CUENTOS DE LA EPOCA PLURINACIONAL Y OTROS CHISMES

Ovidio Roca

Un pueblo no representa tanto una acumulación de ideas y teorías como de obsesiones”: Cioran

  1. Institucionalidad y usos y costumbre

En el Estado plurinacional, la lógica y los principios de ley, justicia y solidaridad son percibidos de diferente manera por cada nacionalidad. Unos principios son los que sustentan los movimientos sociales andinos y otros los prevalecientes de origen democrático occidental; de ahí el reclamo de aquellos cuando los juzgan: esas son su leyes no las nuestras.

  1. Hacer de todo para hacer nada.

Los Socialistas comunitarios de Bolivia y las Socialistas pragmáticos de Chile, en una pugna mediática internacional, desde hace rato hacen de todo para llegar a nada; a nada más que mantenerse en el poder.

Utilizaron el tema del mar y del silala, un problema que afecta al sentimiento nacionalista de los habitantes de ambos pueblos y eso ayuda a los respectivos gobiernos a esconder del ámbito de la noticia y la opinión pública, sus problemas domésticos por su mala gestión gubernamental y sobre todo, mantienen vigente el enemigo externo siempre imprescindible

  1. Diplomacia sindical con huevos y sapos

Durante los primeros años de su gestión, Evo Morales por su complicidad ideológica con la Bachelet, manejo los asuntos diplomáticos del país de manera ingenua y sumisa, creyendo en eso de la comunidad ideológica, mientras por su parte la Bachelet, más sabida, lo distraía y lo enredaba.

Posteriormente le dicen o se da cuenta, de que le están tomado el pelo y reacciona al estilo sindical y confrontacional y con esto logra éxito en dos frente: en lo interno desviando la atención de la población de los problemas producto de su mala gestión y en lo externo, al actuar emocionalmente al puro estilo de dirigente sindical cocalero que desconoce  las normas, procedimientos y lenguaje diplomático; rompe con todos los esquemas y “le mete nomas”, con lo que los chilenos quedan descolocados y desconcertados. Ahora falta el rodillazo en los huevos o en el sapo.

  1. Política de campanario, el Alcalduli

Me decía Paya, un camba de los de antes: En este pueblo nos sentimos contentos con nuestros opas y nuestros locos y recordaba un simpático personaje local que toda su vida vivió y lucro de su simpatía y carisma; aprovechando por supuesto que por estos lares queremos a nuestros locos.
Sin embargo el problema con él, es el abuso y sobre todo la absoluta carencia de moral y permanente acomodo para conseguir sus fines e intereses; puede arrodillarse y besar los pies a un Presidente; caminar de cuatro patas, lamer, hacerse el perro y ladrar ante otro; hacer empanaditas con un General Chino; apoyar repostulaciones eternas; cualquier cosa con tal de permanecer en el poder y cosechando a dos manos.
En su pega, se regodea con las nalgas ediles y otras, que se le brindan por la firma de resoluciones, cheques y contratos. En fin, es bueno hacerse el loco para peerse a gusto.

5. Cotidianidad y pavos.

Una patrulla de transito esta apostada en el puente del Urubo, a la caza de pavos. Aparece un vehículo conducido por un joven y el jachu pone cara fiera, lo para y busca amedrentar al pavo: Parate, parate y ponete a un lado dice el jachu: tos papeles, to estintor, to medicos, to triangula. Aquí está todo, dice el pavo. A ver to vidro subí un poco. Está con negro, to permiso. No tengo. Entonces vamos a sacar el papel y doshentos de multa. Dame la boleta y solo son cuarenta según la norma de tránsito, dice el joven. Doshentos y anda con el jefe le dice el jachu mientras va en asecho de otro pavo. Doshentos dice el Jefe; mejor deme la boleta e iré al Banco a pagar dice el incauto. Te voy a ayudar dice el Jefe, pagame aquí los cuarenta y no tenes que hacer cola en el Banco y te queda pa tos tragos.

6. La letra entra con sangre y el significado de akaycuchir.

Cuando alguna vez empleo este vocablo, los amigos me preguntan sobre su significado; en realidad yo lo aprendí a punta de sustos durante el colegio en la llajta y no sé cómo se escribe, pero más o menos así sonaba.

Teníamos un compañero tarateño, mayor que nosotros y bastante remachado y cuando se emputaba nos decía, “los voy a hacer akaycuchir cojoros”. Y todos quedábamos “callaros nomas”.

Un día que estábamos sentado en la Plazuela Colon, le pregunto; dime Casiano que significa eso de akaycuchir y él me responde: “significa que les voy a sacar la mierda”. A la pinta le digo, ahora vamos a tener que andar con el papel higiénico en el bolsillo. No es con vos cambita, me dice para tranquilizarme, tú no eres como esos cojoros.

ovidioroca.wordpress.com

 

 

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: