con exclusividad a la izquierda, la defensa de los pobres, la igualdad, la defensa de la madre tierra, del medio ambiente, de los indígenas, y poco importará que inmediatamente mienta, cometa delitos y sea totalmente corrupta; puesto que haga lo que haga, siempre será preferible a la derecha, pues ésta siempre es pro imperialista, egoísta, racista, explotadora de los pobres y los indígenas, belicista, intolerante, arrasadora del planeta y machista.

Desde hace diez años y con proyecciones hasta el 2035, Evo Morales, está al frente del gobierno, aunque poco de las decisiones. Es un dirigente sindical cocalero y futbolero, convertido en el icono indígena de este llamado proceso de cambio, quien en su discurso expresa valores éticos que son producto de su práctica sindical verticalista y las ideas socialistas de su entorno, inicialmente trotskista y ahora estalinista y linerista. La población del país mayormente indígena se siente identificada con él.

El ideólogo del régimen plurinacional, explica que el modelo que se aplica en Bolivia es una vertiente del Socialismo Siglo XXI, llamada de Socialismo comunitario, aunque lo que se ve en la práctica es algo más pedestre: Capitalismo de Estado y comunismo tipo chino, donde la burocracia del partido controla el poder y otorga a los empresarios afines o que no cuestionan el régimen, toda las dispensas para practicar un capitalismo salvaje.

En esta lógica de poder, la burocracia del partido cocalero boliviano tiene a su cargo, la totalidad del Estado y de la política, y así con total impunidad maneja los grandes y pequeños negocios y la vida y hacienda de sus habitantes. Su base de apoyo son los llamados movimientos sociales, que son los sindicatos cocaleros y otros sectores vinculados a las actividades del comercio informal, del contrabando, chuteros, minería informal, toma de tierras y especialmente del negocio de la coca y el narcotráfico.

El ideólogo del socialismo comunitario, es el intelectual más brillante del orbe y sus vecindades y pocos lo conocen íntimamente; algunos intolerantes que no merecen mención, lo tildan de homosexual, mientras por su parte  María Galindo, una persona inteligente y brillante (a pesar de sus poses para llamar la atención de una prensa que se mueve solo por el sensacionalismo) opina que sus gestos  femeninos proceden de una ausencia de referencia paterna y no de una tendencia homosexual. En alguna oportunidad el Mallku que al parecer lo conocía muy bien, dijo que lo “conocía como su mujer”, sin aclarar si lo dijo en sentido bíblico o metafórico.

El mismo erudito nos dice que posee y leyó más de veinte mil libros y sus detractores aseguran que con esto poco aprendió y que recién lo hizo, cuando accidentalmente lo pusieron de acompañante de un icono indígena, que no había leído ninguno. Lo que queda claro es que con Evo aprendió la belleza del poder y sus beneficios, pues como decía Mel Brooks en la loca historia del Mundo, “Es bueno ser Rey”. Ahora para permanecer en el goce y usufructo del poder usa una cualidad innata, el llunkerio y las maniobras envolventes; la permanente alabanza y adulación al líder, al que le debe todo y en este su exaltado llunkerio no se queda corto y lo último y digno del Guinness records, es el mensaje a los niños y sus padres durante una entrega de obras públicas.

Papá, mamá, no lo abandones al presidente Evo, no lo dejes solo. No lo abandonen, el presidente Evo si tiene apoyo construye colegios, si no tiene apoyo regresarán los gringos, regresarán los vende patrias, regresarán los asesinos y a las wawas les van a quitar todo y no va a haber destino. Va a haber llanto y el sol se va a esconder, la luna se va a escapar y todo va a ser tristeza para nosotros, no se olviden”. García Linera

Esta exaltada invocación refleja su desesperada necesidad de convencer a todos para torcer la Constitución y hacerse reelegir indefinidamente, pues ya no conciben la vida fuera del poder.

El problema es que tienen la mesa servida, pues especialmente en los regímenes populistas, las personas se arriman al poder, tanto instintiva como intuitivamente, pues allí es donde se produce la repartija del  patrimonio de los otros: “estito” para las bartolinas, “lo otrito” para los Conalcam, los ponchos rojos o los huairuros o los jefes sindicales o los cocaleros. A su vez las instituciones y empresas públicas del Estado o los Fondioc, son como un aphtapi del que se sirven los miembros del gobierno, de donde ellos comen y se achetan y sin poner nada. Es el pueblo el que a la postre pone su patrimonio y luego también quien debe pagar las cuentas y deudas que se contratan  a su nombre pues: finalmente de esto se trata y así nomás había sido!. Pero si de verdad queremos un país viable, de todos y con futuro para nuestros hijos, es hora de decir basta, decir NO!!  a la repostulación.

ovidioroca.wordpress.com
 

, , , ,

Deja un comentario

CADA PUEBLO TIENE EL GOBIERNO QUE MERECE

CADA PUEBLO TIENE EL GOBIERNO QUE MERECE
Ovidio Roca
Instituciones son valores y la institucionalidad de un país es el reflejo de las ideas y principios que prevalecen en esa sociedad y que constituyen su consciencia social. Es por esto que elegimos gobiernos que son como nosotros y que avalan y protegen lo que queremos, lo que hacemos y como lo hacemos.
La formación de esta consciencia social nos la explican dos influyentes autores, Carlos Marx y Max Weber:
“No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia”. Marx
“En la economía, la política, los conflictos sociales, etc. pesan elementos que preceden a la conciencia, pero ésta también actúa en la existencia social. Es decir los niveles de conciencia no son producidos automáticamente por los elementos existenciales, sino que se influyen mutuamente”. Weber
Como creo más en la dialéctica de Weber que en el determinismo de Marx, tengo la esperanza que superando los actuales condicionamientos e intereses económicos y de poder, podamos avanzar en la construcción de un país de leyes, con una mejor institucionalidad y un mejor futuro común y compartido.
En el Estado Plurinacional, los movimientos sociales corporativo cocaleros exigen protección para sus cultivos de coca, vía libre para los precursores y acogida para sus clientes los carteles del narcotráfico; permisividad para los negocios del contrabando o de la explotación irracional y ecocida de los minerales; permisos irrestrictos para los chuteros y ropavejeros; apoyo para el avasallamiento y tráfico de tierras; oportunidades para el enriquecimiento con contratos con el gobierno, que se ejecutan mal, con sobreprecios y que cubren además de las ganancias, las coimas que exigen las autoridades gubernamentales para otorgarlos. Esta práctica, este “ser social” determina la economía y la institucionalidad y un Estado fabricado a su propia medida
En este nuevo Estado y Gobierno, todo ciudadano que no forma parte de sus seguidores o de los grupos corporativos, está excluido y carece de seguridad y de justicia. Peor si opositor y peor aún si es un “yesca”, un pobretón que no puede pagar por su protección, pues la justicia se ha convertido en un instrumento punitivo del gobierno para eliminar a los opositores y a los que no pagan. Y todo esto ocurre porque la democracia se ha reducido al solo acto electoral y por eso estamos jodidos, aunque jodidos no están todos.
Por el contrario en una sociedad democrática, a la que todos deberíamos aspirar, se manejan principios y valores como los siguientes, que garantizan un país vivible y sostenible:
-Defensa irrestricta de los derechos humanos, partiendo por el derecho a la vida y a la dignidad; protección a las minorías y garantía y protección real del derecho de propiedad privada licita.
-Libertad económica y gobierno eficaz y reducido.
-Separación e independencia de los poderes ejecutivo, legislativo, judicial y electoral y su gestión eficaz por ciudadanos idóneos y honestos.
-Alternancia en la gestión gubernamental.
-Vigencia de varios partidos políticos, con principios doctrinarios y propuesta sostenible, económica, social y ambiental.
-Libertad de expresión, libertad de prensa, libertad de asociación.
-Derecho a votar y a ser elegidos en las elecciones departamentales y nacionales.
Sabemos que el camino de la verdadera democracia es largo y difícil, pero es el único sistema que nos da la posibilidad de construir una sociedad libre y productiva y bajo un modelo de libertades, que es la antítesis de lo que se tiene actualmente en el país. Depende de nosotros tener una República y una democracia liberal, un gobierno de la mayoría con derechos para las minorías y no una dictadura que utiliza un sistema electoral digitado para adueñarse del gobierno.
ovidioroca.wordpress.com

, , , , , , , ,

Deja un comentario

LA NEOGUERRA FRIA Y FIDEL

LA NEOGUERRA FRIA Y FIDEL
Ovidio Roca
Fidel Castro escribe, o alguien escribe por él: “Rusia y China, los dos países llamados a encabezar un mundo nuevo que permitiría la supervivencia humana si el imperialismo no desata antes una criminal y exterminadora guerra”. A esto le viene el popular y viejo dicho: “esos huevos quieren sal”.
La revolución cubana, esa monstruosa mentira, ese cruel fraude para quienes ingenuamente creyeron en la revolución humana y democrática; fracasó estrepitosamente en lo económico y lo social. El “Patria o muerte venceremos” no se cumplió, para sobrevivir Castro entrego su patria, su costa marítima, una ubicación estratégica frente a los Estado Unidos, recibiendo por ello millones de dólares anuales (no rublos) de la URSS. Cuando en 1989 se derrumba la Unión Soviética, se corta la mamadera, y en Cuba no había ni que comer, pues ya los revolucionarios se habían encargado de destruir además de la libertad, el aparato productivo. El pueblo cubano entro entonces a una época que se la llamo eufemísticamente de “periodo especial”.
La salvación le llego pocos años después, con el ascenso Chávez en Venezuela al que consiguen atraer y luego manipular, ofreciéndole sistemas, equipos técnicos y de inteligencia y seguridad para controlar e intimidar a la población venezolana, además de médicos para atención a las barriadas y su correspondiente adoctrinamiento y vigilancia. Con esto fluyo el petróleo casi de regalo, que los Castro luego venden a precio internacional, consiguiendo así los millones de dólares que tanto aman.
Esos servicios de espionaje, manipulación de los sistemas de registro de identidad y sistema electoral, de seguimiento y vigilancia de la población, que los cubanos aprendieron de la KGB, de la STASI, fueron mejorados por los castristas experimentando sobre su pueblo, y es lo que mejor saben hacer y lo que venden a otros países, especialmente a los albanicos.
Ampliando su comercio, últimamente los Castro vendieron a Brasil los servicios de más de diez mil médicos adoctrinadores para trabajar en zonas inhóspitas, a diez mil reales mensuales por cabeza, de los cuales los médicos reciben solo tres mil, que es más de los veinte dólares que estos ganan en Cuba, y todos felices.
Cuando la cosa se pone fea en Venezuela y hay peligro que el petróleo regalado desaparezca, Castro vislumbra su salvación en la nueva guerra fría iniciada por el ex KGB Putin y corre a ofrecerles nuevamente su territorio y posición estratégica frente a las costas de los Estados Unidos y entregarles sus antiguas bases y estaciones de espionaje.
Cambiamos todo para que nada cambie; el mundo dio unas vueltas y retorno a su origen, a la nueva guerra fría, aunque ya no de mano de las dictaduras comunistas, sino de las dictaduras neo capitalistas rusa y china.

ovidioroca.wordpress.com

, , , , , ,

Deja un comentario

EL TOTALITARISMO CAPITALISTA

 

EL TOTALITARISMO CAPITALISTA

Ovidio Roca

China y Rusia reconduciendo la doctrina estalinista y maoísta, se han tomado la tarea de hacerse cargo, como imperios renacidos, del dominio del mundo. Países ambos de origen y esencia comunista, han dejado de lado sus pasados errores: economía planificada, propiedad y empresas estatales, nacionalizaciones; ahora ponen en manos de la iniciativa privada la actividad económica y se preocupan de atraer inversiones externas. Pueden entonces dedicarse con fruición a lo que les gusta y saben hacer muy bien: ejercer el poder absoluto; manejar el aparato del Estado, controlar los medios de comunicación y opinión, reprimir a la población y eliminar todo atisbo de libertad individual. Son gobiernos de partido único, detentan el  monopolio de la fuerza y del Estado aunando en si todos los poderes, y no están sujetos a fiscalización de nadie.

Este modelo se pensó aplicar en Cuba, pero los Castro tienen temor que los cubanos “mayameros”, vuelvan y controlen la economía y luego el poder político.

En esta escalada imperialista, China se está acercando a Latinoamérica pues necesita espacio territorial y materias primas, y dado la mentalidad populista y el odio que tienen los políticos de esta parte de américa por sus vecinos del norte (por haber sido exitosos),  son presa fácil para el totalitarismo capitalista.

China, el converso más exitoso, concentra el poder absoluto en manos de la casta burocrática del partido comunista y ante los fracasos de la economía estatizada, practican el más desaforado capitalismo, para ello privatizaron la tierra, las empresas y en su afán de crecer asumen una práctica ecocida, que atenta contra el ecosistema y la humanidad. Dejaron en manos de la iniciativa privada el ejercicio de la actividad económica, y el rol de estos sus empresarios capitalistas es hacer plata, aportar la cuota parte a la elite gobernante y no meterse en política. Son grupos empresariales competitivos cuyo único objetivo es el lucro y bajo esta lógica invaden los mercados mundiales pirateando tecnologías de los países creativos, sin respetar patentes y marcas de fábrica y usando la mano de obra barata. Tampoco se preocupan por los impactos ambientales, ni de ninguna clase de regulación. Por su parte el Estado totalitario capitalista garantiza a sus empresarios, abundante mano de obra barata y manejable, sin derechos sociales ni políticos, vale decir sin derecho a huelgas ni reclamos.

La experiencia de la URSS nos muestra como el vacío político, luego del fracaso del socialismo real y el derrumbe de Estado Soviético, es llenado y lo hacen rápidamente los grupos mejor organizados: la burocracia represora de la KGB y la mafia rusa, los que se apoderan del poder total y de los activos del estado soviético. Rusia se convirtió, casi instantáneamente, en una economía corrupto-mafiosa, petróleo dependiente.

Lo que podemos aprender de todo esto, es que los nuevos imperios, totalitario-capitalistas, tienen poder de decisión sin ninguna cortapisa ni fiscalización. El sistema de unipartidismo les permite el control hegemónico y allí no hay parlamentos ni negociaciones, ni opinión publica adversa. Ejercen el autoritarismo y en lo económico aplican una práctica capitalista salvaje, sin ninguna restricción social ni ambiental, de ahí su éxito económico a costa del futuro de la humanidad.

Por el contrario, la democracia liberal, con todas sus limitaciones,  establece límites al poder y otorga derechos y responsabilidades a los ciudadanos. Son gobiernos sujetos a fiscalización parlamentaria, con prensa libre y ciudadanos con derechos económicos, sociales y políticos y con gobernantes y partidos políticos que se alternan en el poder.

En estos últimos años de auge de precios de las materias primas, ha mejorado el nivel de vida de la población latinoamericana, aunque sea de manera circunstancial y no sostenible, por lo que la ilusión y las ofertas populistas son bien acogidas.

De ahí el auge del populismo  y el SSXXI (*), que reciben el apoyo de la población ilusionada de vivir permanentemente del Estado, gracias a pegas, negocios, bonos y subsidios. La explicación es el miedo a la libertad y la consecuente responsabilidad y por ello es mejor que el Estado se haga cargo de su vida y sus decisiones. En los escenarios electorales, una propuesta de gobierno que postule trabajo y responsabilidades no es vendible para el elector.

El problema por tanto es que la democracia liberal, es un régimen político que requiere ciudadanos conscientes, responsables, que asumen sus derechos y responsabilidades plenamente y esta es su debilidad, especialmente cuando tiene que competir solicitando el voto a los electores; a una población ebria de consumismo y populismo, que pide permanentemente del Estado más prebendas y menos responsabilidades y que clama “basta de realidades, queremos promesas”, como se leía en un grafiti.

Lo que es un logro para el desarrollo político y económico de la humanidad, lo banalizamos, no lo asumimos con seriedad y firmeza, lo traicionamos por no asumir responsabilidades y esto termina como siempre en autoritarismo y pasado el tiempo de desengaños, vendrá un nuevo ciclo cuando la economía y la ecología, pasen la factura y nuevamente alguien se levante y se oponga en nombre de la libertad y del progreso a la ignominia totalitaria.

(*) Socialismo Siglo XXI

ovidioroca.wordpress.com

 

, , , , ,

Deja un comentario