PROMOTORES DEL ODIO

PROMOTORES DEL ODIO

Ovidio Roca

Entre los actores destacados de la tragedia plurinacional que sufre Bolivia, se destaca un controversial personaje;  persona inteligente pero con un discurso sistemático que promueve el odio y el enfrentamiento entre los bolivianos. Su estrategia de poder son “el divide y vencerás” y su naturaleza y actitud, un permanente y vergonzante “llunkerio”.  Esto en un país donde él sabe que no puede ser el rey sino el Fouché.

Revisando sus declaraciones publicadas en la prensa nacional, vemos su constante exhortación al odio, el revanchismo, la división, la muerte y la guerra:

Cuando atacan a Evo, atacan a todos, al guardatojo, a la pollera, no lo quieren ver a Evo en el Palacio, porque no quieren ver cascos obreros, no quieren ver abarcas, no quieren ver ponchos en el Palacio de Gobierno y odian a Evo, porque odian a los campesinos”.

 “Si la derecha regresa, ¡guay! de los pobres, no habrá quién proteja a los pobres, no habrá quién proteja a los campesinos (…) Mientras el proceso de cambio avance, estamos seguros que estamos protegidos, tenemos a quién pedir, tenemos quién nos cuide”.

“Nuestro presidente Evo, tata Evo, igual que vos, de tu mismo color de piel, de tu misma sangre, eso te está regalando, 70.000 bolivianos, casi 10.000 dólares. ¿Cuándo algún Presidente se acordó de San Pedro de Cuarahuara? ¿Cuándo alguien regaló una vivienda al pobre, al humilde?”.

“Los gonis, sus hijos de Goni, sus compadres de Goni, los  Doria Medina, son los vende patrias, quieren regresar y por eso aquí mis hermanos unidos para defender la patria, unidos para defender a nuestro presidente Evo”.

“Si se va, ¿quién va a protegernos?, ¿quién va a cuidarnos? Vamos a quedar como huérfanos si se va Evo. Sin padre, sin madre, así vamos a quedar si se va Evo”. 

“Ustedes siempre acompáñenlo. No lo dejen solo. Si lo acompañan Evo va a seguir subiendo la cima hasta más arriba. Si lo dejan solo ahí lo van a crucificar, nos van a degollar nos van a hacer comer con los perros, la derecha”.

“¿Saben cuándo vamos a cambiar? Cuando nos maten. Si nos matan, ya no vamos a estar con ustedes. Seguro que en el paraíso o en el infierno igual vamos a hacer revolución, igual vamos a hacer guerra”.

Esto lo dice un intelectual K`ara que vive como burgués y que en sus ratos libres, cuando no está de viaje por los países imperialistas, se arroga el papel de defensor de los  indígenas, a quienes les hace discursos  como si fueran niños o retrasados mentales.

Alguien decía de él, que es un inmortal, que al menos tiene 209 años y esto lo deduce del tiempo que habría requerido para leer los veinte mil libros que asegura haber estudiado.

Otro, un ex colega (Walter Chávez) menciona que: “Fue una sorpresa que no tenga título académico, yo sabía que intelectualmente tenía serias debilidades porque él ha leído sólo unos pocos libros de ciencias sociales, más allá de eso no tiene ni tuvo ninguna formación seria, él cita a Hegel, pero nunca leyó a Hegel, leyó citas de citas de Hegel, nada más, por eso carece de espíritu humanista que tienen los líderes verdaderos”.

Una gran mayoría que no le tiene aprecio, lo tildan de marica vergonzante porque a su criterio no se anima a salir del closet y tratando de disimular contrae ese su matrimonio pequeñoburgués, con una joven y bonita presentadora de TV. Un Matrimonio de fachada para salvar el honor en el ambiente machista del Palacio de Gobierno.

Por su parte, una brillante intelectual ligada a los movimientos LGBT, dice que: él no es marica sino amanerado, de gestos femeninos, por la ausencia en su niñez de referencia paterna.

Su jefe indígena Mallku, de su época de latrocinio y terrorismo y con el que convivio durante años en una oscura y fría celda, dijo que: lo conoció (en sentido bíblico?) como su mujer.

De lo que sí están todos convencidos, es de su rastrero servilismo, adulación y zalamería con el jefe y el poder, lo que en lenguaje criollo se llama llunkerio. Esto denota además una tremenda hipocresía de su parte, dado su acendrado narcisismo, pues él se asume el ser más elegante, culto e inteligente del planeta y sus alrededores. Sin embargo en su plan de captura del poder es pragmático y baja la cola, pues sabe que por sí mismo no puede conseguirlo, por lo que actúa de forma hipócrita, alabando y ensalzando al Jefe iletrado.

Yo soy yo y mi circunstancia”  decía Ortega y Gasset y nuestro personaje ha de haber tenido graves circunstancias en su niñez, para que en lugar de tener una conciencia que aboga por la fraternidad y un mejor país para todos; lo que hace es promover el odio y el enfrentamiento entre los ciudadanos.

Los bolivianos no necesitamos de estos discursos de rencor y de muerte, pues así no se construye familia, sociedad y país. Habitamos en un país diverso en lo ecológico y lo cultural y de ahí su belleza; en un país, donde la gente quiere vivir en paz y donde no cabe el odio y el resentimiento. Una sociedad que  para progresar necesita con urgencia de nuevos liderazgos democráticos, de jóvenes sin compromisos con el pasado y portadores de un discurso de unidad en la diversidad y con la diversidad. Por tanto de lo que se trata es de esforzarse y avanzar positivamente en la construcción de un futuro común y compartido para todos los que habitan esta tierra.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: