GEOPOLITICA Y COLONIZACION

Ovidio Roca

Desde las épocas del Alto Perú, luego República de Bolivia, el Estado Central y los empresarios basaron su economía en la explotación minera y los indígenas del altiplano. La clase política andina que formaba parte del Estado Minero, vivió del Centralismo, de los minerales, de los negocios y de pegas en la burocracia gubernamental. Para no perder los privilegios de tener el Gobierno bajo su control, evitó toda inversión que potencie al resto del país y también a Santa Cruz; una población lejana a la que siempre consideraron separatista.

Actualmente en su afán de dominio territorial y político el grupo castrochavista cocalero, sigue usando a los indígenas aimara y quecha y ahora para controlar y dominar los valles y el oriente. Al igual que lo hizo el Imperio Incaico con los mitimaes, los masistas dominan las poblaciones vecinas colonizándolas y  sustituyendo su población por otros grupos étnicos. Esta estrategia de  invasión y colonización tiene como resultado lo que llaman en Europa, la Gran Sustitución. (Renaud Camus ha señalado que la promoción de la inmigración masiva en Europa, sumada a las altas tasas de nacimiento de los hijos de inmigrantes, hará que en pocas décadas las ahora “minorías” se conviertan en mayorías en el territorio europeo).

En su plan de dominio, el Gobierno Centralista usa todo el aparato del Estado y entre ellos el INRA, mediante el cual realiza un reparto político de tierras a los grupos andinos, dejando de lado a los originarios de la región y sin tomar tampoco en cuenta, por ejemplo en Santa Cruz, el Plan Departamental del Uso del Suelo y menos preocuparse del daño ambiental que se produce avasallando los Parques y Áreas Forestales. Los expertos repiten permanentemente que la deforestación y la ampliación de la frontera agrícola incrementan los riesgos  del país ante los fenómenos naturales y el cambio climático y así vemos como siete Departamentos de Bolivia estuvieron en emergencia debido a las  inundaciones, riadas y  deslizamientos producto de las intensas lluvias; pero los pachamamicos del MAS no se lo creen.

Este mes de Marzo del 2019, José Serrate Presidente del Bloque Cívico Chiquitano, denuncio que al municipio de San José de Chiquitos” siguen trayendo gente de afuera y a la gente del lugar no la toman en cuenta para nada, se debería consultar a nuestras comunidades y municipios que son dueños de las tierras”, reclamó.

“Si sumamos todos los municipios, ahora pasamos las 1.000 comunidades en toda la Chiquitanía, y son pura gente del interior”, afirmó Serrate, a tiempo de cuestionar, que desde el Gobierno no se toma en cuenta a la gente nativa para la entrega de tierras.

El pasado jueves, (21 de Marzo) sesenta y nueve comunidades se asentaron en una extensión de 130.000 hectáreas en el municipio de San Miguel, luego de ser beneficiadas por una serie de resoluciones emitidas desde el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y el INRA.

El alcalde de San Miguel, Óscar Hugo Dorado, denunció que detrás de la entrega de resoluciones que autorizan la dotación de 70.000 hectáreas de tierras para favorecer a 1.700 familias del occidente del país y afines al Gobierno, está el exalcalde de San Miguel de Velasco y hoy Viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Pedro Damián Dorado.

No se trata de oponerse a la dotación de tierra fiscal, sino que se cumpla la ley: respeto al uso mayor de la tierra según el PLUS, prioridad a los oriundos de la Provincia y del Departamento en la dotación de tierras fiscales y respeto de los migrantes a la cultura regional. Se trata de construir un país que nos incluya a todos sin exclusiones pero respetando la ley, las diferencias culturales y trabajando para el bien común

Lamentablemente la región no tiene capacidad ni liderazgo para defender su territorio y su identidad; la elite o clase económica y política oriental no tienen vocación de país y no le interesa asumir el poder gubernamental, prefieren dedicarse a sus negocios, mejor si asociados con el gobierno y dejando a los centralistas andinos, ahora los masistas, esos engorrosos asuntos de Estado. Como dice el dicho: Si no puedes vencerlos únete a ellos, por lo que esta parte de la población que no ve perspectivas de futuro se acomoda y se adapta.

La esperanza está en las mujeres y grupos de jóvenes que defienden su futuro como un estado democrático y donde exista respeto de los derechos humanos y políticos para todos. Cualquier rato se darán las condiciones o ellos las crearan y surgirá como en Venezuela un líder que aglutine las aspiraciones de todas las regiones del país.

Jóvenes son los que no tienen compromiso con el pasado”. José Ingenieros.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: