ELECCIONES EN UNA POBLACION CON SÍNDROME AGUDO DE POPULISMO, ESTATISMO Y EVISMO

Ovidio Roca

En China se unen los extremos más negativos del comunismo y el capitalismo. En este inmenso Imperio Comunista gobierna un Estado totalitario policial, que esclaviza a su población y la tiene absolutamente controlada, ahora aún más por medio de la tecnología digital (palo e internet). Allí se ha conformado un grupo de Empresarios comunistas que practican el capitalismo salvaje, sin ningún respeto por los trabajadores quienes no tienen ningún derecho laboral o social y que trabajan una docena de horas al día por salarios de subsistencia y sin derechos sociales. Estos Empresarios Comunistas Capitalistas muy creativos y con una masa de trabajadores comunistas a su disposición, que no tienen “derecho a bloqueo”, han logrado constituirse en la clase más rica del mundo y a su inmenso país en una potencia económica mundial. El cuidado del medio ambiente es un chiste que no se les ocurre practicar, ni en su país y menos en los países populistas a los cuales les dan créditos y les cobran en materias primas, especialmente oro.

Los castrochavistas de la misma comparsa de los chinos y los rusos, usan ese mismo discurso socialista y explotan a sus ciudadanos mientras construyen las más grandes fortunas, robando a su pueblo y vendiendo los recursos naturales a sus socios chinos y rusos y a precios de gallina muerta. En Bolivia unos Licenciados, Maestros del fraude y la mentira y usando la cara de indio de Evo, instalaron la cultura del populismo, la violencia y el bloqueo constante, pues por cualquier motivo se paralizan las vías perjudicando al ciudadano trabajador y las actividades formales, mientras se favorece a los traficantes de coca y al narcotráfico.

Gran parte de los bolivianos, producto de su vivencia y precaria situación socioeconómica, no se imagina vivir en un país con una economía competitiva, formal y productiva, pues sienten que carecen de formación técnica para competir en un ambiente legal y competitivo. El problema es que estos ciudadanos formados así no confían en sí mismos, ni en la iniciativa privada, en la innovación, la competitividad y menos se animan a arriesgar su peculio para producir algo y ganarse la vida legalmente. Dice el Evo: “Si la derecha volvería, Qué bonos, qué rentas, qué programas mi riego mi agua. Va a desaparecer eso”.

El problema es que este tipo de economía populista es inviable y la hemos visto fracasar en todo el mundo y el mejor ejemplo actual es la tragedia venezolana. Como resultado de la misma vemos a los ciudadanos de los países populistas huyendo desesperado por miles y millones hacia países capitalistas, los que para protegerse les ponen infinidad de trabas. Muchos de estos migrantes ilegales mueren en su intento de buscar una vida mejor y otros tienen que deambular miserablemente por países extranjeros donde los tratan malamente.

Pese a que lo dicho es una realidad palpable, extrañamente la gente se sigue ilusionando por el populismo y comunismo. Las personas piensan como viven y en el caso boliviano gran parte de su población se adaptó a vivir en un modelo de economía precaria e informal que se sustenta en la coca, el narcotráfico, el contrabando y las pegas estatales y por tanto apoya al MAS que le garantiza sobrevivir y a algunos enriquecerse en este Estado informal y delincuencial que es el que conocen.

Como dice el dicho “cada pueblo tiene el gobierno que se merece” y así vemos como los opositores se ocupan de inventar y contar chismes y echarse barro entre ellos, buscan debilitarse y lograr que el candidato cocalero cumpliendo con el síndrome de Evo sea Presidente. El cocalero que cuenta con apoyo patético de los opositores y de una militancia fiel a sus propios intereses cocaleros, harán de Evo inicialmente Senador y luego Presidente.
Cumpliendo con su síndrome, algunas personas de la oposición se hacen las puristas y se ensañan criticando los mínimos errores de los que son o deberían ser sus aliados; esto no solo es patético sino también es autodestructivo. Para más yapa, los masistas usando el sistema de circunscripciones rurales cocaleras, con solo el 30% de los votos tendrán mayoría en ambas cámaras, Así ha sido estipulado por la Ley masista 421 de Octubre de 2013, que fija las circunscripciones privilegiadas.
El masoquismo triunfara y los inkautos serán felices como los venezolanos comiendo basura.

Sin embargo y para bien nuestro, existe gente honesta, que con errores y tropiezos sigue adelante en este mundo duro y cambiante, sin claudicar ni doblegarse, batallando y manteniendo sus principios democráticos en pro de la paz, la prosperidad y la libertad de las familias bolivianas.

ovidioroca.wordpress.com

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: