COMENTARIOS Y LECTURAS EN TIEMPOS DE CONFINAMIENTO

Ovidio Roca

Comentarios, in o trascendentes.

Se dice que hay políticos y líderes que se interesan en la gestión y otros a los cuales les gusta y viven, de y para la confrontación. Los liderazgos de confrontación son de tinte politiquero y necesitan de enemigos; sin embargo ante enemigos como la pandemia coronavirica que acarrea enfermedad, muerte, desocupación, cierre de empresas, caída de la producción; problemas que son reales y necesitan de soluciones y trabajo, estos liderazgos de confrontación no operan.

Mi opinión personal en cuanto a líderes nacionales está a contracorriente de la generalidad, y los siguientes son algunos comentarios positivos sobre algunos de ellos. Es preferible lo positivo cuando cunde la envidia y los chismes y no vale la pena aumentarlos.

Para gobernar un país se necesita de Estadistas, y un Estadista es quien trabajando con sobriedad y firmeza conduce el Gobierno: “buscando resolver los problemas y no tratando de sacarle ventajas políticas a los problemas”.

A mí me gustaba el Dr. Paz, era un Estadista nada carismático y que no solo sabía qué hacer, sino que lo hacía. Él nos sacó de la hiperinflación que causaron los trotskistas, comunistas y populistas de su época.

A la Presidente Jeanine, inesperadamente le cayó una grave y difícil responsabilidad, la que luego se complicó tremendamente con la pandemia. Una circunstancia inédita que ha golpeado a todos, también a las grandes potencias y las ha dejado malparadas.

En esta situación internacional y nacional sumamente complicada ella metiendo alguna vez la pata, característico de todo ser humano, asume con valentía y responsabilidad su difícil tarea y hace todo lo posible por conducir al país hacia un futuro democrático y de recuperación económica. Su ventaja es que tiene sentido común, sabe escuchar y aguanta muy bien los corcovos y la inquina.

Encuentro en Samuel alguien en quien confiar pese a no ser carismático, es sobrio y poco simpático (que no es lo que busca y gusta a la gente), pero creo que sabe y puede actuar con inteligencia frente a acontecimientos complicados.

Doble pensar y Leyendo a Orwell

George Orwell no se imaginó tener tantos cultores de los personajes de su novela 1984 y muchos de estos en Bolivia; son los llamados masistas.

Escuchando los debates en la radio (no tengo TV) y especialmente en Radio Panamericana, es un deleite masoquista oír a los y las masistas usar fluidamente el doble pensar. Su maravillosa capacidad de decir mentiras a discreción y mantener muy bien guardada (más bien totalmente escondida) la prosaica realidad es admirable.
Ellos tienen una innata facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias y albergadas juntas en su mente; es el perfecto doble pensar orwelliano. Como están acostumbrados a las consignas y normas que fabrican sus Caciques (en su propio beneficio y del partido) se aferran fielmente a la letra; no tienen razonamiento propio.

Escuche hace poco a un parlamentario de esta laya, que explicaba las bondades masistas que los lleva a aprobar la ley de convocatoria a elecciones que les pidió su Jefe.

El parlamentario manejaba el doble pensar con verdadera destreza y usaba sibilinamente argumentos legales incongruentes entre sí, mientras ignoraba absolutamente el sentido común que nos dice: que más allá de las leyes, normas y discursos, artículos y versículos, lo importante es la gente; su salud, la seguridad de su trabajo, la producción y con ello su bienestar.

En realidad a los masistas y populistas en general, poco les preocupa las personas reales y así lo demuestran en este caso de las próximas elecciones, pues no les importa la salud de la población y los riesgos del contagio; ellos solo ven las ventajas electorales que pueden conseguir para retornar al poder e ignoran totalmente aquello de que: “las leyes son para servir al ciudadano no para servirse de él”.

Sin embargo hay que resaltar que son excelentes fabulistas y nunca permitirán que los hechos, la prosaica realidad le arruinen su cuento indigenista, populista y cocalero; le meten nomas y así quedan bien con los Jefes.

Confinamiento, distanciamiento personal y cotidianidad

Vivimos tiempos de aislamiento forzado, de distanciamiento social y cuidándonos de los otros; que son los sospechosos, la amenaza por lo que nada de saludar con efusión, ni dar la mano y menos abrazar a nadie.
En este ambiente las actividades más simples de nuestra vida diaria se valoran aún más; actividades como pasear en un parque, viajar al campo,  ir al restaurante con la familia, tomarse un café y compartir con los amigos a cara descubierta; festejar libremente en cualquier ocasión y hasta salir a dar una vuelta o ir de compras es importante.

Tengo el privilegio de tener al frente un grande y hermoso Parque, totalmente arbolado y lleno de vida, donde todos los días y a las seis de la mañana caminaba con mis amigos. A esa hora, no más de diez personas transitábamos dispersas en esas cuatro hectáreas de vegetación y de bullente vida, especialmente de aves. Lo miro desde mi ventana y despotrico contra los secuestradores; por suerte para Percy a él lo tienen secuestrado dentro de un Parque y no en un cuarto frente al Parque.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: