DADME UNA OVEJA Y MOVERÉ EL MUNDO: ARQUÍMEDES, ¿O ERA UN PUNTO DE APOYO?.

Ovidio Roca

En Guatemala, ataviado con la toga y el birrete doctoral, recordó la lucha sindical y de los pueblos originarios que hace más de doce años lo llevaron al poder, un sitio al que, dijo, se ha “acostumbrado” y ahora “no quiero salir, y ese es el problema que tengo”.

Todo empezó con dos ovejitas que su papá regaló al maestro de escuela en Orinoca para que el pase de curso; luego siguió la trompeta, el fútbol, la coca, el bloqueo, la Presidencia, la Zapata, los aviones, el museo, los palacios y ahora quien lo creyera también es propietario de decenas de títulos de Doctor Honoris Causa.

Ahora como un legado a la humanidad presenta la tesis doctoral y la ley de la reelección indefinida. Es el efecto de una ovejita, pues como decía Arkímedes: “dadme una oveja y moveré el mundo”.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

 

 

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: