LA NEOGUERRA FRIA Y FIDEL

LA NEOGUERRA FRIA Y FIDEL
Ovidio Roca
Fidel Castro escribe, o alguien escribe por él: “Rusia y China, los dos países llamados a encabezar un mundo nuevo que permitiría la supervivencia humana si el imperialismo no desata antes una criminal y exterminadora guerra”. A esto le viene el popular y viejo dicho: “esos huevos quieren sal”.
La revolución cubana, esa monstruosa mentira, ese cruel fraude para quienes ingenuamente creyeron en la revolución humana y democrática; fracasó estrepitosamente en lo económico y lo social. El “Patria o muerte venceremos” no se cumplió, para sobrevivir Castro entrego su patria, su costa marítima, una ubicación estratégica frente a los Estado Unidos, recibiendo por ello millones de dólares anuales (no rublos) de la URSS. Cuando en 1989 se derrumba la Unión Soviética, se corta la mamadera, y en Cuba no había ni que comer, pues ya los revolucionarios se habían encargado de destruir además de la libertad, el aparato productivo. El pueblo cubano entro entonces a una época que se la llamo eufemísticamente de “periodo especial”.
La salvación le llego pocos años después, con el ascenso Chávez en Venezuela al que consiguen atraer y luego manipular, ofreciéndole sistemas, equipos técnicos y de inteligencia y seguridad para controlar e intimidar a la población venezolana, además de médicos para atención a las barriadas y su correspondiente adoctrinamiento y vigilancia. Con esto fluyo el petróleo casi de regalo, que los Castro luego venden a precio internacional, consiguiendo así los millones de dólares que tanto aman.
Esos servicios de espionaje, manipulación de los sistemas de registro de identidad y sistema electoral, de seguimiento y vigilancia de la población, que los cubanos aprendieron de la KGB, de la STASI, fueron mejorados por los castristas experimentando sobre su pueblo, y es lo que mejor saben hacer y lo que venden a otros países, especialmente a los albanicos.
Ampliando su comercio, últimamente los Castro vendieron a Brasil los servicios de más de diez mil médicos adoctrinadores para trabajar en zonas inhóspitas, a diez mil reales mensuales por cabeza, de los cuales los médicos reciben solo tres mil, que es más de los veinte dólares que estos ganan en Cuba, y todos felices.
Cuando la cosa se pone fea en Venezuela y hay peligro que el petróleo regalado desaparezca, Castro vislumbra su salvación en la nueva guerra fría iniciada por el ex KGB Putin y corre a ofrecerles nuevamente su territorio y posición estratégica frente a las costas de los Estados Unidos y entregarles sus antiguas bases y estaciones de espionaje.
Cambiamos todo para que nada cambie; el mundo dio unas vueltas y retorno a su origen, a la nueva guerra fría, aunque ya no de mano de las dictaduras comunistas, sino de las dictaduras neo capitalistas rusa y china.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: