SINDICATO DE PERSECUTORES, EXTORCIONADORES Y RAMAS ANEXAS

SINDICATO DE PERSECUTORES, EXTORCIONADORES Y RAMAS ANEXAS

(Un cuento de la era plurinacional).

Ovidio Roca

En un lugar de la américa, de cuyo nombre no quiero acordarme,
no ha mucho tiempo vivía un pueblo hidalgo, “de los de adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor”. Como sus habitantes se ocuparon poco por proteger política e institucionalmente su vida y su progreso, fueron invadidos por los “mitimaes”, dando paso al proceso de cambio plurinacional y la neo historia.

Los cambistas, los del proceso de cambio, aplicaron como estrategia de dominio político y simbólico del grupo de poder local, el terror y la humillación, buscando así destruirlos y avasallar a toda la sociedad de las llanuras.

Y finalmente fueron seleccionados cien, cien personajes de comparsas, fraternidades y asociaciones empresarias, con patrimonios y billeteras abundantes. Fueron cien los elegidos para alimentar las cuentas bancarias de los sayones. Cada uno de ellos recibió su dosis de miedo: temor por la seguridad y vida de sus familias; pánico de sufrir juicios y cárcel en las gélidas alturas andinas y horror por la expropiación de sus bienes. Un miedo que espanta, luego amansa y hasta ayuda a inducir la adhesión, de algunos, al proyecto socialista comunitario y de poder sin límites.

Cuando el terror reina, el tirano se alimenta del miedo de sus víctimas y se hace más poderoso. En las tiranías orientales, cuando el autócrata miraba una mujer, el marido o el padre corría para enviársela ricamente ataviada, para ser luego desnudada por el amo. De ahí que aumento la demanda matrimonial de mujeres feas.

Como los sayones causan por si mismos el terror, los elegidos no osan hablar directamente con los amos; sin embargo algunos, con esa habilidad producto de años medrando del Gobierno, buscan hacer negocios con los caciques y estos se lo facilitan, para poder seguir ordeñándolos y pensando que ya les llegara su momento.

En la reunión de los jueves fraternos, nadie comenta de los cientos de miles de dólares que paga cada uno por su ¿tranquilidad?, tampoco lo hacen en las tenidas corporativas de los martes y viernes. Y recordando al Chapulín se preguntan: ahora quien podrá defendernos ??.

“La novela (los cuentos) es un mundo en el que las verdades se dicen a través de mentiras…. Las novelas que dicen verdades que duran en la memoria de las gentes, las dicen a través de mentiras, de invenciones” Mario Vargas Llosa.

ovidioroca.wordpress.com

Anuncios

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: