RECONSTRUCCION DEL ESTADO NACIONAL Y CAMBIO DE PARADIGMA

RECONSTRUCCION DEL ESTADO NACIONAL Y CAMBIO DE PARADIGMA

Ovidio Roca

Bolivia aún no se ha consolidado como EstadoNación;esun país en proceso deintermitente construcción y actualmentebajo la hegemonía de un gobierno absolutista, que luego de haber fraccionado al país, trata de controlar las innumerables facciones corporativasque permanentemente se le escapan de las manos; cada una de ellas con su propia estrategia de supervivencia.Y lo peor es, que este movimiento populista e indigenista a cargo del gobierno nacional, carece de una verdadera propuesta de país y de futuro viable y para todos.

El instrumento político gobernante, es como la huiphala una colcha de retazos, un conglomerado de grupos y movimientos sociales,que los teóricos populistas q’aras procuranatar utilizando una predica populista e indigenista, con la que procuran atraer y rejuntara los grupos de la economía informal y controlar a las dos nacionalidades indígenas mayoritarias, la aimara y la quechua que les dan sustento, pues a las otras treinta y tantas del discurso plurinacional, sololas ven solo como folklore.

A la población criolla mestiza y peor cuando piensa y opina, la ven como peligrosa y por tanto la persiguen. A los opositoreslos encarcelan,les siguen decenas de procesos judicialesy envían en su persecución multitud de fiscales, jueces, tinterillos y huayralevas. A su vez controlan prebendalmente y por el temor a los grupos empresariales. Ellos saben muy bien y lo utilizan:que solo el miedo gobierna a los hombres, que ninguna otra cosa resulta y ninguna otra cosa dura bastante.

A diferencia de las dictaduras golpistas del siglo anterior y solopara efectos de imagen internacional, todos los regímenes populistas del SSXXI, mantienen algunos elementos formales de la democracia representativa, pero firmemente controlados y digitados para asegurarles su permanencia en el poder. Su debilidad sin embargo es que son gobiernos que saben gastar y no crear las condiciones para producir bienes y riqueza, y cuando se acaban los ahorros, cuando no hay nada que llevar a la mesa; el hambre y la desesperación hacen que el pueblo decida expulsarlospor incapaces y corruptos.  Hemos visto como los pueblos cansados, emputados y lideradospor una oposición unida, puede echarlos del poder, tal como ocurrió en Argentina, Brasil y pronto lo hará en Venezuela.

No olvidemos que la gente, más allá de los planteamientos ideológicos, “tensiones creativas y maniobras envolventes”, piensa con el estómago y el bolsillo. Y aunque el gobierno dice que no hay propuestas, el pueblo sabe lo que quiere;por lo que pidelibertad, trabajo y seguridad para su patrimonio y para poder llegar a su casa sin sobresaltos; quiere salud y educación para él y sus familiares; pretende una sociedad donde no se asfixie al individuo y tampoco se lo masifique.

El Gobierno actual, como todo Estado centralista y absolutista, no respeta la diversidad y la disidencia, por lo que en Bolivia un país por lo demás variado, está cada vez más extendida la idea de un Estado Democrático Federal, donde se respete esta rica diversidad cultural y en el que la población se autogobierne y construya su futurorespetandosus tradiciones, costumbres y creencias, y cuando se vincula a la cultura nacional y global, quiere hacerlo desde su propia identidad.

El Federalismo se sustenta en el principio de subsidiariedad, que en su definición más amplia señala que todo asunto debe ser resuelto por la autoridad más cercana al problema. Vale decir que el poder de decisión nunca debe estar en un nivel superior al estrictamente necesario.

El paradigma autonómico que pretende el pueblo boliviano, incluye a todos los habitantes del país sin masificarlos. Es un modelo que esta insertado en  una cultura democrática y de futuro común y compartido; con un sistema de libre mercado y una economía del conocimiento, diversificada, sostenible y globalizada.

Ahora cuando a nivel nacional y global nos enfrentamos a tremendos desafíos,  como consecuencia de la especulación  financiera, la corrupción desmedida especialmente en el Estado, la crisis energética, la crisis ambiental y las guerras religiosas;necesitamos de partidos políticos serios, de líderes y Estadistas, de un pueblo que piense responsablemente en el largo plazo y asuma sus obligaciones y tareas, como padre, como educador, como productor, como servidor público idóneo ycomo ciudadano responsable de su destino.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: