EL NUEVO MUNDO DE LO IRREAL MARAVILLOSO.

EL NUEVO MUNDO DE LO IRREAL MARAVILLOSO.

Ovidio Roca
En la vecindad del Chávez se reúnen personajes de dispares psicologías y creencias, pero unidas bajo un solo principio, el control absoluto del poder político y económico.

Vemos en ellos comportamientos y actitudes que van desde el animismo hasta la más depurada intelectualidad. Alguno que se deleita con el sexo de las piedras, otro que consulta decisiones judiciales con las hojas de coca; un samuro que habla con un pajarito chiquitico y recibe bendiciones para su candidatura. Es el mundo del Socialismo Siglo XXI, un nuevo equipo de políticos de nueva intelectualidad y cultores del irrealismo mágico, “En química nunca pude aprenderme más allá del hache dos cero del agua, nunca pude pasar de eso”, y “la diabetes es una enfermedad de gente de alto poder adquisitivo porque son sedentarios y comen mucho”, dice Kristina. Otro explica el homosexualismo a consecuencia de comer pollo.

Pero más allá de la anécdota, el problemas es que este nuevo mundo de lo irreal maravilloso, del “le meto nomas y que arreglen los abogados, pues para eso han estudiado”, permite que por ahí vayan estos mismos abogados y fiscales, prostituyendo las instituciones, inventando pruebas, persiguiendo el pensamiento libre, pero sobre todo a la caza de los dólares, producto de la extorción y de paso aterrorizando al pueblo y destruyendo el país.
El poder se ha centralizado en el líder, “el Estado soy yo” y así el líder portador de una receta estatista fracasada y con el nuevo título de Socialismo del Siglo XXI, promueve iniciativas para destruir la empresa privada, las actividades productivas y debilitar la institucionalidad de los Estados. “El Presidente de la República no es sólo jefe del Poder Ejecutivo, es jefe de todo el Estado ecuatoriano”, Correa.

En Bolivia, un Estado cocalero y anarco corporativista, la anomia y la ausencia de gobierno, ha llegado a los extremos, vemos cada día, inseguridad jurídica, atropellos a los derechos de las personas, muertes, asaltos, robos, informalidad galopante y el narcotráfico que se expande.
Últimamente los diarios siguen la saga del absurdo pedido de dirigentes campesinos del lago Titicaca, para construir “puentes trillizos” cruzando este lago, a lo largo de más de diez kilómetros, probablemente para pasear la llamas, y a costo de cientos de millones de dólares. La creencia ciega de estos dirigentes campesinos, es que bloqueando los caminos, como les enseño Evo, pueden conseguir lo que quieren. Esto muestra la crisis de gobernabilidad del Estado y la nueva sociedad producto del MAS.

Pues esta reacción de los pobladores del lago Titicaca, solo es producto del ejemplo cotidiano que reciben del Presidente y su gobierno, cuando lo ven tirando el dinero sin ninguna previsión en proyectos insostenibles y sin ningún estudio de viabilidad.
Cuando ven, que por la afición al futbol del Presidente se construyen infraestructuras deportivas sobredimensionadas y que no guardan relación con el tamaño de las poblaciones; cuando se invierten millones de dólares en diversas empresas y proyectos gasíferos en el Chapare, sin la mínima lógica de localización y de mercado, pero eso sí de innegables sobreprecios.

Vemos también y cada día más, como las empresas estatizadas en poco tiempo se tornan ineficientes e insostenibles y necesitan ser subsidiadas por el Estado, pero son útiles para engordar y mantener la burocracia del partido.

En un próximo futuro, cuando la economía se caiga, como lo hace siempre que se aplican esas famosas recetas estatistas, nuestros hijos y nietos recibirán un Estado fallido e ingobernable. No se podrán sostener las subvenciones de los combustibles, de la harina, de los diversos bonos; de las planillas tanto de las empresas estatizadas como de las recientemente construidas y fracasadas, y cualquier medida que toque los subsidios imposibles de mantener, será resistida por los movimientos sociales “hasta las últimas consecuencias”.

Estamos pues en una grave situacion, regalo de este gobierno, y para superarla se requerirá de un gran esfuerzo en el manejo de la economía y especialmente en el campo de la moral y los valores ciudadanos.

Bajo estas circunstancias que correspondería hacer, como podremos construir una sociedad productiva, prospera y respetuosa de la ley. Seguramente el primer desafío será superar esos desencuentros circunstanciales en el campo de la oposición democrática, superando pugnas de liderazgo. Se necesitara que hombres y mujeres, instituciones cívicas y culturales, partidos políticos, se pongan de acuerdo en una visión compartida de sociedad, con valores éticos y principios democráticos, de economía sostenible, productiva y competitiva, en fin de una sociedad que nos acoja a todos bajo principio de respeto y acatamiento de la ley.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: